La Eurocracia no defiende a los consumidores

La construcción del “megaestado” europeo fue desde el comienzo un proyecto de ingeniería social dirigido a recortar libertades y apuntalar el poder de la casta política sobre la sociedad. En pocas palabras: la búsqueda de economías de escala en la tarea de rapiñar al ciudadano. Por si no tuviéramos suficiente con las delirantes discusiones en torno a un presupuesto comunitario hiperinflado y que debería someterse a recortes infinitamente mayores a los propuestos por el más valiente de los líderes nacionales (David Cameron), la semana pasada la Comisión Europea volvió a exhibir su lado más matonil y antiempresarial al imponer una sanción de casi 1.500 millones de euros a siete fabricantes de televisores por formar un cártel.

Según Joaquín Almunia, entre 1996 y 2006 Samsung, LC, Philips, Panasonic, Toshiba, Technicolor (Thompson) y Chunghwa pactaron precios y regularon las cantidades ofertadas de tubos de rayos catódicos –componente básico empleado en la fabricación de los antiguos modelos de televisiones y de pantallas de ordenadores–, lo que, a su entender, encareció notablemente el producto final y retrasó la adopción de nuevas tecnologías como el plasma o el cristal líquido. Tan nociva se ha reputado la estrategia colusoria de estas compañías que, como decíamos, la Comisión ha decidido sancionarlas con 1.500 millones de euros (omitimos todo el gasto litigioso en el que estas compañías habrán incurrido y que,atendiendo a los antecedentes, bien podría suponer otro tanto): una cantidad en absoluto despreciable que equivale, por ejemplo, a dos tercios del gasto anual de Apple en I+D o a la mitad del de Google.

¿Un cártel invencible?

Muchos considerarán que tamaña sanción administrativa está absolutamente justificada por el daño que han infligido a los consumidores, pero no deja de resultar paradójico que el principal beneficiario de ese daño no sean los propios consumidores a modo de resarcimiento sino las arcas de la Comisión. No menos paradójico, con todo, que el hecho de apelar a un insuperable cártel cuando mayoristas tan importantes como Sony, Sharp, Pioneer o Hitachi no formaban parte del mismo. ¿Acaso los consumidores, al verse acechados por los precios artificialmente elevados de Panasonic o Samsung, no tenían la opción de, digamos, escoger las marcas no cartelizadas y, por tanto, presuntamente más baratas del estante de al lado? Habiendo empresas fuera del cártel, nada tan sencillo como ejercer la soberanía del consumidor escogiéndolas y penalizando a aquellas otras que se empeñaban a vender a precios disparatadamente altos.

Imagino, empero, que semejantes circunstancias no entraron en el análisis de nuestros iluminados eurócratas, obsesionados en ajustar la dinámica realidad de los mercados a modelos tan caducos y poco explicativos como el de competencia perfecta. La sanción no es tanto por el daño infligido cuanto por la osadía de desafiar las estrechas entendederas de la legislación antitrust comunitaria formando, oh anatema, un cártel “de manual”, en palabras de Joaquín Almunia; un cártel tan devastador y difícilmente vencible que, como ya hemos dicho, el consumidor sólo tenía que escoger a Sony en lugar de Panasonic.

Con todo, el auténtico despropósito de la multa no reside en que, en última instancia, el consumidor pudiese burlar muy fácilmente el cártel, sino a que un cártel puede ser (insisto en el puede ser, no necesariamente tiene por qué serlo) una estrategia empresarial que, aunque aparentemente perjudique al consumidor a corto plazo, lo esté beneficiando en el largo plazo. Al cabo, un cártel no es más que una fusión reversible entre empresas, y es evidente que las fusiones pueden reportar grandes ganancias al consumidor (vía mayores economías de escala, unión de equipos investigadores, eliminación de duplicidades o racionalización de los excesos de capacidad).

Las razones de fondo del cártel

Pongámonos en el caso extremo de que todos los mayoristas de televisores hubiesen formado un cártel en un mercado que, como el de tubos de rayos catódicos, se encontraba en declive y donde, por tanto, no cabía esperar que se creara ninguna nueva empresa ajena al cártel para vender esa mercancía a un precio más asequible (nótese que si el sector no estuviera en declive, bastaría con que cualquier capitalista creara una nueva empresa en ese sector y vendiera a precios más bajos que los del cártel, quedándose así todo el mercado). En este restringido contexto, ¿podía un cártel ser beneficioso para los consumidores? Sí, podía serlo.

Precisamente porque la industria de tubos de rayos catódicos estaba en declive y presentaba excesos de capacidad, la manera lógica de minimizar las pérdidas y de facilitar la desinversión en el sector pasaba por una coordinación entre todos los proveedores para evitar que uno inundara el mercado en perjuicio de todos los demás. Repartirse un mercado saturado cuyas ventas van a decrecer año tras año es la manera más sensata de evitar una guerra civil donde todas las compañías salgan perdiendo; del mismo modo que un teatro en llamas hay que evacuarlo en orden y no apelotonadamente, de una industria moribunda hay que salir del modo menos caótico posible. Los mismos que desdeñosamente repiten una y otra vez que los mercados se rigen por la ley de la selva y por sus tendencias autodestructivas son quienes luego se escandalizan al descubrir que no, que en los mercados también existen herramientas cooperativas que limitan el ámbito de la “competencia salvaje”.

Claro que, en apariencia, la cooperación entre las empresas se produce en este caso con el objetivo de trasladarles sus pérdidas potenciales a los consumidores. Pero, ¿es ésa toda la historia? Póngase en la piel de un empresario: ¿su inversión resultará más o menos arriesgada si sabe que, cuando la demanda de sus productos languidezca, no dispondrá de una razonable estrategia de salida que le permita minimizar sus pérdidas? Obviamente, más arriesgada. ¿Y qué hará para cubrirse frente a esos mayores riesgos? O invertir menos en la empresa o vender sus productos a un precio más elevado (de modo que compense las mayores pérdidas futuras con más elevados beneficios presentes). En el primer caso (menor inversión) la oferta de su mercancía caerá, con lo que su precio subirá; y en el segundo, el precio por unidad directamente se incrementará (con lo cual, también venderá menos). Si, por el contrario, usted sabe que sí dispondrá de una estrategia de salida, sentirá cómo el riesgo de su inversión se reduce y se mostrará dispuesto o a invertir más (a producir más) o a vender más barato.

La normativa antitrust de la Comisión Europea, y más en concreto está sanción a los fabricantes de tubos de rayos catódicos, es una forma de cerrar la más razonable de las estrategias de salida: la cooperación entre todos los empresarios afectados por el declive de su sector para proceder a desinvertir de manera ordenada. Si la Comisión tiene éxito a la hora de proscribir estas prácticas, el futuro que nos espera es uno con menos innovación y precios más altos para los nuevos productos, por cuanto sus fabricantes tratarán de cubrirse del riesgo de su repentina obsolescencia (riesgo que, en sectores tecnológicos, es muy considerable) del modo ya analizado.

Al final, por tanto, se trata de escoger entre disfrutar de precios más bajos durante las fases de crecimiento-madurez del producto y de precios más altos durante las de declive, o de precios más altos durante las de crecimiento-madurez y de más bajos durante la de declive. ¿Qué es mejor? No existe una respuesta universalmente válida, aunque la preferencia temporal y el aprovechamiento de las economías de escala parecen sugerir la primera opción. Así, de hecho, lo han escogido (inconscientemente) los consumidores en la industria analizada (podrían haber comprado televisores caros durante las fases de crecimiento-madurez y baratos durante la de declive), pese a lo cual la Comisión castiga al sector con pauperizadoras sanciones milmillonarias para obligarle a ir en la otra indeseada dirección. En suma, pues, la legislación de defensa de la incompetencia se muestra fiel a sus orígenes: no es una normativa dirigida a proteger a los consumidores, sino a subvertir el éxito de las mejores compañías en privativo provecho de un mayor control político y del resto de ineficientes empresarios.

También te puede gustar

148 comments

  1. Espero sinceramente que este artículo no haya sido escrito por el Sr Rallo. Un pacto en precios sobre un producto atenta directamente contra la libertad de elección del consumidor atendiendo a un criterio de precios.

  2. Fenomenal, Rallo.

    Respuesta rápida a qwer.
    ¿Y la ley antitrust no atenta contra la libertad del empresario? ¿Qué prima aquí? ¿La libertad sobre los bienes que se poseen o la libertad sobre los bienes que no se poseen? Un poco de sentido común.

  3. qwer

    En un pacto de precios en libre mercado cuanto más se perjudique al consumidor mayor será el incentivo para un empresario de romper el pacto, reducir el precio, y obtener así grandes beneficios. En definitiva, un pacto de precios en libre mercado sólo se puede mantener si es beneficioso para los consumidores. Otro tema ya son los oligopolios mantenidos por el Estado, que pueden pactar precios sin miedo a nuevos competidores que no respeten el pacto.

  4. Señor Rallo en el post de la crisis de sobreproducción le puse un artículo de Rolando Astarita criticando la Ley de Say y hablando de la sobreproducción, .., se que es largo y usted está muy ocupado, .., pero estaría bien una réplica si lo estima oportuno.

    Gracias

  5. El Osito teddy

    Bueno, teniendo en cuenta las últimas teorías de la física cuántica que proponen que vivimos en un universo digital simulado, .., igual no es muy descabellado pensar que las matemáticas puedan explicarlo todo.

    A mi me parece más ridículo el basar la economía en sentimientos subjetivos como la utilidad.

  6. Claro Carlxito, a tí te va más basar la economía en hechos objetivos como el Robo al ciudadano para después obligarle a aceptar cosas que no quiere.

    Tú a lo tuyo.

  7. Carlx

    No sabia yo que mediante las matemáticas se puede describir si un individuo va a comprar chocolate siempre, nunca o tal vez.

    No sabía yo que se puede precisar mediante las matemáticas los deseos y los gustos de la gente que varían según la persona y según sus motivos, pues resulta que algunos dejan de fumar después de varios años, mientras que otros lo hacen toda la vida.

    Hablamos de lo que es ridículo?

  8. Carlx,

    Personalmente estoy bastante cansado de “la física cuántica dictamina que” y ala, argumento irrefutable. Es el típico lugar nebuloso al que van los que desean tener razón a toda costa.

    La barbaridad de Krugman no es más que otro desvarío determinista.

  9. Si he entendido bien el artículo, lo que estas compañías hacían era pactar unos precios artificialmente altos para absorver con ellos el coste de cambiar de tecnología (anticipando así el cambio a pantallas planas). No se está discutiendo si fué un precio muy alto o no, sino que se están transfiriendo costes de un producto a otro (un comprador de TV de tubo ha soportado el coste adicional del cambio de tecnología), lo que de paso ha impedido entrar en el mercado de las pantallas planas a otros competidores que, mejorando sus procesos productivos, podrían haber competido con estas marcar en precio si no hubiese existido dicho pacto.

  10. Qwer,

    ¿Por qué se impidió que otras compañías entraran en el mercado de las pantallas planas? Al contrario, si los miembros del cártel ponían precios artificialmente altos en las televisiones tradicionales, más fácil lo tenían para entrar en el mercado de las pantallas planas.

  11. MAF) cártel
    C) consumidor
    I1)capitalista-inversor
    E) Estado-oligarquía
    I2) otro capitalista-inversor

    I1 detecta MAF está aumentando los precios, dado C necesita el producto y no tiene alternativa (por ejemplo energía, seguros obligatorios,…), pues E dictamina solamente los de MAF pueden ofrecer el servicio. Ante ello I1 piensa si unirse a MAF y participar del expolio, o meter una fuerte inversión para competir con los elementos de MAF. Opta por la segunda,…

    MAF detecta la competencia de I1, y decide bajar los márgenes por debajo de coste y transfiriendo fondos desde otras divisiones (de la corporación*) con superávit para arruinar las previsiones de I1. I1 se arruina y MAF vuelve a las andadas. Visto lo cual I2 pasa de todo y no pone un solo céntimo por lo que pueda pasar,…

    A ver si nos aclaramos, una “persona” jurídica, esto es una entidad CREADA en base a las leyes del Estado debe estar sometida a ciertas reglas de transparencia, como un partido político o una ONG**, por aquello de dañar/conspirar contra terceros.
    Un Join Venture ES DISTINTO de un cártel.

    Seas un inmigrante o una gran-admirada y muy productiva “persona” jurídica (corporación) cuando operas/vives en un territorio lo primero que tienes que hacer es respetar la ley, ni más ni menos.

    Que la ley esté mal o bien es cosa distinta. Eso ya es del legislativo,…, y el legislativo sale del curiosamente del votante (el consumidor). El cual curiosamente vota ese “tan poco perjudicial” cártel político en España con siglas PP-PSOE, porque la ley está como está (voto útil),…

    *: la “institución“ más común,…

  12. Juan Ramón,

    El desarrollo y comercialización de una nueva tecnología siempre es mas caro y eso se traslada a cada unidad fabricada. Si parte de ese coste unitario lo trasladas al precio de la tecnología que se quedará obsoleta, estas impidiendo que un nuevo competidor entre en el mercado por precios y manipulando la información que los precios dan al consumidor. Eso como mínimo es una distorsión del libre mercado. Pero puedo estar equivocado…

  13. No, es que no lo trasladas. Lo que haces es reducir el riesgo de desarrollo de nuevas tecnologías al saber que cuando esa nueva tecnología se vuelva obsoleta podrás seguir rentabilizándola durante un tiempo.

  14. “una coordinación entre todos los proveedores para evitar que uno inundara el mercado en perjuicio de todos los demás. Repartirse un mercado saturado cuyas ventas van a decrecer año tras año es la manera más sensata de evitar una guerra civil donde todas las compañías salgan perdiendo”

    Aplicando, aplicando este principio llegamos a la economía de dirección centralizada. Solo que en vez del soviet supremo la organiza el empresario supremo, revestido de autoridad publica. Que es a lo que nos quieren llevar. Todo por evitar una “guerra civil” en el mercado, que hay que ver que palabras se usan en según que casos.

    ¿No será que pactaron para aumentar sus beneficios en perjuicio del consumidor? ¿No hacen eso nunca los empresarios? ¿No será que querían apurar al máximo los beneficios de una producción que se había quedado desfasada y que a su precio de mercado les resultaba poco rentable? ¿No será que si uno de esos empresarios ofrecía sus productos obsoletos al precio de mercado tendrían que hacerlo todos los demás? ¿No será que ese pacto retraso la producción con una nueva tecnología mas económica y mejor? Todo ello independientemente de que el caso sea un cartel de manual, que si los datos de Rallo son ciertos parece que no, al menos no de manual, como dice Almunia que nos va a secuestrar-rescatar.

    Hay un extraño liberalismo que hace un uso alternativo de las pasiones humanas para explicar la economía.

    Según este liberalismo el Estado tiene el vicio de derrochar recursos, crear estructuras innecesarias, de no reparar en costes puesto que no son suyos. Y los trabajadores tienen la tendencia a trabajar lo menos posible y acomodarse. Todo ello con gran perjuicio para todos. Tendencias que parece son ciertas y conocidas por todos. Esto es en buena medida el fundamento de este liberalismo.

    Según este liberalismo el empresario tiene la virtud de organizar la producción de la mejor manera posible porque en ello va su interés en competición con otros empresarios. Lo que es cierto. Lo que olvida siempre este extraño liberalismo es que el empresario tiene el vicio de ganar lo mas posible aprovechando su posición de poder con respecto al trabajador y al consumidor, pagando lo menos posible –incluso llegando a la esclavitud- y engañando al consumidor. Olvida también siempre que el empresario tiene el vicio de acordar con otros empresarios la manipulación del mercado en su propio beneficio y en perjuicio del trabajador. Vicios que no suele tener el Estado ni los trabajadores. Olvida también que el empresario tiene el vicio de aspirar al monopolio, expulsando con medios arteros a otros empresarios de la competencia, para al final sangrar al consumidor. Vicio que no tienen los trabajadores, ni el Estado, salvo caso de totalitarismo.

    Mas científico y provechoso seria que se tuvieran en cuenta todas las pasiones humanas, en vez de hacer un uso alternativo de ellas.

  15. @Pera
    No se trata de que unos sean virtuosos o viciosos en esto o aquello y los otros viceversa (pues de todo hay en cada posición)
    Se trata de que alla un sistema de control de la relación calidad/precio de lo ofrecido por parte de quien lo demanda. Un sistema en el que participen un número significativo de ciudadanos, votando frecuentemente favor o en contra de un bien o servicio concreto, experimentable y rechazable si no es satisfactorio.
    El modo mas justo y eficaz de alcanzar dicho sistema es el respeto por la libertad de elección y participación de dichos ciudadanos, tanto si son demandantes como si son ofertantes, ya sean miembros de un Estado o de un mercado.
    ¿Cómo es que piensas que el Estado puede medir el éxito de su oferta si tiene el privilegio de obligar coercitivamente al ciudadano a pagar por sus servicios, incluso si este no los disfruta, y le impide rechazarlo si no está satisfecho?. Si la cosa pinta mal, sólo tiene que subir impuestos.
    ¿Qué empresa tiene ese privilegio?…(las mafias y quienes se alían con el Estado protector que les acoje bajo el paraguas de su privilegio coercitivo)

  16. Krugmann dijo esto????: “Yo no crecí queriendo ser un individualista de mandíbula cuadrada o unirse a una misión heroica, crecí queriendo ser Hari Seldon, usando mi comprensión de las matemáticas de la conducta humana para salvar la civilización.”

    Dios nos asista. Acabáramos. Krugmann es el Asimov que terminó su serie de la Fundación queriendo convertir a todo hijo de chichirimundi en parte de una especie de conciencia colectiva en “comunión” con Gaia y la pachamama. Puaggg que asco me dió ver a Asimov reconvertido al comunismo verde sandía más cutre que uno pueda imaginar.

    Y estos taraos progres se toman tan en serio estas bobadas de novela barata que no les importaría aplicarlas, por la fuerza claro, y por el “bien supremo” de la Humanidad Toda.

    “individualistas de mandíbula cuadrada” Pero ¿de donde han caido estos tíos?
    Qué asco da todo.
    Al final van a tener razón los conspiranoicos. Pero la conspiración era solo dejar hacer a una banda de mamarrachos que no saben donde están pinaos.

  17. Jose, tu comentario sobre Krugman y Seldon no tiene ni pies ni cabeza. El sano individualismo de empresas como Google basa sus enormes beneficios precisamente en calcular matemáticamente -con una precisión que asustaría al propio Hari Seldon- la conducta de las masas. Te inquieta menos Google que Seldon, supongo, porque Google no dice hacerlo “para salvar la civilización”, sino para aumentar sus ganancias. Pues vaya tontería: buscar el interés propio a través del mercado es lo mismo que salvar la civilización (al menos para un auténtico liberal, título del que empiezo a dudar seas merecedor).

  18. Disculpe ud, Walra, el que no ha entendido nada es ud. Es evidente que no ha leido las Fundaciones de Asimov y no sabe de qué le estoy hablando, así que no mezcle churras con merinas ni me salga por peteneras.
    Para empezar odio los títulos y las etiquetas, y odio que me controlen, no sigo modas, me considero algo asocial y me gustan muy poco las masas y lo que opinen las masas. Me importan un huevo, de hecho.

  19. Jose dixit: “Odio los títulos y las etiquetas, y odio que me controlen, no sigo modas, me considero algo asocial y me gustan muy poco las masas y lo que opinen las masas. Me importan un huevo, de hecho.”
    Seguramente Google ya le ha asignado a usted la etiqueta de “persona que va de independiente” y es capaz de calcular el 95% (si no recuerdo mal la cifra) de sus compras anuales.
    Por otro lado y sin que sirva de precedente, voy a su ‘ad hominem’: he leído ‘Fundación’, ‘Fundación e Imperio’, ‘Segunda Fundación’ y ‘Los límites de la Fundación’. Juzgue usted si estoy autorizado a discutir sobre el particular.

  20. Pues parece que no está capacitado, a pesar de todo eso.
    La chorrada de Asimov aparece en “Fundación y Tierra”, así que ya sabe. Aplíquese más.

