¿Qué es el OMMA?

Las siglas OMMA se corresponden con Online Madrid Manuel Ayau. De ellas no puede desprenderse demasiada información salvo que se trata de “algo” on-line, sito en Madrid, e inspirado de algún modo en la figura de D. Manuel Ayau. Pero aconsejo encarecidamente al lector que se pase por la página web del centro para entender de un mejor modo cómo todas estas variables se interrelacionan en un proyecto empresarial y educativo digno de consideración.

En efecto, se trata de un programa de enseñanza online, a saber, las clases se imparten en directo fundamentalmente desde internet. Se distingue así de la educación a distancia, donde los materiales se remiten por correo postal o electrónico y el contacto con el profesor no va más allá de los foros o las cartas. En la enseñanza online, el alumno interactúa con el maestro allí donde esté, permitiendo una continua realimentación durante el horario de la clase pero también después de ella: dado que los videos de cada sesión lectiva quedan grabados, el alumno puede repasarlos cuantas veces desee y asaltar al profesor con sus dudas en la siguiente clase.

Asimismo, esta sito en Madrid. Diría que la ubicación es importante por dos circunstancias. La primera, operativa: aunque la enseñanza de OMMA es fundamentalmente online, el alumno también cuenta con la posibilidad de asistir presencialmente a las clases. ¿Dónde? En Madrid. Pero el otro motivo por el que conviene mencionar el origen madrileño de este centro es que, como le gusta decir al profesor Jesús Huerta de Soto, “Madrid es la nueva Viena”. Puede, desde luego, que no sea parta tanto, pero en cualquier caso sí es cierto que Madrid se ha convertido en un muy importante núcleo de la moderna Escuela Austriaca, precisamente una de las señas de identidad del OMMA: el utilizar como herramienta de análisis económico el rico y realista marco teórico elaborado durante más de un siglo por los científicos sociales de la Escuela Austriaca.

Y, de hecho, si en las siglas de OMMA aparece el nombre de Manuel Ayau es porque, en gran medida, fue un depositario de los valores y de las aptitudes que pretende transmitir OMMA: visión empresarial, profundo conocimiento del entorno económico, multidisciplinariedad, audacia inversora, apertura de mente, entusiasmo y optimismo vital. Valores y aptitudes que cristalizaron en ese faro de la libertad y de la calidad educativa que hoy es la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y que han inspirado la creación del OMMA durante los años que concluyeron en su constitución: no en vano, el propio Manuel Ayau vio el OMMA como un proyecto ilusionante que no podía encontrar mejor sede que la ciudad de Madrid.

Y así, gracias a la creativa visión de Manuel Ayau y al duro trabajo de sus fundadores, el OMMA empezó a andar el pasado mes de abril con un innovador máster en teoría austriaca y value investing; esto es, con un programa educativo que combina los conocimientos de la mejor Escuela Austriaca (aquella que no sólo recorre a Menger, Mises o Hayek sino que los mejora a la luz de las más recientes aportaciones y de las buenas ideas de otros economistas) con los fundamentos de la buena inversión financiera que durante décadas han practicado de manera exitosa capitalistas de la talla de Warren Buffett, Benjamin Graham, Seth Klarman, Mohnish Pabrai o Bruce Berkowitz (todos ellos han obtenido rentabilidades medias anuales superiores al 15%). Es decir, el máster pretende proporcionar al estudiante una formación sólida para que sea capaz de seleccionar, en cada momento del ciclo económico, los valores con un mayor potencial de revalorización a largo plazo.

Las referencias en el momento de su constitución no podían ser mejores. Francisco García Paramés, director de Bestinver y uno de los mejores inversores del mundo, lo calificó como “un máster que ayuda a entender cómo realmente funciona la economía y cómo invertir de la manera correcta. Una combinación única”; Jesús Huerta de Soto, uno de los mayores representantes de la Escuela Austriaca moderna, lo definió como “un nuevo máster que combina el análisis teórico con su aplicación práctica a los mercados financieros en una coyuntura que hace más necesario que nunca el enfoque de la Escuela Austriaca de economía”; y Álvaro Vargas Llosa, uno de los más profundos y capaces estudiosos actuales del value investing, llegó a decir que “siento tanta envidia de los estudiantes que se apuntarán a este Máster, donde aprenderán a entender quiénes son los verdaderos responsables de las crisis periódicas del sistema capitalista y cómo invertir sin confundir valor y precio, que estoy a punto de dejarlo todo y matricularme de inmediato”.

