¿Es el liberalismo una ideología al servicio de los empresarios?

Los enemigos de los mercados libres suelen caracterizar el liberalismo como una ideología sometida a los intereses del empresariado, sobre todo del gran empresariado. Al muy conspiranoico modo, tratan de describir el liberalismo como un conjunto de hipótesis ad hoc dirigidas todas ellas a beneficiar a la plutocracia gobernante: impuestos bajos o inexistentes, ausencia de regulaciones laborales, defensa de la propiedad de quienes ya tienen elevados patrimonios, oposición a la mal llamada legislación de defensa de la competencia, etc. Ciertamente, dando una visión muy parcial y sesgada del asunto, la hipótesis podría resultar verosímil, si bien cuando escudriñamos un poco en la realidad podemos comprobar su escaso fundamento.

Para empezar, hay que decir que el liberalismo busca descubrir aquellos principios normativos universales y simétricos que permiten que cada individuo o grupo de individuos pueda satisfacer sus fines vitales de manera voluntaria, cooperativa y mutuamente beneficiosa con otros individuos o grupos de individuos. La materialización práctica de esta saludable premisa es que las relaciones humanas han de venir coordinadas sobre la base del respeto a la propiedad privada y a los contratos voluntariamente firmados, sin que ninguna persona tenga derecho a iniciar la violencia contra la propiedad privada ajena y las cargas que convencionalmente ha asumido (incumplimiento contractual). Por consiguiente, ya desde un comienzo no puede decirse que el liberalismo esté al servicio de la clase empresarial, pues los derechos y deberes fundamentales son los mismos para todos los individuos, sean quienes sean y se hallen en la posición en la que se hallen.

Claro que, frente a lo anterior, la respuesta más común suele ser: siun liberal defiende simétricos derechos y deberes para todos es porque sabe que esa igualdad jurídica beneficia a los empresarios frente al resto de la sociedad (por el motivo que sea: por ser los más hábiles, los más listos, los más guapos o los más ricos); el marco aparentemente razonable no deja de ser un subterfugio para consolidar un régimen de explotación empresarial: no puede tratarse de igual modo a quienes son diferentes.

Demostrar que el imperio jurídico de la propiedad privada y de loscontratos voluntarios es beneficioso para todos nos llevaría demasiado lejos; baste decir a este respecto que si el mercado no es un juego de suma cero –y no lo es–, todos pueden salir ganando de la cooperación social, por mucho que algunas personas (las más perspicaces) sean capaces de obtener más beneficio de esa cooperación que otras personas, pero el caso es que todas tienen el potencial de salir ganando (unas más, otras no tanto). Lo que sí me interesa en este artículo es refutar la hipótesis de que todas las propuestas liberales son, en el fondo, una mascarada dialéctica dirigida a que el empresario pueda lucrarse con impunidad.

Ya de entrada, semejante paranoia se enfrenta con un problema irresoluble: los intereses de los empresarios y de los capitalistas no son ni mucho menos homogéneos. Dentro de una misma empresa hay distintos intereses en liza (por ejemplo, el capitalista quiere que el empresario no se le desmadre y el empresario puede intentar lucrarse a costa del capitalista: es lo que se conoce como problema del agente-principal); dentro de una misma industria, dos compañías pueden competir y batallar hasta que una de ellas desaparezca (verbigracia, dos fabricantes de teléfonos móviles o de sistemas operativos); dentro de un mismo sistema económico, diferentes industrias pueden reproducir esa feroz competencia para quedarse con los consumidores de la otra (por ejemplo, empresarios que fabrican máquinas de escribir y ordenadores personales); incluso dentro de la economía global, los intereses generales de unos capitalistas pueden estar enfrentados a los de otros capitalistas (por ejemplo, cuando escuchamos que los especuladores se están cebando con las acciones o con la deuda de una empresa, es evidente que los intereses de los especuladores están absolutamente contrapuestos a los de la empresa contra la que especulan). Si los liberales tuviéramos que defender militantementelos intereses de empresarios y capitalistas, colapsaríamos víctimas de un cortocircuito esquizofrénico: exactamente, ¿los intereses de qué empresarios o capitalistas habría que defender en cada momento? Aunque fueran los del mejor postor, ese empresario no siempre tiene por qué salir ganando con el libre mercado, pero los liberales coherentes siempre defienden el libre mercado, ¿cómo conjugar eso con las variables posiciones de cada empresario dentro del mercado?

Y es que, como digo, no es ni mucho menos cierto que todos los empresarios o que todos los capitalistas salgan permanentemente beneficiados de un mercado libre y, por tanto, no todos ellos –ni siquiera una mayoría– defenderán los principios del liberalismo, o no lo harán en todo momento. En realidad, el mercado libre sólo beneficia a aquellos empresarios o capitalistas que sean capaces de invertir adecuadamente su capital para satisfacer, mejor que el resto, las cambiantes necesidades de los consumidores… y sólo mientras sigan siéndolo: se trata, pues, de un entorno bastante incierto, hostil y mutable en el que pocos empresarios se sienten permanentemente confortables. Lo que la gran mayoría de empresarios desearía es que el Estado les garantizara su acotada parcela de actividad, sus beneficios mínimos anuales y otro tipo de canonjías que les permitieran disfrutar de la vida sin quebraderos de cabeza. Si los liberales estuvieran al servicio del empresariado, sus principales reivindicaciones consistirían en exigir al Estado regulaciones y gastos que maximicen el lucro empresarial. Pero es justamente al contrario: reclaman derogar todas esas regulaciones y gastos públicos que tan lucrativos resultan para cierta casta corporativa.

Por hacer un listado no exhaustivo, la inmensa mayoría de liberales se opone a este tipo de prebendas tan del gusto de muchos empresarios acomodados:

  1. Precios garantizados, subvenciones o rescates. En un mercado libre, todas las empresas deben estar sujetas a los deseos de los consumidores. Eso implica que ningún capitalista tiene garantizadas sus rentas futuras, sino que éstas aflorarán en tanto en cuanto sigan siendo capaces de satisfacer mejor que el resto a los consumidores. Este principio, claro, no es sólo de aplicación a capitalistas y empresarios, sino a todos los agentes económicos (de ahí la muy extendida percepción de que somos esclavos del mercado); pero lo importante es que también les es aplicable a ellos. En consecuencia, los liberales se oponen a todo tipo de tretas estatistas dirigidas a burlar esta servidumbre al consumidor, como pueden serlo los precios garantizados (el Estado compra la mercancía estropeada de un empresario a precios más altos que los que están dispuestos a abonar los consumidores), las subvenciones (se obliga a los contribuyentes a sufragar un proyecto empresarial que no concuerda con sus gustos como consumidores y, por tanto, se somete a estos últimos a los caprichos del empresario) o los rescates (compañías fallidas que han destruido más riqueza de la que han sido capaces de crear y que deberían desaparecer pero a las que se les reflota en contra de los deseos últimos de los consumidores). Los empresarios gustan de precios garantizados, de subvenciones y de rescates; los liberales, no.
  2. Barreras de entrada al mercado. Si el empresario debe servir al consumidor en todo momento mejor que los demás, es evidente que su puesto dentro de la organización económica peligra cada segundo. Puede que ahora mismo no conozca de ninguna amenaza, pero eso no significa que no se esté preparando en algún garaje o en algún despacho un plan de negocios que a corto, medio o largo plazo termine destronándolo. Los empresarios que se hallan dentro del mercado adoran, por consiguiente, todo tipo de trabas y de barreras de entrada que impidan que empresarios con nuevas ideas los desbanquen. Los liberales, en cambio, se oponen a toda regulación que bloquee esa sana competencia,precisamente porque la competencia permite enterrar a los empresarios menos eficientes: ni licencias, ni reglamentaciones que impongan gravosos costes iniciales, ni concesiones exclusivas, ni siquiera patentes. De nuevo, los empresarios ya asentados adoran las restricciones a la competencia; los liberales las detestan.
  3. Aranceles y otras barreras proteccionistas. Una forma de protección contra la competencia que, por su importancia, ha adquirido entidad propia son los aranceles, las cuotas y demás barreras proteccionistas. Este armazón mercantilista blinda a las empresas nacionales de la competencia exterior, asegurando a los empresarios que se han especializado en atender al mercado interno que van a mantener su cortijo. Dado el tamaño de la economía mundial en relación con el de la economía nacional, sólo hay que pensar en la enorme desazón que siente un empresario nacional cuando, de repente, caen las barreras comerciales y se encuentra con toda una marabunta de potenciales competidores extranjeros. De ahí que muchísimos empresarios adoren el proteccionismo comercial, mientras que los liberales siempre han sido marcadamente librecambistas. Nuevamente, los empresarios van por un lado, los liberales por otro.
  4. Crédito artificialmente barato. Capitalistas y empresarios suelen tener, al menos en un comienzo, una relación pasional con el crédito barato. Muchos empresarios venden la mayor parte de sus mercancías a crédito (viviendas, grandes electrodomésticos, automóviles, etc.), de modo que, a más crédito, más ventas. Asimismo, para montar una empresa, o para multiplicar sus rendimientos, es necesario capital, y una forma de obtener ese capital de manera asequible es con un volumen de crédito artificialmente abaratado. A su vez, los empresarios proveedores de ese crédito artificialmente barato y abundante –los banqueros– también obtienen plusvalías extraordinarias por su mayor volumen de negocio. Por tanto, casi todos los empresarios están encantados con las expansiones crediticias derivadas de la privilegiada situación de los bancos. Por el contrario, los liberales rechazan las manipulaciones inflacionistas del crédito e incluso llegan a proponer para evitarlas el abandono de la moneda fiduciaria y el cierre de esos monopolios estatales llamadosbancos centrales que tanto convienen y benefician a los bancos privados. Otro punto donde empresarios y liberales chocan de frente.
  5. Planes de estímulo y obra pública. Una posible derivada de las expansiones crediticias es el endeudamiento estatal dirigido a acometer todo tipo de proyectos disparatados, como puede ser la obra pública megalómana. Muchas empresas están encantadas con tales planes de estímulo por cuanto incrementan sus ingresos (sobre todo, las que son directamente beneficiarias de los contratos estatales, pero también aquellas que salen ganando por el estímulo temporal del gasto agregado). De hecho, tales estímulos no son más que una forma de subvención y, como todas las subvenciones, son rechazados frontalmente por los liberales. Otro ejemplo de no coincidencia de pareceres entre unos y otros.

