Las empresas españolas no tributan al 3,5%

Reza un muy extendido mito que las empresas españolas apenas pagan en concepto de Impuesto de Sociedades el 3,5% de sus beneficios anuales: un escandaloso chollo tributario que contrastaría con la (innegable) asfixia fiscal a la que son sometidas las clases medias y que explicaría los insufribles recortes del gasto público que hemos padecido desde el año 2010.

Ciertamente, se trata de un mito que, a diferencia de otros, sí posee cierta base: la propia Agencia Tributaria nos ofrece datos oficiales para el año 2011 donde se observa que los holdings empresariales apenas le abonaron al Fisco español 3.012 millones de euros sobre unos beneficios contables de 85.948 millones, es decir, el 3,5% que tanto retumba en toda tertulia política que se precie. En cambio, las compañías que no formaron ningún grupo consolidado padecieron una mordida fiscal del 16,7%. Conclusión: las grandes empresas evaden impuestos a través de los holdings y las pymes soportan en solitario la dura carga del Impuesto de Sociedades. Pero que, como decimos, el mito posea una cierta base no significa que se ajuste a la realidad: más bien al contrario, se está haciendo un populista y manipulador uso de estas cifras para justificar la voracidad tributaria de Montoro.

A la postre, si uno observa las cifras con un poco más de detenimiento, comprobará que los grupos empresariales consolidados abonaron un tipo del 3,5% sobre sus resultados contables positivos; ahora bien, sobre su base imponible positiva losholdings pagaron el 17,7%, una cifra muy cercana al tipo que soportaron las empresas que no formaron parte de ningún grupo (19,2%). Pero, ¿en qué se diferencia el resultado contable de la base imponible? El Impuesto de Sociedades no se paga a partir del resultado contable, sino de la base imponible, la cual se calcula aplicando al resultado contable los ajustes extracontables que establece la ley. En el caso que nos ocupa, los dos ajustes que contribuyen de un modo más notable a minorar un beneficio contable de 85.948 millones de euros hasta dejarlo en una base imponible de 17.058 millones de euros son dos: los ajustes por consolidación (43.399 millones de euros) y la exención por doble imposición (21.123 millones de euros).

El primero, los ajustes por consolidación, se refiere a las operaciones necesarias para integrar los resultados contables de las distintas sociedades individuales que forman parte de un grupo: al cabo, la golosa cifra de 85.948 millones de euros en resultados contables positivos surge de añadir, sin corrección alguna, los beneficios individuales de cada empresa inserta en un grupo y con un resultado positivo. Pero esta cifra debe ser enmendada especialmente en dos instancias: la existencia de resultados contables negativos por parte de otras empresas que integran ese mismo grupo (si dentro de un grupo se hallan la empresa A y la empresa B, y la primera gana 100 y la segunda pierde 25, el holdingha ganado 75, no 100) y las operaciones entre empresas del grupo (por ejemplo, las distribuciones de beneficios entre empresas del grupo no tributan hasta que son repartidos a terceros).

El segundo, la exención por doble imposición, se refiere a los beneficios que las empresas del grupo han obtenido en países extranjeros y que ya han tributado en el extranjero. Dicho de otra manera, los beneficios contables de 85.948 millones de euros a los que se refiere la Agencia Tributaria son los beneficios obtenidos por el holding en todo el mundo (renta mundial) y sobre los que, en parte, ya ha pagado impuestos allende España, por lo que se les exime de volver a tributar sobre la parte ya gravada. Así pues, no es que el holding no pague impuestos, es que no los paga todos en España: una partida que resultará especialmente significativa en unos momentos de crisis interna en los que, por tanto, los grandes grupos empresariales obtienen porciones crecientes de sus beneficios fuera de nuestro país.

Con estos dos ajustes (y otros de importe mucho menor), el resultado contable positivo de 85.948 millones de euros queda reducido a una base imponible positiva de 17.058 millones de euros y, sobre esos 17.058 millones de euros, los grupos consolidados abonaron en España 3.012 millones de euros, es decir, el 17,7%. Querer que los grupos consolidados tributen sobre todos sus resultados contables equivale a querer que paguen impuestos sobre las pérdidas de parte de sus sociedades y sobre los beneficios que han obtenidos —y por los que ya han tributado— fuera de España.

