Twitter Facebook RSS Email App de iOS App de Android

Categorizado | Destacados, Vozpópuli

Fraude: por qué la gran recesión

Publicado el 05 julio 2012 por admin

A buen seguro todos hemos oído esa canónica explicación de la crisis económica actual que traza su origen en la desregulación financiera de los mercados. Asombroso aserto, ése, que casa muy mal con la realidad de un sistema financiero que no sólo no está desregulado, sino que está intervenido hasta la médula para mayor gloria de los propios bancos (los regulados/privilegiados) y de los propios Estados (los reguladores/privilegiadores).

Ignora uno quién es el dominante y quién el dominado en este perverso maridaje, pero sí deberíamos ser conscientes de la identidad de la víctima: el libre mercado. Yerra quien busca equiparar los intereses de los bancos con el sistema capitalista y los del sector público con la socialdemocracia. Que el capitalismo necesite de capitalistas no significa que muchos de esos capitalistas no sean los principales interesados y beneficiarios en constreñirlo o en cargárselo a través del intervencionismo estatal. Pues capitalismo implica acatamiento de los cambiantes deseos de los consumidores y posibilidad de ser barrido del mercado por unos más eficientes competidores: dos presupuestos que aquellos rentistas que quieren vivir no de servir al consumidor, sino de sangrarlo, tratan rápidamente de socavar mediante regulaciones y prebendas emanadas del monopolio de la violencia (el Estado).

Cómo opera la banca

Tal es el caso de la banca, sector con una secular tendencia a explotar los diferenciales de la curva de rendimientos mediante la imprudente, peligrosa e insostenible estrategia financiera de endeudarse a corto plazo e invertir a largo. Gusta al sector financiero de operar con un fondo de maniobra estructuralmente negativo que, como es natural, debería conducirles a una rápida suspensión de pagos en un mercado libre: si las deudas de toda la banca vencen a muy corto plazo y sus activos maduran a muy largo plazo, habrá muy poco margen para refinanciarles persistentemente y en algún momento deberán echar el cierre.

Así funcionaban precisamente las cosas cuando los bancos emitían sus pasivos de manera competitiva bajo la promesa de convertirlos, a petición de sus tenedores, en oro. Y, precisamente, este riesgo de bancarrota y de ser desplazados por otras entidades más prudentemente gestionadas era lo que les refrenaba de continuar degradando su liquidez monetizando de manera desproporcionada activos a largo plazo (Adam Smith, por ejemplo, aconsejaba a los bancos que se limitaran a descontar activos autoliquidables como letras de cambio comerciales).

Semejante situación, empero, no complacía ni a ciertos banqueros ni a ciertos políticos: los primeros querían ganar mucho más prestando alocadamente a más demandantes de crédito; los segundos, deudores por excelencia, querían beneficiarse de tipos de interés más bajos para continuar sufragando sus enormes gastos. Optóse entonces por investir a ciertos grandes bancos del monopolio sobre la emisión de medios de pago a cambio de, primero, prestar a tipos blandos al Gobierno y, segundo, proporcionar auxilio financiero al resto de bancos del país (de modo que éstos también pudieran prestar pródigamente al Gobierno).

Nacían así los bancos centrales monopolísticos, prestamistas de última instancia de banqueros y políticos; privilegio compartido que permitía que ambos dieran rienda suelta a su desmelenada imprudencia. Pero ahí no terminaba la historia: mientras los pasivos de los bancos centrales siguieran siendo convertibles en oro, su prodigalidad crediticia en beneficio directo de Estado y banca no podría ser infinita. Motivo por el cual, con el pasar de las décadas, se adoptó la solución más sencilla: suspender la convertibilidad al oro de estos emisores de papel moneda. Así, nuestros bancos centrales obtuvieron el poder de expandir ilimitadamente el crédito siempre que éste fuera demandado: el único subproducto incómodo de este desparpajo crediticio era la inflación (el envilecimiento del dinero), plaga económica donde las haya que, sin embargo, siempre ha contado con muy destacados sicofantes capaces de justificarla en beneficio directo del pueblo.

Los ciclos económicos

De este modo, la banca central podía, obviando la inflación, prestar ilimitadamente a la banca comercial y ésta podía, a su vez, prestar ilimitadamente a cuantos le solicitaran crédito… incluyendo a nuestros manirrotos políticos. Se instituyó así una desgracia de economía con tipos de interés a largo plazo artificialmente deprimidos y desvinculados del volumen de ahorro real a largo plazo, que es la materia prima en la que sólo debería haber estado basado el crédito de inversión otorgado por la banca.

Con estas facilidades de endeudarse, el sector privado comenzó a pedir prestado más y más, tanto para anticipar consumo futuro (familias) cuanto para ampliar su capacidad productiva (empresas). Un chute de deuda barata que durante un tiempo servía para impulsar el aumento de actividades improductivas que, pese a ello, repercutían positivamente sobre el PIB, el empleo y la recaudación tributaria. Un espejismo burbujístico que a todos entusiasmaba y que a todos, con el tiempo, terminaba penalizando como castillo de naipes que se derrumba. Es lo que se conoce como ciclo económico de auge y depresión y es justo lo que ha acontecido en los últimos diez años, es decir, es lo que ha sucedido desde el momento en que Alan Greenspan comenzó a reducir los tipos de interés de la Reserva Federal a mínimos históricos y contribuyó a relanzar una expansión del crédito desproporcionada cuya borrachera inicial vivimos en forma de burbuja inmobiliaria y cuyo colapso actual padecemos a modo de credit cruch descapitalizador.

Puede que sea cómodo culpar a la libertad de todos estos problemas, pero desde luego no es justo. Si todos los mecanismos con que contaba el libre mercado para contener estos desaguisados –patrón oro, emisión competitiva de divisas y ausencia de rescates estatales en caso de suspensión de pagos– han sido esterilizados precisamente para que no constriñan la exuberancia crediticia, no culpemos al libre mercado capitalista, sino al extremo intervencionismo monetario que desde hace más de un siglo se ha cargado una institución privada tan esencial como es el dinero.

Todo esto, y mucho más, podrá encontrarlo en el excelente documental que la productora Amagi Films ha realizado en colaboración con el Instituto Juan de Mariana y que puede visionar gratuitamente en su ordenador personal: “Fraude: por qué la gran recesión”. Ya les adelanto que el porqué no guarda relación alguna con nuestras libertades.

