¿Cambio de tendencia en Japón?

El ser humano es un buscador desesperado de patrones para comprender la realidad. En esta crisis, uno de los patrones que nos quieren imponer políticos manirrotos, empresarios ineficientes y bancos quebrados es que a mayores “estímulos estatales” más crecimiento. Un caso conocido lo acabamos de tener en Japón, donde el mero anuncio de la masiva flexibilización cuantitativa de su banco central ha disparado a la bolsa nipona y ha hundido el yen y las primas de riesgo de los bonos basura del resto del mundo. Hace unos días salieron los datos de crecimiento del PIB japonés y la economía exhibió un crecimiento intertrimestral del 0,9%. Espectacular, han clamado muchos, pretendiendo así demostrar las bondades de los estímulos monetarios.

Bueno, ahora miren este gráfico que recoge la variación intertrimestral del PIB japonés durante las últimas casi dos décadas y díganme si observan algún cambio de tendencia.

Crecimiento intertrimestral del PIB real japonés

El único patrón meridianamente claro de la economía japonesa durante esa recesión ha sido que las caídas del PIB han ido seguidas de recuperaciones más o menos intensas que han llevado a que el PIB real regrese a los niveles de 2008. De aquí obviamente ni se desprende que el estímulo monetario vaya a fracasar pero tampoco que vaya a funcionar. Quienes están tomando estos datos como el primer respaldo del éxito del Abenomics están haciendo trampas y le están intentando engañar: fíjese en que Japón incluso creció menos que el mismo trimestre de 2012.

Personalmente, soy muy escéptico con respecto a este tipo de planes por varios motivos: a) una vez ha colapsado la propensión social a endeudarse por exceso de mala deuda, es muy complicado relanzarla con una política monetaria expansiva, b) y si la relanza, suele ser a costa de dos riesgos muy serios: b1) a corto plazo puede tener el efecto muy dañino de entrar en una devastadora guerra de divisas (Corea del Sur algo está diciendo al respecto), b2) a medio podría estar gestándose una nueva burbuja de sobreendeudamiento y de malas inversiones.

Como vemos, el significado de que la política monetaria “funcione” admite muchas definiciones, entre las que incluiríamos acepciones que normalmente denotarían fracaso. Para mí, las políticas económicas que realmente funcionan son las que promueven el crecimiento sano y sostenible a largo plazo, no los pelotazos burbujísticos cortoplacistas y autorreversibles. En cualquier caso, es pronto para, meramente atendiendo a los datos, sacar conclusiones. No se deje timar por los trileros ideológicos.

También te puede gustar

10 comments

  1. y sin embargo se mueve … Japón crece un 3,5% interanual y EEUU 2,5%, y Europa en recesión … pero España … en un agujero negro:)

    Aunque habrá que esperar para ver si el movimiento les lleva al “agujero negro” donde estamos.

  2. Sin olvidar que todas esas políticas expansivas también podría generar hiperinflacción el algún momento.

  3. En el primer trimestre de 2012 creció al 4,6%. ¿Cuánto crecieron la Eurozona y EEUU en aquel entonces? Todavía es pronto para sacar conclusión alguna; de hecho, si se metieran en una nueva burbuja, crecerían insanamente. ¿Eso sería positivo?

  4. Juan Ramón,

    A) ¿Japón no tiene un mercado loboral flexible, unas fuentes baratas de energía y unos productos fuertemente demandados?.

    B) En tal caso ¿no debería sucederle lo que a EEUU, que su economía tuviera pujanza a pesar de las enormes inyecciones de liquidez?

    C) ¿Cual es la diferencia clave entre EEUU y Japón para que uno avance y otro se estanque?

    D) En el artículo “Quantitative Easing: heroe o villano?” decías que “Japón ya fue capaz de atar su coste financiero por debajo del 2% sin flexibilizaciones cuantitativas“ ¿quiere eso decir que está logrando pedir prestado por debajo del 2% sin necesidad de inyecciones artificiales ¿estan aprendiendo la lección o te referías a algún momento del pasado?

