Las cajas eran banca pública

Trece mil millones de euros nos ha costado a los contribuyentes españoles tapar los agujeros de Catalunya Bank. Moderada calderilla para un país donde el estatismo militante ya generalizó el adagio de que “el dinero público no es de nadie”. Y no siéndolo, claro, cómo no caer en la tentación de enterrarlo y dilapidarlo en cualesquiera alocados proyectos del gusto de nuestros iluminados próceres.

Acaso por ello parte de nuestros políticos –desde Podemos hasta una parte del PSOE– hayan optado por auspiciar una nueva vuelta de tuerca en el dispendioso panorama financiero patrio reivindicando el retorno de la banca pública. Sí, de la banca pública: un modelo de entidad financiera aparentemente ignoto en nuestro país.

A la postre, ¿cuáles son los rasgos esencialmente característicos de un banco público? Primero, que esté controlado por el Estado. Segundo, que su gestión no se oriente a maximizar beneficios, sino a proporcionar crédito en condiciones laxas a personas que lo necesiten. Tercero, que se socialicen pérdidas y ganancias. ¿Se les ocurre alguna modalidad de entidad financiera cuya existencia se haya basado en tales principios? En efecto: las multiquebradas cajas de ahorros.

Las cajas de ahorros eran fundaciones privadas de interés social cuya asamblea general estaba normalmente copada por representantes de las corporaciones municipales y de las administraciones autonómicas donde se hallaban ubicadas. De ahí que fueran los propios gobiernos autonómicos y municipales los que determinaran la composición de sus consejos de administración, habitualmente repletos de apparatchiki de las distintas formaciones políticas. El control de las cajas de ahorros por parte del Estado era, pues, máximo: las cajas se convirtieron en los brazos financieros de los mandatarios regionales de turno.

De hecho, la gestión de las cajas no se orientaba a maximizar ningún privativo beneficio de unos inexistentes accionistas: las cajas de ahorro españolas se caracterizaron por situarse a la vanguardia de la concesión del crédito hipotecario y promotor durante el boom del ladrillo en condiciones abiertamente laxas y antieconómicas. Lo importante no era ganar dinero, sino maximizar el crédito otorgado a familias, empresas y administraciones públicas. Al cabo, los beneficios obtenidos a resultas de tan imprudente actividad eran, por un lado, destinados a reforzar las reservas de la entidad y, por otro, reinvertidos abnegadamente en la comunidad a través de laobra social.

No había, por consiguiente, beneficios que fueran privatizados: las ganancias o bien se quedaban en la propia caja o bien regresaban a la sociedad. Pero, evidentemente, la banca pública no consiste solamente en socializar beneficios, también en socializar pérdidas; y eso fue lo que terminó sucediendo con los milmillonarios quebrantos de nuestras cajas: que fueron cargadas a las espaldas de todos los contribuyentes.

Así las cosas, cuesta distinguir las cajas de ahorros de la banca pública: ambas están controladas por el Estado, ambas mantienen unos estándares laxos de concesión de crédito y ambas se asientan sobre el principio patrimonial de socializar pérdidas y ganancias. Acaso se alegue que las cajas de ahorros fueron víctimas de una corrupción político-empresarial generalizada que las llevó a convertirse en un instrumento para el latrocinio de la casta que las dirigía y de quienes pastoreaban a su alrededor. Pero justamente ese es uno de los riesgos ciertos a los que se expone todo órgano estatal (tal como vienen denunciando desde antaño los economistas liberales de la Escuela de la Elección Pública): el riesgo de que el órgano estatal sea capturado por los burócratas que lo dirigen y por los lobísticos buscadores de rentas que intentan instrumentarlo a su favor; y el riesgo de que, al ser capturado por ellos, se convierta en un mecanismo para transferir riqueza desde unos contribuyentes explotados hacia unos cuadros explotadores. En suma: que las cajas degeneraran en herramientas al servicio de las élites extractivas no desmiente su naturaleza de banca pública, sino que más bien la confirma.

No, el estrepitoso fracaso de la banca pública (de las cajas de ahorros) no debería llevarnos a reclamar más banca pública, sino la completa separación entre banca y Estado: lo que no sólo pasa por acabar con las entidades financieras controladas por nuestros políticos sino, sobre todo, por eliminar todos los múltiples y distorsionadores privilegios que el Estado otorga a los bancos, ya sean éstos públicos o privados.