Referencias que, de momento, parecen reflejarse en las favorables opiniones mostradas por los alumnos de la primera edición. Así, podemos leer opiniones como “Este Máster en Value Investing está haciendo cambiar mi modo de entender la sociedad y la economía. Espero que también cambie mi vida”, “Pensaba que sería inédito por su contenido y resultó ser también por cómo se expone. El máster es una ruta guiada por la economía y empresa con las asignaturas sincronizadas en armonía cronológica y temática. La clave para sacarle todo su provecho: leer mucho, reflexionar más, memorizar poco e interiorizarlo todo” o “Estoy convencido de que, con la gran cantidad de conocimientos que estoy adquiriendo, cuando acabe el máster podré cumplir mi sueño de gestionar mi patrimonio familiar de forma exitosa”.

El 28 de septiembre de este año, comenzamos con la segunda edición.

También te puede gustar

9 comments

  1. “con los fundamentos de la buena inversión financiera que durante décadas han practicado de manera exitosa capitalistas de la talla de Warren Buffett, Benjamin Graham, Seth Klarman, Mohnish Pabrai o Bruce Berkowitz (todos ellos han obtenido rentabilidades medias anuales superiores al 15%).”

    Pues esta noche me pongo estupendo y desde este rincón me autoproclamo fundador de la teoría conspiranoica de todas las ciencias “sociales”, presumiendo de ofrecer rentabilidades acreditadas del 100% que dejan en bolingas a Warren Bruffet y todos esos personajes, sean o no de OMMA. Desde que estalló la crisis en el otoño de 2008 vengo recomendando que se invierta todo en oro. Por esa época estaba a unos 600 y ha llegado a estar a casi 2000. Una ganancia del 300% en unos tres años, y sin mas estudios económicos que las dos asignaturas de economía en la carrera de derecho, curiosidad por estos asuntos, mucha angustia y atención por lo que nos están haciendo pasar, y conspiranoia hasta por las orejas. Actualmente, aunque con menos seguridad, me atrevo a recomendar que se vuelva a invertir en oro.

    Como autoproclamado fundador de la teoría conspiranoica de las “ciencias” sociales proclamo en esta noche y a vuela pluma sus principios:

    El hombre es un ser intencional dotado de una voluntad con la que rige sus actos, que siempre la usa con una finalidad mas o menos explícita. El hombre que vive en sociedad siempre se asocia con otros para hacer algo con ellos, intencionadamente. Esto lo pude comprobar cada uno, bastando un poco de reflexión sobre lo que realiza cada día, comprobando que de un modo consciente no para de unirse a otros para realizar algo. Una obviedad que no solemos tener en cuenta.

    El ejercicio del poder es un modo de actuar intensivamente intencional, calculando siempre sus efectos en el tiempo y en distintos ámbitos. A mayor poder más capacidad de cálculo en un tiempo más prolongado y en ámbitos más amplios, como el buen ajedrecista que es capaz de calcular lo que puede suceder en muchos movimientos posteriores, en los que además interviene decisivamente.

    En el año 2012 no existe nada parecido a unas ciencias económicas, jurídicas, informativas, históricas, políticas, educativas. Todas estas llamadas ciencias están completamente determinadas por el poder, siendo residual su capacidad explicativa de la realidad. En la actualidad son ciencias hipócritas solo aplicables a un posible mundo del deber ser que se impone ficticiamente por el poder como si fuera real. Se ha llegado hasta el punto de que el poder controla las ciencias físicas, como se ha puesto de manifiesto recientemente con la historieta de los neutrinos. El poder ha decidido sobre la realidad del átomo, imponiendo lo que es, por un enchufe mal enchufado. Ya desde 1945 con el lanzamiento de la bomba atómica existe un poder con capacidad de destruir a toda la humanidad, con lo que la historia del hombre ha cambiado radicalmente.

    En el año 2012 el poder está radicado en los que controlan el dinero –mamonismo universalmente seguido, ante el que casi todos rinden su dignidad, de un modo creciente cuando se sube en la escala social-. El dinero es el medio de intercambio de todos los bienes y servicios que produce el hombre, por ello quien controla el dinero tiene el poder global. El dinero está controlado por los bancos centrales, especialmente por la FED. A través del control centralizado del dólar –moneda mundial- se tiene acceso de hecho al control de todo el dinero del mundo. La FED está controlada por unos pocos desconocidos, pues no se manifiestan claramente en su poder aunque cada vez lo hacen de un modo mayor, a los que les llamaremos los Roc. Utilizando sus artes y su dinero, estos se han hecho con el control de la violencia y la seguridad, a través de la OTAN y los servicios secretos. Los inconstitucionales servicios secretos tiene el poder del hombre invisible, pues están “legalmente” capacitados para actuar sin que nadie les vea, controlando de este modo cualquier ejercicio de poder que quieran alcanzar. Los medios de comunicación están sometidos de una u otra forma al poder de los Roc, siendo su función crear una realidad virtual que toma datos de la real, ocultando a la sociedad el ejercicio del poder, manipulando por completo a las masas.