  21. Gaia aparece ya en ‘Los límites de la Fundación’.
    Lo importante: veo que sigue agarrado al ‘ad hominem’ y que del resto, ni hablar.

  22. Lamento no poder ofrecer la referencia, pues no la encuentro en la red. Leí hará un ano y medio un artículo en el periódico alemán ‘Die Zeit’. Un conglomerado de empresas en EEUU desarrolla software que permita, partiendo de un número asombrosamente reducido de parámetros (menos de 20) como edad, sexo o confesión, reproducir el comportamiento consumidor individual en un grado aterrador. Me parece mucho más salvaje que la psicohistoria de Seldon porque éste no aspiraba a predecir el comportamiento individual anual, tan sólo el colectivo en largos períodos de tiempo.
    Y la información necesaria para aplicar esos algoritmos la tienen empresas como Google.

  23. Yo sin ningún parametro se que la gran mayoría de la gente se compra un movil para llamar por teléfono, incluso puedo adivinar con cierta certeza el tipo de movil que puede tener uno dependiendo de lo que llama por telefono y el uso que hace de internet, hasta es posible que acierte la compañía

    Aterrador!

  24. Hay un parametro que es aún mejor se trata de preguntarle al tipo. ¿Qué es lo que quieres comprar?
    Al final se suele acertar lo que comprará.

  25. Vamos A Ver… El problema Freeman es pensar que las empresas nos conozcan hasta tal punto que puedan producir comportamientos individuales… pero mientras que no nos obliguen a comportarnos de una o de otra manera y nos quede la libertad de elegir sobre aquello que nos proponen gracias al conocimiento que ya tienen sobre nosotros… que no es mas que la satisfacción de nuestras necesidades pero dándonos la libertad de elegir lo que nos ofrecen, y así conseguir beneficios, o no y…. entonces elegir otros productos, otros servicios y “escapando” al sesudo análisis de Google.

    Lo verdaderamente aterrador no es que una empresa llegue a conocer al consumidor individuamente hasta ese punto. No Walrasiano, no. Lo verdaderamente aterrador es que eso lo pueda hacer el Estado, porque es el Estado el único que puede imponernos comportamientos, productos, servicios, maneras de pensar, aceptar su dominio sin posibilidad de escapar gracias a ese concomimiento. ERGO… si hay alguien hay quien hay que temer que obtenga esa capacidad de conocimiento es al Estado. Ergo…. lo que hay que hacer es eliminar del estado, desvestirlo de ese poder, de toda esa capacidad de análisis y de imposición.

    Ciertamente es una tarea con la que creo que Ud. colaborará activamente.

    ¿No es así?

  26. Bastiat

    Lo que quiero decir, es que no hay un modelo matemático capaz de predecir con exactitud que es lo que vas a comprar, a no ser que se lo digas tú.

    Si tu das cierta información sobre tus gustos y tus preferencias, se podrá montar algo que “adivine” en cierta forma lo que puedes comprar. Obvio al que le gustan los coches se compra un coche. Pero no se puede predecir que si un tío fuma habitualmente una cajetilla diaria, siga haciéndolo toda la vida o cambie a hacerlo una por semana o cambie de marca, o incluso después de fumar años y años deje de hacerlo en un día cualquiera de repente.

    Ahí es donde está el absurdo. Ahora, resulta que como a algunos esto no les gusta preferirían ponernos un chip en la cabeza.

  27. Es que es absurdo. Quizás volviendo a leerme me faltan algunas comas y algúna que otra ligazón…

    Lo que quería decirte es que lo que Walrasiano intenta hacer es prevenirnos sobre las empresas porque son muy malas…. Pero lo verdaderamente aterrador, incluso aunque no haya algoritmo matemático exacto, es que ese conocimiento pueda ser usado para imponernos la voluntad de la única institución que puede hacerlo de manera efectiva… El Estado…

    Siento que a veces escribo demasiado a impulsos….

  28. Estoy de acuerdo

    Es más proporcionar información voluntariamente a una empresa tiene su utilidad y es que proporciona la oportunidad de ofrecer unos productos que cubran mejor las necesidades del consumidor, o incluso la oportunidad de crear nuevos negocios. Y como bien dices nadie te obliga a comprarlos.

  29. Monsieur Bastiat:
    Relea por favor mi primer comentario (12 diciembre, 9:32) y comprobará que, como buen walrasiano, nada podría tener en contra de tales técnicas. Fue Jose quien puso el grito en el cielo por Asimov, Gaia y la psicohistoria.
    No me obligarán a comprar nada porque ya me obligo yo solito al ser de Montpellier, de padres sin estudios, con ingresos x, licenciado en y, con una mujer austríaca, etc. Parece mentira que -décadas después de que Bourdieu mostrara que no te gusta ‘Rhapsody in blue’ porque seas único o porque Gershwin lo haya compuesto para ti, sino porque te identificas con un grupo social determinado- aún pueda esto sorprender a alguien.
    Del mercado -como bien sugiere usted, Monsieur Bastiat- cabe afirmar lo que Bacon dijo de la naturaleza: ‘non nisi parendo vincitur’, i.e.: sólo obedecer/adaptarse al mercado permite triunfar en él.
    Pero hay que aceptar también el otro lado, para algunos menos agradable, de la metáfora: que los miembros del mercado somos tan autónomos como las partículas de la naturaleza. Es decir: los que componemos el mercado somos tan “nosotros mismos”, “tan libres” al comprar y vender como las moléculas de gas (algunas pueden tener comportamientos imprevisibles por breve tiempo, pero en general se imponen tendencias claramente determinables a las que todas, en mayor o menor medida, contribuyen).
    Resumiendo: el liberalismo no afirma otra libertad que la ausencia de coerción respecto a los demás; nada dice acerca de las identidades a las que voluntariamente nos sometemos nosotros mismos, cuyo campo de juego es el mercado y en cuyo correcto desciframiento consiste ser un empresario de éxito.

  30. Mister Freeman:
    Si hablé de terror y salvajismo lo hice para referirme al asco que el comportamiento colectivo en serie parece despertar en Jose. Quise mostrar que para encontrar un comportamiento colectivo en serie no hay que irse a las novelas de Asimov, de Orwell o de Solzhenitsyn, sino que basta pasarse por El Corte Inglés. Insisto: no soy yo quien critica el mercado, sino que son Jose, usted, Mister Freeman, y otros quienes parecen molestos con el mercado, aunque lo defiendan. Y es que quieren ser liberales pero confunden liberalismo con no sé qué Reino-de-la-Libertad-individual-absoluta-y-metafísica que nada tiene que ver con el mercado. Y tampoco digo, como afirma de mí Monsieur Bastiat, que las empresas “sean muy malas”. En mi primer comentario hablaba más bien del “sano individualismo de Google”. Yo apuntaba a lo previsible que es el mercado, y para mostrarlo ponía a Google, que se basa en prever comportamientos y vender esa información, como ejemplo extremo de empresario de éxito (en efecto: en tanto que suministrador de información para otros, Google es una suerte de meta-empresario). Y tampoco sobre esa previsibilidad digo que sea mala, sólo digo que es lo que hay.
    Por otro lado, eso de que la gente se compra móviles para hablar por teléfono y que según cuánto hablen elegirán una compañía u otra es tan ingenuo como decir que nos gusta la Coca-Cola porque nos quita estupendamente la sed. Cuando compras un iPhone y no un iRiver ante todo estás eligiendo pertenecer a un grupo social -hay varios: estudiantes molones, ejecutivos agresivos…- cuya identidad se configura parcialmente por el teléfono que usas. Identitarismos tan ridículos como el catalán o el español, sí. Pero insisto: no sé cómo puede esto, a estas alturas, sorprender a alguien.
    Y lo de preguntar al consumidor tampoco vale, Mister Freeman. Una cosa es lo que uno cree ser/comprar y otra lo que uno efectivamente es/compra. Otra muestra de lo poderoso que es el sometimiento a identidades, por más voluntario que sea (que ‘voluntario’ no significa lo mismo que ‘conscientemente asumido’ es otra dura verdad que doy por supuesta).

  31. Walrasiano

    Puede Google saber en que momento un individuo va a fumar o dejar de hacerlo, sin que dicho individuo se lo avise a Google directamente? Va a ser que NO ni la marca que fuma tampoco.

    Te lo pongo más facil un individuo que fuma y compra una cajetilla diaria puedes pensar con dicha información que mañana comprara una. Pero TACHAN ! resulta que de repente deja de comprar.

    Y vaya por dios Google no lo predice.

  32. No sé a que viene tanto “frikismo” intelectual, de tanto “freak-y”.

    A ver si nos damos cuenta, el liberalismo ni pincha ni corta nada en el mundo de hoy. Salvo las ya “presupuestas” (en occidente y asimilados) libertades civiles y similar, traídas del pasado.
    Deberían ustedes enfocar sus esfuerzos en convencer a conservadores y socialistas que son quienes parten el bacalao,…,

    Los partidarios de la libertad, en este país, no llenan un tren,…

  33. Vamos a ver. Evidentemente, se hacen estudios de mercado en los que las empresas estudian el comportamiento de un grupo más o menos grande de individuos y, a partir de eso, extrapolan los datos e intentan predecir el comportamiento del mercado general ante un estimulo u otro con un margen de error más o menos grande.

    Eso no es ninguna novedad

  34. Colapso.

    Tienes razón. Un problema de esta página es que a veces se cae en deliberaciones puristas en vez de cómo convenzer a los que cortan el bacalao. A mí por ejemplo no me gusta la falta de mano izuierda conque el doctor dice de sopetón que hay que recortar en sanidad y salud, porque la gente deja de escucharle. Eso mismo lo han dicho otros comentaristas aquí. Vaya esto simplemmente como crítica constructiva, para mejorar.

    Sobre lo dicho por walrasiano, es un comentario muy interesante que habría que trasladar a la entrada de la sobreproducción: esos algoritmos de mercado existen. La cuestión es hasta que punto son buenos en la práctica. Porque si lo fueran no habría sobreproducción de viviendas, por ejemplo, ya que nadie construiría viviendas que no se van a vender. Ni los bancos le prestarían dinero a gente que saben que no va a poder pagar. Es decir, el problema de la sobreproducción de productos que no se van a vender como factor determinante de las recesiones no existiría.

    Vaya esta observación simplemente como crítica constructiva al comentario de Walrasiano, que me parece muy bueno.

    Pero que debería contemplar eso también.

  35. Esta es la eterna discusión sobre qué hacer con los monopolios: si lo mejor es dejarlos, porque, si dan una buena calidad/precio, ¿para qué tocarlos?; y si dan una mala calidad precio, pronto serán substituidos por otro competidor.

    Los argumentos en favor de ambas visones ya se han dado aquí y muchos de ellos son analíticamente válidos. Yo solo quiero aportar el concepto de coherencia: lo que sea… pero siempre y para todos.

    Si los “carteles” que, por la razón que sea, fijan precios son perniciosos para el bien común y deben ser prohibidos, deberán serlo todos. También los “carteles” de ciudadanos/consumidores. Es decir: no habría lugar para sindicatos ni negociaciones colectivas, porque también sería una fijación de precios mínimos (sueldos) perniciosa para el bien común.

    Eso, por poner un ejemplo. También me vale la regulación que obligue a asumir unos costes de funcionamiento mínimos tan altos que dejen fuera a muchos poisbles emprendedores (como se les llama ahora).

    Y si los pactos para fijar precios (por parte de las empresas) y salarios (por parte de los trabajadores) son buenos porque la sociedad es como una gran familia que debe garantizar unos mínimos vitales, no entiendo cómo podemos tener un 25% de paro y otro 25% de subempleo.

    Sería interesante decantarse por un modelo -el que sea- y aplicarlo. Pero, me temo que las ideologías no son más que las justificaciones emocionales que la mayoría de la gente necesita para meterse en una mayoría, aprovechar el poder del grupo para machacar a los que no están en ningún grupo, y no tener que sentirse culpables por ello.

    Estar al palto y a las tajadas, que se ha dicho siempre.

  36. ¡Ah! Y, efectivamente, en Fundación y Tierra es donde Asimov nos aterroriza (a los liberales, claro) con esa epopeya de comunismo que es todo lo de Gaia.
    ¡Ufffff! Aún estoy temblando.

    Es curioso, porque los padres eran rusos, ¿no? Y tenía entendido que llegaron a América huyendo de la Revolución y la guerra civil rusa. Por eso me sorprendió tanto cuando lo leí.

    Luego, otros autores hicieron “precuelas” y secuelas. Yo había leído una de ellas, creo que “Fundación y caos”, donde en parte desmontaban la epopeya colectivista de “Fundación y Tierra”. Ya no me acuerdo mucho.

  37. A las empresas les importa un pimiento el gusto individual de José, .., lo que estudian por medio de los modelos matemáticos son los gustos sociales de las diferentes clases sociales para después crear mercancías que generen su propia demanda.

    Que no es exacto?, …, por supuesto, .., que cada día se acercan más a ello?, también.

    Y el mejor ejemplo actual es Apple, que creando nuevos bienes como los smartphones o los ipads han generado una demanda que antes no existía. A ver quien es el individuo libre y puro que iba por la calle pidiendo a gritos estos bienes hace 10 años.

    Que las empresas se equivocan en los tiempos o en los productos, .., por supuesto, .., como en los ejemplos de los videos Beta o 2000, .., de los Mac, …, de los minidics, .., de las agendas electrónicas, .., que siendo superiores tecnológicamente a sus rivales no triunfaron en el mercado por otras razones, pero que es la oferta la que crea su propia demanda y que las grandes multinacionales hacen estudios de mercado cada vez más fiables también.

    Como que estamos en una fase oligopolísta tendiendo al monopolio, donde el pez grande se come al chico en en pocos años la figura de los autónomos y las pymes van a ser muy difíciles de ver sustituidas por las franquicias monopolísticas, …., y si alguien no me cree que se de una vuelta por London, donde si quieres una medicina tienes que ir a Boots, donde si quieres un electrodoméstico tienes que ir a Argos, .., donde ya casi no existen boutiques de ropa sino grandes empresas que se reparten el mercado, …, etc, etc, …, porque sencillamente no hay más opciones.

    Capitalismo y libertad son un oximorón

  38. aversiahora

    No hay país en el mundo más colectivista que Suiza,…, uno de los paraísos terrenales para los liberales. Donde hasta el colectivo decide si puedes comprar una segunda vivienda o si se pueden poner minaretes en los templos.

    Sóis pura contradicción

  39. Colapso… si… Creo que ha habido un poco de Frikismo por parte de alguno de nosotros por aquí a cuenta de póngame unas dudas.

    El que seamos hasta cierto punto predecibles no es ni cosa buena ni cosa mala. La cuestión es si al final somos libres o no de seguir la moda o por el contrario podemos romperlas hasta que lo nuevo se vuelva moda… como lo de llevar los pantalones mas grandes o mal puestos que al final hay una casa que fabrica los llamados.. “antiform”.

    Siempre me ha resultado eso curioso.

    Walrasiano… Si, la libertad es la ausencia de coacción, pero el que al final unos sean del Madrid y otros del Atleti… es una forma voluntaria de sumisión a unos colores que tienen mucho mas que ver en las relaciones y reacciones que nos propone la vida cotidiana. Pero voluntaria.

    Pero tampoco me dice nada.

    Ni el purismo conceptual, me dice nada. La realidad está ahí fuera. Lo vemos todos los días. La cuestión no es llenar más de un tren sino asegurar que la gente no esté sometida a la voluntad de un poder omnímodo como es el Estado. Al fin y al cabo no es más que eso. No es fácil de lograr, claro, porque un resultando de lo dicha anteriormente es que cada uno es muy libre de someterme al ideal socialista… negar las evidencias, rezongar en su lodo intelectual y decir cosas como las que dicen algunos… Pero esa es la gracia de ser libres… que uno puede equivocarse.

    Ea, pues.

  40. Sean Bean

    Las ideas que propone Rallo nos llevan a un totalitarismo de las corporaciones. Pensar que el anarquismo es posible me parece muy ingenuo ateniéndonos a los datos históricos que tenemos.

    Por supuesto que yo defiendo los mayores grados de libertad individual posibles y el mayor control al poder por parte de los ciudadanos, y eso sólo se consigue por medio de la democracia, que aunque también tiene sus problemas creo que es lo mejor hasta la fecha.

    Si ya nos resulta muy dificil controlar al poder siendo nosotros los que elegimos a una de sus patas, .., si eliminamos esta pata y sólo dejamos las de las corporaciones, .., ¿como vamos a controlar ese poder?

    ¿O es que a estas alturas todavía hay algún ingenuo que piensa que el egoísmo personal, el egoísmo empresarial es beneficioso para la humanidad per se?, .., o se cree la mano invisible de un mercado que está controlado por cada vez menos y poderosas grandes corporaciones que en los últimos años ya tienen el poder de marcar las políticas a seguir a los ciudadanos.

    ¿Alguien cree que un modelo donde empresas privadas sufragan las campañas electorales de los candidatos es democrático, alguien cree que esas empresas tiran el dinero o que son Maria Teresa de Calcuta?. No señores, lo hacen para sus propios intereses y en realidad son los que marcan las políticas a seguir, .., “el que paga manda”.

    Los concejos de administración son las antiguas coronas, ., los políticos su nobleza a sueldo que tienen el monopolio de la violencia, los medios de comunicación sus relaciones públicas y los economistas liberales sus predicadores. Advirtiéndonos de que o se sigue su pensamiento único o nos iremos al infierno.

    Esto no es más que lo que pasó siempre en la historia de la humanidad, una lucha de clases donde la ideología dominante es la de los que tienen el poder, .., hasta que por las razones que sean hay una revolución violenta que momentaneamente cambia las reglas del juego, …, para volver a lo mismo.

  41. Aversiahora… otro offtopic… No…., otro apunte fuera de tema… (es que acabo de leer un artículo sobre el mal uso de los anglicismos y tienen razón)

    No creo que la Fundación sea una epopeya comunista, sino que usando lo que Walrasiano dice, que creo que sí es cierto, trata de encontrar una línea de guía, una especie de salvaguarda para la humanidad de manera que se logre ser bien gestionada. Pero no desde la dictadura, sino del manejo. Que no es que sea mejor o pero que al final fracasa porque no puede mas que reconocer que para que algo así funcione tiene que haber un líder eterno, o casi eterno, que gracias a mantener impoluta la conciencia original para la que fue creado, R.daneel, mantener viva una sociedad humana sostenible….

    Es decir, acaba necesitando a Dios.

  42. Carlx.

    Decir que las ideas de Rallo nos llevan al totalitarismo me parece que no concuerda con los datos históricos que tenemos. ¿Puede Vd. Poner un solo ejemplo histórico concreto de totalitarismo en el que el tamaño del estado haya sido el mínimo que defienden los liberales de esta página?

    Si puede, lo tiene Vd. Fácil: hágalo.

    Si no puede, admita Vd. que sus afirmaciones no resisten un debate serio y pasemos a oto punto.

    Si existe un mercado oligopólico eso se combate de un solo modo: abogando por un mercado más competitivo. (Existe un debate muy interesante entre Galbraith y Friedman en que el último demuestra con modelos matemáticos que los temores de Galbraith de que las grandes empresas dominen totalmente al mercado es falso. Si le interesa puede Vd. buscarlo. No pongo el link porque lo leí hace tiempo, y no recuerdo dónde, pero si lo busca Vd. lo encontrará: allí se dan muchos detalles al respecto) .

    Si puede usted linkear un solo artículo del Sr Rallo donde abogue CONTRA un mercado más competitivo lo tiene Vd. Fácil: póngalo.

    Si no puede, admita Vd. que sus afirmaciones no resisten un debate serio y pasemos a otro punto.

    Por la misma regla de tres, si el hecho de que las empresas apoyen a los candidatos que les dan mayores privilegios es una amenaza a la libertad…entonces el hecho de que los ciudadanos voten al candidato que les da mayores privilegios es también una amenaza a la libertad, lo cuál es absurdo. Todo el mundo vota pensando en sus propios intereses y en eso consiste precisamente la democracia. Claro que en todas las civilizaciones los distintos grupos sociales han intentado influir en el estado para su provecho personal. Eso pasa en las sociedades libres y en las totalitarias por igual. La diferencia es que en las sociedades libres el estado esta más limitado en su poder coercitivo sobre el individuo, y el mercado esta menos dominado por los monopolios.