52 Comentarios para este artículo.

  1. Chema Says:

    Muy buen artículo, pero no explica algo importante, ¿por qué los ahorradores habrían de confiar en los bancos privados si no tuvieran la certeza de que papá Estado los rescatará? De hecho en los siglos XIX y XX hubo muchas quiebras bancarias que dejaron muy tocada la confianza de los ahorradores en los bancos (pasa el tiempo y nos olvidamos…) Insisto, sin el papel del estado ¿por qué los ahorradores habrían de confiar sus ahorros en un banco privado que podría eventualmente quebrar?

  2. josvazg Says:

    De la misma forma que confías en cualquier otra empresa a la que le adelantas pagos y porque los bancos tienen seguros ante robo y mejores medidas de seguridad que tu en tu casa, además de todos los servicios de pagos que no son posibles con dinero al contado, especialmente si el dinero líquido es oro/plata y “pesa y ocupa”.

    Los bancos serían como otras empresas, se cogería antes a los defraudadores y quebrarían con un concurso de acreedores como cualquier otra empresa, un BAIL-IN pero bien hecho.

    Si ahora BANKIA esta como los zorros y aún así no peligran sus depositantes aunque se hiciese un BAIN-IN, imagínese con un sistema donde los agujeros NO se tapan durante años sino que se detectan y depuran lo antes posible porque no hay rescate ni ayuda el delincuente bancario.

    Por cierto, se nos olvida que el problema de BANKIA no es SOLO desde BANKIA, sino que en su mayoría viene de años antes de que se gestase semejante engendro, es decir, en el banquillo no habría que sentar solo a Rato y cía, sino a su antecesores en CajaMadrid, Bancaja, etc TODOS tienen responsabilidad, pero los agujeros NO vienen de los nuevos bancos, sino que los nuevos bancos se crearon para “tapar” los agujeros de las viejas cajas…. que parece que a muchos se les olvida.

    ADEMAS, el riesgo de estafa es IMPOSIBLE de erradicar al 100%, ni en banca ni en nada, aun con el sistema más perfecto del mundo siempre habrá caraduras o gestores con manos de cazo que pongan en peligro su negocio o a sus clientes, por eso, en cualquier caso, hay que DIVERSIFICAR el dinero en varios bancos, aunque sean 4 duros. SIEMPRE

  3. El osito Teddy Says:

    Y otra cosa importante: se puede donar dinero por la realización de este documental.

    Me gustaría dedicar además unas palabras de reconocimiento a todos los divulgadores liberales por todos sus esfuerzos en desentrañar las mentiras estatitas. Creo que el mérito es doble porque no hay colectivo más malinterpretado e injustamente insultado que el de los liberales. A todos ellos mi gratitud y profunda admiración.

  4. Francisco Says:

    Agrego (sobre el comentario de josvazg en respuesta a Chema): No hay nada 100%, lo que si existe en minimizar riesgos; Las quiebras recurrentes de los bancos, antes del centralismo, fueron, en mayor parte, por irresponsabilidad de los propios bancos, pero principalmente al otorgamiento de créditos ó inversión sin respaldo en ahorro, puesto que las practicas de crédito fraccional eran ya vicios arrastrados.

  5. Francisco Says:

    Y, aunque los bancos debían respetar la convertibilidad dolar-oro, tenían otros instrumentos crediticios, que no necesariamente estaban respaldados. agrego.

  6. anti-liberal Says:

    Rallo, eres un tipo repugnante. Das tanto asco como los artículos que escribes. Los liberales sois repugnantes.

  7. Juan Says:

    Oh, anti-liberal, pues que me has convencido! con ese tremendo argumento, por cierto tan totalitario, me has convencido (y supongo que al Dr. Rallo también) de que el liberalismo es malo, caca, feo. Desde ahora seré agradable como todos aquellos que proponen que nos gobierne otro en vez de nosotros mismos; seré tan simpático como aquellos que aceptan de buen grado que elijan qué cosas deben ser compradas, elegidas, estudiadas; en fin, seré tan guay como todos aquellos que proponen que los demás dejen de pensar lo que piensan y obedezcan a lo que proponen los sabios intelectuales políticos que rigen, con tanta sabiduría los destinos de la humanidad, como Obama, Zp, Stalin, Hitler, Musolini, Franco, etc.
    Patético ignorante, te repugna la voz callada de los que piden a gritos la libertad, mientras que lames las cadenas.

  8. elena Says:

    Como dice Jose Luis Sanpedro “el libre mercado permite que unos le compren leche a sus gatos mientras que otros no pueden comprársela a sus hijos”. Afortunadamente todos no somos iguales. No somos igual de listos, ni igual de guapos, ni igual de ricos. Pero estas diferencias bajo ese prisma de absoluta libertad puede llegar a convertirse en una pesadilla para los menos afortunados. Una sociedad avanzada debería saber paliar los efectos de esas diferencias. A veces hay que sacrificar un poco de libertad en aras de una mayor justicia. Porque sin justicia no hay democracia.

    El problema no es el intervencionismo. El problema es que ese intervencionismo se haga para acrecentar esas diferencias y favorecer a quienes más tienen en detrimento de quienes menos tienen, que es más o menos lo que muchos creemos que está pasando.

  9. EL BARAJAS Says:

    @elena

    Eres un poco ingenua al creer que vivimos en un “libre mercado”, desgraciadamente como gran parte de la población. Justo antes de entrar aquí he leído este artículo, te lo recomiendo, y siquieres ir al grano leete los últimos 4 parrafos.

    http://onhl.blogspot.com.es/2007/12/la-verdadera-accin-de-la-competencia.html?showComment=1342720451938#comment-c343604489757335396

  10. John Says:

    Elena,

    Las ideas que planteas han sido refutadas mil y una veces. El intervencionismo, la coacción, es en sí mismo malo. Aparentemente resuelve un problema pero en realidad genera muchos más.

    Ponme un ejemplo de intervención “buena”.

  11. doroteo de minicis Says:

    @elena
    El estado primero crea la pobreza pera luego poder justificar su existencia “combatiendola”

  12. josvazg Says:

    Para Elena,

    En el fondo no os dais cuenta de que solo hay dos alternativas,

    Libertad o Poder

    La Libertad es la ausencia de concentración de Poder en uno o unos pocos y viceversa, el Poder es la ausencia de Libertad de los individuos a cambio de que otros (pocos) decidan por ellos.

    Así pues, cada vez que aceptáis recortar Libertad lo que estáis haciendo es ceder Poder a politicos, grupos de presión, ricachones o banqueros para que nos expolien o nos utilicen.

    No existe eso de un “Poder (estatal o no) sabio y bueno”, es imposible, como no existe tampoco nada GRATIS total.

