La recesión de balance: un comentario a Kike Vázquez

Pregunta Kike Vázquez que qué opinamos sobre la teoría de Richard Koo de que estamos en una recesión de balance, a saber, los agentes privados están demasiado endeudados y han iniciado un proceso de desapalancamiento, motivo por el cual las políticas monetarias no sirven y por el que la única forma de encauzar la recuperación es impulsar la demanda a través del endeudamiento público (que así sustituiría al endeudamiento privado que se va destruyendo). Mi opinión:

  1. El diagnóstico es parcialmente acertado: El problema de Koo, con todo, es que sólo se fija en el pasivo de los agentes económicos y no en su activo. No se trata sólo de que se hayan sobreendeudado, es que se han sobreendeudado para acometer malas inversiones (como bien explica la teoría austriaca del ciclo económico). Por tanto, el problema “a nivel macro” es doble: mucho endeudamiento y un aparato productivo desestructurado (mucha vivienda y muy pocas materias primas).
  2. La solución es delirante: Aunque sólo nos fijáramos en el pasivo, creo que resulta evidente que las economías occidentales necesitan menos deuda y no más deuda. ¿A qué viene compensar el desapalancamiento privado con apalancamiento público? Pero es que, además, como Koo se ha olvidado del activo de los agentes económicos, no se da cuenta de que también es imprescindible un reajuste del aparato productivo; desajuste que las políticas de “estímulo” público paralizan (pues se dirigen precisamente a reinflar las demandas de aquellas industrias que la han perdido y que deben reestructurarse). Por supuesto, durante un tiempo, este reajuste supondría caídas importantes del PIB; pero es que es de cajón: cuando tenemos que cambiar la forma de producir de una empresa, una industria o un país, durante un tiempo su producción cae. No hay recetas mágicas de un mes para otro, hemos de crear sectores enteros que no existen reaprovechando las malas inversiones del boom previo.

Entonces, ¿cuál es la solución? Desapalancamiento privado reduciendo gastos corrientes, liquidando activos y, en su caso, impagando la deuda. Fijémonos que por estas tres vías, al tiempo que se reduce la deuda, también se van recolocando los activos (mediante ajustes en sus precios) hacia sus usos más valiosos. En otras palabras, la mejora de la liquidez del pasivo (menos deuda) debe ir de la mano de la mejora de la liquidez del activo (inversiones que generan renta). Punto fundamental que no entienden ni keynesianos, ni monetaristas, ni los teóricos de la recesión de balance como el Sr. Koo.

También te puede gustar

7 comments

  1. ¡Kike Vázquez!, cuanto tiempo, una lástima tener castigado el antes prestigioso “El Confidnecial”

    Sr, Rayo coincido completamente con su análisis, pero si que me gustaría hacer constar que la solución que plantea me parece demasiado drástica y que, si bien económicamente sería perfecta, socialmente traería consecuencias muy desagradables.

    Es muy fácil decir que si se ha invertido mal y se ha creado un sistema productivo que ya no funciona lo mejor es hacerlo desaparecer y montar otro, pero eso no se hace de la noche a la mañana. Un señor que hoy es alicatador mañana no es ingeniero aeronaútico y mientras tiene que comer.

    Sé que mi posición no es ortodoxa en lo referente a la economía pero creo que la solución es migrar de un modelo a otro de manera progresiva y dando tiempo a los mercados a que se acomoden a la nueva realidad.

    Si estoy obeso y dejo de comer no conseguiré adelgazar, lo que conseguiré es morirme de inanición.

    Un saludo.

  2. Juan Ramon, estoy de acuerdo en que el sobreendeudado es por culpa de que le exceso de credito “facil” deriva hacia unas inversiones mal planificadas,el problema -macro- mucho endeudamiento y un aparato productivo desestructurado.

    Tampoco defiendo que la solucion sea mas deuda, esto solo es una medida para huir hacia delante y traspasar problemas a las proximas generaciones, y encima mantiene parte caduca o zombie que debe ir ajustandose a la realidad poco a poco, aumentar la agonia solo sirve para ganar tiempo.Como bien dices es imprescindible un reajuste del aparato productivo.

    Pero No podemos negar una realidad, en España el nivel de deuda es muy elevado, las pymes tienen dificultades para conseguir mas creditos, no pueden volverse a apalancar financieramente, para hacer nuevas inversiones y crear valor y empleo. Usan la financiación escasa para sobrevivir. En esto tiene razón Sr. Koo “estamos hablando de gastar cuando el sector privado se encuentra incapacitado para tomar las riendas de la economía por un alto volumen de deuda”

    Si el sector privado no puede ¿quien debe de incentivar la economia? Pero solo deberia hacer como Finlandia, poner las bases para la innovación, montar mas clusters, entrar como maximo en un 30 % en nuevas empresas, sin entrar en la gestión, y recuperar la inversión y salirse de la empresa cunato esta tenga una velocidad de crucero. Es enfocarse hacia las empresas con crecimiento, es hacer que las pequeñas empresas pasen a medianas, y las medianas a grandes como hizo Alemania. Es hacer un DAFO.

    Hay empresas que pueden hacer tu solucion liquidar activos, impagar deuda esto es una solucion mas debatible, hay muchas pymes que no pueden hacer lo que dices, estan solo sobreviviendo.

  3. Las deudas públicas en última instancia son deudas privadas. Una empresa que no puede sobrevivir a menos que el crédito vuelva a expandirse a tasas desproporcionadas es una empresa que tiene que cambiar su modelo de negocio. Ya no sólo la forma de financiarse y de vender, sino probablemente también aquello que vende y al precio al que lo vende.

