Leyendo a Piketty: la expansiva desigualdad salarial

Como ya expusimos en el anterior artículo, la mitad del aumento de la desigualdad en la distribución de la renta desde finales de los 70 no se ha debido a las dinámicas intrínsecas al capitalismo que describe Piketty en la primera mitad de su libro sino al aumento de la desigualdad en las rentas salariales. Es lo que el francés llama sociedad “hipermeritocrática”. En el presente texto, analizaremos este aumento de la desigualdad salarial para comprobar si los razonamientos de Piketty son realmente consistentes.

Una panorámica de la desigualdad salarial en las últimas cuatro décadas

EEUU probablemente sea el caso más paradigmático de aumento de la desigualdad salarial durante los últimos 40 años: el 10% de individuos con mayor salario han pasado de copar el 28% de toda la masa salarial en 1979 a obtener casi el 35% en 2010; asimismo, el 1% con mayores salarios ha pasado del 6% al 11% (eso significa, además, que el 66% del aumento del peso de la renta salarial del top 10% se explica por la mayor remuneración del top 1%).

piketty7

Este proceso de desigualdad dentro del capitalismo no puede explicarse como resultado de las dinámicas expuestas por Piketty en la primera parte del libro: no es una desigualdad fruto de la acumulación de capital (al menos tal como lo define Piketty: excluyendo el capital humano) sino del trabajo desempeñado y —por tanto, dentro del marco pikettyiano— del mérito. Pero en este punto el economista francés también objeta: la teoría que utilizan la mayoría de economistas para explicar estas divergencias salariales, basándolas exclusivamente en el mérito, es incorrecta y se hace necesario hallar otro tipo de explicaciones.

En concreto, la teoría dominante es que los salarios dependen de la productividad marginal del trabajador y que ésta dependerá, a su vez, del nivel educativo del trabajador y de la tecnología disponible en una sociedad: a más educación y mejor tecnología, salarios más elevados. Una relación que, en el caso de EEUU, sí parece tener un cierto respaldo empírico.

piketty7-1
Fuente: Acemoglu y Autor (2010)

Además, también hay que tener en cuenta que los trabajadores más cualificados no sólo han pasado a cobrar más, sino que también han incrementado sustancialmente las horas semanales que trabajan: en 1979, sólo el 15% de los hombres en el quintil salarial más alto trabajaban más de 50 horas semanales, mientras que en 2006 ese porcentaje ha aumentado hasta el 26%; por el contrario, el porcentaje de hombres en el quintil salarial más bajo que trabaja más de 50 horas semanales ha caído del 21% al 13%. Más salarios y más horas trabajadas implican un porcentaje mayor de la distribución salarial.

Piketty no es que niegue la dependencia parcial de los salarios de la tecnología, de la educación o de las horas trabajadas: es que considera que hay otros factores en liza que son especialmente relevantes a la hora de determinarlos. A ese conjunto de factores los denomina “factores institucionales” y se refieren al conjunto de normativas, hábitos culturales o estructuras de poder que contribuyen a determinar las magnitudes salariales: dado que no siempre es sencillo calcular por adelantado cuál es la productividad marginal de un trabajador, los salarios podrían terminar fijándose en gran medida por estos factores institucionales.

La influencia de las leyes de salario mínimo

Un ejemplo de estos factores institucionales que contribuyen a determinar los salarios son las leyes de salario mínimo. Piketty considera que, dentro de determinados límites que no sobrepasen la productividad marginal de los trabajadores, las leyes de salario mínimo pueden contribuir a incrementar los sueldos más bajos de una economía y, por esa vía, reducir la desigualdad salarial.

Por ejemplo, el economista francés compara la evolución de las leyes de salario mínimo en Francia y en EEUU, atribuyendo buena parte de la reducción de las desigualdades salariales en Francia a este elemento: un salario mínimo más elevado significa mayores salarios en los tramos bajos del mercado laboral y, por tanto, menor desigualdad. A este respecto, Piketty considera que ya ha llegado el momento de elevar el salario mínimo federal en EEUU hasta unos 10 dólares la hora, pues tal movimiento sería escasamente distorsionador.

piketty7-2

Sucede que la evidencia empírica disponible a propósito de los salarios mínimos tiende a indicar que su incremento contribuye a incrementar el paro (o reducir el ritmo de creación de empleo), reducir las horas trabajadas y, en última instancia, minorar los ingresos familiares. Y, siendo así, difícilmente podrá sostenerse que la caída de los ingresos familiares entre los trabajadores menos cualificados contribuye a estrechar las desigualdades. De hecho, no parece que la estrategia más inteligente para defender un elevado salario mínimo sea la de comparar el mercado laboral estadounidense con el francés: a partir de comienzos de los 80, momento en el que EEUU deja de incrementar su salario mínimo federal en términos reales, la tasa de paro en EEUU se ha situado sistemáticamente por debajo de la francesa: la tasa media de paro francesa entre 1983 y 2013 ha sido del 9,3% y la de EEUU del 6,2%. Esos 3,1 puntos de paro son individuos excluidos del mercado laboral que, por tanto, no obtienen una renta del mercado y que contribuyen a acentuar las desigualdades.

piketty7-3
Fuente: FMI

Más grave todavía son los resultados en cuanto a tasa de empleo: es decir, el porcentaje de gente trabajando sobre la que tiene edad de trabajar. En tal caso, la tasa de empleo media de Francia en el período 1983-2013 ha sido del 62% y la de EEUU del 70%: ocho punto de diferencia que han equivalido a una media de casi 15 millones de personas en EEUU. Es decir, si EEUU hubiese exhibido la tasa de empleo de Francia entre 1983 y 2013, habrían trabajado en ese país una media de 15 millones de personas medias por año. ¿Habría contribuido ello a reducir las desigualdades en EEUU o más bien a incrementarlas?

piketty7-4

Fuente: FMI y Banco Mundial

Al final, pues, parece que la productividad sí tiene su influencia a la hora de determinar los salarios y el empleo: elevar los costes de la contratación creando un mercado laboral muy rígido (no sólo, pero también, a cuenta del salario mínimo) hace que muchas personas de baja productividad se vean excluidas del mismo.

Pero la crítica verdaderamente relevante de Piketty contra la determinación de los salarios a través de la productividad marginal no se centra en los bajos salarios (donde acepta parcialmente que, en determinadas condiciones, el salario mínimo pueda generar paro), sino sobre todo en los salarios altos: más en concreto, los salarios de lo que él llama superdirectivos.

El chivo de los superdirectivos

Los superdirectivos son “altos ejecutivos de grandes empresas que han logrado obtener remuneraciones extraordinariamente elevadas por su trabajo”. Según Piketty, el surgimiento de una clase de superdirectivos es uno de los principales factores que explica el aumento de la desigualdad en las rentas salariales a partir de la década de los 70. Como ya dijimos, dos tercios del aumento del peso del top 10% salarial sobre la masa de salarios se corresponde con el aumento de peso del top 1% salarial, donde los superdirectivos tienen una notable presencia. Pero, ¿cómo es posible que los superdirectivos hayan visto incrementar de manera tan rápida sus remuneraciones a partir de la década de los 80?

Piketty especula que, de nuevo, la fijación de salarios mediante la productividad marginal no aplica a los superdirectivos: “Dado que es imposible estimar específicamente la contribución de cada directivo a la empresa, es inevitable que su salario se fije mediante mecanismos arbitrarios y dependientes de las relaciones jerárquicas y del poder relativo de negociación de cada parte”. Los directivos, en suma, son capaces de fijarse remuneraciones muy elevadas que no están justificadas por su productividad marginal. Pero, siendo así, ¿por qué los directivos sólo comenzaron a fijarse muy elevados salarios a partir de los 80? A juicio de Piketty, por las fortísimas rebajas fiscales en el tipo marginal sobre la renta que tuvieron lugar en la mayoría de países anglosajones como EEUU, Reino Unido o Nueva Zelanda (desde tipos nominales del 90% a tipos del 20%): “Durante los 50 y los 60, los directivos de las compañías británicas o estadounidenses tenían escasos incentivos a batallar por subidas salariales, pues entre el 80% y el 90% de las subidas salariales iban a parar al Estado. A partir de 1980, el juego se transformó radicalmente y los directivos invirtieron mucho más tiempo para convencer al resto de stakeholders de que debían subirles los salarios”.

Como prueba de su argumento, Piketty aduce el caso de Francia y Alemania, países que jamás tuvieron unos tipos marginales máximos tan altos como EEUU y Reino Unido y que, en consecuencia, los fueron reduciendo mucho menos. Pues bien: en estos dos países, el aumento de la participación salarial del top 1% ha sido menor; en Francia, por ejemplo, sólo ha crecido del 5,7% al 7,2%. Según Piketty, la escasa rebaja fiscal no incentivó a los directivos franceses a renegociar sus salarios al alza.

piketty7-5

La tesis de Piketty de que los superdirectivos son en gran medida responsables de la explosión en la desigualdad salarial en EEUU —y en el resto de países anglosajones— resulta enormemente problemática por varias razones. Primero porque en EEUU hay alrededor de 120 millones de hogares, de manera que el 1% representa una población de 1,2 millones de hogares: parece obvio que no hay en EEUU 1,2 millones de superdirectivos. Por tanto, no todo el aumento del porcentaje salarial del 1% puede corresponderse a esta figura. Justamente por eso, Piketty acota todavía más el terreno de juego y pasa a hablar del top 0,1% salarial: en tal caso, la población es de 180.000 hogares, de los que Piketty estima que entre el 60% y el 70% sí son superdirectivos.

¿Qué sucede? Si el top 1% explicaba el 66% del aumento de la renta salarial del top 10%, el top 0,1% permite explicar menos del 40% del aumento. Y si de ese 40%, sólo alrededor de dos tercios son superdirectivos, estamos diciendo que sólo un cuarto de la variación salarial del top 10% se explicaría por los salarios de los superdirectivos. Para las otras tres cuartas partes la tesis de Piketty no sería de aplicación y habría que recurrir a la explicación mayoritaria: su mayor remuneración se debe a su mayor productividad.

Estas cifras se ven confirmadas si, en lugar de fijarnos en las rentas salariales, analizamos la evolución de las rentas totales (para las que sí disponemos de datos desagregados). Entre 1979 y 2005, el top 10% de la distribución de la renta total estadounidense pasó de obtener el 32,5% del PIB al 45%: una variación de 12,5 puntos. De estos 12,5 puntos, sólo 4,35 puntos (el 35% del total) fueron a parar a las profesiones de directivos y de gestores financieros que se hallan en el top 1%. Claro que el número de directivos y gestores financieros representa casi la mitad de la población del top 1% (alrededor de 600.000 hogares), de modo que estamos incluyendo en él no sólo a superdirectivos y supergestores financieros, sino también a directivos y gestores financieros medios pero bien remunerados. Si, como hace Piketty, restringimos la definición de superdirectivo a los que se hallan en el top 0,1%, obtendremos que la variación del porcentaje del PIB que afluye a superdirectivos y supergestores financieros ha crecido 3,16 puntos desde 1979: es decir, sólo el 25% de la variación que ha experimentado el top 10%.

Pues bien, que entre dos tercios y tres cuartas partes de la variación en la distribución de la renta experimentada por el top 10% de la distribución salarial no se explique por los superdirectivos, sino por el aumento de las remuneraciones de médicos, abogados, ingenieros e informáticos no dedicados a las finanzas, comerciales, profesores, científicos o artistas resta fuerza a la tesis de Piketty de que el motor esencial detrás del aumento de las desigualdades es la emergencia de la clase superdirectiva y hace necesario adoptar un modelo explicativo más amplio (por ejemplo, que los individuos más formados y con mayor contribución a la generación de nueva producción perciben mayor renta, esto es, la teoría de la productividad marginal).

Segundo, recordemos que, aun cuando el motor fundamental de la desigualdad fuera el surgimiento de esta clase superdirectiva, semejante circunstancia tampoco sería problemática si fuera una consecuencia de su superior productividad. Piketty sostiene que no: que es imposible medir la productividad marginal de los superdirectivos y que éstos han logrado incrementar sus remuneraciones gracias al mayor poder de negociación alcanzado tras las fuertes rebajas impositivas vividas a partir de los 80. Y, nuevamente, esta segunda tesis de Piketty también resulta altamente problemática.

Por un lado, el falso que se haya producido un radical cambio de régimen tributario para las rentas más altas en EEUU. La evolución de los tipos marginales máximos resulta poco informativa, ya que son meros tipos nominales que no tienen en cuenta todos los restantes elementos que constituyen la figura tributaria (deducciones, exenciones, bonificaciones…). Para conocer cuáles son los impuestos realmente pagados por los ciudadanos, es necesario acudir a los tipos efectivos medios: es decir, la relación entre los impuestos finalmente pagados por el contribuyente y las rentas percibidas.

Así, es fácil observar que, en términos de tipos medios efectivos, la rebaja ha sido poco apreciable, sobre todo teniendo en cuenta que a mediados de los 90 los tipos medios efectivos eran similares a los de finales de los 70 y, sin embargo, la participación del top 1% dentro del PIB ya había crecido del 8% al 14,1% (en 2010 era del 17,4%) y la participación dentro de las rentas salariales había aumentado del 6,2% al 9,8% (en 2010 se ubicaba en el 10,9%).

piketty7-6
Fuente: CBO

Por otro lado, no es verdad que exista una irreductible imposibilidad a la hora de determinar dinámicamente la productividad marginal de los superdirectivos. No en vano, su remuneración suele estar ligada a distintos índices que miden el desempeño de la empresa (capitalización bursátil, rentabilidad sobre activos, aumento de los beneficios, incremento de las ventas…), por lo que los salarios de muchos superdirectivos se ajustan automáticamente al valor que han generado para la empresa.

Pero es que, aun en el caso de que los superdirectivos percibieran un salario fijo, el tanteo descentralizado del mercado conseguiría descubrir poco a poco cuáles son las remuneraciones más adecuadas. Si una empresa contrata a un superdirectivo por un sueldo fijo de 20 millones de euros anuales y, posteriormente, sólo es capaz de generar un valor adicional de 10 millones anuales en nuevos ingresos, los propios accionistas tenderán a despedirlo o a bajarle el sueldo; si, en cambio, genera un valor de 50 millones de euros para la empresa, otras compañías tratarán de contratarlo sobrepujando por él. En este sentido, el mercado de los jugadores de fútbol resulta altamente ilustrativo: un equipo puede fichar a un jugador ofreciéndole una remuneración elefantiásica por cuanto espera de él un desempeño igualmente extraordinario. Si ulteriormente ese jugador no está a la altura de lo esperado, simplemente se prescindirá de sus servicios lo antes posible; si, en cambio, tiene un desempeño todavía mejor de lo esperado, otro club tratará de contratarlo y deberá aumentársele el sueldo para retenerlo en el equipo. En definitiva, el mercado de directivos sí es capaz de ir descubriendo la productividad marginal de cada uno de ellos para ir ajustando los salarios.

Piketty replica que, en caso de que ello fuera así, deberíamos observar un crecimiento de la renta per cápita en Estados Unidos y Reino Unido muy por encima del de Francia o Alemania (si los directivos son más productivos en EEUU o Reino Unido que en Francia o Alemania, esto debería traducirse en más crecimiento económica), cosa en realidad no ha sucedido: “El crecimiento económico —o, mejor dicho, el crecimiento de la renta per cápita, a saber, el aumento de la productividad— ha sido similar en todos los países ricos, con apenas unas décimas de diferencia. A la vista de estos hechos, las grandes diferencias en cómo ha evolucionado la distribución de la renta en los países ricos [Japón, Alemania, Francia, Suecia, Dinamarca, EEUU, Reino Unido y Canadá] requieren de otra explicación distinta a la que nos proporciona la teoría de la productividad marginal”.

De entrada, hay que decir que no es del todo cierto que el crecimiento de la renta per cápita entre, por ejemplo, Reino Unido y Francia durante los últimos 30 años haya sido idéntico: la renta per cápita de Reino Unido (en paridad de poder adquisitivo) ha crecido un 472% entre 1980 y 2010, mientras que la de Francia lo ha hecho en un 357%. Ahora bien, la teoría de la productividad marginal no sostiene que las diferencias en el crecimiento económico justifican per se cambios en la distribución de la renta: si, por ejemplo, todos los agentes económicos incrementan su productividad en la misma medida (todos contribuyen en la misma a generar ese crecimiento), la distribución de la renta no tiene por qué variar. Únicamente cuando los aumentos de la productividad se concentran sobreproporcionalmente en algunos individuos, éstos tenderán a obtener porciones sobreproporcionales de la renta total, acentuando las desigualdades en la distribución de esa renta. Por consiguiente, lo relevante no es tanto si la economía crece más o menos, sino si ese crecimiento es impulsado por una porción mayor o menor de los agentes económicos.

Por desgracia, conocer desagregadamente cuáles son los agentes económicos que han participado activamente en la creación de nueva producción agregada resulta complicado, cuando no imposible. Ahora bien, en cierto modo podemos aproximarnos a ello a través del concepto de “Productividad Total de los Factores”. Recordemos: el crecimiento económico de un país puede retrotraerse al aumento de la mano de obra (L), al aumento de la dotación de capital (K) y al aumento de la productividad conjunta de ambos (PTF). Las razones que explican una mayor PTF son muy diversas: capital humano, transferencias tecnológicas, sinergias en la construcción de infraestructuras, sistema financiero funcional, apertura comercial o seguridad jurídica. Pero, también, un mejor ejercicio de la función empresarial (es decir, una reorganización más eficiente de los factores productivos dados). Y aunque es concebible un mundo donde todas las personas fueran empresarios, científicos, artistas o intelectuales igualmente exitosos (mundo que Nassim Taleb denomina “Mediocristán” en El Cisne Negro), en las sociedades complejas modernas lo normal es que unos empresarios, científicos, artistas o intelectuales sean extremadamente exitosos y otros extremadamente fracasados (lo que Taleb denomina “Extremistán” en El Cisne Negro). Y viviendo en Extremistán, pues, parece razonable pensar que fuertes aumentos en la PTF indicarán que porciones crecientes de la nueva riqueza están siendo creadas por la habilidad de unas pocas personas (por ejemplo, el top 1%).

