Twitter Facebook RSS Email App de iOS App de Android

Categorizado | Mi blog

Mi próximo libro: “Una revolución liberal para España”

Publicado el 06 marzo 2014 por Juan Ramón Rallo

En poco más de dos semanas, el próximo 25 de marzo, saldrá a la venta mi próximo libro: “Una revolución liberal para España”. El propósito general de la obra es el de poner de manifiesto que el conjunto de la sociedad española podría ser mucho más libre y próspera si el peso del Estado sobre la economía se redujera a un máximo del 5% del PIB y si la práctica totalidad de sus regulaciones desaparecieran. Dicho de otro modo, el propósito del libro es el de explicar cómo funcionaría una sociedad liberal donde las funciones del Estado se restringieran a mantener el orden público y a prestar una asistencia social de carácter subsidiario. O dicho todavía de una forma más clara, el propósito del libro es el de analizar cómo operaría un mercado totalmente libre en las siguientes áreas: servicios municipales, medio ambiente, infraestructuras, moneda y banca, desarrollo industrial, mercado de trabajo, mercado eléctrico, I+D, educación, cultura, pensiones, sanidad y asistencia social.

Mi intención ha sido presentar la imagen más realista y completa posible en cada una de estas materias, echando mano para ello de la mejor teoría económica, de la evidencia histórica y de la comparativa actual entre países: es decir, qué sabemos que podría hacerse, qué sabemos que se ha hecho y qué sabemos que se está haciendo. Además, también intento dar una respuesta a las principales objeciones que más comúnmente suelen plantearse en cada una de estas rúbricas; por ejemplo: ¿Quién construiría las carreteras? ¿Qué garantías tenemos de que no se destruiría el medio ambiente? ¿Quién investigaría sin patentes? ¿La educación privada no sería solo para los ricos? ¿Cómo podría lograrse un acceso universal a la sanidad? ¿Los trabajadores no serían explotados sin regulaciones protectoras? ¿Cómo se coordinarían los distintos residentes de una ciudad si las calles o el alcantarillado fueran privados? ¿El sistema eléctrico no es un monopolio natural, al menos en sus tramos de transporte y distribución?, ¿Cómo podríamos privatizar a estas alturas el sistema de pensiones sin que una generación no las cobrara?, etc. En todo caso, nótese mi deseo de huir de respuestas genéricas e insatisfactorias del estilo: “el mercado proveerá” o “el mercado solventará este problema de algún modo aunque no sea capaz de imaginar cuál”.

Para que os hagáis una idea más aproximada del contenido del libro, el índice temático vendría a ser el siguiente: I. Introducción. II. Del hiperestado al Estado mínimo: 1. El Estado. 2. El coste del Estado. 3. El Estado, ¿el único proveedor posible? 4. La alternativa estatista: el caso de Suecia. 5. Volver al Estado mínimo. 6. ¿Cuál sería la fiscalidad de un Estado mínimo? 7. El presupuesto de un Estado mínimo. 8. Un Estado mínimo y descentralizado. 9. ¿Cuántos empleados públicos serían necesarios? III. La revolución liberal, caso por caso: 1. Estado de Derecho. 2. Servicios municipales. 3. Medio ambiente. 4. Infraestructuras. 5. Moneda y banca. 6. Promoción de empresas. 7. Mercado de trabajo. 8. Mercado eléctrico. 9. Investigación y desarrollo. 10. Educación. 11. Cultura y arte. 12. Pensiones. 13. Sanidad. 14. Asistencia social. 15. Estado mínimo: libertad y prosperidad. 16. La transición al Estado mínimo. IV. Epílogo. V. Bibliografía.

Si os preguntáis qué tiene este libro que no tengan otros que he escrito hasta el momento os diría que casi todo: en Una alternativa liberal para salir de la crisis me limitaba a esbozar un plan de urgencia para salir de la depresión sin tomar medidas antiliberales, pero no proponía ninguna modificación sustancial del modelo de Estado; en Un modelo realmente liberal coordinaba a un grupo de autores que planteaban sus propuestas para reformar numerosos ámbitos de la economía pero, en general, no se reclamaba una total desaparición del Estado en cada uno de estos ámbitos, sino que nos contentábamos con reclamar reformas parcial que liberalizaran la mayoría de sectores. En Una revolución liberal para España llegamos al final del trayecto: cómo funcionaría una sociedad cuando el Estado no interviniera nada en la práctica totalidad de los ámbitos económico y sociales.

Probablemente, éste sea el libro más completo y ambicioso que he escrito hasta la fecha (acaso con una posible excepción: mi refutación de La Teoría General de Keynes), así que espero que lo disfrutéis y que le sea de mucha utilidad tanto a liberales (para que defiendan mejor sus ideas) como a no liberales (para que conozcan mejor las ideas liberales y acaso se terminen acercando a ellas). Como digo, saldrá a la venta el 25 de marzo (en todos los formatos electrónicos) aunque ya está disponible en pre-venta.

A continuación os dejo algunas impresiones de aquellos que ya han tenido ocasión de leerlo:

«Hay quien piensa que tenemos el Estado que tenemos porque lo necesitamos. En este libro, el doctor Rallo desmonta esta extendida falacia y nos demuestra que el Estado no es el justo y eficiente repartidor de ayudas que pretende ser, sino un injusto y oneroso mutilador de derechos y libertades, y que puede ser radicalmente reducido. Sí, se puede». Carlos Rodríguez Braun.

«Este excelente libro desmonta los mitos del estatismo para proponernos un modelo liberal que no sólo es viable, sino que resulta mucho más justo y solidario que nuestro fallido proyecto asistencialista». Daniel Lacalle.

«Rallo elabora aquí la hoja de ruta de las políticas públicas que necesita nuestro país para impulsar una sociedad próspera, armoniosa y libre. Todo español responsable debería leer este libro». Jesús Huerta de Soto.

 «Este libro es el trabajo más detallado que se ha hecho para visualizar en España la Sociedad del Bienestar que debería superar a nuestro costoso e incompetente Estado del Bienestar». John Müller.

«Un serio análisis teórico y práctico de la correcta atribución de las responsabilidades que no son propias del Estado y de las que podrían hacerse cargo los ciudadanos. Es el primer paso fundamental para decidir ser libre». María Blanco.

portada-UnaRevoluciónLiberal

Los datos para asistir a la presentación del libro, puede encontrarlos aquí.

49 Comentarios para este artículo.

  1. Rothbard Says:

    Tiene una pinta estupenda, impaciente por que llegue el 25 de marzo. Te quedará escribir un libro sobre la imporatancia de la eliminación de ese 5% de Estado restante, y completarás el kit de unas herramientas fabulosas para la defensa de la libertad.

    Un cordial saludo.

  2. Freeman Says:

    Va a ser que este me lo compro fijo.

  3. Imanol Says Says:

    Impaciencia es el resumen de mi ánimo hasta llegar al día 25. Me gusta que en la portada aparezcan Smith y David Friedman.
    Esperemos que alguna vez salga un libro que nos diga cómo se puede hacer para que el estado se quede para siempre en un 5% del PIB, esa es la “madre del cordero”.

  4. Urkiola Says:

    De obligada lectura, aunque no se de donde sacaré tiempo.
    Los errores de la vieja economía ya lo tenía en papel y hace unos días lo he descargado en versión kindle. Lo que tengo descargado en el “bicho” este me da para dos vidas.
    Profesor, yo estoy esperando el libro sobre su tesis doctoral (con prólogo de JHdS)

  5. Imanol Says Says:

    Hasta ahora, tenía una zona de mi bibloteca dedicada exclusivamente a austriacos y liberales (Hayek, Mises, Huerta de Soto, Rothbard, Lacalle, Rallo, Ravier, etc…….), pero me parece que si el profesor Rallo sigue a este ritmo, no me quedará más remedio que abrir una nueva sección.

  6. farrulugo Says:

    tiene una pinta excelente, lo pediré en mi librería. Sería una bonita utopia
    Me parece q ese programa seria muy parecido a lo q propone el P-lib.
    La pregunta es como loq pasaría si el estado tuviese un 0% de PIB.
    es decir, una sociedad anarcocapitalista.

  7. farrulugo Says:

    en fin q todos deberíamos apoyar al p-lib.
    http://www.p-lib.es
    Y yo creo q no sería ni necesario mantener el orden público por el estado.

  8. J.J. Rández Says:

    Gracias, Rallo, no sólo tiene una pinta excelente, sino que puede resultar la herramienta definitiva de los liberales-libertarios para promover y defender nuestras ideas ante la inmensidad colectivista que nos rodea.

    Desde luego que en el P-LIB procuraremos difundirlo y utilizarlo en todo momento.

  9. Transeunte Says:

    Enhorabuena por este nuevo libro, cuyo lanzamiento espero con impaciencia. En particular por el capítulo III.16 (La transición al Estado mínimo), un aspecto tan interesante y trascendente como raramente abordado.

    Tengo una duda, un tanto filosófica, sobre su modelo liberal:

    En otro artículo (juanramonrallo.com/2014/03/la-logica-de-reclamar-mas-impuestos) usted explica que, aunque pueda ser racional, no es legítimo establecer impuestos que sean figuras tributarias generales. Siendo así, ¿por qué en este próximo libro defiende un Estado con competencias (mantener el orden público y a prestar una asistencia social de carácter subsidiario)? ¿Cómo se financiaría? Probablemente esta cuestión merezca un artículo dedicado en exclusiva.