También te puede gustar

18 comments

  1. ….Y el crédito era privado, emitido por entidades privadas,…. es deuda pública ahora en parte, pero continuará ¿Qué parte? La de los capitalistos.

    Pongamos las cosas en perspectiva, ¿acaso las facilidades de crédito y el manejo de los tipos de interés no es una ayuda a los bancos privados? ¿el impuesto diferido de beneficios? Que no es simulación de indemnización.

    España nación (no democrática) a través de su gobierno no democrático* encarnado el aparato burocrático en el Estado, ha sido comprometida por más de 300.000 millones. 60.000 perdidos por el momento y con señales de por lo menos duplicar las perdidas. ¿Existe asamblea nacional en España? No. ¿Entonces quien hace las leyes? El Estado (Ejecutivo = Legislativo = Partido ganador => Judicial). Ya está montada la cleptocracia.

    ¿Cuanto tiempo llevan funcionado las cajas? ¿Ahora resultan son malas,…,? ¿Cual es el problema si actúan como una entidad privada?

    “sino maximizar el crédito otorgado a familias, empresas y administraciones públicas”
    No sería un resultado de la filosofía “i-CEO” (ideología del empleado de la tecnoestructura) , es decir, maximizar mi beneficio y quien venga detrás “que se joda”; también conocida como fábula de las abejas.

    Estado != nación.

    “sino la completa separación entre banca y Estado”
    Ya me dirás como lo haces, pues la expansión de la banca y el Estado moderno están ligados en nacimiento. De hecho España es un Estado moderno, por la banca, pues políticamente aún somos feudales. Eso si democráticos (votamos) cada cuatro años, como con Franco.

    ¿Qué sucede en el país que más se aproxima a la democracia hoy?
    http://www.kantonalbank.ch/

    No tengo problemas contra la iniciativa privada, forma o estructura organizativa (p.ej: http://www.wir.ch/ ). Siempre y cuando no me pasen la factura,…,de forma directa o indirecta. Como “los masters del oportunismo” y su capitalistos,…, me están pasando la puñetera factura con sus títeres comprados post-facto, los oligarcas de -la monarquía de los partidos- española, unida al supra-nacional latrocinio de Europa y demás buitres mundiales.

    *: democracia de forma rápida es participación en las actuaciones del poder por parte del demos, además de separación -FEROZ- de poderes, en origen y divididos.

  2. ….Y el crédito era privado, emitido por entidades privadas,…. es deuda pública ahora en parte, pero continuará ¿Qué parte? La de los capitalistos.

    Pongamos las cosas en perspectiva, ¿acaso las facilidades de crédito y el manejo de los tipos de interés no es una ayuda a los bancos privados? ¿el impuesto diferido de beneficios? Que no es simulación de indemnización.

    España nación (no democrática) a través de su gobierno no democrático* encarnado el aparato burocrático en el Estado, ha sido comprometida por más de 300.000 millones. 60.000 perdidos por el momento y con señales de por lo menos duplicar las perdidas. ¿Existe asamblea nacional en España? No. ¿Entonces quien hace las leyes? El Estado (Ejecutivo = Legislativo = Partido ganador => Judicial). Ya está montada la cleptocracia.

    ¿Cuanto tiempo llevan funcionado las cajas? ¿Ahora resultan son malas,…,? ¿Cual es el problema si actúan como una entidad privada?

    “sino maximizar el crédito otorgado a familias, empresas y administraciones públicas”
    No sería un resultado de la filosofía “i-CEO” (ideología del empleado de la tecnoestructura) , es decir, maximizar mi beneficio y quien venga detrás “que se ojo. da”; también conocida como fábula de las abejas.

    Estado != nación.

    “sino la completa separación entre banca y Estado”
    Ya me dirás como lo haces, pues la expansión de la banca y el Estado moderno están ligados en nacimiento. De hecho España es un Estado moderno, por la banca, pues políticamente aún somos feudales. Eso si democráticos (votamos) cada cuatro años, como con Franco.

    ¿Qué sucede en el país que más se aproxima a la democracia hoy?
    http://www.kantonalbank.ch

    No tengo problemas contra la iniciativa privada, forma o estructura organizativa (p.ej: http://www.wir.ch ). Siempre y cuando no me pasen la factura,…,de forma directa o indirecta. Como “los masters del oportunismo” y su capitalistos,…, me están pasando la puñe.tera factura con sus títeres comprados post-facto, los oligarcas de -la monarquía de los partidos- española, unida al supra-nacional latrocinio de Europa y demás buitr-.es mundiales.