Y, justamente, eso es lo que observamos: las sociedades donde la participación en la renta total del top 1% ha crecido más intensamente durante las últimas cuatro décadas son aquellas sociedades donde no sólo la renta per cápita del país ha crecido más, sino también donde la productividad total de los factores se ha incrementado en mayor medida (calculamos la PTF como la tasa de variación entre la PTF media entre 1970-1979 y 2000-2009). Reino Unido, por ejemplo, es el país occidental donde el top 1% más ve aumentar su participación sobre el PIB desde finales de los 70 (casi un 150%), pero también es el país donde más crece la renta per cápita y donde ese superior aumento de la renta per cápita está más vinculado al aumento de la PTF. Con EEUU, Australia o Suecia sucede algo similar: alto crecimiento de la renta per cápita y alta expansión de la PTF. En cambio, en Francia, Alemania o España –países donde la participación del top 1% apenas se incrementa desde los 70—, el aumento de la PTF no juega prácticamente ningún papel (es decir, la creación de nueva producción acaece simplemente por un mayor uso de capital y trabajo).

piketty7-8

Fuente: Piketty y Penn World Table 8.0

La correspondencia dista de ser perfecta: en Canadá, por ejemplo, la PTF decrece y, en cambio, la participación sobre la renta del top 1% aumenta notablemente; en Dinamarca, por el contrario, la PTF crece tanto como en EEUU y, sin embargo, la participación del top 1% apenas se incrementa. Pero tampoco debemos sorprendernos: es obvio que no existe una causalidad unívoca y lineal entre PTF e incremento de la participación del top 1% (aunque sólo sea porque la medición agregada de la PTF no es ni mucho menos perfecta), pero sí es fácil observar que, en general, el mayor aumento de la participación en la renta del top 1% está correlacionada positivamente con el incremento de la renta per cápita y con el incremento de la PTF; es decir, cuanta mayor producción contribuya a crear una pequeña porción de los ciudadanos, mayor será su participación en la renta total.

La tesis de Piketty de que la participación en la renta del top 1% o del top 10% se debe a que la histórica rebaja de los tipos marginales máximos sobre la renta ha conferido a los superdirectivos un mayor poder de negociación no es convincente: primero porque apenas ha habido rebaja en el tipo efectivo (muy moderada para el top 1%, cuasi inexistente para el top 10%); segundo, porque entre dos tercios y tres cuartas partes del aumento de rentas del top 10% no se explica por las mayores remuneraciones de superdirectivos, sino de profesionales en su mayoría autónomos que, por tanto, venden sus servicios en el mercado y donde la productividad marginal sí es mucho más inmediatamente determinable (de hecho, lo llamativo del caso francés, alemán o danés no es tanto que el top 1% apenas haya aumentado su participación en la renta agregada, sino que el top 10% tampoco lo ha hecho, lo que ilustra una amplia dispersión en los vectores del crecimiento dentro de estos países: más Mediocristán que Extremistán). Más razonable —y coherente con la teoría— resulta la explicación de que el top 1% cobra más, cuanto mayor haya sido su contribución a la generación de la nueva producción.

Empero, imaginemos por un momento que Piketty tiene razón: que, en efecto, la creciente desigualdad de la renta se explica porque las rebajas impositivas han reforzado el poder de negociación de los directivos de las grandes empresas, pudiendo gracias a ello acceder a salarios mucho mayores. ¿Quiénes serían los principales beneficiarios de regresar a un mundo con tipos impositivos más elevados que permitieran socavar el poder de negociación y los salarios de los superdirectivos? ¡Los accionistas de las empresas que los contratan! En el fondo, los altos salarios de los superdirectivos constituyen un conflicto redistributivo del excedente generado entre capital y trabajo: si rechazamos la teoría de la productividad marginal y consideramos que los superdirectivos desempeñarán tanto trabajo y tan bueno como el actual a cambio de salarios mucho menores, serán los accionistas los que terminarán llevándose el gato al agua; los ingresos de la empresa se mantendrán y sus gastos (salariales) se reducirán, de modo que sus beneficios se dispararán.

Piketty, pues, cae presa de sus propias contradicciones: después de haber dedicado medio libro a deplorar las tendencias desigualitarias del capitalismo debido al automatismo de la acumulación de capital a altas tasas de retorno, termina describiéndonos un mundo donde la mitad del aumento de la desigualdad se debe a que… una minoría de trabajadores explotan a los capitalistas erosionando sus tasas de retorno.

Sea como fuere, la desigualdad salarial que describe el economista francés parece estar basada, más bien, en contribuciones divergentes a la creación de riqueza por parte de los distintos agentes económicos. Se trataría, pues, de una diferencia basada en el mérito y no en la herencia: por tanto, una diferencia no criticable desde la perspectiva meritocrática de Piketty. A la postre, ni siquiera podría rechazarse apelando a supuestas externalidades negativas: que un grupo de agentes genere más riqueza que el resto no dificulta a ese resto generar riqueza, sino que en todo caso lo facilita (es más fácil generar riqueza en una sociedad rica que en una sociedad pobre).

Sólo comprendiendo que el mundo se parecerá cada vez más a Extremistán y cada vez menos a Mediocristán conseguiremos maximizar los beneficios que ello conlleva y minimizar sus perjuicios: no necesitamos sociedades más rígidas, inflexibles y planificadas centralizadamente, sino sociedades mucho más adaptables al cambio (sociedades más “antifrágiles”, en la terminología de Taleb). No más Estado, sino más libre mercado.

Claro que, para Piketty, el gran problema de verdad del capitalismo se halla en que el capital se halla históricamente cada vez más concentrado: un problema que analizaremos en el próximo artículo.

También te puede gustar

108 comments

  1. Obviamente no vas a pagar a un trabajador un valor mayor que el que produce (sean directivos o despachadores de hamburguesas) y que por definición le pagas menos dinero que el valor adicional que aporta (porque si no lo echas) y que los salarios tienen que ver en parte con la productividad mayor o menor (aunque sea un poco díficil a veces medir la productividad) lo que veo, con todos los respetos, que siempre es conspicuo por su ausencia en los argumentos de los liberales como usted, señor Rallo, es la cuestión de las relaciones de poder.

    Pongamos el caso de despachadores de hamburguesas. Les pagan 800 euros y producen por un valor de 1200 euros (es un poner) Imaginemos que los trabajadores del sector de hamburguesas se plantan colectivamente y dicen, o nos pagas 1000 euros o no trabajamos para ti. Si el otro los necesita y no puede mecanizar para prescindir de los trabajadores (en una economía totalmente mecanizada no sé quien compraría nada de lo que producen las empresas) cobrarán 1000 euros, y sin embargo la productividad de los trabajadores sigue inalterada. Siguen despachando hamburguesas al mismo ritmo. Sólo que el que los contrata se queda con menos tarta.

    Así que sí, el salario depende de la productividad “marginal” en el sentido de que no puedes pagar a nadie más que el valor añadido por el trabajador(deducidos los salarios)

    Y sí, también depende de la oferta y la demanda (hay veces que trabajadores poco cualificados pero de los que hay escasez cobran un pastón) Como hay veces que trabajadores muy cualificados cobran más porque hay una relativa escasez de los mismos en relación con la demanda. O cobran menos a pesar de que su productividad está incólume de buena porque hay demasiados trabajadores cualificados para un sector concreto.

    En cuanto a lo del mérito como justificación de la retribución, en fin. Es muy relativo. Hay gente que se dedica a la investigación científica de alto nivel que no es menos meritorio en lo suyo que muchos directivos y sin embargo cobra bastante menos. Lo de relacionarlo con la inteligencia (innata o, dicen, heredada) también tiene guasa, supongo que por esa regla de tres Jesús Gil es más inteligente que Albert Einstein.

    Pero, vamos, que los salarios dependen también de la relación de fuerzas y el poder de negociación de las partes (que depende asimismo de la coyuntura y de factores institucionales)

    Es que eso me parece que siempre se les olvida, me imagino que con buena fe o por deformación profesional.

  2. Y por cierto, que el salario mínimo “crea paro”. Usted cita unos estudios, pero hay otros estudios que dicen que el efecto del aumento del salario mínimo en la tasa de desempleo es mínimo o negligible:

    Myth and Measurement: The New Economics of the Minimum Wage

    A lo mejor podría dedicar un artículo a refutar los hallazgos de esos autores (que por cierto se concentraban, si mal no recuerdo, en sectores como la hostelería)

    Evidentemente, si pongo un salario mínimo de 4000 muchas empresas no podrán permitírselo (hasta ahí llegamos) pero teniendo en cuenta que el salario mínimo por ejemplo en España es miserable (trate usted de vivir un mes sólo con el salario mínimo, sin apoyos familiares o institucionales de ningún tipo) dudo mucho que esté muy por encima de la “productividad marginal” de casi nadie (y de hecho casi todo el mundo cobra por encima de este) Lo que puede ocurrir es que en vez de pagar 600 a una serie de trabajadores que necesites, les tengas que pagar 800, y aún así el empleador saca beneficio, aunque obviamente y desde su perspectiva no le haga mucha gracia.

    Si no contratan más no creo que sea por que los salarios sean muy elevados en relación con el valor añadido, si no porque no hay perspectivas de negocio para contratar más gente, incluso a esos niveles salariales tan bajos. Y por otro lado, con sueldos de menos de 400 euros, al coste de la vida actual, no sé qué tipo de desarrollo magnífico es ese.

  3. Antonio felicidades!! hoy estas inspirado; lo podría decir de otra forma pero no tan bien. comparto tu postura al 100%.Yo en la empresa que trabajaba ganaba poco en relación a lo que producía; la empresa ganaba los billetes a espuertas y a nosotros nos congelaban el sueldo.Y ahora no no lo suben porque dicen que hay crisis mas bien al contrario nos lo bajan.Osea solo quieren ganar y cuanto mas mejor y al obrero cuanto menos mejor; da igual la coyuntura económica.

  4. No sé, me parece common sense más que teoría económica.

    Mi jefe igual (y no porque sea mala persona, no lo es en absoluto, simplemente actúa como empresario, y yo si fuera empresario haría lo mismo)

    En la época de bonanza los clientes eran mejores pagadores y ganaba una pasta. Obviamente, el curra más que todos los demás, y tiene más preocupaciones y responsabilidad (si el capitalismo también es malo para muchos pequeños y medianos empresarios, pero si les mola el stress, pues allá ellos jaja) Digamos que los empresarios están “explotados” a veces por su propia voluntad de acumular más dinero, y no disfrutan de la vida tanto como podrían. Hablo de empresarios que producen y organizan, no del rentista que no aporta trabajo productivo y se saca una pasta simplemente por detentar la propiedad de tierras, activos, etc, (como Piketty sabe hacer ver muy bien refiriéndose a las novelas de Austen y Balzac)

    Pero obviamente, el quiere ganar dinero, y pagaba lo menos posible. Cuando a la peña le salía algo mejor, como era época de bonanza, se piraban, no le costaba reemplazar al que se iba porque la mayoría de los trabajadores eran intercambiables. Si subía, subía poco.

    Ahora la cosa no va también y por supuesto todavía tiene menos intención de subir.

    Por supuesto el Señor Rallo puede decir, “pues iros a otro sitio donde os paguen lo que creeis que os merecéis hasta vuestra productividad marginal”. O, si lo expresamos en otros términos (perdonen por blasfemar) a otro sitio donde la tasa de plusvalía sea menor.

    Y por supuesto, en épocas de bonanza, que metias el curriculum en infojobs y te llamaban 3, pues por supuesto. Pos ahí te quedas, que me voy a otro lado.

    Ahora que hay crisis, millones de parados, la cosa cambia. Te tienes que jorobar porque aunque te paguen bastante por debajo de tu productividad marginal como la llaman aquí, es mucho más difícil encontrar un empleo, y si lo encuentras lo más probable es que sea temporal.

    ¿Productividad? Sí vale, pero relación de fuerzas y coyuntura económica también.

    Ah, y no creo que Severo Ochoa tuviera menos mérito que Messi, y sin embargo Messi gana (y defrauda al fisco) mucha más pasta en un año que la que ganó Severo Ochoa toda su vida. Así que eso de que el capitalismo es un sistema sin matices meritocrático… es muy, muy relativo. O que el cociente intelectual tiene que ver con la retribución… no creo que Messi tenga más cociente intelectual que un investigador del CSIC.

  5. Muy buenooo. O como le dijo mi padre a su jefe que no hacia mas que quejarse de los impuestos que pagaba de esto y lo otro!!; pues le dijo: Ponga me a mi nombre todo lo que usted tiene y yo pagare por usted, jajaja…Hay se acabo la discursión.

  6. @Antonio

    Hay varios errores en tus planteamientos.

    En el ejemplo de las Hamburguesas, si los trabajadores de las hamburguesas pasan de cobrar 800 a cobrar 1000, sin aumentar la productividad, ocurrirán las siguientes 2 cosas.

    La primera, es que la rentabilidad del negocio disminuirá, así que los restaurantes con menor rentabilidad cerrarán, (al empezar a tener rentabilidad negativa), y habrá menos gente dispuesta a abrir un restaurante de hamburguesas, creándose paro por las 2 razones.

    La segunda, es que la parte que decidan repercutir en el precio de la hamburguesa, y no en la rentabilidad del negocio, hará que se vendan menos hamburguesas en total (más paro en el sector de las hamburguesas), y que la gente que siga comprando la misma cantidad de hamburguesas, tenga menos dinero para otras cosas (más paro en otros sectores). Además, todo el mundo habrá visto incrementada su cesta de la compra, con lo que su salario real habrá disminuido (más pobreza).

    Entonces, obviamente, si el aumento de precio se da por mandato del gobierno, o por algún otro tipo de coacción, se creará paro, e inflación de precios. Si no, no habrá ningún problema, porque la gente que estuviera en el paro, podría entrar a trabajar ofreciendo mejor producción/euro que los ya empleados, contrarrestándose los efectos hasta que dejase de haber paro.

    También cometes un error al hablar de productividad. La productividad de un trabajador, medida en productos por unidad de tiempo, puede ser altísima a la hora de fabricar su producto. Pero Rallo no habla de esa productividad, sino de la que de verdad importa: la del valor que crea para el consumidor. Un cocinero de hamburguesas puede ser capaz de hacer 1000 hamburguesas al día, pero si por falta de demanda o por lo que sea, nadie está dispuesto a pagar más que 1 céntimo por una hamburguesa, su productividad será menor de 10 euros al día. Y da igual lo complicado que sea su trabajo, porque de lo que hablamos es del valor que tiene para el que lo compra.

    Te contradices cuando dices que los salarios mínimos no crean desempleo pero a la vez uno de 4000€, ese sí. 4000€ si, pero 3000€ no? O son 2000€? Por que no 1000€, que es menos de lo que al empresario le cuesta un trabajador con salario mínimo en España?

    Dices que el salario mínimo en España es miserable ¿Quieres decir que en España hay mucha diferencia entre el salario mínimo, y los ingresos que tiene la mayoría de la población española? ¿Te parece que esa diferencia es menor en EEUU? O simplemente te parece que el salario mínimo español es pequeño, independientemente del resto de salarios. Porque entonces, un salario de 700 euros al mes tampoco tendría por qué generar nada de paro en un país como la República Democrática del Congo, donde los ingresos medios rondarán los 500 euros al mes. O, por qué no, en medio del desierto del Sahara, donde no hay capital invertido, ni muchas oportunidades de negocio.

    Además, dices saber cuál es tu productividad marginal, y la verdad, que no me lo creo ¿De donde sacas que tu eres mucho más productivo de lo que se gastan en ti? ¿Por qué no hay miles de empresarios (o gente dispuesta a emprender) dispuestos a contratarte para quedarse ellos con tu enorme plusvalía?

    Si la cosa estaba tan fácil para los empresarios ¿Por qué cerraban las empresas? ¿Por qué iba un empresario a despedir a alguien con el que gana dinero? ¿No será que simplemente, ya no hay ni los mismos precios, ni la misma demanda, y por tanto, la productividad de muchos empleados se había vuelto negativa?

    Hablas del rentista como algo negativo ¿Es malo que alguien que se ha pasado la vida ahorrando, y haya participado con su ahorro en la creación de empresas sostenibles y puestos de trabajo, quiera, por ejemplo, jubilarse? El que hace eso, no solo no hace daño a nadie, sino que ofrece un mundo mejor para otros.

  7. Los estudios a los que te refieres son los de Card y Krueger y están comentados en el paper que he enlazado.

    Si tienes una hamburguesería cuya única fuente de beneficios es que pagas poco a los trabajadores, rápidamente aparecerán otras hamburgueserías que te robarán el mercado de una de estas dos formas: o bajando los precios de las hamburguesas o subiendo los salarios de los trabajadores. Lo que no puede mantenerse sólo son beneficios extraordinarios que derivan exclusivamente de remunerar poco a un factor que se puede adquirir en el mercado libre.

  8. Por otro lado, si los salarios se ubican muy por encima de la productividad, hay paro. Eso te indica que el problema de España puede ser, simplemente, que los salarios de muchos trabajadores son demasiado altos. No es que haya exceso de trabajadores per se, es que lo hay a precios artificialmente altos.

  9. Buenos dias señor rallo ,en referencia a este comentario cual serian segun su juicio salarios demasiado altos??
    Ademas de los políticos claro esta.

  10. Hay que fabricar y exportar productos de alto valor añadido para que suban los salarios y la productividad.Si nos dedicamos a servir cañas en los bares y restaurantes ya me diréis que valor añadido genera eso asi solo se pueden cobrar sueldos paupérrimos.

  11. Los que lo pueden hacer son los ingenieros, técnicos,científicos e investigadores.Ellos pueden crear valor!! innovando.

  12. Hola Don Iñaki.

    “Antonio

    Hay varios errores en tus planteamientos.

    En el ejemplo de las Hamburguesas, si los trabajadores de las hamburguesas pasan de cobrar 800 a cobrar 1000, sin aumentar la productividad, ocurrirán las siguientes 2 cosas.

    La primera, es que la rentabilidad del negocio disminuirá, así que los restaurantes con menor rentabilidad cerrarán, (al empezar a tener rentabilidad negativa), y habrá menos gente dispuesta a abrir un restaurante de hamburguesas, creándose paro por las 2 razones.”

    Efecivamente ganará menos, pero es en interés de los trabajadores, que aumentarán su poder adquisitivo. A veces me hace gracia, parece que siempre piensan que los asalariados responden a incentivos distintos de los ricos. Por otro lado si los sueldos son demasiado bajos en relación con el coste de la vida opera el “para la mierda que me pagan”. Y por otro, el hecho de que gane 200 en vez de 400 no implica que tenga que cerrar. Y si repercute el aumento salarial en el precio, sólo cerrará si esto no lo vuelve menos competitivo a los precios que venden los otros, lo que tampoco tiene que sueceder necesariamente, al menos como yo lo veo. Y de todos modos lo que yo quería plantear es que los salarios no sólo dependen de la productividad, sino del poder de negociación de las partes. Perfectamente es posible mayores sueldos y que una empresa siga funcionando.

    “Entonces, obviamente, si el aumento de precio se da por mandato del gobierno, o por algún otro tipo de coacción, se creará paro, e inflación de precios. Si no, no habrá ningún problema, porque la gente que estuviera en el paro, podría entrar a trabajar ofreciendo mejor producción/euro que los ya empleados, contrarrestándose los efectos hasta que dejase de haber paro.”