    El modo habitual y global de manipulación de las masas es presentar la realidad social dividida en falsos dilemas, antitesis relativas, en que se fuerza a encuadrarse a la población. A modo de dialéctica hegeliana estos falsos dilemas se solucionan con lo previamente querido por el poder, dando lugar a nuevas antitesis relativas con que progresivamente entretener y conducir a la gente. Para ello utilizan toda la variedad de trucos de los juegos infantiles –disfraces, engaños, señuelos, amagos, trampas, regates, etc- que universalmente funcionan una y otra vez aunque sean bien conocidos, con la complicidad interesada o forzada de todos cuantos están cerca del poder. La fácil promoción en todos lados de castas corruptas hace que cualquier persona honrada que distorsione el teatro sea rápidamente acallada o eliminada.

    Toda la violencia política, que es decisiva, está controlada y manejada por el poder. Con un poco de información y reflexión, de un modo especialmente visible en caso del terrorismo, utilizando falsas banderas creadas por el poder. Algo que es ya manifiesto en España – única nación con banda terrorista permanente desde hace cincuenta años que determina la vida política- en que ya hasta tienen el descaro de proclamar que la “gestionan”. No hay ningún caso en el mundo de atentado terrorista de cierta importancia cuya “investigación” no sea un despropósito, algo que confiesan con posterioridad una y otra vez.

    El poder tiene la capacidad de intervenir súbitamente en cualquier realidad social – política, económica, jurídica, etc- alterando por su voluntad las que se tenían como reglas del juego, rompiendo cualquier previsión de los individuos. Algo que hace habitualmente, progresivamente con mayor frecuencia e intensidad.

    Intelectualmente y grosso modo se puede clasificar a las personas en dos categorías: los conspiranoicos y los mariposos. Los conspiranoicos son personas que usan la razón y que al modo de los griegos, fundadores de la racionalidad occidental, buscan averiguar lo que hay detrás de las apariencias. Los mariposos se sirven de una fe ciega en la llamada teoría del efecto mariposa – el aleteo de una mariposa en Asia provoca un tornado en otra parte del mundo- asumiendo siempre acríticamente lo que el poder sirve como realidad, muchas veces presentada como dilemática para que sus consumidores sientan que han elegido libremente una u otra opción.

    La existencia de este poder que domina la economía ya fue denunciada en la Encíclica Quadragesimo anno. Con posterioridad este poder se ha hecho con el control de la violencia política y la seguridad, teniendo a su servicio a clanes encuadrados en la Iglesia Católica. Algo especialmente visible en España.

    Una realidad que fue proclamada por Jesucristo: “Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder.” (S. Mateo 20.25) Lo sabemos, pero nos empeñamos en actuar como si no lo supiéramos, como si el que actuara fuera el misticismo del poder del pueblo, como si viviéramos en unas democracias y estados de derecho. Necios y cobardes, pecadores de la pradera.

  2. ¿Y que tendrá que ver la velocidad con el tocino, Sr. Pera?

    Este post no va de nada de eso.

    Voy a visitar la web de la OMMA…

  3. Josvazg

    Es un excursus que no es nada excursus. Es una enmienda a la totalidad de cualquier teoría económica existente aplicable a prácticas de inversión, como las que ofrece OMMA. Es la exposición de una evidencia: que no existe realmente ninguna economía de mercado, que sólo existe la economía del poder, que interviene como le da la gana en los llamados mercados, desbaratando si quiere cualquier plan de ahorro. Además ofrece un modelo avalado por los hecho para una inversión con rentabilidad del 100% anual –en oro- mientras que los mejores planes del modelo alternativo OMMA llegan al 15%.

    Celebro que visites la web de OMMA, que siempre te servirá para manejarte en los mercados residuales existentes. Pero ándate con ojo para que las intervenciones del poder no volatilicen tus ahorros.

  4. Supongo que la parte de los “mariposos” va dedicada a la gente como yo y la versión negativa de la “mano invisible” con que contesté a Pera en otro artículo. Como estas cosas tan genéricas son indemostrables, digamos que recurro a Guillermo de Ockham y “su navaja” para pensar que, entre dos teorías en igualdad de condiciones, la más simple es la más probable.

    De todas formas, Pera, me ha parecido una exposición muy brillante.