    Si puede usted poner un solo ejemplo en el que la combinación de un estado tan limitado en sus poderes y un mercado tan competitivo como el que proponen los liberales de esta página sea totalitario lo tiene Vd. Fácil: póngalo.

    Si no puede, admita Vd. que sus afirmaciones no resisten un debate serio y pasemos al siguiente punto.

    PD. No sé si Vd. se haya enterado, pero esta página nos sirve a todos los que no sabemos lo bastante de economía para aprender más de lo que sabíamos antes de entrar. No para los que parten de un presupuesto previo. También me gustaría recordarle que las discusiones no sirven para convencer al contrario, que generalmente ya tiene su propia “verdad” antes de venir aquí y esas “verdades” no tiemblan por los argumentos y ni siquiera por los hechos (a menos quizá, que sean vividos en carne propia). En cambio este tipo de debates en blogs sí sirven para aumentar el conocimiento. Sobre todo de los mirones interesados como yo. Y de los propios participantes si tienen la categoría de saber escuchar y ver si su propio punto de vista al ser contrastado con el de los demás funciona, o por el contrario cojea y debe ser mejorado, o si puede ser mejorado incluso si no cojea. Para que eso ocurra hay formalismos que deben ser cumplidos que deben ser observados pero que a menudo son obviados a favor de la (mucho más divertida) gresca. No todo lo que ha dicho Vd es irrelevante: el arte del buen polemista es mezclar cosas que vienen a cuento y cosas que no, porque si no la gente no pica. Si quiere Vd organizar un torneo le aconsejo que lo haga en otra parte y no abusando del hilo puesto por el Sr. Rallo. (Esa formalidad que a Vd. tanto le cuesta). Parece Vd. querer conseguir que se debata de demasiadas otras cosas que no tienen relación con la entrada. Con lo que se consigue que no nos enteremos tanto de lo que quiere decir el propio Rallo. Eso nos llevaría a todos los lectores de esta página a convertirnos en expertos en su punto de vista de Vd. Pero no hemos entrado aquí para eso.

    Un saludo.

  43. La realidad desmiente la idea del “totalitarismo de las corporaciones”: baste recordar que Microsoft parecía invencible hace apenas 12 años, y Nokia producía casi la mitad de todos los teléfonos moviles hace 8 años. Claro que en otros sectores es más difícil mover a los actores principales: Lockheed Martin o Goldman Sachs difícilmente podrían ser barridos por la competencia teniendo en cuenta la profundidad de sus conexiones políticas.

  44. Sean Bean:

    A propósito de su comentario aludiendo a la influencia de las empresas en el proceso democrático, Bastiat en “La Ley” dedica varios párrafos a ilustrar cómo la democracia pierde importancia en la medida en que el Estado se hace más limitado, porque cuando un Estado no tiene el poder (legal o factual) para beneficiar a unos grupos en perjuicio de otros, la elección de los gobernantes pierde importancia.

  45. ¿Que cómo vamos a poder controlar el poder de las corporaciones? Es más fácil controlarlas a ellas que a los gobiernos. Una corporación no te obliga a comprar sus productos, dependen en todo momento de sus clientes y sus gustos. Mientras que con un gobierno tú no puedes ejercer tu soberanía, al menos durante 4 años. Mientras tanto, te obligan a comprarles sus productos sí o sí lo hagan bien o lo hagan mal.

  46. Lo cortés no quita lo valiente y a pesar de mi respeto a Rallo creo que se ha radicalizado mucho en los últimos meses y que lo que propone no nos lleva a donde el cree, sino al totalitarismo.

    Sean Bean, ejemplos de esto, pues ahora mismo en Europa todos los PIIGS claramente, hemos perdido toda la soberanía y los que nos marcan las políticas a seguir son organizaciones supranacionales no democráticas como la troika que trabajan directamente para el poder económico.

    Está claro que les dimos demasiado poder a los políticos, pero la solución no pasa por dárselo ahora a los consejos de administración, sino por recuperar la soberanía civil y la democracia, que no siendo perfecta me parece el mejor modelo hasta la fecha, y también me parece incompatible con las ideas políticas de la escuela austriaca.

    En cuanto a los oligopolios y monopolios, el otro tema del que habla Rallo en su artículo pues sólo hace falta mirar alrededor, repito. Si empresas como Microsoft, Apple, Samsung, Google, …, etc, con esas cuotas de mercado que tienen no tienden al monopolio no se que es lo que entendéis por ello.

  47. Carlx te estás pillando los deditos:

    Precisamente Microsoft es un ejemplo de empresa monopolística en horas bajas, debido al pogreso, que se abre camino a su paso. Cada vez son más las personas que optan por software libre para sus negocios porque ofrecen sistemas operativos y aplicaciones más eficientes y sobre todo: porque no hace falta cometer una ilegalidad usándolos.

    Antes si una empresa optaba por software microsoft, tenía que pagar la correspondiente licencia del producto y un mantenimiento de dicho software privativo, que solo podía ser administrado por técnicos autorizados de dicha compañía. Además, las exigencias técnicas de dicho software obligaban al empresario a comprar un equipo mucho más caro, con altas prestaciones, para realizar trabajos meramente rutinarios.

    Ahora, una empresa mediante software libre, puede gestionar su sistema operativo, sus redes y sus aplicaciones, por medio de sus mismos empleados que los desarrollan, sin costo adicional alguno. Además las exigencias técnicas de dicho software son menores (principalmente porque no se fabrican virus para comercializar antivirus para esos SOs), lo que repercute en una inversión menor en equipos informáticos (una persona que acaba de comprarse un ordenador nuevo de fábrica por 200 € puede utilizar un SO libre, pero dudo mucho que pueda utilizar la última versión de windows, que a su vez, es un SO más limitado que el libre).

    Ejemplos de software libre: Linux, Debian, Drupal…

  48. @dave

    Una corporación es una asociacion de personas con un fin, esta escrito como es obvio.
    Lo que se puede ignorar es las corporaciones, entre las cuales podemos incluir perfectamente el Estado, modifican el entorno y concentran el poder.

    Y al igual que un “ejecutivo” se llame dictador1 o dictador2 es indiferente.
    Lo que marca la diferencia es que hace el ejecutivo.

    Y respeto al tamaño del Estado, aunque a mayor tamaño de Estado mayor posibilidad de coacción, no este grado determinante del ímpetu totalitario.
    Por ejemplo el gobierno de Franco era sustancialmente mas reducido que el de ahora.

    Las corporaciones no votan, si no votan, por que deberían participar en política. Que los capitalistas quiten el dinero de la corporación y lo “inviertan” individualmente,…

    Por otra parte si seguimos el capital de las corporaciones vemos se concentra en unos pocos consejos con mucho poder. No usan ese poder, poder del dinero, para influir en el ejecutivo, no me lo creo.

    El visión de la libertad yo “profeso” trata de limitar el poder, no solo en el Estado. Si no en en cualquier entidad/organizacion trate de imponer una forma de totalitarismo.

    Por cierto, y esos tan precisos estudios, tienen previsto que el corrector ortográfico de esta tablet es una autentica patata,…

  49. Mister Freeman:
    Si usted deja de fumar estará respondiendo voluntariamente a alguna, o a todas, esas campanas publicitarias (quitsmokingwithbarca es la última) que le animan a ello. Comprar (o no comprar) es seguir tendencias de mercado, y no realizarse como persona libre. No se lo tome usted como algo personal. Insisto: el libre mercado nada tiene que ver con la libertad transcendental kantiana, sino con lo que Kant llamaba libertad exterior (no coacción por parte de otros). Ustedes quieren mercado libre (i.e. que las empresas disenen tendencias que los consumidores quieran seguir) y al mismo tiempo les molesta seguir tendencias. Para ser libre en un sentido transcendental, si es lo que quieren, me temo que van a tener que hacer algo más que ir a El Corte Inglés estas navidades. Así que no se rían tanto de Gaia y Asimov (que es por donde empezó la discusión), o si lo hacen, sepan que se están riendo de sí mismos (algo, por otra parte, muy saludable).

    Sean Bean:
    Los mercadotécnicos, al menos por el momento, no se ocupan de macroeconomía dinámica, luego no prevén recesiones ni las consiguientes contracciones del consumo. Ellos emplean matemáticas complejas para reproducir conductas de consumo, nada más (y nada menos). Para lo otro es mejor una buena teoría de los ciclos económicos.

  50. PabloS

    Si, es cierto que Microsoft perdió cuota de mercado, .., del 95% de cuota de mercado hace 10 años, .., o sea monopolio absoluto pasó al 70% en 2010 y ahora será menor.

    Se quedaron fuera del mercado de los smartphones que ahora es prácticamente un duopolio Samsumg-Apple en cuanto a hardware y un duopolio claro Apple-Google en cuanto a software.

    Repito, vengo de un pueblo pequeño donde todavía quedan algunas pymes, algunos autónomos, pequeños comerciantes y me encuentro en Londres con sólo una franquicia farmaceútica, con sólo dos, 3 empresas de alimentación, con sólo una empresa de electrodomésticos, .., con casi toda la moda franquiciada y sólo algunas boutiques de lujo, …, etc, etc.
    En la energía, en los automóviles, en la aviación, en la industria militar, .., en todo la tendencia es hacia el oligopolio en el mejor de los casos, o hacia el monopolio. Hasta en el sector financiero.

    Más allá de teorías yo eso es lo que veo a mi alrededor y no parece concordar mucho con la idea de mercados libres.

  51. colapso

    Suscribo punto por punto tu comentario, Singapur es un estado muy pequeño y sin embargo totalitario, Noruega tiene un estado muy grande y hay muchas más libertades civiles y por supuesto democracia.

    La clave creo que está en lo que tu comentas, en el control del poder por los ciudadanos, acabar con la política o ponerla a las órdenes de las corporaciones como está ocurriendo en Europa y EEUU nos lleva al autoritarismo y al totalitarismo.
    Lo mismo que conceder demasiado poder a los políticos.

    Y en cuanto a la libertad pues lo mismo, ¿de que libertad hablamos?, de la positiva, de la negativa?, …., de la libertad como ausencia de coacción, de la libertad para que todos los individuos puedan desarrollarse.

    Da gusto leer a liberales con sentido común, críticos y que entran en profundidad en los temas como tú. Que no se limitan a repetir como loros las consignas de sus gurús intelectuales sin mirar a su alrededor.

  52. Las tendencias oligopolísticas o monopolísticas sólo son perjudiciales para el consumidor en el caso de que no exista libertad para consumir los productos de nuestra preferencia, o si, por otro lado, no existe libertad de empresa.

    Los oligopolios no son el problema, ni tampoco los monopolios. El problema es la falta de libertad de empresa y la falta de libertad de consumo, debido al intervencionismo estatal y a la publificación empresarial. El problema es que los monopolios son monopolios y los oligopolios son oligopolios debido a el apoyo que los Estados les ofrecen por vía normativa. Eso, señor Carlx, se llama corportativismo, no capitalismo, ni libre mercado (en algo sí estoy de acuerdo con usted: en que el mercado no es libre).

    Pero no podemos decir que los mercados monopolísticos “per se” son perjudiciales para el consumidor, porque en todo mercado libre hay una situación inicial de monopolio, de una idea o de un proceso de produccion, o de una VENTAJA COMPETITIVA. El problema es que, en la situación actual, cuando la ventaja competitiva desaparece, los gobiernos meten mano para maquillar la situación de ciertas empresas, y crean ventajas competitivas nuevas: los dineros del contribuyente, subvenciones. (véase Montoro y sus amigos de las renovables).

    Por eso, en un mercado con mayor competencia, las situaciones de monopolio se suceden de manera más rápida, porque el empresario no puede dormirse en los laureles confiando en su VENTAJA COMPETITIVA, sino ir abriendo nuevos mercados, y buscar nuevas formas de negocio (investigador de mercados). En un mercado con mayor competencia se premia el ingenio, no se subvenciona la mediocridad.

  53. Walrasiano

    Yo no discuto que las campañas publicitarias puedan influir a la gente, lo que discuto son los absolutos, algunos hacen caso a la campañas y otros no, pero va a ser que basicamente las decisiones las toma usted por si mismo. Curiosamente hay gente que no bebe cocacola ni come chocolate.

    Y como ya le comente Google no puede predecir con exactitud el comportamiento de un individuo a lo largo de su vida, salvo que ha dicho individuo lo aten en una silla.

  54. Y cuando digo que hay gente que no bebe cocacola me refiero a que no les gusta simplemente, por si acaso se le ocurre sacar algun problema de salud

  55. Siempre que se crea algo nuevo no disponible hasta entonces en el mercado se parte de un monopolio que con el tiempo desaparece debido a que otros competidores surgen basandose en la misma idea.

    Esto ha ocurrido desde el primer hombre que descubrio el fuego y pronto fué imitado por otros.

    Por lo tanto el camino natural dentro de un mercado libre, es y siempre ha sido la desaparición del monopolio y no al revés

  56. Por cierto Walrasiano

    Imagino que no creerá que si usted monta un negocio, por el hecho de poner un anuncio en tv ya va a tener éxito.

  57. Freeman

    Es que a google no le interesa lo que hace un individuo a lo largo de su vida, .., sino las tendencias de las sociedades de individuos.

    Ay, el individualismo metodológico ¡¡

    El comportamiento de las partículas cuánticas es inexplicable hasta el momento, eso no quiere decir que no podamos hacer leyes macroscópicas basadas en las matemáticas y la física.
    Lo mismo pasa con las ciencias sociales siempre que aspiren a ser ciencias y no simplemente ideología.

    Entre el blanco y el negro, entre que todo sea explicable a través de las matemáticas o que sea imposible aplicar a la economía los datos empíricos, históricos, la estadística, …., etc, …, hay muchos grises.

    Yo soy de los que pienso que es la oferta la que crea la demanda, en el caso de un sector relativamente nuevo como el software quizás no tenemos la perspectiva histórica para hablar de ello, pero en otros sectores como la energía, el automóvil, el téxtil, el industrial si que parece que se tiende al oligopolio y que el pez grande se come al chico.

  58. Carlx majete son las personas las que toman decisiones, si no puedes predecir ni si quiera el comportamiento de una sola menos aún el de un grupo.

  59. La trika nunca hubiero impuesto a ningún gobernante si los políticos hubieran hecho algo muy sencillo: invertir el dinero de la deuda en cosas que les generaran riqueza suficiente para pagar la deuda más el intéres. No lo hicieron y pasó lo que pasó. Yo no derramo ni una lágrima por el capo di ttuti capo Berlusconi y si los alemanes nos dijeran: “No les prestamos ni un euro a los españoles mientras ese payaso de Rajoy dirija el cotarro allí” no les llamaría tontos…es su dinero. La troika sólo es una medida para que gobernantes ladronazos que mintieron en todas las oportunidades que tuvieron dejen el poder. De todos modos la troika es un elemento POLITICO compuesto por políticos, no por corporaciones. Lo vergonzonso es que a esos políticos ladrones no los haya destituido y juzgado la proopia democracia.

    En cuanto a Microsoft & boys: les da igual que Grecia pague sus deudas o no.

    Te has escaqueado muy bien a las preguntas de Sean Bean: si no puedes poner un sólo ejemplo histórico concreto de un estado sometido a los limitantes y contrapesos que predica el liberalismo estas haciendo una afirmación puramente ideológica al decir que tiende al totalitarismo. Es una afirmación puramente emocional motivo de tu ideología antiliberal. Pero no tiene un sólo ejemplo histórico concreto que lo avale. Así es imposible tener un debate serio. Tampoco puedes poner un solo ejemplo histórico concreto de totalitarismo empresarial. Eso no existe ni ha existido jamás.

    También te has escaqueado a la pregunta dos: ni puedes poner un sólo ejemplo histórico concreto de monopolios en un mercado competitivo, ni puedes poner un sólo arículo concreto donde Rallo abogue contra la libre competencia. Y asi no se puede tener un debate serio.

    Tampoco has demostrado cómo es posible que una combinación de estado sometido a los contrapesos y limitantes que proponen los liberales y un mercado competitivo como el que propone Rallo haya podido imponer un régimen totalitario. Y así no se puede tener un debate serio.

    Y así una vez y otra, y otra más… hasta el infinito.

    Siempre es lo mismo.

    Ni pones ejemplos concretos que avalen tus afirmaciones más allá de la pura ideología ni tienes la honestidad intelecutal de admitir que no puedes ponerlos.

    Sólo te escaqueas y cambias de tema.

    No respondes lo que te están preguntando.

  60. Walrasiano.

    Muy buena tu respuesta. Pero no hay que olvidar que aunque los mercadotécnicos no se ocupen de economía dinámica de momento, el hecho es que se construyeron muchas viviendas que luego no se pudieron vender y los bancos se equivocaron en sus estudios de mercadotecnia al prestarle dinero a personas que luego no pudieron pagar. O sea, que los estudios de mercado tienen sus límites.

  61. Colapso.

    Efectivamente el tamaño del estado no lo es todo. También los límites que le impone a su capacidad de acción represiva el estado de derecho y las leyes. Un estado liberal no es sólo pequeño: esta limitado en sus poderes de coacción. Como decía Ayn Rand: Para que el ciudadano sea realmente libre hace falta que el estado NO lo sea.

    El liberalismo no solo predica un estado pequeño: también quiere un estado limitado en sus poderes represivos.

  62. “Tampoco puedes poner un solo ejemplo histórico concreto de totalitarismo empresarial. Eso no existe ni ha existido jamás.”

    Eso no te lo va a responder Roxana.

    Se va a hacer el distraído fingiendo que no lo leyó.

    No te va a dar jamás una respuesta.

    Jamás.

    Júralo por el santo que tú quieras.

    Por supuesto, intentar debatir acerca de algo que no sólo no existe y sino que además no ha existido jamás es una postura puramente ideológica, sobre la cuál es imposible tener un debate serio.

    Pero no esperes que lo admita.

    Se va a hacer el bobo fingiendo que no leyó y saltará a cualquier otro tema.

    No te va a dar ninguna respuesta.

    Jamás.

    Sólo va a ignorarte.

    O copiará y pegara algún texto marxista para llenar de palabras su post (amontonar palabras sin ton ni son no es dar una respuesta) y esperará a que los demás le sigan el juego intentando rebatirle el palabrerío marxista copiado y pegado para así disimular que es él el que no puede darte ninguna respuesta. Lo malo es que le seguirán el juego, en vez de presionarle y decirle: “No te escaquees, majo: contesta”.

    Y así una vez y otra, y otra más…

    @Daniel: ¿Entiendes ahora? No es que veamos aquí a Carlxel como un enemigo. Es simplemente, que nadie se lo toma en serio.

  63. Sobre Asimov pues yo empecé a leer ciencia ficción con su trilogía de las fundaciones. Acabo de terminar Los límites de la Fundación. Y no veo nada antiliberal en el tema. Asimov parte de la creación de un método matemático/psicológico perfecto para predecir la acción humana y dirigirla. Es decir que si eso realmente existiera todas las objeciones de Hayek en Camino de Servidumbre y La Fatal Arrogancia quedan rebatidas. Por lo tanto para aplicarlo sólo hace falta una cosa muy sencilla: llamar a Hari Seldon.

    Por supuesto yo le diría a Krugman que querer ser Hari Seldon no es serlo. Yo quiero jugar como Cruyff y no puedo ni ganarle una partida a mis amigos con el playstation.

    Según dicen algunos biográfos Asimov concibió la Fundación como un remedo del pueblo elegido del antiguo testamento (Era judío y no olvidemos que eso podría haber condicionado algo su pensamiento según ellos). Dirigido por Dios para cumplir una misión que no es ya de este mundo y que sólo Dios conoce. Pero reemplazando a Dios por la psicohistoria. (en Fundación e imperio el enfrentamiento entre la Fundación y Bel Riouse recuerda a la lucha de los romanos contra los judíos. Por lo demás Bel Rouse es casi un anagrama de Belisario, el brillante e incomprendido general de Justiniano).