    NO he hablado de aumento de precio por mandato del gobierno, sino como resultado de que los trabajadores tengan más fuerza en la negociación con el empresario. Por lo demás, permitamé dudar de que vaya a haber mucha inflacíón por subir un poco el salario a cuatro pringados, que, eso se les olvida, son los que también compran los productos que venden los empresarios.

    “También cometes un error al hablar de productividad. La productividad de un trabajador, medida en productos por unidad de tiempo, puede ser altísima a la hora de fabricar su producto. Pero Rallo no habla de esa productividad, sino de la que de verdad importa: la del valor que crea para el consumidor. Un cocinero de hamburguesas puede ser capaz de hacer 1000 hamburguesas al día, pero si por falta de demanda o por lo que sea, nadie está dispuesto a pagar más que 1 céntimo por una hamburguesa, su productividad será menor de 10 euros al día. Y da igual lo complicado que sea su trabajo, porque de lo que hablamos es del valor que tiene para el que lo compra.”

    Eso lo doy por supuesto. Doy por supuesto que al trabajador le pagan 800 y que al consumidor lo va a comprar por 1200. Está implicito en mi ejemplo, si no se vende por encima de coste, y además a precios competitivos calidad precio la empresa cerrará. Insisto, doy por sentado que es una empresa que vende y que tiene precios competitivos (y que seguirán siendo competitivos a pesar de la subida de salarios)

    “Te contradices cuando dices que los salarios mínimos no crean desempleo pero a la vez uno de 4000€, ese sí. 4000€ si, pero 3000€ no? O son 2000€? Por que no 1000€, que es menos de lo que al empresario le cuesta un trabajador con salario mínimo en España?”

    Lo que digo es que salarios demasiado altos en relación con el valor añadido por el trabajador (obviamente si se vende el producto) sí pueden ocasionar que no se contrate. Pero vamos, qué poca productividad deben tener algunos que pueden llegar a cobrar (al menos teóricamente) menos de lo necesario para reproducir la fuerza de trabajo. POr suerte hay un límite biológico, y supongo que ese límite biológico a lo que pueden cobrar por la parte inferior los empleados en relación con el coste de la vida en cada país “también crea paro”. Sería cojonudo en verdad que los trabajadores no necesitaran comer y tener un techo, seguro que la rentabilidad aumentaría un montón.

    “Dices que el salario mínimo en España es miserable ¿Quieres decir que en España hay mucha diferencia entre el salario mínimo, y los ingresos que tiene la mayoría de la población española? ”

    Quiero decir que con 640 euros, si no tienes ayudas familiares ni institucionales, al coste de la vida en España, es casi imposible llegar a fin de mes. Por eso lo califico como miserable. Trate de vivir un mes sin ninguna ayuda y no teniendo más “activo” que su trabajo con 640 euros y luego me cuenta.

    “¿Te parece que esa diferencia es menor en EEUU? O simplemente te parece que el salario mínimo español es pequeño, independientemente del resto de salarios. Porque entonces, un salario de 700 euros al mes tampoco tendría por qué generar nada de paro en un país como la República Democrática del Congo, donde los ingresos medios rondarán los 500 euros al mes. O, por qué no, en medio del desierto del Sahara, donde no hay capital invertido, ni muchas oportunidades de negocio.”

    Estoy hablando en relación con el coste de la vida en España, de la canasta de productos que puedes obtener con 600 euros. Claro que hay países donde el sueldo mínimo casi no da ni para reproducir la fuerza de trabajo.

    “Además, dices saber cuál es tu productividad marginal, y la verdad, que no me lo creo ¿De donde sacas que tu eres mucho más productivo de lo que se gastan en ti? ¿Por qué no hay miles de empresarios (o gente dispuesta a emprender) dispuestos a contratarte para quedarse ellos con tu enorme plusvalía?”

    Yo no he hablado de MI productividad. Hablo de que por circunstancias un pavo que produce por un valor superior a lo que cobra según ustedes se puede ir inmediatamente a otro sitio donde le conratarán por lo que produce. Eso tal vez será verdad en algunas circunstancias, pero no en otras. Se tiene que jorobar con lo que le pagan por la dificultad de encontrar otro empleo.

    “Si la cosa estaba tan fácil para los empresarios ¿Por qué cerraban las empresas? ¿Por qué iba un empresario a despedir a alguien con el que gana dinero? ¿No será que simplemente, ya no hay ni los mismos precios, ni la misma demanda, y por tanto, la productividad de muchos empleados se había vuelto negativa?”

    ¿Eso a qué responde exactamente de lo que he dicho? DIgo que en épocas de bonzanza no suben o suben poco (como muchos trabajadores intercambiables saben) y en épocas malas, obviamente y como usted dice, el trabajo se vuelve redundane.

    “Hablas del rentista como algo negativo ¿Es malo que alguien que se ha pasado la vida ahorrando, y haya participado con su ahorro en la creación de empresas sostenibles y puestos de trabajo, quiera, por ejemplo, jubilarse? El que hace eso, no solo no hace daño a nadie, sino que ofrece un mundo mejor para otros.”

    Hombre, eso ya es una cuestión de valores. Pero si el rentista es alguien que simplemente ha heredado una explotación de azúcar esclavista o activos financieros y no hace nada, son ingresos que no ha obtenido con su trabajo. Los parásitos de las novelas de Austen de los que habla Piketty. Aunque al menos uno de ellos, si no recuerdo mal, tiene que ir de vez en cuando a ver como va su plantación del caribe, a lo mejor en ese momento ve las inconveniencias que sufren los trabajadores de la plantación.

  13. Estimado Juan Ramón:

    “Los estudios a los que te refieres son los de Card y Krueger y están comentados en el paper que he enlazado.”

    Ok, trataré de leerlos y perdone por haberlos pasado por alto. Leeré su paper.

    “Si tienes una hamburguesería cuya única fuente de beneficios es que pagas poco a los trabajadores, rápidamente aparecerán otras hamburgueserías que te robarán el mercado de una de estas dos formas: o bajando los precios de las hamburguesas o subiendo los salarios de los trabajadores. Lo que no puede mantenerse sólo son beneficios extraordinarios que derivan exclusivamente de remunerar poco a un factor que se puede adquirir en el mercado libre.”

    Estoy hablando ceteris paribus, Señor Rallo. Si producen hamburguesas más baratas no porque paguen salarios de hambre y teniendo la misma tecnología que otras hamburgueserías, sino por otras razones, pues evidentemente la competencia hará su trabajo.

    Por otro lado, a pesar de haber competencia en el mercado de hamburgueserías que yo sepa (si me equivoco me corrije) los sueldos no varían demasiado, y son, en general, bajos. Si los sueldos fueran un poco más altos eso no implicaría necesariamente que dejaran de ser rentables, significaría que ganarían menos. Y también significaría que esos trabajadores tendrían mayor poder adquisitivo.

    Por otro lado no me meto con la productividad, y con que los salarios suban con esta “per se”, lo que trato de decir es que las relaciones de poder y la posición económica de las partes tiene que decir en la fijación de los salarios, no sólo la productividad.

    “Por otro lado, si los salarios se ubican muy por encima de la productividad, hay paro. Eso te indica que el problema de España puede ser, simplemente, que los salarios de muchos trabajadores son demasiado altos. No es que haya exceso de trabajadores per se, es que lo hay a precios artificialmente altos.”

    Si pagas a un tío más que el valor adicional de lo que produce (suponiendo que se pueda medir) o a varios tíos, pues cierras o echas gente. No lo pongo en cuestión, así es el capitalismo.

    Me parece increible, con todo el respeto y el cariño que le tengo, que pueda decir que los salarios fijados por convenios (que exceden el salario mínimo) para los trabajadores intercambiables, son elevados. Le pregunto lo que el otro contertulio, ¿Considera usted que ley de la oferta y demanda mediante, un salario de 500 euros ya es el de equilibrio ya no es artificialmente alto? Pues no será artificialmente alto, pero trate de vivir con 500 euros. Los hechos son muy demagógicos.

  14. Una última cosa. En ningún momento diego que sea positivo subir la productividad, si se producen más valores de uso por unidad de tiempo los precios bajan y obviamente aumenta la canasta de bienes que puede adquirir el trabajador. Así que me parece bien que los salarios (en cualquier sistema económico concebible) se liguen a la productividad.

    Ahora bien, eso no implica que debamos ignorar el poder de negociación de las partes en la fijacíón de los salarios, las relaciones de poder, etc Por eso entiendo que no les gusten los sindicatos (aunque en España tengamos unos sindicatos amarillos y vendidos, aunque esa ya es mi opinión)

    Y otra cosa más, puede ocurrir perfectamente que suba la productividad pero lo salarios no suban en consonancia con esta, porque al empresario le interesa pagar menos.

    Es el viejo adagio de “cuando hay ganancias y se hinchan no suben mucho”, y cuando hay pérdidas bajan o echan. Es algo que muchos trabajadores saben y experimentan perfectamente. Entiendo que es la lógica del empresario, que va a ganar dinero, se arriesga (aunque lo del riesgo puede ser muy relativo también) pero no sé que ven de raro en que los trabajadores si las cosas van bien y producen más o con más intensidad quieran cobrar más. ADemás es divertido, la receta siempre parece ser moderación salarial, tanto en épocas de bonanza como de crisis. Si es bonanza porque la economía se recalienta, tal y cual pascual, y hay crisis porque ya no podemos pagar lo de antes. Lo que no entiendo es por qué ven malo que los trabajadores, uniéndose, traten de tener más poder de negociación para ganar más. ¿A lo mejor por eso ha habido que luchar mucho para abolir las leyes que prohibían las coaliciones obreras? A la hora de la verdad a veces uno diría que la “libertad” va sólo en un sentido.

  15. Antonio

    La única libertad que tenemos los asalariados es elegir a nuestro amo, .., eso en épocas de bonanza, .., durante las recurrentes crisis capitalistas ni eso…

    Ay, .., el ejército de reserva…

    Y ahora saldrá alguno diciendo,…., Emprende ¡¡, .., y yo les preguntaría a todos los austriacos de esta página cuantos de ellos son empresarios o autónomos. Porque hablar por hablar es muy fácil en Internet, ya sabes robinsonadas o empresas en garages de papá, héroes de Aynd Rand y todas esas flipadas.

    Como tu bien dices las relaciones de poder entre las fuerzas productivas los austriacos se las saltan, hay que ser muy inocente o muy manipulador para intentar convencer a alguien de que una negociación entre un propietario de un medio de producción y un asalariado es libre y entre iguales.

    Productividad-Tiempo de trabajo socialmente necesario-plusvalía y relaciones de producción, ahí está todo el meollo del sistema que nos tocó vivir. Un sistema no sólo injusto, que crea ciudadanos de primera y de segunda desde la cuna, sino también ineficiente e insostenible, …, salvo para 4 y sus burócratas, intelectuales y fuerzas de seguridad a sueldo.

    Podemos ¡¡

  16. Carltx:

    Tampoco se puede afirmar que el capitalismo es un sistema de castas. Ciertamente un trabajador con un sueldo decente puede ahorrar, con esfuerzo, lo suficiente para comprar un local o un pequeño negocio, una casa o incluso una segunda vivienda, y todo ello le puede abrir acceso, además, al crédito. A partir de ahí le puede ir bien o mal… cabría preguntarnos si la tendencia es esta y no que los peces grandes se coman a los chicos, de todas formas. O puede ahorrar para mejorar su formación y adquirir unos conocimientos y un “know how” que le permita ganarse la vida como autónomo. Ya no tiene amo (o por lo menos una persona que controla lo que hace y lo que dice 8 horas, o más, de 24, ya sea el propio capitalista o un gerente asalariado de este) Cargar el lenguaje tampoco hace falta, cierto que hablar de igualdad de condiciones negociando para nosotros es una risa, pero no se puede equiparar al patrono capitalista con el esclavista. Con el segundo potencialmente te puedes pirar y además es mucho más eficiente sacándote el máximo partido que el esclavista.

    Ahora bien, si el señor Rallo habla de que no es que sobren trabajadores para las perspectivas de negocio, sino de que sobran en el sentido de que los precios de su trabajo son excesivamente altos para las expectativas de negocio (en plata, con salarios de menos de 640 euros tendríamos pleno empleo o casi) uno se pregunta cómo puede ahorrar ese trabador que no trabaja ahora porque no puede ya que su salario mínimo fijado por el gobierno es más alto que lo que aporta (excluyendo de momento a los que trabajan en negro y sin contrato por debajo de esa cantidad, claro) espero que pueda explicarme como puede ahorrar para ascender en la escala social. Ya que sólo el transporte público son 80 euros, un alquiler bajo 200, la comida 300, etc, etc, etc Luego cuando alguien te dice por qué crees que las cosas no tendrían por qué ser así y te miran como un bicho raro… yo ya he dejado de extrañarme. Por un lado el capitalismo es mazo móvil, por otro, sueldos de equilibrio si hace falta, que más vale una miseria que nada. Me podrán decir, será temporal, no va a estar cobrando toda la vida eso, ya, ¿y mientras tanto?

    Copio una cosa de libro de Stiglitz:

    “If America were really a land of opportunity – the life chances of success – of, say, winding up in the top 10% – of someone born to a poor or less educated family were same as those of someone born to a rich, well-educated ,and well-connected family”

    Si los datos de Stiglitz son correctos, este sería no sería el caso. Pero no sólo no es el caso según sus datos sino que hay una clara correlación de ingresos entre padres ricos e hijos ricos, aunque sea posible que el hijo de padre rico sea un inútil que lo pierda pobre o el pobre superlisto, trabajador, intuitivo llegue a ser millonario, si esto es significativo en términos SOCIALES es otra cuestión.

    Mankiw viene a responder algo así como que la inteligencia se hereda, o que a partir de un cierto nivel (por ejemplo la clase media) todo el mundo puede llegar, aunque sea verdad que sea muy díficil si se parte de un ambiente de pobreza extrema. Vale, considera que los pobres que por misterios de la genética salgan listos lo tienen más difícil pero pueden. Que yo sepa no cuestiona la correlación apuntada, simplemente la explica por otros factores.

    Por último, y en esto tienen razón ustedes los ultraliberales, todo esto son debates teóricos porque en realidad el capitalismo actual no es como lo dicen los manuales de introducción a la economía, tema de amiguetes, contactos, información privilegiada, monopolios, etc,

    POdría decir jocosamente que primero podríamos conseguir un capitalismo como el que ustedes propugnan y después ver como funciona, porque de momento lo que tenemos es un engendro capitalismo-mafias políticas. En esto coinciden ustedes y el Iglesias.

  17. @Antonio

    (…) permita ganarse la vida como autónomo. Ya no tiene amo (…)

    Los trabajadores autónomos sí tienen “amo”: sus clientes. En realidad no hay tanta diferencia entre trabajadores autónomos y trabajadores por cuenta ajena. Un trabajador por cuenta ajena es como un trabajador autónomo que tiene un sólo cliente. Un trabajador autónomo es como un trabajador por cuenta ajena que cambia de empresa varias veces al día.

  18. Bueno lo de amo lo digo en plan jocoso, no considero que el patrono capitalista sea un amo. Una cosa es que tenga que seguir sus órdenes un número de horas al día porque no tengas otra alternativa mejor y otra que no le pueda mandar al carajo en cuanto pueda. Y quede claro que no tengo nada personal contra los capitalistas individualmente considerados. La demagogia obrerista no me va.

    El autónomo elige sus clientes, (puede no contratar con ellos por consideraciones éticas, de pasta, etc)

    Que haya que hacer la prestación convenida con el cliente (que tú eliges, insisto, si te conviene) me parece que es diferente a estar bajo la dirección de otra persona 8 horas o más al día (que es como todo insisto, con independencia de lo que paguen, hay de todo en lo que respecta a los patronos como en lo que respecta a los obreros, pero si te toca uno de los malos…)

    Y seguro que aquí comentan empresarios Carltx, ¿por qué no? Y claro que pueden estarlo pasando mal y soy consciente de lo mal que lo pasan muchos, especialmente ahora. Tampoco el capitalismo es amable con todos ellos.

  19. 1) Toda empresa, para seguir en funcionamiento, necesita obtener una rentabilidad mínima: el coste mínimo del capital empleado (wacc). Si la rentabilidad obtenida es más elevada que el wacc, podemos decir que esa empresa está cosechando beneficios extraordinarios. El punto es: si una empresa consigue beneficios extraordinarios únicamente porque los salarios son bajos, la competencia tenderá a bajar precios o a subir salarios. Si no lo hace deberías explicar por qué una compañía en un sector A está obtenido un 5% (ajustado por riesgo) y otra en otro sector está logrando un 10% (ajustado por riesgo) sin que la primera decida hacerle la competencia a la segunda. Por otro lado, si una empresa obtiene una rentabilidad de apenas el wacc, si subes salarios estarás abocándola a que deje de invertir en ese sector y a que, de hecho, pase a desinvertir: si lo mínimo que exijo para invertir es 5% y sólo saco un 4%, me voy yendo del sector.
    2) Imagine que vivimos en una economía de autosubsistencia. Cada trabajador autónomo español produce bienes equivalentes en valor a 500 euros. Desde luego serían muy pobres, pero si no producen más de 500, no pueden cobrar más de 500.

  20. @Antonio

    Eso que dices que el autónomo elige a sus clientes y el asalariado no, no es del todo correcto.

    Si el autónomo se pone a rechazar clientes puede encontrarse con pocos clientes y, por tanto, con pocos ingresos. No puede rechazar clientes tan alegremente. (La mayoría de las veces, además, tampoco tiene motivos para rechazarlos).

    El asalariado también tiene cierto margen para elegir a sus clientes: puede intentar cambiar de cliente (empresa). El asalariado tiene un único cliente (que compra “al por mayor” su fuerza de trabajo).

  21. ¿Es verdad, como se dice, que las empresas, en ausencia de regulación laboral, podrían pagar lo que quisieran a sus empleados? Podemos imaginar una situación al revés: que los asalariados eligieran sus propios salarios. Imaginemos unas leyes laborales que establecen lo siguiente:

    1º Las empresas, cuando quieran contratar a un trabajador, harán una selección de personal donde los candidatos al puesto de trabajo o los puestos de trabajo tendrán que enviar su currículum.

    2º Los candidatos a los puestos de trabajo tendrán que poner en el currículum sus pretensiones salariales. Si no la ponen, no podrán participar en la selección de personal.

    3º Los candidatos podrán poner en el currículum cualquier pretensión salarial, incluso las que puedan parecer disparatadas. Pueden pedir dos millones de euros mensuales o conformarse con tres euros mensuales o cualquiera de los intermedios. Sin embargo, no se permite a los candidatos, una vez enviado el currículum, modificar sus pretensiones salariales.

    4º La empresa podrá contratar a este candidato o a aquel o al otro o incluso declarar desierta las plazas. Pero no se permite a la empresa hacer una contraoferta en lo referente al salario. Si la empresa contrata a un candidato, el salario tendrá que ser forzosamene el que el candidato había indicado en su currículum.