  5. Trilu,

    A) En Japón no opera el sistema de quiebras empresariales. Es muy complicado tomar el control, disolver y reorganizar empresas. Es una economía superintervenida desde el Estado: el Estado controla la banca, la banca a las grandes empresas y las grandes empresas a las medianas. Hay poca movilidad en muchos sentidos, y desde luego en el sentido económico.
    B) En EEUU eso pasa en mucha menor medida.
    C) Ésa: mantener bancos y compañías zombies en funcionamiento.
    D) La liquidez no está yendo a deuda pública japonesa, sino a la bolsa japonesa y a bonos extranjeros.

  6. Japón es la constatación de que las políticas expansivas de los bancos centrales no llevan más que a la ruina. Son una droga que no que cura la enfermedad de base, sólo provocan unos efectos secundarios muy dañinos en el medio y largo plazo. Lo peor de esto es que no sólo se están formando burbujas en Japón (la más evidente en el Nikkei), sino también en el resto de países. No hay más que ver la evolución de los mercados financieros. Los bonos basura (soberanos y corporativos) de todo el mundo están subiendo como la espuma y De Guindos se jacta de que hay un “margen prácticamente sin precedentes de liquidez en el Tesoro”. Lamentable. Por muy baja que esté la prima, la evolución de la deuda nos hará completamente insolventes en poco tiempo http://deutsche-wirtschafts-nachrichten.de/2013/04/12/dz-bank-spanien-braucht-neue-eu-milliarden/ Es importante repetirlo.

    Dejo un vídeo muy didáctico en el que se muestra como terminará Japón:

  7. Socialista dijo:

    “y sin embargo se mueve … Japón crece un 3,5% interanual y EEUU 2,5%, y E.uropa en recesión … pero España … en un agujero negro:)

    Aunque habrá que esperar para ver si el movimiento les lleva al “agujero negro” donde estamos.”

    Galileo tuvo la perspicacia de descubir que detrás de una evidencia inmediata pero falsa, el sol se mueve de horizonte a horizonte de una tierra fija, se esconde una evidencia más fuerte y verdadera: es la tierra la que gira alrededor del sol(que por cierto tampoco está fijo).
    Para cuestionar la apariencia tuvo que observar mas datos, com mas detenimiento y aplicar el razonamiento.
    Ambas evidencias, la falsa y la verdadera son de “sentido común” pero se encuentran en distintos niveles de aplicación de este, uno es superficial, el otro es más profundo.

    Cuando dijo “y sin embargo se mueve” se refería a la tierra, no al sol, que lo hace en apariencia.
    La apariencia mas superficial en nuestro caso es el crecimiento del PIB.
    Acaso lo que “se mueve” de verdad, como la tierra, oculto tras ese dato es el empobrecimiento y endeudamiento de Japón.

  8. Japón no tiene solución.

    Llevan años aumentando la deuda mediante un clásico esquema ponzi (90% de la deuda en manos de inversores locales). El problema es que el envejecimiento de la población ha llevado a la caída del sistema piramidal: los japoneses son vendedores netos de deuda. El segundo punto preocupante, derivado de lo anterior, es que Japón ya no ahorra y no puede costear sus gastos “sociales”, de ahí su elevado déficit. El tercero es que el 25% de los gastos del presupuesto se van a pagar intereses de la deuda, dado su brutal volumen. Si los tipos suben al 2,8%, todo el presupuesto se iría a pagar intereses!

    Japón ha entrado en la “trampa de la deuda”. No encuentra compradores para su deuda: los locales son vendedores y los extranjeros exigirán mucha más rentabilidad dado el estado lamentable de sus cuentas. Lo que agravaría más el problema.

    ¿Solución? Monetizar deuda o impagar. Han optado por lo primero… ¿Resultado? Devaluación del yen y volatilidad salvaje de los bonos y, ahora, de la bolsa. Si no detienen la sangría en los bonos, Japón puede acabar muy mal… ¿Hiperinflación?

    PD: el resto del mundo va camino de convertirse en el “próximo” Japón. Así que más nos vale aprender la lección de todo lo que está pasando/pasará.