  13. elena Says:

    @ EL BARAJAS
    He conocido el libre mercado. Recuerdo cuando en mi barrio había mercadillos, colmados, panaderías, carniceros, pescateros y otros comerciantes que competían entre sí y llegaban a ese estado de equilibrio de precios. Los he visto desaparecer fagocitados a la sombra de grandes superficies que ofrecían buenas calidades, mejores precios y un buen servicio. Hoy, desaparecida la competencia han bajado la calidad, han subido los precios y han deteriorado el servicio.

    La libre competencia solo funciona cuando hay múltiples actores.

    John,
    ¿Qué ideas han sido refutadas? ¿que debermos aspirar a una mayor justicia social? Stiglitz escribió “la mano invisible no guía ni a los individuos ni a las empresas, que buscan su propio interés, hacia la eficiencia.” Le dieron el Nobel por demostrar que la intervención del estado podía mejorar la eficiencia de los mercados.
    Te pondré un ejemplo de intervención buena. La reciente liberalización en los horarios de los comercios de Madrid ha levantado una ola de protestas en los pequeños comerciantes que ya están bastante castigados. He de suponer que tontos no son y que ven en estas medidas liberales y liberalizadoras una clara ventaja a los grandes comercios contra quienes ya les resulta bastante duro competir.

    @doroteo de minicis
    No hace falta el estado para crear pobreza. Si a fecha de hoy nos repartimos entre tu y yo mil euros a partes iguales, probablemente mañana tu hayas doblado el capital y yo lo haya perdido. Sin un estado que me garantice unos servicios básicos estaría condenada a la más absoluta indigencia.
    Lo que no es tolerable es que con los avances tecnológicos con que se disponen haya personas que todavía se mueran de hambre, de sed o de una peritonitis.

    Para josvazg
    Por eso de que no hay ningún poder sabio y bueno hacen falta leyes y toda ley es una coacción a la libertad. Como bien dices, nada es gratis.

  14. John Says:

    Elena,

    Claro, las personas buscan su propio interés pero cuando alcanzan el poder se transforman por arte de magia y empiezan a pensar en los demás desinteresadamente. La diferencia es que ahora no tienen trabas para hacer lo que les da la gana sin ningún control que es en eso en lo que consiste el poder.

    Veo que eres muy dada a citar a “autoridades”: Sampedro, Stiglitz… El recurso a la autoridad es un sesgo cognitivo que a mí no me impresiona nada.

    Algunos comerciantes defienden sus privilegios y tener un mercado cautivo. Yo como consumidor me gusta ser atendido cuando me viene bien a mí. Trabajo de sol a sol de Lunes a Sábado y solo puedo hacer la compra los Domingos. Hasta ahora era una odisea…

  15. John Says:

    Por cierto, el mercado nunca está en equilibrio. Es un error intelectual del pensamiento dominante.

    La libre competencia funciona si no hay barreras de entrada. Si es verdad lo que dices del mercadillo, que han subido los precios y bajado la calidad, una chica espabilada como tú está percibiendo una opurtunidad de negocio: Monta un puesto con mejores precios y servicio.

  16. John Says:

    La competencia no depende del número de actores. Eso es otro error del pensamiento dominante actual:

    http://www.ilustracionliberal.com/44/dos-conceptos-de-competencia-los-taxis-contra-microsoft-juan-ramon-rallo.html

  17. doroteo de minicis Says:

    @ elena

    Si hoy nos repartimos mil euros ¿por que dices que probablemente mañana tu lo habras perdido y yo haya doblado el capital?.
    Yo no soy un mago y como mucho en 24 horas en vez de doblar el capital habre arrugado un poco los billetes.
    ¿Y tu por que lo vas a perder?¿en el poker?.En cualquier caso si lo perdieras,lo mismo que nos habiamos repartido antes ese dinero,yo podria prestarte o ayudarte.
    Elena el futuro no lo conocemos pero lo construimos.Y no solo amontonando dinero,hay gestos,colaboracion,hay unos valores que todos tenemos y que hacen que el mundo funcione.El orden espontaneo.
    Hoy hay un estados y hay muchas personas en la indigencia y en muchos casos es la solidaridad de las personas y no el estado quien les ayuda.
    En esos paises donde el hambre y enfermedades que en otros paises se podrian curar,tambien hay estados y gobiernos que reciben ayudas desde hace muchos años,pero la situacion no mejora ¿no tendran algo que ver en esta situacion los gobiernos?

  18. elena Says:

    ¿Te das cuenta John? no hace falta ser poderoso para defender los propios intereses. Tu defiendes tu interés en comprar los domingos mientras que los pequeños comerciantes defienden su puesto de trabajo, el pan de sus hijos ¿qué interés prevalece? ¿de qué privilegios estás hablando?

    Lo que es un error de pensamiento dominante es que todos servimos para todo. No puedo abrir un establecimiento porque no tengo el oficio aprendido. No podría dar un buen servicio. Ese es otro problema añadido. La falta de cualificación profesional. Para trabajar en una cadena no se requiere. Cuando estuve en EEUU, país liberal por excelencia, ví montar un bocadillo en cadena. Uno que corta el pan, otro que mete la hamburguesa dentro, otro el tomate y otro que lo cobra. Me dirás que uno es libre de dedicarse a cortar pan o de innovar en las telecomunicaciones, pero esa libertad está condicionada por nuestras propias capacidades o limitaciones y por el ambiente. No me malinterpretes, no defiendo que haya que poner límites a la iniciativa personal, ni siquiera digo que no haya que ser competitivo, lo que digo es que no todos partimos con los mismos dones y el papel de estado puede ayudar a equilibrar un poco la balanza.
    Y aun aceptando que hay que premiar el esfuerzo y la capacidad individual para ensalzar la genialidad y combatir la mediocridad tal y como dice el artículo que enlazas, dime ¿por qué habría de ganar más Penélope Cruz que Peter Higgs, o un futbolista que un médico de reconocida competencia? ¿Solo porque la gente está más dispuesta a ver un partido o de fútbol o una película que en conocer el origen del universo o estar al corriente de los últimos avances médicos?

  19. elena Says:

    @doroteo de medicis

    Estoy segura de que tu doblarías tu dinero y yo lo perdería porque tu eres mucho más listo que yo y harías con él una buena inversión. Yo en cambio, torpe que es una, lo perdería. La cuestión es que si lo pierdo todo, si estarías o no dispuesto a ayudarme. Se agradece la buena intención pero permíteme que tenga mis reparos. Hay casi 6 millones de parados, muchos de los cuales lo están perdiendo todo y no veo que nadie haga nada. ¿dónde ves la solidaridad? Lo que yo veo es que cada uno protesta cuando le aprieta el zapato. Los mineros por un lado, los docentes por otro, el resto de los funcionarios por otro. Es como si viésemos naufragar un barco y cada cual buscase agarrar un asidero que lo mantenga a flote. Donde tu ves orden yo veo caos. Y no hace falta una bola de cristal para saber el futuro cuando ves un a un toro de lidia encabritado correr hacia ti echando humo como una locomotora.