En suma, que los liberales defiendan un marco jurídico donde los mejores empresarios puedan prosperar y enriquecerse no significa que estén a su servicio, pues también es un marco donde los malos empresarios –sin las redes y los privilegios estatales– están condenados a fracasar y arruinarse; y sucede que los empresarios exitosos de hoy pueden ser los fracasados de mañana. Si los liberales defienden ese marco es porque es el marco óptimo para que todos satisfagan sus necesidades: pues los mejores empresarios se enriquecen sólo después de haber generado mucho valor para los consumidores. La realidad, pues, es más bien la opuesta: son los antiliberales intervencionistas quienes recurren a todo tipo de argucias estatistas para socavar la soberanía del consumidor y, consciente o inconscientemente, llenar los bolsillos de los cuatro empresarios afines al régimen.

También te puede gustar

60 comments

  1. ¿Podría explicar algo más sobre el tema de las patentes, doctor? Yo creo que pueden ser una garantía a la I+D ya que como no se puede copiar una patente hay más estímulos para investigar y perfeccionar la tecnología de los productos.

    Pero no soy experto ni mucho menos en el tema.

    Una pregunta: en México el IVA puede ser útil para muchas empresas porque tienen un período de tiempo relativamente largo para disponer del dinero que obtienen de los consumidores, antes de entregarlo al fisco, así que muchos grandes industriales apoyan el IVA. Por lo menos aquí.

    No sé si en España sea posible lo mismo. Me gustaría saberlo.

  2. Comparto mucho de lo que dices, pero tus ideas llevan inevitablemente a la desaparición del Estado (yo estoy de acuerdo en eso) y al crecimiento del poder corporativo (en eso nos diferenciamos). Un poder corporativo por encima de cualquier otro grupo de poder (los simples ciudadanos) no traería nada bueno al grupo más débil (los ciudadanos).

  3. No sé a cuento de qué viene hablar de paranoia o de conspiranoia cuando lo cierto es que muchas veces los empresarios conspiran precisamente para presionar al estado para conseguir proteccionismo o subvenciones. Lo que contradice, claro está, la afirmación de que el liberalismo siempre beneficia a los empresarios.

  4. Chema, el estado no tiene por qué desaparecer. Su cometido sería velar por el funcionamiento y el cumplimiento de las reglas del estado de derecho, que es la base de la igualdad de oportunidades y de la convivencia pacífica.

    Un modelo que, bajo la premisa de la defensa de la libre competencia, estableciera reglas que impidieran la creación de poderes corporativos. Todo lo contrario a la actual modelo legislativo que parchea y favorece a unos sectores en detrimento de otros.

  5. Creo que el artículo se enfoca bien cuando habla de la dicotomía expresada en el concepto de “problemas de agencia”. Dicotomía ontológica entre Accionista y Empresario. O usted creo que dice, entre Capitalista y Empresario. Luego tal problemática deriva en su escrito, en la dialéctica entre Empresario y Liberal. De modo que durante la exposición se ha producido una derivación de la dialéctica entre personajes: de la antítesis Capitalismo-Empresario a la del Empresario-Liberal. Esto me produce confusión. Pues en el camino parece haberse producido un desfase de personajes. Creo que este desfase en la exposición tiene que ver con la frase que dice a mitad del texto:
    “los liberales tuviéramos que defender militantementelos intereses de empresarios y capitalistas, colapsaríamos víctimas de un cortocircuito esquizofrénico…”
    Todo parece indicar que esa esquizofrenia del liberal (como pensador) es fruto precisamente de la confusión entre dialécticas antes citadas y de su deriva a lo largo del razonamiento. Pero humildemente creo, que la esquizofrenia se produce en un nivel epistemológico en el interior mismo del concepto de Capitalismo. Esquizofrenia entre dos conceptos del Capital que tienden claramente a diverger, como por ejem, anecdótico los problemas-de-agencia entre Accionistas y Empresariado.
    Un saludo, profesor.
    ERS

  6. Quiero decir que el tema está aquí:
    “incluso dentro de la economía global, los intereses generales de unos capitalistas pueden estar enfrentados a los de otros capitalistas (por ejemplo, cuando escuchamos que los especuladores se están cebando con las acciones o con la deuda de una empresa, es evidente que los intereses de los especuladores están absolutamente contrapuestos a los de la empresa contra la que especulan).”
    A mi modo de ver, esa es precisamente la esquizofrenia ontológica del Capitalismo escindido en dos lógicas: la líquida y la gaseosa.
    ERS

  7. S. Rallo

    Sus gigantescos conocimientos de las virtudes del capitalismo van siempre a la par de su desconocimiento acerca de sus miserias. No vea en las críticas que se le hacen al capitalismo a enemigos de la libertad sino un bonito espejo donde se muestran que no todo es oro lo que reluce. Le invito a abandonar una temporada la perspectiva de un aula e introducirse en las verdaderas entrañas de lo que tanto le causa admiración. Quizás llegue a la conclusión de que un capitalismo fuerte requiere de unos poderes públicos fuertes.

    Más allá de la perspectiva del empresario-aventurero-héroe la lógica del capitalismo se asemeja bastante a la evolución de un cáncer. El típico empresario de los inicios del capitalismo se saltaba todas las fronteras habidas y por haber, aplastando por todos los medios posibles a los competidores, infiltrándose en todos los rincones de la sociedad para maximizar su beneficio y seguir expandiéndose (metástasis), sin miramientos de ningún tipo y proyectándose hacia lo internacional para seguir acumulando poder a cualquier precio. Claro, le fastidian las legislaciones que coartan su desarrollo aunque el resto de la sociedad y toda la comunidad científica del mundo diga otra cosa. ¿Nos molesta que legislaciones en materia sanitaria controlen la calidad de nuestro producto o que legislaciones laborales nos digan lo que tenemos que hacer respecto a la salud laboral de nuestros trabajadores? No pasa nada, compraremos a los políticos para que defiendan nuestros intereses, o mejor, eliminEmos el Estado y la política para que la única legislación válida sean los principios de nuestro negocio. Al igual que el cáncer, resulta curioso que la megalomanía del capitalista tenga su punto y final cuando se da cuenta que el sacrificio de todo lo que se le oponía y de todo un planeta al que ha agotado acarrea también su propia muerte.

