No estamos en una trampa de la liquidez

El BCE baja tipos desde el 0,75 al 0,5%. Oh, impresionante alivio para unas familias y unas empresas españolas que, en el peor de los casos, tienen cerrado el acceso al crédito o, en el mejor, están abonando tipos medios unas diez veces superiores a los que marca Frankfurt. Sucede que nuestra banca está logrando condiciones financieras muy laxas del BCE pero, posteriormente, no las traslada a la economía productiva.

La explicación dominante de por qué nuestros bancos beben pero no dan de beber es la keynesiana: nos hallamos sumergidos en una trampa de la liquidez. Según Keynes, cuando los tipos están extremadamente bajos, los inversores (incluidos los bancos) prefieren atesorar todo el dinero en lugar de prestarlo, debido a la perspectiva de que aquéllos terminarán subiendo en el futuro. Y es que, cuando los tipos suben, los que han invertido a tipos bajos sufren pérdidas, por lo que, según Keynes, la gente preferirá guardarse todo el dinero debajo del colchón hasta que, en efecto, aquéllos acaben subiendo y no se prevean subidas adicionales.

Problema: a esos tan altos tipos de interés podría suceder que no hubiese inversiones rentables, de modo que tampoco invertiría nadie.

De acuerdo con el inglés, la clave para sobreponerse a una trampa de la liquidez es que el banco central adopte el compromiso de mantener los tipos de interés bajos por los siglos de los siglos; así, nadie tendrá expectativas de que en el futuro suban y todos se lanzarán a endeudarse y a invertir a esos tipos ultrarreducidos. Es, por cierto, lo que lleva dos décadas haciendo el Banco Central de Japón, lo que lleva varios años haciendo la Reserva Federal estadounidense y lo que ha amagado con hacer hoy el Banco Central Europeo: garantizar liquidez ilimitada para los bancos mientras sea necesario. Y es, también, lo que ha fracasado siempre: en Japón la deuda de familias y empresas no ha dejado de caer desde comienzos de los 90, y en Estados Unidos el crédito bancario a familias y empresas o se ha estancado o se ha reducido desde 2008 (de hecho, las reservas de los bancos están en máximos históricos y no fluyen hacia el mercado crediticio).

Resulta cuanto menos osado, pues, siquiera sugerir que si los bancos no están incrementando su crédito a la economía productiva es porque se espera que los tipos vayan a subir en el futuro: todos los banqueros centrales de todo el planeta han dejado bien claro que no permitirán que eso suceda.

¿Entonces? Pues que el problema no está en ninguna trampa de la liquidez, sino más bien una trampa de la iliquidez.

La economía japonesa y la europea están tan sumamente endeudadas y repletas de malas inversiones (iliquidez), que es imposible que vuelvan a incrementar su endeudamiento sin antes sanearse: sin desapalancarse y sin reajustar su aparato productivo. En tales condiciones, ni va a surgir una inmensa demanda de nuevo crédito privado en unas economías con activos de pésima calidad y unos pasivos estratosféricos, ni los bancos van a querer dar abundantes y asequibles créditos a clientes de baja calidad y muy alta deuda. Por mucho que bajemos los tipos, el endeudamiento privado no va a responder hasta que la situación de partida no se sanee (y tampoco sería deseable que lo hiciera sin sanearse: recuerden la burbuja de deuda que el BCE desató en 2002). Pero los tipos bajos son una coartada perfecta para demorar indefinidamente ese imprescindible saneamiento, esto es, para subsistir con algunas refinanciaciones que desalienten la amortización anticipada de deuda y el reajuste de los planes empresariales ruinosos (el modelo de subsistencia de los promotores inmobiliarios en España). En lugar de lograr que el crédito basado en el ahorro fluya como consecuencia de que haber solventado los desequilibrios de base, el BCE parece decidido a consolidar esos desequilibrios garantizando la provisión exclusiva del crédito a gobiernos y entidades financieras.