Pero, ¿cuánto pagan realmente?

Es probable que los argumentos anteriores no resulten del todo convincentes para muchos lectores. De hecho, la razón que suele aducirse para explicar por qué las grandes empresas apenas pagan impuestos es que optimizan su fiscalidad canalizando parte de sus operaciones a través de paraísos fiscales y redistribuyendo sus ganancias entre aquellos países con un menor yugo fiscal. Es decir, lo que podría estar confirmando la explicación anterior es que, en efecto, las grandes empresas se escaquean de pagar impuestos a través de diversas lagunas legales. Pero, ¿es así? Nada más sencillo para verificarlo que acudir a las cuentas anuales consolidadas de los grandes grupos empresariales y calcular cuántos impuestos están realmente pagando sobre los beneficios contables cosechados.

En la siguiente tabla he recogido los beneficios mundiales antes de impuestos que obtuvieron en 2011 las compañías que actualmente forman parte del Ibex 35 así como los impuestos que abonaron en todo el mundo (un impuesto con signo negativo significa que la compañía obtuvo un crédito fiscal).

Ibex35

Es fácil observar que la mayoría de compañías sufren una carga fiscal superior al 20% y, desde luego, muy por encima del tan popularizado 3,5% (algunas excepciones como Telefónica o BBVA son meramente coyunturales, ya que en 2010 abonaron tipos superiores al 20%). De hecho, si agregamos todos los resultados contables positivos y sacamos el tipo medio efectivo del conjunto de empresas, llegamos a la conclusión de que, en 2011, las empresas del Ibex 35 soportaron una carga fiscal del 19,5%… dieciséis puntos más de lo que suele predicarse (y, para más inri, por encima del tipo efectivo que abonaron las empresas que no integraron un holding): en concreto, su resultado contable agregado fue de más de 43.000 millones de euros y los impuestos pagados superiores a 8.500 millones. Por supuesto, lo anterior no significa que estos 8.500 millones de euros se ingresaran a las cuentas del Fisco español, sino que se los pagaron a algún gobierno del resto del mundo: en otras palabras, fueron más de 8.500 millones de mordida fiscal arrebatados a sus legítimos propietarios.

A la vista está, pues, que el tan manido tipo efectivo del 3,5% constituye una grosera distorsión de la realidad dirigida a justificar el insaciable apetito tributario del Estado. Las mayores empresas de España pagaron en 2011 un 19,5% de impuestos sobre su resultado contable positivo. Teniendo en cuenta que el tipo medio efectivo del IRPF de 2010 (último dato conocido y anterior a la mordida del PP) fue del 17,34% (y en rentas de hasta 18.000 euros, inferior al 10%), no parece ser cierto que las empresas se estén yendo de rositas mientras los salarios son esquilmados fiscalmente. La realidad es que tanto beneficios como salarios están siendo esquilmados por el Estado: ojalá fuera cierto que todos, empresas y trabajadores, pagáramos el 3,5% de impuestos. Pero para ello necesitaríamos una revolución liberal que reformulara el mastodóntico modelo de Estado que sufrimos.

También te puede gustar

16 comments

  1. cuando leo o escucho a ‘economistas’ (incluso catedráticos) decir que en España, las grandes empresas (obviamente las consolidadas, pero como que no tienen capacidad ni de distinguirlas entre si) tributan al 3.5% ….

    … o una de dos: o hablan desde la ignorancia supina (lo que es peor, ya que te indica que son unos 1. ignorantes con título y 2. con espacio en los medios de comunicación), o repiten el dato diciendo una media verdad, con lo que 1.se cubren las espaldas, y 2. intoxican a la gente a sabiendas.

    No se qué es peor.