    Había una peli de Mel Gibson y Julia Roberts -Conspiración- en la que Mel Gibson vivía obsesionado con que todo era una conspiración del Gobierno. Parecía un loco, convirtiendo todo hecho casual en una conspiración, hasta que descubrió una real e intentaron matarlo.

    Y también estaba aquella de Robert Redford -Los tres días del cóndor- en la que Redford pertenecía a una agencia gubernamental integrada por guionistas de cine, cuya misón era inventar posibles amenazas que los servicios de inteligencia ni se planteaban, para poder prepararse contra ellas. Hasta que, por casualidad, inventan una que está ocurriendo de verdad.

  5. Me parece que los cálculos correctos con esto del oro serian aproximadamente un 250% en tres años, entrando en el otoño del 2008 y saliendo en otoño de 2011. Si lo extrapolamos a veinte años seria una ganancia mucho mayor que la de esos inversores. Un buen conspiranoico obtendría con esta teoría mayores ganancias. Además la teoría conspiranoica no excluye la aplicación de la teoría austriaca para mercados residuales, la comprende y la aprovecha. Y me da que Warren Buffet es más conspiranoico soterrado que austriaco. Un conspiranoico interesado –como lo son quienes quieren aprovecharse sabiendo de qué va la feria- lo es discretamente. Por cierto, con mi recomendación conspiranoica de ayer de comprar oro hoy ya se habría ganado un buen pico.

    http://www.preciooro.com/cotizacion-oro.html

    Y, mas por cierto todavía, teoría conspiranoica nuevamente avalada por los hechos de hoy. Le mandan a Bernanke subirse al helicóptero a tirar dólares para que gane Obama. Tan descarado que hasta viene tal cual en la portada de El Mundo, solo que se lo atribuyen a una decisión de Obama. Claro, Obama puso a Bernanke ¿no? En el País, aquí el boletín oficial del imperio, dicen que la FED crea empleo, manda carajo.

    Josvag,

    Pues precisamente en esa película Conspiración ponen en palabras de Mel Gibson lo que me parece que era la estructura del poder hace década y pico. Hay una escena en que de un modo atropellado. mientras van en un autobús, Mel Gibson le dice a Julia Roberts como funciona el poder en el mundo (las historietas romántico disparatadas del taxista son lo de menos). Resumiendo con lo que recuerdo, le dice que hay dos grandes grupos de poder que en el fondo están de acuerdo pero que pelean en las cloacas por hacerse con el control. Dice que uno es el poder financiero al que le interesa la estabilidad. Y otro un poder al que le interesa la guerra. Esto es antes del 11-S Creo que el primero es el superpoder, básicamente sionista, que controla el dinero. Y el segundo básicamente el wasp (White, Anglo-Saxon and Protestant), que tenia el control de la seguridad. Tras el 11-S el primero se habría hecho con el control total, consiguiendo el endeudamiento definitivo a través de darle al otro el caramelo de la guerra.

    Y en la otra película de Robert Redford – Los tres días del condor- se pone de manifiesto que en las estructuras invisibles de los servicios secretos hay una serie de engaños sucesivos, en que solamente el escalón superior controla el destino final de lo que hacen, utilizando la fuerza de otros para sus fines.

  6. Aversiahora

    No iba por ti ni por nadie en particular. Lo de mariposos es por la inmensa masa de creyentes en el conocido como efecto mariposa. Por los que tiene una fe ciega en que los acontecimientos relacionados con el poder se suceden de un modo imprevisible y espontáneo, que caen como fichas del tetrix que luego colocan en los telediarios. Por esa inmensa masa de gente aborregada, manejada y hortera que baila con la música del telediario. Contra toda evidencia, pues no tienen mas que darse cuenta que los actos de su vivir cada día obedecen a un plan suyo, en compañía de otros. Mucho mas los relacionados con el poder.

    Si de verdad aplicaras la teoría de la navaja de Ockham te convertirías en un conspiranoico. En vez de creer que los acontecimientos relacionados con el poder se suceden de un modo caótico, complejísimo e imprevisible, te decantarías porque suceden según un plan sencillo elaborado por los pocos que detentan el poder, actualmente los dueños del dinero que también lo son de la violencia y la seguridad. Con un ejemplo de hoy, en vez de creerte la milonga de que dispersas masas de islamistas atacan en distintos países embajadas usa porque no se sabe donde ni quien han sacado una película que no ha visto nadie, y que en contestación a ello mandan operativos de guerra, pensarías que todo ello depende de un único plan, con el viejo truco de acción-reacción, movido por los mismos a través de los invisibles servicios secretos. En vez de bailar con la música del telediario utilizarías la razón. Igual que sabes que el hundimiento del Maine formaba parte de un mismo plan para organizar la guerra de Cuba.