Pues los únicos que, aparte de los bancos, se van a poner las botas merced a esta rebaja de tipos de interés del BCE serán los gobiernos: alargando sine die la provisión ilimitada de liquidez a los bancos y garantizando el repago de la deuda gubernamental a través de la OMT (la ventanilla de rescates del BCE aprobada en septiembre), no hay motivo –más allá de que se dude de la palabra del BCE o de la supervivencia del euro– para que los deficitarios gobiernos periféricos no comiencen a financiarse a tipos algo más atractivos. Es decir, no hay motivo para que, al igual que en el sector privado, retrasen la resolución de sus desequilibrios presupuestarios de manera indefinida. Si el BCE lo aguantara, iríamos camino de niponizarnos: deuda pública en permanente expansión y deuda privada en gradual pero lenta reducción, sin que al final el país en su conjunto logre desapalancarse; a saber, esclerosis privada y apoteosis pública. Allí y aquí el problema no es la inflación entendida estrechamente como subida del IPC, sino la acumulación de nueva mala deuda (pública) de pésima calidad.

Sucede que sigo siendo de la opinión de que, en algún momento, Alemania terminará rompiendo la baraja. Y entonces no habrá niponización que valga.

También te puede gustar

19 comments

  1. @don Juan Ramon,

    existen varios detalles del ciclo económico austriaco que no termino de entender.

    Siempre se acusa a los BC de la creación de burbujas por manipular los tipos de interés. Sin embargo, ya se ha demostrado anteriormente por Reinhart y Rogoff, que la manipulación de los tipos de interés en corto plazo, no genera las crisis financieras.

    1. ¿qué tiene que decir a este respecto?
    2. ¿cómo es posible que anteriormente a la existencia de monedas fiat, o existencia de bancos centrales, también existían burbujas? podemos remontarnos a los tulipanes. Las crisis tienen 8 siglos. Los BC solo siglo y medio.

    Mi tesis es que las burbujas no las crean la manipulación de los tipos de interés, sino los flujos de capital y los tipos de cambio. En la crisis subprime, quien hace que la FED baje los tipos, no es por arte de magia, porque de repente a la FED se le ocurre que tiene que ser así. Es porque existía una bonanza de flujos de capital, con lo que así evitar que suba el tipo de cambio.

    ¿por qué la FED luego sube tipos? ¿porque quiere que pinche una burbuja? no, sino porque China sube el yuan, el dolar cae en picado, y se corre el peligro de entrar en inflación severa.

    Desde 1945 a 1980, apenas existen crisis. ¿por qué? porque existe control en el flujo de capitales internacionales. Los bancos no suben y bajan tipos porque sí, sino porque existen coyunturas internacionales, como son los tipos de cambio flexibles, libertad de cambio, y flujos de capital flotante, que inundan de repente toda una economía, forzando al banco central de turno, a tener que cambiar su política monetaria.

    Termino con el mismo comentario que cuando comencé. Las crisis llevan existiendo 8 siglos, y los BCs apenas siglo y medio. Las burbujas existen desde la crisis de los tulipanes, y está demostrado que los cambios de tipos de interés en corto (R&R) y las burbujas no están relacionadas.

    un abrazo

  2. ArturoPerez.Leyendo su comentario he pensado,y me gustaria preguntarle lo siguiente:¿Esos movimientos de capital no estaran producidos por los bancos centrales al expandir el credito,y al agotarse las posibilidades de negocio en esa zona,buscan en otros paises mejores oportunidades de nogocio?

  3. Arturo,

    Lo que generan ciclos no es la manipulación de los tipos a corto per se, sino el arbitraje entre los tipos a corto y los tipos a largo (arbitraje de las curvas de rendimientos). No todo cambio en los tipos a corto estimula un arbitraje entre tipos a corto y a largo (ahora mismo, sólo de manera parcial con la deuda pública), pero sí lo hace habrá ciclo. El banco central magnifica ese arbitraje, pero no es indispensable para generarlo. Por otro lado, no es lo mismo una burbuja (tulipanes) que un ciclo económico, aunque los dos suelan ir de la mano.