    En cuanto a los países menos desarrollados, sí, supongo que ahí tienen algo que ver las acciones de los gobiernos, de los propios y de los ajenos. Puede que hasta las ayudas. No he defendido ninguna acción gubernamental concreta, lo que digo es que una orquesta suena mejor con un director.

  20. Fernando Says:

    Hay casi 6 millones de parados,…

    Precisamente por culpa del Estado, por establecer una rigidez en el mercado del trabajo.

  21. John Says:

    Elana,

    La clave es cómo defiendes tus intereses: participando en un intercambio en el que las dos partes pueden salir ganando (el comercio que está dispuesto a abrir el domingo creando valor para el consumidor) o mediante la coacción: impidiendo esos intercambios voluntarios.

    Es decir, puesdes defender tu puesto de trabajo, el pan de tus hijos, ofreciendo un servicio que valore la sociedad.

  22. Amagi Says:

    Elena,

    En una sociedad libre. Si tu tienes mil euros y Dorereo otros mil para quedarse con todo tendra que ofrecerte algo cambio que tu consideras más valioso. ¿Cómo se transfieren esos mil euros? Tienes poder de veto. Si no quieres no tienes que intercambiar nada.

    En una sociedad coactiva, una parte le puede quitar a la otra los mil por la cara: NO ofrecerte nada a cambio. Los impuestos e intervenciones son mecanismos de transferencia de riqueza del ciudadano medio, tú y yo, a los grupos de poder de una sociedad.

  23. doroteo de minicis Says:

    @ elena

    Gracias, pero me sobrevaloras y tu seguramente te infravaloras y eso no es bueno.Hay que ser objetivo,conocerse a uno mismo y a partir de alli decidir que empresas podemos emprender y cuales se nos quedan grandes.
    Tener un poco de instinto que nos avise,por ejemplo,de que esa mujer que nos da una rama de romero y nos pide 100 euros para una botella de aceite lleva la subjetividad de los precios demasiado lejos,y que no es buena idea intentar advertirle de su error.
    ¿Que donde veo la solidaridad? Pues en el hecho de que los 6 millones de parados no asalten los supermercados.Tambien la economia sumergida hecha una mano.
    ¿Crees que con esos 400 euros se puede vivir?¿sabes que en los comedores de caritas hay varios turnos para dar comidas?Hay una red de familia y amigos que ,hasta ahora,ha funcionado.Alli invertiria parte de esos euros que hablabamos y hasta mi tiempo.Eso es comprar futuro,que es mas valioso que el oro.
    Y por el toro feroz que viene hechando humo,tranquila ¿sabes que son los recortadores?

  24. elena Says:

    @ Fernando
    Cuando el mercado de trabajo impone a los trabajadores unos sueldos que no le pueden garantizar unos servicios básicos, no hablamos de trabajo, hablamos de esclavitud.

    John,
    El problema es que todos no valoramos lo mismo. Yo valoro el esfuerzo y la capacidad por encima de los intereses de mercado. Valoro el trabajo de todos aquellos que hacen posible el desarrollo de la sociedad, médicos, ingenieros, arquitectos, científicos y la sociedad valora a los actores, futbolistas y a Belén Esteban. Esto me lleva a preguntar lo que lo leí en el primer artículo que enlazaste “¿cómo y por qué se ha generado tal confusión sobre un aspecto tan simple de la ciencia económica?” ¿Acaso la ciencia económica no se ocupa del desarrollo de las naciones? Los futbolistas de hoy son el equivalente a los gladiadores romanos, los actores a los bofones de la corte, que yo sepa ni los unos ni los otros han contribuido a desarrollar nada, eso sí, ganan una pasta. Belén Esteban es un fenómeno nuevo, es el reflejo de la insatisfacción pupular porque pese a todos los productos con los que se inundan los mercados, el sentimiento dominante es la insatisfacción.

    A Amagi,
    En una sociedad libre esos mil euros tienden a cumplir el principio de Pareto, la regla 80-20, por la que el 80% de la riqueza tiende a concentrarse en el 20% de la población. Si he puesto ese ejemplo es para indicar que aunque todos partamos de las mismas condiciones al tiempo se habrán creados desigualdades.
    En una sociedad coactiva, entendida como co-acción, esto es, accionar juntos, pueden establecerse las normas que permitan que esa curva esté lo más nivelada posible.

    @doroteo de minicis
    No se tú, pero si alguien me pidiese 100 euros para una botella de aceite, yo no se los daría, eso sí, si necesitaba ese aceite, hasta se lo regalaría. Otra cosa es que quisiese un teléfono móvil, en ese caso le pediría algo más que una rama de romero a cambio.
    Los desempleados no asaltan los supermercados porque sobreviven temporalmente con las pensiones de los abuelos o como bien dices, de la caridad de los comedores de caritas, fondos de alimentos, y de las parroquias. Pero eso no es solidaridad. Es caridad. La solidaridad dignifica, la caridad degrada a quien la recibe.
    Sé lo que es un recortador, y el problema es que no llevan estoque, el estoque lo llevan los toreros y estos lo han cambiado por unas tijeras.

  25. Fernando Says:

    @Elena
    Cuando el mercado de trabajo impone a los trabajadores unos sueldos que no le pueden garantizar unos servicios básicos, no hablamos de trabajo, hablamos de esclavitud.

    Entonces, ¿crees que estarán mejor en paro? “Como usted merece S1, no va a conseguir ni siquiera S0″.

  26. John Says:

    Elena,

    Ni siquiera el comentario de partida tiene sentido:

    La mayoría de futbolistas y actores están peor remunerados que los médicos, ingenieros, arquitectos, científicos. Se estás quedando con los 4 famosos. Además tenemos un sistema mixto de economía intervenida y socialismo. Los salarios no son de “mercado”. En España, por ejemplo, gran parte de la medicina está socializada. Los derechos de televisión de los superequipos de fútbol han estado o están en manos de televisiones públicas todas deficitarias que pagan con nuestros impuestos los salarios de Ronaldo y Messi. La Policia hace labores de seguridad en estos eventos y hasta ahora no se cobraba por estos servicios a los clubs.

