La Economía hecha libro

No creo equivocarme si digo que la obra que con más impaciencia estaban esperando los liberales hispanohablantes desde hace tantos años es el mejor libro del muy prolífico Murray RothbardMan, Economy, and State.

Recuerdo que, cuando era estudiante universitario, yo mismo consideraba incomprensible que esta magnífica obra, imprescindible para introducirse en las interioridades de la ciencia económica, no se hallara disponible en español. Por fortuna, este problema ya ha sido subsanado; una vez más, el mérito hay que anotárselo a la gente de Unión Editorial.

¿Cómo describir en pocas palabras este inmenso y exquisito libro? Pues como un manual universitario que traduce al lenguaje corriente la mayor parte de La acción humana de Ludwig von Mises, el tratado con el que muchos nos convertimos realmente en economistas. De hecho, el objetivo original del estadounidense fue publicar una especie de guía de estudio de La acción humana; pero se puso a escribir… y le salió un tratado económico completo. Por fortuna para todos, añadiría yo, pues Rothbard, con su implacable lógica, va formulando de una manera mucho más comprensible y sistemática los razonamientos que apenas 13 años antes había puesto negro sobre blanco su maestro Mises.

El tratado está compuesto por 12 capítulos, que cubren prácticamente todos los aspectos fundamentales de la Economía: las implicaciones básicas de la acción humana (fines, medios, tiempo, valor, utilidad, riesgo), las ventajas de la división del trabajo, la formación de los precios, de los costes, de las rentas, de los beneficios y de los tipos de interés; la organización del aparato productivo desde un punto de vista agregado, la competencia y los monopolios; los determinantes de la demanda y la oferta de dinero y los efectos perversos del intervencionismo.

Este primer volumen recoge los siete primeros capítulos, los dedicados a analizar y estudiar cómo a partir de las acciones humanas individuales (determinadas según la utilidad esperada de cada agente) pasamos a una complejísima estructura productiva, caracterizada por la interrelación y la coordinación de múltiples y cambiantes planes empresariales. El lector que se acerque a estas páginas comprenderá por qué es la utilidad de los consumidores lo que, a través del sistema de precios, determina los planes empresariales de un mercado no adulterado por el intervencionismo. Dicho de otra forma: el lector será capaz de entender cómo las acciones descentralizadas de cada individuo conforman una red de precios que permite la coordinación espontánea, continuada y mutuamente beneficiosa de millones de personas. Quedan para el siguiente volumen, de próxima aparición, los temas en que Rothbard muestra su mayor brillantez… y sus mayores carencias: pienso en su teoría de la competencia y en su teoría del dinero, respectivamente.

Cualquier estudioso de la Economía que desee acercarse a esta bella disciplina con rigor y profundidad debería leerse no sólo La acción humana de Mises, también –insisto– El hombre, la economía y el Estado. El primero es rico en detalles y erudición, pero flaquea en punto a claridad; y si el segundo es accesible, sistemático y riguroso, no puede decirse lo mismo en punto a originalidad y frescura. Se trata de obras que se complementan a la perfección; de hecho, sólo se termina de entender del todo uno cuando se ha leído el otro. No escoja, pues, entre Mises y Rothbard. Si realmente quiere dotarse de una poderosa herramienta de análisis económico, quédese con ambos. Sea como fuere, si fuera usted lego en la materia y gustara más de los modernos manuales universitarios que de los clásicos tratados decimonónicos, empiece por Rothbard y luego pásese a Mises.

En definitiva: si tiene dudas o alberga alguna reserva en relación con el funcionamiento de un mercado libre, lea El hombre, la economía y el Estado: disfrutará y aprenderá con un libro muy bien escrito, muy argumentado y muy didáctico. En momentos como los actuales, buena falta nos hace a la inmensa mayoría de los europeos.

MURRAY N. ROTHBARD: EL HOMBRE, LA ECONOMÍA Y EL ESTADO (vol. I). Unión Editorial (Madrid), 527 páginas. Prólogo de ALBERTO BENEGAS LYNCH (h). Traducción de Norberto R. Sedaca.

También te puede gustar

4 comments

  1. Menudo estres tengo, cada día voy a casa con un papelito nuevo para que me pidan en la librería, pero lo malo no es que cada tres días compre un libro, lo malo es que cada uno tiene una media de 600 pagínas.

    Sr Rallo: ¿No sería posible que recomendara usted libros de 25 páginas? Lo digo porque a los de ciencias estos tochos llenos de letras y sin dibujitos nos desmoralizan mucho. Creo que cuando me muera pondré una marca en el libro al que llego y que sigan mis hijos por que yo estos tochos no los acabo ni en tres vidas.

    Gracias por esta nueva recomendación.

  2. Ya era hora de que saliese ese libro porque mi inglés es lamentable.Yo creo que mises como toda la escuela austriaca,es fácil de comprender pero creo q Rothbard es algo mas facil q mises.
    a los que buscan un libro corto y facil les recomendaria LA ECONOMIA EN UNA LECCION de Hazlitt.
    y tambien
    PRINCIPIOS DE ECONOMIA POLITICA de Menger,q de puede descargar gratis.
    aqui hay mas bibliografia:
    http://www.liberalismo.org/articulo/52/25/iniciarse/economia/convertirse/experto/

    Tambien recomiendo una ojeada al unico partido q utiza la economia austriaca en Esapaña.
    http://www.p-lib.es

  3. Hola Profesor Rallo, es un verdadero placer encontrar webs de este tipo y poder recoger y asimilar este gran caudal de conocimiento. Me gusta mucho la Economía aunque aún sigue siendo, por desgracia, una ciencia poco comprendida entre la gente de la calle. Me gustaría saber sobre una cuestión; en los últimos años concretamente tras la Segunda Guerra Mundial y las posteriores políticas económicas keynesianas, fueron muchos los países que crecieron a tasas bastante altas hasta la llegada de la crisis petrolífera y la desvinculación del patrón oro-dolar (1973), ¿me podría decir exactamente que países crecieron con políticas económicas más o menos liberales en aquellos años? (a excepción del conocido caso de Hong Kong). El argumento de los economistas que comprendieron erróneamente el mensaje de Keynes fue que gracias sus preceptos muchos países, entre ellos EE.UU, salieron rápidamente de la grave depresión de 1929. Contra esto no he logrado encontrar ningún país del que se pueda decir o que haya sido un modelo a seguir de verdadera aplicación de políticas liberales. Tras la depresión económica del 29 las políticas económicas liberales dejaron de aplicarse en muchísimos países y hasta la fecha el mundo resuelve las recesiones y las crisis con políticas económicas de expansión monetaria e intervencionismo en la esfera social y política.

    ¿Me podría recomendar algún libro que hablase de esta cuestión?

    Muchas gracias