¿Quién debe cargar con los costes de la crisis?

En los últimos meses, conforme se ha hecho evidente que la crisis nos ha empobrecido a todos, los agentes económicos han comenzado a adoptar la inteligente estrategia de intentar trasladar sus incipientes pérdidas al vecino: los trabajadores no quieren ver rebajados sus salarios, los malos empresarios se niegan a liquidar sus compañías, los inversores no desean perder el capital que han malinvertido, los perceptores de subvenciones o subsidios estatales se oponen a verlos recortados, etc. Nadie, en suma, quiere ver mermar su calidad de vida, y todo el mundo opta por endilgar los costes de la crisis al resto de sus conciudadanos.

Con tal de justificar este egoísta comportamiento, muchas personas están recurriendo a un, en apariencia, razonable argumento: “Yo no soy el culpable de la crisis y, por tanto, no tengo por qué pagar sus costes”. O dicho de otro modo, aquellos que son culpables de la crisis deberían soportar la totalidad o la gran mayoría de sus costes. ¿Quién podría oponerse a semejante argumento? ¿Acaso puede haber alguien tan desalmado como para defender que los culpables de la crisis no paguen por ella?

Y, como es obvio, a partir de aquí ya emergen las más variopintas explicaciones de quiénes son los culpables (quede claro que no estamos hablando de una culpabilidad penal, sino meramente económica). Cada cual, según su cartilla y su agenda ideológica, trata de arrimar el ascua a su sardina para defender una determina línea de actuación política. Por ejemplo, es recurrente escuchar que la crisis la han provocado los ricos y no los pobres, los capitalistas y no los trabajadores, los banqueros y no los deudores, los malos políticos y no los buenos, la deuda privada y no la pública, el gasto privado y no el público, o las políticasneoliberales y no las socialistas. Así, se alcanza la conclusión impepinable de que ni los pobres, ni los trabajadores, ni los deudores, ni los buenos políticos ni el sector público han de sufrir quebranto alguno, y que la factura han de pagarla los responsables del desastre, a saber, los ricos, los capitalistas, los banqueros, los malos políticos y las empresas.

¿Realmente deben pagar los culpables? Y no me refiero, claro, a los culpables de haber cometido un delito tipificado como tal en el Código Penal, sino aquellos que hayan contribuido a causar la crisis y cuyo comportamiento sea moralmente reprobable. Pero esto no aporta demasiada luz al asunto. ¿Quiénes son los culpables? ¿Es posible discriminar de entre todos los que han contribuido a causar la crisis a aquellos a quienes se les deba hacer objetivamente un reproche moral? Por ejemplo: el empresario de la construcción que se endeudó para edificar más viviendas porque pensaba que los precios seguirían subiendo, o el director de oficina que jamás previó el pinchazo de la burbuja y decidió seguir ofertando hipotecas baratas, ¿son culpables? ¿Lo es entonces también el obrero que se hipotecó creyendo que los tipos de interés permanecerían bajos y que jamás perdería su empleo? ¿Lo es también el jubilado que avaló la hipoteca de su nieto o que mantuvo su dinero dentro de un sistema bancario que, como el español o el estadounidense, estaba realizando malas inversiones  de manera generalizada? ¿Lo es también el autónomo no endeudado cuyos ingresos dependían de las rentas derivadas del proceso de endeudamiento generalizado y que, al colapsar éste, ha descubierto que es incapaz de vender nada?

Acaso se responda que, aunque todos han contribuido a causar la crisis, no a todos se les puede reprochar moralmente que hayan errado: en concreto, al empresario y al director de banco les son exigibles unos conocimientos y una formación que no puede asumirse que tengan ni el obrero, ni el jubilado ni el autónomo. Pero ¿realmente tiene sentido exigir a un empresario o a un director de sucursal que tengan unos conocimientos muy avanzados sobre cuestiones de macroeconomía y coyuntura económica en torno a las cuales ni siquiera existe acuerdo entre los mejores economistas del planeta, y cuyo contenido no deja de evolucionar? Ambos son hombres prácticos seguramente alejados de la academia sin conocimientos teóricos demasiado profundos. O, por enfocarlo desde otro prisma, ¿no podríamos llegar al otro extremo de argumentar que todo ciudadano debe tener unas nociones mínimas de finanzas que le permitan no caer presa del endeudamiento barato o de las inversiones malolientes?

Mi punto no es tanto que no podamos tener una opinión formada y justificada sobre a quién reprochar moralmente el estallido de esta o cualquier otra crisis (yo tengo la mía: cúlpese al papel moneda emitido por una banca central monopolista). Lo que quiero transmitir es que no es posible separar con objetividad a, por un lado, quienes han contribuido de algún modo a causar la crisis y, por el otro, a quienes han tenido ese comportamiento moralmente reprobable.

La virtud del mercado libre y no interferido por la política es que hace recaer la mayoría de las pérdidas provocadas por una crisis sobre quienes más han contribuido a generarla, con independencia de si cada cual cree que cabe o no hacerles un reproche moral por su actuación. Los bancos que inflan burbujas quiebran y no son rescatados, de modo que sus accionistas, acreedores y trabajadores pierden todo o gran parte del capital (mal)invertido; quienes se sobrehipotecan pierden su vivienda; los trabajadores que se especializan en tareas propias de la burbuja ven caer su valor de mercado una vez ésta pincha; los empresarios que sobreinvirten en sectores muy dependientes del crédito quiebran y pierden todo su capital, etc.

Si la gente se limitara a exigir que quienes contribuyeron a causar la crisis paguen por ello deberían exigir un mercado libre y desregulado, pues ahí las pérdidas recaen sobre quienes malinvierten y los precios y costes se ajusten con prontitud a la nueva realidad, sin que el Estado se ocupe de rescatar a los quebrados ni manipule las reglas y condiciones del juego. Pero, precisamente, cuando se reclama que no paguen todos los que han contribuido a causar la crisis, sino sólo aquellos a quienes se pueda hacer un reproche moral (“los culpables”), entonces se abre la puerta a que los políticos intervengan y redistribuyan la renta de los ciudadanos según su arbitrario criterio y el de las coaliciones electorales (grupos de presión) que los han elevado y mantienen en el poder. En tal caso se abona el terreno a que cada ciudadano elabore su personal narrativa sobre la crisis –narrativa, claro, autoexculpatoria– para endilgar los costes a quienes más rabia le den… aun cuando ni siquiera hayan contribuido mínimamente a gestar la crisis (por ejemplo, cuando se propone subir los impuestos a los empresarios o trabajadores que hayan invertido sabiamente sus ahorros y visto crecer ininterrumpidamente sus beneficios antes y después de la crisis).

Sucede, sin embargo, que esta tentación populista no conseguiría alcanzar sus objetivos, pues en la mayoría de ocasiones ni siquiera sería posible que sólo los culpables pagasen los destrozos de la crisis. Pongámonos en un caso extremo de culpabilidad que nadie disputará: un robo. Imaginemos que un ladrón sin propiedades ni herederos arrebata a un ciudadano su cartera, quema los billetes y luego se suicida. ¿Podrá resarcir a su víctima? No. En este caso, a la víctima no le quedaría más remedio que cargar con las pérdidas aun cuando no fuera ni mucho menos culpable.