    Los flujos de capitales de China son un caso claro de arbitraje entre los tipos a corto y los tipos a largo del Banco Centra Chino: http://www.libertaddigital.com/opinion/juan-ramon-rallo/el-mito-del-ahorro-chino-otra-vez-56572/ La Fed en efecto sube tipos para evitar una apreciación del tipo de cambio, pero es lo que tiene el papel moneda: habría sido mejor forzar una crisis con liquidación entonces que plegarse al arbitraje de tipos propiciado por China.

    Tu tesis, además, tiene un problema: en la zona del euro no tenemos tipos de cambio variables, pero ello no ha evitado la recurrencia de crisis. Ha habido movimientos de capitales, sí, pero puede haber crisis con una economía cerrada y, de hecho, las fronteras políticas son relativamente irrelevantes de no ser por política fiscal y monetaria separada.

  4. @don Juan Ramon Rallo,

    gracias de nuevo por su contestación.

    Lo que generan ciclos no es la manipulación de los tipos a corto per se, sino el arbitraje entre los tipos a corto y los tipos a largo (arbitraje de las curvas de rendimientos)

    Si tu manipulas los tipos a corto, estás manipulando los tipos a largo. No tiene sentido la frase que “no todo cambio en los tipos a corto estimula un arbitraje entre tipos a corto y a largo”. ¿qué definición tiene el concepto de “largo”? Si tu cambias a corto, estás manipulando el largo. Es un concepto difuso que estaría bien si pudiera aclararlo.

    en un mundo como en el actual, no es posible una política económica conviviendo con tipos de cambio flexible, libertad de cambio y flujos de capital flotante moviéndose por el planeta Tierra buscando rentabilidades. Es una trinidad imposible. Los BCs, aunque muchos lo afirmen como tal, no manejan los tipos a su libertad y antojo. No se levantan por la mañana planificando como meter a su país o área económica común en una burbuja porque sí, tal y como se suele predicar por parte de la escuela austriaca. Los BCs manipulan los tipos de cambio para combatir los desequilibrios externos, como en el caso de USA, y su batalla contra el Yuan. Podemos estar de acuerdo en que la banca comercial, tienen un monopolio inexcusable, que es la madre de los desequilibrios actuales. Pero los BCs no son la causa. Son una herramienta de política económica que actúa ante los desequilibrios que pueden afectar a un área económica. De hecho se crearon para ello! corridas bancarias, etc.

    Usted don Juan Ramón, lo explica en su artículo. Es la expansión de crédito en USA, que provoca el desequilibrio con China, obligando a la FED a manipular tipos de interés por el efecto rebote. ¿tiene la culpa la FED? no. La culpa, entre otras cosas, es el monopolio de la creación de dinero por parte de la banca comercial, así como la imposibilidad de equilibrar o limitar los flujos de capital flotante a nivel internacional.

    Es que no estamos hablando solamente de China. ¿alguien se acuerda de la crisis asiática en 1997? mismo patrón. Flujo de capitales internacionales inundando su país, cambio de tipo de interés, sobre endeudamiento exterior, creación de burbuja, estallido y huida de capitales, país descapitalizado, sobre endeudado y a la deriva. El 99% de los analistas y medios de comunicación se quedan con la foto del sobre endeudamiento externo del final, y los déficit públicos provocados por la caída de la recaudación del sector privado (son los políticos creando burbujas estatales!), pero nadie hace la foto del origen. Los movimientos de capital flotante son como tsunamis, difíciles de controlar por parte de los gobiernos,políticos y bancos centrales, y que tratan de controlarlos manipulando tipos como sea. ¿es culpa del BC o de sus ciudadanos que se inunde todo un país? no.