  10. Vicentemlc Says:

    Enhorabuena por tu próximo libro. Estoy ansioso por leerlo. Ojalá puedas incidir en que se produzca una revolución liberal en España.

  11. Juan Ramón Rallo Says:

    Transeunte,

    No defiendo un 5% de impuestos. Sólo que no analizo en este libro cómo privatizar ese 5%. Asumo que siguen en pie y me concentro en estudiar la viabilidad de eliminar todos los otros impuestos y gastos.

  12. Transeunte Says:

    Su sinceridad le honra, no todos se atreverían a defender públicamente la desaparición completa del Estado. En su caso no lo ponía en duda, puesto que usted ya lo había hecho en otras ocasiones; sin embargo, dado el enfoque de su nuevo libro me preguntaba si es que usted con el tiempo había cambiado de idea y ahora consideraba necesaria una versión reducida del Estado. Veo que no es así, sino que sólo está siendo pragmático asumiendo que (al menos en una primera fase) el Estado no podrá ser eliminado por completo, por lo que de momento se centra en aproximarse a su ideal.

    Visto su planteamiento pragmático, espero el capítulo III.16 (La transición al Estado mínimo) con doble ilusión.

  13. El Osito Teddy Says:

    Claro que el Estado puede ser eliminado por completo, Transeunte. ¿No está el ejemplo de Somalia?

  14. Luis Says:

    Nadie idolatra el intervencionismo estatal, señor Rallo. No manipule. Lo que creemos los demócratas es que el Estado somo todos. Y es muy mejorable, claro que sí. Por ello, desde los cauces democráticos podemos ajustarlo, reducirlo o lo que sea que quiera la mayoría en este sistema que tenemos y que desde luego, sin ser perfecto, es el que preferimos. ¿Porqué vamos a dejar en manos del mercado el funcionamiento de las cuestiones más relevantes que nos afectan? Contra eso sí que no tendríamos vuelta atrás, ni capacidad de corregir posibles (o seguros) errores y problemas.
    Porque el ser humano no es un ser económico, sino social. Esto lo decía Aristóteles. Y por ello, nos importan aspectos claves de la vida en comunidad más allá de la pura rentabilidad. ¿Qué quiere decir esto, entre otras cosas? Que nos importa la justicia social, el principio de igualdad de oportunidades, que todo el mundo, nazca en la familia que nazca, pueda desarrollarse en situación de igualdad. Sí… así de sencillo. No tiene lógica que esto quede en manos del Mercado, como gran garante abstracto del bienestar mundial. ¿Y si no lo es? Hagan usted y los suyos ese acto de fe para vender más libros.
    A los que ponderamos la igualdad de oportunidades y la búsqueda de una sociedad mejor, más justa y solidaria, no nos la cuela

  15. Luis Says:

    ¿Los principios liberales están bien asentados? Eso dice usted. Pero habla de una defensa de libertades muy particular. La libertad exclusivamente referida a los temas mercantiles ¿Dicen algo los principios liberales de la libertad de todos para acceder a la educación y sanidad en igualdad de oportunidades, al margen del lugar o familia en que se nazca? Esa libertad es la que a muchos nos importa. Y cuidado, siempre manteniendo, por supuesto, una libertad individual y de iniciativa personal… que ya tenemos!!

  16. Luis Says:

    ¿porqué los países más prósperos funcionan con un peso importante del Estado? ¿No se da cuenta que, asumiendo que el Estado deba ser más eficaz y quizás tener menos peso, es su estructura imbricada en un sistema democrático lo que nos permite cambiarlo mediante los partidos políticos si algo no nos gusta? Mire el caso de Podemos…. Podrían haber dicho lo mismo que usted y quedarse parados. Aunque su lucha vaya en sentido opuesto, comparten una visión negativa de la política reciente, del funcionamiento del sistema global y de la propia clase política. Y demuestran que se pueden cambiar las cosas, pero desde ideales de verdad, ideales que buscan de fondo una sociedad mejor, no dejando al Mercado el bastón de mando, confiando en que así se resolverá todo. Claro… lo que sí parece que se demuestra desde varios estudios, es que el sistema cuanto más liberal, más desigualdad genera, más ricos se hacen los ricos…. ah amigo! Por ahí, quien lea todo esto sin ingenuidad, que al menos se cuestione porqué es la derecha conservadora y bien posicionada la que defiende estas ideas. Porque buscar aumentar el bienestar propio y encima denominarse idealistas o utópicos…. a mi la verdad que me huele muy mal.

  17. anonimo Says:

    Luis
    son ustedes algo primos ( disculpe el adjetivo), ni los Estados mas prosperos son los que tienen mas estado sino los que menos, ni el gasto publico genera igualdad sino menos, solo tiene acudir a los datos de Piketty que no sera sospechoso de liberal. Pero es que, ademas, su tan amado gasto publico si que genera pobreza, desigualdad y falta de oportunidades. Y no solo eso, sino que a los que mas favorece es a los ricos mas que a los pobres porque suele generar inflacion de activos ( con lo que gente como amancio ortega se vera mas beneficiado de la subida de acciones de inditex que cualquier accionista) o/y inflacion de precios ( de nuevo amancio tendra mas facil protegerse que un tio con 30000e en una cuenta corriente). Por no hablar de como sanean sus balances los bancos. Pero claro esto es irracional y fuente de una ideologia. Ustedes sigan creyendo que el dinero publico crece en las ramas de los arboles y no sale de la gente.

  18. Luis Says:

    Piketty lo que demuestra con datos es que la desigualdad crece en el sistema capitalista. ¿Noruega y Finlandia tienen poco peso estatal? Como no es cuestión de enredarse y alargarse, le invito a que se lea este link sobre el sistema social en Finlandia: http://www.europarl.europa.eu/workingpapers/soci/w9/default_es.htm

    Y la cuestión del gasto público… reitero que el sistema es mejorable y optimizable, claro que sí. Pero todo depende dónde ponga uno sus prioridades. El dinero público nace de la gente, de todos, claro que sí… no comprendo lo que dice usted. Mi prioridad es que se garantice la igualdad de oportunidades, en un contexto de iniciativa individual, eficiencia económica y justicia social. Bueno, y también del cuidado al medioambiente. Y muchos creemos que para lograr esto, es preciso un sistema democrático y eficaz. Simplemente. No es el Mercado en quién vamos a dejar la batuta, ni de broma. Y desde luego, tampoco aplaudo un sistema actual que rescata bancos mientras estos desahucian… lo que pasa es que ahí debe estar el Estado en el sentido contrario al que ustedes propugnan. Y actualmente no está interviniendo en estos temas completamente prioritarios.

    Conclusión: optimizar el sistema, pero desde el control de todos (la democracia), incidiendo en los aspectos críticos (igualdad de oportunidades, educación y sanidad pública para todos, nadie pobre o hambriento mientras haya dinero) y por supuesto, dejando un margen suficiente a la iniciativa privada. Esta es la sociedad por la que luchamos los que creemos en el propio concepto de comunidad, en las personas como seres sociales. Y que sabemos de dónde vienen estas teorías liberales y a quiénes benefician. ¿Quiere que me crea que la derecha conservadora más liberal se mueve por el bien común, que esos son sus principios e ideales básicos? le dejo la risa a otro.

    Presenten sus ideas de desaparición del Estado a las elecciones y busquen su respaldo. Y esperen sentados que gracias a Dios la sociedad española es mucho más madura de lo que se creen.

  19. chuquito Says:

    Luis,

    el problema que tienen ustedes es que no quieren entender lo que, de verdad, pretenden los liberales y sueltan una serie de topicazos que incluso tienen que ver mas con ustedes que con nosotros.
    Por otro lado, los estados mas prosperos son los que tienen menos estado y, si no coja una lista de ellos de cualquier organismo y mirelo. Indudablemente que sean prosperos tiene que ver con mas de un motivo pero es asi.
    Por otro lado, la igualdad de oportunidades se garantiza dejando a todo el mundo abrir una farmacia o permitiendo que todo el mundo estudie lo que estima conveniente. Una gente sera mejor en matematicas y otra en historia y cada uno debe tener posibilidad de un formacion enfocada a eso, no una para todos que deciden dos personas, con criterios cuestionables. De este sistema solo pueden salir los ricos. Y no, los que no tienen dinero no se tienen porque quedar en la calle. Ahi puede intervenir el estado y el cheque es lo mas facil para que tambien elijan ellos segun sus necesidades.
    Por otro lado, tratan ustedes al mercado como si fuera una persona perversa que lo maneja todo ( que daño hizo la mano invisible). NO, eso no es el mercado. El mercado es la gente comun tomando sus decisiones LIBREMENTE ( en mayusculas para que se de cuenta que aborrecemos que sea un oligopolio el que controle un sector, va contra los derechos individuales que es uno de los principios basicos del liberalismo).
    Conclusion: nosotros lo que pretendemos es que el estado sea un arbitro en un partido de futbol, no un arbitro, jugador, entrenador, presidente y publico. Lo que ustedes no se dan cuenta es que cuantas mas controles, mas leyes, mas restriccion y al final siempre llegan a la misma conclusion, no hay suficientes leyes. No es eso, la realidad es que el hombre de la ley por lo que la unica forma de contener esto es que sus posibles clientes lo pongan en vereda, o el control total del estado que ya tenemos experiencias de a donde nos lleva.
    Un saludo.