    Al capitalismo le falta la conciencia de una unidad mayor y más completa, por eso no está demás que el Estado con sus funcionarios y que todas las instituciones públicas, ONGS, colectivos sociales, sindicatos, amigos internautas o cualquier particular se lo recuerde de vez en cuando. No son sólo ignorantes de las virtudes del empresario (como creen los liberales), también observan la realidad desde un lado que el capitalista se niega a ver, quizás porque si lo contemplara lo más probable es que no hicieran tanto dinero. Necesitamos pues al despiadado y cancerígeno empresario para disfrutar de todos los productos del supermercado pero también al que lo controla y lo somete a la más feroz crítica. Esto sí que es un auténtico equilibrio natural.

  8. “Un modelo que, bajo la premisa de la defensa de la libre competencia, estableciera reglas que impidieran la creación de poderes corporativos. Todo lo contrario a la actual modelo legislativo que parchea y favorece a unos sectores en detrimento de otros.”

    Justo lo que dicen los liberales. Basta de usar al estado como apoyo para los empresarios:obligar a estos a la libre competencia. Es increíble la ignorancia de lo que es el liberalismo más elemental.

    “¿Nos molesta que legislaciones en materia sanitaria controlen la calidad de nuestro producto o que legislaciones laborales nos digan lo que tenemos que hacer respecto a la salud laboral de nuestros trabajadores? No pasa nada, compraremos a los políticos para que defiendan nuestros intereses”

    Justo lo que los socialdemocrátas no entienden: ¿¿¿Donde porras esta el estado que se pone de parte de los más débiles cuando los más fuertes ponen los billetes sobre la mesa???

    Y sin embargo siguen, erre que erre: el estado es el defensor de los pobres.

    (Ja ja ja).

    Y no entienden algo tan simple como que los empresarios son antiliberales por definición: quieren competencia para los demás, pero para SU PROPIO negocio quieren subvenciones, proteccionismo, prebendas y todo el apoyo que sólo el estado les puede dar. Y es natural que hagan así: están defendiendo sus intereses.

    La pregunta de perogrullo entonces es: ¿Esos intereses están representados por el liberalismo?

  9. Juan:

    ONG: Organización No Gubernamental. O sea, que no es estado, y no va en contra del espíritu liberal.

    Colectivos sociales, sindicatos etc., no tendrían por qué tener nada que ver con el gobierno, y son cosas que tampoco van en contra del espíritu liberal. Que en España algunos sindicatos tengan poderes especiales concedidos por el gobierno, eso ya creo que no es liberal, y en mi opinión, está relacionado con los niveles de paro tan altos que tenemos.

    Podrías explicar cómo ese empresario megalómano del que hablas, es capaz de hacer crecer tanto su empresa en un entorno liberal, si no es reinvirtiendo todo su dinero, y consiguiendo ofrecer el mejor servicio del mundo a los consumidores y clientes? Exactamente qué daño le estaría haciendo a nadie? No habría más bien que hacerle una estatua? Acaso no estaría dando mejor trabajo que el resto y haciendo la vida mejor a millones de personas.

    La siguiente frase no la tienes argumentada. Dices:

    “o mejor, eliminEmos el Estado y la política para que la única legislación válida sean los principios de nuestro negocio.”

    Un empresario sin la ayuda del estado, se ve obligado a hacer las cosas mejor que cualquier posible competidor de todo el mundo, si quiere sobrevivir… y ese no es un panorama muy atractivo para el que se quiere lucrar por el camino fácil. Cualquier empresario bien establecido, prefiere que el gobierno aumente el proteccionismo, y complique la regulación, para así dificultar la aparición de competencia para su negocio.

  10. Este articulo desmonta la mayor falacia que para mi existe hoy día en contra del liberalismo y es por un lado confundirlo con corporativismo (estado que subvenciona y privilegia a empresas) y por otro lado no entender que es un libre mercado (competencia en calidad y precio para complacer al consumidor, donde el empresario que no lo logra asumirá sus propias perdidas)

  11. Juan, el crecimiento de las empresas en libre competencia más que un cáncer con metástasis, yo lo veo como un complemento vitamínico, se introduce, se expande por el riego sanguíneo y produce beneficios en las células que lo necesitan.
    Si te crees que MacDonalds, Microsoft o Facebook provocan un daño cancerígeno, piénsalo otra vez. Gracias a MacDonalds hay gente poco cualificada que escoge libremente trabajar allí a cambio de un salario mejor que su alternativa: ya sea paro o eslomarse recogiendo arroz.
    Gracias al “monopolio” que tenía Microsoft tenemos un progreso tecnológico y una miríada de empresas tipo Apple, Android….etc ofreciendo cada vez más y mejores productos.
    Y gracias a Facebook tenemos muchas redes sociales mejorando sus servicios y comunicando gratis a miles de millones de personas. ¿A qué cáncer te refieres?. ¿O es mejor un monopolio estatal como el que tenía telefónica a prácticamente comunicarnos gratis?.
    Todos los “daños cancerígenos” que producen las empresas se suelen deber directa o indirectamente a la intervención del Estado, a que no se encuentran en un entorno libre.
    Pon algún ejemplo de “cáncer” y verás como se cumple. Si no hay refutación posible será que tienes razón, y no tendré problema en renegar del capitalismo (entendido como la acción empresarial en un mercado libre).
    El mejor control que se le puede poner a una empresa es la que establecen los consumidores y las empresas competidoras.

  12. No se me ha leído por completo. Para mí es necesario el capitalista héroe o despiadado, tanto da, como una constelación de organismos públicos y privados que lo sometan. Lo que ya me resulta sorprendente es que alguien, en su defensa fanática de un modelo, no vea las miles de iniciativas empresariales que a lo largo de la historia han provocado todo tipo de desmanes y problemas de salud a los ciudadanos. Cuánto costó que las tabacaleras entraran en cintura. Si mañana un ciudadano tuviera un problema importante debido a un producto o servicio de una multinacional que le ha causado un estrago que vaya preparando la chequera porque le va a costar años y un dineral el pleitear. Por eso la gente se asocia y lleva a cabo denuncias comunes. Negar el poder que tiene una empresa para tapar, sabotear, estafar,…es ser simplemente un ingenuo. Puedes crear un producto maravilloso y enriquecerte o puedes usar el laberinto de subcontrataciones y legislaciones ambiguas para construir casas con vicios de obra y el inquilino no tener en el futuro a quien exigir responsabilidades por una vivienda mal construida. Es la naturaleza humana. Entender esta naturaleza lleva a defender el libre mercado para que se liberen todas las energías creativas de la sociedad, pero también entendemos que debe haber organismos públicos imparciales y eficaces que velen porque no llegue uno y aplique aquello de coge el dinero y corre. La salud de los trabajadores y ciudadanos, su dignidad, el respeto a la naturaleza y el planeta y tantas cosas que se le escapa al capitalista porque este sólo piensa en su bolsillo está en juego se apostamos todo a lo mismo. El Estado es necesario.

  13. Juan

    El liberalismo no defiende la falta de leyes, reglas ni justicia.

    Precisamente si hay funciones para el estado esas son la justicia y seguridad ciudadana y poco más.

  14. @Juan

    Juan en lo referente a las tabacaleras si tan malo es el tabaco (no fumo, me repugna) no se a qué tarda el Estado en cerrarlas, en prohibir el tabaco, en vez de tontear que si en los bares no se fuma, que si en estos sitios tampoco… imponiendo anuncios en las cajetillas de pulmones destrozados, etc. Pero claro, como lo prohíban… CUANTA RECAUDACIÓN VÍA IMPUESTOS PIERDEN??