  7. Pera,

    El tema, obviamente, es que no pueden extender esos rendimientos anuales a 40 años… al menos hasta que los consigas. Yo he llegado a obtener rendimientos anuales del 100%, y no por eso creía que iba a conseguir esa rentabilidad año a año durante toda mi vida.

  8. Tienes razón, como ya decía es una extrapolación. Por supuesto arbitraria, en tono de broma.

    El tema de fondo, mirándolo desde la perspectiva de un inversionista, es que la teoría conspiranoica es más útil que la teoría austriaca. Igual que un conocimiento de macroeconomía es más útil que uno de macroeconomía (caso paradigmático de George Soros y la libra). Además que igual que la macroeconomía comprende a la microeconomía una teoría conspiranoica puede comprender a la teoría austriaca, doble utilidad.

    Claro que la dificultad de la teoría conspiranoica es adivinar cuales son los planes del poder, que normalmente solo se pueden intuir con una atenta información. El problema de la teoría austriaca es que la más brillante comprensión de la situación actual y su desarrollo puede ser súbitamente desbaratada por la intervención del poder.

    Como lo grande es siempre superior a lo pequeño, las posibilidades de rendimientos con la teoría conspiranoica son muy superiores a las de la austriaca. Caso Soros, un pequeño o mediano pero informado y atento inversor puede detectar esos movimientos y acompañarle sin su permiso en la inversión, entrando y saliendo a su vez. El caso del oro actual, que no tiene mucho merito. Cualquiera medianamente informado, que acepte la realidad evidente, y vea que esta crisis es completamente artificial, creada por los que tienen el poder del dinero, y ve que hay enormes turbulencias monetarias, con el fin nada oculto de establecer un nuevo sistema monetario de mayor control centralizado, puede apostar seguro que el oro será un valor refugio, aunque ni los mas listos puedan adivinar cual será el tope de su subida. A salvo, claro, que el poder decida que a pesar de todo baje el precio del oro, que si quiere lo puede hacer como le da la gana.

    Un conspiranoico cuando ve que con Reagan se saca arbitrariamente del Índice de Precios los valores inmobiliarios, para excluirlos de la determinación de la masa monetaria, pudo saber a ciencia cierta que habría una enorme burbuja inmobiliaria e invertir en ella. Para nota es saber cuando iban a pincharla. En el caso de España es para párvulos, cuando Botín en 2007 dice que vende todo el patrimonio inmobiliario del Santander –en esa extraña operación, posiblemente ficticia- cualquier conspiranoico sabe que a la burbuja le queda poco. Si seguido le acompañan el BBV y La Caixa hasta el más tonto de los conspiranoicos se da cuenta. El austriaco se puede perder mientras echa cálculos.

    Si se acepta la evidente realidad conspiranoica se sabe que una zona geográfica o un país lo desarrollan, con burbuja o no, y le pinchan la burbuja el poder cuando quiere. Puede uno estar atento a movimientos geoestratégicos para averiguar cuando pinchan la burbuja china. O que van a hacer con Brasil. Lo mismo con sectores económicos, por ejemplo, todas las inquietantes informaciones sobre una arbitraria crisis alimentaria mundial.

    Lo que mas nos atañe, el caso de España. Cualquier conspiranoico ve lo evidente, que el gobierno gestiona ETA, como ellos dicen, que ETA es Madrid, que el separatismo catalán con sus seiscientos mil cassinellitos de manifestación es Madrid, que la Andalucía mora del estatuto es Madrid, etc, que desde el poder central se está destruyendo España y agravando para ello la crisis todo lo que quieren. ¿Qué pretenden hacer con España? ¿quieren crearnos unas guerras balcánicas y trocearnos? Y después de ello, ¿nos van a dejar permanentemente en la miseria o todas las fantásticas infraestructuras y millones de pisos vacíos que han creado es para posteriormente convertirnos en un prospero y esclavizado balneario europeo? ¿vamos a ser frontera troceada de dos civilizaciones artificialmente enfrentadas, con todos esos movimientos teledirigidos de la llamada primavera árabe? Limitando a la perspectiva del inversor, el conspiranoico -o sea, racional- que lo adivine puede hacer mejores inversiones que cualquier austriaco, que a estos temas esenciales cierra los ojos. Al final, la barcaza austriaca, por muy bien pilotada que esté, navega siempre en aguas conspiranoicas, lo quiera o no.