    5º En resumen, el contrato de trabajo forzosamente tendrá que hacerse con el salario que el candidato indicó en su currículum. Ni el candidato ni la empresa pueden modificar la pretensión salarial inicial.

    Con unas leyes así, cada trabajador ha elegido él mismo su propio salario, sin que la empresa pueda intervenir en esa elección. Cada empresa contrata a cada trabajador por el salario que el mismo trabajador había elegido al redactar su currículum. Se podría pensar que “los trabajadores ganan lo que les da la gana”. La pregunta entonces sería: “¿Por qué no ganan entonces mucho más todavía?”

    Pero lo que ocurriría sería otra cosa distinta. El trabajador que tuviese pretensiones excesivas (es decir, que pida un salario superior al que resulta de la oferta y la demanda) no sería contratado y se lo pensaría mejor para la próxima vez. El trabajador despistado que pida demasiado poco (es decir, pida un salario inferior al que resulta de la oferta y la demanda) tarde o temprano se cambiaría de empresa.

  22. Don Juan Ramón:

    En plata, como mínimo tienes que cubrir costes (si no, pues cierras) Vale. Y tienes que tener unas expectativas de ganancia (si no no inviertes) Vale.

    Evidentemente habrá empresas que no se puedan permitir una subida de salarios por encima de cierto nivel, dependiendo de las circunstancias del mercado o de las expectativas de ganancia que tengan (o del tipo de interés, etc), pero en otras circunstancias hay margen para que los trabajadores (si tienen más fuerza negociadora) suban su parte en la tarta. ¿O es que no hay trabajadores que han conseguido subir sus sueldos mediante el recurso a la huelga o a otras medidas de conflicto colectivo? ¿Eso ha supuesto la desaparición de las empresas? Pues no NECESARIAMENTE.

    “El punto es: si una empresa consigue beneficios extraordinarios únicamente porque los salarios son bajos, la competencia tenderá a bajar precios o a subir salarios”

    No sólo. La competencia puede bajar precios o 1) mecanizando (con lo cual se ahorra esos molestos costes salariales) o 2) bajando ellos también salarios al nivel de la que paga salarios bajos 3) ofreciendo productos con mejor relación calidad aunque tengan el mismo precio.

    Y vuelvo a repetir, parece que los despachadores de hamburguesas cobran sueldos que varían bastante poco, con la competencia que hay en el sector de hamburguesas. ¿Es que sus sueldos son algo matemáticamente determinado como la ley de la gravedad? Señor Rallo, va a ser que no. Obviamente que el empresario no va a pagar salarios que no se correspondan con sus expectativas mínimas de ganancia, pero hay margen para negociar dentro de eso.

    “2) Imagine que vivimos en una economía de autosubsistencia. Cada trabajador autónomo español produce bienes equivalentes en valor a 500 euros. Desde luego serían muy pobres, pero si no producen más de 500, no pueden cobrar más de 500.”

    Perfecto, pues si según usted “no producen más de 500”, y sabe perfectamente que 500 no da para subsistir al coste de la vida en España (al menos, ya digo, sin ayudas familiares o de organizaciones de caridad, vamos a imaginar una sociedad sin Estado como la que le gusta), voy otra vez a cantar las loas a la oferta y la demanda y a pensar que vivimos en el mejor de los mundos posibles de la armonia preestablecida del alemán ese.

  23. “Eso que dices que el autónomo elige a sus clientes y el asalariado no, no es del todo correcto.

    Si el autónomo se pone a rechazar clientes puede encontrarse con pocos clientes y, por tanto, con pocos ingresos. No puede rechazar clientes tan alegremente. (La mayoría de las veces, además, tampoco tiene motivos para rechazarlos).

    El asalariado también tiene cierto margen para elegir a sus clientes: puede intentar cambiar de cliente (empresa). El asalariado tiene un único cliente (que compra “al por mayor” su fuerza de trabajo).”

    Depende de lo bueno que sea el autónomo, podrá discriminar más o menos sus clientes. Yo puedo ser abogado y rechazar defender a un narco o a un pedófilo.

    No he negado que puedes intentar cambiar de patrono… en proporción a la dificultad de encontrar otro trabajo según la coyuntura, que en el capitalismo, cambia, por eso de las crisis y tal. Muchos no aguantarían la mierda que aguantan o los riesgos que asumen si fuera tan fácil como aquí se pinta.

    Tampoco digo que la situación del autónomo tenga que ser necesariamente mejor de la que el asalariado, si prefiere tener diversos “jefes”, si quiere usted equiparar a clientes con jefes, pues vale.

  24. 1) Una subida salarial hoy puede efectuarse a costa de congelar subidas futuras programadas o de paralizar la reinversión en nuevos proyectos empresariales (o cerrar ciertas unidades marginalmente menos rentables dentro de la empresa).
    2) a) Si puedes mecanizar a bajo coste manteniendo la productividad, es que la productividad (diferencial) del trabajador era baja: la prueba la tienes en que con una baja inversión puedo sustituirlo, por tanto era escasamente esencial dentro del entramado productivo. b) Si la competencia baja salarios, sólo estarán multiplicando las oportunidades de ganancia ante la aparición de nuevos competidores en esa industria. Debes explicar por qué no aparecerán nuevos competidores y permitirán que todas las empresas que ya se hallen dentro del sector obtengan beneficios extraordinarios. ¿Pura beneficencia del resto de empresarios? c) Ofrecer productos de mejor calidad al mismo precio equivale a bajar el precio. Si esos productos de mejor calidad pueden producirse sin un aumento de costes, los beneficios extraordinarios se mantendrán y deberás explicar por qué ninguna empresa entra en el sector bajando precios o subiendo salarios.
    3) Los sueldos de los despachadores de hamburguesas son más o menos similares en todas partes porque esa es su productividad marginal. Ninguna empresa puede entrar en ese sector y: a) bajar precios o b) subir salarios, acabando con la competencia actualmente existente. Es un ejemplo de cómo el mercado tiende a descubrir precios. Es lo mismo que explico en este artículo que no sé si ha leído: “Pero es que, aun en el caso de que los superdirectivos percibieran un salario fijo, el tanteo descentralizado del mercado conseguiría descubrir poco a poco cuáles son las remuneraciones más adecuadas. Si una empresa contrata a un superdirectivo por un sueldo fijo de 20 millones de euros anuales y, posteriormente, sólo es capaz de generar un valor adicional de 10 millones anuales en nuevos ingresos, los propios accionistas tenderán a despedirlo o a bajarle el sueldo; si, en cambio, genera un valor de 50 millones de euros para la empresa, otras compañías tratarán de contratarlo sobrepujando por él. En este sentido, el mercado de los jugadores de fútbol resulta altamente ilustrativo: un equipo puede fichar a un jugador ofreciéndole una remuneración elefantiásica por cuanto espera de él un desempeño igualmente extraordinario. Si ulteriormente ese jugador no está a la altura de lo esperado, simplemente se prescindirá de sus servicios lo antes posible; si, en cambio, tiene un desempeño todavía mejor de lo esperado, otro club tratará de contratarlo y deberá aumentársele el sueldo para retenerlo en el equipo. En definitiva, el mercado de directivos sí es capaz de ir descubriendo la productividad marginal de cada uno de ellos para ir ajustando los salarios.”
    4) Podemos acaba de ofrecer una renta básica universal de 500 euros al mes. Si no puede vivirse con ello, no sé para qué la ofrecen. Por otro lado, un sueldo de 6.000 euros anuales antes de impuestos ronda los 10.000-11.000. Quizá ese sea el problema.

  25. @Antonio

    (…) si quiere usted equiparar a clientes con jefes, pues vale.

    Hay motivos razonables para equiparar la empresa que contrata a un asalariado con un “cliente” de un trabajador autónomo:
    a) En un asalariado, el que paga al trabajador es la empresa. En un trabajador autónomo, es el cliente. Por tanto, la empresa es el “cliente” del asalariado.
    b) El trabajador (autónomo o asalariado) trabaja para el cliente.
    c) El asalariado es un trabajador que tiene un único cliente, que compra “al por mayor” toda su fuerza de trabajo.
    d) El asalariado, según su suerte, podrá discriminar entre diversos “clientes”. Si se encuentra con varias ofertas de trabajo al mismo tiempo, tendrá más margen para elegir (lo que puede suponer elegir ciudad, horario, condiciones de trabajo, etc.).

  26. Gracias señor Rallo. Explica usted tan bien la logica cosificadora del capitalismo que me refuerza mas en mi postura anticapitalista. Jeje.

    Luego sigo gracias por su tiempo y el tono de las respuestas.

  27. @Antonio

    Si quieres que el ejemplo que me has puesto sea realista, las empresas del sector podrán tener competencia, y por tanto, la rentabilidad de muchas empresas del sector estará en el límite. Así que se cerrarán empresas, y el paro, no va en interés de los parados. Además de paro se creará inflación de precios, lo cual perjudica a muchos trabajadores.

    El aumento de precios se da si el empresario decide imputar parte del aumento de los costes de producción en los precios de las hamburguesas. Sería lo habitual.

    Un precio no puede permanecer competitivo, si subes los costes. Doy por supuesto que el único coste no es el de la mano de obra (sino que hay amortizaciones y pago de intereses por ejemplo), porque si no, tu ejemplo no tiene sentido. Sería el de un sector monopolizado por el gobierno, o algo parecido.

    ¿Tu serías capaz de producir más de 1000€ al mes en cualquier lado, incluido en medio del desierto del Sahara? ¿Eres capaz de producirlo aquí? 1000€ es el mínimo que cuesta en España un trabajador a tiempo completo. Si crees que eres capaz de encontrar ocupaciones que permitan producir eso a parados actuales ¿Por qué no estás creando empleo? Y si no lo eres, que no te extrañe que el resto de la gente tampoco sea capaz.

    640 euros (en 14 pagas) te parece miserable, pero no te parece que es miserable que el estado te haya quitado antes cientos de euros en impuesto cuando a ti no te da para casi nada con los 640 euros que te quedan tras pagar al estado la Seguridad Social?

    Y lo de que con eso en España no se llega al final de mes, depende demasiado del lugar y circunstancias. Hay multitud de lugares en España, donde el alojamiento no te cuesta casi nada. Y hay muchos que viven con la familia. Por qué crees que 640 euros es un buen sueldo en muchos países, incluso europeos, y aquí no? Con políticas inflacionistas, desde luego, no ayudamos a que llegue para más gastos. Con 0€ que es lo que te obligan a cobrar los defensores del salario mínimo, se vive bastante peor. Buena parte de la culpa de los sobreprecios que hay en España en el coste de la vida, respecto a países donde salarios de 500 euros son normales, son culpa de las intervenciones del gobierno. En un país donde los salarios medios son de 500€ al mes, evidentemente el gobierno no exige unos impuestos mínimos de unos 300€ al mes para todo el que quiera trabajar o mantener un negocio.

    La dificultad en encontrar otro empleo, se puede interpretar como la dificultad que hay para cualquiera, de encontrar una forma de darle mayor rendimiento a tu trabajo. Como trabajador no eres capaz de encontrar otro trabajo mejor remunerado, porque no eres capaz de ofrecer para nadie, mayor productividad que tus costes salariales, en las circunstancias actuales.

    Dices que en épocas de bonanza suben poco los salarios. Pero es que seguramente te refieres a una bonanza, en la que la mayor parte del dinero iba para un tipo de trabajo concreto (de la construcción). Para muchos tipos de trabajo en ese sector, los salarios subieron muchísimo. Además, durante toda esa bonanza, seguía habiendo paro, por lo que buena parte de la bonanza se traducía en creación de trabajo.

    Si hablas de un rentista en general, no tiene por qué ser un esclavista, ni un asesino en serie. El del esclavista no es un ejemplo realista, simplemente. Por qué no piensas en un tipo que ha ahorrado, y ahora está en Médicos sin Fronteras mientras con la renta paga los costes? Desde luego es un ejemplo más real.

    Al empresario le puede interesar pagar 0€ por la mano de obra, igual que le puede interesar pagar 0€ por la tonelada de acero. Pero en ninguno de los 2 casos es capaz de hacerlo exactamente por las mismas razones. Ten en cuenta que en muchísimos países con sueldos altísimos no hay salario mínimo.

    A Rallo no le oirás pedir moderación salarial. Y ni a Rallo ni a ningún liberal le parece mal que haya sindicatos. De hecho, cumplen una función importante. Pero no los españoles, porque los españoles son parte del estado, pues crean leyes que tienen que cumplir también aquellos quienes no pertenecen voluntariamente al sindicato. Aquí, un sindicato a quien no pertenezco, me impone condiciones de trabajo que no quiero, y se me obliga a aceptarlas por ley. Eso no pasa en Suecia, o Alemania, por ejemplo.

    No hay nada de malo en que un grupo de trabajadores de una empresa, amenace con largarse a otro lado si no se cumplen una serie de condiciones. Siempre que se respete lo pactado, y no coaccionen a nadie, lo veo positivo. Cosa muy distinta es amenazar a los trabajadores que no estén con ellos, o que estén dispuestos a sustituirles en sus puestos.

    Cuando se coacciona por parte de un sindicato, lo que se consiguen son subidas de sueldos a cambio de paro, e inflación. O sea, subidas de unos trabajadores, a costa de pérdidas mayores en el resto de trabajadores. No hay ningún motivo para pensar que los empresarios vayan a arriesgar más, o los tipos de interés vayan a ser menores, en el escenario en el que tu propones. Así que los que acabarán sufriendo por ello son otros trabajadores.

    Yo no soy rico. Y a mi no me fastidia que el hijo de un rico, tenga más posibilidades de ser rico, por heredar parte de la herencia o por tener mejor formación. Es más, me alegro, y también egoístamente, porque eso me facilita a mi la vida. Es más fácil ganarse la vida en un país con mucha gente rica, que en un país pobre. La envidia del que está dispuesto de empobrecer al pobre, con tal de empobrecer al rico, solo consigue mantener al pobre, siempre pobre. No digo que tu la tengas, pero es una envidia muy presente en el discurso de muchos.

    En EEUU, y en casi todos los países más prósperos (y liberales), es relativamente probable, pasar de pobre a rico. Hay mucha movilidad social. Que alguien empiece vendiendo hamburguesas por el salario mínimo, (si lo hay), no significa que no pueda acabar ganando un auténtico pastizal.

  28. La lógica cosificadora, desde luego, no es del capitalismo. En todo caso, humanizadora. En una economía de mercado, lo importante es que cada persona es libre de tomar sus propias decisiones.

    Lo auténticamente cosificador me parece lo de poner cifras absurdas a tu libertad.

    Está prohibido que trabajes (independientemente de tus circunstancias) si no se gastan en ti menos de 1000€ al mes, porque un grupo que tiene el monopolio de la violencia, utiliza esa violencia para obligarte. Y qué son 1000€? Lo que a ese grupo le venga en gana en cada momento, porque también tienen el poder de hacerte pagar impuestos, o encarecer tu cesta de la compra, hasta el infinito. Y si cobras 0€, es por tu bien. Tu no tienes capacidad de decidir nada, porque ya hay gente que piensa por ti.

  29. “1) Una subida salarial hoy puede efectuarse a costa de congelar subidas futuras programadas o de paralizar la reinversión en nuevos proyectos empresariales (o cerrar ciertas unidades marginalmente menos rentables dentro de la empresa).”

    Puede. Como en vez de reinvertir lo que le costaría la subida salarial en mejor equipo podría adquirir artículos de lujo, si no tiene que reinvertir para ser competitivo en un momento dado. Cierto que eso haría mejorar la empresas que fabrican artítulos de lujo. Claro que si los trabajadores consiguieran esa subida salarial podrían gastar en más productos básicos y dar empleo en las empresas de productos básicos. Aunque me imagino que sólo lo segundo causará inflación (la verdad es que la inflación es una cosa muy curiosa). Por cierto, que una persona muy cercana a mí, procapitalista (cosas de la falsa conciencia) me ha dicho que en su empresa de apuestas (que tienen muy buenos márgenes) no han subido apenas nada en dos años a los trabajadores. A dos que intentaron marear con temas sindicales los despidieron FULMINANTEMENTE. Nuff said.

    “2) a) Si puedes mecanizar a bajo coste manteniendo la productividad, es que la productividad (diferencial) del trabajador era baja: la prueba la tienes en que con una baja inversión puedo sustituirlo, por tanto era escasamente esencial dentro del entramado productivo.”

    De momento no les ha dado por mecanizar a los camareros y despachadores del todo, aunque todo se andará. En cualquier caso nada de eso niega que (si no mecaniza porque le supone un pmayor coste o por x) pueden conseguir mejoras salariales negociando mejor y juntos.

    “b) Si la competencia baja salarios, sólo estarán multiplicando las oportunidades de ganancia ante la aparición de nuevos competidores en esa industria. Debes explicar por qué no aparecerán nuevos competidores y permitirán que todas las empresas que ya se hallen dentro del sector obtengan beneficios extraordinarios. ¿Pura beneficencia del resto de empresarios? ”

    ¿Los empresarios no buscan reducir sus costes salariales para mejorar su posición competitiva también? ¿Entonces a qué se van a la China “Roja”? ¿A hacer beneficencia? Claro que allí no tienen sindicatos, ni siquiera amarillos (me ha salido un buen pun y sin quererlo). Por otro lado tampoco todo el mundo se va a poner a hacer hamburguesas por muy rentable que sea, hay otras necesidades sociales o otros empresarios sacan más fabricando tornillos.

    “3) Los sueldos de los despachadores de hamburguesas son más o menos similares en todas partes porque esa es su productividad marginal. Ninguna empresa puede entrar en ese sector y: a) bajar precios o b) subir salarios, acabando con la competencia actualmente existente. Es un ejemplo de cómo el mercado tiende a descubrir precios. Es lo mismo que explico en este artículo que no sé si ha leído:”

    Ah, vale. ¿No será que hay muchas personas que pueden despachar hamburguesas y pocos Messis (que la sociedad le pague esa cantidad a ese elemento por menear una pelota y no se lo pague a un médico cirujano me parece casi ofensivo, pero reconozco que es lo que hay) ¿Y si tuvieran mejor poder de negociación de verdad no podrían subir sus salarios?

    “4) Podemos acaba de ofrecer una renta básica universal de 500 euros al mes. Si no puede vivirse con ello, no sé para qué la ofrecen. Por otro lado, un sueldo de 6.000 euros anuales antes de impuestos ronda los 10.000-11.000. Quizá ese sea el problema.”