Algo similar podríamos decir de las personas que han visto cómo los banqueros malinvertían sus ahorros, de los hipotecados sin conocimientos financieros que asumieron deudas excesivas o de los trabajadores que estaban ocupados en industrias dependientes del crédito barato. Puede que no podamos calificarles de culpables (aunque es una proposición discutible), pero sería ilusorio pensar que pueden salir indemnes: los ahorros malinvertidos simplemente se han volatilizado y los bancos no tienen manera de reponerlos (por eso muchos de ellos están quebrados); la deuda hipotecaria no se esfuma por el hecho de que nos parezca injusto que el deudor la pague (si no lo hace, las pérdidas las sufrirán las personas ignorantes que han metido su dinero en el banco); y los desempleados no encontrarán probablemente empleo a menos que rebajen sus expectativas salariales o gasten dinero de su bolsillo en dominar alguna especialización técnica demandada por los empresarios.

Cuando se dice que ninguna de estas personas inocentes debería pagar los costes de la crisis, inmediatamente se sugiere que sean los político de turno quienes decidan quiénes son los culpables. Y si los subjetivamente definidos culpables tampoco alcanzan a reparar el daño causado, entonces lisa y llanamente se propone algún tipo de redistribución de la renta a costa del contribuyente: un rescate para pequeños inversores, una condonación de deuda para hipotecados o un plan de empleo para parados. Idealmente, y para hacer más digerible el asunto, los contribuyentes afectados pertenecerán a la misma clase o categoría social que los culpables: así, si se llega a la conclusión de que si algunos empresarios (o algunos ricos, o algunos banqueros) son culpables (verbigracia, los constructores), entonces todos los empresarios tendrán que cargar con la responsabilidad –hayan tenido algo que ver o no con la gestación de la crisis– y, por ejemplo, pagar más impuestos.

Al final, pues, partiendo de la premisa de que sólo los culpables deberían pagar por la crisis llegamos al resultado de que personas que a buen seguro no han tenido la más escasa conexión con la misma pagarán buena parte de los platos rotos, sin que, además, ello contribuya lo más mínimo a superar la crisis. Pues, por mucho que algunos traten de ocultarlo, una crisis no es la materialización económica del Juicio Final, sino una época en que las erróneas estructuras productivas y financieras que los agentes económicos acumularon durante años han de reajustarse a niveles sostenibles para volver a generar riqueza. En este proceso de reestructuración será inevitable que el mercado asigne pérdidas a aquellos sujetos que tomaron malas decisiones durante los años del boom económico artificial: mal haríamos en querer alterar caprichosamente esa asignación de pérdidas en función de culpabilidades autopercibidas –ya sea rescatando a bancos quebrados o aprobando obra pública improductiva para recolocar a parados–, pues probablemente terminen pagando justos por pecadores y retrasemos la superación de la crisis. Más allá de ilícitos penales, dejemos sencillamente que la interacción social no manipulada por el Estado determine quiénes absorben las pérdidas de la crisis y no intentemos instrumentar al gobierno para imponer a los demás nuestras subjetivas y sesgadas percepciones de culpabilidad. Tal pretensión simplemente sería un subterfugio para planificar de manera centralizada la (no)recuperación de la economía: un propósito que, como todos los socialismos, no sólo está destinado a fracasar siempre, sino a degenerar en una contienda intestina por externalizar las pérdidas personales a los demás.

También te puede gustar

41 comments

  1. Gran articulo, como de costumbre.

    Desde mi humilde punto de vista la asignación de perdidas que esta crisis esta generando es correcta, que no justa.

    Lo justo sería que las perdidas ocasionadas por la crisis se asignaran de forma proporcional entre los distintos agentes económicos, en función de la contribución de esos mismos agentes a su génesis, y efectivamente esto último solo puede aspirar a realizarlo un mercado libre y no intervenido. Pero dado que la inmensa mayoría de la población no apoya la implantación de un mercado libre, al considerarlo contrario a sus intereses, lo lógico es que esa misma mayoría corra con las perdidas (al igual que con los hipotéticos beneficios) que dicho sistema pueda generar.

    Si apoyamos una amplia redistribución de rentas (impuestos y subvenciones), debemos también apoyar una redistribución de perdidas. Lo malo es que en épocas de crisis, los sectores que todavía se mantengan a flote van a ver como se redistribuye hacia los demás su renta y los demás redistribuyen hacia ellos sus perdidas.

    En definitiva, si no defendemos un mercado libre, tampoco defendemos una asignación ecuánime de beneficios y pérdidas.

    Saludos.

  2. La redistribucion de las perdidas la entiende cualquiera al ver, por ejemplo, como los nuevos millones de parados se suman a los millones que ya habia,al ver como suben los impuestos y la luz y la gasolina y como bajan los sueldos.Al ver como para mantener la mamandurria de los colocados en las administraciones se rebaja “solidariamente” el sueldo de todos.
    La redistribucion de las rentas ya es mas huidiza y mas que verse se puede adivimar cuando por ejemplo se habla de los miles de millones que se dan a la mineria.O con las subvenciones a las renovables.
    Aqui parece que las subvenciones se las quedan las grandes empresas y los bancos que las financian,puestos de trabajo tambien dan alguno pero deben salir carisimos.
    Nos quieren hacer creer que como”todos nos hemos beneficiado de la especulacion” ahora todos debemos aprertarnos el cinturon.
    Pero por lo menos seamos justos,aqui unos pocos se han comido las uvas de 6 en 6 a cambio de dejar que la mayoria se comiera los rabos de las pasas;y alli ha estado su error.Los rabos de las pasas fortalecen la memoria

  3. En este artículo se habla de empresarios, banqueros y trabajadores. No se habla de políticos. Tambien se habla de bancos rescatados, cuando bancos rescatados no hay ninguno, en todo caso lo que se ha rescatado son cajas de ahorros. Cajas de ahorros que funcionaron perfectamente, es decir que tomaron sus decisiones de inversión con criterios económicos, hasta que, a mediados de los años 80 se modificó la ley de cajas y entraron los políticos en sus consejos de administración. Estos políticos son los que han invertido mal y, además, se han enriquecido (CCLM, BANKIA, …). Por tanto, creo que si que se podría ir contra los bienes de estos políticos hasta dejarlos como han dejado a los impositores

  4. Excelente! Como siempre.

    Creo que esto enlaza con los artículos de Carmelo Jordá.

    La gente, en general, y cada uno particularmente, desea siempre lanzar cualquier tipo de virtual vengador contra todos los que él percibe (subjetivamente) como perversos cuando el resultado de las decisiones que él ha tomado no es el esperado, o incluso cuando ese resultado no es tan bueno como el que otros han conseguido con mejores decisiones.

    El problema es que mucha gente odia y culpa a la libertad cuando ellos no han puesto los medios adecuados para obtener buenos resultados con ella (lo que requiere informarse y adquirir destreza en el juicio y buena percepción de la información que se pueda obtener). Termina prefiriendo un esclavismo y regulación estatal al que culpar de corrupto (o asignar corruptores) cuando los resultados no son buenos, y al que atribuir la mejor de las previsiones, incluso después de tener que culparla.