    Saludos don Juan Ramón,

  2. A todo esto, los dividendos también tributan, no? A ver si a lo tonto a lo tonto vamos a pasar de decir que los grandes accionistas de una compañía sólo pagan el 3.50% a decir que no huelen el 40% de los beneficios.

  3. Es cierto, porque muchas de estas corporaciones más del 50 por ciento de sus negocios están en el extranjero, por ejemplo CIRSA, es una empresa que si entráis en su página wed en “sala de prensa”, veréis que en todo lo que va de crisis sus beneficios no paran de crecer, ¿secreto? pues que el 60 por ciento de sus negocios están en el extranjero, principalmente en sudamericana, lo mismo se puede decir de los grandes bancos.

  4. Eso sin contar que cuando se habla de beneficios a la gente le viene a la cabeza dinero contante y sonante cuando en realidad se está hablando de beneficio contable, nada que ver con el cash-flow. Siempre escucho lo de: “Como esa empresa puede tener esos beneficios y pagar esos impuestos a la vez que reduce su plantilla”, ignorando que quizá la empresa hizo una gran inversión que está amortizando y que ni siquiera habrá recuperado aún…

  5. Además de la “doble tributación” (impuestos en extranjero y en España) está la “triple tributación”. Resulta que, además del Impuesto de Sociedades, los accionistas pagan impuestos cuando venden sus acciones y cuando reciben dividendos. Resulta entonces que los beneficios de las empresas son rentas del capital que tributan varias veces mientras que otras rentas del capital (rendimientos de Letras del Tesoro, intereses de cuentas de ahorro, etc.) tributan una sola vez.

    Otra cuestión es saber quién paga de verdad el Impuesto de Sociedades. ¿No será que terminan pagándolo los consumidores porque se repercute en el precio final?

  6. Acabo de leer este artículo a raíz del enlace que has puesto en facebook. Dos apuntes:
    – Por un lado, la exención no es la única forma evitar la doble tributación internacional. También se puede evitar con una deducción en la cuota íntegra. Si se calcula el tipo real dividiendo la cuota líquida entre la base imponible la deducción también hace disminuir ese tipo real cuando en realidad ya se ha tributado por esos beneficios en el extranjero.

    – Por otro lado la cuota líquida también se reduce por las deducciones como por ejemplo la de contratar trabajadores con minusvalías. Es un poco hipócrita que nos parezca bien incentivar la contratación de trabajadores con minusvalías a base de deducciones pero cuando las empresas aplican la correspondiente deducción nos quejamos de que reduzcan su tributación. No tengo los datos pero intuyo que esta deducción no debe tener mucho peso en los cálculos pero es indicativo de la doble moral con la que se argumenta muchas veces.

  7. Estoy de acuerdo contigo, pero no hay q olvidar que a través de los tan mánidos precios de transferencia y q tan de moda están entre fiscalistas, si que transfieren rentas de empresas de la holding a países de menor tributación (ej irlanda) para poner la foto bonita… Tp son más papistas que el Papa…

  8. Desde el punto de vista de un profano en la materia:

    1. La primera parte de tu argumentación solo me indica que las empresas hacen ingeniera financiera para reducir su base imponible. Los ciudadanos de a pie no tenemos recursos para tributar menos mediante Irlanda y los paraisos fiscales. Me dices que no es que el porcentaje de impuestos que se le aplica sea bajo sino que la manera de calcular la base imponible según la ley actual hace que la cifra se reduzca, me da igual, para mi sigue siendo un problema. Que se muestre cuales son las cifras totales de beneficios(y perdidas) de todas las empresas POR PAISES y que paguen en cada pais dependiendo cuanto hayan ganado. Apple casi no crea puestos de trabajo y tiene su direccion fiscal en Irlanda y de ahí a varios paraisos fiscales, pero el dinero si que sale de todos los Españoles que compran sus productos, que se les obligue a pagar impuestos del dinero que ganan por paises.

    2. Yo estudié ciencias y me guio por datos y hechos, cuando presento un trabajo y unas conclusiones, tengo que referenciar los datos en los que me apoyo o mi trabajo no vale nada. Si vas a presentar datos de beneficios e impuestos y quieres que sean creibles, a pie de la tabla tienes que explicar de donde salen. Al menos si quieres que sean creibles y prueben algo claro.