    No estoy de acuerdo con la renta básica universal (en todo caso, y si, qué remedio, es dentro del capitalismo) de una renta básica para los que se les hayan agotado los subsidios contributivos. Y no “si no puede vivirse con ello”. Hombre, ya sé que las deducciones a priori molan, pero trate de vivir con ello (e Iñaki, he explicitado sin ayudas familiares e institucionales)

    Iñaki,

    he leído el libro de Stiglitz y si sus datos son ciertos, pos claro que hay gente que asciende, y gente que desciende, pero lo de Horatio Alger es una bacalá de cuidado. Como ya le he dicho, ni el mismo Mankiw niega que haya una fuerte correlación entre ingresos de padres y de hijos, mucho mayor que si realmente “cualquiera pudiera hacerse rico”

    Que en España mucha gente no llega a fin de mes… pues puede decir que depende, que no es para tanto. Yo con todos los respetos le digo que no hay más ciego que el que no quiere ver.

    Me preguntas que por qué no creo empleo a 1000 euros. Bueno, pregúntaselo a todos los empresarios que no lo crean. El Señor Rallo dice que es porque no pueden pagar salarios de miseria a los excedentarios porque el Estado les obliga a cobrar un salario que está calculado para la subsistencia más básica. Tendrá que ser así, es la ley de la gravedad. Yo más bien creo que a lo mejor es que no tienen perspectivas de negocio y necesitas más gente si las tienes. Si no vendes una escoba, como si la comida y la voluntad.

    Un saludo a todos. Les dejo por el momento, que no hay cosa más totalitaria que la familia.

  30. Antonio

    Ciertamente el Capitalismo no es un sistema de castas, es un sistema de clases con movilidad entre ellas.
    Ahora tendríamos que preguntarnos si estamos en una sociedad que tiende a la proletarización o en una sociedad con cada vez más productores independientes. Yo a mi alrededor lo que veo, y lo que leí es que vamos hacia lo primero, de todas formas podemos buscar estadísticas.

    Evidentemente a los empresarios les sale más barato la relación asalariada que la esclavista donde tenían que encargarse de la manutención de sus esclavos, y si uno de ellos la palmaba por las hostias que le daban por ejemplo pues era inversión perdida.
    De todas formas la relación empresario – asalariado es autoritaria, ni una pizca de libertad en ella vamos. Precisamente acabo de llegar con un rebote con mi jefe del copón, tengo dos opciones, darle una buena h……. y perder el trabajo o aguantar, .., es lo que hay.

    En cuanto a lo de ahorrar para poner un negocio o ponerlo a crédito si, algunos asalariados pueden, podemos hacerlo, yo lo hice me fue bien una temporada y al final no. Eran los años 90, ahora sería inviable poner un negocio en la zona donde yo lo puse o en Londres donde vivo.

    Es imposible competir con las franquicias y grandes empresas que cada vez controlan más parte del mercado, sencillamente imposible. Empezando porque ellos compran a jueces y a burócratas para que legislen para ellos.

    Mientras un fontanero tiene a 4 técnicos de hacienda encima de el, las grandes fortunas y las grandes empresas los tienen invitaos en clubes de alterne.

    Si, hablar de igualdad de condiciones en una negociación individual entre un empresario y un asalariado es de risa. De ahí que les moleste tanto a los liberales la existencia de los Sindicatos. Por cierto, precisamente en los países que no tienen Salario Mínimo Interprofesional son en los que los Sindicatos tradicionalmente fueron y son más fuertes y sencillamente no necesitan de un SMI porque los trabajadores tienen mucho más poder de negociación.

    LO de la genética es otra broma como lo de la libre negociación entre empresario y asalariado, igual de broma que los manuales económicos de gente como Mankiw, que hasta los propios alumnos denuncian que la enseñanza de la economía es un desastre y que no tiene nada que ver con la realidad.
    Vamos, a día de hoy los economistas son los segundos en desprestigio después de los burócratas creo.

    Empresas chinas están empezando a trasladar sus factorías a Etiopía, .., creo que los sueldos en este país africano son 9 dolares al mes. Quizás para Rallo esa es la productividad marginal de los etiopes, quizás es que los chinos ahora de repente dejaron de ser productivos, .. ,quizás, quizás.

    Para mi 2 y 2 son 4, yo como empresario lo que busco es aumentar mis ganancias y reducir costos laborales ayuda un poco a ello. Para que voy a pagarle 20 dolares al chinito de mi pueblo si tengo un etíope que me lo hace por 9.

    Estoy impaciente donde van a ir a buscar mano de obra más barata todavía cuando acaben en África.

    Eso si, los sueldos de los consejeros en aumento, ¿que productividad marginal tienen esta gente que hunde empresas, regiones, países y se van con los bolsillos llenos?.

    Si, el Capitalismo siempre fue y es nada mas y menos que lo que tenemos alrededor, un mercantilismo corporativista, y las milongas del libre mercado, la libertad individual es para captar a despistados.

  31. Fernando

    Un autónomo es propietario de lo producido con su trabajo, a un asalariado se le alquila su capacidad de trabajar por un determinado tiempo a cambio de un salario.

    No tienen nada que ver

  32. 1) No, aquí estás mezclando conceptos. El consumo del capitalista se financia con cargo a la distribución de beneficios efectuada por la empresa. El asunto es: ¿cuál es la rentabilidad mínima que exige el capitalista para mantener su inversión? Si la rentabilidad cae por debajo de esa línea de flotación, se comienza a desinvertir. Eso es independiente de en qué gaste el capitalista los beneficios distribuidos. Por otro lado, lo importante no es el margen en sí, sino la rentabilidad sobre el capital invertido. Hay empresas con pocos márgenes y mucha rotación del capital (Mercado) y otras con amplios márgenes y poca rotación (astilleros).
    2a) Conseguirán mejoras si las ganancias de la empresa proceden de su contribución relativa al proceso productivo. Si es posible mecanizar a bajo coste, es obvio que no las lograrán, pero porque su contribución relativa al proceso productivo será baja.
    2b) Los empresarios tratan de maximizar ganancias bajando costes, subiendo precios o vendiendo más. Ese no es el punto. El punto es: si un empresario tiene ganancias extraordinarias (gana el 10% y todos los demás empresarios ganan el 5%) ÚNICAMENTE PORQUE paga bajos salarios, ¿por qué los otros empresarios se siguen contentando con el 5% y no le hacen la competencia con menores precios o mayores salarios? Insisto: ese es el punto que tienes que explicar. Una posible respuesta, bastante anticipable, es que todos los empresarios en comandita bajarán salarios y obtendrán el 10%. Pero entonces debes contestar a lo siguiente: ¿ese 10% es la rentabilidad mínima que exigen los capitalistas sobre su inversión o no lo es? Si lo es, el trabajador está cobrando su productividad marginal descontada. Si no lo es, la nueva pregunta es: ¿por qué si los capitalistas se contentan con una rentabilidad menos (5%, por ejemplo) no siguen reinvirtiendo su capital al 10%, haciendo en consecuencia que bajen los precios y que suban los salarios?
    3) Se trata de productividad MARGINAL. Hay millones (o decenas de millones) de personas dispuestas a pagar 1 euro por ver a Messi jugar. No hay millones o decenas de millones que estén dispuestas A LA VEZ a pagarle un euro a un MISMO médico. Aun así, la factura conjunta de los salarios de los médicos es muy superior a la de los futbolistas.
    4) Imagino entonces que también podemos suprimir el subsidio de 420 euros, entonces. Por otro lado, ya le digo: el problema es que el Estado convierte sueldos de 10.000 en sueldos de 6.000.

  33. Diferencia autónomo-asalariado: el autónomo soporta en su propio patrimonio el riesgo de su actividad. El asalariado no. Un autónomo ha de invertir sus ahorros para desarrollar su profesión (o, si no los tiene, asumir deudas): si le sale mal, lo pierde todo. Un trabajador, si es despedido, no pierde todos sus ahorros (o no tiene deudas derivadas de haber iniciado un negocio fallido). Por eso, el autónomo también tiene el potencial de ganar mucho más que el trabajador asalariado.

  34. @Carlx

    Un autónomo es propietario de lo producido con su trabajo, a un asalariado se le alquila su capacidad de trabajar por un determinado tiempo a cambio de un salario.

    No tienen nada que ver.

    Para ver que es eso de “lo producido con su trabajo”, debemos distinguir entre bienes y servicios.

    En los servicios no podemos definir qué es eso de “lo producido con su trabajo”, como no sea el pago del cliente. En los servicios, al trabajador autónomo le paga el cliente. Y a un asalariado le paga su cliente (la empresa).

    En el caso de los bienes, el trabajador autónomo puede ser, por un tiempo, propietario de los objetos que ha hecho. Pero lo que quiere el autónomo no son esos objetos, sino el dinero que consigue al venderlos. ¿Le produce alguna satisfacción el que hayan sido suyos por un tiempo? ¿O lo que le importa es el dinero que consigue al venderlos?

    Además, no siempre el autónomo es dueño de los objetos que ha hecho. Puede hacerlos por encargo y entonces hay un contrato (escrito o verbal) que le obliga a entregarlos a un cliente determinado a cambio de dinero (que es lo que le importa al trabajador autónomo).

  35. Por cierto, me gustaría que alguien me explicase una cosa.

    Resulta que las grandes empresas tienen un poder de negociación muy grande. Esta claro que un consumidor individual no tiene ningún poder frente a ella. Tampoco el conjunto de los consumidores, que están desorganizados.

    En el campo de la electrónica y la informática los precios, en vez de subir con el coste de la vida, bajan mucho en poco tiempo. Una explicación de esto es que han conseguido rebajar costes. Pero esto no explica nada. Si han conseguido reducir costes, podrían mantener el precio y aumentar los beneficios.

    ¿Cómo es posible que una empresa grande y, por tanto, poderosa baje los precios? Que alguien me lo explique.

  36. @Fernando,

    Según nuestro marxista de cabecera

    “Un autónomo es propietario de lo producido con su trabajo, a un asalariado se le alquila su capacidad de trabajar por un determinado tiempo a cambio de un salario.”

    Jajajajaja…… la próxima vez que venga a casa un autónomo a construirme una barbacoa le voy a dicí:

    – quillo, artista, que ma gustao musho verte trabajá. Ahora recoge el fruto de tu trabajo y llévate la barbacoa.

    No creo que le haga mucha gracia….

    Yo hay algo que echo de menos en esta web: un sistema bueno de referencia para que cuando un majadero se asome con sus tonterías, poderle decir:

    – eso ya lo tratamos en …. y quedó absolutamente rebatido. Estudiatelo y ya si eso ya vuelves cuando seas capaz de pensar con una chispa de lógica.

    Así podríamos avanzar, tratar temas en profundidad sin tener que perder el tiempo en refutar una y otra vez las memeces de estos ignorantes.

    He asistido con los años a conferencias de Medicina, Biología y Astronomía y jamás vi a estos científicos dar ningún tipo de bola a los frikis. Simplemente les enseñan la puerta de salida en cuanto empiezan a desvariar. Me pregunto por qué los economistas son tan “nice”…

    Con razón nos acusan de que no avanzamos !

  37. Samuel Gallop (Máster del universo, que se va a quemar en la hoguera de las vanidades)

    Depende de si el autónomo vende bienes o ofrece servicios.

    Si el autónomo es un artesado que fabrica tallas de madera, es el dueño de las tallas de madera. Luego las venderá (o no) por un precio. Luego sí es el dueño de fruto de su trabajo. Además trabaja con la intensidad que considere oportuno y no está sometido a las órdenes de un master del universo cualquiera, que podría ser Samuel Gallop, ni tiene que aguantar más impertinencias de la cuenta. Por lo tanto en ese sentido lo que dice Carltx es perfectamente correcto. Porque si la misma persona fabrica tallas de madera en la planta de una empresa, tiene derecho al salario pero no a productos que fabrica.

    En el segundo caso (el de la barbacoa), tiene que cumplir con el servicio convenida, y su trabajo es retribuido al precio que convenga con cada cliente. Si le interesa ese cliente o no otro. Algo que no ocurre con un trabajador asalariado para una empresa instaladora de barbacoas.

    Juan Ramón:

    Damos vueltas sobre lo mismo. Como quieras llamarlo, una empresa tiene que sacar más ganancia que los costes, y entre los costes se incluyen los laborales (al menos en empresas no totalmente mecanizadas. Efectivamente que a lo mejor a ciertos costes no les interesa invertir o seguir funcionando, pero sí hay margen (en ocasiones) para que se negocien subidas de salarios. Negar que los trabajadores han conseguido subidas de salarios o mejoras de condiciones laborales mediante la mejora de su capacidad de presión (a las autoridades gubernamentales, por ejemplo) o de negociación es negar la evidencia. Evidentemente podrán lograrlo dentro de unos márgenes y de la coyuntura existente (estamos en el capitalismo) pero dentro de eso, como digo se pueden conseguir mejoras.

    Y por supuesto la ganancia parte irá a reinversión o a amortización o a lo que quieras y parte irá a las ganancias de los accionistas o del jefe (el jefe puede decidir reinvertir parte de los beneficios en la empresa o hacerse una sauna en el chalet) Lo que dejen de llevarse los accionistas o el jefe se lo llevan los trabajadores. Si hubiera una mejora del carajo en el sistema educativo y hubiera 100.000 ingenieros aeronáuticos en vez de 2.000 (es un poner) su productividad seguiría incólume, pero fijo que cobraban menos. Luego los salarios dependen también del poder de negociación de las partes, en el que entran muchos factores. No pretendo decir otra cosa que eso.

  38. @Antonio

    Si el autónomo es un artesado que fabrica tallas de madera, es el dueño de las tallas de madera. Luego las venderá (o no) por un precio. Luego sí es el dueño de fruto de su trabajo.

    ¿Y está satisfecho por eso? ¿Está muy contento de “ser el dueño del fruto de su trabajo” o está deseando venderlas cuanto antes? Puede ocurrir incluso que envidie al asalariado porque “le pagan su trabajo antes de que se vendan las tallas de madera”.

    ¿Es una desgracia ser asalariado en vez de trabajador autónomo? ¿Están los trabajadores asalariados deseando convertirse en trabajadores autónomos?

  39. Cobrarían más en términos reales: mucha producción (menores precios) y quizá algo menores salarios.

    Pero vamos, no has tocado nada de mi argumentario. El tema es: la competencia tiende a reducir los beneficios extraordinarios hasta el wacc. El wacc es el mínimo indispensable para mantener la inversión. Si subes salarios y la rentabilidad se reduce por debajo del wacc, se paralizan inversiones. Si no estás de acuerdo con alguna de estas proposiciones has de indicar:

    a) ¿Por qué la competencia no tiende a reducir la rentabilidad al wacc cuando la única ventaja competitiva son los bajos salarios?
    b) ¿Por qué una rentabilidad por debajo del wacc no paraliza la inversiones?

  40. No es cuestion de que este contento o no potque no es una cuestion que yo he planteado. Es cuestion de que un artesano de esas caracteristicas si es dueño y no estq bajo la direccion de otra persona. Luego ya ira en gustos.

  41. La cuestión que tú planteas es la de que el artesano es el dueño de fruto de su trabajo (por poco tiempo, claro está, porque está deseando venderlo cuanto antes). Yo pregunto: ¿por qué es esa cuestión tan importante?

  42. @Antonio

    Te pregunto por qué no creas empleo pagando el salario mínimo (o sea, pagando unos 1000€ al mes por el trabajador), porque eres tu el parece que dices que es fácil. Nada te impide convertirte en empresario, así que no tengo por qué descartarte como empleador.

    Y demanda sigue habiendo, aquí y en todo el mundo. Nadie ha dejado de demandar productos y servicios de todo tipo. Y te recuerdo, que la demanda también depende del precio.

    ¿Crees que es imposible vivir con 1000€ al mes? Sin los impuestos asociados al salario mínimo, al trabajador le quedaría más que eso para vivir. (El salario mínimo son unos 750€ al mes, pero son casi 1000€ para el empleador, y el asalariado tiene que seguir pagando el resto de impuestos).

    Y no hacen falta ayudas familiares o institucionales para vivir con 500€ al mes. En muchísimos países la clase media vive con 500€ al mes. Así que tendríamos que hablar, de por qué aquí la vida cuesta en general, más que en esas otras partes. Aún y todo, gastos como el de alojamiento, son muy variables. Te puedes gastar 1000, como te puedes gastar 200, (o incluso menos, dependiendo del lugar, y con cuantos quieras compartir piso). Y aún sin ayudas, puedes tener rentas de algún otro tipo además del trabajo ¿Por qué prohibir a la gente que se lo puede permitir, trabajar por el salario que le de la gana?

    ¿Si en China no hay sindicatos, según Carlx, por qué explicas que se dupliquen los salarios prácticamente cada 4 años?

    Por supuesto que hay trabajadores que han conseguido subidas salariales por presiones al gobierno. Pero lo han hecho a costa de mayor paro, o/y menores salarios reales para el resto, y para el conjunto.

    Que haya más ingenieros aeronáuticos, si eso conlleva mayor producción, también redundará en mayores ingresos para los trabajadores. Si el ingeniero produce 2000€ en vez de 1000€, siempre habrá un empresario (que puede ser el mismo) dispuesto a pagarle mucho más de 1000€, hasta acercarse a los 2000€.

    Pareces no darte cuenta que cuando alguien arriesga su capital, normalmente espera que se le devuelva (y así poder hacerse la sauna, a reinvertirlo, o donarlo a los pobres, o lo que quiera). Cualquier medida que esté destinada a evitar por la fuerza, que el que ha arriesgado su capital, lo obtenga de vuelta, lo que consigue es evitar la inversión de capital, creando paro y empobrecimiento de la población.

    Para que todo el mundo entienda que esos beneficios de la empresa que pagan el riesgo y reponen el capital (de los accionistas), son una especie de gasto necesario para que exista el negocio, en vez de pensar que el capitalista arriesga directamente su dinero en el negocio, mejor imaginar el caso en el que el empresario tiene que pedir prestado prácticamente todo el capital; con lo que casi todos los beneficios (que de invertir su propio capital habría) se convierten en los intereses y la amortización que hay que pagar a un prestamista que arriesga su dinero ahorrado.

  43. Lo que yo digo, vuelvo a repetir, es qur el artesano es dueño del producto de su trabajo. Y el asalariado no. Que esto sea bueno o malo depende de cada uno pero la afirmacion de carltx no es incorrecta al menos en lo q a ese tipp de artesanos concierne. Y hay gentr que puede preferir ser autonomo porque gana mas o porque no quiere someterse al poder de control y direccion de un jege.

  44. Juan Ramon.

    Alomojo suben sus salarios reales si el mercado es capaz de absorber tanta superproductividad adicional. En cualquier caso estaremos de acuetdo en qie la mayor o menor escasez de un tipo de trabajo cualificado va q influir en la rwtricion que percibe. Mankiw dice que no es cuestion de ppsicion social de partida sino que por las mejoras tecnologicas la oferta de trabajo cualificado no ha crecido en proporcion a la demanda. Por lo tanto cobran mad.