    *: democracia de forma rápida es participación en las actuaciones del poder por parte del demos, además de separación estricta de poderes, en origen y divididos.

  3. Test 1:
    ….Y el crédito era privado, emitido por entidades privadas,…. es deuda pública ahora en parte, pero continuará ¿Qué parte? La de los capitalistos.

  4. Test 2:
    Pongamos las cosas en perspectiva, ¿acaso las facilidades de crédito y el manejo de los tipos de interés no es una ayuda a los bancos privados? ¿el impuesto diferido de beneficios? Que no es simulación de indemnización.

    España nación (no democrática) a través de su gobierno no democrático* encarnado el aparato burocrático en el Estado, ha sido comprometida por más de 300.000 millones. 60.000 perdidos por el momento y con señales de por lo menos duplicar las perdidas. ¿Existe asamblea nacional en España? No. ¿Entonces quien hace las leyes? El Estado (Ejecutivo = Legislativo = Partido ganador => Judicial). Ya está montada la cleptocracia.

  5. Test 3:
    ¿Cuanto tiempo llevan funcionado las cajas? ¿Ahora resultan son malas,…,? ¿Cual es el problema si actúan como una entidad privada?

    “sino maximizar el crédito otorgado a familias, empresas y administraciones públicas”
    No sería un resultado de la filosofía “i-CEO” (ideología del empleado de la tecnoestructura) , es decir, maximizar mi beneficio y quien venga detrás “que se ojo. dea”; también conocida como fábula de las abejas.

    Estado != nación.

  6. Test4:

    “sino la completa separación entre banca y Estado”
    Ya me dirás como lo haces, pues la expansión de la banca y el Estado moderno están ligados en nacimiento. De hecho España es un Estado moderno, por la banca, pues políticamente aún somos feudales. Eso si democráticos (votamos) cada cuatro años, como con Franco.

    ¿Qué sucede en el país que más se aproxima a la democracia hoy?
    kantonalbank.ch

    No tengo problemas contra la iniciativa privada, forma o estructura organizativa (p.ej: wir.ch ). Siempre y cuando no me pasen la factura,…,de forma directa o indirecta. Como “los masters del oportunismo” y su capitalistos,…, me están pasando la puñe.tera factura con sus títeres comprados post-facto, los oligarcas de -la monarquía de los partidos- española, unida al supra-nacional latrocinio de Europa y demás buitr-.es mundiales.

    *: democracia de forma rápida es participación en las actuaciones del poder por parte del demos, además de separación estricta de poderes, en origen y divididos.

  7. ¿Su comentario esta pendiente de moderación.?

    No soy adivino.

    Su comentario -está- pendiente de moderación por: “ABCD…”

  8. Estando en gran parte de acuerdo con lo que dice no le he leído un artículo tan falso, estatista y pernicioso como este. Oculta la realidad. Parte de la falsedad que estado y banca privada están enfrentados. Sabe bien que es todo lo contrario, que la banca privada controla al estado, saqueándonos a través de él. Prueba de ello es que son los banqueros privados quienes se han quedado con las cajas de ahorro, después de rellenarlas con el dinero de todos. Esta ha sido la operación global. Primero, hacer que las cajas en los últimos años dieran créditos “en condiciones abiertamente antieconómicas”, para inflar la burbuja inmobiliaria. Y con la ruina consiguiente quedárselas luego, rellenadas de dinero de todos. Y se las han quedado los banqueros privados que manejan abiertamente el estado. ¿O no ha visto las escenificaciones de Botín apoyando al derrochador ZP, negando ambos la crisis y aumentándola con más endeudamiento? ¿No ha visto las reuniones del loby bancario –Consejo de la Competitividad lo llaman- sosteniendo tanto a ZP como a Rajoy? Son ellos, los banqueros privados los que han dirigido la política y la política en las cajas de ahorro para luego quedarse con estas, aparte otros fines todavía peores.

    Las cajas de ahorro, como los bancos, estaban supervisadas por el BdE, y al final por el BCE. Estos supervisores son los que las han permitido y alentado a dar créditos “en condiciones abiertamente antieconómicas”. Si los créditos eran “abiertamente antieconómicos”, ¿los supervisores eran muy necios o muy listos? ¿Quién controla el BdE? ¿Supervisa este a los banqueros privados o estos lo gobiernan? Cualquiera ve que las más altas autoridades supervisoras pasan luego a estar a sueldo de la banca privada. ¿Acaso no estaban antes defendiendo los intereses de esta?