    Por otro lado, dices de meter en cintura a las empresas frente a posibles o daños que produzcan a personas… Para ello existe la justicia no? Si cada vez que salgo de mi casa mi vecino me infla a leches y yo no hago nada… Tonto soy o masoca… Si una empresa me produce algún daño, tendré que denunciarlo??

    Otra cosa, qué está más limpio la calle o tu casa? La calle: zona pública. Tu casa: zona privada. Dónde hay más animales en un coto de caza o en un monte libre? Si los cazadores quieren seguir cazando en un coto no tienen más remedio que cuidar la fauna. Vivo al lado de una zona de sierra y qué casualidad que lo que esta vallado y es privado está muchísimo más cuidado y con más animales que lo que es de propiedad pública, por qué sera? Hace tiempo en la 2 vi un reportaje de una empresa de papel y tenia un bosque privado, oye… en la vida había visto tanta concentración de arboles y en un entorno muy muy natural, donde permitían a la gente pasear y hacer camping y disfrutar del paraje. Y por qué lo cuidan?? porque como agoten los arboles se quedan sin negocio!!

    El Estado es necesario, no creo en los anarquismos, pero no al tamaño actual que se mete hasta en la sopa. Un conocido agricultor contrató a jornaleros, con seguridad social eh! y como no contrato como la Administración pública de turno dice le clavaron 6 mil euros. Ya ni con seguridad social puedes contratar…

  15. @juan

    Es precisamente la falta de imparcialidad de los organismos públicos susceptibles a sobornos, acciones conjuntas de grupos de presión, intereses personales de sus trabajadores, corrupción, etc. lo que provoca todo tipo de desajustes. Lo único que podría mitigar esa situación es un fuerte estado de derecho, seguridad jurídica y una justicia independiente que vele por su cumplimiento. Algo de lo que nuestro actual modelo de estado adolece completamente.

    En cuanto al tema del medio ambiente, coincido con Sepe en que los derechos de propiedad privada generan una mejora en el cuidado del entorno. Aunque aquí admitiría por supuesto una colaboración pública en términos de reglamentación jurídica, que no intervención política, para su cuidado y sostenibilidad.

    En cuanto a la explotación de los recursos naturales debemos reflexionar sobre algo. En la história reciente de nuestro país hemos vivido una época de crecimiento económico artificial. Se gestaron varias burbujas en el tejido económico de la nación debido a la intervención conjunta del poder político y de las bancas centrales. Esto es profundamente antiliberal. Durante el desarrollo de dichas burbujas hasta que han reventado, hemos visto cómo se han dilapidado muchos recursos naturales que de otro modo, sin dicha intervención, no deberían haber sido consumidos, al menos de momento. Por poner un ejemplo, el parque inmobiliario deshabitado y en construcción que no se acabó, ¿cuántos ladrillos, cemento, metales, etc. han utilizado para nada? Para colmo dentro de un par de años veremos cómo se derriban muchos de ellos sin que hayan sido utilizados, (aunque haya mucha gente en la calle), simplemente para que ese mercado vuelva a estabilizarse. Y será aún peor puesto que sigue la intervención para minimizar la pérdida de la banca con la creación de la SAREB por ejemplo. La banca… El sector más intervenido y más antiliberal que existe actualmente puesto que no opera dentro de un mercado libre, sino profundamente regulado, con prebendas y de forma monopolista a través de entidades como el BCE.

    Por cierto. Soy la persona que hizo el cuarto comentario. Me llamaré Juanlu a partir de ahora para diferenciarnos.

    Un saludo.

  16. No has leído el artículo de Rallo por completo. Exactamente lo mismo que dices tù que te han hecho a tí.

    “Y es que, como digo, no es ni mucho menos cierto que todos los empresarios o que todos los capitalistas salgan permanentemente beneficiados de un mercado libre y, por tanto, no todos ellos –ni siquiera una mayoría– defenderán los principios del liberalismo, o no lo harán en todo momento”.

    ¿Leíste,Juan?

    “En realidad, el mercado libre sólo beneficia a aquellos empresarios o capitalistas que sean capaces de invertir adecuadamente su capital para satisfacer, mejor que el resto, las cambiantes necesidades de los consumidores… y sólo mientras sigan siéndolo: se trata, pues, de un entorno bastante incierto, hostil y mutable en el que pocos empresarios se sienten permanentemente confortables. Lo que la gran mayoría de empresarios desearía es que el Estado les garantizara su acotada parcela de actividad, sus beneficios mínimos anuales y otro tipo de canonjías que les permitieran disfrutar de la vida sin quebraderos de cabeza. Si los liberales estuvieran al servicio del empresariado, sus principales reivindicaciones consistirían en exigir al Estado regulaciones y gastos que maximicen el lucro empresarial. Pero es justamente al contrario: reclaman derogar todas esas regulaciones y gastos públicos que tan lucrativos resultan para cierta casta corporativa.”

    O sea, legislar para la libre comptencia y no para las grandes empresas.

    “Precios garantizados, subvenciones o rescates”

    No nos gustan. A los empresarios sí. ¿Leíste, Juan?

    “Barreras de entrada al mercado”. A los empresarios les gustan. A nosotros no. ¿Leíste Juan?

    “Aranceles y otras barreras proteccionistas”. Hasta el Keynesiano de Samuelson admite que el arancel es el padre del monopolio. Pero a muchos empresarios les gustan los aranceles porque así no compiten con los productores extranjeros. A nostros no nos gustan. ¿Leíste Juan?

    “Crédito artificialmente barato.” Es decir con una reserva fraccionaria tan baja que el sistema colapse por prestar dinero que nadie ahorraba realmente. A los empresarios no les molestaba. A nostros sí. ¿Leíste Juan?

    “Planes de estímulo y obra pública”. Una cosa no se le pude negar al plan E: y es que muchos empresarios amiguetes del gobierno se forraron con eso. Los contribuyentes españoles y los parados no. Por eso no nos gustan. ¿Leíste Juan?

  17. Y por cierto los liberales defendemos una legislación que proteja los intereses del INDIVIDUO no de las grandes empresas públicas que en nombre del SACROSANTO BIEN COMÚN como ellos lo llaman legisle “en intéres general” claro, como el que interpreta el bien general es el estado, ya sabemos que esperar en cuanto se da carta blanca para pisotear los derechos individuales.

    Y como las grandes empresas son uña y carne del gobierno (¿Quién le paga las campañas electorales a los políticos? Es raro que los que creen que el estado es el defensor de los pobres nunca se pregunten eso) pues el gobierno siempre va a interpetar como “interés general” lo que esas grandes empresas digan.

    ¿Y que se opone a todo eso?

    Una legislación basada en los derechos del INDIVIDUO.

    ¿Y quién defiende eso?

    Acertaste: los liberales.

  18. La acción humana es mucho más compleja y llena de matices de lo que aquí se vende. Esto que tanto se ha usado para defender que el Estado no puede estar en todo y es más eficaz que todo sea provisto por la iniciativa privada también nos lleva a pensar en lo contrario cuando analizamos el tema en profundidad (o lo hemos vivido en carne propia). Y esas subvenciones, barreras arancelarias, proteccionismos varios y demás quizás son necesarias en momentos puntuales y en una situación política internacional. Porque evidentemente no podemos partir del hecho de que todo el mundo tiene que ser libre para nosotros serlo. Desgraciadamente gana la partida aquel que dispone de mayor número de armas. Y siento decir que el Estado es una de ellas. Cuando lo ocupa todo es malo pero cuando ocupa su lugar es muy buena.

    Coeficiente de reserva y patrón oro. En la nueva época hay otros parámetros pero en el modelo que hasta ahora ha funcionado quien se atreviera a hacer algo así condenaba a su país a la bancarrota. Siempre tendrá ventaja el que tuviese un modelo más flexible a nivel crediticio (aunque al final implicara el colapso – DE TODOS al mismo tiempo). La otra opción hubiera implicado menos deuda y ladrillo, sí, y también menos crecimiento, oportunidades, inversión, felicidad, conflictividad social, no entrar en el euro, no hacer nada, no pintar nada,…la bancarrota. Cada momento tiene su manera de hacer las cosas.

  19. Y he ahí juan defendiendo las burbujas especulativas porque supuestamente su alternativa, el crecimiento basado en el ahorro, es peor. Otra tanda de burbujas especulativas para salir de la crisis.