  27. John Says:

    Eso es el poder: El beneficio para mí y mis amigos y la pérdidas las socializamos. Como pone de manifiesto los rescates actuales.

  28. doroteo de minicis Says:

    @elena

    Llamalo solidaridad o caridad,que no se que le ves de malo a la caridad que es una palabra que deriva del latin carus=querido-a.La caridad no degrada a los necesitados, pone ante nuestros ojos la relidad de un estado incapaz,no solo de organizar la sociedad, de repartir con un minimo de justicia el dinero que saquea a todos con la excusa del “estado de bienestar”.
    Y es la sociedad la que ha de crear instituciones que hagan el trabajo del que se desentiende el estado y esto dignifica a esa parte de la sociedad y envilece al estado.
    Si estos han cambiado el estoque por las tijeras puede ser que en vez de toreros sean la cuadrilla del “bombero torero”

  29. elena Says:

    Fernando,
    No me parece justo que una persona tenga que trabajar de sol a sol para conseguir llevar un plato caliente a la mesa. Eso se hacía en la Edad Media, cuando los campesinos se dedicaban a labrar la tierra con un arado. Hoy la tecnología permite sacar mucho mayor provecho a las cosechas empleando menos personas y menos tiempo y eso debería servir para garantizar el plato caliente con un mínimo esfuerzo. Una ramita de romero debería ser más que suficiente.

    John,
    Lo que he hecho es plantearte una realidad de mercado, el mejor de los científicos está peor remunerado que el mejor de los actores, sólo porque hay muchas personas dispuestas a pagar la entrada para ver una película. Y no parece justo desde el punto de vista de premiar la excelencia. ¿Y qué me dices de Bill Gates? ¿realmente piensas que por el hecho de ser un genio o un visionario merece atesorar una de las mayores fortunas del mundo? ¿quién necesita tanto? Lo que intentaba decir, quizás sin demasiada fortuna, es la critica que Stigliz hace del mercado libre. Los mercados por sí solos no siempre llevan a un pareto eficiente y es aquí donde el estado puede intervenir para beneficiarnos a todos. Es decir que no haya nadie tan excesivamente rico como Bill Gates ni tan excesivamente pobre que tenga que morir de hambre. No nombro a Stigliz para impresionar, es que la idea fue suya.
    Yo he querido ir más lejos y he antepuesto el trabajo de médicos y arquitectos al de actores. Y sí, el mejor actor también cobra más que el mejor arquitecto y la contribución al arte y a la cultura es mayor la construcción de una catedral que el rodaje de una película.
    La sanidad es tema aparte, si hay médicos en la función pública con sueldos regulados por el estado, también los hay liberales que cobran lo que les da la gana. Y también, cobra más el mejor actor (hoy la he tomado con ellos) que el mejor de los médicos, pero ha de haber sanidad pública porque es responsabilidad del estado garantizarsela para todos los ciudadanos.

    doroteo de minicis,
    La palabra caridad proviene de “Cháritas” o “ Cáritas”, la cuál deriva de careo, carere o cariturus, lo que significa “estar privados” o más comúnmente “carecer”. Un acto de caridad es un acto de poder, del que tiene sobre el que carece. Un acto de solidaridad implica el reconocimiento del derecho del que carece a tener.
    Lo que la caridad pone ante nuestros ojos es la violación de un derecho reconocido en la declaración universal de los derechos humanos. El derecho la vida. Reconocer el derecho a la vida no es un debate vacío sobre el aborto o la eutanasia, es reconocer el derecho a comer, a beber y a los medicamentos porque sin comida, sin agua o sin medicinas uno se acaba muriendo. Hay cosas que no son cuestión de caridad, son una cuestión de derecho y de justicia. Pero en algo te doy la razón, hemos pasado de Mr Bean al bombero torero.

  30. doroteo de minicis Says:

    @elena
    caritas-caritatis .Etimología: De carus, “querido”, y este del protoindoeuropeo *karo-, de la raíz *ka-, “desear”.
    ¿quien reconoce y NO GARANTIZA esos derechos que tan bien suena derecho a la vida,a la educacion,a la sanidad,a la vivienda,¿a la felicidad?.El estado
    Solidaridad es el sentimiento de unidad basado en metas o intereses comunes.
    Confundes caridad con esa limosna vergonzante que daban los altivos señoritos los dias de fiesta,con esas monedas que tiraban al aire para que se pelearan por recogerlas.Hoy podrian ser esas monedas las peonadas,los subsidios,los cargos a dedo que reparten los nuevos señoritos.Los politicos
    Y el derecho a la vida es algo que graciosamente te concede el estado ¿acaso no puede declarar la guerra sin preguntarte y mandarte a por la “gloria”?.Las radiaciones,el fluor,los transgenicos todos esos “avances” que el estado autoriza para que progrese el mundo ¿realmente son buenos para la vida?
    El estado te llena de “derechos” que no te garantiza,para que tu docilmente lo aceptes y aceptes su coercion,pero si te fijas la sociedad funciona a pesar de ellos y funciona porque todos queremos que funcione

  31. John Says:

    Elena,

    El “mercado libre” es una abstracción. No puedes criticar dicho concepto refiriendote a lo que ocurre en nuestros mercados completamente intervenidos. En un mercado intervenido tienes que identificar si un proceso, fenómeno o práctica es consecuencia del “mercado” en sí o de la “intervención.” No es coherente que te consideres menos lista que doroteo para proteger tu patrimonio y más lista para adoctrinarnos sobre estos fenómenos tan complejos y que la gran mayoría no comprende.

    Pero bueno, tú has conocido el “libre mercado” en el mercadillo ese y en los EE.UU. Para mí los USA es una sociedad bastante socialista (algo menos que España) Y esto no es un tema ideológico. Es un tema descriptivo.

    Una silla es un asiento con respaldo, por lo general con cuatro patas, y en que solo cabe una persona.

    Yo puedo llamar a una mesa silla pero es un error que provocara confusión y descoordinación con quien me comunique.

  32. John Says:

    Y la gente que se muere de hambre tiene algo en común: viven en las sociedades más socialistas del planeta…

  33. elena Says:

    Doroteo de minicis, lo que es vengonzante es que alguien tenga que vivir de la caridad mientras que otros acumulan dinero como si fueran granos de arroz.
    Despues de ver el telediario no me siento con fuerza para defender el papel de los estados. Estamos gobernados por una cuadrilla de psicópatas que merecerían estar en la cárcel pero negar el papel que el estado y de las ciencias podría llegar a desempeñar en una mejor distritución de la riqueza equivale a negar el papel de la ciencia en desentrañar el las leyes del universo. Y si un día alguien no hubiese mirado al cielo y se hubiese preguntado por qué sale el sol todos los días, hoy no abría televisiones y si un día alguien no se hubiese preguntado qué es el hombre y el sentido de la vida no se hubiese llegado a redactar la declaración universal de los derechos humanos. No vivimos en un mundo perfecto, como dice John, estamos aquí para construirlo.