    Eso plantearia la cuestion de porquw hay personas que puefen acceder a la formacion que requiere un trabajo cualificado y otras no

  45. Retribucion disculpen el movil.

    En cuanto a lo otro. Si lo que quieres decir es que hay subidas salariales en el capitalismo que no son sostenibles para las empresas cuando hay competencia, de acuerdo.

    Que eso niegue que la tarta salarial pueda ser mayor o menor dentro de los margenes de sostenibilidad, no estoy de acuerdo (y me parece que la historia lo niega) No es lo mismo negociar bien que mal y no es lo mismo negociar solo que unido. Si diera lo mismo cabe preguntarse que mania ha habido contra los sindicatos.

  46. Iñaki donde he dicho que sea facil? Si pongo un local y contrato gente dependera de las perspectivas de negocio que tenga. Si tengo pocas no contratare a nadie aunque pueda hacerlo con la comida. Y pondre un negocio si tengo un capital minimo ahorrado o acceso al credito. Si no tengo nada de eso (no hablo de mi) pues no podre hacerlo.

  47. Iñaki

    Si sigues queriendo decir que si se puede pos tu mismo. Yo creo que se puede mal. En cuanto a los impuestos si no se pagaran el que cobra mil euros tendria que pagar por sanidad educacion, etc con esos euros de mas le iba a dar?

  48. Dicaciones guardiaa Bueno ya se como no habra to ese taco de impuestos la invwrsion y la productividad subiran tanto que los mileuristas seran cosa del pasado y todo el mundo podra costearsw costosas operaciones. Medicaciones agencias de seguridad y justicia infraestructuras y etcetera.

    Ojala tuvieran razon

  49. Repito por enésima vez: para que los salarios puedan aumentar sosteniblemente vía negociación salarial has de demostrar:

    a) Que las empresas no tienden a ver reducida su rentabilidad sobre la inversión hasta el wacc vía competencia.
    b) Que el elemento que justifica esa rentabilidad extraordinaria son los bajos salarios.

  50. Vale queda demostrado cientificamente que no se pueden subir los salarios. mediante la negociacion en ninguna circunstancia.

    A ver si se enteran los trabajadores de una vez.

  51. Samelgallop

    Cada día demuestras más lo cortito que eres campeón.

    EL autónomo que contruyó la barbacoa en la finca de tu papá te cobró por su servicio.

    SI ese servicio lo hace un asalariado de una empresa constructora, tu papi le pagaría a la empresa y esta un salario al trabajador.

    Es muy sencillo pero si quieres te lo pinto porque veo que no das para mas

  52. A ver samuellito rico,

    ¿y que pasaría si la empresa constructora una vez descontados los gastos en materiales, .., etc le pagase a su asalariado, .., que fue el que hizo el trabajo todo lo que el cliente pagó por el servicio?

    Una piruleta si lo aciertas

  53. Si hay algo que he aprendido en multitud de discusiones con socialistas de todos los pelajes, especialmente los marxistas, es que muchos desencuentros lo son porque los vocablos que se usan significan cosas diferentes para unos y otros.

    Tomemos por ejemplo el término “negociación”.

    Rallo se va a pasar el día ( va por la enésima vez ) explicando que en un mercado libre ( aquel donde no hay barreras de entrada o salida, y la regulación no está diseñada para repartir privilegios a los amiguetes ), cualquier beneficio extra que una empresa pueda conseguir a base de pagar de menos a un factor de producción, no va a poder ser sostenible en el tiempo gracias a las acciones lógicas y previsibles de su competencia.

    A Antonio este argumento le pasa por encima ( ni se entera ) porque la palabra negociación y la palabra mercado para él significan otra cosa…

    Veamos algunas perlas:

    “Negar que los trabajadores han conseguido subidas de salarios o mejoras de condiciones laborales mediante la mejora de su capacidad de presión (a las autoridades gubernamentales, por ejemplo) o de negociación es negar la evidencia.”

    “NO he hablado de aumento de precio por mandato del gobierno, sino como resultado de que los trabajadores tengan más fuerza en la negociación con el empresario.”

    Para un liberal, la negociación es una interacción entre individuos que pueden partir de circunstancias personales muy diferentes y sin embargo descubrir que pueden llegar a un acuerdo. Todo ello en un marco de respeto por el otro y AUSENCIA DE COACCIÓN.

    Para un socialista sin embargo, la negociación incluye:

    – el cabildeo al que hace las leyes y tiene las pistolas ( “autoridad gubernamental” ).

    – esa cosa recogida como derecho en la Constitución que consiste en romper unilateralmente el contrato de trabajo por unos días sin que el empresario tenga derecho a recibir una compensación por los daños causados ni siquiera a poner en marcha medidas que los palíen.

    “los salarios no sólo dependen de la productividad, sino del poder de negociación de las partes. Perfectamente es posible mayores sueldos y que una empresa siga funcionando.”

    “Lo que no entiendo es por qué ven malo que los trabajadores, uniéndose, traten de tener más poder de negociación para ganar más.”

    Mezclar la palabra “poder” y “negociación” en la misma frase es indicativo de que NO se entiende qué significa poder y qué significa negociación. El poder implica uso de fuerza sin sufrir consecuencias. La negociación implica el uso de la razón para encontrar un entendimiento. Nada que ver.

    Además, ningún liberal está en contra de la sindicación de los trabajadores, solo de la imposición del sindicato como único interlocutor legalmente válido. Es como si a ustedes les obligaran a casarse con la más fea.

    “Si pagas a un tío más que el valor adicional de lo que produce (suponiendo que se pueda medir) o a varios tíos, pues cierras o echas gente. No lo pongo en cuestión, así es el capitalismo.”

    No. Así no es el capitalismo. Así es la REALIDAD para todos los bichos vivientes. Si eres un oso e inviertes más energía en buscar una comida de la que te proporciona esa comida…. mueres. Combinar recursos con resultado de pérdida tiene estas cosas !

    ” Lo que dejen de llevarse los accionistas o el jefe se lo llevan los trabajadores.”

    Aquí es donde se ve que Rallo tiene mucho trabajo por delante… el recurrente rollo de la “tarta”. A ver cómo le explicas a un socialista que entiende las relaciones interpersonales como relaciones de fuerza, donde hay una supuesta tarta que se reparte según quién grita más/cabildea mejor/recoge más firmas/tiene el piquete más chulo, que en el mercado la fijación de salarios por encima de su precio de mercado ( la productividad marginal descontada ) siempre crea distorsiones en forma de ofertas-demandas que no casan, excedentes que no se emplean, producción potencial que se pierde, ahorros que se malgastan y gente que termina viviendo a las costillas del vecino…. Cómo si esas pequeñeces al socialista le importaran !!!!

    Con esto llegamos al corolario de todo el asunto, que no es otro que:

    Cualquier tiempo que malgasten en instruir a un socialista es tiempo perdido. Aunque yo soy el primero que vuelvo a caer una y otra vez. Si es que no aprendo !

  54. @Carlitos,

    Ricura…. qué tal se está en Londres ? Hace tiempo que no voy por allí.

    Un consejito… los ingleses se toman muy en serio las amenazas y las ostias, así que cuando tengas algún desencuentro con tu empleador, ni se te ocurra soltarle la mano, que allí esas cosas no te las permiten….

    Ah, y tú no me pones a mi exámenes. Ya lo que faltaba….

  55. Juan Ramon,

    cual es la causa de que en Francia el salario de un recolector de Fresas sea de 1.300€, y en España de digamos 650€, si la productividad de ambos es la misma?

  56. Sigue habiendo demanda, y sigue habiendo mucha gente parada. Menores costes en mano de obra e impuestos suponen mayor competitividad, y más oportunidades de negocio, evidentemente. Y no hay que bajar salarios a nadie, pero tampoco hay que elevar o mantener salarios a unos, a costa de prohibir trabajar a otros.

    Si hoy en día hay gente que encuentra oportunidades de negocio con los costes laborales de ahora, ¿no crees que habría más oportunidades de negocio con menores costes laborales, y menores impuestos? Además, los costes laborales y los impuestos no son solo una pequeña parte de lo que es la competitividad para una empresa. Menores costes de este tipo para una empresa, permiten una rebaja en el precio de los servicios, que a la vez son un coste para otra empresa.

    Y hay gente qué está dispuesto a trabajar por debajo del salario mínimo, porque si no, no tiene sentido que se prohíba trabajar por menos. Además, lo evidencia el trabajo “clandestino” que abunda sobre todo en las regiones con más paro. A los trabajadores, no se les permite negociar líbremente un salario, ni colectivamente, ni individualmente. Solo se permite lo que gobierno y sindicatos del gobierno (los que obligan por coacción) dictan.

  57. La productividad depende del poder adquisitivo de tus consumidores. Si los franceses pagan más por sus fresas, sus trabajadores pueden cobrar más. La cuestión es por qué no hay un arbitraje fresas españolas-fresas francesas. No conozco la estructura de ese mercado.

  58. @Aristóteles

    (El salario mínimo en España es de unos 750€ mensuales, unos 1000€ en costes laborales totales para el empleador).

    Es que su productividad para el mismo trabajador no es la misma en una granja francesa y en una española. La granja francesa estará más mecanizada, o tendrá mejor producto a ojos del consumidor,(las 2 cosas dan más productividad al trabajador), o tendrá menos costes de otros factores, y por tanto podrá competir con costes laborales mayores. Las granjas que no cumplan esto, habrán desaparecido, o estarán desapareciendo en Francia.

    Nunca te has preguntado por qué en España los empleadores se pueden permitir pagar 1000€ al mes como mínimo por un trabajador, y en buena parte del mundo los salarios medios no llegan a los 100€? Crees que un panadero, un camarero, un recolector de fresas, o un albañil español, es más de 5 veces más productivo que un trabajador nigeriano, o uno indio?

    Yo si, pero no porque se muevan 5 veces más rápido, sino porque tienen a su disposición más capital (mejores equipos), y tienen acceso a un mercado mejor, con gente de mayor poder adquisitivo.

    Los salarios de la gente, aumentan con el aumento de su productividad. Para que aumente la productividad, es necesario permitir el ahorro y la inversión. El aumento de salarios por ley, lo que produce es paro, e inflación.

  59. “Si hay algo que he aprendido en multitud de discusiones con socialistas de todos los pelajes, especialmente los marxistas, es que muchos desencuentros lo son porque los vocablos que se usan significan cosas diferentes para unos y otros.”

    Si a mi me encanta que me instruyan, teniendo en cuenta que no soy economista de oficio, incluso gente que podría estar escribiendo papers en revistas prestigiosas de economía con su pirreviú y todo eso en vez de divulgar la antigua nueva. Pero en fin. Y sí, por ejemplo “acuerdo satisfactorio para ambas partes según nuestra libertad y racionalidad” puede significar para nosotros “tener que aguantar 8 o 10 horas al día a un garrulo gilipollas que me exprime mientras no tenga otra alternativa mejor”.

    “Tomemos por ejemplo el término “negociación”.

    Rallo se va a pasar el día ( va por la enésima vez ) explicando que en un mercado libre ( aquel donde no hay barreras de entrada o salida, y la regulación no está diseñada para repartir privilegios a los amiguetes ), cualquier beneficio extra que una empresa pueda conseguir a base de pagar de menos a un factor de producción, no va a poder ser sostenible en el tiempo gracias a las acciones lógicas y previsibles de su competencia.”

    Ese mercado libre de los manuales no existe, y se asume que hay competencia perfecta entre los trabajadores y entre los empresarios cuando en realidad no es el caso. Tengo claro desde el principio que estamos debatiendo unicornios. También asume una movilidad quasi-perfecta del trabajo cuando en la realidad no es el caso (ni mucho menos). Y también se está asumiendo implícitamente que la oferta de trabajo (que no es homogéneo) sigue siendo la misma todo el rato.

    “Para un liberal, la negociación es una interacción entre individuos que pueden partir de circunstancias personales muy diferentes y sin embargo descubrir que pueden llegar a un acuerdo. Todo ello en un marco de respeto por el otro y AUSENCIA DE COACCIÓN.”

    Estás son mis condiciones y si no te gustan ahí está la puerta y cuidadito con alzar la voz. Vale, pues me jodo hasta que me salga algo mejor. Sí, no sé que serán para un liberal las interacciones respetuosas, pero la vida real y no de las pajas de los manuales es otra cosa.

    “- el cabildeo al que hace las leyes y tiene las pistolas ( “autoridad gubernamental” ).”

    Pues sí, muchos derechos laborales están defendidos por la ley de manera coactiva, y después de muchas luchas, igual que la ley que defiende la propiedad privada de los medios de producción (además del capitalismo falso este que ustedes dicen) está impuesta de manera coactiva y defendida por matones a sueldo (que suelen provenir de los detritus de la sociedad)

    “- esa cosa recogida como derecho en la Constitución que consiste en romper unilateralmente el contrato de trabajo por unos días sin que el empresario tenga derecho a recibir una compensación por los daños causados ni siquiera a poner en marcha medidas que los palíen.”

    Jjajaja.

    “Además, ningún liberal está en contra de la sindicación de los trabajadores, solo de la imposición del sindicato como único interlocutor legalmente válido. Es como si a ustedes les obligaran a casarse con la más fea”.

    Pues para no estar en contra lo disimulan muy bien, vamos. No sé a quién quiere engañar, a mi desde luego no.

    “Aquí es donde se ve que Rallo tiene mucho trabajo por delante… el recurrente rollo de la “tarta”. A ver cómo le explicas a un socialista que entiende las relaciones interpersonales como relaciones de fuerza, donde hay una supuesta tarta que se reparte según quién grita más/cabildea mejor/recoge más firmas/tiene el piquete más chulo, que en el mercado la fijación de salarios por encima de su precio de mercado ( la productividad marginal descontada ) siempre crea distorsiones en forma de ofertas-demandas que no casan, excedentes que no se emplean, producción potencial que se pierde, ahorros que se malgastan y gente que termina viviendo a las costillas del vecino…. Cómo si esas pequeñeces al socialista le importaran !!!!”

    ¿Pero no habíamos quedado en que este no es un mercado perfecto de verdad del bueno? ¿Y sólo crea “distorsión” (lol) que los trabajadores mediante la negociación obtengan una parte mayor de las ganancias en forma de subida de salarios, ya sabemos, inflación y las siete plagas de Egipto? Las ganancias no reinvertidas en “mejorar la productividad” y gastadas en otras cosas por el accionista o el jefe nunca crean distorsiones, fíjese usted que casualidad.

    Por otro lado, alomojó cobrando un poco más del salario super-equilibrado y técnico-científico de equilibrio de mercado algunos podían ahorrar un poco y con ese empujón extra completar la historia de Horatio Alger.

  60. “La productividad depende del poder adquisitivo de tus consumidores. Si los franceses pagan más por sus fresas, sus trabajadores pueden cobrar más.”

    A lo mejor las fresas les proporcionan más utilidad marginal a los franceses que a los españoles y por eso pagan más.

    Por otro lado mola que la productividad en términos físicos pueda ser la misma y los sueldos el doble.

    Luego nos tiran los camiones, claro.

  61. Tal vez he simplificado demasiado con eso de los mejores equipos en la diferencia con países mucho más pobres. No todo aumento de la productividad viene de tener mejores máquinas y un mejor mercado. Incluyo ahí cosas como mayor capital humano (más gente formada, especializada y con experiencia), más sectores abiertos a competencia, mejor funcionamiento del mercado que ayude a una mejor división del trabajo, etc…

  62. Es que la productividad depende de la producción que el otro te ofrezca a cambio. Tú no cobras una porción de tu propia producción, sino de la producción que consigues de los demás en el mercado.

  63. @Antonio

    Tu llamas negociación de los trabajadores, a la coacción que ejerce un grupo de trabajadores sobre el resto de trabajadores.

    Yo digo que la negociación tiene que ser sin coacción de unos trabajadores sobre el resto. No tiene nada de malo las negociaciones que hay de sindicatos que no coaccionan al resto de la población. Pero eso no es lo que hay en España. En España, unos sindicatos y patronal del gobierno, dictan a todos los trabajadores y parados, lo que pueden y no pueden hacer.

    ¿Por qué me parece mal ese tipo de negociación violenta? Primero, porque me parece mal la coacción. Segundo, porque es contraproducente. Se empobrece al conjunto de la población, y la mejora a corto plazo de unos trabajadores, solo es a costa de otros trabajadores.

    Y tras leer esto que dices:
    “Por otro lado mola que la productividad en términos físicos pueda ser la misma y los sueldos el doble.”

    Creo que es importante que llegues a entender eso bien, antes de llegar a entender el mundo en el que vives.

    Has leído algo sobre economía, y todavía te extraña que la productividad en términos físicos pueda ser la misma, y los sueldos, y la productividad (en euros/hora) diferentes?! Por ejemplo, una mayor mecanización, supone menos mano de obra, y por tanto, menos importancia de su precio. Una mayor cercanía al consumidor (Francia está más cerca de los mercados europeos que pagan más por las fresas), suponen mayores gastos de transporte y menos tiempo hasta el consumidor (mayor calidad), etc…

    Aún sin tener en cuenta posibles subvenciones, ya sabes que los costes y los ingresos de una empresa dependen de muchísimo más que la mano de obra de un único proceso, así que no debería extrañarte, que doblar el coste de un único proceso, acabe con un sector por completo.

    Si nos ponemos en plan coactivos, podemos poner un sueldo mínimo de 3000€ mes para recolectores de fresas en España. Algunas granjas cerrarían, y el resto seguramente aumentaría la mecanización de la fase de recogida, y subiría los precios al haber aumentado los costes. Con esas 2 medidas, hemos subido la productividad del recolector, pero a costa de paro e inflación. Producir fresas en España sería más caro, y se perdería buena parte del mercado europeo al que se destina la producción española ¿No crees que es eso lo que se produciría?

  64. En el ejemplo de las fresas, puedes subir el salario mínimo hasta los 20000 euros/mes de mínimo por recoger las fresas.

    Siempre habría hueco para alguna granja Española, pues las fresas más frescas no pueden venir de muy lejos, y a la vez de forma barata.

    En las granjas supervivientes, la recolección se mecanizaría casi por completo, los precios aumentarían muchísimo, se importaría mucha más fresa, se exportaría muy poca fresa, y las fresas resultarían más caras para el consumidor.

  65. No quiero molestarles más que en mis últimos mensajes con Samuel me he puesto en plan troll, porque me carga su tono y también en algunos de los dirigidos al resto después de su intervención que no merecéis. Todos los demás habéis sido muy respetuosos (también hay que decir que entre los socialdemócratas y comunistas tampoco escasean los bocachanclas, que eso está repartido entre todas las cosmovisiones)

    Me lo he pasado bien y ha sido muy estimulante, así que gracias a todos (empezando por el señor Rallo y su paciencia verdaderamente cristiana) Sólo una cosa, que, a mi juicio, decir que un acto sea coactivo no significa necesariamente tener que condenarlo (depende) De hecho la propiedad privada también se defiende de manera coactiva, y a todos ustedes les parece bien. No hay ningún Estado capitalista (más o menos intervenido) donde no se saquen impuestos de manera coactiva para defender la propiedad privada mediante la policía, el sistema judicial, el ejército, y sin embargo a la mayoría de ustedes que entiendo defensores del Estado mínimo, eso les parecerá bien (o un mal menor) Y alomojó vamos a suponer que yo estoy equivocado y que está bien y que por usar terminología de Bentham eso supone el mayor bien para el mayor número.