  20. Juan, olvidas la infalción asociada al sistema fiduciario que va en detrimento del ahorrador individual pero que beneficia enormemente a las grandes corporaciones entre ellas el sistema financiero centralizado. A través de ella te roban tu esfuerzo y tu trabajo en aras de ese proteccionismo internacional al que haces referencia y que sólo beneficia a los intereses de la coalición político-financiera.

    Hay muchos modelos de gestión de la crisis que se diferencian bastante de lo que hemos hecho nosotros y han dado mejor resultado. Por ejemplo el de los países nórdicos y los del Báltico.

  21. “La acción humana es mucho más compleja y llena de matices de lo que aquí se vende.”

    ¿Me puedes explicar cuáles? Estoy de acuerdo contigo en que es mucho más compleja de lo que se puede concebir: de hecho eso mismo es lo que Mises decía, y Hayek aclaraba que era una fatal arrogancia querer controlar la acción humana. Pero me gustaría que hablaras con menos vaguedades: ¿Que puntos concretos son los que en tu opinión resultan más complejos de lo que aquí se vende? Porque si no lo puedes precisar…mal vamos. Me gustaría que precisaras y concretaras.

    Si puedes, claro.

    Si no puedes, pues lo dices y ya está.

    “Y esas subvenciones, barreras arancelarias, proteccionismos varios y demás quizás son necesarias en momentos puntuales y en una situación política internacional”.

    Bueno, eso mismo decía Hazlitt; que puede haber algunos casos puntuales y situaciones en que pueden estar justificados al menos de momento. Y mira por dónde; Hazlitt era liberal.

    Nuevamente llegamos a lo mismo: ¿Me puedes precisar cuáles son en tu opinión concreta y exactamente esos “momentos puntuales” (que tú no explicas en que consisten) y cuál es en tu opinión esa “situación política internacional” a la que aludes? Porque tampoco dices cuál sería. Me gustaría que dejaras de lado las vaguedades y concretaras.

    Si puedes, claro.

    Si no puedes, pues lo dices y ya está.

    “Desgraciadamente gana la partida aquel que dispone de mayor número de armas. Y siento decir que el Estado es una de ellas. Cuando lo ocupa todo es malo pero cuando ocupa su lugar es muy buena.”

    Eso mismo es lo que predica el liberalismo: bienvenido al mundo liberal.

    “Coeficiente de reserva y patrón oro. En la nueva época hay otros parámetros pero en el modelo que hasta ahora ha funcionado quien se atreviera a hacer algo así condenaba a su país a la bancarrota”.

    ¿Me puedes explicar por favor lo del “hasta ha funcionado bien”? Porque si a ti te parece que ese modelo hasta ahora ha funcionado bien, (¿Con la de bancos que han quebrado? ¿Con la burbuja inmobiliaria? ¿Con los rescates a los banqueros con el dinero del contribuyente y no con bail-in? ¿Con los millones de parados que nos gastamos por aquí? ¿Con la de impuestos que nos cobran y los servicios que nos dan a cambio? ¿Con el país entero pidiendo rescate? ¿Y con la que nos tiene preparada la Merkel a cambio de la pasta que nos va a dar para el rescate…en los términos que ella nos va a poner? ¿Y sin que tengamos más opción que aceptarle las condiciones, porque no tenemos mucho de donde elegir?) pues entonces usted está en una postura en la que las evidencias lo tienen sin cuidado, y en ese caso, ya no puedo ayudarlo.

    Mira lo que son las cosas; yo cuando salgo a la calle oigo decir que ya somos un país en bancarrota. ¿Y tú? ¿Este es el sistema que “hasta ahora ha funcionado bien” para ti?

    “Siempre tendrá ventaja el que tuviese un modelo más flexible a nivel crediticio (aunque al final implicara el colapso – DE TODOS al mismo tiempo).”

    Sin comentarios.

    “La otra opción hubiera implicado menos deuda y ladrillo, sí, y también menos crecimiento, oportunidades, inversión, felicidad, conflictividad social”

    ¿Me puedes decir dónde ves el crecimiento tú? ¿Te parece que se aprovecharon las oportunidades de inversión? ¿Me puedes decir dónde ves tú la “felicidad”? ¿Y me puedes explicar si te parece que hemos conseguido apuntarnos el tanto de reducir la conflictividad social con las políticas económicas que hemos seguido?

    Porque vamos, si te parece que un aspecto positivo en el haber de esas políticas económicas es reducir la conflictividad social…

    “no entrar en el euro, no hacer nada, no pintar nada,…la bancarrota. Cada momento tiene su manera de hacer las cosas.”

    ¿Me puedes decir en que lugar has leído que el doctor se oponga al euro? Si estuviéramos en la peseta tendríamos una inflación colosal. En ese sentido el euro, mal que bien, por lo menos ha servido un poco de freno al empeño de los gobiernos de gastar sin límite. Sobre lo de no hacer nada y no pintar nada, pues sólo puedo decirte que hay mucha diferencia entre proponer no pintar nada y proponer que el gobierno pinte cada vez menos y los ciudadanos pinten cada vez más. Esa es la diferencia. Y el liberalismo propone lo segundo.

    “Cada momento tiene su manera de hacer las cosas.”

    Eso mismo digo yo. Caramba hombre, si en eso estoy de acuerdo contigo. Pero, por favor… ¿Me puedes explicar porqué te parece a ti que aquí se hizo lo que se tenía que hacer en su momento?

  22. Alamein destaca esto que ha escrito Rallo: “En realidad, el mercado libre sólo beneficia a aquellos empresarios o capitalistas que sean capaces de invertir adecuadamente su capital para satisfacer, mejor que el resto, las cambiantes necesidades de los consumidores… y sólo mientras sigan siéndolo: se trata, pues, de un entorno bastante incierto, hostil y mutable en el que pocos empresarios se sienten permanentemente confortables. Lo que la gran mayoría de empresarios desearía es que el Estado les garantizara su acotada parcela de actividad, sus beneficios mínimos anuales y otro tipo de canonjías que les permitieran disfrutar de la vida sin quebraderos de cabeza”

    Esto y de acuerdo con todo, pero me gustaría precisar una cosa: no sé cuántos empresarios hay en Ex-paña… Si contamos los autónomos, ¿cuántos suman? ¿4 millones? ¿5? No es nada contra el voto de 32 millones de personas. El problema es que los empresarios acostumbran a tener trabajadores y la suerte de la mayoría de los trabajadores corre pareja a la de su empresario. Por tanto, si un empresario cierra por “no saber satisfacer (…) las cambiantes necesidades de los consumidores”, sus trabajadores se van a la calle. Lo cual significa que, no una persona, sino varias se encuentran sin poder “disfrutar de la vida sin quebraderos de cabeza”. Y ahí sí que están los votos.

    Nadie quiere quedarse en el paro con 40, 50 o 55 años y que le digan que se ponga a estudiar para recolocarse en otro sector profesional para satisfacer “las cambiantes necesidades de los consumidores”. Nadie quiere tener dos hijos en el colegio y que le digan que, a partir de ahora, empiezas de cero en tu nuevo trabajo de 700€ al mes. Yo esto puedo entenderlo. Podemos montar una sociedad que dé estabilidad a la gente, eso sí, pagando el precio de ser más pobres. Lo que no se puede es tener estabilidad para unos y 50% de paro para otros. No se le puede pedir a la gente que compita si aquellos contra los que tiene que competir están blindados de las consecuencias de perder la competición.

    En ese texto de Rallo (que recuerda Alamein y que yo repito) cambiad “empresarios” por “trabajadores” y veréis cómo todo se entiende mejor. Es más, cambiad la tercera persona del singular por la primera y, probablemente, se entienda aún mejor.

    Algún malvado me preguntará: ¿y cuál es la solución, entonces? Y yo, que no soy tan malvado, pero sí más pretencioso, contestaría: ¿Solución? ¿Quién ha dicho que las cosas tienen solución?

    (Esa ha sido una buena frase de cierre… ¿Habéis visto? Escurridizo y pretencioso).