    La idea de que debe ser el Estado quen impulse el crecimiento me parece ingenua, sinceramente. El Estado no sabe dónde invertir y menos en unos momentos en los que la economía está en un proceso masivo y generalizado de reestructuración. Desconocemos cuál es nuestra posición competitiva en el mundo, cómo implementarla, con qué recursos, con qué dinero (o crédito). Si los empresarios están desconcertados, ¿cómo no va a estarlo el Gobierno que no tiene ni muchísimo menos la información concreta de la que ellos disponen? Una intervención a gran escala como la que propones tendería a hacer probablemente más mal que bien: añadiría nuevas distorsiones y nuevos desequilibrios a una economía ya muy desequilibrada. Sobre el papel puede parecer muy bonito, a la hora de la verdad no lo es tanto: por eso mismo la planificación socialista fracasaba.

  4. No defiendo el capitalismo de estado, defiendo que se deben de poner las herramientas, que es poner las herramientas montar clusters y alquilarlos tipo incubadoras de negocios, que es poner las herramientas incentivar a la creacion de nuevas empresas, sin entrar en la gestión ,como se hizo en Finlandia, solo poniendo dinero un maximo del 30 % para el lanzamiento, despues recuperar inversón y desaparecer como accionistas.

    Las empresas han estado mas 10 años trabajando con exceso de apalancamiento, proque es lo que habia, es lo que hacia la competencia, ahora es imposible que en 1 o 2 años puedan cambiar de forma de trabajar, necesitan un tiempo de adaptación. No creo que todas las empresas tengan un mal modelo de negocio porque ahora hay cotraccion de credito.

  5. Constantemente se escucha “incentivar” la economía. Por qué debe ser incentivada!?! Cuál es el motivo!?!

    Cuando se habla de insentivar es igual a cuando se habla de “doping” en lso deportes. Generar un “rendimiento” superior pero de corto plazo, no sustentable en el tiempo o como el caso de lso esterioides.

    Insentivar la economía es llevar a la sociedad a vivir por sobre sus posibilidades, a creer que puede hacerlo, cuando ello no es sustentable en el tiempo y, al igual, qu con los esteriodes, ha medida que va transcurriendo el tiempo, más cantidad es necesaria, hasta que el cuerpo ya no resiste.

    Se ha generado, via fiat money, en todas sus acepciones, una riqueza ilusoria, artificial, que como todo lo artifical, fácil e ilusorio, se asigna erróneamente, y mo sobre la base de incremento en la productividad de lso factores de producción, de allí el “descalce”, por ejemplo, en el caso de las materias primas. Las riquezas ilusorias se generan a una mayor velocidad que a la que los factores de producción y su productividad pueden crecer.

    La economía no debe ser incentivada, menos aun por el “Estado”, desde cuando el burócrata de turno tiene la “inteligencia superior” para saber en qué se debe “incentivar o no la economía”. DE hecho, y hay sobrados ejemplos en la historia antigua y reciente, el burócrata de turno es el prototipo a la ineficiente asignación de los recursos.

    Si tengo un turismo de 100 HP no puedo pretender hacer lo que uno de 250 HP. El burócrata y los keynesianos o supuestos keynesianos asignarán recursos para “inflar”, via diferentes “aditivos”, el turismo de 100 HP para “aperentar” que se tiene uno de 250 HP o similar, hasta que el turismo de 100 HP dice basta (pincha pistón, rompe biela, cigüñal).

    En ese caso, el burócrata, no sólo habrá asignado mal los recursos, sino que, generalmente, se endeudan para ello, y ahora, todos, tendrán un esfuerzo doble para volver a tener el turismo de 100 HP. pues no sólo deberán devolver el dienro pedido prestado sino que necesitarán otro tanto para repararlo.

  6. Es evidente sentir miedo ante un cambio, es característico en la naturaleza humana pero no menos que la propia capacidad de cambiar que es fuente de progreso humano sobre todo por la condición dinámica del entorno en que se desarrolla la actividad humana.

    Quizás no estemos dando los pasos que tocan tan solo por una sobrestimación de efectos negativos en el cambio. Ejemplo, no se trata de que el alicatador pase a ser ingeniero aeronaútico, se trata de que pase a ser alicatador de cluster de centro de formación aeronaútica en vez de alicatador de segundas viviendas en Marbella. Es decir, ser factor productivo de bienes de inversión en vez de bienes de consumo duradero. Probablemente esa mejora productiva provoque las condiciones necesarias para que su hijo sea ingeniero aeronaútico.

    También es curioso tomar como ejemplo el caso de Finlandia. Esa voluntad de crear cluster por parte del gobierno alentó otras de las características propias del ser humano, la corrupción, motivo para situar el voto de castigo pertinente el pasado fin de semana a la extrema derecha. Fijense, ahora tendrán nuevos corruptos, porque la corrupción no entiende de ideologias sino de patrimonio público, pero con políticos partidarios de la limitación de libertades individuales. Genial :(. Aparte de que un cluster privado es mucho más eficiente que uno público y encima libera al Estado de gastos, dejando dinero con el que poder hacer frente a esa deuda que le quita el sueño a los responsables de economía en Moncloa.

    En serio gente, un obeso no debe dejar de comer nunca pero cuanto antes cambie a una forma de comer SALUDABLE de manera drástica, mejor para él y para los que lo rodean, nunca mejor dicho :).

    Un saludo.