  20. Fernando Says:

    @Luis

    Y cuidado, siempre manteniendo, por supuesto, una libertad individual y de iniciativa personal… que ya tenemos!!

  21. Fernando Says:

    ¿Y que “libertad individual y de inciativa personal” tenemos los desempleados?

  22. Juan Ramón Rallo Says:

    Piketty: http://juanramonrallo.com/2014/08/desigualdad-y-capitalismo-los-errores-de-thomas-piketty-universidad-de-verano-del-ijm-2014/

  23. Juan Ramón Rallo Says:

    Luis,

    “El Estado somos todos”. Y quienes no queremos serlo, ¿podemos dejar de serlo?

  24. Luis Says:

    Evidentemente, soy consciente del foro en el que estoy y he expuesto mi opinión personal, que no viene desde ningún partido ni grupo.

    Dice el último comentario que la igualdad de oportunidades es dejar que todo el mundo pueda abrir una farmacia… bueno, igual antes está que todo el mundo pueda estudiar farmacia. Pero no es cuestión de perderse ni responder a cada comentario.

    Yo, personalmente, creo también en la importancia de un Mercado que somos todos también, sí. No lo veo como un ogro, pero tengo claro que es la rentabilidad económica lo que mueve al Mercado. E insisto, soy partidario de que exista un mercado libre, lo mejor regulado posible y con el acceso más sencillo y ágil que se pueda, para fomentar la iniciativa individual. Yo creo también en eso, no nos equivoquemos.

    Lo que yo no creo es que ese Mercado va a ser sensible a los aspectos sociales y a los posibles desajustes e injusticias que puedan generarse. Ése es el acto de fe que os dejo a los liberales. Yo desde luego no lo hago. Me parece esencial que haya un contrapunto que incida en los aspectos de justicia social que comento, y que entiendo debe ser el Estado que se apoya en la democracia y que debe ser replanteado todo lo que nosotros queramos.

    Esta frase de Keynes (y no entro en más aspectos teóricos de sus políticas que gusten o no), creo que resume mi visión y la de muchos:

    “El problema político de la humanidad está en combinar tres cosas: eficiencia económica, justicia social y libertad individual”

    Por contestar a Fernando, la situación de los desempleados en relación a la libertad, lógicamente está comprometida. El liberalismo supongo que piensa que no habría desempleados. El Estado que tenemos al menos proporciona un colchón a quiénes están en esa situación. Espero que salga usted pronto de ahí.

    Al señor Rallo le agradezco que conteste y que permita que se produzcan estos debates, sinceramente.

    Y por contestar, en la vida en comunidad, formamos parte de una sociedad inevitablemente. Sea cual sea el sistema político. Si no se quiere formar parte de la sociedad, claro que se puede. Váyase a otro sitio, hágase ermitaño, funde una comunidad donde todas las decisiones se produzcan por consenso (o de otro modo, habrá coacción siempre),…

    Feliz Navidad a este foro, desde las antípodas ideológicas

  25. Juan Ramón Rallo Says:

    Yo formo parte de muchas sociedades, pero no todas ellas llevan aparejadas una adscripción política amplia. Formo parte del Instituto Juan de Mariana, por ejemplo, pero el IJM no puede decidir el temario que estudian mis hijos. También formo parte de la comunidad de usuarios de Apple, pero Apple no escoge mi médico. O también formo parte de la sociedad humana, pero afortunadamente no hay Estado mundial. Yo no he dicho que quiera vivir fuera de la sociedad: he dicho que no quiero que el Estado se arrogue jurisdicción sobre mí. Nada impide que dentro de una misma sociedad haya muy distintas jurisdicciones.

  26. chuquito Says:

    Luis,
    dos cosas solamente. Una, con lo de la farmacia creo que la segunda parte del parrafo ya contestaba a lo que dice, entre otras cosas poder estudiar la carrera de farmacia de calidad incluso desde casa sin tener que ir a una facultad mas que para las practicas.
    Dos, respecto a la frase de keynes, no hay una sola forma de llegar a eso, creo que es evidente, y nosotros pensamos que el camino es el liberalismo.

  27. Luis Says:

    El tema es que el Estado es el marco del que nos hemos dotado los demócratas. Y se puede cambiar.

    El problema es otra vez no confundirnos con las prioridades. Lo de que “el Estado se arrogue jurisdicción sobre mí”, que usted dice, es algo que afortunadamente preocupa muy poco a la sociedad española. Porque nos consideramos parte de ese Estado que entre todos construimos.

    Lo que nos preocupa a la inmensa mayoría es que se gestione bien el dinero de todos, y que este conjunto que somos y que formamos esta sociedad ya con un pasado importante, sea lo mejor posible, más justa, solidaria, póspera, culta, … también eficiente, claro. La mejor sociedad posible que puedan heredar nuestros hijos. Y ya repito, para mí esa sociedad que hay que buscar (también creo que debemos mejorar muchísimo lo que tenemos aunque seguramente en otra línea a la suya), no se construye exclusivamente en términos de rentabilidad económica.

    Agradezco nuevamente su respuesta, aunque no podré mantener el ritmo de debate, lógicamente. En cualquier caso, todo lo que ya he escrito deja muy clara mi postura, que repito, es personal, aunque evidentemente se acerque más a unas líneas ideológicas que a otras.

  28. FaKeD13 Says:

    Luis

    Tu problema es que no entiendes que la ‘desigualdad’ NO implica ‘pobreza’, a la vista está las atrocidades que ha ocasionado el imponerla artificialmente y el como ha aumentado la riqueza globalmente gracias al ‘capitalismo’.
    Yo puedo ser panadero y tú frutero y ser ‘ricos’ los dos. Por tanto, el argumento de la ‘desigualdad’ queda refutado.

    Lo que hay que fomentar es la ‘justicia’ que tiene que ver en cuanto a ‘leyes’, si a ti te imponen determinadas leyes en un lugar o tu las acatas voluntariamente lo lógico es que te traten como a los demás porque sino sería algo ‘injusto’.
    Lo que quiero dar a a entender es que la ‘desigualdad’ y la ‘igualdad’ tienen que ser algo espontáneo no impuesto.

    Pasa lo mismo con lo de ser ‘social’, NO creo sinceramente que alguien tengas que imponerle que se relacione con otra persona si no quiere o no siente que esta le vaya a aportar algo, por tanto, NO se es ‘social’ por naturaleza, se es ‘social’ por NECESIDAD unilateral o bilateral. Esto es algo que también queda refutado pues ya que incluso Ayn Rand dijo que el hombre no era un lobo solitario, ni un ser social sino un ser contractual. Supongo que se referiría a su ‘esencia’.

    Otra demagogia, es la de ‘igualdad de oportunidades’, vengas de donde vengas. Esto es como decir que tu ‘pasado’ NO importa y entonces lo tendrías que extrapolar a todo para seguir la coherencia. Sí importa para el presente, pero no para el futuro obviamente.

    Y es imposible y antiético si no se AUMENTAN las oportunidades que dos personas tengan la misma oportunidad de algo. ¿Porqué? pues porque NO podría tener libertad para utilizarla cuando quisieran ni en su plenitud y porque NO pueden ocupar el mismo lugar en el espacio, es una ley natural, si vas contra de eso vas contra-natura, lo que quiere decir que serás un antinatural frustrado capaz de cometer atrocidades para conseguir tus objetivos.

    Conclusión: AUMENTO de oportunidades. Y eso pasa por generar riqueza tanto en educación como en sanidad NO déficits presupuestarios ni deudas.
    NO ‘envidia’ y NO ‘desigualdad’ ante ‘leyes’ al ser un artificio.

    El liberalismo-conservador SÍ cree en el ‘bien común’ pero NO utilizando los mismos medios (la redistribución). Eso es lo que no entiendes. NO se quiere la pobreza ni el parasitismo ya que eso NO es bueno para nadie.

    Además que el ‘bien común’ para que sea posible tiene que referirse a que todos están bien NO necesariamente a que todos están ‘igual’ de bien.
    Por eso en lugar del ‘Estado del Bienestar’ debe haber una ‘Sociedad de Bienestar’.

    Lo curioso es que la ‘justicia social’ la confundes con el ser otra persona o el tener su vida porque tienes también dos brazos y dos ojos.
    Por eso es la ‘libertad individual’ es la que puede implicar la ‘justicia’ realmente.

    Lleva cuidado con el no aceptar quien eres y creer que eres otra persona porque eso solo te llevará a fastidiar a esa persona o a pudrirte de envidia.
    No tienes porque explayarte tanto, no vas a tener razón por ello, lo siento.

  29. Juan Ramón Rallo Says:

    Bueno, pues si os habéis dotado de él los demócratas, aplicadlo entre los demócratas, pero no incluyáis en él a quienes no queremos ser incluidos. Si a la sociedad española no le preocupa eso, limitemos la solución a eso para quienes sí les preocupe (cual es mi caso)

  30. Luis Says:

    Es evidente que cuando se habla de igualdad de oportunidades se entiende que se busca garantizar en lo posible que todo el mundo, venga de donde venga, tenga las mismas oportunidades para desarrollarse. Que si se viene de una familia que no puede pagarte una escuela privada, puedas acceder a una educación de calidad en igualdad de oportunidades.