  23. Es buena tu reflexión aversiahora, estoy de acuerdo en que se dice muy fácil lo de recolocar y redirigir los esfuerzos productivos. En la práctica estás condenado, pero yo supongo (porque no soy economista) que en un sistema de libre mercado hipotético, ayudaría la gran flexibilidad laboral y (supongo) que la competencia por contratar trabajadores haría mejorar los salarios. También hay q tener en cuenta que en un sistema muy capital intensivo, con una sociedad ahorradora, los bienes de consumo tienden a bajar en su precio, por lo que el salario real sería mayor, con 700 euros, mas poder adquisitivo. Yo creo que en paises con mas libertad economica los trabajadores salen ganando, menos paro y más renta per cápita. También pienso que los mecanismos de mercado para buscar “cierta” estabilidad son mas eficientes. (Por ejemplo sistemas de capitalizacion de pensiones versus sistema actual)
    Algún economista lo podrá refutar con argumentos mejores y más técnicos pero al menos a mi me has hecho reflexionar. Un saludo.

  24. @aversiahora: Excelente contribución. Yo sólo añadiría algo más: que parece que aquí la gente se cree que cuando un empresario pone al personal de patitas en la calle porque ha quebrado esta cumpliendo el sueño dorado de todo empresario: “Que feliz soy al final puedo despedir a todo cristo porque he quebrado”. Y no, no es broma; es que realmente lo creen. Y así nos va.

  25. Mok… en eso tienes razón… La cuestión es que en la práctica, el liberalismo es enormemente superior al comunismo o a cualquier forma edulcorada como la socialdemocracia.

  26. Mok tienes razón, el papel todo lo aguanta.

    La realidad del capitalismo y de los estados de derecho liberales es la que es y es sobre lo que la gente discute todos los días porque evidentemente no funciona.
    El capitalismo de estado Chino tampoco parece que vaya a tener un gran futuro.

    En cuanto al comunismo pues es discutir por discutir, ya que a día de hoy no ha existido ningún modo de producción comunista, quizás lo más parecido hayan sido las sociedades primitivas cazadoras recolectoras humanas.

    PD – Yo entiendo por comunismo lo que sus ideólogos, la filosofía, la sociología y las ciencias políticas entienden por comunismo. La deformación ahistórica, burda y falsa del mismo por parte de la escuela austriaca me interesa lo mismo que al resto de escuelas y ciencias sociales, o sea nada.

  27. Vaya la verdad es que es un tema que produce escalofríos a mucha gente, pero luego les escuchas hablar y les dices, eso que piensa y dices , se conseguiría solo y exclusivamente con una propiedad privada de verdad y una desregulación de los mercados.
    saludos

  28. Ya que parece que el liberalismo es la solución a todos los males de la economía, basándome en los 5 punto que expone el autor del artículo, me gustaría que algún liberal me explique como el liberalismo soluciona los problemas que se me plantean:
    1- Precios garantizados, subvenciones. Eliminamos el estado y las subvenciones, ¿pero como evitar que las empresas pacten precios entre ellas, especialmente en recursos imprescindibles como el trigo o los combustibles?
    2- Barreras de entrada en los mercados. ¿Que mecanismo impide a una empresa predominante en el mercado alterar los precios a la baja para impedir que una empresa naciente se asiente en el mercado?
    3 – Aranceles. ¿Llegaría ser cualquier producto español competitivo sin aranceles? ¿Equiparamos la libre circulación de mercancias con la libre circulación de personas?
    4- Credito barato. Encarecer el crédito, aparte de a los rentistas, ¿beneficia a alguien mas?
    5- Si las grandes infrastructuras (las necesarias) no las construye el estado, ¿quien lo hará?

  29. 1 Si pactan precios eso es una oportunidad para un tercero de entrar en el mercado a precios más baratos.
    El mercado libre tiende a eliminar monopolios, uno inventa algo nuevo y rápidamente es copiado por otros que quieren ganar. Esto ha ocurrido desde el primer individuo que descubrió el fuego.

    2 Si una empresa vende muy barato, por ejemplo Amazón y su Kindle lo tiene a precio de coste y se financia con la venta de libros, eso es un beneficio para el consumidor.

    3 La libre competencia beneficia al consumidor, sea el producto español o chino o de donde sea, lo que conlleva a una mejora de calidad y precio, si el precio es más barato eso supone un aumento de sueldo al ciudadano, pues con el mismo salario puedes comprar más cosas.
    Cada empresa buscará competir en el producto,lugar y sector donde considere que puede
    cubrir la demanda de un mercado. (El consumidor siempre manda)

    4 El crédito en una banca libre no privilegiada y sin bancos centrales manipulando los tipos de interés, dependen del ahorro, si la gente ahorra mucho habrá crédito barato, tipos de interés bajos, el banco tiene más dinero para prestar, si la gente no ahorra el crédito será más alto.

    5 Que el estado construya ciertas infraestructuras no es problema siempre y cuando esas infraestructuras correspondan a la demanda ciudadana. Lo que ocurre es que el estado no juega con dinero propio si no que lo hace con el de los demás que encima se les ha quitado a la fuerza (impuestos) y por lo tanto eso les permite el lujo de emprender proyectos desastrosos, como aeropuertos que nadie utiliza. La diferencia con la empresa privada es que se juega su propio capital y si el proyecto es nefasto tiene que asumir sus perdidas, por lo tanto se cuidara mucho de cubrir la demanda.

    La gente es sensata en su economía privada y estúpida en la publica porque no es su dinero y no recibe las consecuencias de sus actos.

  30. Freeman, no has respondido satisfactoriamente a ninguna de las cuestiones que planteo.
    1. Puede entrar un tercero si tiene acceso al bien de consumo y es capaz de distribuirlo con un precio competitivo, lo cual no siempre es posible. Si no hay regulación al respecto ¿ como se evitarían los abusos ?
    2. A día de hoy, quitando sectores estratégicos, las empresas son libres de fijar el precio que les venga en gana, y el consumidor se beneficia de ello, pero si esta empresa se convierte en monopolio ¿ en que nos beneficiaremos como consumidores ?
    3. Pongamos un sector en el que España despunta a nivel mundial, la agricultura bajo plástico. No recibe subvenciones si no tenemos en cuenta las que pueda recibir cualquier empresa; contratación, mejora de instalaciones, i+d… Este sector mantiene a miles de familias, y pesar de ser una refecencia, sin aranceles ni cuotas de importación no sobreviviría. ¿En que nos beneficiamos si este sector desaparece?.
    4. Si, vale, establezcamos el dinero en su valor real…¿y a mí, que pago la hipotéca religiosamente y un crédito para levantar un negocio, en que me beneficia que me suban el tipo de interés?
    5. Ya, pero la carretera a mi pueblo, donde viven 200 personas en medio de la nada ¿quien la mantiene?

    Si, claro, la gente es sensatísima, por eso en España todas las empresas funcionan maravillosamente, no existe la deuda privada, ni la morosidad, ni los desahucios…

  31. 1 El liberalismo no es falta de reglas ni normas ni justicia, el liberalismo defiende la protección frente al daño de unos individuos a otros y prohíbe el uso de la fuerza para atacar a otros salvo para defenderse.

    Si alguien no puede entrar en el mercado es o porque no tiene capital suficiente, con lo cual necesita ahorrar o porque no ha conseguido encontrar un producto en mejor calidad y precio que el existente.

    Sabe usted que Google no fue el primero que entró en el mercado de buscadores ? Como lo hizo?

    El único que mantiene monopolios es el gobierno dando privilegios a determinadas empresas y entorpeciendo a base de impuestos y regulaciones absurdas que alguien pueda crear su propio negocio.

    2 Si has leído antes. Me temo que no. Es que eso no es lo que ocurre normalmente en un mercado libre. Es al revés uno saca algo innovador se puede decir que en ese momento tiene un monopolio y rápidamente otros copian el producto o hacen uno similar y compiten, ocurre hoy en día incluso sin ser el mercado lo libre que debiera la primera tele el primer móvil hasta el primero que descubrió el fuego.

    Si una empresa tiene más presencia en el mercado libre es porque los consumidores así lo quieren. El iphone de apple ya no está tan destacado como hace años porque ahora tiene muchísima más competencia y si se duerme en los laureles un día la gente dejara de comprar sus productos, así de sencillo.