    John,
    no me considero tan estúpida como para no ver los problemas que tenemos ni tan lista como para saber lo que hay que hacer. Sólo soy alguien que pasaba por aquí que intenta comprender cómo hemos llegado a este punto. Son muchas las voces que se alzan para defender el mercado libre y muchas las que dicen que es el mercado libre la que nos ha traído hasta aquí. He aprendido que no vivimos en un mercado libre por lo tanto no se le puede responsabilizar de lo que ocurre, pero también he aprendido que el mercado libre por sí solo no ayudará a una mejor distribución de la riqueza. He intentado saber qué opinan grandes pensadores al respecto, sí, aunque no te guste que los nombre. Por ejemplo, Stiglitz habla del papel positivo del estado para una mayor equidad económica, Neuman nos demuestra que el individuo, ante la falta de información, no siempre toma las decisiones más favorables para sí mismo, y que cooperar es infinitamente mejor que competir. Si intervengo no es para adoctrinar a nadie, no tengo esa intención ni esa capacidad, solo intento poner a prueba lo que se. Intento comprender. Si yerro, ahí estás tú para sacarme del erro. O no. Ese el fundamento del debate. Si te he molestado lo dices y me voy a otro sitio.
    No he defendido el socialismo que yo sepa. Hay un libro “caminos de libertad” de Bertrand Russell escrito hace casi un siglo. Hace un repaso de las ideologías del momento, socialismo, comunismo, anarquismo y sindicalismo y desarrolla su propia tesis. Hay alguna idea interesante.

  34. John Says:

    Elena,

    Tienes unas cosas!!! Este sitio es más tuyo que mio.

    Lo que me parece es que eres bastante ingenua. Stiglitz fue economista jefe del Banco Mundial. Y sus teorías son una coartada para la labor que desempeña ese organismo (y, por favor, no me hables de las críticas que ha realizado después a la institución. Ya las conozco).

    Los ecomomistas más “prestigiosos” defienden el intervencionismo. En una economía libre son meros académicos. En una economía socialista, cortan el cotarro: ministros de economía, gerentes del banco mundial, del fmi…

    El Nobel de economía es un premio político concedido por el Banco Central de Suecia. Si eres un economista crítico con las teorias que sustentan al poder lo llevas crudo. Los mejores economistas son grandes desconocidos.

  35. John Says:

    El premo Nobel Krugman defiende un plan para hacer frente a un ataque alienígena para salir de la crisis en 18 meses:

    http://www.youtube.com/watch?v=3jzvMGuRXvs

    Otras ideas suyas previas para hacer frente a la crisis: terremotos, guerras, crear la burbuja inmobiliaria…

  36. elena Says:

    Johnn, John, John, no se cómo tomar esa actitud condescendiente. Es un error menospreciar la inteligencia del contrario. No me conoces. Es posible que estemos de acuerdo en muchas cosas pero el diablo se esconde en los detalles. Y hay un punto en el que nunca estaremos de acuerdo y es en que hay cosas que trascienden del mercadeo y son objetos de derecho. La sanidad es una de ellas. Debería ser universal en el mundo entero. La educación es otra.
    En cuanto a la vida de Stiglitz no me interesa. No me seas consparanoico. Es un economista y como tal es normal que trabaje en un banco. Que lo haya hecho en el fmi no es un desprestigio para su carrera. Lo que me interesa es lo que escribe.
    En cuanto a Krugman lee bien. Una cosa es decir que de la anterior recesión se salió con una guerra y otra que haya que montar una guerra para salir de la recesión. No es lo mismo.
    Y ahora me voy de vacaciones. Quizás sea el último año, bien por que no tenga vacaciones, bien por que no tenga dinero, o bien por que no tenga ninguna de las dos cosas. Y no le hecho la culpa a un ente abstracto de mercado, se la echo a los gobiernos. A este y a todos. Propios y ajenos.

  37. doroteo de minicis Says:

    @elena
    Hay que negar el papel del estado en la mejor distribucion de la riqueza porque ,como dices,”Estamos gobernados por una cuadrilla de psicópatas que merecerían estar en la cárcel”.
    Mira como distribuye la riqueza.Las subvenciones a las renovables estan sobre los 6.000 millones al año.Las subvenciones al carbon,a los partidos y sindicatos,fundaciones y observatorios.En eso se gasta miles de millones mientras,haciendo un esfuerzo sobrehumano,paga pensiones de 400 euros.
    Apaga la television, vuelve a mirar al cielo sin olvidar donde estas y felices vacaciones

  38. Alamein Says:

    ¿Y cómo garantiza el estado esa mayor equidad ecónomica?

  39. Gerard Says:

    Los bancos centrales fueron creados con el propósito de ejercer el control total del suministro de dinero en la economia, de manera que ellos deciden los llamados “ciclos de expansión y depresión” poniendo en circuación o retirando de ella dinero, que por cierto tiene el valor que tu te crees que tiene por que no está respaldado por nada. Esto se hizo intencionalmente para controlar todas las economías, eso de que los bancos centrales son independientes para evitar intervencionismo en aras del libre mercado es una falacia, son independientes PORQUE TIENEN DUEÑOS PRIVADOS, en concreto la familia ROTHSCHILD controla la FED, el BCE y el banco de inglaterra, creado por ellos mismos.
    Pensarnos que los ciclos de bonanza se dan por una buena coyuntura es otra falacia, es todo artificial. Una depresión se debería dar por causas reales, por malas cosechas o desastres naturales, no es lógico que la gente se quede en masa sin trabajo a causa de las normas del monopoli impuestas. El DINERO QUE PRESTAN LOS BANCOS NO EXISTE, SON APUNTES CONTABLES, pero tu si que has de conseguir el dinero trabajando para pagarlo, y si no te embargan tus bienes reales. Los bancos crean dinero de la nada otorgando créditos, y arruinan la economía cuando cortan el crédito, eso de que el BCE tiene miedo a la inflación es otra falacia más, no creeis que desde que entró el euro los precios no han subido? eso no era inflación? Por favor.. y despues de haber inflacionado la economia dando créditos al más pobre y enviándote cartas a casa diciéndote que tenías un crédito esperando en el banco sólo firmando un papel (os acordais? eso no es imprudente por su parte? no! no arriesgan nada!).
    El sistema financiero actual está pensado para estafar a la gente. Nuestra economia “capitalista” está totalmente centralizada, y más que la van a centralizar con la excusa de buscar soluciones al problema que ellos mismos han creado. De esto, en la TV y los periódicos nunca escuchareis nada.