    De todos modos, me van a permitir reproducir (y ya les dejo, que es tarde y mañana tengo que trabajar, y tampoco creo que de momento se me ocurra mucho más que añadir al debate) un fragmento del panfleto del barbas “salario, precio y ganancia”. Por aquello de los artículos de lujo de lo que hablaba, y que lo que cambia es la estructura de la demanda.

    https://www.marxists.org/espanol/m-e/1860s/65-salar.htm#ii

    “Todos conocéis la ley de las diez horas, o mejor dicho, de las diez horas y media, promulgada en 1848. Fue uno de los mayores cambios económicos que hemos presenciado. Representaba un aumento súbito y obligatorio de salarios, no ya en algunas industrias locales, sino en las ramas industriales que van a la cabeza, y por medio de las cuales Inglaterra domina los mercados del mundo. Era una subida de salarios que se operaba en circunstancias excepcionalmente desfavorables. El doctor Ure, el profesor Senior y todos los demás portavoces oficiales de la burguesía en el campo de la Economía demostraron — con razones mucho más sólidas que nuestro amigo Weston, debo decir — que aquello era tocar a muerto por la industria inglesa. Demostraron que no se trataba de un aumento de salarios puro y simple, sino de un aumento de salarios provocado por la disminución de la cantidad de trabajo invertido y basado en ella. Afirmaban que la duodécima hora, que se quería arrebatar al capitalista, era precisamente la única en que éste obtenía su ganancia. Amenazaron con el descenso de la acumulación, la subida de los precios, la pérdida de mercados, el decrecimiento de la producción, la reacción consiguiente sobre los salarios y, por último, la ruina. En realidad, sostenían que las leyes del máximo[2] de Maximiliano Robespierre eran, comparadas con aquello, una pequeñez; y en cierto sentido tenían razón. ¿Y cuál fue, en realidad, el resultado? Que los salarios en dinero de los obreros fabriles aumentaron a pesar de haberse reducido la jornada de trabajo, que creció considerablemente el número de obreros fabriles ocupados, que bajaron constantemente los precios de sus productos, que se desarrollaron maravillosamente las fuerzas productivas de su trabajo y se dilataron en proporciones inauditas y cada vez mayores los mercados para sus artículos. Yo mismo pude escuchar en Manchester, en 1860, en una asamblea convocada por la Sociedad para el Fomento de la Ciencia, cómo el señor Newman confesaba que él, el doctor Ure, Senior y todos los demás representantes oficiales de la ciencia económica se habían equivocado, mientras que el instinto del pueblo había sabido ver certeramente. Cito aquí a W. Newman[3] y no al profesor Francis Newman, porque aquél ocupa en la ciencia económica una posición preeminente como colaborador y editor de la Historie de los Precios [4], de Mr. Tho
    mas Tooke, esta obra magnífica, que estudia la historia de los precios desde 1793 hasta 1856. Si la idea fija de nuestro amigo Weston acerca del volumen fijo de los salarios, de un volumen de producción fijo, de un grado fijo de fuerzas productivas del trabajo, de una voluntad fija y permanente de los capitalistas y todo lo demás fijo y definitivo en Weston fuesen exactos, el profesor Senior habría acertado con sus sombrías predicciones, y en cambio se habría equivocado Roberto Owen, que ya en 1816 proclamaba una limitación general de la jornada de trabajo como el primer paso preparatorio para la emancipación de la clase obrera[5], implantándola él mismo por su cuenta y riesgo en su fábrica textil de New Lanark, frente al prejuicio generalizado”.

    Pues bien, en este caso tenemos una ley (un acto coactivo) que disminuía la jornada de trabajo a 10 horas. Y los economistas de entonces, se me antoja con argumentos parecidos a los de ustedes decían:

    -Subirán los precios.
    -Bajará la acumulación (o sea, menos inversión)
    -Que las empresas ingresas serían menos competitivas.
    -Que se reduciría la producción.

    Pues si Marx no miente, eso fue lo que ocurrió. ¿Cómo se explica? ¿Que a pesar de los efectos que la teoría decía que iban a ocurrir, aumentó la productividad después de la ley, y compensó los efectos negativos de esta, al detraer parte de la inversión, al distorsionar los precios de equilibrio de los salarios, al poner en peligro la rentabilidad de las empresas, etc,

    ¿Cómo lo explican ustedes? ¿Puede ser la explicación que se me ocurre a mi? ¿Qué aumentó la productividad y contrapesó? ¿O a lo mejor los trabajadores estaban más motivados o extenuados y eso hizo que aumentara la productividad?

    También me hace gracia que no recordaba el planfleto (lo leí hace tiempo) pero en lo que yo hablaba de los artículos de lujo adquiridos con los beneficios también hay una parte sabrosa (según entiendo al barbas lo que cambia es la estructura de la demanda) supongo que debió quedarme en el inconsciente:

    “Es absolutamente cierto que la clase obrera, considerada en conjunto, invierte y tiene forzosamente que invertir sus ingresos en artículos de primera necesidad. Una subida general del tipo de salarios determinaría, por tanto, un aumento en la demanda de estos artículos de primera necesidad y provocaría, con ello, un aumento de sus precios en el mercado. Los capitalistas que producen estos artículos de primera necesidad, se resarcirían del aumento de salarios con el alza de los precios de sus mercancías. Pero, ¿qué ocurriría con los demás capitalistas, que no producen artículos de primera necesidad? Y no creáis que éstos son pocos. Si tenéis en cuenta que dos terceras partes de la producción nacional son consumidas por una quinta parte de la población — un diputado de la Cámara de los Comunes afirmó hace poco que estos consumidores formaban sólo la séptima parte de la población –, podréis imaginaros qué parte tan enorme de la producción nacional se destina a artículos de lujo o se cambia por ellos y qué cantidad tan inmensa de artículos de primera necesidad se derrocha en lacayos, caballos, gatos, etc., derroche que, según nos enseña la experiencia, llega siempre a ser limitado considerablemente al aumentar los precios de los artículos de primera necesidad.

    Pues bien, ¿cuál sería la situación de estos capitalistas que no producen artículos de primera necesidad? Estos capitalistas no podrían resarcirse de la baja de su cuota de ganancia, efecto de una subida general de salarios, elevando los precios de sus mercancías, puesto que la demanda de éstas no aumentaría Sus ingresos disminuirían, y de estos ingresos mermados tendrían que pagar más por la misma cantidad de artículos de primera necesidad que subieron de precio. Pero la cosa no pararía aquí. Como sus ingresos habrían disminuído, ya no podrían gastar tanto en artículos de lujo, con lo cual descendería también la demanda mutua de sus respectivas mercancías. Y, a consecuencia de esta disminución de la demanda, bajarían los precios de sus mercancías. Por tanto, en estas ramas industriales, la cuota de ganancia no sólo descendería en simple proporción al aumento general del tipo de los salarios, sino que este descenso sería proporcionado a la acción conjunta de la subida general de salarios, del aumento de precios de los artículos de primera necesidad y de la baja de precios de los artículos de lujo.

    ¿Cuál sería la consecuencia de esta diversidad en cuanto a las cuotas de ganancia de los capitales colocados en las diferentes ramas de la industria? La misma consecuencia que se produce siempre que, por la razón que sea, se dan diferencias en las cuotas medias de ganancia de las diversas ramas de producción. El capital y el trabajo se desplazarían de las ramas menos rentables a las más rentables; y este proceso de desplazamiento duraría hasta que la oferta de una rama industrial aumentase proporcionalmente a la mayor demanda y en las demás ramas industriales disminuyese conforme a la menor demanda. Una vez operado este cambio, la cuota general de ganancia volvería a nivelarse en las diferentes ramas de la industria. Como todo aquel trastorno obedecía en un principio a un simple cambio en cuanto a la relación entre la oferta y la demanda de diversas mercancías, al cesar la causa cesarían también los efectos, y los precios volverían a su antiguo nivel y recobrarían su antiguo equilibrio. La baja de la cuota de ganancia por efecto de los aumentos de salarios, en vez de limitarse a unas cuantas ramas industriales, se generalizaria. Según el supuesto de que partimos, no se introduciría ningún cambio ni en las fuerzas productivas del trabajo ni en el volumen global de la producción, sino que aquel volumen de producción dado se limitaría a cambiar de forma. Ahora, estaría representada por artículos de primera necesidad una parte mayor del volumen de producción y sería menor la parte integrada por los artículos de lujo, o, lo que es lo mismo, disminuiría la parte destinada a cambiarse por mercancías de lujo importadas del extranjero y consumida en esta forma; o lo que también resulta lo mismo, una parte mayor de la producción nacional se cambiaría por artículos de primera necesidad importados, en vez de cambiarse por artículos de lujo. Por tanto, después de trastornar temporalmente los precios del mercado, la subida general del tipo de salarios sólo conduciría a una baja general de la cuota de ganancia, sin introducir ningún cambio permanente en los precios de las mercancías.

    Y si se me dice que en la anterior argumentación doy por supuesto que todo el incremento de los salarios se invierte en artículos de primera necesidad, replicaré que parto del supuesto más favorable para el punto de vista del ciudadano Weston. Si el incremento de los salarios se invirtiese en objetos que antes no entraban en el consumo los obreros, no sería necesario pararse a demostrar que su poder adquisitivo había experimentado un aumento real. Pero, como no es más que la consecuencia de la subida de los salarios, este aumento del poder adquisitivo del obrero tiene que corresponder exactamente a la disminución del poder adquisitivo de los capitalistas. Es decir, que la demanda global de mercancías no aumentaría, sino que cambiarían los elementos integrantes de esta demanda. El aumento de la demanda de un lado se compensaría con la disminución de la demanda de otro lado. Por este camino, como la demanda global permanece invariable, no se operaría ningún cambio en los precios de las mercancías.

    Os veis, por tanto, situados ante un dilema. Una de dos: o el incremento de los salarios se invierte por igual en todos los artículos de consumo, en cuyo caso la expansión de la demanda por parte de la clase obrera tiene que compensarse con la contracción de la demanda por parte de la clase capitalista; o el incremento de los salarios sólo se invierte en determinados artículos cuyos precios en el mercado aumentarán temporalmente: en este caso, el alza y la baja respectiva de la cuota de ganancia en unas y otras ramas industriales provocarán un cambio en cuanto a la distribución del capital y el trabajo, entre tanto la oferta se acople en una rama a la mayor demanda y en otras a la demanda menor. En el primer supuesto, no se producirá ningún cambio en los precios de las mercancías. En el segundo supuesto, tras algunas oscilaciones de los precios del mercado, los valores de cambio de las mercancías descenderán a su nivel primitivo. En ambos casos, la subida general del tipo de salarios sólo conducirá, en fin de cuentas, a una baja general de la cuota de ganancia. ”

    Nusé, mi intuición era que esas subidas salariales no necesariamente tendrían efectos deletéreos (salvo por la explicación que da RAllo de que aumente la productividad y se compensen estos) y que si los trabajadores por negociación o por una medida legal tienen más poder adquisitivo, lo que cambia es la estructura de la demanda (más demanda de bienes básicos y menos de artículos de lujo)

    Obviamente no creo que hoy sea verdad que se la proporción del gasto en artículos de lujo sea tan alta como en el siglo XIX.

    Y sin embargo el señor Piketty (tengo el libro y lo estoy leyendo) dice que vamos camino de una desigualdad al estilo del siglo XIX.

    Buenas noches y buena suerte.

  66. @Antonio

    Algunos aquí son defensores de la desaparición del estado, porque creen que el estado mínimo, es el que no existe, y que se puede llegar a una sociedad sin estado, con mínima coacción, y funcional. Y creen que la vida y libertad de cada uno, incluyendo su propiedad, (aquello que alguien ha creado, ha recibido en un intercambio libre de coacción, o a heredado libremente), son moralmente defendibles respetando la de los demás. Si te interesa el tema, hay muchos que han escrito sobre cómo funcionaría una sociedad sin Estado. Yo no he leído mucho sobre el tema, porque me parece que todavía queda muchísimo para llegar siquiera a un estado mínimo.

    Sobre el tema de la ley de 10 horas en Inglaterra, creo que lo que dices no demuestra nada. La productividad fue aumentando rápidamente durante toda la industrialización, hasta hoy en día. En tu ejemplo, no comparas, obviamente, el resultado de esa política, con lo que habría ocurrido de no haberla implantado. No lo comparas, porque no hay forma de compararlo.

    Poner un límite al número de horas de trabajo como ese, es un tipo de coacción y puede provocar que en algunos tipos de empresa, se incurrira en algún sobrecoste, al escasear relativamente tipos de mano de obra concretos.

    Aunque esas reacciones que comentas son absurdamente exajeradas, y no creo que los economistas de la época creyesen realmente que iba a provocar ningún cataclismo una medida así.

    Sin necesidad de ninguna ley limitadora de forma coactiva, mucha gente pasa a elegir trabajar menos de 10 horas diarias en los países que prosperan. Nuestro aumento de productividad hace, que pese a trabajar menos horas, podamos ganar más que antes.

    En Inglaterra, esa medida provocó una pérdida relativa de competitividad respecto a lo que hubiera ocurrido de otra manera, pero no creo que fuese mucha la competitividad relativa perdida. La poca inflación y los sobrecostes creados, quedarían rápidamente ocultados por el progreso de la industrialización, que seguía abaratando productos para todo el mundo.

  67. EN cuanto al sindicalismo, que obviamente es lo que más les molesta a los empresarios y a sus intelectuales liberales la solución es clara.

    Sindicatos independientes del Estado, vamos que no reciban nada de dinero público. Y que todos los trabajadores que no estén sindicados no se beneficien de las mejoras conseguidas por los que si los están.

    Ya veríais como se dejarían de leer muchas tonterías.

    El mejor arma que tenemos los asalariados para contrarrestar el poder de los empresarios es la sindicación y la huelga. Y como decían en aquella frase que corría por internet, en medio de una huelga.., “que nos digan ahora los empresarios y sus intelectuales a sueldo quienes son los que crean la riqueza ”

    Y como dije varias veces en esta página, en los países que no tienen SMI, no lo tienen precisamente porque los sindicatos son muy fuertes y los gobiernos no legislan a favor de las patronales. En Suecia por ejemplo creo que más de un 80% de los trabajadores están sindicados, en otros países tienen obligación de sindicarse.

    Yo no obligaría a nadie a sindicarse, pero el que no lo esté que vaya a negociar directamente con el empresario y que no se pueda beneficiar de ninguna de las mejores que consigan los sindicados. Después que nos lo vengan a contar.

  68. Seria divertido ver que pasa si los empresarios se sindicaran todos y hicieran huelgas pasandose por el forro el contrato con el trabajador.No se pagan más sueldos hasta que no os bajéis el sueldo un 10 por ciento,por ejemplo.También estaría bien que los empresarios contrataran piquetes para romperle la cara al que intentara entrar a cobrar.Que bien nos lo íbamos a pasar todos,menuda fiesta.Este Carlx es un cachondo,que buenos momentos nos hace pasar.

  69. En que mundo vives Albert?

    Los empresarios llevan sindicados toda la vida…, y entre otras cosas para hacer lo que tu escribes como sueño húmedo.

    Oíste hablar de la negociación colectiva o todavía estás en etapa adolescente aynrandiana?

    Tu también eres un cachondo

    Un saludo

  70. Buenas, soy latinoamericano y voy a estudiar economía el próximo año: antes estudiaba otra cosa, pero me he dado cuenta que me gusta mucho la economía. Por razones burocráticas tengo que esperar a que me salga el cambio, pero mientras tanto estoy leyendo economía en una lección y el manual de Samuelson. En una charla por internet un internauta llamado Tigran me recomendó mucho esta página. Espero que me sirva para aprender a pensar.

    Porque por lo que veo, lo importante es aprender a pensar como una economista.

    Así que voy a presentar algunas reflexiones a ver que debilidades ven ustedes en ellas. Aquí voy:

    Lo primero es que hablar de desigualdad a lo bruto, sin mencionar el nivel de pobreza ni la movilidad social no tiene mucho más sentido que hablar del PIB o la renta per cápita. Una sociedad puede tener mucha igualdad y mucha pobreza, y viceversa. Si un obrero tiene tres hijos que son obreros la desigualdad no varía, pero si tiene un hijo que logra hacer un doctorado y salta a la clase media, otro que se hace licenciado, y otro que no hace ninguna de las dos cosas y vive igual que su padre, la desigualdad aumento mucho, pero la movilidad social también: y la pobreza bajó.

    Lo que así a bote pronto le veo débil al libro de Pikkety es que al parecer no tiene en cuenta la movilidad social ni el nivel de pobreza.
    Hay un trabajo de Xavier Martin donde menciona que las 20 familias más ricas al principio del siglo 20 eran muy distintas a las 20 familias más ricas del 2000. Si lo que dice Pikkety fuera verdad, esa varianza no podría haber tenido lugar, ya que deberían haberse hecho más ricas las 20 familias originales, no ser superadas por las actuales. (Y Carlos Slim ni figuraba en el estudio se Martin). Hasta que no se pueda presentar una respuesta clara a ese hecho, hay que decir que la teoría de Pikkety esta reñida con la realidad de los hechos.

    Pikkety parece pensar más o menos que la desigualdad es un problema y un mal en sí misma y debe ser combatida per se.

    Pero el problema más gordo que le veo a eso es que si suponemos que la corrupción es cero y la eficiencia del gobierno es 100% entonces…las medidas que él propone aplicar fomentan la desigualdad. Porque si la solución es freír a impuestos a los ricos para usar el gasto público como herramienta para combatir la desigualdad, la cosa no va a funcionar. Y no va a resultar porque las funciones que le competen al estado (educación, pensiones, salud, infraestructura, etc) fomentan la desigualdad. Ciertamente pueden favorecer la lucha contra la pobreza, y la movilidad social, pero NO la igualdad. De hecho, la fomentan. Sólo la creación de empleos párasitos fomenta la igualdad.

    Como eso puede sonar un poco raro, voy a examinar partida por partida el gasto público. OJO: asumo que el gobierno es 100% honesto (no hay políticos ladrones que roben) y 100% eficiente. Es decir, que la administración pública es tan buena como la privada. Bien empecemos.