    Sólo la sugerencia de Rallo hará que a más de uno le salgan erupciones y se pongan a demonizar la libertad de los demás para tomar decisiones no coaccionadas por un estado sobre-dimensionado, con la escusa de que esas decisiones eliminarían todo lo intangible y bueno de que es capaz el ser humano.

    De nada va a servir explicarles que es justo al contrario. Muchos ya han perdido la capacidad de seguir un razonamiento y extraer las consecuencias que de él se derivan, en vez de las que ellos creen que les conviene derivar.

  5. Tengo compañeros en el trabajo que están culpando a estos que ahora…. ¿mandan? de lo que está pasando.

    Cuando les recuerdo una simple cifra: 950.000.000.000€ de deuda, con la coletilla “pásalo a pesetas”, se les cambia la cara. Los políticos con los malos….. NO…..

    Los políticos los elegimos nosotros. Incluso aquel que no ha votado a Zapatero ha de asumir su culpa. Incluso aquel que nunca ha votado ha de asumir su parte de culpa. Vivimos en sociedad y hemos de ser responsables de los gobernantes que elegimos.

    La manipulación de la moneda se da porque los políticos esperan con ella satisfacer las demandas de un pueblo que no entiende que no puede ser que todos el mundo viva a costa de los demás…. NO.

    No lo entienden. Pero como nos han hecho creer que a falta de un dios omnipotente al que eliminamos de la ecuación de nuestras vidas…. que … que ya proveerá… mejor que ya provea el Dios Estado.

    NO.

    La solución es aprender.

    De todo esto me contentaría con que los ciudadanos exijan a sus políticos que no puedan endeudarse mas allá de un límite. Y que si lo pasan… Lo paguen. Fuera de del poder, de la función pública si es funcionario o empleado público. Por ley, juzgado y condenado.

    Me daría con un canto en los dientes si se lograra eso.

  6. “Si la gente se limitara a exigir que quienes contribuyeron a causar la crisis paguen por ello deberían exigir un mercado libre y desregulado, pues ahí las pérdidas recaen sobre quienes malinvierten y los precios y costes se ajusten con prontitud a la nueva realidad, sin que el Estado se ocupe de rescatar a los quebrados ni manipule las reglas y condiciones del juego”

    Eso es. Pero el problema es que no hay ningún mercado libre y desregulado. No hay mercado libre de deuda pública, no hay mercado libre de bienes inmobiliarios (no hay ni mercado), no hay mercado libre de la energía, no hay mercado libre de bienes públicos, no hay mercado libre bancario, etc. Solo estos mercados dirigidos por el poder suponen gran parte de la economía, además la decisiva. Y no existen estos mercados libres porque lo impiden en su propio e ilegitimo beneficio los mismos que han causado la crisis.

    La causa de la crisis es evidente: el enorme endeudamiento externo que ahora hay que pagar y no hay para pagarlo. Un endeudamiento iniciado en los dos últimos años de Aznar y multiplicado por los gobiernos de ZP y ahora Rajoy. Sencillamente nos han estafado, nos han vendido como crecimiento económico lo que en realidad era endeudamiento.

    Y los causantes y culpables de la crisis son bien conocidos: la totalidad de la casta dirigente (la clase política y la oligarquía de grandes “empresarios” ligada a ella, arbitrados y moderados por JC) Que paguen ellos la crisis. En primer lugar con dimisiones colectivas, y abdicaciones. En segundo lugar con dinero contante y sonante. En grandes y precisas cantidades, que las devuelvan. Por ejemplo: 24.000 millones de la EPA de la CAM que se ha llevado el Sabadell, las subvenciones y sobreprecios de las energías, que Botín aclare el origen de los 2.000 millones secretos en Suiza y si no son legítimos que los devuelva, que devuelvan el espacio radioeléctrico a todos los españoles que nos quitó Aznar para las elecciones del 2000 (unos 24.000 millones de euros, solo Botín mas de 6.000 millones de euros), etc, etc, etc. Hasta ahora en vez de cargar con la crisis nos siguen robando y nos quieren seguir robando a mansalva y en nuestra cara (sobreprecios en el banco malo, subvenciones a empresas de energía, etc)

    “cúlpese al papel moneda emitido por una banca central monopolista”
    Por supuesto, el gran culpable, el gran poder. Para empeza, ruptura ordenada del euro y que vuelva cada país a su moneda, al menos así la capacidad de destrucción del poder está más limitada.

  7. Pera que no es el euro,son los gobiernos que lo malgastan.Que el euro lo dejas solo encima de una mesa y ni se mueve.Que no se convierte en ladrillos ni en secarrales edificables,ni en aves,ni en aereopuertos o universidades.Por cierto segun dicen muchas de estas obras estan sin pagar y convendria que aclararan en que se ha gastado el estado el dinero,que la deuda esta alli y si la obra publica esta sin pagar…
    ¿Y que decir de la banca esas cajas de ahorros y montes o montañas de impiedades?Seran imposibles de olvidar
    Si hoy salimos del euro el paro ¿se doblaria? creo que si.¿Quien es el ingenuo que cree que no tendriamos que devolver los prestamos?.Eso si, seguramente no faltaria ayuda humanitaria para que lo que quedara del estado tuviera algo que “gestionar”.
    Que si,que el mercado libre esta en los libros,pero es la unica solucion y se impondra solo.Cuando acabe esta catastrofe en la que estamos,esta indignidad,esta asquerosa impunidad.Pero para entonces ¿Cuanto mal habra causado la buena voluntad de los gobiernos?

  8. Señor Rallo estando de acuerdo en algunas cosas de su artículo, en lo fundamental, me parece que llega varios años tarde o sigue eso de “no dejes que la realidad te estropee una buena historia”.

    En la zona euro hace mucho que el poder financiero impuso quienes son los que deben de pagar los costes de la crisis, primero obligando al poder político a salvarlos con dinero público y ahora haciendo negocio con la deuda pública que se generó por ello.

    Son unos fenómenos los de las subprime y CIA, estamos viviendo la mayor estafa de la historia en espera de que vengan a salvarnos el libre mercado o Sanchez Gordillo. Pues que vengan rápido porque el poder financiero y sus lacayos del poder político no van a dejar ni el palo de la bandera….

  9. Buena historia ninguna, pésima más bien. El artículo no pretende ser una defensa del statu quo, sino fue intensa crítica al mismo y a quienes piden todavía más intervenciones.

  10. Ya lo se y lo comparto, lo que digo es que hace tiempo que ese statu quo del que usted habla que para mi son el poder financiero y el político que trabaja para el primero, ya hace tiempo que tomaron la decisión de socializar las pérdidas. Ya lo hicieron desde el minuto 1 de la crisis salvando la banca con dinero público y lo siguen haciendo.

    Su libre mercado para solucionar esto creo que es una utopía, a ese status quo le va bien así y no van a soltar el poder por las buenas, núnca lo hicieron, esta es la película de siempre sólo cambian los protagonistas

    Que no se hubiera ni siquiera valorado el bail-in nos dice a las claras quienes son los que marcan las políticas, perder dinero los accionistas y los acreedores de los bancos núnca, primero acabamos con la vida de los empresarios, de los autónomos y de los trabajadores con los efectos secundarios de estrangular la economía, ir a otra recesión, generar más deuda y hacer que esta sea impagable porque no se genera riqueza para ello.