    Esto no implica que la oportunidad sea exactamente la misma… y también doy por hecho que deben aumentarse las oportunidades, claro que sí. Es que no son cosas incompatibles. Tampoco se trata de igualar por abajo, en fin. Son tantas cosas FakeD13 que comentas y que yo no he dicho. En cualquier caso, lo de “si vas contra de eso vas contra-natura, lo que quiere decir que serás un antinatural frustrado capaz de cometer atrocidades para conseguir tus objetivos”…que se me dice, ya es algo más fuerte y que no tiene nada que ver conmigo. Yo, afortunadamente, he tenido la suerte de (hasta el momento) desarrollarme como persona y profesionalmente en un nivel alto de cualificación y haciendo lo que me gusta. Y es a lo que me gustaría que pudiera aspirar todo el mundo, al margen de la situación de la que provenga. Ese es mi ideal, sí. Y no pretendo tener razón, no se preocupe. Creo que nada es tan sencillo y vivimos en realidades muy complejas que no se resuelven por estar equivocado o no estarlo…

    Y bueno, señor Rallo, si no se considera demócrata…. creo que hablamos de palabras mayores y que, efectivamente, sí que igual le toca fundar su propia comunidad liberal o no sé… ahí ya me asusta usted más…

  31. akrobata Says:

    Buenos días, dr. Rallo, el blog me parece muy interesante.

    ¿Sería posible que dedicase algun artículo a un tema controvertido sobre el “peak oil”?

    He leído diferentes cosas al respecto y me gustaría saber su opinión.

    Un saludo!

  32. FaKeD13 Says:

    Luis

    A mí lo que me gustaría a que pudiera aspirar todo el mundo es a la ‘riqueza’ de alguna manera pero no solo monetaria, sino también moral o ética.
    A los liberales NO nos gusta la ‘pobreza’ en ningún ámbito aunque por desgracia toque pasarla a veces, a ti puede que sí te guste por eso prefieres ‘redistribuir’ la ‘riqueza’ en lugar de generar más.

    NO le deseo nada mal a nadie, pero obviamente NO le voy a desear que alcance lo que quiera ‘acosta de mí’ y del futuro al que yo quiero aspirar, eso es en lo que se basa la ‘libertad individual’. Me parece que tan solo eres como decía Ayn Rand: ‘un egoísta sin ego’.

    ¿Crees realmente que una persona cuyas generaciones lo han sumido en la pobreza merece luego tener lo mismo que otras que no? Yo no creo eso, es inocente en el aspecto que NO ha elegido eso por eso hay que respetarlo también, pero NO tiene derecho a lo que otra persona ha forjado durante generaciones. Esto es precisamente lo que implica ‘justicia’ NO al revés.
    Porque si estás a favor de eso, entonces estás a favor de no pagar los ‘errores’ ni de la ‘responsabilidad individual’. Lo que me parecería poco maduro por tu parte.

  33. FaKeD13 Says:

    Luis

    Apelar a la ‘demagogia’ NO te hace estar en lo cierto si encima desde el principio estás equivocado, lo siento.
    Es precisamente el tipo de sociedad que anhelas lo que ha generado y está generando más pobreza y más irresponsabilidad y lo que por ende ha disminuido la libertad individual en aras de un imaginario ‘colectivo’ que NO existiría curiosamente sin los ‘indidividuos’.
    El aumento de oportunidades, te lo repito, NO se hace con ‘redistribuciones’, ‘pobreza’ o ‘deudas’.
    NO puedes ser tan egoísta y pensar en oportunidades slo unilateralmente.
    ¿Qué hay de quien no tiene la oportunidad de no pagar impuestos lo que haría que pudiera vivir mejor de lo que vive?

  34. Trilu Says:

    Luis,

    1) Básicamente: lo que aquí se cuestiona es la idoneidad, incluso la necesidad, de organizaciones que coordinen la interacción humana priorizando por la coacción en vez de priorizar por los acuerdos voluntarios.

    Las instituciones sociales que priorizan por el acuerdo existen, siempre han existido, son abundantes y demuestran día a día ser signo de civilización y de mejores condiciones de vida (ONGs, mutualidades, fundaciones, filantropía, donaciones, libertad de conciencia, de pensamiento, libre mercado…) ¿Por qué no aumentar su presencia en detrimento de las coactivas (mafia, autoritarismo, imposición de creencias, imposición de ideas, imposición de …”impuestos”, Estado…)?

    2) El mercado es una institución social que aborda la coordinación y cooperación en los intercambios de bienes y servicios mediante acuerdos voluntarios plasmados en contratos. Evidentemente hay aspectos que no son abordados por el mercado pero:

    – Toda interacción humana supone un intercambio. Cuanto menos coacción medie en ellos, tanto mejor: aplícalo al intercambio de ideas, afectos, creencias…y por que no, también de bienes y servicios.
    – La rentabilidad no es el premio a las habilidades de unos, supuestamente egoístas, frente a la indefensión de otros.

    En la medida en que la participación en el mercado sea voluntaria, el beneficio y la rentabilidad actúan como un termómetro que mide si los intercambios de bienes y servicios se están realizando adecuadamente y que avisan sobre qué es lo más demandado por la población.

    En la medida en que la participación no sea voluntaria (vía impuestos u otras imposiciones regulatorias sobredimensionadas)se adulterará la coordinación y cooperación social guiándose hacia los “designios” del recaudador y del regulador, por muy democráticamente que hayan sido elegidos. Ello merma la libertad y el aumento de oportunidades, la objetividad y neutralidad de la ley y sobre todo la superación de la pobreza (con la consiguiente reducción de posibilidades)

    3) ¿Quién podrá representar mejor tus ideales e intereses? ¿El político que no tiene potestad sobre tu voto pero SÍ sobre tus recursos, o el que no tiene potestad sobre tu voto NI sobre tus recursos?

    El liberal se decanta por el segundo tipo de “político” en detrimento del primero, del que por cierto…estamos más que hartos y sobrados pero cuya actuación es el lógico resultado de las votaciones de una población que ingenuamente se deja rapiñar después de votar.

  35. Luis Says:

    Trilu

    Yo estoy igualmente indignado con nuestros políticos y lo que ahora mismo nos encontramos en España.

    Pienso que en todo lo que dices, hay muchos matices. El tema de la coacción… a ver, que en comunidad son inevitables, aunque fuese sin Estado, las decisiones por mayorías. No es posible que todo movimiento y decisión sea voluntario, lo cual implica aceptar decisiones que pueden no gustarnos. A esto le llamáis coacción, pero nosotros le llamamos vida en comunidad.

    Y volviendo a lo mismo, aunque es tanto lo que me he repetido, que ya no hace falta…

    Lo de los “designios del recaudador”… a ver, que yo entiendo que ese recaudador somos todos, en una democracia madura. Y que las pautas de las que nos dotamos y las personas que son elegidas, forman parte de todo un sentir colectivo dentro del sistema…

    Podemos mejorar el sistema desde dentro, por supuestísimo. Para los liberales pensando en que no haya coacción; para los que piensan como yo, pensando en una sociedad más justa.

    Porque el matiz para mí es que no será ese libre intercambio el que genere, sin más, una sociedad mejor. Es así de sencillo, yo eso no me lo creo. Además, como sociedad ideal no me gusta y lucharé por la que prefiero. Además, entiendo que sin regulación se pueden producir desajustes e injusticias importantes. Y mientras en una democracia podemos quitar a los que no nos gustan, en el sistema liberal no hay más mecanismo que el del propio Mercado para cambiar las cosas.

    Y lo que explicas sobre los intercambios de todo, de ideas y demás, pues muy bien. Estoy de acuerdo. Pero con esta frase, pues no:

    “En la medida en que la participación no sea voluntaria (vía impuestos u otras imposiciones regulatorias sobredimensionadas)se adulterará la coordinación y cooperación social guiándose hacia los “designios” del recaudador y del regulador, por muy democráticamente que hayan sido elegidos. Ello merma la libertad y el aumento de oportunidades, la objetividad y neutralidad de la ley y sobre todo la superación de la pobreza (con la consiguiente reducción de posibilidades)”

    Y vamos, respecto a esta frase tuya… puede no gustarnos España, pero en Finlandia hay un Estado que no veas de intenso, y con una regulación y legislación muy importante. Justamente son Estados pioneros en derechos humanos y otros aspectos claves. Vamos que no es cierta tu frase, sin más.

    Yo el tipo de político que quiero es uno que represente con dignidad y dedicación lo que la mayoría de ciudadanos le encomendó. Seguramente un político que consulte más continuamente y no sólo cada 4 años…. y bueno, podríamos discutir mucho sobre lo que es mejorable dentro de la democracia.

    Pero la clave es que es el sistema democrático el que queremos (la inmensísima mayoría, afortunadamente). Y desde dentro podemos mejorarlo. El tiro al aire de creer que sin Estado todo sería fantástico, pues bueno…

    De todas formas, si no queréis este sistema democrático…. yo me quedo algo descolocado. ¿Esto lo decís en los foros públicos abiertamente?

    ¿Os creéis que hay un sistema de verdad que no impone nada a nadie? ¿Qué todas las decisiones se toman por unanimidad? ¿Cuál es la política energética (renovables o no, nucleares o no,…), educativa, por dónde pasan las carreteras o cuánto debe costar el peaje, quién decide la adjudicación de servicios públicos en una ciudad?….. ¿Son decisiones que puede tomar una comunidad importante (ciudad por ejemplo) por unanimidad?