  40. Luis Says:

    Hay que ver lo loca que está la gente. Además, se podría ser mas original, estas historias ya fueron muy explotadas por los nazis.

  41. Arturo Says:

    @elena, totalmente contigo, este blog está lleno de insolidarios, a los que, favorecidos del sistema, ni les importan, ni se dan cuenta de los problemas de mucha gente, símplemete se preocupan de sacar más rentabilidad a su dinero y de que “papá Estado” no les meta las narices con impuestos. Repugnante.

  42. Fernando Says:

    Pues esta es la “solidaridad” de los progres.

    http://el-moscon-cojonero.tublog.es/archives/2008/04/10/soy-comunista-no-gilipollas

    Según dice el cantante Víctor Manuel, “soy comunista, no soy gilipollas”

  43. Arturo Says:

    XD Siempre os pensáis que los que os critican es porque son progres o de izquierdas, y estáis muy equivocados, no va de izquierdas o derechas, ambas están caducas y son conceptos que personalmente dan pena. Va de que sois unos inmorales e insolidarios, y no de etiquetas.

  44. Manuel Álvarez Says:

    Es que este es otro que cree que ser liberal es ser de derechas y que el capitalismo es insolidario e inmoral.

    ¡Que hartazgo!

    Hay un pequeño partido, al que todavía queda bastante por recorrer, pero que es la mejor representación española de lo que puede ser un partido liberal. Aqui tienes un resumen de su programa para que hables con más propiedad. Ánimo, son menos de dos folio, y en su web tienes el programa completo.

    http://www.slideshare.net/partidolibertad/dptico-a5-portada

    http://www.slideshare.net/partidolibertad/dptico-a5-contraportada

    (El problema de todos estos es que se creen mejor de otros a base de topicazos)

  45. Víctor Says:

    Arturo

    Es que la solidaridad es voluntaria. Lo que hace el Estado se llama coacción. Hay que llamar a las cosas por su nombre.

  46. Morgan FREEMAN Says:

    Vaya Arturo… Ya te veo yo solidarizando tus propiedades. Solidaridad de boquilla pero eres como los demás que con el dinero de la gente haces maravillas, el problema lo tienes cuando el dinero de la gente se acaba. El modelo “parásito” se os ha agotado y estáis como al drogadicto que le acaban de quitar de golpe la droga.

    Lo mío es mío, y lo de los demás a repartir, y si me llevo algo mejor que mejor no Arturo? Y lo de los demás a repartir obligandoles eH? Qué no falte.

  47. Fernando Says:

    @Arturo
    Va de que sois unos inmorales e insolidarios, y no de etiquetas.

    Los que son unos inmorales, unos insolidarios y unos hipócritas son los ricos de izquierdas. Por ejemplo, el hipócrita de Víctor Manuel.

    Otro hipócrita, el cantante Sting:

    http://www.diariovasco.com/20070724/cultura/sting-mujer-cocinera_20070724.html

    http://elpais.com/diario/2009/10/25/domingo/1256442757_850215.html

  48. Arturo Says:

    @Morgan FREEMAN Hablar por hablar por no querer callar hijo.

    Te sienta mal que no sea de izquierdas y ya no sabes cómo criticarme, porque no comparto tu ideario panfletario neoliberal? No te parece bien ser solidario por voluntad propia, libremente, sin que te obligue tu odiado estado? Te sientes mejor pensando que los demás somos unos parásitos o muy malos para justificarte a tí mismo? Aunque no tengas NI P_TA IDEA de a quién te refieres? Acaso no puedo ser un doctor, un ingeniero, un abogado que gana lo suficiente como para vivir estupendamente y quejarme, no por mi situación personal, sino simplemente porque lo que veo es injusto, aunque a mí me vaya muy bien? Algunos lo hacemos, porque nos parece que ser egoístas no está bien, a mí me lo enseñaron de pequeño.

    Esa es tu idea de FREEdom, el tener los H_EVAZOS de meterte con la gente porque no piensen como tú. Tu libertad no es libertinaje. Esa es la diferencia entre tú y yo.

  49. Siervo de Cthulu Says:

    La conclusión es que hay capitalistas buenos, que “no buscan minimizar sus gastos y aumentar sus beneficios” sino “vivir de servir al consumidor” en un ambito donde no sobrevive quien “mas capital impone” . El estado no es la opresion de una clase sobre otra,sino de los superburgueses(que son politicos o banqueros del banco central, y estan apoyados por mugrosos proletarios) contra los burgueses(que como dije, son buenos y solo quieren vivir de servir al consumidor, digamos que son a los consumidores lo que la Madre Teresa a los pobres o algo asi. No evaden impuestos, no pagaran salarios mas bajos posibles. No despediran madres embarazadas, ni llamaran a la policia en cuanto los obreros quieran negociar salario).

    Por lo que dije antes del parentesis, cualquier acto del estado, en beneficio del estado es un acto de sucios comunistas/socialistas que quieren hacer joda con plata ajena metiendolo con solidaridad en algo llamado estado de bienestar. Por supuesto, que eso es el Estado Socialista. Y no la toma del poder por el proletario y para el proletario destituyendo definitivamente. El estado construye un aeropuerto de millones de dolares que no sera usado mas que dos veces al año, es por culpa del proletario y de sus “politicos”. Los cuales son los amigos de los banqueros, no aquellos que luchan en las barricadas para evitar que desalojen a los obreros que hacen huelga porque sus salarios no les alcanza para vivir. Los políticos siempre son malos, socialistas y enemigos del capitalismo. Solo cuando el capitalismo triunfe realmente habra verdadera libertad.