    Esto cada vez se parece más a la Alemania de entre guerras estrangulada por las deudas que acabó como acabó, pero ahora son ellos los estranguladores. Me parece legítimo que quieran cobrar lo que prestaron, pero o nos dan más plazo o vamos a la ruína y con nosotros Europa

  11. Sí hay salida Xel: es precisamente cambiar la mentalidad tradicional de que “los mercados son malos” y “Hay que protegernos de las megacorporaciones” en la entrada Buena teoría ecónomica contra la crisis ví hasta que punto este último punto de vista es considerado poco menos que sacrosanto y absolutamente indiscutible por más que haya evidencias de lo contrario. Puedes leerlo; creo que te interesará.

    PD. Ya te extrañabamos por aquí, je je je.

  12. Profesor Don. Juan Ramón,

    me gustaría preguntar una cuestión que no termino de entender sobre esta crisis en particular. Habiendo visto vídeos, y leído muchos de sus artículos, es un puzzle (teoría económica, causas y consecuencias de las crisis) donde las piezas no solamente encajan bastante bien, sino que la argumentación tiene cierto sentido racional. Sin embargo, existe un detalle que no termino de ‘encajar’, y es la relación entre austeridad y ajuste del estado, y crecimiento económico de la empresa privada en esta crisis en particular.

    Casi todos sus artículos se enfocan principalmente sobre la deuda y déficit público (obviamente no todos, pero un gran porcentaje). Sin embargo, en España en particular, de los casi 4 billones de euros que tenemos de deuda (publica, particulares, empresas y banca), solo 800K€ (20%) es deuda pública, repartiéndose el resto (80% – 3,2 billones de €) entre los otros tres agentes.

    Usted constantemente apoya el ajuste fiscal de nuestro déficit (necesario por otra parte para financiarnos en los mercados) y reestructuración de nuestro mercado laboral y mercado productivo (búsqueda de otro modelo de industria), como mecanismo automático de salida del desapalancamiento y por tanto, creación de empresas y empleo con el que poder crecer y pagar nuestras deudas (pública y privada).

    Sin embargo, otros países como UK, JPN o USA, ‘gracias’ a la existencia de su banco central, el estado, aun teniendo déficit públicos elevados (en torno al 9%), se financia a tipos muy bajos, por lo que no están sufriendo con tanta virulencia la famosa crisis de deuda que tiene Europa. Es decir, están preocupados principalmente en cómo crecer para reducir su déficit, en lugar de cómo poder financiar su sector público. Por otro lado, también son mercados laborales mucho más liberalizados que el nuestro (despido libre, impuesto de sociedades mucho más bajo, menor regulación, apuesta por el emprendimiento, etc).

    Sin embargo, no están logrando la recuperación de manera completamente satisfactoria. Seguramente, entre otras causas, por la intensa relación de las economías entre sí (globalización), de tal manera que si una entra en recesión, entran todas las demás.

    Por tanto, mi pregunta es directa. Si existen países que no tienen un problema de financiación como España, son mucho más liberales en su mercado laboral, y sin embargo no consiguen reanimar su mercado privado, es porque básicamente les está ocurriendo lo mismo que está ocurriendo en España, y es un problema financiero (el agotamiento del circulante, interbancario, etc).

    Es decir, nuestro estado podría tener una deuda pública del 0%, déficit del 0%, y un mercado laboral mucho más desregulado, y creo que seguiríamos con una tasa de paro del 25% y con problemas de ingresos al estado, porque básicamente nos encontramos en una “trampa de liquidez”. La austeridad fiscal del sector público no significaría crecimiento del sector privado automático.

    La deuda del sector financiero (banca) y grandes empresas (facturación > 100 millones de €) es tan grande (la del sector publico, particulares y pymes es mínima comparada con la de los otros dos), que aunque los gobiernos hicieran sus deberes, la sangría del circulante continuaría, por lo que la creación de empleo, y por tanto, crecimiento económico, continuaría en recesión.

    ¿Me podría explicar en qué se basa su teoría económica para relacionar austeridad fiscal y liberalización del mercado laboral, con crecimiento económico (creación de empresas), en el actual marco de crisis económica?

    Porque en Portugal, Grecia o Italia (o incluso Francia), por citar varios ejemplos, no tenían una burbuja inmobiliaria que a su vez creo una burbuja estatal. Estas economías continuaban con su ritmo de consumo de crédito (balanza de pagos negativa), pero creando una industria ‘medianamente eficiente y productiva’, si la comparamos con la que creo la inmobiliaria nacional.

    Y sin embargo, entraron en déficit estructural por disminución de los ingresos … como consecuencia del parón del circulante, tanto interbancario, como final.

    Perdón por la longitud del texto, pero es una duda existencial :-).

    Muchas gracias Don. Juan Ramón.

  13. Hola Anónimo,

    El tema es que estamos en suspensión de pagos, y como agente en suspensión de pagos tenemos que resolver dos problemas: uno real y otro financiero. El real es que nuestros modelos de negocio no son los adecuados para generar riqueza; el financiero, que estamos sobreendeudados en relación con nuestra capacidad para generar riqueza.

    En ocasiones, hay planes de negocio que son viables desde un punto de vista real, pero que dejan de serlo por culpa de las restricciones financieras. En estos casos, el problema es relativamente sencillo: ahorrar más o reestructurar la deuda y seguir tirando.

    En otras ocasiones, los planes de negocio no son viables desde un punto de vist real, pero no se poseen restricciones financieras (porque no estamos prácticamente endeudados). En estos casos, el problema no es tan sencillo, pero disponiendo de abundante ahorro y de abundante margen de endeudamiento, podemos abandonar planes de negocios caducos y sustituirlos por otros nuevos (en parte, esto es lo que se hacía hasta la crisis actual cuando venían mal dadas).

    El problema está cuando tienes problemas reales y financieros muy serios: tus planes de negocio no sirven y no tienes margen para endeudarte más. Ahí la respuesta es: solventar problemas financieros (ahorrando o reestructurando la deuda) y destinar el nuevo capital que va emergiendo a recomponer tu estructura productiva. Pero para recomponer la estructura productiva necesitas descubrir planes de negocio viables, para lo cual necesitas un mercado muy flexible donde sea muy fácil agrupar factores productivos en usos dirigidos a generar riqueza.

    Ahora mismo, Occidente tiene un problema de sobreendeudamiento muy serio (público+privado) y en general un problema real también serio (carestía relativa de materias primas) que requiere de un desapalancamiento y de cambio global en la división del trabajo. Hay países que tienen muchos más desequilibrios y que están mucho peor que otros (España frente a Alemania), pero en general todo el mundo tiene que encontrar su lugar. Aumentar la deuda por parte del Estado no sirve (sus inversiones son ruinosas) y el sector privado o está muy endeudado y tiene que reajustar sus finanzas o no sabe todavía dónde invertir de manera rentable (bien porque los empresarios simplemente no lo saben, bien porque las regulaciones son asfixiantes, bien porque existe una incertidumbre internacional muy fuerte: ruptura del euro e implosión de Europa).