    Durante más de cien años las cajas de ahorros han funcionado correctamente, mejor que los bancos privados. ¿Cómo es posible si es que eran públicas o semipúblicas y esto según usted lleva inevitablemente a la ruina? ¿Se produjo durante cien años un milagro cotidiano y esparcido por toda España? ¿Esta es su ciencia económica? La destrucción y ruina de las cajas de ahorro es un proceso deliberado que no es difícil conocer. A través de sucesivas modificaciones legislativas del PSOE y el PP las llenaron de aparatchitk políticos. Sin ninguna protesta de la maravillosa banca privada. Sabían que al final se las quedarían. Ni del supervisor, controlado por la banca privada. Este proceso ha sido dirigido en buena medida por la Caixa de Fainé, que ahora no se sabe si es un banco o una fundación o un ente, un ente de poder. ¿El presidente de la asociación de las cajas de ahorros quebradas es un buen banquero privado? Brujería del poder.

    Y ya para qué hablar del banco de bancos, el BCE, reunido en secreto hace un año con los representantes del estado. ¿Quién controla a quién?
    Esto ha sido un descarado proceso de concentración de poder, en beneficio de unos poquísimos banqueros privados, saqueando a todos. Los falsos rollitos de lo público y lo privado para consumo de progres de Podemos. Un poco de seriedad.

  9. Las cajas funcionaron bien antes de 1985, cuando fueron tomadas al asalto por los políticos. Los controladores públicos no sirven de nada: son herramientas para alimentar los privilegios de la banca (como indico en el último párrafo). La relación de poder entre banca-Estado no es unívoca: ni el Estado controla a los bancos ni los bancos controlan al Estado. Son poderes que en parte se complementan y en parte compiten. Eso sí, sólo el Estado posee la legitimidad para coaccionar a los ciudadanos en beneficio de la banca: si la banca coaccionara directamente a la sociedad, habría una revuelta social.

  10. Esa es la teoría. La realidad es que en España mandan dos o tres banqueros privados. Últimamente de un modo notorio y clamoroso. Veremos ahora, tras la intervención del Papa en junio –súbita llamada a Blázquez y seguida entrevista de este con Rajoy. Porque en España la conexión grandes banqueros con poderes eclesiásticos es clave. Especialmente en los últimos años de Fainé, vinculado al Opus. Veremos en qué queda el poder destructor de Fainé, que están escenificando su repliegue, y el parón separatista que él impulsaba junto con el Opus. No hace mucho, en un par de artículos en El País, el banquero privado Botín, el hermano Jaime, achacaba nuestros males a cuestiones eclesiásticas. En el segundo precisaba más y citaba al Opus, cuya red de poder lo alcanza todo, y especialmente el supervisor bancario desde los años sesenta. Si Botín hermano es un ejemplo sobresaliente de la maravillosa banca privada, al menos habrá que escucharle ¿no?

    Las cajas fueron tomadas formal y progresivamente desde 1985 por los políticos con la complicidad absoluta de los banqueros privados. Fainé ¿qué es? ¿no era el presidente de la asociación de cajas de ahorro?

    Por cierto, Jordi Pujol era un banquero privado.
    Sus desfalcos en Banca Catalana buen dinero nos costaron a todos.
    A la vez un político público. Igualmente maligno.
    ¿Banqueros privados versus banqueros públicos? Basta ya de falsos dilemas para progres de Podemos.
    Es poder. Basta de falsas mamandurrias economicistas. ¿Quién tiene el poder?
    Aquí y ahora, ¿quién tiene el poder? ¿Quién tiene el poder aquí y ahora? ¿para qué lo usa?

  11. Como dice Rallo creo que las relaciones entre Estado y banca no son unívocas, las relaciones de poder son algo muy complejo como describe Foucault.

    También estoy de acuerdo con Rallo en que los burócratas y el poder económico son nuestros mayores problemas.

    Discrepo en la solución, la mía pasa por la toma del poder de la sociedad civil por medios democráticos, la de Rallo nos llevaría a una tiranía aún mayor del poder económico, que al final es el que está en la punta de la pirámide.