    Pues mira, ahí tenéis coacción para rato, de la vuestra. Pero además, y repito, sin poder cambiar a los dirigentes en el proceso democrático.

  36. Trilu Says:

    Luis,

    Es mucho mas sencillo. Se trata de evitar los acuerdos bajo coacción y conseguir que esta sólo sirva para proteger acuerdos.

    Por supuesto que la coacción acaso sea inevitable, pero no me negarás que cuanto menos protagonista sea de las interacciones sociales, mas posibilidades de convivencia se abren. Veo absurdo que lo que pueda resolverse por libre acuerdo deba someterse a un sistema coactivo.

    Demasiada población, que se siente demócrata, todavía cree que para poder vivir en una sociedad pacífica y próspera es necesario aceptar:

    – Que la gestión privada está reñida con el bien común por el mero hecho de ser privada. ¿Lo están las creencias privadas, las ideas particulares o los afectos privados?. Piensan con demasiada facilidad que alcanzar el bien común exige convertir lo particular en común o imponer una gestión común sobre lo particular y lo mayoritariamente aceptado sobre las minorías. ¿Y si basta respetar unas reglas comunes que prioricen por el acuerdo entre particulares(individuos o comunidades)?

    – Que al ser necesarias reglas generales y aportaciones de los particulares para dotar de recursos a lo común hay que aceptar que gestores particulares (elegidos en común)inventen e impongan dichas reglas y la cuantía, momento y destino de tales aportaciones. ¿Decide el presidente y el administrador de tu comunidad de vecinos dichos aspectos? ¿No han de convocar una junta de vecinos?

    – Que la necesidad de tales gestores está suficientemente controlada y supervisada por el mero hecho de votarles en común (sea cual sea la frecuencia) y “exigirles” un comportamiento ético mientras se les arroga la potestad de sustraernos los recursos.

    – Y no ven cómo tales asunciones derivan en las incontinencias regulatorias y recaudatorias que tanto están dañando al bien general, común y particular. Tampoco parecen percatarse de que el aumento de bienestar, justicia y posibilidades vitales ha venido históricamente vinculado al aumento de libertades individuales dentro de un marco de principios comunes.

    -Tampoco parecen ver que cuanto más sencillos, básicos y profundos sean dichos principios, más complejas, diversas y extensas serán las sociedades que los acepten y más fuertes sus fundamentos pues más fácil y sólido será el acuerdo de muchos en defenderlos. Y cuanto más pequeña es una sociedad (un tribu por ejemplo) más factible es que prospere a pesar de un régimen autoritario que invada el campo de lo particular.

    Con mucho petróleo, hasta Venezuela puede tener un “estado de bienestar”….pero es muy frágil si no tiene libertad.

    Finlandia, tiene mucho petróleo, es un país muy pequeño y dota de mucha más libertad a sus mercados que España. No obstante, como ya demostrara en su día Suecia (que redujo su Estado a favor de su Sociedad, emulando incentivos de mercado) a Finlandia le iría mejor con menos gestión
    estatal.

    Dices “yo entiendo que ese recaudador somos todos, en una democracia madura. Y que las pautas de las que nos dotamos y las personas que son elegidas, forman parte de todo un sentir colectivo dentro del sistema”.

    Bien …entonces ¿por qué se protege el secreto de voto y tu libertad de decisión particular?…Pues será porque de ese modo “nos representa” ¿no?

    Pues entonces, otra idea sencilla para fortalecer la democracia: es mucho más fácil cambiar al gestor si además de tener libertad de voto tienes libertad para dotarle de recursos (que lleva implícita la primera).

    No es que rechacemos la democracia sino que pretendemos fortalecerla, devolviendo el poder de decisión a la ciudadanía pues este descansa en la potestad sobre nuestros recursos mucho más que en la potestad sobre nuestro voto (que también) ¿por qué crees que quien gestiona el poder consiente la segunda pero recela de la otra? Haces mucho más daño a una empresa absteniéndote de comprar que a un partido absteniéndote de votar.

  37. Iñaki Says:

    @Luis,

    Una educación monopolizada por el estado, lo único que garantiza es una educación mala, que nunca se va a adaptar a su usuario, sino a los burócratas y gobierno que están al mando. Es lo que ocurre en España.

    Yo no soy envidioso, así que no me preocupa la desigualdad. No veo para nada justo, ni deseable, que se le quite un ojo a alguien, para igualarlo con un tuerto. Y no lo veo deseable tampoco para el tuerto, que ya no tendrá a nadie que le pueda ayudar, y se encontrará una sociedad más pobre en la que será más difícil prosperar.

    La realidad es que sociedades escandinavas como las que mencionas, se convirtieron en países prósperos, teniendo una carga del estado mínima y una apertura de sus mercados muy por encima de lo normal; y hoy en día, pese a tener altos impuestos, tienen una libertad de mercado que ya gustaría a los liberales españoles. Para empezar, esos países tienen unos de los sistemas impositivos más regresivos del mundo. Su fiscalidad no está hecha para redistribuir (tienen impuestos indirectos muy altos, e impuestos directos altos en comparación a los nuestros, sobre todo para los que menos ganan).

    Y muy importante: no utilizan sistemas funcionariales para casi nada. El presupuesto de un colegio público depende del número de alumnos que consiga atraer, y la dirección del colegio deberá de contratar, despedir y ofrecer un temario, teniendo en cuenta que el dinero viene con el alumno. O sea, su gasto funciona más al estilo de un sistema de cheques, (o como en los colegios concertados españoles), y no mediante estructuras funcionariales. Y en Suecia, la Seguridad Social, uno de los mayores impuestos, es de capitalización, y es mucho más parecido a un ahorro forzado, que a un impuesto más como en España.

    En general, en esos países hay una mentalidad muchísimo más liberal de lo que podemos ver por aquí. Como muestra, unos textos que puedes encontrar en la página del gobierno sueco.


    Sweden’s trade policy

    Sweden’s trade policy is based on free trade. The Government’s Statement on Trade Policy that was presented in the Riksdag on 14 April 2010 begins with phrase, “Sweden’s development – from poverty to a welfare society – is the history of deregulation and free trade”.

    Sweden’s development from a rural society to an industrial society gained real momentum during the 19th century. Today, Sweden has one of the highest standards of living in the world and this is closely linked with trade, both imports and exports. Free trade made it possible for entrepreneurs to found and develop many of the world-leading Swedish companies of today.

    …An integral part of the concept of free trade is that all forms of protectionism, such as prohibiting imports so as to protect domestic producers from foreign competition, is detrimental to both consumers and producers.


    http://www.government.se/sb/d/3086/a/118563

    Decir que la historia del desarrollo de tu país es la historia de la desregulación y el libre mercado suena bastante liberal, no?

    Y cuando llegas a estocolmo, ves que puedes regatear legalmente con los taxistas, y que el metro lo gestiona una empresa privada extranjera. Tienen sus fortalezas y defectos, pero no tiene nada que ver con el paraíso socialista que algunos se imaginan.

    Y en cualquier caso, sería contraproducente pretender subir nuestro nivel de gasto al nivel escandinavo, sin utilizar su sistema fiscal con impuestos altos para las rentas bajas también, ni liberalizar nuestra economía como la tienen ellos liberalizada, ni eliminar nuestros funcionarios de plaza, ni cambiar nuestro sistema de Seguridad Social etc…

    Y realmente, en gasto público estamos prácticamente a nivel sueco, solo que no es sostenible en nuestro caso, porque nuestro gobierno se está endeudando enormemente para mantener este nivel de gasto.

  38. Iñaki Says:

    En una democracia, una minoría puede ser saqueada todas las veces que el gobierno quiera. De hecho, puede ser asesinada y torturada, y las mayorías no son ningún freno para ello. Yo no considero la imposición, como algo a fomentar dentro de una vida en sociedad. Es peligrosa, y hay que evitarla siempre que sea posible. Creo que no hace falta recordar los múltiples casos en los que estos atropellos han ocurrido y seguirán ocurriendo.

    En un mercado, si no quieres algo, eres libre de no utilizarlo, y nadie te obligará a pagar por ello. Si un trato no te resulta beneficioso, no lo haces. En un mercado libre, si un colegio tiene un mal profesor, dejará de recibir alumnos, y el colegio perderá dinero. Si el colegio es público, los profesores, por muy malos que sean, seguirán cobrando lo mismo, e incluso se podrán subir el sueldo. Si el colegio es público, se podrá adoctrinar a los niños en lo que al gobierno o a la burocracia estimen oportuno, sin que alumnos o padres puedan hacer nada para evitarlo. Eso es imposible en un sistema educativo libre.

    En cuanto a la corrupción, es directamente proporcional al poder arbitrario que tenga el político o el funcionario, sobre el dinero ajeno. El que quiere que políticos y funcionarios gestionen los ahorros del ciudadano directamente, es también responsable de los agujeros que ese sistema crea (y me refiero especialmente a las cajas de ahorros). El que quiere que un político o funcionario tenga el poder de aprobar o paralizar obras a su libre albedrío, está pidiendo corrupción.