    Tampoco el modo de producción nuevo es el sistema capitalista monopólico, el cual por su reducción de costes puede sacar inevitablemente a cualquier capital de mercado, pagando precios bajisimos de productos producidos en el extranjero en condiciones esclavistas para traernos altruisticamente a los consumidores. Cualquier hombre con iniciativa puede hoy montar una empresa y su exito sera de que se “adecue” al gusto de los consumidores. Este argumento si me convenció mucho. Estaba por ponerme una gran planta de autos para ser por fin un buen capitalista que salve a la humanidad. Pero resulta que soy un sucio proletario malvado y deseoso de vivir a costa del buen capitalista, y por eso soy dueño de mi prole y no dispongo capitales para invertir en la planta de autos. Quizas si trabajo 200 años ganando duramente 400 euros, pueda redimir mi alma y por fin ser un buen hombre, capitalista como el Dios Capital manda. A esperen, no viviré tanto, y los costos de vida que me cobran los empresarios por alquilar, consumir alimentos y bebida, y mi ropa superan los 400 euros. No podre acumular nada. Me pregunto como habrán hecho su acumulación originaria. Seguro, honradamente. No hay otra forma de tener un patrimonio de 4 mil millones que trabajar honrada y honestamente. Yo debo ser el vago. Trabajar 8 horas no es suficiente, debería estar haciéndolo 14. Y debería por supuesto, comer arroz con habichuelas todos los días, tomar solo agua(si es de lluvia mejor) , mi casa sera un banco de la plaza e iré vestido con un saco de patatas. Quizas asi pueda algun dia ahorrar y ser un buen empresario, y no un sucio proletario mugroso y socialista cuya vida vale monedas.

    De paso sea dicho, el poder del capital es incapaz de formar opiniones. Son los consumidores lo que eligen libremente que productos consumir y cuales no. El mercado no impone nada, ni existen los monopolios, ni los oligopolios. Los trust y cartels son un cuento de viejas para asustar a los niños que se portaban mal. El imperialismo y el capital monopolico no son la fase superior del capitalismo, como consecuencia de la acumulacion de capital a lo largo del tiempo. Son, y escuchese claro para que quede clarisimo, su etapa inferior. Lo que viene sera un reino de libertad, pues los capitalistas que venceran son buenos, no ven, ni oyen ni hacen maldades. Y cualquiera puede ser un buen capitalista, solo tiene que dedicar su vida a trabajar honradamente y sacrificarlo todo por el sistema

    Por eso un dia, los capitalistas buenos triunfaran sobre los malos, con la ayudados por Robinson Crusoe, Viernes, King Kong, los Avengers y Batman(que como sabemos, Batman es un empresario bueno que cuida el orden en ciudad gotica y nos apoyara bailando el bati-twist). En ese momento, despertara el maestro. EL, que no vive ni muere, pues esta fuera del ciclo. Aquel que solo los peces conocen, cuyo corazón esta hecho de hielo negro y duerme en la ciudad perdida. El vendrá, y nos enseñara nuevas formas de matarnos, gritarnos y festejar. Y la tierra arderá en un éxtasis de felicidad y libertad, como a el le gusta. ¡Gloria a Cthulu! ¡Gloria al Sacerdote de la Locura!¿Gloria a el, que fue el primer liberal libertario!¡Muerte al socialismo parasitario!¡Muerte al Proletario!¡Viva el consumidor!

    Firma:Un buen proletario amante del capital y de Cthulu, el primer libertario.

  50. Dios Says:

    Querido siervo de Cthulu:

    No puedo decirte de cuantas formas estas equivocado. En primer lugar, si soy comunista. Todos en el cielo lo somos, menos San Pedro que voto por el PSOE. Tambien soy negro, homosexual y hincha del barca.

    A)Lo que ves ahora, no es producto de unos capitalistas malos. Es consecuencia natural y necesaria del capital. Con el tiempo esto se ira acumulando, los capitalistas mas poderosos desplazaran a los mas debiles. El estado no es otra cosa que la manifestación de las clases dominantes y siempre servira a ellas.
    B)Tomando incluso el argumento libertario de que “el hombre es egoista por naturaleza”(Yo no lo hice asi de hecho, asi que no se de donde lo sacan. Yo lo hice Otaku por naturaleza, pero ese es otro tema), nunca existiran tus capitalistas buenos. Ellos harán lo posible para sacar una máxima gana, trata de blancas, venta de estupefacientes, vender estampitas de un tipo blanco y barbudo que supuestamente es hijo mio o la clasica y absoluta explotacion capitalista. Y aquellos empresarios que se nieguen a ser eso, sera arrojados del sistema. Es una carrera por acumular mas capital, no por ver quien agrada a los “consumidores”. Y quienes pierdan la carrera, quedan fuera.
    C)La unica solucion a esto es que el proletario, se haga legitimanete con el poder, dirija la economia verdaderamente para la satisfaccion de las necesidades y no el incremento ganancial de unos pocos. Eso no es posible en el capitalismo salvo en un lugar. La isla de Robinson Crusoe, donde el vive con Viernes en un capitalismo totalmente armónico y sin explotación.

    Espero que te haya aclarado el caos mental que tienes en la cabeza. Un beso y saludos a Batman. Preguntale porque no vino anoche, que me quede esperandolo

  51. cooperativism.net Says:

    Una crisis es un momento de cambio, no es posible volver para atrás, el fluir de la vida va hacia adelante, el pasado ya pasó y el futuro depende de lo que hagamos ahora. Es un momento para recapacitar, asimilar, aprender lecciones y cambiar. Es parte de los ciclos de la naturaleza: día-noche, verano-invierno, mareas, ying-yang, etc.

    Debemos cambiar la forma de pensar que nos ha traído a este orden de cosas desafortunadas, las cosas no podrán cambiar mientras no cambiemos de forma de pensar. El mundo siempre está cambiando y tenemos que adaptarnos a las condiciones actuales.

    Echamos la culpa a los otros de nuestros problemas colectivos y no participamos en la búsqueda de soluciones, esperamos que otros los solucionen. Los problemas colectivos no son problemas solo de algunos, sino de cada uno, si nosotros no cuidamos de nuestros propios intereses públicos, nadie más lo va a hacer.

    La idea de partidos políticos no tiene sentido, seguimos la propaganda, las técnicas de mercadeo y manipulación de masas, nos dejamos llevar como autómatas. Tenemos que recuperar la responsabilidad de la participación. Hoy con la tecnología es posible desarrollar sistemas de consulta popular para debatir iniciativas y votarlas.

    En Atenas acuñaron la palabra idiota (ver wikipedia) para catalogar a los incapaces de aportar soluciones a la comunidad o a los que solo querían ocuparse de sus propios asuntos. Platón dijo que si no nos preocupábamos por participar en los gobiernos, los peores entre nosotros lo harían.

    De allí parten muchos de nuestros males y la culpa es de cada uno de nosotros. El pasado ya pasó pero el futuro depende de lo que hagamos ahora.

  52. pharmakoi Says:

    Al menos el estado es una institución democrática en la que todos podemos intervenir en las decisiones (o eso se supone), en la empresa manda el que paga.

Deja una comentario

*