    Por eso mi respuesta es: más ahorro público y privado (mejora del lado financiero y reducción de incertidumbres asociadas a quiebras globales) y más flexibilidad de los mercados (para que resulte más sencillo recomponer los planes de negocio en el período postburbuja).

  14. Querría responder a varios comentaristas que ponen el foco en el tamaño de la deuda…

    ¡Ojalá ese fuese el problema más acuciante!

    Se equivocan. El problema AHORA NO son los 950.000.000.000€ de deuda que cita Bastiat

    NOOO

    El PROBLEMA es que entre que Bastiat escribió su comentario y yo le respondo ESA CIFRA YA HA CRECIDO MÁS AÚN.

    LA TENDENCIA AUN NO LA HEMOS INVERTIDO.
    ESE EL PROBLEMA.

    Hablan ustedes como si ya hubiésemos tocado fondo y hubiese que devolver Xmil millones…

    NO, NI hemos tocado fondo todavía (por desgracia), NI estamos empezamos siquiera a devolver ese dinero, ni un poquito, AL REVES, cada día debemos más.

    Y sobre el debate deuda pública vs privada.

    Digo lo de siempre. En todos los gráficos que he visto la evolución es la misma:

    – La deuda privada SI se está reduciendo, muy despacio, pero se reduce, porque a la gente ya no le quedan más trampas que hacer. [Desconozco si la reducción la están haciendo solo Pymes y familias o si lo hacen todos (menos a las cajas me imagino), si alguien lo tiene desglosado le agradecería que lo indicase.]

    – La deuda pública sin embargo sigue aumentando, eso es lo que significa tener deficits todos los años, que cada vez debes más dinero y hace un par de años que la gente dentro y fuera de España piensa que ya NO lo vamos a ser capaces de devolver.

    Así pues no nos hagamos los pobres, no llegamos NI a eso, como decía Will Smith en algún capítulo de su serie, ahora “tenemos que ahorrar para ser pobres”, vamos que cuando cuadremos las cuentas sabremos cuanto debemos finalmente y podremos pensar cuantos años nos va a llevar salir del agujero que nos hemos cavado.

    Ahora mismo seguimos cayendo o cavando una fosa más profunda y lo estamos haciendo desde el aumento de la deuda pública y el coste de los rescates a la ex-cajas que dirigían los politicos, no desde el sector privado (aunque solo sea porque este no puede endeudarse más aunque lo quisiera).

    En resumen, paremos el reloj de la deuda antes de nada.

    Una vez que hagamos esto, entonces SI que será seguramente la deuda privada el problema más gordo a solucionar que nos quede…
    …a no ser que sigamos por el camino actual y la deuda pública pase a sobrepasar aún a la privada, recuerden que hoy será el 20% frente a 80% pero al empezar era casi 0% contra 100% y la segunda decrece mientras crece la segunda.

    Y cuando la deuda privada sea el problema más gordo por delante… ¿no habría que bajar impuestos para facilitar su repago?

  15. Errata:

    “…a no ser que sigamos por el camino actual y la deuda pública pase a sobrepasar aún a la privada, recuerden que hoy será el 20% frente a 80% pero al empezar era casi 0% contra 100% y la privada decrece mientras crece la pública.”

  16. Jirafales MD Says:

    “Pera que no es el euro,son los gobiernos que lo malgastan.Que el euro lo dejas solo encima de una mesa y ni se mueve”

    Esto que dices es el gran error, y una creencia generalizada, interiorizada por casi todo el mundo y que casi todos los que saben que es completamente falso lo callan. La gran falacia económica asumida por todos y, en definitiva, la verdadera causa de la crisis. Casi todo el mundo actúa como si la moneda fuera algo objetivo, fijo, imparcial. Y es todo lo contrario: el dinero es completamente móvil, subjetivo, aumentado o disminuido a capricho por el banco central. La cantidad de dinero en circulación la deciden ellos como les da la gana, y sacan el dinero de la nada, ingentes cantidades. Incluso se ha podido apreciar últimamente en los medios de comunicación, al informar que si el BCE decide prestar cientos de miles de millones de euros a los bancos o no prestarlos, a capricho. Prestar esas enormes cantidades de dinero sacándolas literalmente de la nada. Pero no hay manera de que la gente se entere de esta lección, que es la primera de economía. Por eso quienes controlan el banco central tienen todo el poder y son completamente responsables de la crisis, por acción plenamente consciente. Los gobiernos son sus esbirros, porque los que controlan el banco central tienen todo el poder, como que tienen todo el dinero, literalmente.

  17. No es por nada Sr. Rallo pero el grueso del ajuste se lo está llevando las clases medias y bajas, que es donde se está cebando el recorte de prestaciones sociales y sueldos públicos.

  18. Sí, porque el Gobierno está rescatando a los que malinvirtieron. Luego, lo de recortes de prestaciones y sueldos, es una consecuencia natural y lógica de haber inflado excesivamente la burbuja estatal al socaire de la recaudación extraordinaria de los años del crédito barato.

  19. Y dale, que no Sr. Rallo, eso de la burbuja estatal española no se mantiene. El problema es que hay que devolver el dinero que pusieron los alemanes para financiar la gran burbuja inmobiliaria, es decir, rescatar a nuestros bancos para rescatar a los alemanes.

  20. Y dale, que NO Socialista, que aquí el problema no es la DEUDA, es que TODAVÍA SEGUIMOS GASTANDO MÁS QUE INGRESAMOS.

    La deuda privada era EL problema hasta el 2007, y hasta el 2009 lo eran privada+pública.

    Desde 2010 el problema es que la deuda no para de CRECER del lado de la pública pese a ser ya dudoso que sea pagable.

    Los hechos son simples:

    El sector PRIVADO (al menos el NO rescatado) ha hecho los deberes y cada vez debe menos, pese a que tiene que pagar cada vez más impuestos y gana menos en media.

    El sector PUBLICO y el SEMIPUBLICO (los rescatados, excajas en su mayoría, dirigidas por, ¡o sorpresa!, políticos) NO HAN EMPEZADO a hacer los deberes, es más SE NIEGAN A HACERLOS, dicen que es imposible.

    ESOS son los HECHOS.

    A mi me la pe.la Alemania, hablando mal y pronto. Lo que me preocupa es vivir en un país que todos los años debe casi 100.000M€ más que el anterior y produce “solo” poco menos de un 1.000.000€ al año.

    Si lo pagasen los políticos de su bolsillo a mi me daría igual, pero es que nos lo van a hacer pagar a nosotros. SI SOCIALISTA a usted y A MI (y al profesor y resto de comentaristas que no vivan fuera o hayan emigrado ya de este país de chiste que es España)

    Y por cierto, decidir la vía deshonesta y copiar a Argentina o a Islandia tiene un recorrido muy corto, porque nuestro problema no es deber X€ y no pagarlos y ya, nuestro problema (como le pasa a Grecia) es que mañana volveremos a dinero y no habrá ningún PRIMO YA que nos lo quiera prestar.

    El siguiente paso lógico en ese momento será que pagemos los PRIMOS de dentro, los de siempre, el ciudadano con una inflación de caballo en la peseta 2.0: el pan costando 300pesetas la barra, la gasolina 400pesetas el litro, y al año siguiente un X% más, lo que haga falta para poder seguir gastando más de lo que se ingresa. Es decir, convertirnos en Argentina.