    Tu tesis, además, tiene un problema: en la zona del euro no tenemos tipos de cambio variables, pero ello no ha evitado la recurrencia de crisis.

    Es que esto refuerza la tesis. Si hacemos uso del estudio científico de R&R, la manipulación del tipo a corto no produce crisis en sí mismas. ¿Qué originó entonces el sobre endeudamiento y expansión por todo el Sur? flujo de capitales desde unos países capitalizados hacia otros descapitalizados, buscando rentabilidades a toda costa. ¿consecuencias? las mismas: países sobre endeudados, alta deuda externa, déficit públicos por caída de ingresos, balanza por cuenta corriente negativa, países a la deriva. ¿nadie se pregunta por qué Europa, al igual que USA, tiene que modificar tipos? ¿porque se levantan por la mañana queriendo meter a Europa en una burbuja de crédito porque son unas instituciones muy malas y con objetivos oscuros? ¿o porque Europa también tenía que combatir desequilibrios externos?

    Por tanto don Juan Ramón, esa idea de la escuela austriaca relativa a que son los BCs los que crean las burbujas y las crisis, bajo mi punto de vista, no es cierta, y no entiendo por qué inciden tanto en ella. Lo que crea las crisis son las expansiones de crédito artificial, y los correspondientes flujos de capital flotante moviéndose por el planeta Tierra libremente, provocando crisis financieras. Pero por favor, no digamos que son creadas por la manipulación de los tipos de interés per sé, cuando eso es la consecuencia, no el origen.

    Vuelvo a repetir lo mismo que en el post anterior: para quien quiera aplicar el método crítico, no puede tragarse sin más que son los BCs quienes crean crisis y burbujas, cuando las burbujas llevan existiendo desde hace 8 siglos, y los BCs solo siglo y medio.

    un saludo don Juan Ramón.

  5. Me parece interesantísimo el debate entre el señor/señores Pérez y Don Juan Ramón. Les agradecería que continuaran.

    Un saludo para ambos y muchas gracias.

  6. Señor Pérez, esto no es una pregunta retórica sino más bien fruto de mi ignorancia. ¿La manipulación de los tipos por parte de los BC’s no favorece entonces que continúen los estragos causados por el movimiento de los flujos internacionales de capital?.

    Gracias de antemano y disculpen mi intromisión.

  7. Pedroperez,

    a) No, si manipulas los tipos a corto y el crédito se queda en activos a corto, no manipulas los tipos a largo. Es la típica política que hacían los bancos centrales en el siglo XIX: colocar los tipos de descuento muy bajos, alentando un excesivo descuento de créditos comerciales a corto plazo, que daban lugar a fugar de oro. Pero los tipos a largo no se manipulaban a menos que hubiese arbitraje corto/largo.
    b) Los tipos de cambio flexibles no son positivos. Lo razonable son tipos de cambio fijos: http://juanramonrallo.com/2013/01/leccion-10-el-debate-sobre-los-tipos-de-cambio/
    c) Los bancos comerciales sin moneda fiduciario y sin bancos centrales no son nada. A poco que sobreexpandan el crédito sufren fugas de oro y se ven forzados a plegar velas.
    d) Decir que los flujos de capitales dentro de un área monetaria única causan las crisis es no decir nada. Si la crisis hubiese sido dentro de España también podríamos decir que los flujos de capital desde Madrid a Valencia los han causado. La cuestión es de dónde surgen esos capitales que recurrentemente causan crisis, y la respuesta ya se ha dado: del arbitraje entre tipos a corto y tipos a largo, por eso la manipulación de tipos a corto sí es dañina. No per se, sino en tanto en cuanto siente la base de una masiva transformación de plazos por parte de la banca comercial.
    e) Repito lo dicho, que parece que no se ha entendido: “El banco central magnifica ese arbitraje, pero no es indispensable para generarlo”.

  8. No suelo entrar en estos temas, (de burbujas y bancos centrales) porque no es algo de lo que sepa lo suficiente (al menos de momento). Pero la visión resumida que tengo yo ahora mismo es la siguiente.