  39. Luis Says:

    Trilu

    El tema es dónde están las prioridades. Para mí no están en esa coacción de la que habláis los liberales. Un sistema en el que participamos todos y que todos podemos cambiar y mejorar, para mí no es un sistema coactivo. Casi al contrario, diría que es un ejemplo increíble de convivencia, de aceptación social…

    Dices: “Veo absurdo que lo que pueda resolverse por libre acuerdo deba someterse a un sistema coactivo.” Asumiendo que siempre habrá coacción, yo la veo bien donde está, y no en el devenir de unos procesos mercantiles que no se sabe a dónde nos llevan y que tampoco sabemos si por ahí nos esperan coacciones de otro tipo (por ejemplo, imagina una carretera que una empresa privada ha construido y resulta que es la única opción para mucha gente de desplazarse… ¿qué pasa si cobra un precio abusivo? Esa coacción sobrevenida si que asusta. Empresas muy grandes podrían jugar un papel muy coactivo y peligroso si no tienen un marco que les ponga límites. Ya lo hacen hoy día con Estados…. pufff si no los hubiera.

    Y bueno, yo pondero la iniciativa privada y creo que debe tener la máxima flexibilidad y libertad. Pero dentro del contexto de una democracia (y un marco Estatal compartido), que contraponga el sentir colectivo a los desajustes e injusticias que puedan crearse.

    Lo último que dices del voto no lo entiendo. En lo de fortalecer la democracia, de acuerdo. Yo también soy partidario de que haya una participación de la ciudadanía mucho más frecuente.

    Iñaki

    La cuestión es que estos países deciden en democracia cómo quieren gestionarse… Gracias por la documentación que aportas y la información que parece muy solvente. Bien. Pero el tema es ese, es que en democracia, cada país y cada Estado que decida. Pero lo que hay es un Estado que toma esas decisiones mediante democracias representativas.

    Yo ahí no tengo nada que objetar, aunque no comparta ciertas ideologías o posiciones, eso ya es otro tema.

    Lo que me descoloca es que en este foro se posicione la gente en contra de la democracia.

    Saludos

  40. FaKeD13 Says:

    Luis

    La democracia es la dictadura de la mayoría o la de los pobres y obviamente los liberales al apoyar al ‘individuo’ y la ‘riqueza’ NO puede estar tanto a favor de eso por mucho que te duela.

    Créeme que a mí me interesa más que a ti que a los demás les vaya bien para que no me quiten lo que tengo y que no suplanten mi identidad o mi vida por eso defiendo que la prosperidad de todos NO se forja ‘acosta de la prosperidad ajena’. Es lo que me gustaría que entendieras de una vez.

    ¡¡¡Feliz Navidad foreros y Rallo!!! :D

  41. Ewue Says:

    “entiendo que sin regulación se pueden producir desajustes e injusticias importantes. Y mientras en una democracia podemos quitar a los que no nos gustan, en el sistema liberal no hay más mecanismo que el del propio Mercado para cambiar las cosas”.

    Pero en el mercado es la mayoría de los consumidores la que decide si algo esta bien o no.

    Si en una democracia es también la mayoría de los ciudadanos la que decide si algo esta bien o no…entonces…

    …¿Que diferencia hay para tí entre las dos cosas?

    ¿Que en el mercado los que tengan más dinero puedan influir sobre el mercado para que las cosas sean como ellos quieren a pesar de ser una minoría?

    Pues en la democracia también: los gobiernos necesitan dinero, y lógicamente, apoyan los intereses de quienes se lo dan.

    Por lo tanto, mi pregunta sería: ¿Quién o qué nos garantiza que bajo el estado NO se produzcan EXACTAMENTE las mismas injusticias que tú tanto le reprochas al mercado?

  42. jose (otro) Says:

    Para Fernando de ¿Y que “libertad individual y de inciativa personal” tenemos los desempleados?
    Si no se esperase que el Estado es el que te tiene que garantizar el trabajo (no lo hace en ninguna parte) ni que el empresario está obligado a contratarte (no lo hace en ninguna parte), las cosas serían muy diferentes: por que se habría creado una cultura de iniciativa personal, ética profesional, ahorro, empresa… que haría que tú no estuvieses desempleado.
    No solo por que tu mismo te encargarías de tener tu propia empresa, o de mejorar en tu profesión u oficio de modo que siempre serías necesario. Al haber una cultura en que eso es lo normal (como sucede en Inglaterra), sería tu hermano, o tu vecino, o tu compañero de colegio los que podrían contratarte.
    Además es un sistema que premia la mejora personal con mejores trabajos y mejores salarios. No como aquí, que todo está montado para que bachilleres y universitarios se jubilen siendo mileuristas (en el mejor de los casos) y con pensiones bajas.
    Nunca podrás tener “libertad individual” en un trabajo en España, por que aquí no hay trabajo (por la falta de iniciativa personal), y cuando lo tienes, tienes que tragar al empleador con carros y carretas. La libertad individual la tienes cuando puedes elegir trabajo (por que hay muchas empresas donde elegir). Esto es lo que sucede en Inglaterra.
    Hasta que empezó la crisis, la media de permanencia en una empresa en Inglaterra era de 2 años. No por que te echaban, sino por que te marchabas a un trabajo mejor.
    No puedo describirle el sentido de LIBERTAD física que esto produce.
    La iniciativa personal le ayuda en el sentido dicho arriba: creando una cultura en que lo normal es montar empresas (se necesita iniciativa personal).
    Además, si Ud es activo y no pasivo, no solo puede encontrar trabajo, puede formarse en lo que le interesa (-se supone que eso le va a garantizar ir con las tendencias del mercado, por lo que siempre tendrá trabajo o negocio-). También se necesita iniciativa personal para proponer y ejecutar medidas de negocio que favorecen a la empresa que te contrata y que la empresa gane más, con lo que tú ganas más y te haces indispensable. La iniciativa personal fomenta la especialización y la calidad (ya que ambas dependen de ti, si eres activo, no como en España, que todo el mundo es muy pasivo.
    Como hay iniciativa personal y libertad, hay mucho trabajo y poco paro, por lo que las subvenciones por desempleo (“benefits”) son muy buenas: no por la cantidad (creo que son unos 80 libras a la semana (1 libra = +/- 1 euro 20 céntimos). (la casa te la paga el Ayuntamiento), sino por que es ilimitado, hasta que te jubiles, sin importar el tiempo de cotización.
    Naturalmente, en todos los países cuecen habas: el gobierno socialista de Tony Blair dio entrada libre a millones de extranjeros que bajaron los salarios, subieron el precio de las casas y colapsaron los servicios públicos. Como muchos iban simplemente a chupar del sistema, el Gobierno tuvo que limitar los seguros sociales, como por ejemplo, los “bonos de leche”, que eran unos 125 libras a la semana de ayudas por niño (cito de memoria), tuvieron que reducirlo a un tope de 11 años.
    En Inglaterra tu ahora mismo no estarías desempleado. Y si lo estuvieses, ni tu ni tu familia estaríais tirados en la calle.
    Lo que yo me pregunto es porqué lo estamos haciendo todo mal una y otra vez (mal = los resultados no son los deseados y son perjudiciales). ¿No sería mejor copiar lo que funciona en otros países en vez de seguir haciendo todo mal.
    ¿En qué sucursal de Banco española ve usted carteles ofertando puestos de trabajo? Yo sí las he visto. No aquí, claro, por que somos muy progresistas, sino en Londres, donde, por cierto, las he probado.
    ¿En qué empresa ve usted carteles pidiendo a los trabajadores que “si traen un amigo a la empresa y se queda un mínimo de 3 meses, te damos X cantidad de libras? (podía ir desde 250 libras en un hotel para camareros y personal de servicio, hasta 1000 libras en una empresa de ingeniería). En Inglaterra, al menos durante el tiempo en que yo viví allí, en TODAS.
    ¿En qué lugar de España puedes mandar a la mierda al jefe, irte a la tienda de enfrente y que te contraten sin que sepas español?. Yo lo he hecho en Inglaterra sin saber inglés.
    ¿En qué lugar de España el empresario, en la entrevista de trabajo, te pregunta “¿cuánto tiempo piensa quedarse en la empresa?” y tu tienes que mentir y dices que “por lo menos un año” por que si no, el empresario te dice que con menos de un año pierde dinero y no te contrata. No en la España Zapatera, sino en Inglaterra. Digo mentir, por que ¿quién quiere limitarse a estar en un sitio más de 6 meses cuando puedes irte a un sitio mejor?
    Seguro que usted es de los que creen que el problema de ganar poco es que el Gobierno no sube el salario mínimo. Me pregunto por qué en vez de eso Ud no se pregunta por qué una persona que ha estudiado el bachiller está ganando el salario mínimo. Es decir, por qué está haciendo un trabajo no cualificado compitiendo directamente con emigrantes -más jóvenes y más activos- que no han tenido la suerte de estudiar el graduado social.
    El sistema montado por el socialismo para comprar votos a cambio de “ayudas sociales” ha probado que no funciona y ha llevado a España al colapso y a los españoles a la desesperación y a la ruina.
    No solo por que ha matado toda iniciativa personal en España -iniciativa que si tienen otros países con los que estamos compitiendo-, sino por que solo se pueden dar ayudas sociales cuando hay pocas personas. No hay dinero suficiente cuando hay muchas. Ni siquiera en Inglaterra.
    Tampoco queremos ver que las “ayudas sociales” son “ayudas”, son limosnas encubiertas. La vida es muy corta para no disfrutarla, y solo se puede disfrutarla con dinero -ganado cuando se es profesional en el oficio que Ud ha elegido- No hay excusa cuando a los 40 años se tiene un trabajo no cualificado (es decir, un trabajo que lo puede hacer todo el mundo sin necesidad de estudiar algo especial o de tener un entrenamiento. El acabose es cuando ni siquiera necesitas hablar español).
    Creo que Ud es de los que votaron a Zapatero y de los que votarán a PODEMOS, con la creencia de que el que tiene el PODER tiene la varita mágica para robar a los ricos (los mileuristas) para dárselo a los pobres (ellos).
    Bueno, es una opinión.
    Pero, no sé, no sé… Algo me dice que los tiros no van por ahí y que las cosas no van a acabar como Ud espera. Me lo dice la experiencia y las vivencias que he tenido, no el manual del pionero socialista ni el libro “Autohipnotismo para crédulos progresistas”.
    Una última reflexión: el responsable de estar en paro es usted. El responsable de tener un trabajo y de prosperar en la vida es usted. El responsable de mantener a su familia es usted. De usted depende. No depende del Gobierno. No depende de sus vecinos. (responsable no significa culpable).