    Nuestro problema NO es culpa de Alemania NI esta en su mano o del BCE salvarnos. Somos un agujero negro que del que no escaparía la economía más boyante del mundo.

    NADIE puede vivir eternamente gastando más de lo que ingresa.

    Me pregunto porque algo tan sencillo no les entra a la mayoría en la cabeza.

    España o Grecia somos ahora “Agujeros Negros de dinero”, “Pozos Sin Fondo”.

    Impagar una vez NO nos curará de nuestra enfermedad de raíz.

  21. Errata:

    “Lo que me preocupa es vivir en un país que todos los años debe casi 100.000M€ más que el anterior y produce “solo” poco menos de un 1.000.000M€ al año.”

  22. Otra:

    “Y por cierto, decidir la vía deshonesta y copiar a Argentina o a Islandia tiene un recorrido muy corto, porque nuestro problema no es deber X€ y no pagarlos y ya, nuestro problema (como le pasa a Grecia) es que mañana volveremos a DEBER MÁS dinero y no habrá ningún PRIMO FUERA YA que nos lo quiera prestar.”

  23. Pera
    Mi colega Jirafales tiene problemas de conexion,y me ha encomendado que le conteste.
    El comentario que hacia sobre el euro inanimado era para decirle que si volvemos a la peseta y,por ejemplo,el gobierno decide unir valencia y palma de mallorca con una linea de ave,dara lo mismo que nos endeudemos en euros, pesetas o cascaras de caracol.
    “No cambia su fortuna quien cambia de moneda sino quien la administra sabiamente”
    El problema es la nefasta gestion,el deficit y sobre todo cuando es en obras que solo generan gasto corriente.
    El poder lo tiene quien puede nombrar o destituir al director del banco central e incluso marcarle cual ha de ser el tipo de interes.El poder lo tiene el que hace las leyes,incluso las que regulan la actividad de los bancos centrales,por ejemplo la fed norteamericana.
    No me diga que los que mandan son los banqueros sobre los politicos que no es asi.Aunque banqueros y politicos sean hermanos los politicos son el hermano mayor

  24. Siempre se olvida usted Sr. Rallo de nuestra historia económica. Gracias a la distribución de riqueza del Estado de Bienestar muchos europeos se permitieron pagarse unas vacaciones en España. Con esto (y las remesas que enviaban nuestros compatriotas – piense un poco qué hizo posible que las enviaran) empezamos a salir de verdad de nuestro atraso. No había otra manera. Un poco más tarde llegaron los fondos de cohesión. Bendita distribución de riqueza.

    Y gracias a la expansión crediticia se pudo generar la actividad, el empleo y la riqueza que ahora está a salvo en los paraísos fiscales.

    El problema es que se nos fue la mano, el estado de las autonomías es un disparate y nadie se atrevió a quitar el ponche cuando todos se divertían.

    La cuestión no está tanto en la teoría económica aplicada (se hizo lo que tocaba hacer) sino cómo se hizo en cada lugar concreto. En unos lugares fueron más prudentes y en otros no (suele pasarle esto a los que se han vuelto ricos de la noche a la mañana).

    ¿El enemigo a batir es el Estado? supongo que empresarios como Benito Muros y todos aquellos que desafíen al status quo no estarán de acuerdo con usted. En un debate con gente contraria a la obsolescencia programada les comenté que en aquel momento fue ideal este sistema, generaba empleo e innovación. La gente estaba contenta con cambiar de producto cada dos por tres. Ahora el precio de las materias primas está disparado, las rentas van a menos y el empleo ya no va a ser lo que era luego empiezan a cuestionarse aspecto básicos que hacían funcionar el modelo anterior.

  25. Profesor Don. Juan Ramón,

    Al hilo de mi comentario y su respuesta …

    “me gustaría preguntar una cuestión que no termino de entender sobre esta crisis en particular. Habiendo visto vídeos, y leído muchos de sus artículos, es un puzzle (teoría económica, causas y consecuencias de las crisis) donde las piezas no solamente encajan bastante bien, sino que la argumentación tiene cierto sentido racional [..]”

    En su respuesta a mi pregunta, hace un repaso excelente de la situación internacional, así como de la inversión en planes de negocio rentales y no rentables, que puedan empujar nuestra economía privada a la senda del crecimiento.

    Sin embargo no contesta a mi pregunta central, y vaya por delante que mi ánimo es aprender y razonar :-).

    Mi pregunta central giraba en torno al razonamiento, teoría económica o prueba científica que explique en qué se basa el argumento de que una contracción del gasto público (disminución abrupta del gasto público), provocará crecimiento económico, es decir, básicamente creación de empresas y empleos. Y concretamente en el escenario actual de “trampa de liquidez” masiva (Europa y Usa) y deflación.

    Es obvio que, antes o después, los déficit no pueden permanecer altos de manera ilimitada, pero es que se da el caso, vuelvo a repetir, de países (usa, jpn, uk) que ahora mismo no tienen el problema de:

    A. crisis de financiación pública, ya que sus propios bancos centrales financian a tipos bajos, por lo que no se puede aludir a la afirmación de que “el estado capta inversión privada que podría redirigirse a la creación de empresas”.

    B. burbuja estatal y burbuja inmobiliaria. Es decir, los bajos tipos de interés desde el 2000 pudieron provocar una expansión del mercado laboral ‘anormal’ por el masivo flujo de liquidez e inversión, pero absolutamente nada que ver con lo que ha pasado en Irlanda o España.

    Por otro lado, como he descrito anteriormente, son economías que tienen:

    A. alta liberalización del mercado laboral

    B. liberalización del mercado productivo

    C. menor regulación estatal

    D. Mejores planes de inversión en nuevas empresas (por ejemplo, en uk no es necesario presentar iva o sociedades si se factura menos de 60K libras anuales, con lo que se incentiva la creación de empresas con bajos capitales).

    Y sin embargo, continúan en un proceso de recesión, y con una economía privada incapaz de generar empresas y empleo, por lo que se agraba el proceso por un continuo decrecimiento de los ingresos al estado, y por tanto, aumento de los déficit en una espiral de dificil solución.

    Por tanto profesor J.Rallo, vuelvo a repetir mi pregunta: en qué teoría económica o base científica se sustenta que la consolidación fiscal es la primera y única estrategia para que el sector privado cree empresas y empleo en los GIPSIS, y por tanto, crecimiento, si a la vista de los acontecimientos, esto no está pasando en uk, usa o jpn en los últimos casi 5 años.

    Un saludo y muchas gracias! :-)

  26. Ahora que se quiere aprovechar esta coyuntura para privatizar muchos servicios públicos debería tomarse buena nota de la experiencia de otros países donde la calidad y el precio no fue el esperado. Todo lo contrario. Este magnífico documental sirve para tomar buena nota de ello:

  27. Esa pregunta la puedes encontrar respondida aquí: http://juanramonrallo.com/27/01/2012/%C2%BFes-malo-reducir-el-deficit-en-plena-recesion/

    A lo que hay que añadir que, como digo, ahora mismo hay mucha incertidumbre por la posibilidad de suspender pagos y romper el euro, todo ello causado por la excesiva acumulación de deuda total (ahora mismo pública).