    En Banco Central no tiene por qué ser un ogro que busca con malicia provocar una burbuja. Pero en algunos casos es poco independiente y cede a las peticiones de crédito fácil de su gobierno, y en otros casos el Banco Central simplemente reacciona para mantener precios (a un nivel de inflación), y provoca con ello expansiones de crédito artificial que pueden crear y mantener burbujas.

    Mantener estabilidad de precios, para un banco central implica evitar su bajada, así que baja tipos también cuando: hay un adelanto tecnológico que hace que los productos se abaraten más rápido, o cuando entra en el comercio internacional una parte del mundo que antes no entraba (haciendo que también se abaraten costes de productos). Y tal vez otras veces se haga para coordinarse con otros bancos centrales de países con los que hay mucho intercambio, y que no haya variaciones muy fuertes en los tipos de cambio… esto no lo sé.

    El caso es que en algún momento, se pueden poner a repartir mucho dinero, (aunque lo hagan sin malicia).

    El crédito del Banco Central se subasta entre unas instituciones privilegiadas, que tienen la posibilidad de recurrir al BCE indirectamente y directamente, cuando necesitan liquidez. Esto permite que, por ejemplo, una Caja de Ahorros española, pueda pedir créditos a corto plazo e invertirlo a muy largo plazo sin notar demasiado el peligro que esto tiene. Puede pedir crédito a corto plazo a un banco francés, o acudir a subastas del BCE directamente, e invertirlo en hipotecas, créditos a promotoras, y en deuda pública. Y además, si un gobierno subvenciona o despenaliza un tipo de inversión concreto, (como la vivienda), aumenta la probabilidad de que la burbuja se de en ese tipo de inversión. Los distintos tipos de aval del gobierno a bancos, como las garantías de recuperación de los depósitos, hacen el resto. El caso es que un banco (o una caja) puede sostener la expansión del crédito durante mucho tiempo, sin peligro a quedarse sin líquido, hasta que la burbuja pincha… y entonces el problema no es que no tengan líquido, sino que están quebrados (porque habían ido haciendo inversiones que de repente valen mucho menos).

    La burbuja, al darse solo en sectores y lugares concretos (al menos en un primer momento), no tiene por qué afectar demasiado al índice de precios de consumo general (de toda la zona euro). Así que el Banco Central no la frenará automáticamente si solo se fija en la estabilidad de precios a la hora de decidir sus políticas. (Si se diese una burbuja en un país tan pequeño como Malta, debería el BCE subir los tipos solo para intentar frenar esa burbuja?)

    Explicar las burbujas de los gobiernos para mi es más sencillo: con crédito fácil, e ingresos extraordinarios en un ciclo de crecimiento, tienden a aumentar los gastos sin medida, y cuando se acaba ese dinero extraordinario, ya no saben como volver a un gasto razonable. Y si se empeñan en planes E, y demás, pues peor. Y si tienen unas partidas de gasto muy rígidas (sueldos de empleados públicos que no son capaces de bajar), o en aumento (como unas pensiones públicas con una pirámide poblacional invertida), pues peor.

  9. Estoy 100% deacuerdo con Ud. Sr. Rallo. Desgraciadamente el mundo esta vuelto loco y no solo en España. Debemos de convencer a los politicos que la Partitocracia esta cavando su propia tumba, que solo el camino Liberal es su salvacion (solo deben mirar a Singapur).

  10. Marx Libro I, capítulo XXIV, sobre la “otra acumulación originaria”…

    “El sistema del crédito público, es decir, de la deuda del Estado, cuyos orígenes descubríamos ya en Génova y en Venecia en la Edad Media, se adueñó de toda Europa durante el período manufacturero. (….) La deuda pública, o sea, la enajenación del Estado —absoluto, constitucional o republicano—, imprime su sello a la era capitalista”.