    3 Tu puedes dedicarte a subvencionar a quien quieras incluso puedes contratar a miles de personas a hacer agujeros para despues taparlos. Que ocurrirá después? Que tienes familiaa enteras viviendo a costa del dinero de otros haciendo cosas que no son productivas. El problema lo has creado tu y además el dinero que le quitas a unos para dárselo a otros ya no es empleado por aquellos a los que se lo has quitado ni en montar negocios ni en comprarle un producto al de la tienda de al lado.

    De verdad quieres seguir destruyendo empleo en el sector privado para mantener lo público?

    Puesto que el problema se ha creado a base de subvenciones (lo cual también es una forma de comprar el voto) habría que liberalizar y bajar impuestos para que sea más fácil cambiar de un sector a otro.

    4 El problema de la burbuja viene de la manipulación del dinero un dinero publico donde los tipos de interés no se corresponden con el ahorro si no que lo dicta el banco central. El banco central bajo los tipos de interés cuando no estaba ahorrando la gente, lo que provocó que muchos se lanzaran a proyectos a largo plazo como la construcción de pisos. Que ocurre cuando se lanzan a construir casas pero la gente no esta ahorrando para ellas? Pues ya sabes el resultado

    Imagino que a lo mejor también quieres que el precio de la vivienda no baje, como tu tienes una hipoteca. No?

    El tipo de interés en una banca no privilegiada depende de si la gente ahorra más o menos como ya te he explicado.

    5 Yo no estoy a favor de eliminar al estado y listo como ya te he dicho si esa construcción se corresponde con una demanda real entonces sera buena construcción aunque existen otras alternativas al estado muchas veces mejores.

    Te refieres a las empresas a las que sablan a impuestos a gente que no le queda más remedio que trabajar en negro si quiere ganar algo o te refieres a las empresas subvencionadas por el estado con nuestro dinero donde luego se colocan los políticos.

    Y de todas formas lo publico me obligan a pagarlo y no puedo hacer nada si es un proyecto nefasto, el empresario que no este subvencionado sin embargo si le va mal lo paga él no yo.

    Y por cierto, sí que respondí a tus preguntas.

  32. Un detalle que no falte el gobierno le quita el dinero a unos para darselo a otros y mientras se lleva una comisión por medio (importante)

  33. Otro detalle que se me ha escapado.

    La carretera de tu pueblo donde viven 200 personas.

    Esas 200 personas no están pagando solo por el mantenimiento de su carretera el estado les obliga a pagar por esa carretera y por todas las que no utiliza.

    Por si no te has dado cuenta, no existe nada gratis. (Otra gran tomadura de pelo a la que nos adoctrinan desde pequeños)

  34. Buenas, no crees que en un país liberal ( tal y cómo propones) no deberían existir aranceles, para otros paises que no tengan las mismas reglas que este que proponemos? ¿El libre comercio con estos, no nos perjudicaría? Gracias

  35. Quitando el profundo asco que me da escribir en un sitio liberal te voy a escribir las no pocas memeces que dices:
    1. Sí, el liberalismo está al servicio del gran empresario. Esto es obvio cuando vemos quien financia los grandes lobbies liberales norteamericanos.
    2. Defender el concepto de propiedad privada no tiene nada que ver con que defendéis también al gran empresario… falacias simples no por favor.
    3. Si te gusta tanto lo privado por qué estudiaste en la pública? Vas a devolver el coste de tu educación?
    4. La economía es una compra de productos y servicios, qué ofreces tu que no esté en cualquier libro de economía de mediados del XX?
    5. Cómo explicas que los países con mayor calidad de vida sean Dinamarca, Finlandia, Suecia, etc… y no tu querida USA?
    6. Vale, eres liberal… Cobras por defender un ideal? Quiero decir… te has planteado demostrar matemáticamente tus paranoias? Lo digo porque frente a los no pocos liberales inútiles hay la misma cantidad de comunistas inútiles.
    7. Sabes que la CEOE está subvencionada? Sabes que la Iglesia está pero que muy subvencionada? Eres el típico católico de derechas? Sabes que FAES está subvencionada?
    8. Sabes que país es anarcocapitalista? Somalia! Te gustaría vivir en Somalia?
    9. Cuando el estado cobra impuestos… No crees que es interesante pedirle que los use para la sociedad a la que se los ha quitado? Antes que dárselos a la realeza, partidos políticos, organizaciones subvencionadas, organizaciones empresariales, etc…
    10. Conste que algunas medidas liberales me parecen correctas, pero luego los liberales metéis toda la mierda que os dicen los líderes de las grandes empresas y por ahí no paso, que tu chaval has estudiado gracias a las luchas del siglo XX, y no a paranoias liberales.

  36. El uso abusivo por algunos de la aserción inverosímil o absurda que se presenta con apariencias de verdadera,es decir la paradoja, a veces es indicativo de la necesidad de auto medicarse con tranquilizantes o relajantes, con la expectativa para el resto de los mortales que lo sufren que por error incurra en una sobredosis.

  37. Raznado, no has hecho los deberes. Tienes que leer lo que se propone y lo que no se propone pero asumes que se hace.

    1) Esos lobbies son antiliberales. La esencia del libre mercado es que es el mercado el que decide, no el Estado presionado por lobbies

    2) Lista de empresas que no gustan a un liberal porque son grandes gracias al apoyo estatal de una u otra manera: las eléctricas, los bancos, las petroleras, las de telefonía, los clubes de fútbol, las constructoras. Tomas el IBEX-35, y la gran mayoría son falsas empresas capitalistas. Son grandes porque en algún momento reciben la ayuda estatal -son un monopolio privatizado a dedo, reciben contratos del Estado, reciben dinero barato, subvenciones, etc.

    3) Porque no había alternativa. Hace unos años me hice un cuadro estimado lo que había pagado al Estado y lo que había recibido de él. Resulta que he pagado aproximadamente el triple, haciendo una estimación prudente, y vengo de familia de clase media-baja y mi situación actual no es boyante. No tengo casa, soy autónomo y no tengo inversiones que me hagan estar en los percentiles superiores de renta.

    Dejo el resto, seguro que hay quien tenga más que decir

  38. Raznado:

    Para odiar tanto como usted odia a los liberales, antes debería conocerlos. Ningún liberal de verdad estaría de acuerdo con subvencionar a la CEOE, a la iglesia o a FAES.

    También, antes de insultar, estaría bien que estudiara un poco y aprendiera que las luchas obreras no solo no han conseguido ningún avance para los obreros sino que lo han perjudicado. La mejora en la calidad de vida de los obreros ha venido por la creación de riqueza y la acumulación de capital de la sociedad.

    Y con respecto a su punto 4., el Doctor Rallo no es el que tiene que decidir si lo que ofrece es interesante o no. Lo deciden todos los lectores que libremente compran sus libres. Pero ya veo que a usted la libertad no le gusta demasiado.

  39. Sólo hay que buscar la información en su página web. Copio y pego:

    El Instituto Juan de Mariana (IJM) es una institución independiente dedicada a la investigación de los asuntos públicos. Con el fin de mantener una independencia plena, el Instituto no acepta subvenciones o ayudas de ningún gobierno o partido político.

    Misión y objetivos
    El objetivo del Instituto es convertirse en un punto de referencia en el debate de las ideas y de las políticas públicas con la vista puesta en una sociedad libre. Para conseguirlo nos proponemos estudiar y difundir la naturaleza del mercado.

    Nuestras actividades
    El Instituto desarrolla tanto actividades formativas como de investigación y divulgación.

    Repercusión en prensa
    Algunas de las reacciones de la prensa a las actividades de nuestro instituto.

    Juan de Mariana
    El nombre de nuestro Instituto proviene del más prominente pensador de la Escuela de Salamanca, encarcelado a principios del siglo XVII por su oposición al rey Felipe III.

    Colabora con nosotros
    Al no recibir subvenciones de ningún tipo, el Instituto Juan de Mariana se financia gracias a las ayudas que recibe de particulares, fundaciones e instituciones privadas que comparten sus objetivos.