    La realidad es un poco más prosaica: Asimov (según él) se inventó los relatos como se inventaba todo: simplemente se le ocurría sin más. No se tomaba muy en serio la cosa, y de hecho concibió la serie como un conjunto de relatos sueltos que fue uniendo según se le fueron ocurriendo. Nada más. Escribió Los límites de la Fundación sólo porque los editores le pusieron tantos billetes sobre la mesa que puso manos a la obra. Para entonces hacía tanto tiempo que había terminado Segunda Fundación que tuvo que comprar uno de sus propios libros para refrescar la memoria y coger el hilo de donde había terminado todo, porque ya ni se acordaba.

    El mismo dice que más de una vez se llevó las manos a la cabeza al releerlo todo tantos años después y se dijo para sus adentros: “Pero cómo pude haber puesto yo esto así, Dios mío”.

  64. Ayn Rand “diga” lo que quiera, pero un Estado tiene forma de corporación,…, y, por lo tanto, no le es aplicable el concepto: libertad.

    Por otra parte, eso del “Estado no libre”, ¿a quien debería estar sometido?
    O, por su parte, ¿debe cumplir los fines para los cuales se ha CONSTITUIDO?
    Como una corporación honesta, no mete la nariz donde no debe.

    Lo repito, igual no se entiende:
    Un grupo de personas NO es asimilable a una persona.

  65. Walrasiano… la filosofía sobre la libertad se aplica básicamente a la acción exterior del individuo. El que en nuestro fuero interno individualmente podamos estar influidos por modas, nuestros padres, la religión de nuestros abuelos o el odio a la religión de nuestros abuelos no es mas que el resultado de las múltiples interacciones que todo individuo como ser social que es tiene a lo largo de su vida y que moldean su actuar. Pero el suyo y el de ningún otro.

    Puede que haya alguna manera de mas o menos adivinar en algunos casos una tendencia de comportamiento de masas, y, a lo sumo, en algún caso, de alguna manera lograr adivinar qué cosas desea comprar tal o cual persona…. pero sólo en alguna rara ocasión.

    Somos libres tanto en cuanto no estamos sometidos a coacción activa. La invitación a comprarme una casa con una hipoteca del 110% del ya sobre valorado valor de tasación no se hace contra mi libertad, si a caso, abusando de mi estulticia.

    El hecho de que en este país las leyes inmobiliarias estén pensadas para garantizar las hipotecas mas allá de la resolución de las mismas con la entrega de llaves, dación en pago, tiene dos razones, la primera el que las garantías sean superiores y como consecuencia de ello que los intereses hipotecarios sean mas bajos que en nuestro entorno. ¿Eso nos ha llevado a la sobre producción de viviendas? Puede ser, pero lo fundamental ha sido la manipulación del mercado de la moneda por parte de los Bancos centrales. Si los mercadotécnicos hubiesen estudiado mas a los austriacos…. lo mismo habrían parado antes los deseos de los banqueros y los bancarios, para llevarse comisiones, de colocar hipotecas por encima del umbral de prudencia que todo banco debería de tener grabado a fuego en el frontispicio de cada ventanilla.

    De ahí me lleva un poco a sufrir una pequeña decepción en cuanto al descubrir, tarde, que Asimov no pretendía en realidad nada con sus libros. Y por otro lado seguir admirando a un tío que tenía una cabeza privilegiada para imaginar mundos y situaciones futuras con el simpe hecho de ponerse delante de n papel…

    Con lo cual no es que me ría de mi mismo. Sino que añore los tiempos en que leía más a Asimov y que, a diferencia de ahora, no lo hice con el manual del buen liberal en la mesilla de noche.

  66. Un estado “No libre” debe estar sometido a los límites del derecho. El estado no es libre para oprimir a quién le de la gana como le de la gana. Ni para favorecer arbitrariamente a quién prefiera. La ley debe ser siempre su límite. El estado franquista no estaba sometido a los límites del derecho. Por eso era una dictadura. No necesitaba ser muy grande para oprimir, le bastaba con no tener límites en su poder coercitivo, ni dar cuenta de sus actos en elecciones libres ni ante un poder judicial independiente.

    Las monarquías absolutistas (“El estado soy yo” de Luis XIV) eran un ejemplo de estado libre para hacer lo que quisiera sin límites. Los resultados de esa libertad del estado todos los conocemos.

    Que el estado tenga forma hasta cierto punto de corporación no le impide velar por la defensa de sus ciudadanos y por un sistema judicial y legislativo justo que garantice los derechos del individuo. Esa DEBERÍA ser su función. Por desgracia, a menudo se limita a servir de brazo armado de los privilegiados. Y lo hace precisamente porque no esta sometido a los límites de la ley. Entonces es cuando se convierte en factor de opresión. Es cuando el estado no tiene los límites que el liberalismo ha querido siempre imponerle que se convierte en un factor de opresión.

    “Un grupo de personas no es asimilable a una persona”. Dices tú Colapso.

    Pues eso mismo decía Rand: “”El público”, “el interés público”,
    “el servicio del pueblo” son los medios, las herramientas, los péndulos
    oscilantes de la autohipnosis de los que codician el poder.
    Dado que no existe una entidad tal como “el público”, dado
    que éste no es sino una cantidad de individuos, todo conflicto presunto
    o implícito entre el “interés público” y los intereses privados
    significa que deberán sacrificarse los intereses de ciertos hombres en
    favor de los intereses y los deseos de otros.
    Puesto que el concepto es tan convenientemente indefinible, su
    uso depende sólo de la habilidad de una pandilla que proclama: “El
    público soy yo” y sostener esa aseveración con el uso de la fuerza.
    Ninguna afirmación de esa índole ha podido, ni puede, sustentarse
    sin la ayuda de un arma, es decir, sin usar la fuerza física.
    Por otra parte, sin esa aseveración los criminales permanecerían
    en el lugar al que pertenecen: el bajo mundo, y no podrían
    alcanzar los estratos de los consejos de Estado para regir los destinos de las naciones”.

    Y continúa: “Un grupo, como tal, no tiene derechos. Un hombre no puede adquirir nuevos derechos por el hecho de unirse a un grupo, ni pierde por ello los derechos que de por sí son suyos. El principio de los derechos del individuo es la única base moral de todos los grupos o
    asociaciones. Cualquier grupo que no reconozca este principio no es una
    asociación, sino una pandilla o una turba. Toda doctrina de actividades grupales que desconozca los derechos del individuo es una doctrina de la ley de la turba o del linchamiento legalizado. La noción de los “derechos colectivos” (la cual sostiene que los derechos pertenecen a grupos, y no a individuos) significa que los “derechos” pertenecen a algunos hombres, pero no a otros; que algunos hombres tienen el “derecho” de disponer de otros como les plazca, y que el criterio para esa posición tan privilegiada consiste en la superioridad numérica. Nada podrá jamás justificar o dar validez a una doctrina semejante y nunca hubo nada que la justificara”.

  67. @Bastiat: No creas, Asimov era un buen artista y un científico también en la vida real. De todos modos como decía Mario Vargas Llosa: las utopías están muy bien en la fantasía y el arte. Son peligrosas en la realidad.

  68. Roxana

    1º ¿Tu votaste a alguien de la Troika para que te impongan las políticas a seguir?. ¿Quienes son y para quien trabajan?. Los puedes llamar ejecutivos, tecnócratas y puedes decir que hacen política económica,.., toda la economía es política, ., pero desde luego no puedes decir que fueron elegidos democraticamente, .., por tanto vivimos en un totalitarismo.

    Es sencillo no?

    En cuanto a la corrupción y a la mala gestión de muchos políticos estoy de acuerdo, y también en que hay que exigir responsabilidades civiles y penales, igual que al resto de la población, pero esto no tiene nada que ver con lo que estamos hablando y estás haciendo demagogia. A ver si ahora todos los ejecutivos de las empresas privadas son buenos gestores y honestos, ., anda ya ¡¡

    2º Un estado ejemplo para Rallo y totalitario, Singapur. Otro caso de totalitarismo lo que está pasando en Europa como tú misma describiste, .., ¿quieres que siga?. A eso es a donde nos lleva la pérdida de soberanía civil y por tanto la sumisión de la política al poder económico.

    3º Posiblemente sea tan o más liberal que tu en todos los sentidos menos en el económico que defendéis desde la escuela austriaca. Cuando quieras empezamos un debate sobre lo que es la libertad.

    4º ¿Totalitarismo empresarial?

    El neoliberalismo representa los intereses de la fracción más rica y parasitaria de la clase capitalista (el denominado 1%), concentrada en las finanzas y que es única a nivel mundial, sin apegos nacionalistas, y que tiene como principal objetivo recuperar la cuota del ingreso que concentraban hasta los sesentas y que las políticas redistributivas (mejoras salariales, “estado del bienestar”) le redujeron. Esta fracción capitalista autoritaria considera que no basta con reducir salarios, sino que es necesario instalar un ideario social que recupere la visión individualista de la vida, perdida como consecuencia de sistemas educativos socialmente inclusivos y con enfoques epistemológicos abiertos, que ponen por delante al grupo, la sociedad, frente al individualismo darwiniano que nos propone el neoliberalismo, individualismo que facilita la mercantilización de todo, incluida la vida humana. Por eso el programa neoliberal es totalitario, abarcando todos los espacios de la existencia humana. Así Videla prohibió la enseñanza de la teoría de conjuntos en matemáticas –por “colectivizante”!- o el gobierno actual elimina la educación para la ciudadanía y se enfrenta a todo reconocimiento identitario (sea de matrimonio igualitario, de memoria histórica, de género) y considera central el asalto a la educación pública y laica y también a la cultura. En lo económico, las medidas adoptadas por Pinochet y Videla son el modelo, que luego aplicaron el resto de dictaduras latinoamericanas, los regímenes parlamentarios autoritarios de Reagan en EEUU y Thatcher en Reino Unido, y que hoy –en su última fase- son calcados al milímetro en la mayor parte de los países europeos por los gobiernos de “autoritarismo con parlamento”.

    En este despliegue totalitario juega un papel central el régimen capitalista totalitario de China (cínicamente autodenominado “comunista”), que viola sistemáticamente los derechos sociales y humanos, además de depredar la naturaleza, para conseguir condiciones laborales esclavistas de los que se benefician no sólo la jerarquía capitalista china sino también los capitalistas europeos y estadounidenses propietarios de grandes empresas que instalan filiales en China para aprovechar esas condiciones, haciéndose partícipes en la violación de derechos. Pero también son cómplices de estas violaciones los gobiernos y la jerarquía burocrática de Europa, EEUU y de organismos supranacionales, que no dudan en aislar y acosar a gobiernos que en América Latina u otras regiones intentan recuperar espacios de soberanía, mientras consienten en silencio la violación de derechos humanos en China y ponen alfombra roja a los capitalistas chinos u occidentales responsables. Los gobiernos y burócratas son responsables incluso de hacer que los ciudadanos europeos seamos partícipes de esas violaciones, en la medida que somos forzados a comprar sin alternativas productos chinos “competitivos” gracias a la explotación laboral, incluso infantil, que destruyen las fuentes de trabajo locales que “por culpa” de derechos conseguidos en siglos de lucha no “son competitivos” frente a la producción semi esclavista asiática. Además, mediante la aceptación de la entrada sin restricciones de “productos de la esclavitud” asiática, los continuadores de las políticas económicas pinochetistas nos fuerzan a ser competitivos aceptando condiciones laborales “chinas” (lo han dicho expresamente varios representantes de organizaciones patronales españolas) basadas en la violación de derechos humanos, laborales y sociales reconocidos.

    “Un estudio de la Universidad de Zurich reveló que un pequeño grupo de 147 grandes corporaciones trasnacionales, principalmente financieras y minero-extractivas, en la práctica controlan la economía global. El estudio fue el primero en analizar 43.060 corporaciones transnacionales y desentrañar la tela de araña de la propiedad entre ellas, logrando identificar a 147 compañías que forman una “súper entidad””

    elfeniciodigital.wordpress.com/2012/11/08/660-individuos-y-147-corporaciones-controlan-la-economia-mundial/

    Pero nada, tú puedes seguir viviendo en el país de las maravillas

  69. Alamein

    Si en vez de atacarme personalmente te preocupases en argumentar yo si empezaría a tomarte en serio. ¿Algo que decir al respecto de lo que estamos hablando?

    ¿Que no te contesté?, .., te contesté a todo lo que me preguntaste hasta que no quisiste saber más del tema.

    ¿Totalitarismo empresarial?

    Es lo que defendéis la mayoría de participantes en este foro, .., poder político (o sea soberanía civil) a los pies del poder económico, pérdida de capacidad de negociación de los sindicatos de clase, no a los salarios mínimos, despido libre, acabar con la seguridad social, con la sanidad y educación públicas.

    Que es eso nada más que totalitarismo empresarial?, con esas medidas quienes son los que tienen el poder total?, .., no amigo, eso no es limitar el poder político en aras de la libertad, eso es quitarle el poder a los ciudadanos para dárselo a las grandes corporaciones.

  70. No le he atacado personalmente: me he limitado a señalar que no da Vd. ninguna respuesta concreta. He leído su parrafada dos veces y no la he visto.

    “¿Totalitarismo empresarial?

    Es lo que defendéis la mayoría de participantes en este foro, .., poder político (o sea soberanía civil) a los pies del poder económico, pérdida de capacidad de negociación de los sindicatos de clase, no a los salarios mínimos, despido libre, acabar con la seguridad social, con la sanidad y educación pública”.

    Bien. Veamos:

    “Poder político a los pies del poder económico”.

    Aqui le hemos dicho a Vd. mil veces que queremos que el estado tenga menos tamaño y se vea limitado en sus acciones por la ley de forma tal que no pueda abusar de su poder. Y sobre todo que los empresarios amiguetes del gobierno no puedan usar al gobierno para acabar con la libre competencia. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    “pérdida de capacidad de negociación de los sindicatos de clase”.

    Si la definición de “conservador” es la de alguien que esta muy satisfecho con el statu quo, entonces no hay nadie más conservador que los sindicatos españoles. Si Vd. cree que esos sindicatos representan a la clase trabajadora sólo tiene que salir a la calle a preguntarle a las diez primeras personas que pasen delante de su casa si comparten ese punto de vista a ver que le responde la voz del pueblo entonces. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    “no a los salarios mínimos”

    Eso mismo se ha adoptado ya en la socialdemocracia sueca y los resultados han sido beneficiosos para el pueblo al comprobarse que la mayor felxibilidad en el mercado de trabajo beneficia al trabajador además de al patrono. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    “despido libre”.

    Ayer mismo escuché conversar a dos amigos míos uno estaba parado y el otro no. El que no estaba parado decía que había que oponerse al despido libre. El parado que él no estaba dispuesto a marchar para que no despidieran a nadie, porque así nadie le contrataría a él. Nosotros creemos que el parado es el miembro más débil de la sociedad. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    “acabar con la seguridad social”

    La seguridad social actual es una estafa ponzi. Queremos reformarla para que sea posible jubilarse más temprano y cobrando más dinero. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    “con la sanidad y educación públicas”.

    Queremos privatizarlas con el sistema de cheques que en la socialdemocracia sueca ya se ha empleado con beneficios para el pueblo. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Las dictaduras que Vd menciona no estaban sometidas a los limítes del estado de derecho que los liberales consideramos indispensables. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Los salarios más bajos, la pérdida de los derechos del obrero frente al patrono, el control total de la economía por una élite privilegiada y la educación puesta al servicio de una ideología existieron en la URSS en China y en todos los países que han intentado aplicar el marxismo. Pero eso Vd ya lo sabe.

    Tatcher fué la primer ministro más veces reelegida por la vía democrática de toda la historia del Reino Unido (más tarde Blair le igualó su récord, pero durando algo menos en el poder que ella) por algo será. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Los liberales nos oponemos a los monopolios por principio y queremos un mercado competitivo. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Para evitar los monopolios sólo hace falta hacer más competitivo el mercado y evitar que el estado pueda dar prebendas y protección a sus amiguetes empresarios. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Las medidas neoliberales que usted menciona no son apoyadas por la escuela austríaca de economía, pero eso Vd. ya lo sabe.

    Sigue Vd. sin poder dar un solo ejemplo de un país donde el estado esté sometido a los límites legales que defendemos los liberales, (las dictaduras que Vd menciona no lo están) y donde el mercado competitivo que los liberales proponen haya podido instituir un régimen totalitario. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Lo que ha intentado Vd. es responder a una de las observaciones de Sean Bean mencionando dictaduras que no están sometidos a los límites que propone el liberalismo para el estado. Lo siento, pero eso no cumple las condiciones de la pregunta. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    “Si puede usted linkear un solo artículo del Sr Rallo donde abogue CONTRA un mercado más competitivo lo tiene Vd. Fácil: póngalo.

    Si no puede, admita Vd. que sus afirmaciones no resisten un debate serio y pasemos a otro punto.”

    NO ha dado Vd. ninguna respuesta a eso. Pero eso Vd. Ya lo sabe.

    “Claro que en todas las civilizaciones los distintos grupos sociales han intentado influir en el estado para su provecho personal. Eso pasa en las sociedades libres y en las totalitarias por igual. La diferencia es que en las sociedades libres el estado esta más limitado en su poder coercitivo sobre el individuo, y el mercado esta menos dominado por los monopolios.

    Si puede usted poner un solo ejemplo en el que la combinación de un estado tan limitado en sus poderes y un mercado tan competitivo como el que proponen los liberales de esta página sea totalitario lo tiene Vd. Fácil: póngalo.

    Si no puede, admita Vd. que sus afirmaciones no resisten un debate serio y pasemos al siguiente punto.”

    Tampoco ha respondido Vd. a eso. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Todos aquí deseamos que haga comentarios serios para tomarle a Vd. en serio. Pero eso Vd. ya lo sabe.

    Un saludo.

  71. Carlx

    Me sigue pareciendo increible que haya gente que aún se crea lo de los salarios mínimos. Existe la miopía de creer que los salarios mínimos elevan los salarios, como si fuera un salario medio.

    Los salarios mínimos son una barrera que la gente sin trabajo debe saltar para acceder al mercado laboral. Por algo fue usado en Estados Unidos para que los trabajadores pudieran eliminar la competencia de mano de obra barata de los negros. Una persona sin experiencia, con poco nivel de cualificación, si el salario mínimo es elevado está perdida, lo tendrá muy difícil para acceder al mercado laboral.

    Así que, si los liberales pedimos la supresión del salario mínimo no es porque queramos que bajen los salarios, sino porque creemos firmemente que el salario mínimo es un muro que machaca y condena a la pobreza a las personas más desfavorecidas. El salario mínimo no es un derecho, es un privilegio de los más productivos sobre los que lo son menos.

  72. Por cierto, hay un artículo de rallo, que no se si lo has leido Carlx, pero que yo creo que hace reflexionar sobre los efectos del salario mínimo con un sencillo juego. Si no lo has leido echale un ojo.

    Por cierto Carlx, se que te damos mucha caña, pero se agradece una voz discordante para salir de la burbuja en la que se suele caer de no confrontar las ideas.

  73. Alamein, la “abominación” comunistoide de Asimov está en “Fundación y Tierra”, que continua a “Los Límites de la F.” En esa novela supera a la segunda fundación propugnando una conciencia colectiva ecologistoide-comunistoide y, aunque no se tome en serio, provoca nauseas.

    Tampoco nadie puede tomarse en serio el “miedo” a que una empresa pueda predecir mis compras. De hecho, yo también puedo hacerlo, aunque la mayor parte de las veces no me las permito.
    Parece que esta gente antiempresas no puede entender que sin un estado que te obligue a hacer, una empresa tampoco puede obligar.

  74. “ERC y CiU acuerdan la transición nacional a un Estado soberano”

    Caramba, que ganas tengo de que estos tíos se dediquen a fabricar su estado soberano y opresor con sus propios votantes.

    ¡Que se vayan de una vez conio!

  75. Carlx, comentaste lo siguiente:

    “Yo soy de los que pienso que es la oferta la que crea la demanda, en el caso de un sector relativamente nuevo como el software quizás no tenemos la perspectiva histórica para hablar de ello, pero en otros sectores como la energía, el automóvil, el téxtil, el industrial si que parece que se tiende al oligopolio y que el pez grande se come al chico.”