    Y sigue:
    “Por eso es perfectamente consecuente esa teoría moderna, según la cual un pueblo es tanto más rico cuanto más se carga de deudas. El crédito público se convierte en credo del capitalista. Y al surgir las deudas del Estado, el pecado contra el Espíritu Santo, para el que no hay remisión, cede el puesto al perjurio contra la deuda pública. La deuda pública se convierte en una de las palancas más potentes de la acumulación originaria.”

    Y remata:
    “Es como una varita mágica que infunde virtud procreadora al dinero improductivo y lo convierte en capital sin exponerlo a los riesgos ni al esfuerzo que siempre lleva consigo la inversión industrial e incluso la usuraria. En realidad, los acreedores del Estado no entregan nada, pues la suma prestada se convierte en títulos de la deuda pública, fácilmente negociables, que siguen desempeñando en sus manos el mismísimo papel del dinero. Pero aún prescindiendo de la clase de rentistas ociosos que así se crea y de la riqueza improvisada que va a parar al regazo de los financieros que actúan de mediadores entre el Gobierno y el país…a cuyos bolsillos afluye una buena parte de los empréstitos del Estado, como un capital llovido del cielo—, la deuda pública ha venido a dar impulso a las sociedades anónimas, al tráfico de efectos negociables de todo género, al agio; en una palabra, a la lotería de la bolsa y a la moderna bancocracia.”

    La mayoría de ustedes se nota que devoran los textos de autores de moda como a Reinhart y Rogoff, pero ¿han leído con calma a los clásicos, entre ellos al propio Marx?

    Entre otras cosas…A. Pérez, cómo se puede decir que la burbuja de los tulipanes se produjo sin dinero difuciario?, si precisamente el tulipan se convirtió en dinero-fiduciario por antonomasia. Por otro lado, si lo he entendido bien, debo dar razón a A.Pérez cuando dice que no es la figura del Banco Central lo que produce la burbuja sino la propia naturaleza del proceso de creación de dinero-deuda.

  11. “En realidad, los acreedores del Estado no entregan nada, pues la suma prestada se convierte en títulos de la deuda pública, fácilmente negociables, que siguen desempeñando en sus manos el mismísimo papel del dinero”

    ¿Qué sentido tiene eso, cuando estamos viendo que los títulos de deuda de montones de países valen mucho menos que su valor nominal? Qué valor tienen los títulos de deuda griegos? Son fácilmente negociables? Qué pasó con los títulos de deuda argentinos o rusos de hace unos años?

    En qué sentido hay acumulación de capitales beneficiosa mediante deuda pública, cuando se utiliza el dinero de particulares y sus negocios sostenibles, para pagar con ello rentas de gente improductiva, y a empresas dependientes del estado?

  12. “En realidad, los acreedores del Estado no entregan nada, pues la suma prestada se convierte en títulos de la deuda pública, fácilmente negociables, que siguen desempeñando en sus manos el mismísimo papel del dinero.”

    Obviamente si Marx levantara la cabeza, la volvería a meter bajo tierra, porque este argumento es una auténtica chorrada. Supongo que estaría pensando en Anglaterra y no en España, Grecia, Portugal…

    Quiero partir de la base de que todos sabemos y entendemos que lo público no existiría si no existiera lo privado. La Deuda Pública no tiene razón de ser. Cuando se crea una sociedad y se decide invertir un dinero para obtener una serie de beneficios entre los socios, habrá que:

    1.- Buscar financiación propia.
    2.- Buscar financiación externa (si fuera necesario).
    3.- EN TODO CASO, tomar la decisión de inversión en estrictos términos de eficiencia.

    El problema es que la sociedad democrática no es una forma de sociedad que busca el beneficio de todos sus integrantes, sino el supuesto beneficio de una supuesta mayoría que no existe y que subyuga los intereses de quienes discrepan, ni los gobiernos actúan como un consejo de administración de una empresa (aunque tengan la desfachatez de llamarse Administración Pública).