  43. jose (otro) Says:

    Nunca podrá haber democracia cuando unos ciudadanos puedan disponer libremente del dinero otros ciudadanos, como sucede en el “Estado del Bienestar”.

    Nunca podrá haber democracia cuando los ciudadanos no paguen los impuestos que tienen que pagar (ciudadanos son TODOS, no solo los “ricos”, es decir, los que cobran con nómina y no tienen tarjetas visa oro a cargo de la empresa)

    Nunca podrá haber democracia cuando una parte de la población es comprada por los políticos con dinero de otra parte de la población.

    Nunca podrá haber democracia cuando todo ésto sucede en una “sociedad de consumo”, donde ganes lo que ganes, nunca hay tope a consumir.

    Todavía hay gente que cree que el problema de España es que no hay “democracia”.

    Si por democracia entienden el ganar sin trabajar, tener beneficios que pagan otros, no esforzarse lo que puede y debe, atacar a las estructuras del Estado (Estado somos todos), meter la mano en la cartera del vecino con la excusa de ser progresista con uno mismo, no tener hijos, que son una molestia y cuestan dinero, para que les mantengan en su vejez los hijos del vecino….
    Pues, sí, ésto no es una democracia. (Democracia implica una ética, una actitud y unos comortamientos de todos los ciudadanos, no de los políticos).
    ¿Quién quiere vivir en un regimen así?
    No veo que tenga mayor virtud ni nos traiga ningún beneficio.
    Insisto en “beneficio”, por que, a parte de haber pasivizado la población y con ello la restricción grave del número de empresas y de la calidad del trabajo que en ellas se hace, nadie puede beneficiarse cuando es a la mayoría de la población la que exige ayudas sociales -ayudas que se niegan a financiar-. No hay dinero suficiente para todos.

    Los únicos que se benefician son los políticos que piden el voto “progresista” engañando a la gente en la creencia que va a haber progresismo con el Pueblo, no con la casta. (progresismo: vivir del trabajo del “vecino”. El “vecino, que no es tonto, exigirá vivir también del trabajo “del vecino”.
    He empezado ese escrito con 5 proposiciones de valor universal y carácter necesario. Son tan claras que la experiencia del lector puede encontrar ejemplos que las respaldan.
    Doy pistas: tienen que ver con la eficacia, la honradez, la honestidad y demás virtudes cívicas.
    Alguien piensa que para “regenerar” este país basta con votar a PODEMOS.
    Yo diría que basta con políticas que cumplan esos 5 axiomas. Fácil.
    Es mano de santo.
    (ojo, “regenerar” no significa vivir a costa del prójimo sin dar palo al agua con medidas sociales pagadas por todos. Significa que algo que estaba bien se ha estropeado.
    Éste no es el caso. España nunca ha sido un país industrial, sino agrícola, por lo que las estructuras sociales y políticas son las propias de éstos países, es decir, el caciquismo, la falta de eficacia, el bajo nivel cultural y la corrupción generalizada)

  44. Luis Says:

    El tema es que el debate en este foro se hace demasiado amplio. Para mí el punto crítico de estar aquí es que el señor Rallo y el liberalismo más extremo propugnan la desaparición del Estado y son contrarios a la democracia. Sobre este debate, ya me he posicionado y no tengo más que decir. Coacción hay siempre, el sistema es mejorable, y yo apuesto por una democracia representativa con acento social cuyos pilares son garantizar la igualdad de oportunidades para todos (educación y sanidad pública, principalmente). A partir de ahí, libertad a la iniciativa individual, optimizar el Estado, aligerar tramitación administrativa,…. o lo que se quiera. Pero el que no sea demócrata que lo diga claramente y proponga otro sistema.

    A las preguntas de Ewue, lo primero, me parecen interesantes. Y supongo que todos debemos salirnos de nuestras posiciones puntualmente, para abrir nuestros puntos de vista y conocimientos.

    Para mí las diferencias entre democracia y mercado, cuando son mayorías las que deciden, según preguntas, son, principalmente:
    – El contrapunto de justicia social no lo tiene el Mercado, que se mueve por motivaciones exclusivamente económicas. El Estado, o la democracia, pueden incidir en el aspecto social, en paralelo a los temas de eficiencia económica, cuya importancia nadie niega.
    – En un sistema democrático, con todos sus problemas y mejoras necesarias (también comparto lo que se ha dicho de la existencia de democracias opresoras y casi dictatoriales), la gente vota un programa, una política previa que los partidos definen. Ya sé que muchos no la cumplen y eso entra en la mejora del sistema, que es necesaria. Pero en definitiva, hay una propuesta, un camino en los aspectos esenciales que nos afectan a todos, que la gente en su mayoría respalda. Y que tras un tiempo (4 años, en principio), la gestión es valorada y puede cambiarse el gobierno. Esto es esencial frente a la deriva del Mercado… que ya digo, el acto de fé de los liberales en que el Mercado nos llevaría al paraiso, os lo dejo a vosotros. Yo no lo hago.
    – Y bueno, como me voy a despedir con este mensaje, también otro tema que no ha salido. Y es que el sistema liberal de Mercado favorece a quien parte en una posición de ventaja. Porque tiene tierras, empresas, herencias,… Creo que esa libertad de la que habláis, lo es sobre todo para esas clases mejor posicionadas. Es “vuestra” libertad para mantener posiciones o mejorarlas.

    Y repito, creo que el sistema debe proporcionar una libertad de iniciativa personal suficiente que, en el caso nuestro, creo que no es tan mala…

    Y a josé (otro), bueno, das mucha información. Me parece interesante lo de copiar lo que funciona, aunque siempre hay que matizar las especificidades de cada lugar. Y respecto a Inglaterra, pues bien. Pero que yo sepa es una democracia representativa que se articula a través de partidos políticos, no? No perdamos el norte del debate, porque dentro del sistema democrático, lo que luego cada comunidad, país, región, prefiera, pues bienvenido sea.

    Lo que no comprendo es salirse de ese sistema por un canto al Mercado bienhechor, sin saber a dónde puede llevarnos, por una seducción sin más por una libertad que es falsa. Ya lo dije antes y no me repito, la coacción que dicen los liberales existe en cualquier vida en comunidad. Para otros no es coacción, es convivencia.

    Y me despido. Entré aquí por un amigo, completamente fascinado por estas teorías. Agradezco el debate a quien lo afronta sin insultos. Querido Alberto, desde estos foros tuyos, te mando un fuerte abrazo. No comparto nada de lo que se dice, pero como te decía, Alberto, quiero creer que también desde aquí lo que queréis es un mundo mejor, más justo y próspero para todos. Y que estáis convencidos de que desde estas posiciones se lograría ese bienestar, no sólo para las clases mejor posicionadas, sino para el conjunto de la sociedad.. Me quedo con eso y con la legitimidad de tener mis propias ideas y prioridades, claro.

    Un saludo a todos y ojalá alguien retome el debate desde posturas más cercanas a la mía. Yo ya no contestaré. Ni tengo tiempo suficiente, ni tengo mucho más que decir, la verdad.

  45. FaKeD13 Says:

    Luis

    Para mí la única diferencia que hay entre la ‘economía’ y la ‘sociedad’ es meramente ‘instrumental’, ya que ambas tienen que tener ‘noción’ de ‘coste y beneficio’ y fomentar la correspondencia y ser bilaterales.
    La moneda es otra, como decía Ayn Rand, pero los principios son los mismos ya que son principios lógicos y eso no cambia.
    Alguien que quiere tu ayuda es porque busca un ‘beneficio’ que le puedas otorgar tú y el no puede obtener por el mismo, ni más ni menos.
    El ‘interés’ NO es ‘monetario’ pero sí es ‘sentimental’. Sigue siendo un ‘tipo de interés’.