    La ocurrido en estos últimos años no deja lugar a la duda; ante la falta de liquidez de los bancos, el BCE les presta dinero a intereses muy bajos, la banca privada en vez de invertirlo en la economía productiva invierte ese dinero en deuda pública que es más rentable.
    O sea que al final los ciudadanos cada vez se endeudan más, mientras la banca siempre gana…

    Este es el Capitalismo real, el crony capitalism, no ha habido otro hasta la fecha. Las utopías de Rallo con su libre mercado, un libre mercado imposible en una sociedad capitalista son sólo eso, utopías.

  12. PD – Siempre digo lo mismo, .., el Leviathan en el que vivimos lo han creado los liberales, los clásicos, keynesianos, monetaristas y austriacos. Todos ellos pusieron los cimientos y levantaron los pisos de este edificio que se agrieta por todos los lados.

  13. Los bancos carecen de legitimidad social para ejercer directamente la coacción. La gente no lo permitiría. Por eso, sólo puede coaccionar a los ciudadanos a través de organismos estatales, pues el Estado, por desgracia, sí posee legitimidad social para ejercer la coacción sobre la ciudadanía.

  14. Carlx ya ha esnifado su dosis de cola diaria y nos viene a redimir a todos de nuestros pecados.Ahora el esclavo busca nuevo amo.Buscalo tu solo ,nene.

  15. “legitimidad social”

    No vamos a ponernos peregrinos sobre estos términos de Weber. Pero España es un país a medio camino entre una oligarquía formal y una democracia formal.
    Dado existe un halo de cierto formalismo democrático la legitimidad debe emanar de “la masa”, la opinión pública. Y aquí entra otra pata de la corrupción, los medios de comunicación de masas. Mantenidos por el Estado y poseídos por bancos, grupos nacionales e internacionales.
    Es decir, pongo en duda exista una consciencia y conciencia de lo que sucede con los bancos. A pesar de ello, desde mi perspectiva el rechazo percibido por ayudar a los bancos o cajas se resume en: “vaya panda de ladrones”

    Por otra parte, es una casualidad bien casual que:
    “Montesquieu ha muerto. La frase es ya histórica y se le atribuye a Alfonso Guerra. Según parece, la pronunció en el año 1985, cuando el partido socialista aprovechó la mayoría parlamentaria que poseía para reformar la Ley del Poder Judicial”

    Lo cual podríamos calificar como el pistoletazo de salida de “el banquete está servido, ¡viva Isidoro!*”. Que si tomamos las medidas d-”el 3%”, podemos inferir siendo conservadores que unos 15000 millones de euros anualmente desaparecen por corrupción solamente en lo público. Eso sin contar la aniquilación que ello supone en el sector empresarial que soporta tal cosa, y aún peor el que debería surgir; cuyas cifras pueden ser ya de 12 dígitos.

    *:Congreso de Suresnes
    “¿Quien cojones nos va a expulsar? Enrique Mújica a la Platajunta, cuando se estaba metiendo el PSOE en el neo-franquismo de Carlos Arias.

  16. @Carlx,

    si la banca no tuviera los privilegios establecidos desde la política (repito, desde la política), no dejarían de ser simples hedge funds que conocemos hoy en día, que apenas invierten solo y exclusivamente equity. La poca banca tradicional basada en crédito habría evolucionado a ser muy residual, como es el hecho de que apenas el 30% del crédito en USA se canaliza a traves de banca tradicional protegida por la SEC. El libre mercado ya esta creando nuevas instituciones similares como es la nueva ola de banca online, lendingclub.com o prosper.com, que también invierten solamente Equity, sin poner en riesgo sistemico a todo un país. Nos puedes nombrar algún hedge fund rescatado en esta crisis? no puedes porque no existe. Todo lo rescatado ha sido banca tradicional privilegiada.

    saludos

  17. Carlx, no se que esperas de la sociedad civil democrática cuando en cualquier sociedad los accionistas propietarios son incapaces de disciplinar un carajo a sus consejos de administración. Lo poco que pueden hacer es votar con los pies y llevar su dinero a otro banco. Es la existencia o la posible creación de alternativas la que nos da la oportunidad de protegernos eligiendo, no un juego de mayorías.

  18. Carlx,

    Dice que no es posible mercado sin Estado y luego defiende utópicamente no sé que democracia irreal sin especificar los elementos concretos para que no le desmontemos el castillo de naipes.