    La deuda pública existe desde el momento en que los administradores del dinero público (societario) toman decisiones ineficientes con el dinero de sus administrados y financian sus políticas demagógicas (éstas sí que son improductivas, no el dinero de los acreedores que comenta Marx) con cargo a Deuda Pública.

    Por lo tanto, asumiendo que ningún acreedor prestaría su dinero a quien sepa que no se lo va a devolver, sólo hay una razón por la que España haya podido financiarse sin problemas durante el los últimos años: el BCE. No porque los acreedores hayan visto que van a recuperar su dinero debido a la “bonanza económica” de la que disfrutamos desde hace una década (nótese la ironía), ni tampoco porque su dinero sea improductivo, estén aburridos y no sepan qué hacer con él (como dice Marx), ni tampoco porque hayan visto que el gobierno de España es un gobierno serio, dispuesto a reformar la administración para que actúe en términos de eficiencia económica, como cualquier otra empresa.

    Echar la culpa de la burbuja a la “naturaleza del proceso de creación de dinero-deuda” es como echar la culpa de una estafa a la “naturaleza del proceso de la estafa”, en lugar de a los estafadores.

  13. Totalmente de acuerdo con Iñaki… Perdonad la redundancia pero no lo había leído mientras redactaba.

  14. Iñaki preguntó ¿Qué sentido tiene eso, cuando estamos viendo que los títulos de deuda de montones de países valen mucho menos que su valor nominal? Pues precisamente Marx está denunciando cómo se crea la burbuja de capital-ficticio mediante la emisión inorgánica de dinero. Y las burbujas de deuda soberana acaban pinchando….como dice usted (y Marx: al surgir las deudas del Estado, el pecado contra el Espíritu Santo, para el que no hay remisión).

    Marx también se pregunta lo que Iñaki decía: ¿En qué sentido hay acumulación de capitales beneficiosa mediante deuda pública,…? Dice Marx: “la riqueza improvisada que va a parar al regazo de los financieros que actúan de mediadores entre el Gobierno y el país…a cuyos bolsillos afluye una buena parte de los empréstitos del Estado, como un capital llovido del cielo” Es decir, Marx denuncia que: la acumulación de capitales (riqueza) solo es beneficiosa para “la moderna bancocracia”(pinza Estado-Bancos). Antes inicia el propio Marx: ¡El sistema del crédito público, es decir, de la deuda del Estado,..imprime su (nuevo) sello al capitalismo!.

    Por otro lado, el Señor Calle se escandaliza de Marx cuando éste dice que:
    “En realidad, los acreedores del Estado no entregan nada, pues la suma prestada se convierte en títulos de la deuda pública, fácilmente negociables, que siguen desempeñando en sus manos el mismísimo papel del dinero.” Pero Marx está pensando en dos momentos: cuando los Bancos privados compran deuda soberana y cuando el Banco de Escocia o Inglaterra que emite deuda y crea dinero de la nada. Lo que creo que está denunciando Marx, es precisamente que mediante la generación de dinero desde la Nada, el aparato del Estado y la banca imprimen un “sello” distinto a la Economía: la era del Capital Ficticio o de una “otra acumulación originaria” que es la acumulación de dinero-deuda.

    Si se lee despacio a Marx, verán como estaba en contra de un Estado elefantiásico y en contra del capital creado a partir de la emisión inorgánica de dinero-deuda.

  15. Calle, no hay nada como utilizar la mente para desentrañar problemas (como acabas de hacer tú) en lugar de para entrañarlos más y más, como hacen los estados “soberanos”.

    Muy clarificador.

    Muy clarificadora también la verborrea de Marx.

  16. ERS:

    Estoy de acuerdo con lo que dices: “Pero Marx está pensando en dos momentos: cuando los Bancos privados compran deuda soberana y cuando el Banco de Escocia o Inglaterra que emite deuda y crea dinero de la nada.”