    3. Has puesto este articulo como enlace para explicar porque estas en desacuerdo con una propuesta del programa de podemos que dice “Obligatoriedad para todas las empresas multinacionales y sus filiales de rendir cuentas de sus actividades en términos globales y desglosadas por países.” Sinceramente, no entiendo como crees que tu artículo argumenta nada a favor o en contra de esta propuesta. Es que simplemente no mencionas porque crees que sería una mala(o buena) propuesta.

    Un Saludo

    Rafael

  9. Rafael

    Yo creo que más que estudiar ciencias (yo también lo hice), es mucho más importante ‘filosofar’ y aplicar la ‘lógica’.
    Es evidente que NO hay nada de ‘ilegial’ ni ‘inmoral’ en lo que hacen las ‘multinacionales’ en ESENCIA. ¿Porqué? porque tienen derecho a irse a lugares donde le ‘impongan’ menos, eso de que los españoles no tienen medios lo dirás tú, mediante el ‘voto’ tienen un buen medio para protestar contra los ‘impuestos’ y mediante la ‘evasión fiscal’ si pueden, también. Que no vayan de hipócritas porque otros hacen lo que les gustaría hacer a ellos.

    A mí me gustaría que todos hicieran esto aún jugandose el cuello, porque serían tantos que no habría cárceles para tantos :D

    El Estado debe entender de una puñetera vez que es un ‘ladrón’ y que NO es ‘necesario’ para NADA. Incluso el ‘rey’ debería de salir y decir las cosas claras sobre el ‘hiperestado’ en el que él ni tiene cabida ya desde hace lustros.
    Sé que con su mensaje de Navidad de todos los años dirá burradas como que España es una gran nación y que el ‘bien común’ es lo que dicen los gobernantes que le han quitado el puesto, pero es un sueño que tengo…

  10. 1.- Mi única referencia acerca de estudiar ciencias era para resaltar que los datos tienen que poder contrastarse. Ya se que aqui estamos hablando de OPINION que no filosofía o lógica que son conceptos distintos.

    2.- Es evidente que no es ilegal pero eso de que no es inmoral sera evidente para ti y para lo que tu consideras moralidad para mucha otra gente incluido yo es extremadamente inmoral.

    3.- Decir que el ciudadano de a pie tiene recursos porque tiene derecho al voto es como decir que un escarabajo tiene recursos para pelearse con un dinosaurio porque tiene un cuerno. A ver si no hacemos demagogia.

    4.- Lo demas me parece verborrea liberalista que se sale del tema que estamos hablando en este hilo

    Un Saludo

  11. Contándole este tema a un amigo, me ha argumentado que de acuerdo, los impuestos que pagan no son los que dice el mito, pero que solo conocer lo que pagan en España y los ingresos que declaran en España es solo una parte de la película, porque muchas grandes empresas usan trucos para declarar beneficios en otros países con menor tributación aunque se hayan producido en un país distinto. ¿Es posible saber cuántos impuestos pagaron esas empresas a nivel mundial (ya que los beneficios a nivel mundial sí los sabemos)?
    Un saludo.

  12. Aqui hay varias omisiones:
    – La peor, el final del artículo que compara un impuesto sobre INGRESOS con un impuesto sobre BENEFICIOS
    – Ademas para el cálculo de los beneficios te dejan deducirte una serie importante de partidas irreales, incluyendo cargos intra-grupo para tributar esos beneficios en paises con menor presión fiscal).
    – Para tener una visibilidad completa, estaría bien mostrar el desglose de las fuentes de recaudación del estado viendo como las personas soportan un 85% (IRPF e IVA) y las empresas un 15%.
    – Mientras el IRPF lo han seguido disparando hacia la estratosfera, el impuesto de sociedades se ha reducido y se han seguido magnificando la batería de deducciones irreales (vergonzoso en particular el I+D)