    Pones como ejemplo sectores como el automóvil, la energía o la industria en general. ¿Pero acaso no son sectores intervenidos y subvencionados por el Estado? ¿No contribuyen dichas intervenciones y subvenciones al mantenimiento de esos “poderes fácticos” o “totalitarismos empresariales” como tú los llamas?

  76. Poder político a los pies del poder económico. ¿Acaso puede ser de otra manera? Quiero decir, si los recursos fuesen infinitos quizá el poder político pudiera hacer lo que le de la gana. Pero como no lo son, éstos deben economizarse y utilizarse de la mejor forma posible. Habrá cosas que el poder político pueda hacer y otras cosas que no. Es algo lógico.

    Me pregunto en qué clase de mundo creen que viven los que se quejan de esto.

    Lo demás, perfectamente explicado por Alamein y Rothbard

  77. El Osito Teddy: tienes una refutación breve pero muy elocuente en Liberalismo.org en la corriente Anarcocapitalismo.

  78. Es que a veces parecemos discutir sobre el sexo de los ángeles,…,cuando el consumidor tiene la opción de consumir otra cosa, eso ya no es un cártel,…

    http://www.nytimes.com/2010/12/12/business/12advantage.html?_r=1&

    Y lo de “Estado malo” y “Empresa buena”, un simplismo “infumable”.

    Los neo-”liberales”*, nos han vedido la moto de que la verdad suprema está en el mercado. Cuando el liberalismo nada dice del mercado, …, que yo sepa habla de individuos, de los cuales, poco podríamos decir quien es el poseedor de la verdad.
    Esto es, si las personas hacen un pre-order de burros volando, y por lo tanto crean una lucrativa empresa de burros voladores, resulta los burros vuelan. Y después como resulta los burros no vuelan papá Estado debe hacer que efectivamente los “burros” (contribuyentes) vuelen.

    Pero la cosa tiene trampa porque el “Estado malo” es quien en la mayoría de los casos establece via violencia el “todo privado” de la “Empresa buena”**. Cuando paradójicamente en algunos casos para realizar un todo privado se está perpetrando un robo, o una alteración significativa del mercado.

    Tal es así, algunos, en un acto de estulticia y rapiña superlativa incluso claman por privatizar lo excepcional, como la guerra,…, y permitir a “empresas“ privadas (bandas de mercenarios contratados por el gobierno oligárquico) operar fuera de la ley. Y a eso le laman liberalismo, liberalismo de mis *******, eso es una **** mafia.

    Es decir, para llegar a la condición de cártel se debe producir una alteración significativa del mercado. Y como es obvio, solo una corporación*** o conjunto de corporaciones tiene el poder de hacer tal cosa. Bien sea el gobierno (usando el Estado) o un grupito de “consejeros-proletariado de élite” desfalcadores de empresas, monopolistas irreverentes, o simplemente capitalistas amigos de lo ajeno,…,tal cual suena, capitalismo de amiguetes.

    Y cuando hablo de, el consumidor puede comprar otra cosa, me refiero, puede comprar otra cosa sin costos/trabas (aduanas, regulaciones,TRABAS FÍSICAS, portes, transferencia de capitales,…, etc) comparativamente a la opción del “cártel”.

    *: http://www.youtube.com/watch?v=Nt44ivcC9rg
    **: España tiene antes de impuestos la electricidad más cara del continente (y muy probablemente cualquier parte del mundo continental). http://epp.eurostat.ec.europa.eu/statistics_explained/index.php/Energy_price_statistics
    ***: Para el que no lo sabe aún, la unión hace la fuerza. En versión económica, quien tiene el oro hace las reglas.

  79. Hablando del salario mínimo. Algunos justifican su implantación o elevación recurriendo a la creencia errónea de que son los costes los que determinan los precios. Así, si se duplicase el SMI, acto seguido el empresario duplicaría el precio de los productos que vende y nunca podría darse una situación en la que no se hacer frente al SMI por alto que fuese.

    Sin embargo, sabemos que en realidad es al revés, que son los precios los que determinan los costes. Y que sí puede darse la situación en que no pueda pagarse el SMI por ser este muy alto. Y en ese caso el SMI es una barrera que prohíbe a unos contratar e prohíbe a otros vender su trabajo y la economia regulada condena a la miseria a algunos de los trabajadores. Afortunadamente, existe la economía sumergida

  80. “Sin embargo, sabemos que en realidad es al revés, que son los precios los que determinan los costes”

    Sí, y precisamente por eso partidos políticos y sindicatos perciben aumentos del SMI como beneficiosos, por que mientras la ciudadanía no perciba el nexo entre rigidez laboral y paro, para estos entes los ingresos (votos y subvenciones) superarán los costos (incremento del paro involuntario). Paradójica e ingenuamente, a pie de calle, el consenso es que el partido político que más aumenta el SMI más social es.

  81. Pues como yo no he leído más allá de Los Límites de la Fundación, pues no puedo juzgar. Para mí el mulo es un ejemplo de que la serie no es antiliberal porque su dictadura de las emociones te mete miedo a más no poder, salvo 1984 de Orwell no recuerdo haber leído nada tan tremendo.

    Pero lo curioso (supongo que literariamente aquí esta la vuelta de tuerca) es que el mulo te cae simpático como persona, por más odiosa que sea su dictadura, es decir, sabes que vivió una infancia dura, que ha pasado por las de caín y sobre todo, nunca lo vez como un supersanguinario genocida, en general sus conquistas las hace con poca sangre. Claro, el truco de que un dictador te inspire lástima supongo que es clásico, porque más o menos se usa mucho en literatura. Pero como lo hace Asimov…bueno, no esta nada mal. Lo curioso es que uno se alegra de que el mulo muera pacíficamente como emperador que ya no es una amenaza para nadie, porque por mucho que odies su gobierno él siempre te da lástima. Eso no es un truco fácil de conseguir. Pero desde luego, imaginarse la dictadura de un mulo manipulando mentes y sentimientos es la mayor advertencia contra la pérdida de la libertad que puede haber. Para mí por lo menos, la dictadura del mulo es en sí misma todo un recordatorio de lo valiosa que puede llegar a ser la libertad.

    Por otro lado, creo que Dune es más liberal, en el sentido de ser una advertencia contra los mesianismos y la fe ciega en las doctrinas. Claro, que Dune es muy irregular, la primera novela, es mejor que cualquiera de las de Asimov de largo, pero el ciclo como un todo tiene muchos libros malísimos. Y no por antiliberales, sino porque no son buenos, sencillamente.

    Para ejemplo de antiliberalismo en ciencia ficción yo pondría La Cultura de Banks, esa utopía de dictadura del robotariado…ufff. Y en Inversions se plantea la dicotomía Dirección-benévola de las civilizaciones superiores contra las inferiores vs libre albeldrío para (claro está) apoyar la influencia “benévola” que es un himno al anitliberalismo. Pero lo bueno es que la defensora de esa doctrina sufre la pérdida personal correspondiente y el defensor del libre alveldrío que en la novela no logra demostrar la validez de su punto de vista, sí vive feliz consigo mismo porque siempre permanece fiel a sí mismo.

    De todos modos, la mayoría de los artistas del siglo XX son antiliberales, y no por convicción sino por el muy capitalista motivo de que eso vende. Es decir, mola mucho eso de hacer obras literarias donde ataques el vil capitalismo… pero lo haces…precisamente para llenarte los bolsillos, es decir por pura mercadotecnia. El capitalismo, y la ideología que lo impulso y dio forma, el liberalismo, han sido amenazadas constantemente. Ha habido momentos en que parecía estar acorralado y ha resurgido con una fuerza inusitada. Tiene una capacidad regenerativa tremenda, y se ha mostrado muy capaz de deglutir a sus supuestos enterradores, a veces con total crueldad.

    Y no me refiero a crueldad física. Estoy hablando de crueldad ideológica. Al menos para algunos, como Paco Barranco:

    “Pero, lo que a mí me llama la atención de todo esto es la enorme capacidad que tiene nuestra sociedad para asimilar, digerir, integrar y explotar (obteniendo beneficios, además) cualquier cosa. Incluso las ideologías y los hombres que tratan de cambiar a esa “nuestra sociedad capitalista”. Se podrá estar a favor o en contra de esas ideologías y de esos hombres que, nos guste o no, forman parte de la Historia de la Humanidad (yo, por ejemplo, no me he considerado “maoista” nunca), pero creo que se merecen algo más que ser simples artículos de merchandising”.

    A mi me pasa justo al revés.

    Al principio me fastidia especialmente esta especie de glorificación, de convertir en ídolos pop a el che o a un conjunto de gente de la cual guardo una opinión horrorosa, por sus ideas y especialmente por como las llevaban a cabo. Tengo miedo de que se nos olvide el dolor que causaron. Me asombra que una sociedad tan abierta y tolerante como la nuestra pueda llegar a fomentar que la gente se vea atraída por esas ideologías.

    Luego muy doy cuenta de que ese grado de apertura, de libertad, de tolerancia, es lo que nos diferencia de esas utopías del pasado. Nos lo zampamos todo. El mercado no respeta a ningún tipo de supuesto lider, y muta a una velocidad bestial convirtiendo en objeto facturable a los elementos antisistema. Game over. Y es entonces cuando me doy cuenta que lo que más les puede fastidiar a estas personas y sus seguidores es convertirse en objeto de merchandising.

    Sera ese su castigo, y así al menos serán de alguna utilidad.

  82. Felson, éste es un artículo Harry Binswanger:

    “PREGUNTA: El gobierno tiene el monopolio legal del uso de la fuerza física dentro de sus fronteras. ¿Qué le respondemos a los anarquistas “libertarios” que afirman que para mantener ese monopolio el gobierno tendrá que iniciar la fuerza, violando así los derechos de quienes deseen defender sus propios derechos o quieran competir con el gobierno creando sus propias agencias privadas?

    RESPUESTA: La tesis anarquista merece ser discutida sólo con el fin de ilustrar el tipo de contradicciones auto-destructivas que generan los movimientos anti-filosóficos, de los que los llamados “libertarios” son un excelente ejemplo.

    Un gobierno legítimo está restringido a proteger los derechos individuales contra su violación por la fuerza (o la amenaza de fuerza). Un gobierno legítimo funciona de acuerdo a procedimientos objetivos, validados filosóficamente, que han sido incorporados a lo largo de todo su marco jurídico, desde su Constitución hasta la más concreta de sus normas y ordenanzas. Una vez que tal gobierno, o lo más parecido a ello, ha sido establecido, no existe el “derecho” a “competir” con el gobierno – o sea, a actuar como juez, jurado y verdugo. Y tampoco adquiere uno ese “derecho” uniéndose a otros para entrar en el “negocio” de ejercer la fuerza.

    Para poder realizar su función de proteger los derechos individuales, el gobierno debe prohibir por la fuerza el que algunos la inicien y amenacen así los derechos de los demás ciudadanos. La fuerza privada es fuerza no autorizada por el gobierno, no validada por sus garantías procesales, y no sujeta a su supervisión.

    El gobierno tiene que considerar tales fuerzas privadas como una amenaza, es decir, como una posible violación de los derechos individuales. Al prohibirlas, el gobierno está tomando represalias contra esa amenaza.

    Hay que dejar claro que un gobierno legítimo no prohíbe que un hombre use la fuerza para defenderse en una emergencia, cuando el recurso del gobierno no está disponible; pero le obliga, correctamente, a que demuestre de manera objetiva, en un juicio, que estaba actuando en defensa propia durante una emergencia. Del mismo modo, el gobierno no prohíbe los guardias privados; lo que hace es, correctamente, poner a esos guardias privados bajo su supervisión al concederles licencias, y no les otorga ningún derecho o inmunidad especial: ellos siguen estando sometidos a la autoridad del gobierno y a los procedimientos legales.

    El intento de invocar los derechos individuales para justificar la “competencia” con el gobierno se desmorona en el primer intento de concretar lo que eso significaría en la realidad. Imaginemos una pandilla de desconocidos marchando por la calle principal, metralletas en ristre. Cuando la policía se enfrenta a ellos, el líder de la pandilla advierte: “Los muchachos y yo estamos aquí sólo para asegurarnos que se hará justicia, así que no tenéis derecho a interferir con nosotros”. Según los anarquistas “libertarios”, en tales confrontaciones la policía está moralmente obligada a retirarse, so pena de traicionar los derechos a la defensa propia y al libre comercio.

    En cuanto a la supuesta traición, uno sólo puede responder: si eso es traición a la patria, aprovechadla al máximo.

    De hecho, por supuesto, no hay conflicto entre los derechos individuales y el que la fuerza privada sea prohibida: no existe el derecho al uso arbitrario de la fuerza. No existe ningún principio político ni moral que exija que la policía se quede ahí mirando, impotente, mientras otros usan la fuerza arbitrariamente (o sea, según las nociones particulares de justicia que se les ocurra tener).

    “Sólo hay un principio básico al que un individuo debe dar su consentimiento si quiere vivir en una sociedad libre y civilizada: el principio de renunciar al uso de la fuerza física y delegarle al gobierno su derecho a la auto-defensa, para que lo haga cumplir de forma ordenada, objetiva y legalmente definida. O, dicho de otro modo, debe aceptar la separación de fuerza y capricho (cualquier capricho, incluído el suyo propio.)”– Ayn Rand, “La Naturaleza del Gobierno”, La Virtud del Egoísmo.

    Las preguntas básicas que los “libertarios” anti-filosóficos ignoran o evaden son: ¿cuál es la naturaleza y la fuente de los derechos individuales, y cómo pueden ser implementados esos derechos? Sólo respondiendo a estas preguntas es posible proceder a examinar cuál es la correcta legítima defensa en casos concretos.

    Pero las respuestas a esas preguntas están lejos de ser evidentes. Incluso para establecer los principios generales de los que una administración de justicia detallada y concreta depende, es necesaria una filosofía política y jurídica (y la metafísica, epistemología y ética que aquéllas presuponen). Los “libertarios” tomar un atajo: plagian el principio de Ayn Rand de que ningún hombre puede iniciar el uso de la fuerza física y proceden a tratarlo como un absoluto fuera de contexto, como si hubieran tenido una revelación mística. Ese único principio, sin su base filosófica, supuestamente va a sustituir jurisprudencia, constituciones, legislaturas y tribunales. Y luego sueñan que el resto de nosotros estamos obligados a aceptar, por fe, la promesa que nos haga cualquier pandilla de que su uso de la fuerza será sólo “como represalia”.

    No olvidéis que, de hecho, aquellos a los que les sería concedido el derecho a imponer sus propias nociones de una represalia justa incluye izquierdistas que creen que la intervención del gobierno en la economía es una represalia contra actividades comerciales que ellos consideran “fuerza económica”. O los grupos terroristas que afirman que masacres al azar es una “represalia” contra el “imperialismo sionista”, “el gobierno británico”, etc. ¿Debemos asumir que el país se convertirá al “libertarianismo” antes de que el anarquismo se instale? Un grupo de “libertarios” cree que el aborto es asesinato; según ellos, usar fuerza contra las mujeres que abortan es represalia en defensa del derecho a la vida. Otro grupo le dio la bienvenida a los manifestantes de la Nueva Izquierda de la década de los ´60, incluyendo a los Black Panthers, como libertadores que estaban tomando represalias contra “la coacción del Estado”. ¿Cómo puede el principio de no iniciar la fuerza, en un vacío filosófico, resolver disputas de este tipo?

    En cualquier sociedad, disputas sobre “quién tiene derecho a qué” son ineludibles .Incluso personas estrictamente racionales tendrán desacuerdos de este tipo, y la posibilidad de la irracionalidad humana, que es inherente en el libre albedrío, multiplica el número de tales disputas.

    La cuestión, entonces, es: ¿Cómo se resuelven las disputas políticas y jurídicas: por la fuerza o por procedimientos de derecho? ¿en luchas callejeras o aplicando criterios objetivos y filosóficamente validados?

    La evasión más grotesca de los anarquistas “libertarios” en este contexto es su posición de que las controversias sobre derechos podrían ser resueltas a través de la “competencia” entre detentadores privados de la fuerza en el “mercado libre”. Esa posición representa un impresionante “concepto robado”: no existe mercado libre hasta después que la fuerza ha sido desterrada. Su punto de vista no podría ser aplicado ni siquiera a un partido de fútbol, pues significaría que las reglas del juego las define quien gana. Pero eso no ha impedido que los anarquistas “libertarios” hablen del “mercado por la libertad” (es decir, del mercado por el mercado).

    Al hablar de “competencia” cuando hablan del gobierno, los anarquistas “libertarios” apoyan, igual que los estatistas, el equiparar la producción con la fuerza (ver “La Naturaleza del Gobierno”). Pero “competencia” es un concepto económico, no político; se refiere al intercambio voluntario de valores, no de disparos.

    Detrás de las fantasías infantiles de “soluciones de mercado” para resolver disputas políticas y jurídicas está la noción colectivista de que las ideas del individuo las determinan las instituciones sociales, y que una vez que las instituciones sociales “adecuadas” hayan sido establecidas, “el pueblo” automáticamente se pondrá de acuerdo en cuestiones políticas y jurídicas, y el gobierno ya no será necesario. En la versión marxista del anarquismo, cuando una economía socialista haya “condicionado” a los hombres al altruismo, ellos actuarán automáticamente según el principio: “de cada uno según su capacidad, a cada uno según su necesidad”. En la versión “libertaria”, cuando una economía capitalista se haya implantado, el egoísmo racional será automático, y “el mercado” actuará para resolver las pocas y breves disputas que puedan surgir. En palabras de uno de los “libertarios”: “Una legislación que forzase a las partes de una disputa a someterse al arbitraje vinculante sería innecesaria, puesto que ambas partes se darían cuenta de que el arbitraje les beneficiaría. Y tampoco sería necesario tener protección jurídica para los derechos de todos los involucrados, porque la estructura de la situación del mercado les protegería”.

    En cualquier disputa irreconciliable, al menos una de las partes cree que su visión de la justicia ha sido obstaculizada.Incluso en la anarquía, sólo un lado será capaz de hacer cumplir sus ideas en cuanto a qué es lo correcto. Pero no se les ocurre a los anarquistas que cuando uno de sus “organismos de defensa” privados usa la fuerza, está actuando como un “monopolio” sobre quien esté siendo coaccionado. No se les ocurre que la fuerza privada y anárquica sigue siendo fuerza – es decir, el sometimiento “monopolístico” de la voluntad de otro a la de uno. Sólo reconocen y se oponen a la negación forzada de puntos de vista “competitivos” cuando las hace un gobierno.

    Por lo tanto, su verdadera objeción contra el gobierno no es su carácter “monopolístico”, sino el hecho de que “El gobierno es el medio de poner el uso retaliatorio de la fuerza física bajo control objetivo, es decir, bajo leyes definidas objetivamente”. (“La Naturaleza del Gobierno”)

    El blanco real del ataque de los anarquistas es la objetividad. La objetividad requiere que uno demuestre que está actuando dentro de la esfera de sus propios derechos; ellos no quieren tener que rendirle cuentas a nadie, para nada, ni siquiera cuando usan la fuerza física. Ellos condenan la represalia del gobierno por ser objetiva; exigen ser “libres” para usar la fuerza por capricho.

    En la batalla filosófica por una sociedad libre, la conexión crucial que hay que defender es la que existe entre el capitalismo y la razón. Los conservadores religiosos tratan de conectar el capitalismo al misticismo; los “libertarios” conectan el capitalismo al subjetivismo adorador de caprichos y al caos de la anarquía.

    Cooperar con cualquiera de esos grupos es traicionar el capitalismo, la razón y el propio futuro.”

  83. Aquí continúa argumentando el mismo autor, Harry Binswanger:

    “Esto es en respuesta a varios argumentos adicionales (aunque secundarios) a favor del anarquismo.

    El primero podríamos llamarlo el argumento de la libertad moral. Este argumento sostiene que es incorrecto imponer cualquier moralidad por la fuerza, y que el gobierno, al ser un monopolio, necesariamente lo tiene que hacer. La alternativa a imponer la moralidad por la fuerza, dicen, es permitir que mil flores florezcan, las “agencias de defensa”, que no sean monopolios, y que cada una de ellas atraiga, de manera voluntaria, a los “clientes” que acepten la perspectiva moral de cada agencia específica.