    El problema es que a Marx se le olvida decir que, cuando un Banco Privado compra deuda soberana de un país estructuralmente insolvente sólo puede deberse a 2 motivos: 1.- Que los administradores de dicho banco estén locos. 2.- Que sepan que van a ser nacionalizados, rescatados con el dinero de las familias y empresas por medio de la recaudación coactiva del Estado, o bien por medio de una regulación basada en privilegios al sector financiero.

    No se le puede, por tanto, echar la culpa al mercado del rescate de los bancos. Marx identifica el problema, pero lo atribuye equivocadamente a una banca privada que deja de serlo en cuanto es rescatada. Si un banco fuese privado, quebraría o perdería dinero al comprar deuda pública de un país insolvente.

    Al menos eso es lo que mi limitado entendimiento me sugiere.

  17. ¡Exacto!

    La deuda privada no es rescatada, porque si lo es, se convierte en deuda pública.

    Deuda privada es cuando afecta al que la debe y al acreedor nada más. Cuando el Estado se mete a rescatar, convierte esa deuda privada en deuda pública sufragada por el contribuyente. Una prueba la tenemos con el “rescate europeo a la banca española”, es dinero ahora lo pagaremos entre todos, luego es deuda pública.

    Nunca debemos olvidar dos hechos incuestionables (e inopinables):

    1) El Estado NUNCA paga NADA, lo hace siempre el contribuyente en su lugar. Lo hace ANTES vía impuestos o DESPUÉS, con inflación o deuda pública.

    2) Los bancos actuales, debido a sus privilegios legales concedidos por los Estados, NUNCA arriesgan SOLAMENTE SU dinero propio, sino que arriesgan en su mayor parte el de sus clientes (acreedores y depositantes).

    Es decir, los Estados y Bancos son completamente IRRESPONSABLES pues las consecuencias de sus actos no lo son solo para ellos, sino que son MÁS para otros que los sustentan.

  18. ¿Que significa que Alemania romperá la baraja? ¿Salirse de Euro? No puede. El valor del Euro es una media ponderada, y la economía alemana esta por encima. Lo cual le ha permitido exportar sin devaluar. Pero si se sale ya no existirán países que le bajen la media. Por lo que su nueva moneda subirá y adiós ventaja. Y por otro lado las deudas están nominadas en Euros. Si el Euro baja y su moneda sube la quita no va ha ser pequeña.

  19. Alemania no vende porque su moneda sea barata, vende porque tiene cosas que otros quieren comprar. De hecho España HOY, pese a ser un marasmo económico, tiene empresas capaces de vender fuera cosas, las exportaciones van bien (es lo único que va bien) pese a la deuda publica y el estado de cosas en España y que SEGUIMOS en el Euro y no estamos vendiendo con monedas del monopoly.

    A los Alemanes se les está agotando la paciencia del que todo lo paga.

    Y NO, NO es la Merkel: Seguramente “en casa” la critican por su “prodigalidad”, es decir, por todo lo contrario.

    El contribuyente alemán, mucho más consciente de su condición de pagano que el español, se está cansando de tener que pagar los despilfarros de los manirrotos gobiernos sureños. Es así de simple.

    Cuando su paciencia se agote del todo se irán y, dentro de lo malo, les irá mejor que a nosotros.

    ¿Porque?

    Ellos al menos han aprendido a reducir su deuda, tanto privada como pública. Nosotros somos aún deuda-dependientes, y eso solo se cura de dos formas:

    1) UNA MALA, haciéndose austero por convicción.
    2) OTRA PEOR, haciéndose austero por la fuerza.

    NI siquiera una inflación descocada, imprimiendo pesetas 2.0 como locos, nos va a proteger de un batacazo bastante fuerte el día que quebremos.

    ¿O acaso le parece razonable convertirnos en Argentina?

    ¿Le parece bien que el Estado le divida sus ahorros entre 10 o 100 cada 5 o 10 años?
    A mi no, desde luego.