    Pero no entiendo lo de UK, USA o Japón: allí ni ha habido consolidación fiscal ni creación de empleo.

  28. @Josvagz

    Me parece que Islandia no se negó a pagar su deuda, la van a pagar, …., eso si, después de que la sociedad civil en una muestra de libertad, de ética, de responsabilidad y de democracia haya depurado responsabilidades llevando al poder político y financiero a los tribunales.
    Después han hecho una nueva constitución y han elegido a otras personas para gestionar su país y ahora están gestionando como pagan su deuda.

    Ese es el ejemplo donde mirarnos, por lo menos desde mi punto de vista, es la única salida libre y justa, además la única posible para evitar revoluciones y guerras como en el pasado. Porque la dictadura actual del IV Reich alemán nos va a llevar a ello.

  29. @Lisensiado del oso pardo

    EL poder político, el financiero y las grandes corporaciones son socios para mantener y aumentar su status quo, quien es el presidente del club y quien el vicepresidente es lo de menos, lo importante es que están unidos para favorecer sus intereses y para ello nos cobran tributos cada vez mayores a los demás en una especie de neofeudalismo capitalista.

    Los economistas hacen de sacerdotes de esta nueva religión y los medios de comunicación de relaciones públicas.

    El problema que tienen es que las políticas que están aplicando los llevan a la ruína a ellos también, calcularon mal y estamos otra vez en recesión en toda Europa.

    http://www.economistasfrentealacrisis.com/

  30. Xel, pagar tarde es iam pagar. Cuando aprendamos esto en España, nos ira mucho mejor.

    Pero es que insisto, Islandia solo tenía un agujero en su Banca, enorme, pero solo un agujero que cuando salió a la luz se congelo y se “trato”, no de la mejor de las formas, pero se atajo. Islandia e Irlanda tenían un problema similar, grande pero FINITO. Sus estados NO gastaban mas de lo que ingresaban de manera indefinida, lo hicieron temporalmente para tapar el agujero.

    El problema nuestro es a día de hoy es INFINITO.

    Tenemos una deuda enorme, privada y publica. Tenemos también un agujero en la banca banca (las excajas) que lejos de atajar hemos engordado.

    Pero lo peor es que nuestro agujero de deuda es infinito, no lo estamos pagando, solo crece y crece.

  31. Para Anónimo.

    Con un poco de análisis de roles te puedes responder tu mismo.

    Imagina que eres un ciudadano con deudas. ¿En que país te ira mejor y podrás pagarla antes? En uno que sube o crea tasas e impuestos todos los viernes (como España) o en otro que ha cuadrado las cuentas y ya no amenaza con cambiar regulaciones, añadirlas ni quitar mas dinero a sus súbditos.

    Imagina ahora que eres un inversor extranjero, ¿Donde invertirás?
    En un país donde todos los viernes cambian leyes importantes y suben o se crean nuevos impuestos o tasas para no cuadrar las cuentas.
    Seguramente buscaras otro mas estable, donde no persigan tu dinero con tanta saña y la seguridad jurídica sea mas completa, estable y predecible.

    Imagina que eres un potencial empresario o que quieres montar un negocio. ¿Que prefieres, o donde lo tendrás mas fácil?

    El Estado es un jugador muy importante y peligroso. Lo mejor que puede hacer es estarse quitecito, ser estable y poco corrupto y dejar mas dinero en manos de sus contribuyentes. Será lo mejor que se puede hacer por la libertad y la prosperidad.

  32. Profesor Juan Ramon Rallo,

    dos detalles que no entiendo de su artículo referenciado anteriormente:

    “En cuanto a lo primero, el Gobierno no tiene ni mucho menos la información necesaria para planificar cuáles deben ser las compañías concretas –y su particular organización interna– que deben desarrollarse para generar riqueza a lo largo de los próximos lustros”

    Efectivamente, quien mejor conoce qué es rentable, es la empresa privada, que arriesga el dinero de manera mucho más eficiente, ya que como se dice popularmente, ‘no juegan con las flechas del rey’ :-). Y obviamente, quien debería tener la responsabilidad en la sociedad es la empresa privada, y por tanto, se tendría que proveer de todas las facilidades para su correcto desarrollo.

    Sin embargo, de antemano, sí que se puede saber qué inversiones públicas pueden crear empleo productivo, es decir, con retorno de inversión a medio y largo plazo, como pueden ser aeropuertos, autovías, puertos, trenes de mercancías o centrales de generación eléctrica, en aquellos sectores que claramente sea deficitario, es decir, donde claramente su explotación es rentable a medio y largo plazo, y que efectivamente, la inversión privada es incapaz de acometer por múltiples factores. O mayor inversión en servicios públicos como la sanidad o la educación, verdadera fuente de riqueza no cuantitativa a corto, medio o largo plazo.

    Lógicamente quienes defienden esta postura (Keynesianos), entiendo que lo hacen para aquellos momentos de depresión en la que la inversión privada no es capaz de crear empleo, y la sociedad reclama una ‘salvación’ temporal hasta que vuelva la senda del crecimiento. Hasta donde yo he estudiado, Keynes defendía el ahorro en épocas de crecimiento, y gasto en épocas de depresión como medida de amortiguamiento. Igual estoy equivocado.

    “En cuanto a lo segundo, el déficit público se financia con el ahorro nacional o extranjero que habría podido ir a parar al sector privado [..]”

    Hasta donde yo entiendo, la compra de deuda pública es voluntaria. Nadie obliga al ahorro extranjero o nacional a invertir en deuda pública cuando podría hacerse en inversión privada. Y más cuando se carece de ésta, como en los momentos de depresión. ¿No estamos de acuerdo en que nuestra crisis de financiación es como consecuencia de que los inversores no quieren comprar nuestra deuda pública? ¿por qué ese capital no invertido en deuda pública, no está redirigiéndose hacia inversión privada?

    Mi comentario sobre uk, usa o jpn se refería a que:

    A. son países que no tienen una crisis de deuda pública como Europa. Pueden financiarse gracias a sus BCs a tipos bajos. Se podría decir que tienen una consolidación fiscal ‘virtual’, ya que aunque tienen que eliminar su déficit, no se requiere de manera urgente como en España.

    B. son países con mucha menos regulación y mucha más liberalización, que es justo lo que receta usted para España.

    Y sin embargo, son incapaces de crear empleo y crecimiento, ya que el sector privado, después de 5 años, continúa parado y sin capacidad de inversión en sectores productivos.

    Le formulo la pregunta desde otra perspectiva: ¿Usted cree que por ejemplo UK (país de políticas liberales), si tuviera un déficit público del 0% (consolidación fiscal), no estaría en recesión?

    un saludo.

  33. @Juan: “Y gracias a la expansión crediticia se pudo generar la actividad, el empleo y la riqueza que ahora está a salvo en los paraísos fiscales”

    Cometes un error típico de mucha gente: la riqueza que va a los paraísos fiscales es generalemente los dividendos por acciones del dueño. Pero mientras el chiringüito del dueño venda bien AQUI el ciruingüito se queda AQUI creando más riqueza AQUI. Hasta que las ventas bajen (OJO: algo que NO le convene al patrono) o hasta que los impuestos sean tan fuertes aquí que el dueño decida liquidar el chiringüito aquí y montarlo en otro país…generalmente uno en donde los impuestos no sean tan gordos.