    Al igual que con cualquier otro argumento de “gobiernos en competencia”, esto conduce al pacifismo. El pacifismo es la forma más consistente de anarquismo, dentro de lo que cabe. Pocos anarquistas, sin embargo, se dan cuenta de eso. Asumen implícitamente que existe tal cosa como fuerza física que le permite a los que no están de acuerdo seguir su propio camino. Pero fuerza es fuerza: es el sometimiento “monopolista” de la voluntad de otro a la de uno. Así que siempre que haya un uso legítimo de la fuerza, esa fuerza ha de ser fuerza usada para imponer la moralidad que hace que sea legítima. La única alternativa es exigir que nadie use la fuerza, o sea: el pacifismo.

    Concretemos esto. Si alguien me dispara y yo respondo disparándole a él, estoy usando la fuerza para imponerle mi moralidad – la moralidad de la no iniciación de la fuerza – a la persona que me está disparando. Si no lo hiciera, para evitar imponer mi moralidad por la fuerza tendría que tratar de persuadirlo de que no me matara, ya que no puedo usar la fuerza contra él.

    Tened en cuenta dos cosas:

    1. Es verdad que en un cierto sentido está mal que el gobierno “imponga la moralidad”, lo cual es válido pero no tiene nada que ver con las ideas anarquistas. Está mal que el gobierno intente hacer que los hombres sean virtuosos; pero está bien que el gobierno establezca las condiciones sociales básicas – la libertad – necesarias que hagan posible que los hombres puedan actuar de forma virtuosa. La idea más amplia es esta:

    “Un gobierno apropiado está basado en una filosofía específica, pero no puede tener ningún papel en promover esa filosofía. Tal responsabilidad le corresponde a los ciudadanos privados…” [Objetivismo: La Filosofía de Ayn Rand, por Leonard Peikoff]

    Está mal que el gobierno les obligue a los hombres a ir a la iglesia, o a que dejen de ir a la iglesia; está bien que el gobierno use la fuerza como represalia para asegurar la libertad de los ciudadanos [que incluye ir o no a la iglesia]. La fuerza usada para mantener la libertad es fuerza usada para “imponer una moralidad”, en ese sentido. Eso es así, independientemente de que la fuerza sea ejercida por el gobierno, por un grupo privado, o por un individuo. De nuevo, la única alternativa no es simplemente la ausencia de gobierno, sino la ausencia de fuerza como represalia, es decir, el pacifismo. Los “anarco-capitalistas” no consiguen entender esto, lo que nos lleva al segundo punto.

    2. El anarquismo es un producto y una expresión del colectivismo.

    ¿Por qué no consiguen los “anarco-capitalistas” entender la cuestión anterior? Porque piensan en términos de grupos, en vez de individuos. Piensan en términos de “agencias de defensa”, y se imaginan muchas agencias “compitiendo” entre sí (o sea, en conflicto entre ellas). Estos anarquistas no podrían evitar las implicaciones pacifistas de sus puntos de vista, si reconocieran que una “agencia de defensa” es simplemente un grupo de individuos. Cuando lo reducimos al nivel de interacción entre individuos, queda claro que el “no imponer la moralidad por la fuerza” significa que ningún individuo puede usar la fuerza para defenderse – exactamente igual que ocurre con el ejemplo anterior de no dispararle a quien te disparó primero.

    Si dejamos de un lado la mentalidad colectivizada, vemos que anarquismo significaría que cualquier individuo puede “tomarse la justicia por su mano”. Pero al usar la fuerza que él considera fuerza en retaliación (y que, por lo tanto, sería moral), está haciendo exactamente lo mismo que los anarquistas repudian cuando es el gobierno el que lo hace: intentar, por la fuerza, quitarle el uso “competitivo” de la fuerza al que la ha iniciado (digamos, un atracador). Si es moralmente correcto que un individuo se defienda por la fuerza, también es moralmente correcto que ese individuo se una a otros para hacerlo; o sea: que forme un gobierno.

    Los mismos hechos que hacen que la legítima defensa individual sea moral – es decir, el derecho a la defensa propia – hace que la fuerza gubernamental sea moral, siempre que sea usada en defensa de los derechos de los individuos.

    Toda fuerza, sea iniciada o en represalia, tiene como objetivo excluir a otros “competidores”, quienes impondrían su propia voluntad por la fuerza. La fuerza es inherentemente “monopolística”. Y la fuerza como represalia tampoco admite ninguna oposición o “competencia”. Toda fuerza está basada en las ideas de quien la usa, y precisamente lo que intenta no es convencer, sino obligar a que otros actúen de acuerdo con esas ideas. Si uno piensa que nunca se debe usar la fuerza para imponer ninguna idea en otro, entonces tendrá que pensar que la fuerza como represalia también es mala.

    El gobierno no es un super-organismo colectivo. Es el agente de aquellos individuos que lo han establecido y que lo soportan, al delegar en él su derecho a la defensa propia. Si esos individuos tienen derecho a defenderse a sí mismos, entonces el gobierno – como su agente – tiene derecho a ejercer la fuerza en represalia en nombre de ellos. Sólo alguien con una mentalidad colectivizada puede seguir pensando que la policía, actuando en nombre de otra persona, no puede por la fuerza excluir a su “competencia”, pero que “una agencia de defensa” sí podría hacerlo.

    Digámoslo de esta forma: un gobierno adecuado es una agencia de defensa, y para ejecutar su misión no puede permitir que “competidores” (otras pandillas) usen la fuerza sin supervisión. La importante diferencia entre un gobierno apropiado y una agencia de defensa privada es que el gobierno apropiado está puesto bajo un control objetivo. Así pues, los anarquistas que no son pacifistas se oponen, no a la fuerza como represalia, sino a que esta fuerza sea puesta bajo un control objetivo. Objetan a que haya objetividad.

    El segundo argumento de los “anarco-capitalistas” es el argumento histórico: los gobiernos siempre han crecido más allá de sus límites válidos, así que debemos suponer que, inevitablemente, seguirán haciéndolo.

    Este argumento ignora por qué el gobierno ha crecido. La causa es: una mala filosofía, específicamente el altruismo. La historia de los Estados Unidos muestra exactamente eso. Nuestro gobierno ha crecido mucho más allá de sus límites válidos porque los americanos han pensado que debería hacerlo así.

    Son las ideas de los hombres las que gobiernan sus acciones y su política. No es la ambición de poder de los políticos, sino las ideas filosóficas de la ciudadanía lo que ha provocado la expansión del poder del estado desde que se fundaron los EE.UU. La ambición de poder de los políticos sería impotente en una sociedad cuya ciudadanía – y cuyos intelectuales – hubieran entendido todo lo que Ayn Rand nos ha enseñado.

    ¿Alguien piensa que si una persona con ambición de poder entrara en el Valle de Galt tendría alguna posibilidad de éxito? No se hable más.

    Y si uno afirma que la mayoría de los hombres siempre serán demasiado irracionales para comprender que su propio interés requiere una sociedad libre, entonces uno simplemente tiene que abandonar y retirarse a una isla desierta. Uno no puede consistentemente defender ninguna idea – incluyendo el anarquismo – si la gran mayoría no atiende a razones.

    Este último argumento anarquista es una variante de la contradicción, en la doctrina de Platón, sobre el filósofo-rey. Platón mantenía que “las masas” son inherentemente incapaces de distinguir las ideas filosóficas verdaderas de las ideas falsas que han sido astutamente presentadas (como los sofistas hacían en esa época). Sin embargo, de forma incongruente, Platón mantenía que la sociedad ideal sería aquella en la que los militares le impusieran la filosofía correcta (o sea, la de Platón) al populacho. Pero, ¿cómo podrían saber los militares quién es el filósofo correcto al que hay que seguir? ¿Cómo podrían saber a qué filósofo obedecer? ¿Y qué haría que la población se sometiese a las reglas de esos militares? A partir de la visión pesimista que tiene Platón del hombre normal, ningún filósofo-rey podría jamás llegar al poder o mantenerse en el poder.

    De la misma manera, si “las masas” son demasiado irracionales para conseguir que el gobierno se mantenga dentro de sus límites correctos, entonces también son demasiado irracionales para conseguir que unas “agencias de defensa” se limiten a hacer su tarea, a defender de hecho a la gente.

    Para atar un último cabo [argumento del mercado]: los “anarco-capitalistas” creen que “el mercado” mantendría a las agencias de defensa bajo control (esta es una visión colectivista del mercado). Pero recordad: lo que está en juego aquí es si llegará a haber mercado o no. Cuando la sociedad está en manos de pandillas en guerra constante, quien gana es el más sanguinario, no el más productivo.

    Y este es un aspecto más en el que los “anarco-capitalistas” muestran que son realmente estatistas: equiparan el dólar con un arma, la producción con la fuerza. La Izquierda afirma que “las concentraciones de riqueza” en el mercado son coercitivas; los “anarco-capitalistas” afirman que la coerción es simplemente un servicio más en el mercado. Pero ambos están errados: los intercambios voluntarios no tienen nada que ver con las interacciones coercitivas.

    La producción ha de estar estrictamente separada de la destrucción. El objetivo de una empresa es la creación de bienes y servicios para ofrecerlos en un mercado libre; el objetivo de quien usa la fuerza es la destrucción: destruir a los que destruyen, pero a fin de cuentas destrucción, no producción. No existe tal cosa como “un mercado del uso de la fuerza”. Para que pueda existir un mercado, los que simplemente se apoderen de los bienes de otros deben ser tratados por la fuerza. Los beneficios de un libre mercado presuponen que la libertad ha sido establecida; los mecanismos del mercado no pueden establecer ni proteger las condiciones previas y necesarias para que exista ese mercado.

    “Anarco-capitalismo” es una contradicción en términos. El capitalismo puede existir sólo cuando los derechos hayan sido protegidos. Para proteger los derechos, los delincuentes que inician la fuerza deben ser tratados por la fuerza. Pero el uso de la fuerza como represalia también debe ser puesto bajo un control objetivo, a través de un gobierno constitucionalmente limitado por leyes objetivas. Si no es así, el resultado no será “agencias de defensa compitiendo entre sí”, sino una guerra civil. Esa guerra la ganará el bando que tenga el ejército más cruel y más poderoso. Y la fuerza, no el derecho, será lo que determine qué leyes serán implementadas.

    En el mundo actual, anarquismo significa Líbano o Somalia. Vincular tales horrores con la benevolencia y la prosperidad del capitalismo es una obscenidad.”

  84. Felson, se me olvidaba decir que este autor, el de los dos comentarios anteriores, es una persona muy cercana al objetivismo así que se podría decir que es la réplica a la carta que me has enlazado.

  85. El Osito Teddy: yo no defiendo el anarcocapitalismo como una posibilidad real ahora…estaría loco..¡¡¡ Pero si la mayoría de una manera u otra justifican todavía el socialismo!!!!!!!! Aún queda mucho camino que recorrer para llegar a reducir el estatismo hasta los niveles que tu amigo Harry considera legítimos, imagínate para abolirlo… Pero si aparcamos un momento lo puramente pragmático y nos centramos en lo estrictamente intelectual, y nos imagináramos en una sociedad objetivista, la discusión se centraría entre estatistas contra no estatistas, y los mismos argumentos que utilizan los objetivistas contra los socialistas podrían ser utizados ahora por los no estatistas contra los estatitas. Esto es, que la auténtica libertad es la ausencia total de coacción. Nadie está legitimado a imponer ninguna norma que otros no acepten de manera libre, esto es, sin el uso de la violencia o el engaño, por muy bien organizado y/ó respaldado que esté…es por ello que en puridad, el anarcocapitalismo es la única ideología liberal coherente, al no aceptar la coacción, aún cuando ésta sólo se aplique en momentos muy puntuales, aceptada por una amplia mayoría y pueda parecer justa y necesaria para el buen funcionamiento de la sociedad.
    Fíjate como este último argumento lo suscribiría cualquier socialista para justificar las actuales injerencias del Estado en la vida privada de los ciudadanos..y qué te parecería a ti? Pues lo mismo que a un no estatista en una sociedad liberal-objetivista…
    Respecto a comparar el anarcocapitalismo con lo que hay en Líbano ó Somalia, es la misma tergiversación que hacen los socialistas al comparar el libre mercado con la ley de la selva. Además que en estos países sí que hay Estado, de anarquía nada.
    Y, por favor, no confundir el anarcocapitalismo, que considera la propiedad privada sagrada, con el anarcocomunismo, que la desprecia.
    Te recomiendo que leas lo que puedas de los planteamientos de Murray Rothbard, y te garantizo que si eres un auténtico liberal, y te gusta llevar tus razonamientos hasta sus últimas consecuencias, tarde ó temprano darás el paso..

  86. Alamein

    1º “Aqui le hemos dicho a Vd. mil veces que queremos que el estado tenga menos tamaño y se vea limitado en sus acciones por la ley de forma tal que no pueda abusar de su poder. Y sobre todo que los empresarios amiguetes del gobierno no puedan usar al gobierno para acabar con la libre competencia. Pero eso Vd. ya lo sabe.”

    De lo que hablé fue de a donde creo que nos llevarían las ideas políticas de la escuela austriaca.
    El estado es una forma de organización que se dan los ciudadanos y si, .., evidentemente tienen que ejercer un control sobre los gestores del mismo. ¿Como se hace eso?, debilitando la política en favor del poder económico?. Que poder de decisión tienen los individuos sobre el poder económico?.

    No, la forma de controlar al poder económico es a través del político, y la forma de controlar el poder político es a través de más democracia. Hasta la fecha y no siendo perfecto es el mejor modelo.

    2º Si en la negociación entre trabajadores y empresarios le quitas poder a los primeros entre otras cosas con los ataques sistemáticos desde la escuela austriaca al sindicalismo, .., lo que le estás dando es más poder de negociación a los empresarios. Que ya de por si como propietarios de los medios de producción ya parten con más.

    Después puedes contarme todas las historías que quieras, hasta decirme que los sindicalistas son feos para justificarlo, .., pero la realidad es esa.

    3º Si claro, .., la eliminación del salario mínimo se hace para favorecer a los trabajadores. De hecho los empresarios lo único que piensan es en favorecer a los trabajadores.
    No es tan dificil de entender que entre los trabajadores y los empresarios hay intereses contrapuestos y que en esa negociación cada uno intenta conseguir lo mejor para si.

    4º Se quieren privatizar la sanidad y educación públicas porque son un gran negocio. Ahora falta por demostrar que su gestión privada sea mejor,…, primero dando mejores servicios a sus usuarios y después mas eficiente económicamente. Los datos hasta el momento no os dan la razón.
    En Suecia la educación es financiada de forma pública, y la única diferencia con España es que el estado subvenciona directamente a las familias por hijo en edad escolar. Por lo demás tienen centros totalmente públicos y centros privados como aquí.

    Todas estas medidas no se proponen para conseguir una mayor libertad individual de los ciudadanos, sino para favorecer a una clase social, la empresarial sobre las demás, incluída la política con la que yo soy el primer crítico.

    Pero eso usted ya lo sabe.

    Singapur es un ejemplo para los liberales, y es un estado autoritario, un totalitarismo. Hayek y Friedman de las dos escuelas neoliberales principales eran unos admiradores de regímenes autoritarios y totalitarios como el de Pinochet.
    La unión europea cada vez es más autoritaria y totalitaria, en países como Grecia, Italia, Portugal, Irlanda y España los ciudadanos no tienen ninguna capacidad de decisión en las políticas a seguir, sino que son entidades supranacionales las que están tomando las decisiones, entidades que no han pasado por ningún proceso democrático para ello.

    Que lo hacen para salvarnos del apocalipsis, que es la única solución y todo el resto de manipulaciones que vienen desde el pensamiento único te lo creeras tú, yo no. Pero aunque fuese así, .., el fin no justifica los medios.

    Te vale mi respuesta?

  87. Como dice el autor de ese texto, .., el abarco-capitalismo es un oximorón.

    Sin un estado que la conceda, legitime y después la defienda es imposible la propiedad privada, que es un producto del derecho positivo, por tanto tiene que haber un estado primero.

    Lo que tendríamos sería apropiación, que al no estar legitimada por el derecho positivo sólo podría ser defendida por medio de la violencia.

    Bienvenidos al far west ¡¡

    Al anarquismo y el comunismo si que tienen una base filosófica sólida y podrían ser viables, aunque lo veo también muy dificil como se comprobó en la URSS, que si bien en los primeros años de su revolución la cosa funcionó, después se convirtió en un régimen burocrático totalitario, donde existía un estado y muy fuerte y donde los medios de producción no eran propiedad de los trabajadores sino de la burocracia del partido comunista, por tanto algo muy lejano al anarquismo-comunismo de Marx e incluso de Lenin

  88. Joseph Schumpeter calificó “Camino de Servidumbre” de Hayek como “un libro cortés que casi nunca atribuye a sus contrarios otra cosa que el error intelectual”. Yo a tí, en cambio, no te atribuyo sólamente el error intelectual sino una completa falta de honestidad ética e intelectual, con los hechos, los argumentos y los protagonistas, como en el caso de J.R. Rallo. Que según tú criterio, debe ser que está a sueldo de las élites capitalistas.

    Carlx: “Sin un estado que la conceda, legitime y después la defienda es imposible la propiedad privada, que es un producto del derecho positivo, por tanto tiene que haber un estado primero.”

    No voy a remontarme a John Locke para justificar la legitimidad de la propiedad en base a la libertad natural sino a la historia misma. La propiedad privada tiene un origen arcaico, es decir, anterior al Estado mismo. Por ejemplo, La propiedad privada ya aparece en el Deuteronomio de la biblia hebrea:

    <>

    Una ley escrita para diferentes tribus nómadas con escasa organización política.

    En la antigua Mesopotamia y en el Egipto Faraónico todas las tierras agrícolas eran de propiedad estatal. Luego el Estado no fue creado para legitimar la propiedad privada. Si así fuese, el Estado se configuraría como un medio para la defensa y legitimidad de la propiedad privada. Ergo si el Estado, así concebido, es un medio y no un fin en sí mismo, nada puede objetarse para que los anarcocapitalistas busquen medios más eficicaces y eficientes alternativos al Estado para la mejor consecución de los fines que persiguen. El Estado es una oscura reliquia, un anacronismo del pasado, en feliz expresión de Jesús Huerta de Soto.

  89. “17 ¡Maldito sea quien mueva los mojones de su vecino!

    Y el pueblo a una responderá: ¡Amén!”

    Cita del Deuteronomio.

  90. Carlx: “Al anarquismo y el comunismo si que tienen una base filosófica sólida y podrían ser viables,”

    Falso. Toda la justificación del comunismo se basa en dos premisas (ampliamente refutadas y felizmente superadas): la abolición de la propiedad y la coacción, y que podrían resumirse en una sola: el Utopismo. Desde los intentos de Platón hasta los regímenes de Cuba o Corea del Norte, y pasando por las cooperativas de Owen o los falansterios de Fourier, no son más que la historia de sus fracasos.

  91. Carlx: “aunque lo veo también muy dificil como se comprobó en la URSS, que si bien en los primeros años de su revolución la cosa funcionó, después se convirtió en un régimen burocrático totalitario, donde existía un estado y muy fuerte y donde los medios de producción no eran propiedad de los trabajadores sino de la burocracia del partido comunista, por tanto algo muy lejano al anarquismo-comunismo de Marx e incluso de Lenin”

    Falso.