    Suscribirse al boletín de novedades
    Desde este enlace, los amigos del Instituto pueden suscribirse a nuestro boletín de novedades periódico.

  40. Razonado.

    Ir a preguntarle a los enemigos de la libertad lo que es liberalismo es como ir a preguntarle a un loco asesino en serie lo que es justicia.

    Pero para que vaya empezando, liberalismo no es derechas ni izquierdas, de hecho ataca a ambos puesto que ambos actúan en contra de la libertad.

    Lo siento, pero usted se ha tragado mucha propaganda y lamentablemente por desgracia no es el único.

  41. Ya Lenin (el imperialismo:fase superior del capitalismo)lo explica claramente como el liberalismo, junto a la logica especulativa, conlleva claramente a la formacion de monopolios. El estado no es el principal enemigo de un capitalista, el peor enemigo de un capitalista ES OTRO CAPITALISTA! eso es libremercado, las empresas se comen unas a otras generando mercados imperfectos.
    Por otra parte, la libertad (planteada desde la logica liberal) esconde una gran mentira. Ninguna persona a pie es libre, si lo es de vender su fuerza de trabajo, y en el caso de que pueda realizar un emprendimiento es rehen de las fuerzas coercitivas del librecambio (monopolios nuevamente). “Cualquier persona es libre de contratar y ser contratado” graaaan mentira: cualquier persona “comun” no puede negociar sus condiciones ante un capitalista (o alguien q posea los medios de produccion), es coercionada perversamente por el segundo de manera implicita, por lo tanto no es libre. La libertad esta coptada por unos pocos, monopolizandola…

  42. Lo invito a pasearse a Argentina (de donde soy residente), un gran pais que siguio al pie de la letra las politicas neoliberales y vea como lo han dejado. Los paises ctrales como el suyo han venido dsd epocas de la conquista a lleavarse ntros recursos a cambio de nada. Claro, uds son libres de llevarse lo que quieran y nosotros libres de callarnos la boca.
    Eso para ud. es desarrollo de las fuerzas productivas o coercion belica o economica (via deuda externa, recetas del FMI..)?
    Los paises ctrales han venido a ntras tierras a despojarnos de ntros recursos a precios irascibles y llenos de beneficios extras; los dividendos son expatriados para mantener su estado de bienestar (al que aqui uds mismos llaman peyorativamente Populismo). Si la libertad es muy linda.. pero tiene dueño, por lo tanto llegamos a la misma conclusion, no hay libertad..
    Y no le hechemos la culpa a ntros gobernantes (que son bastante malos), son simplemente titeres si tenemos en cuenta q sus herramientas son mas poderosas como el ataque a Irak, la dependencia economica via FMI.

  43. Siempre he mantenido que la educación por la educación da lugar a mentes muy tituladas pero poco formadas. También frente a los que me dicen que saben leer, les recomiendo que además, sería bueno que entendiesen lo que leen.
    Cuanta gente lee al Dr. Rallo, pero que poca lo entiende!
    Gracias Profesor Rallo!
    P.D.: Raznado y Xago…sí, iba por vosotros.

  44. @Xago

    Cómo es posible que pienses que Argentina ha seguido políticas liberales?

    Cómo es posible que pienses que algún liberal ha apoyado esas guerras que mencionas?

    Cómo es posible que pienses que el FMI es una organización liberal, o que las políticas que proponen son liberales?

    Yo solo lo puedo explicar de una manera: Te han comido el coco. Tras años de tragarte propaganda antiliberal, (desde todos los medios afines al poder político tanto de izquierdas como de derechas), has acabado teniendo una idea terriblemente equivocada de lo que es el liberalismo. Prueba a enterarte primero de en qué consiste, en contra de qué está, y a favor de qué está, y luego lo criticas.

    Por cierto, que Dinamarca, Finlandia y Suecia son países bastante liberales. De hecho, Dinamarca está por delante de EEUU en el índice de libertad económica de “The Heritage Foundation”, y todos están en el Top 20. Aunque países como Suecia o Dinamarca tengan fama de socialistas por su gasto grande por parte del gobierno (España también podría estarlo hoy en día por el mismo motivo), la verdad es que son relativamente más abiertos para los negocios, y además, (aunque no en todos lo mismo), tienen cosas como: ausencia de salario mínimo impuesto por ley, despido gratuito o casi gratuito, cheque escolar, cheque de pensiones, cheque sanitario, etc. Y son cosas, que si se propusiesen en la “proestatista” España hoy en día, arderían las calles.

  45. Iñaki, como no voy a saberlo si vivo en Argentina!? vas a saber mas que yo de lo que pasó en mi pais..? Como se desregulo la economia, se privatizo todo, se remato el estado por migajas, se estafo al estado (nos estafaron, al pueblo, nosotros terminamos pagando la deuda de los sectores privados que la estatizaron), la gente olvidada en la mas profunda pobreza (y con todo lo que eso conlleva, robos, falta de educacion, salud nefasta..). Claramente cuento con muchisima mas informacion que vos sobre mi pais, esa es la experiencia q hemos tenido nosotros, los sudakas, a cerca del neoliberalismo el cual mantiene los beneficios del estado de bienestar de los paises centrales (o los mantenia hasta hace unos años antes de estallar la crisis). Se los digo yo que lo vivi en mi pais, y ojo que a uds. les esta pasando lo mismo hoy en dia!!

    El FMI mantenia a ntros paises cautivos de la deuda (muchos hoy en dia siguen) y les imponia medidas neoliberales, osea, una forma de coloniaje economico con “independencia” politica… si queres mayor informacion te la puedo brindar con gusto.

    Jordi con todo respeto, sus palabras suenan muy vacias..

  46. Claro, y aún nos extraña como está Argentina. Nos extraña que haya tenido tantos problemas y como nos han tratado allí. Con semejante charlatanería de ideología simplona y con ese lío mental digno de un adolescente sólo queda desearles mucha suerte con su peronismo (la van a necesitar), quien sabe igual encuentran algún recurso natural que puedan esquilmar para tirar unos años.

    Pero cuidado, que nosotros también tenemos bastante de esa decadencia intelectural.

  47. Luis, que les extraña? todavia piensan q somos colonias suyas? q siguen viviendo en los 90s donde nada se controlaba?
    Lio mental o no, su mensaje deja todo menos certezas… lamento su retorica.
    le recomiendo q lea “Las venas abiertas de latinoamerica” de Eduardo Galeano y asi amplia un poco mas su espectro eurocentrico (el cual aqui se estudia y se lee en universidades publicas).

    Ud q defiende el liberalismo, mencioneme un ejemplo exitoso de liberalismo e igualdad. Ah! cierto q esas dos palabras no van de la mano. Bueno, entonces no lo hago pensar.. deme un ejemplo exitoso de liberalismo q no este al servicio de lso empresarios tal cual erza el titulo.

    Espero q sus palabras se hagan realidad y encontremos algun recurso natural, siempre y cuando no nos lo quieran apropiar uds.

    Tigran, si claro conozco a Astarita!

  48. La cantidad de falacias que tratas, y el claro sesgo ideologico (“Al muy conspiranoico modo”, “semejante paranoia se enfrenta con un problema irresoluble” son claras muestras de este sesgo ideologico que además no aporta argumentación ninguna) que utilizas hacen que en este articulo sea realmente lamentable la falta de argumentación coherente.

    La notoria intención de manipular los argumentos obviando, por ejemplo, la importancia del acceso a la información para conseguir esos “principios normativos universales y simétricos” de los que se presume en el liberalismo, es de un infantil que realmente asusta pensar que alguien se pueda tomar en serio estas afirmaciones.

    Se podría desgranar aún mas las faltas cometidas y los intentos de manipulación, pero creo que con lo expuesto es suficiente como darse cuenta de lo pobre de las argumentaciones presentadas.

    Lamentable que alguien lea esto y se lo tome en serio.

  49. Xaphoo,

    Creo que con “principios normativos universales y simétricos” se refiere a principios del tipo respeto a la vida, propiedad privada, igualdad ante la ley, etc, vamos, relacionados con el Derecho. Y tu te vas por dónde te responde Javier Perez, la supesta competencia perfecta, etc.

    Del resto no entiendo nada, si lo explicas mejor…