  46. Trilu Says:

    Luis,

    Por cierto, ¡Felices Fiestas!. No son fechas propicias para seguir de cerca los debates y aunque veo que te despides, te aclararé lo que no me entendiste:

    “Lo último que dices del voto no lo entiendo. En lo de fortalecer la democracia, de acuerdo. Yo también soy partidario de que haya una participación de la ciudadanía mucho más frecuente”

    Pero antes quiero comentar sobre algo interesante que has dicho:

    “No comparto nada de lo que se dice, pero […] quiero creer que también desde aquí lo que queréis es un mundo mejor, más justo y próspero para todos. Y que estáis convencidos de que desde estas posiciones se lograría ese bienestar, no sólo para las clases mejor posicionadas, sino para el conjunto de la sociedad.. Me quedo con eso y con la legitimidad de tener mis propias ideas y prioridades, claro”

    Es cierto lo que quieres creer. Simplemente, Luis, lo que intentamos es que el ciudadano conserve mas soberanía de la que le otorgan los procedimientos democráticos, sin renegar necesariamente de ellos. Estos podrán ser adecuados para decidir sobre determinados aspectos de lo común, pero no sobre lo particular. Tú mismo reconoces que debe haber un ámbito para lo particular, por ejemplo: es bueno ponerse de acuerdo para elegir el restaurante en el que reunirnos pero preferimos escoger cada cual su propio menú; es bueno que compartamos ascensor y escalera, aceras o carreteras, pero no es menos bueno que cada cual viva en su propia casa, pueda elegir su camino, desarrollar y defender un ámbito particular.

    Y eso no atañe solo a los bienes o servicios intercambiables en un mercado, pues se trata de respetar la libertad particular (sea individual o comunal) en “todos los ámbitos”.

    Habida cuenta de que todos podemos equivocarnos (toda la historia de la ciencia así lo corrobora) y habida cuenta de que, si bien todos nos necesitamos, preferimos guiar nuestra vidas según nuestros propios objetivos, debemos procurar que los ciudadanos tengan más soberanía y responsabilidad sobre las decisiones que se tomen (privada o comunalmente) y puedan coordinarse y cooperar de tal manera que su curso no dependa tanto del recambio o la ética de los gobernantes.
    ¿Cómo controlar más y mejor, entre todos, la adecuada asunción de responsabilidades de unos y otros? (gobernantes y gobernados) y ¿cómo controlar al controlador?

    El liberalismo defiende, mucho más allá del libre mercado, que el ámbito de las decisiones particulares puede ser mucho más amplio de lo que es en las sociedades actuales, sin detrimento de la cohesión social (en occidente conviven religiones distintas, agnósticos y ateos, lo que era impensable siglos atrás). Y que ello supondría un gran impulso para el bienestar y la prosperidad de todos. Es posible la coordinación de objetivos e ideales particulares de tal manera que todos mejoren su calidad de vida. Y ello es mucho más importante que la búsqueda de la igualdad, que es un valor engañoso del que, en cuanto aparece en escena, hay que reducir su alcance al ámbito de la igualdad de oportunidades y ante la ley.

    Si para que todos prosperen fuera necesario que unos prosperen más que otros…acaso esto no tengamos evitarlo y sí debamos procurar que quien más prospere sea quien más beneficie a los demás.

  47. Trilu Says:

    Luis,

    La democracia actual ha mitigado, pero no ha evitado, que el sistema sea más ventajoso para quienes se arriman al poder (beneficien o no al prójimo) y puede incluso potenciar dicho problema si las decisiones de los gobiernos se desvinculan de las preferencias ciudadanas. Para reducir el problema no bastan elecciones más frecuentes ni reclamar más ética (que también). Que los ciudadanos puedan derrocar un gobierno ha sido un gran avance…pues reforcemos tal potestad.

    Y por ahí iba mi comentario sobre el voto.

    La buena democracia exige que tu voto “individual” no sea sometido a coacción, intromisión o extorsión…puedes incluso guardarlo en secreto…Es la forma de garantizar que los ciudadanos voten libremente, responsablemente…y que ello arroje un resultado real y sincero sobre lo que quiere la población…Observa que es una manera (no la única) de coordinar voluntades “particulares” con objetivos comunes. Muy bien ¿por qué no se plantea lo mismo respecto de los recursos que te has ganado justa y legalmente?

    El debate no tiene por qué ser demasiado amplio. ¿Sobre quién crees que tienes más control: sobre la empresa que traiciona tus objetivos y a la que puedes retirar confianza y tus recursos futuros…. o sobre el político que te impide retirárselos aunque haya traicionado las promesas por las que le votaste? ¿Quién puede manipular más y mejor tu opinión: las empresas que se publicitan o los gobiernos que controlan los medios de comunicación?

    Te recomiendo leer “Una revolución liberal para España” de Juan Ramón y también sus post sobre la “Economía del bien común”, por no hablar de autores de más rancio abolengo (“Camino de Servidumbre “ de Friedrich Hayek, por ejemplo).

  48. Iñaki Says:


    el señor Rallo y el liberalismo más extremo propugnan la desaparición del Estado y son contrarios a la democracia

    Luis,

    Lo único que propugnan, es que allí donde la coacción se pueda evitar, se debe evitar. Y que la coacción se haga de forma democrática, no es excusa, ni garantía de nada bueno.

    Ejemplo:
    No se debe elegir democráticamente cómo deben ser las relaciones sexuales y sentimentales entre adultos. La mayoría de democracias, sin embargo, han decidido castigar muchos tipos de relaciones. Lo hacen democráticamente, con el apoyo de la mayoría. Y solo en los últimos años, se ha empezado a respetar esa parte de la libertad individual. Yo digo, que las libertades individuales, están muy por encima de la democracia, (o sea, de las decisiones coactivas de una mayoría).

    Para mi, un sistema en el que participan todos y que todos pueden cambiar y mejorar, es, por ejemplo un sistema que funciona con acuerdos voluntarios como el mercado. El estado no lo es, aunque sea democrático. En un estado democrático, el individuo no controla prácticamente nada. Controlas tú qué educación quieres que reciba tu hijo? De ninguna manera. Tienes alguna capacidad real de decidir democráticamente el idioma en el que tu hijo va a recibir su educación? Tampoco, por muchos referendos que se hiciesen. Tendrás una falsa sensación de control, si lo que el gobierno, (o la mayoría), decide, coincide a grandes rasgos con lo que tu quieres. Pero entonces, lo único que habrá pasado, es que has impuesto tu modelo, (que no tiene que ser el mejor para todos) a millones de personas.

    Se puede decir que un judío estaba controlando lo que hacía su gobierno cuando los nazis llegaron al poder? Que la participación sea más o menos frecuente, no evita el abuso.

    Que pasa si Francia nos cobra un precio abusivo por el paso de mercancías por su territorio? Podría hacerlo, igual que podría cerrar su frontera. El propietario que intente cobrar un precio abusivo por el tránsito de personas y mercancías por su propiedad, perderá una oportunidad de negocio ¿Qué pierde el gobierno que cobra un precio abusivo por el paso de personas y mercancías por su territorio? Si el propietario resulta ser un grupo de personas que toman sus decisiones democráticamente, lo ves menos perjudicial?

    De todas formas, a lo de tu ejemplo no lo puedes llamar coacción, si existe libertad para que cualquiera monte una carretera alternativa, o un tipo de desplazamiento alternativo, y nadie te obliga por la fuerza a utilizar la carretera que tu dices.

    En cualquier caso, si no ves las ventajas de la libertad, a la hora de crear una red de transportes mejor que la actual, crees que eso justificaría la coacción, allí donde la ventaja de la libertad es clara para ti? Hay que decidir democráticamente, que uniones sexuales entre adultos deben ser legales? (En esta parcela, la respuesta liberal parece que si está empezando a ganar adeptos en muchos países) ¿Hay que decidir democráticamente si se permite el consumo de sustancias como la Mariguana? ¿Hay que decidir democráticamente, si a alguien le conviene o no le conviene aceptar un empleo? ¿Hay que decidir democráticamente todo el currículum educativo de niños y jóvenes? ¿Se puede decidir democráticamente arruinar a todo aquel que tenga sus ahorros en moneda de curso legal? (Permitir que un gobierno obligue a utilizar una moneda, y darle su control directo, equivale a esto último) ¿Democráticamente podemos quitar lo que sea, a quien sea, sin compensación? Se debe utilizar la coacción de forma democrática, impidiendo el trabajo a miles de personas, para que solo puedan dedicarse al transporte de personas, aquellos que compren una licencia determinada al gobierno?

    Las relaciones en un mercado suelen ser sociales. Cuando tu intercambias algo con alguien, (o lo donas), no siempre lo haces esperando lucrarte materialmente. La coacción a través de un estado, no es la única forma de relacionarse de una sociedad, ni es más altruista.

    Y estás muy equivocado, si crees que un monopolio público en educación y sanidad, garantiza de alguna manera una igualdad de oportunidades para todos. No lo hace: solo condenas a un servicio relativamente malo y caro, a todos los que no son lo suficientemente ricos para escapar de el. También pueden escapar de el aquellos, como los funcionarios, a quien se les da el privilegio de elegir (sistema sanitario privado). Y yerras también, si crees que igualar oportunidades es positivo para alguien, cuando se hace eliminando oportunidades.

  49. FaKeD13 Says:

    Iñaki

    Yo es que nunca he entendido como se puede preferir que te gobierne JODEMOS (a.k.a) PODEMOS con todos sus esbirros y votantes en lugar de Felipe VI y su familia por ejemplo.
    Quizás sea por educación o porque les falta una chapa de nacimiento pero…

    ¿No será que prefieren eso porque forman parte del poder de esa mayoría gracias a la democracia?
    ahí es donde está la hipocresía y donde se ve lo que más quieren: poder.

Deja una comentario

*