    La dictadura comunista no funcionó nunca. Ni cuando las fábricas estuvieron en mano de los trabajadores ni cuando fueron sustituidos por funcionarios del Estado. Te lo vuelvo a repetir. Lenin se encontró en una disyuntiva jamás explorada ni teorizada por que en los escritos de Marx más allá de algunos lemas vacíos no había ni una sóla palabra sobre la gestión de una economía socialista. Que el Consejo Supremo de Economía Nacional empelara en 1921 casi 250.000 funcionarios era la consecuencia lógica del “Comunismo de Guerra”, de la supresión violenta de un sistema de producción basada en la propiedad privada. Para 1921 la productividad industrial y agrícola había bajado entre 1/3 y 1/5 de la de 1913. Tal es así que Lenin se vio obligado a implantar la llamada NEP (Nueva Política Económica), que no era más que un guiño a los principios de la economía capitalista. “Un paso atrás para ir hacia delante” decía Lenin. Y es gracias a la NEP cuando la economía soviética recupera su productividad. La economía privada en la clandestinidad se calcula que superaba la economía oficial soviética. Como ves, en el Paraíso Comunista lo único que funcionó fue el terror de masas: la Cheka, los pogromos, las fosas comunes y los campos de concentración.

  92. Refesnes

    Me parece a mi y desde hace mucho tiempo que Carlx no está aquí para debatir ni argumentar nada, más bien para enredar, pero son interesantes las respuestas que le dais. :)

  93. Refresnes

    Oye, no pongas en mi boca cosas que yo no dije. Yo no se para quien trabaja Rallo ni me importa, sólo digo que las ideas de la escuela austriaca son una defensa clara de una clase social, en este caso los empresarios capitalistas sobre el resto.

    Acaso me no puedes negar con tu honestidad intelectual?

    Puedes remontarte a Locke, a Sumer o a quien quieras, sin estado que la conceda por medio del derecho positivo no existe la propiedad privada. Puede existir la apropiación por supuesto, pero la propiedad privada que es un concepto del derecho positivo y no del natural no.

    De paso que te remontas leete también algo de Marvin Harris, te aseguro que tiene bastante más rigor que los textos religiosos.

    Una feliz expresión de un funcionario de una reliquia del pasado quieres decir?, mejor no comentar nada al respecto…..

    NO quiero entrar en un debate sobre comunismo, .., la URSS, .., etc, no creo que este sea el sitio para ello, pero si quieres informarte sobre la realidad social y económica de lo que pasó allí http://rolandoastarita.wordpress.com/2011/02/20/¿que-fue-la-urss/

  94. Extraído de un mensaje escrito por tí en esta misma entrada:

    Carlx: “Singapur es un ejemplo para los liberales, y es un estado autoritario,”

    Sabes que faltas a la verdad. Nadie, empezando por Rallo, que fue el autor del artículo, intentó defender un régimen tan refractario de la libertades individuales como el de Singapur. Y si quedaba algún resquicio a la duda, él mismo se encargó de despejarlas con este comentario:

    J.R. Rallo: “Es verdad que en muchas libertades “civiles” de Singapur se hallan más restringidas, por eso hablo en todo momento de su modelo económico.”

    O sea, que defendía el modelo económico. Las leyes económicas operan de igual modo para los de allí que para los de aquí. Y si se puede copiar un modelo que nos beneficie sin merma de libertades, bienvenido sea.

    Pero a tí te interesa destruir el adversario, no debatir con él. Vestir el “muñeco de paja” y atizarle.

  95. Carlx: “sólo digo que las ideas de la escuela austriaca son una defensa clara de una clase social, en este caso los empresarios capitalistas sobre el resto.”

    Por poner un ejemplo que desmonta tus prejuicios de conciencia de clase sobre la Escuela Austriaca:

    ¿Cuando se critica por parte de los austriacos a la banca privada por el uso de la reserva fraccionaria a quién defendemos? ¿O es que acaso Botín es la avanzadilla del proletariado?

  96. Carlx: “De paso que te remontas leete también algo de Marvin Harris, te aseguro que tiene bastante más rigor que los textos religiosos.”

    La verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero. No utilizaba la cita del Deuteronomio por su valor religioso sino por su valor histórico. Soy agnóstico. No le concedo valor alguno a dogmas de fe.

  97. Carlx: “Puede existir la apropiación por supuesto, pero la propiedad privada que es un concepto del derecho positivo y no del natural no.”

    Bodito juego dialéctico. Comprendo que el tinglado marxiano se caiga si no encjan las piezas, y claro, la propiedad privada tiene que tener su origen en el estado burgues, y como el estado burgués es el Cerbero del capitalismo…la propiedad no tiene legitimidad alguna. ¿No? No importa más evidencia al margen de marxismo, que al fin y al cabo, de científica no tenía nada pues era impermeable al debate y a la realidad, como el mismo Marx reconocía en su epistolario.

  98. Felson,

    ¿Auténtico Liberal? ¿Ahora expeden eso documentos identificativos? La argumentación que he puesto me parece bastante interesante y creo que en algunos tramos, insalvable. Como por ejemplo cuando Binswanger dice que la violencia no es un bien económico. Y creo que tiene toda la razón.

  99. Refresnes

    Pero es que el modelo Singapur no es aplicable sino es por medio del autoritarismo, .., y no, no me vale hablar cuando nos interesa de libertad como concepto y cuando nos interesa distinguir entre libertad económica, libertad política o libertades civiles.

    No se pueden extrapolar ni leyes económicas ni nada de su entorno histórico para intentar ganar debates o convencer a los demás como tu dices. ¿O es que tu crees que es posible instaurar las jornadas laborales chinas en una democracia liberal occidental?, ¿o piensas que la población europea va a permitir un % alto de trabajadores sin ningún derecho en régimen de semiesclavitud como pasa en Singapur?

    Por otro lado intentar defender que un gobierno totalitario como el de Singapur que controla hasta con quien puedes tener sexo o no, no tiene ningún tipo de control sobre la base sobre la que se mueve la sociedad, sobre la economía es algo que no me creo.
    Anda que no habrá que untar a los del partido único de allí para hacer negocios ¡¡

    Igual son tan liberales como el partido comunista chino.

    Yo no tengo ningún prejuicio, simplemente no pertenezco a la clase social de la que hace apología la escuela austriaca.
    Desde la escuela austriaca leí críticas a la reserva fraccionaria y leí a gente que no lo ve mal, .., que tiene que ver eso.
    Por favor, salte un poco de los tópicos que como tú dices no se trata de ganar debates ni de ser fanboys.

    Todo este debate empezó porque yo escribí que a donde nos llevan las políticas que defiende Rallo y que forman parte de la filosofía de la escuela austriaca es a un totalitarismo de las corporaciones, ., y de momento no me diste ningún argumento para rebatir eso.

    No se a que viene Marx a cuento aquí la verdad, simplemente estoy diciendo que la propiedad privada para mi necesita una organización social que la conceda.

    No confundir “apropiación” o “posesión” con derecho de propiedad. En ausencia de civilización bien puedo poseer o apropiarme de un animal o de una fruta. Naturalmente si alguien intenta despojarme de mis pertenencias las defenderé incluso con violencia. Sin embargo, lo que distingue al “derecho” de propiedad es el mecanismo para hacer valer el derecho. En un lugar civilizado, si soy interrumpido en mi derecho de propiedad, acudo a un tribunal y mi derecho es protegido con una serie de mecanismos legales bien establecidos.

    Por eso para mi el abarco-capitalismo es un oximorón, .., y por eso los que lo defienden necesitan de grupos de seguridad privados para defender la propiedad privada de algunos ciudadanos, …, ¿pero quien se la concedió?, ¿es legítima?, ¿es legítimo el uso de la violencia para defenderla?.

    El anarquismo no plantea estos problemas, no existe la propiedad privada, (estamos hablando siempre de medios de producción, no de bienes personales), sino que esta propiedad es comunitaria y está legitimada por la misma comunidad.
    Desde un punto de vista filosófico y político es una teoría mucho más sólida y sin tantos problemas lógicos como el anarco-capitalismo, que por otro lado me parece el sitio donde acabáis todos los seguidores de la escuela austriaca. Al final minarquismo y socialdemocracia es lo mismo

  100. Freeman

    A mi enredar me parece entrar en los debates haciendo comentarios sobre terceras personas sin aportar nada a los temas de los mismos.

    No seas tan corporativista que te retiramos la medalla de liberal pura sangre, jeje

  101. El Osito Teddy,

    1º Siento lo de “auténtico liberal”, a mí tampoco me gustan las etiquetas, sólo era una frase hecha.
    2º Respecto a la argumentación, a mí también me parece interesante, una cosa no quita la otra.
    3º Estamos de acuerdo con que la violencia no es un bien económico, pero también con que nos cuesta dinero. Como las enfermedades tampoco son un bien económico, sólo el Estado está legitimado a ofrecer ese “servicio” y sólo los sanitarios públicos pueden “vivir” de ello.

  102. Felson

    En que país sólo el estado está legitimado para ofrecer el servicio sanitario y sólo los sanitarios públicos pueden vivir de ello?

    No eres español no?

  103. Carlx,

    1º siento que no hayas captado el modo irónico de mi anterior punto 3. Vuelve a leer las tres últimas entradas de Osito Teddy y a lo mejor te das
    cuenta de que tu entrada no tiene nada que ver con lo que yo he escrito.

    2º lo que yo quería expresar con la ironía del punto 3, es que no existe nada, ABSOLUTAMENTE NADA, que el Estado pueda ofrecernos y la iniciativa privada no esté legitimada a poder ofrecerlo también. En ningún momento hemos hablado de lo que hay o deja de haber en la vida real, ó qué es mejor o peor, sino de lo que es legítimo ó ilegítimo que hubiera.

    3º ya que te pones, y aunque yo en ningún momento he hablado de que exista ó no existan países con sanidad privada ( repito, ésa no era la cuestión que debatíamos Osito y yo), te voy a contestar:

    4º cualquier país comunista, por definición, deslegitima cualquier iniciativa empresarial, incluida , por supuesto la sanitaria.

  104. Felson

    Ok, lo entendí mal, .., de todas formas la realidad es que todas las economías son mixtas y sobre eso es sobre lo que hay que discutir creo.

    En cuanto a lo del comunismo y la actividad empresarial creo que estás equivocado, el comunismo propone la propiedad comunal de los medios de producción, ni privada ni estatal, sino comunal de los trabajadores.

    Pero volvemos a la economía política ficción, no hubo ni hay economías donde sólo exista el sector privado, “ni Singapur”, tampoco comunistas aunque un ejemplo de empresas de este último tipo son las cooperativas.

    Núnca dejará de sorprenderme por otro lado la clara contradicción que tenéis los libertarianos, por un lado decís defender la libertad individual por encima de todo, y por otro vuestro modelo ideal es la empresa privada capitalista, una institución claramente jerarquizada donde la libertad individual está penalizada claramente.

  105. “de todas formas la realidad es que todas las economías son mixtas y sobre eso es sobre lo que hay que discutir creo.”

    La realidad es que en todos los lugares hay gente que roba, ¿tú defiendes el robo?

    La realidad, la realidad!

  106. Carlx,

    1º no, todas las economías no son mixtas, es verdad que no las hay “puramente” liberalizadas , pero sí “puramente” socializadas, Cuba y Corea del Norte.

    2º “…de todas formas la realidad es que todas las economías son mixtas y sobre eso es sobre lo que hay que discutir creo”. ¿ eso mismo les habrías dicho a los que en el siglo XVIII luchaban por la democracia, cuando ésta no había existido nunca, que no se podía discutir sobre una posibilidad que todavía no se había dado en el mundo real..??!!! ¿ Y lo mismo les hubieras dicho a los que abogaban por un mundo sin esclavos, que siempre habían existido y que sólo se podía discutir sobre como mejorar esa realidad sin poderla abolir..???!!!

    3º no hay ninguna contradicción, los libertarianos pedimos libertad individual entodas las actividades humanas, en economía se traduce en el libre mercado y la propiedad privada, en la cultura, la libertad de expresión, en lo social, la libertad sexual y de asociación…

    4º la libertad no estriba en hacer lo que uno quiera, si fuera así, yo elegiría no trabajar y vivir cómodamente. No, libertad es la ausencia de coacción, y ésta sólo puede ejercerla otra/s personas, nunca la propia naturaleza ni las circunstancias personales de cada uno. El que mi alternativa a no trabajar sea horrible(morirme de hambre), mientras sea yo el que elija trabajar ó no hacerlo, y no otros los que me obliguen a una cosa u otra, seré libre.

  107. Carlx

    Mezclas cosas que no tienen nada que ver. Un individuo libre no es aquel que posee medios de producción. Alguien que posea muchos medios de producción no es libre si no puede comprarlos, venderlor, usarlos y hacer con ellos lo que quiera. Un pobre que no tenga medios de producción es libre si nadie le impide comprarlos, venderlos, acumularlos, gastarlos y utilizarlos de la forma que crea conveniente.

    Que yo sepa, aquí nadie* impide que una persona ahorre y adquiera medios de producción existentes o cree unos nuevos.

    *Probablemente el estado que penaliza el ahorro

  108. Carlx

    Como consideras que la concentración es mala per se, ¿qué sucedería si en tu mundo ideal colectivo alguien decidiera consumir más y vender los factores de los que es propietario a otra persona que ya posee factores? Imagino que se lo prohibirías. Es decir, que estaría prohibida la compra y venta de factores (¿también una persona tendría prohibido vender su trabajo? Pregunto) ¿Qué clase de libertad es esa en la que no puedes disponer de unos bienes que son tuyos?

    Existen diversas empresas y gobiernos cuya viabilidad es dudosa, en donde la probabilidad de perderlo todo es alta. Habrá personas que estén dispuestas a asumir ese riesgo y otras que no. ¿Vas a obligar a alguien que no quiere asumir riesgos a meterse ahí por el bien de la propiedad colectiva?

    Gracias, pero no. Prefiero el “malvado” sistema actual en donde cada uno es libre de comprar y vender, y de asumir los riesgos que cada cual crea oportuno. Como dice Luis, la posesión de los medios de producción no hace libres a las personas.

  109. Carlx: “Pero es que el modelo Singapur no es aplicable sino es por medio del autoritarismo, .., y no, no me vale hablar cuando nos interesa de libertad como concepto y cuando nos interesa distinguir entre libertad económica, libertad política o libertades civiles.”

    Este era el modelo que Rallo proponía: “copiar a Singapur en su modelo de Estado pequeño, de impuestos reducidos y de Estado de Bienestar gestionado por los propios ciudadanos”. O sea, el paradigma de estado liberal clásico, no de estado autoritario o totalitario. ¿Cómo eran los estados totalitarios bolcheviques o nazis u otros autoritarios? ¿Pequeños o grandes? ¿Confiscatorios o respetuosos con la propiedad? A mayor limitación del poder mayor libertad civil.

    Efectivamente, como dice Ron Paul: “Liberty is one package”. Pero por esa misma razón, si en España tenemos, en mayor o menor medida, unas libertades generosas en el ámbito civil pero un gran intervencionismo estatal en determinados sectores como el sanitario o el fiscal, lo lógico es que los liberales dirijamos nuestra mirada a aquellos modelos que se han revelado exitosos y que son compatibles con la libertad de los contribuyentes. Mayor coherencia no se puede pedir.

    Carlx: “¿O es que tu crees que es posible instaurar las jornadas laborales chinas en una democracia liberal occidental?, ¿o piensas que la población europea va a permitir un % alto de trabajadores sin ningún derecho en régimen de semiesclavitud como pasa en Singapur?
    Por otro lado intentar defender que un gobierno totalitario como el de Singapur que controla hasta con quien puedes tener sexo o no, no tiene ningún tipo de control sobre la base sobre la que se mueve la sociedad, sobre la economía es algo que no me creo.
    Anda que no habrá que untar a los del partido único de allí para hacer negocios ¡¡”

    Dos párrafos y dos argumentos falaces. Tu amigo el muñeco de paja y un invitado nuevo, el Ignoratio Elenchi o Elusión del Asunto. Tratas de demostrar algo que ningún liberal de los que aquí participamos ha defendido ni por asomo. Insistes en tergiversar la realidad arropando al muñeco con los ropajes más impopulares y empiezo a pensar que no es casualidad sino algo premeditado y poco honesto. Es imposible que seas tan poco receptivo a la evidencia de los hechos.

  110. Carlx: “Yo no tengo ningún prejuicio, simplemente no pertenezco a la clase social de la que hace apología la escuela austriaca.”

    Excusatio non petita, acusatio manifesta. Tú mismo has confesado el origen de tus prejuicios al establecer juicios de valor de antemano en función de tu supuesta conciencia de clase y no de la evidencia de los argumentos. La mejor refutación a tus no-argumentos parece que es dejar que te explayes.

  111. Carlx: “Desde la escuela austriaca leí críticas a la reserva fraccionaria y leí a gente que no lo ve mal, .., que tiene que ver eso.”

    Es cierta la discrepancia sobre la reserva fraccionaria. Pero tú afirmabas sin tapujos que los austriacos defienden los interéses de los capitalistas y te demuestro qu no es así, puesto que como en el caso de la reserva fraccionaria los principales beneficiarios son los banqueros privados. Capisci?

  112. Carlx: “No confundir “apropiación” o “posesión” con derecho de propiedad.”

    Es cierto que fue una distinción que hicieron los antiguos juristas romanos. La posesión haría referencia a una apropiación de facto pero no de iure como la propiedad, Dominum. Pero en nada afectaba al status quo del origen de la propiedad. De hecho la Ley Natural iba más allá de la Ley Positiva y concivieron los derechos de propiedad como emanados de los derechos humanos y por tanto anteriores al Estado e independientes de él.

  113. Carlx: “El anarquismo no plantea estos problemas, no existe la propiedad privada, (estamos hablando siempre de medios de producción, no de bienes personales), sino que esta propiedad es comunitaria y está legitimada por la misma comunidad.”

    Querrás decir el anarco-comunismo, no el anarquismo a secas. Me interpelabas sobre la legitimidad y te contesto. Y lo hago en base a esos medios de producción. Como reflexiona Ludwig von Mises (utilitarista): “Todo propietario es el sucesor legal directo o indirecto de alguien que adquirió la propiedad mediante la apropiación arbitraria de cosas sin dueño o por la expoliación violenta de sus predecesores”. Y esta probablemente sea la pura verdad. La naturaleza y sus dones en estado originario simplemente están ahí y no pertenecen a nadie (mas que al viento, que diría ZP). Pero ahora bien, en la noche de los tiempos, el caso de John Locke del hombre que toma unas bellotas o manzanas y las come y se preguntaba: “¿Podrá decir alguno que este hombre no tenía derecho a las bellotas o manzanas que él se apropió de este modo, alegando que no tenía el consentimiento de todo el género humano para tomarlas en
    pertenencia? Si el consentimiento de todo el género humano hubiera sido necesario, este hombre se habría muerto de hambre, a pesar de la
    abundancia que Dios le había dado.”

    Y yo añado: Evidentemente que debía apropiarse de las bellotas. ¿Qué títulos podía esgrimir el resto del género humano mas que pertenecer a la misma especie y estar encima de la faz de la tierra? ¿Y son esos argumentos suficientes para invocar un supuesto derecho al uso común de los recursos de la naturaleza? ¿Qué tendría que haber hecho ese hombre, esperar eones hasta la creación del Estado y la ley positiva? Evidentemente NO sino apropiarse de esos frutos. Murray Rothbard formula la legitimidad de la propiedad privada de los medios de producción sobre la base de la apropiación de algún factor natural no usado antes por el hombre junto a la combinación del trabajo humano para producir un bien de capital o bien de consumo. Creo que son argumentos mucho más respetuosos con la libertad del hombre y la realidad que nos rodea que no el peregrino y artificial argumento del consentimiento de la comunidad que tú, Carlx, nos expones.

    Ahora bien, como tú mismo has confesado en esta entrada, el polilogismo de clase no te permitirá admitir que la propiedad privada está relacionada con el dominio de la naturaleza y no con algo convencional y por tanto que se pueda eliminar.

  114. Carlx: “Por eso para mi el abarco-capitalismo es un oximorón,”

    El anarco-socialismo sí que es una contradicción de términos en tanto que la propiedad pertenece al dominio de la ley privada, mientras que en el comunismo, o en la sociedad socialista sin clases, sería una institución pública o la colectividad la poseedora de los medios de producción.

  115. Carlx: “Todo este debate empezó porque yo escribí que a donde nos llevan las políticas que defiende Rallo y que forman parte de la filosofía de la escuela austriaca es a un totalitarismo de las corporaciones, ., y de momento no me diste ningún argumento para rebatir eso.”