  34. @Xel: “EL poder político, el financiero y las grandes corporaciones son socios para mantener y aumentar su status quo, quien es el presidente del club y quien el vicepresidente es lo de menos, lo importante es que están unidos para favorecer sus intereses y para ello nos cobran tributos cada vez mayores a los demás en una especie de neofeudalismo capitalista.

    Los economistas hacen de sacerdotes de esta nueva religión y los medios de comunicación de relaciones públicas”

    ¿Y entonces cómo explicas tú las críticas que Rallo les hace en casi todos sus posts?

    OJO: porque muchos acusan a Rallo precisamente de ser un “representante de los intereses de la clase rica: un “neoliberal” que defiende el Statu Quo”

    Y yo veo que Rallo se cansa de atacar al Statu Quo.

    Y también hay muchos medios de comunicación que critican a Rajoy (e incluso a Zparo) precisamente porque NO eran lo bastante izquierdistas y lo bastante duros para atacar los intereses creados de la casta gobernante. Casi el único que los ataca por no ser liberales es Rallo. ;-)

  35. Buenas Alamein, que tal?

    Esta página aparte de por lo educativa que es, es muy grande por la honestidad de Rallo y de los participantes, honestidad intelectual y me imagino que también personal, por lo menos eso parece aunque logicamente no tengo el gusto de conoceros.

    También estoy aprendiendo muchas cosas que me gustan bastante del liberalismo, sigo sin ser un fanboy del capitalismo que aunque posiblemente sea lo mejor hasta la fecha tiene muchos fallos.

    Cada vez estoy más convencido de que el estado cuanto más pequeño mejor, pero sigo creyendo que tiene que ser fuerte y por supuesto bien gestionado, redistribuír la riqueza por medio de impuestos progresivos para permitir a todos los ciudadanos que tengan las mismas oportunidades y garantizar unos servicios sociales mínimos en sanidad, dependencia, pensiones y educación. Poco más, si acaso I+D+I

    PD – Este verano de vuelta al pueblo, (vaya tragedia como está Asturias siendo un paraíso natural y vaya depresión que tiene la xente), mis colegas mayoritariamente de IU o anarquistas me tiraban de “viniste liberal”, jeje

  36. Saludos, Xel. Aquí también te echaba de menos todo el mundo, no te creas.

    De todos modos aquí hay una curiosa paradoja, para que te entretengas en ella un rato: los marxistas siempre insisten en que se les ha dejado de lado en el ámbito académico no porque sus teorías hayan fracasado en la práctica, sino porque chocan con el Statu Quo convencional.

    Es curioso que los austríacos digan algo muy parecido: que el Keynesianismo tiene más aceptación porque es más satisfactorio para los intereses creados de la élite gobernante.

    Pero…¿Conoces a algún marxista que este de acuerdo conque esa sea la verdadera razón por la que el keynesianismo haya tenido más aceptación hasta hace poco que la Escuela Austríaca de Economía? ¿No debería ser al réves vistas las cosas desde un enfoque “de materialismo histórico”? :-)

    Es una verdadera paradoja ahora que me pongo a pensarlo…

  37. Texto muy largo para decir que, tu como liberal no quieres que los que te financian paguen la crisis. Esto se traduce en Bancos y Empresarios buenos, deudores malos.
    En fin, te pongo mi opinión razonada por si quieres leer algo coherente:
    1. Los bancos inflaron el precio de los pisos porque luego comerciaban con ese valor en la bolsa. Es decir (supongo que lo sabes pero obviamente te conviene que nadie se entere), recuperaban ese dinero al momento de conceder la hipoteca, dinero que pensaban devolver poco a poco mientras el pobre (pobre económicamente y mentalmente) deudor se comprometía a un pago de por vida que es inviable (200000€ con intereses de por vida con un sueldo medio de 1000€).

    2. Los bancos sabían que el estado iba a estar detrás si esos pagos no se podían realizar, y eso es lo que está pasando ahora. Los políticos o sus amigachos metidos en las cajas obligaban a dar esas hipotecas, hipotecas que estamos pagando todos, incluso los que no nos endeudamos, a través de (en esto estamos de acuerdo) rescates bancarios. Estos rescates por cierto arrastran la deuda pública, los liberales tergiversáis este hecho diciendo que hay que despedir gente de los entes públicos (sinceramente cometer un error tan obvio en un razonamiento tan simple ya es suficiente como para no leer tu página, pero conste que vengo con buena voluntad, porque algunas ideas del liberalismo no son del todo disparatadas).
    Olvidáis, los liberales, que la deuda pública española era mejor que la alemana antes de llegar Rajoy y sus medidas pro Merkel (no soy pro ZP ni pro PSOE)… esto supongo que también es culpa del sistema público, ese sistema que no causó la crisis pero que los defensores de los grandes empresarios (liberales) acusáis de ser inviable. Tu líder, Aznar, dijo que el sistema de bienestar se ha acabado… Jajaja él ha vivido toda su p. vida del estado, a quién defiende entonces? Obviamente al gran empresaurio y a la gran banca. Esto no es una paranoia como dices en otro post, esto es un hecho, para paranoias las tuyas, que te crees que convirtiendo el país en una jungla del todos contra todos saldremos adelante. Por cierto, FAES está subvencionada.
    3. Hablemos claro, se regalaba dinero a gente sin formación, pero ahora no se presta dinero (y hablo de cantidades 100 veces menores!!!) a gente con ideas y formación (me refiero a ingenieros, físicos, matemáticos, esa gente que inventa y piensa ;) ). Esto se hace para ponerlos a trabajar sí o sí por dos duros. Tu lo llamas paranoia, yo lo llamo REALIDAD. Por cierto repetir epilépticamente que todo lo que va contra tu pensamiento liberal es paranoia es un comportamiento INFANTIL, es interesante que alguien con dos carreras intente razonar y debatir, y no repetir tonterías como que el contrario es un paranoico (este es el método propagandístico goebbeliano). Qué hacemos ahora? Trabajar por dos duros como en Grecia? Si no hay clase media, y en breve no la habrá, quién cojon.s comprará los productos fabricados en masa?
    Por qué no hablas de los empresarios que, incluidas alunas PYMES, ponen su dinero en los paraísos fiscales?????? Y luego quieres que la gente no piense/sepa que detrás de los liberales está la banca… Tu eres t…o.
    Cuando el dinero corría a raudales y los funcionarios (no soy funcionario) no participaban de esta orgía de dinero, nadie se planteó subirles el sueldo, ahora son culpables? Vaya nivel que tienes colega! Psss pésimo, y conste que yo no soy economista, pero por lo visto en economía cada uno puede decir lo que quiera y quedarse tan pancho, ahí estás tu.

  38. El uso abusivo por algunos de la aserción inverosímil o absurda que se presenta con apariencias de verdadera,es decir la paradoja, a veces es indicativo de la necesidad de auto medicarse con tranquilizantes o relajantes, con la expectativa para el resto de los mortales que lo sufren que por error incurra en una sobredosis.