    Pues no lo había leído. Pero…

    …Probat qui dicit non qui negat. Eres tú el que tiene la carga de la prueba y por tanto debes probar primero lo que quieres concluir. De momento no pasa de afirmación gratuita puesto que no has aportado ninguna razón que lo demuestre. Por ejemplo, ¿qué políticas? ¿Cómo se produciría? ¿Qué corporaciones? etc…Cúrratelo un poco.

  116. Carlx: “de todas formas la realidad es que todas las economías son mixtas y sobre eso es sobre lo que hay que discutir creo.”

    Sí, pero tiene matíces. El sector privado es la vaca que el Estado del bienestar ordeña. Es productivo. Y he ahí la diferencia entre Suecia y Cuba. Suecia tiene un potente sector privado y en Cuba tienen peluquerías de la señorita Pepis liberalizadas. El Sector Público es parasitario, ineficiente, irresponsable, ineficaz, derrochador, nepótico, etc…

    Después está la planificación centralizada de la economía de los Bancos Centrales. Fijan los tipos de interés, la masa monetaria, los tipos de cambio, etc…Es decir, un caos de papel.

  117. A ver, que levanten la mano los que pensaban que las teles estaban caras o veían a la gente quejarse de ello… Nadie ¿no?

    Pues eso.

    Pajas mentales de los políticos para recaudar y meterse en un mercado que funcionaba muy bien antes de meter ellos las narices, como siempre.

  118. No deja de ser curioso como Sony, fuera del supuesto cartel, era la reina del mambo de la tecnología del tubo, mientras que en las planas son LG y Samsung, de momento, las que cortan el bacalao.

    Otra vez más, la realidad va por un lado y las pajas mentales socialistas e intervencionistas van por otro. Ojalá cualquier otro mercado de los intervenidos por el estado, como energía, las teleco, el financiero, o el de la construcción hubiesen funcionado “así de mal” como el de las teles… Precios más bajos que hace 5 o 10 años para más prestaciones.

  119. Bueno, Felson, es cierto que Apolo traía las enfermedades además de detentar el poder para curarlas. Pero tu analogía no es verdadera porque la mejora de la salud depende de la adecuación de los bienes económicos. Según he puesto en los comentarios anteriores, es un poco absurdo hablar en términos de competencia cuando hablamos de violencia.

  120. Refresnes

    – Me refiero al anarquismo, a la doctrina política a la que le puso nombre Proudhom y que desarrollaron Bakunin,.., y CIA. ¿A que sino?.

    Lo del anarco-capitalismo es otra cosa mucho más reciente y los anarquistas no están muy contentos de la “apropiación” de la palabra anarco precisamente.

    “Como reflexiona Ludwig von Mises (utilitarista): “Todo propietario es el sucesor legal directo o indirecto de alguien que adquirió la propiedad mediante la apropiación arbitraria de cosas sin dueño o por la expoliación violenta de sus predecesores”.

    – Pues estoy de acuerdo con Mises, la propiedad no es un derecho natural, sino derecho positivo.

    “El caso de John Locke del hombre que toma unas bellotas o manzanas y las come y se preguntaba: “¿Podrá decir alguno que este hombre no tenía derecho a las bellotas o manzanas que él se apropió de este modo, alegando que no tenía el consentimiento de todo el género humano para tomarlas en
    pertenencia? Si el consentimiento de todo el género humano hubiera sido necesario, este hombre se habría muerto de hambre, a pesar de la
    abundancia que Dios le había dado.”

    – La bellota es un bien de consumo, la encina es el bien de producción. Nadie niega la propiedad privada de los bienes de consumo, es más, desde el anarquismo se defiende que todas las personas sean propietarias de los bienes de consumo que producen.

    ¿Pero que hay de los medios de producción?, llegas a una isla donde está Robinsón, se apropió de la única encina que hay, del único medio de producción que hay, tu también quieres comer bellotas para sobrevivir, …., ¿como solucionas eso desde el anarcocapitalismo sin recurrir a la violencia?

    “Murray Rothbard formula la legitimidad de la propiedad privada de los medios de producción sobre la base de la apropiación de algún factor natural no usado antes por el hombre junto a la combinación del trabajo humano para producir un bien de capital o bien de consumo. ”

    -No entiendo ese argumento de Rothbard

    “Ahora bien, como tú mismo has confesado en esta entrada, el polilogismo de clase no te permitirá admitir que la propiedad privada está relacionada con el dominio de la naturaleza y no con algo convencional y por tanto que se pueda eliminar.”

    – También te contesto a lo de que el liberalismo es una ideología de clase, como todas, en este caso de la burguesía o de los propietarios de los medios de producción.

    Si, claro, es la vida social la que crea la conciencia, no al reves. Son las condiciones socio económicas en las que nace y vive una persona las que determinan sus ideas.

    Con el ejemplo que me pones sobre la escuela austriaca y la reserva fraccionaria no me demuestras nada, la escuela austriaca defiende al empresario capitalista como la parte principal de la sociedad, la que crea la riqueza y defiende la banca privada, .., es más reniega de la banca pública y hasta de los bancos centrales. Incluso hasta abogan por la creación de dinero por parte de bancos privados en competencia.

    Lo de la reserva fraccionaria es simplemente un asunto de gestión dentro de un sistema capitalista, y también de limitación de poder de un sector del sistema.

    PD – Yo lo que no trago es que me quieran vender una ideología que es claramente apologética de una clase social, como una ideología que defiende la libertad. Tampoco trago con el concepto de libertad de la escuela austriaca ni conque me quieran vender la propiedad privada como un derecho natural.
    Incluso puedo estar de acuerdo con muchos postulados de la escuela austriaca, con algunos lo estoy, pero que no me vendan motos a estas alturas. Todo esto ya debió quedar finiquitado en el siglo 19 ante el fracaso de las revoluciones liberales, esta vuelta atrás de los nuevos liberales de la escuela austriaca y de Chicago sólo nos lleva a donde nos llevó en el siglo 19, .., y en esas estamos.

    PD 1 – Me parecen mucho más interesantes las ideas de otros liberales como Rawls o Berlin. Incluso el minarquismo de Hayek, Rothbard, Huerta de Soto y los anarco liberales tienen gravísimos problemas lógicos en sus teorías

  121. Refresnes

    En cuanto a lo de Singapur, .., pues bien, cuanto más leo mas me doy cuenta de que ni liberalismo social, ni liberalismo político, ni liberalismo económico en ese país.

    El estado de Singapur es el que proporciona la sanidad, la educación y hasta la vivienda. Es más, obliga a sus ciudadanos a ahorrar dinero en seguros médicos.

    ¿donde está el liberalismo en Singapur?

    Pero bien, si para oponer algo ante el éxito del estado del bienestar socialdemócrata escandinavo tenemos que acudir a un estado como el de Singapur, o al Suizo, (el estado más colectivista de Europa, donde hasta se vota por referendums el permitir la compra de la segunda vivienda), .., mal vamos de modelos reales con los que contrastar nuestra ideología.

    PD – De todas formas siempre caéis en el mismo error, el individualismo metodológico, .., y la poca honestidad intelectual. El coger los datos que me interesan y sacarlos de su coyuntura histórica para presentarlos de la forma que me interesa. Pero bueno, ya estamos avisaos y se pilla antes a un cojo que a un mentiroso, .., jeme

  122. Carlx: “Pues estoy de acuerdo con Mises, la propiedad no es un derecho natural, sino derecho positivo.”

    xDD Pero Mises no concluye eso. Para Mises a la cataláctica nada afecta que la propiedad sea de orden natural o positivo.

    Carlx: “La bellota es un bien de consumo, la encina es el bien de producción.”

    ¿Y el trabajo humano que pertenece exclusivamente a ese hombre y que es necesario para recoger la fruta no es acaso otro factor de producción?

    Carlx: ” desde el anarquismo se defiende que todas las personas sean propietarias de los bienes de consumo que producen.”

    ¿Los medios de producción de “propiedad” colectiva y los bienes de consumo privados? Un salto en el vacío lógico. ¿Y qué derecho o ley ampara esa propiedad de los bienes de consumo? ¿Y quién defiende esa propiedad privada de los bienes de consumo?
    Pero no cambies de caballo, ¿o eres marxista o eres bakunista?
    En la sociedad que has venido defendiendo hasta ahora, la marxista, la propiedad de los bienes de consumo se distribuiría según las necesidades de cada cual. Por tanto me parece incoherente que ahora esgrimas que defiendes que los productores sean legítimos propietarios de los bienes de consumo que producen.

    Carlx: “¿Pero que hay de los medios de producción?, llegas a una isla donde está Robinsón, se apropió de la única encina que hay, del único medio de producción que hay, tu también quieres comer bellotas para sobrevivir, …., ¿como solucionas eso desde el anarcocapitalismo sin recurrir a la violencia?”

    ¿Qué tal si le ofreces tus servicios a cambio de bienes de consumo (bellotas o manzanas)? ¿O por qué no emplear tu fuerza de trabajo, combinarlos con otros recursos naturales de la isla y obtener otros bienes de producción o consumo con los que garantizar tus sustentos, bien sea consumiéndolos o intercambiándolos. Puedes pescar, sembrar, cazar, cantarle canciones de cuna a Robinson, arrullarle cositas bonitas a su oido…la Naturaleza es extensa y relativamente abundante, salvo casos extremos, y la capacidad de adaptación, supervivencia e innovación del hombre casi inagotables. Siempre queda el recurso de la violencia, claro está. Y sería el triunfo del más fuerte el que ostentaría los títulos para apropiarse de la tierra. El derecho consuetudinario sería una ley que podría garantizar los derechos de propiedad sin necesidad de la creación de un Estado. Si la propiedad es anterior al Estado, y la principal función del Estado es salvaguardar los derechos dominicales mediante la violencia, lo que puede ser eliminado o sustituido en sus funciones no es la propiedad privada sino el Estado mismo. Que sí que es una creación convencional del hombre. La tesis de Rothbard además proporciona límites a la apropiación de los recursos naturales por parte de cada hombre. Los derechos de propiedad podrían quedar perfectamente definidos en base a ellos. Ningún hombre podría abarcar todos los factores originarios de producción.

    Carlx: “Con el ejemplo que me pones sobre la escuela austriaca y la reserva fraccionaria no me demuestras nada, la escuela austriaca defiende al empresario capitalista como la parte principal de la sociedad,”

    No. El empresario para la escuela austriaca, y ya desde Cantillon o Say, no es el centro de la Sociedad sino de la ciencia económica.

    Por otra parte, Carlx, en esa sociedad sin clases anarquista no podría existir el robo puesto que la “propiedad” (que ya hemos visto que pertenece al ámbito de la ley privada) de los medios de producción pertenece al colectivo y nadie puede robarse así mismo, pero si podría existir un uso indebido de los medios de producción por parte de determinados grupos dentro de esa organización de “buenos salvajes”. ¿Quién velaría en esa sociedad para que esto no sucediese? ¿Se emplearía la violencia? ¿Y los gorrones? Que siempre han existido en todos los proyectos comunales y que han sido la manzana de la discordia esas sociedades hasta el punto de provocar la desmembración del algunas de ellas, ¿cómo previenes y solventas el problema de estos gorrones? ¿Sería el trabajo obligatorio?

  123. Esto que se me quedaba en el tintero…

    Carlx: ” ¿O es que tu crees que es posible instaurar las jornadas laborales chinas en una democracia liberal occidental?”

    Las largas jornadas laborales nada tienen que ver con el sistema político sino con la baja producitivad marginal del trabajo, es decir, por la ausencia de acumulación de capital. No quieres leer a Böhm-Bawerk, y claro, vas arrastrando las cadenas de las lagunas teóricas de Marx.

  124. “¿Pero que hay de los medios de producción?, llegas a una isla donde está Robinsón, se apropió de la única encina que hay, del único medio de producción que hay, tu también quieres comer bellotas para sobrevivir, …, ¿como solucionas eso desde el anarcocapitalismo sin recurrir a la violencia?”

    PREGUNTO:
    ¿De verdad la encina es el único medio de producción de la isla? ¿El que ha llegado a la isla no es dueño de un medio de producción: su trabajo? ¿Ese individuo podría aplicar ese medio de producción en un recurso natural para producir algo que el dueño de la encina quiera e intercambiarlo por la bellota?

    ¿Puede el anarcocapitalismo resolver ese problemas sin recurrir a la violencia? Sí

  125. Osito teddy,
    1º ” Pero tu analogía no es verdadera porque la mejora de la salud depende de la adecuación de los bienes económicos. Según he puesto en los comentarios anteriores, es un poco absurdo hablar en términos de competencia cuando hablamos de violencia.”
    ¿ y si cambiamos el termino violencia por el de mejora de la protección?,¿dependería ya de la adecuación de los bienes económicos..?,¿ dejaría de ser absurdo hablar en términos de competencia?, si es un no, entonces..¿podría decir yo también que es absurdo hablar en términos de competencia cuando hablamos de enfermedad…? Ahí lo dejo ya.

    2º “sólo el 35% de los contribuyentes se declaran católicos en la intimidad de sus impuestos”.
    Sectarismo en estado puro: ataca con tanta fiereza los privilegios de la Iglesia como defiende los de los sindicatos… que tienen “de la intimidad de sus afiliados” ¡bastante menos de la mitad de apoyo!

    3º si alguien quiere privilegiar a quien sea ó a lo que sea, que lo haga con su dinero y punto.

  126. Es curioso que algunos algunos no paréis de repetir que es el trabajo y solo el trabajo el que crea valor, y sin embargo, a la hora de enumerar los factores, siempre lo olvidéis. Siempre olvidéis de que cada individuo ya es propietario de un factor de producción: su trabajo.

  127. Bueno, es un tema algo complejo eso está claro, pero se te ha respondido a lo que planteas en el punto 1 de tu comentario. Expongo otra vez parte del artículo, el que más relevancia tiene para aclarar lo que comentas:

    “Un gobierno legítimo está restringido a proteger los derechos individuales contra su violación por la fuerza (o la amenaza de fuerza). Un gobierno legítimo funciona de acuerdo a procedimientos objetivos, validados filosóficamente, que han sido incorporados a lo largo de todo su marco jurídico, desde su Constitución hasta la más concreta de sus normas y ordenanzas. Una vez que tal gobierno, o lo más parecido a ello, ha sido establecido, no existe el “derecho” a “competir” con el gobierno – o sea, a actuar como juez, jurado y verdugo. Y tampoco adquiere uno ese “derecho” uniéndose a otros para entrar en el “negocio” de ejercer la fuerza.

    Para poder realizar su función de proteger los derechos individuales, el gobierno debe prohibir por la fuerza el que algunos la inicien y amenacen así los derechos de los demás ciudadanos. La fuerza privada es fuerza no autorizada por el gobierno, no validada por sus garantías procesales, y no sujeta a su supervisión.

    El gobierno tiene que considerar tales fuerzas privadas como una amenaza, es decir, como una posible violación de los derechos individuales. Al prohibirlas, el gobierno está tomando represalias contra esa amenaza.

    Hay que dejar claro que un gobierno legítimo no prohíbe que un hombre use la fuerza para defenderse en una emergencia, cuando el recurso del gobierno no está disponible; pero le obliga, correctamente, a que demuestre de manera objetiva, en un juicio, que estaba actuando en defensa propia durante una emergencia. Del mismo modo, el gobierno no prohíbe los guardias privados; lo que hace es, correctamente, poner a esos guardias privados bajo su supervisión al concederles licencias, y no les otorga ningún derecho o inmunidad especial: ellos siguen estando sometidos a la autoridad del gobierno y a los procedimientos legales.

    El intento de invocar los derechos individuales para justificar la “competencia” con el gobierno se desmorona en el primer intento de concretar lo que eso significaría en la realidad.”

    Lo único en que disiento de esta larga exposición que puse más arriba en dos comentarios es ese desprecio nada velado por el pensamiento Libertario como corriente filosófica. En lo que a mí respecta dicha talla intelectual me parece enorme y más honesta de lo que se da a entender. No hay más que leer a Rallo para testificarlo.

  128. A ver si nos enteramos, estáis educando mal a los niños, las bellotas NO SE COMEN (ca-ca, ca-ca).
    LABOR DE MERCADO (empresario+trabajador+inversores+consumidores+…+etc), dictaminar si es de consumo o producción. Por ahora, únicamente es de producción, digamos, sólo se ha descubierto esa utilidad, aunque podríamos decir, es combustible de “consumo”.

    Solamente miran el prisma por una cara; la realidad es muchísimo más compleja. El hombre se ha enfrentado a estos problemas por mucho tiempo, y, algunos de ellos, los ha solucionado con éxito.
    Lo primero debemos saber es: El Estado (organización + territorio + habitantes) es una forma de propiedad, puede sonar un poco extraño a aquellos tampoco lo identifican como una corporación (organización), aunque es colectiva. Yo soy de tierra sueva, aquí la propiedad “colectiva” no tiene problema, pero tampoco la individual o grupal.
    La propiedad es ambos, no es excluyente, derecho natural y positivo (en la isla de Robinson estarían en balance ambas, en base al usufructo balanceado con la necesidad y la capacidad de custodia*). Clasificar algo como un robo parece simple, pero primero debemos identificar ¿cómo, quien y qué?, puede ser propiedad.
    Esa escasez de perspectiva histórica, mesura y término genera inventos más dañinos para el liberalismo que el comunismo, marxismo, anarquisto y tinglados similares. El anarco-capitalismo es un intruso, una peligrosa rémora se apunta al liberalismo. Pero ello, es otra forma de colectivismo utópico, es más, la cosmovisión del hombre solamente la reflejan en un atómico “no inicio de la fuerza”, una simpleza asusta, teniendo en cuenta todas las penalidades ha pasado la humanidad para llegar a saber, la leyes algo más que un texto.

    Resumiendo, el problema (para la propiedad y todo en general) es: se capture el legislativo. Por ejemplo, en España el legislativo está capturado (ver indultos) por una casta o élite. Y, la gente no vota que le roben, porcentualmente me juego algo, la gente no quiere se rescaten los bancos, a pesar de ello se rescatan. Democracia ¿dónde?
    El problema no es la **Democracia, el problema es ¿cómo, quién y por qué? Se hacen las leyes, recordemos, todos deben cumplir,…

    *: Es decir. Robinson, NO PUEDE declarar la isla es su propiedad y a la vez prohibir cualquier tipo de pacto respecto al usufructo (derecho positivo), porque ello afectaría al derecho natural de ambos. Pues quien llega (supuesto un naufrago necesitado) estaría obligado a iniciar la violencia. Es por ello, no sé si se han percatado, existe una cosa se llama lengua. Con esta herramienta la gente puede hablar y llevar a acuerdos. En principio, casi todo el mundo reconoce la primera ocupación como derecho, pues ello, para ser invalidado requiere de violencia. Algo puede afectar negativamente a ambas partes. Se trata por lo tanto de maximizar beneficios,…,
    Es decir, como sucede en el mundo real, del día a día, la gente tiende a aflojar su “propiedad”, por diversos factores. Algunos talibanes de los privado, dirían Robinson está legitimado a dejar morir de hambre o devolver al mar al “intruso”. Pero ello, no suele suceder porque los derechos son cosas diferencia personas de animales,…

    **: democracia de derecho, no derecho de democracia.

  129. Estimado Juan Ramón, los acuerdos de precios y el reparto del mercado atenta contra uno de los principios informadores que siempre te vi defender: la libertad de mercado. No te entiendo. No se trataba de colaboraciones loables y públicas entre empresas. Lo que estuvieron haciendo durante más de 10 años fue posición dominante.

  130. Wasserman

    Creo que confundes el ‘dominio’ con el ‘éxito’.
    Los ‘monopolios coercitivos’ provienen de un Estado o gobierno.
    Los ‘monopolios naturales’ derivan del ‘libre mercado’. En este nunca puede existir uno ‘coercitivo’ y más que monopolio yo lo llamaría: productor top o vendedor top.

    El que no aceptes que lo ruinoso y lo que crea más competición es que muchos quieran lo mismo, ed tu problema.
    Pero no le eches la culpa al ‘libre mercado’ (que deberían dejar que existiera al 100 %).