    LA EDUCACION FOMENTA LA DESIGUALDAD.
    Basta recordar el caso del principio: los tres hijos del obrero. Si gracias a un sistema educativo perfecto dos de ellos mejoran su posición y sólo el tercero vive igual que su padre…la desigualdad se fomenta.
    No es que la educación sea mala: al contratrio; favorece la movilidad social, y combate la pobreza, pero COMOQUIERA QUE AL MEDIR LA DESIGUALDAD HACEMOS ABSTRACCION DE ESOS DOS FACTORES Y SOLO VEMOS LA DESIGUALDAD EN SI entonces es claro que mientras más educación halla en el mundo mayor será la brecha entre los que la tienen y los que no. Y aunque la educación sea gratuita y excelente, siempre serán mayoría los que no logran convertirse en universitarios o trabajadores especializados, NO los que sí. Y eso hará que con el tiempo la diferencia entre limpiadoras, camareros, albañiles y basureros sea cada vez mayor (no menor) con respecto a los ingenieros, soldadores, torneros industriales, etc. Cuando yo era pequeñito saber usar una computadora te daba buenas oportunidades de conseguir empleo, ahora si no sabes usarla eres un analfabeto del siglo XXI. De hecho, para un campesino analfabeto que llegaba a la ciudad en el siglo XIX era relativamente fácil vivir como herrero, panadero, curtidor o lo que fuera. Para un campesino analfabeto que llega a la ciudad en nuestros tiempos, la vida es mucho más difícil. Lo bueno es que ya casi no quedan analfabetos, pero en el futuro esa brecha entre los que hayan logrado llegar al final de su nivel educativo y los que no será cada vez mayor. Y la desigualdad también. ¿Eso significa que la educación es mala para la sociedad? NO: eso significa que favorece la movilidad social, y la lucha contra la pobreza…pero fomenta la desigualdad. Siempre serán mayoría los que no NO sean trabajadores cualificados en compración con los que sí lo son: y siempre habrá más desigualdad (y no menos) entre unos y otros.

    Por otra parte, ¿Por qué la educación baja la pobreza? Sólo porque el licenciado gana más que el obrero. ¿Y porque gana más? Pues sólo porque el patrono gana más por el trabajo que le produce el licenciado de lo que gana con el trabajo que le produce el obrero. Si multiplicamos por todos los ex proletarios que lanzas a la clase media con un sistema educativo perfecto…entonces el patrono gana mucho más por cada ex proletario convertido en licenciado y su riqueza personal aumenta más todavía: la desigualdad aumenta en vez de disminuir. Todo el mundo sale ganando, pero como nadie gana más que el que ya era rico, pues la desigualdad crece en vez de bajar. ¡Y ruégale a Dios que sea así! Porque si fríes demasiado a impuestos a los ricos, pues no contratan a nadie, y entonces tus licenciados se van a tener que ir a pelar papas como pinches de cocina. Así que es preciso para que tu sistema no colapse que la desigualdad aumente, y que los ricos se hagan más ricos, porque si no, entonces tu sistema educativo no sirve para nada: sólo funciona si los ricos se hacen lo bastante ricos como para seguir contratando. Y para eso necesitan ganar más e invertir más.

    De paso: la educación no mejora a los que no se aprovechan de ella; como ya dije, vivimos en un mundo donde si no eres un trabajador más o menos cualificado lo tienes más crudo. Y si haces una revolución educativa de calidad al alcance de todos, pues los que por las razones que sea (no importa cuáles sean: mala suerte, enfermedad o lo que sea) no pueden aprovechar esa educación, tendrán que vivir en un mundo más y más hostil para ellos, y la diferencia entre el quintil más pobre, y el más rico, será mayor, no menor.

    Lo malo es que precisamente los no cualificados, son el sector más pobre y débil de la sociedad, y la educación no hace mucho por ellos, ya que no se puede conseguir que todos sean licenciados, pero los que no lo son, lo tienen más difícil y no más fácil. Y la tendencia aumentará en el futuro. En resumen: la educación baja la pobreza, y favorece la movilidad social, pero no combate la desigualdad; la fomenta. Y la educación no hace nada por los ciudadanos que no tienen una formación académica sólida, que son precisamente los más pobres. La educación lo que hace es darles a los pobres que se aprovechan de ella la oportunidad de mejorar, baja pues, la pobreza, y fomenta la movilidad social, pero aumenta la distancia entre el quintil más pobre y el más rico.

    Por otra parte, el medio profesional tiene más oportunidades de fracasar y de progresar. Si tomamos mil obreros, mil basureros, y mil camareros recién llegados al campo laboral, y esperamos 25 años , veremos que estarán todos más o menos con el mismo sueldo. Porque las oportunidades de fracasar en ese medio son pocas, y porque lo más que se gana como capataz o supervisor o jefe menor es poco en cuanto se compara con lo que gana el promedio. En resumen: hay un techo del que es difícil pasar, para estar mucho mejor que los demás y en general es también difícil caer más bajo que los demás, la tendencia a la igualdad es mucha.

    No así si comparamos mil médicos, o abogados, o mil ingenieros y esperamos 25 años: unos pocos serán presidentes de la compañía, o habrán puesto su propia oficina y ganarán un pastón, la mayoría ganarán menos, y estarán en el orden del promedio general, y otros se habrán quedado muy cortitos, y no habrán pasado de ochavo. En resumen, el medio profesional es más volátil, hay más oportunidades de ganar más, y también más oportunidades de fracasar, y por tanto, mientras más ex proletarios mandes a ese medio, mayor desigualdad habrá a lo largo de los años en tu sociedad. Y eso aunque todos estén mejor de lo que estarían si siguieran siendo proletarios. El hecho es que la desigualdad, como desigualdad seguirá tendiendo a aumentar, no a bajar.

    MAS PENSIONES AUMENTAN LA DESIGUALDAD.

    Simple: el ingeniero cobra más que el obrero especializado y este más que el basurero o el camarero. Si lo que queremos es la igualdad habría que pagar más pensiones a los menos calificados, pero eso sería una injusticia social. Las pensiones estan muy bien, y bajan la pobreza…pero fomentan la desigualdad en cuanto a tal.

    LA SANIDAD GRATUITA DE CALIDAD FOMENTA LA DESIGUALDAD.

    Simple: las enfermedades siempre crecían entre los más necestiados de cualquier sociedad, que siempre eran los que padecían más mortandad entre todas las clases sociales. Por el lado “malthusiano” de la economía eso hacía que nunca hubiera sobreexceso de camareros, basureros, ni albañiles, y eso mantenía sus sueldos en cierto nivel: al aplicar una sanidad perfecta que cubra a los más necesitados bajas el índice de mortandad, y la competencia para conseguir puestos de trabajos es mayor porque hay más gente interesada en esos puestos de trabajo no calificados. Sus salarios bajan más aún..y la desigualdad crece. ¿Eso quiere decir que es mala una sanidad gratuita de calidad para todo el mundo? NO: eso quiere decir que esa sanidad fomenta la desigualdad.

    MAS GASTO EN INFRAESTRUCTURA FOMENTA LA DESIGUALDAD.

    Simple; si gasto mucho en puertos, aereopuertos, ferrocarriles, puentes, carreteras, y demás, pues estoy creando facilidades para que los grandes comerciantes, (los que ya tenían la billetera gorda desde el principio) ganen más fletando mas mercancías. Un país con buena infraestructura es ideal para invertir y lo es porque los más ricos ganan más al invertir allí. Por lo demás, si bien creas empleos con ese gasto en ifraestructura, lo cierto es que los que más se benefician de ese gasto son los ricos. (Bueno, eso es simplemente el multiplicador keynesiano, no necesito explicarlo mucho).
    Una mención aparte para el gasto en viviendas sociales: fomentan la desigualdad, porque para construirlas tienes que comprar los materiales para hacerlas (puertas, tuberías, cabillas, etc) y los que se enriquecen con eso son los fabricantes de esas cosas…que ya eran pudientes antes de que empezaras a construir esas viviendas sociales, o sea que por cada familia que sacas de la pobreza y le das una vivienda digna, aumentas la bien nutrida cuenta bancaria del hijito de papá que dirige la compañía que te aprovisiona de material. Y si lo multiplicas por todos los ex proletarios que sacas de la pobreza, vez que la desigualdad aumenta en vez de disminuir. OJO: todo el mundo sale ganando, pero como nadie sale ganando tanto como el que ya era rico, pues la desigualdad aumenta. ¡Y ruégale a Dios que sea así! Porque si fríes demasiado a impuestos a las compañías que te venden los materiales para fabricar esas viviendas sociales, y las quiebras, te quedas sin poder construir más viviendas sociales. Así que lo mejor que te puede pasar es que tus impuestos “aprieten pero no ahorquen” porque si no, te colapsa el sistema. Pero si tus impuestos “aprietan pero no ahorcan” la desigualdad seguirá aumentando. Y tú necesitas que siga aumentando para que no te colapse el sistema.

    SOLO LOS EMPLEOS PARASITOS FOMENTAN LA IGUALDAD.
    Si el estado crea empleos parásito (como los keynesianos que ponían a la gente a cavar hoyos para cerrarlos) que nonaporten nada a la sociedad, entonces sí que fomentamos la igualdad, porque son los únicos empleos en que el capitalista no gana más que el asalariado. (es de cajón que nadie va a ser tan bobo como para contratar a alquien por más dinero del que ese alguien produce). Pero el problema es que el poner a cavar y cerrar hoyos fomenta el parasitismo: los que trabajan en esa actividad improductiva viven literalmente a expensas del dinero que el resto de la socieda paga con sus impuestos que financian ese empleo parásito. Le quitas a Pablo para pagarle a Pedro para que Pedro viva como parásito no porque Pedro no trabaje, (lo hace) ni porque no quiera trabajar (naide tiene más ganas de trabajar que un parado sin dinero) sino porque el trabajo que pones a hacer a Pedro es improductivo. Y obligas a Pablo (que sí produce) a pagar del dinero que Pablo se ganó honradamente para pagarle a Pablo para que Pablo pueda vivir como parásito. Eso sí fomenta la igualdad…pero entonces llegamos a la triste conclusión de que fomenta el parasitismo.

    En resumen, el problema según como yo lo veo, es que no se puede usar al estado como herramienta para fomentar la igualdad por la sencilla razón de que las funciones que le competen al estado (educación, sanidad, infraestructura, pensiones, etc) fomentan la desigualdad en vez de combatirla. Ciertamente favorecen la movilidad social, y pueden combatir la pobreza, pero no sirven para luchar contra la desigualdad como tal. Intentar freír a impuestos a los ricos para fomentar la desigualdad a través del gasto público es como intentar usar un destornillador para cocinar: simplemente no es la herramienta correcta. Y no lo es porque con el gasto público no se puede fomentar la igualdad. A menos que paguemos el precio de hacerlo a través de la creación de una nómina parásita que sea injusta socialmente, y poco eficiente económicamente.

    Bueno, así es como yo lo veo. No sé si tengo razón. Me gustaría mucho que analizaran mi punto de vista y me digan donde esta el error, si lo hay. Así aprenderé algo.

  71. Interesante comentario, Ilse, yo apenas tengo tiempo para comentar ahora, pero espero que los demás te lean eso que dices. Lo mereces.

  72. Hay un vídeo de Manuel Ayau, donde explica la ley de costos comparativos.

    Lo cual viene a explicar que la economía no es un juego de suma 0 en el que si uno gana el otro pierde, es decir en un intercambio voluntario, las dos personas ganan, si no, no realizarían dicho intercambio.

    El ejemplo que el pone es:

    Pedro hace 12 Panes en 12 horas y 6 Ropas en 12 Horas
    Juan hace 6 Panes en 12 horas y 2 Ropas en 12 Horas

    Su PIB conjunto es: 18 Panes y 8 Ropas

    Vemos que Pedro es superior a Juan en ambos casos tanto en hacer Panes como en hacer Ropas. Aunque la superioridad de Pedro es 2 a 1 en panes y 3 a 1 en ropas.

    Ahora pensemos como pueden ganar ambos mediante un intercambio y sin aumentar el número de horas de trabajo.

    Ahora cada uno de ellos dedican su trabajo a:

    Pedro hace 8 panes en 8 horas y por tanto 8 ropas en 16 horas
    Juan hace 12 panes en 24 horas y por tanto 0 ropas

    De repente el PIB y con el mismo número de horas es: 20 panes y 8 ropas.

    Vemos que han ganado en total 2 panes.

    Ahora realizan un intercambio:

    Juan le da 5 panes a Pedro a cambio de 2 ropas

    Al final

    Pedro obtiene 13 panes y 6 ropas
    Juan obtiene 7 panes y 2 ropas

    Resultado, al que más tenia en un principio le ha beneficiado colaborar con el que menos tenía y al revés.

    Pedro se enriquece porque Juan se enriquece, si no, no hay intercambio.

    Lo cual demuestra que la economía no es un juego de suma 0, en un intercambio libre los 2 ganan.

    Esto es lo que explicaba Manuel Ayau en el vídeo que mencionaba.

    ——-

    Vamos con la igualdad:

    Yo no soy economista, pero me planteo lo siguiente:

    ¿Qué hubiese ocurrido en una situación de igualdad absoluta?

    Por ejemplo si desde un principio tanto Pedro como Juan hacen el mismo número de panes en 12 horas y el mismo número de ropas en 12 horas.

    Me temo que no se produce intercambio y por lo tanto no hay aumento de riqueza.

    Es decir que para que exista el comercio es necesaria la desigualdad.

    Parece que es evidente, ¿no creen? o ¿me estoy equivocando?

    PD: Por otro lado para que hubiese igualdad absoluta todo el mundo tendría que tener de todo, lo cual ya de por sí es imposible. Primero porque somos diferentes y producimos cosas diferentes a un ritmo diferente, y segundo porque nuestros deseos son diferentes ni si quiera nos interesa tener de todo si no determinadas cosas.

  73. Bueno, yo me refiero a una presentación en power point de Xavier donde este mostraba unas tablas comparativas entre las familias más ricas de los siglos XX y XXI. Me da pereza buscar el link ahora.

    Mi interés estaba más bien en que me mostraran en dónde esta el error de mi razonamiento, si lo hay. ¿Usted ve alguna falla? Si es así, ¿Dónde diría usted que esta?

  74. Ilse: De entrada, es interesante que considerar la educación y el multiplicador keynesiano como detonantes de la desigualdad: creo que a nadie se le había ocurrido nunca hacer eso.

    Pero tu tesis pierde fuerza ante la evidencia: las socialdemocracias nórdicas cobran tasas de impuestos muy fuertes y su gasto público no genera mayores desigualdades sino mayor igualdad. Eso hecha por tierra tu argumento.

    Lo que sí es interesante es que la solución que Pikkety propone o sea, subir los impuestos para usar el gasto público como herramienta para redistribuir la riqueza puede no ser tan eficaz como parece a primera vista.

    Pero te has equivocado al venir aquí: los contertulios de esta página aplauden ciegamente CUALQUIER COSA que diga que los impuestos son malos o que el gasto público no favorece la economía. Nadie te va a criticar tu idea por equivocada que este. Tienes que ir a otra página para que te expliquen donde esta el error de tu razonamiento.

  75. Je je, Ilse. ¿Nos vienes con pensamiento lateral y nos pides que te corrijamos el error?
    Precisamente, lo que tiene de bonito el pensamiento lateral es hacer planteamientos peculiares. Muy interesante todo lo que dices.

    Déjame que me ponga en plan chachi-pedante (es que estoy de vacaciones). No sé si conoces el relato de los sabios ciegos y el elefante.

    A oídos del Rey ciego, que reinaba en el Reino de los Ciegos, llegó un día el rumor de una bestia fantástica do los confines del reino. Una bestia a la que los lugareños llamaban elefante. Intrigado, el Rey ciego llamó a sus mayores sabios -los Sabios Ciegos del Reino de los Ciegos- y les encomendó verificar la existencia de tal “elefante”. Allá partieron los Sabios Ciegos y, tras un largo periplo, llegaron a presencia del elefante. Raudos se aprestaron a reconocer tal espécimen, pero, como eran ciegos, solo pudieron hacerlo por el tacto.

    Tras reconocer a la bestia, volvieron a presencia del Rey ciego, que presto los recibió para escuchar las nuevas. El primer sabio ciego habló:
    – Majestad, un elefante es como un tronco de un árbol.
    Sin duda, este sabio había tocado una pata.

    Otro sabio dijo: “¡no, Majestad! Un elefante es como una lanza”. Sin duda palpó un colmillo.

    – ¿Qué decís? –bramó otro sabio. Un elefante es como una cuerda.
    Este sabio tocó la cola.

    – ¡Mentira! –exclamó otro sabio. Un elefante es como un gran cojín.
    Había tocado una oreja.

    – ¡No es verdad! Un elefante es como una boa.
    Sin duda, palpó la trompa.

    – ¿Os habéis vuelto todos locos? Un elefante es como una manguera que, al tocarla, te echa a la cara un chorro caliente.
    Este sabio, sin duda tocó… ¡ejem!… digamos que es mejor que no sepas qué tocó. ¡Créeme! No siempre el conocimiento es bueno…

    __

    El caso es que todo lo que tú nos cuentas está muy bien visto desde un lado. Mucha gente ve las cosas como si fuesen colonos americanos que, en el siglo XIX, se establecen con sus familias en el lejano oeste y defienden su rancho de los indios con la escopeta en la mano. Cuanto más ganado críen… cuanto más terreno cultiven… cuanta más madera corten… más ricos serán.

    ¡Claro! Sector primario y economía de autoconsumo de subsistencia.

    Pero nosotros hablamos de economías del primer mundo de hoy en día, totalmente “terciarizadas”, donde la gente vive de prestar servicios a otras personas. Para que tú puedas vender servicios, tiene que haber gente que te los pague.

    El estudiante de Derecho que de mayor quiere ser Atticus Finch, ya puede estudiar todo lo que quiera, que como no tengas clientes… no le contratará nadie. No hay los mismos clientes potenciales en un país donde el 80% de la población es clase media, que en un país donde solo lo es un 30%. Es decir: el parado crónico o el mileurista al que la Ley le pasa por encima no contratará nunca un abogado, porque no se lo puede permitir. Se las apañará con la filosofía del “ajo… y agua…” o la más explícita del “bate de baseball”.

    __

    Te voy a poner 4 links, a ver si ves la relación entre el primero y los demás

    (añadir las 3 w a cada uno)

    .vozpopuli.com/actualidad/33499-la-crisis-cruda-tres-de-cada-cuatro-jovenes-espanoles-de-hasta-32-anos-viven-todavia-con-sus-padres

    .lne.es/sociedad-cultura/2010/11/03/pirateria-digital-bate-records-historicos-espana/989318.html

    .huffingtonpost.es/2012/12/19/natalidad-en-espana-en-20_n_2328549.html

    .feuvert.es/actualidad-del-automovil/los-jovenes-prefieren-tener-un-tablet-a-un-coche-320.html

    __

    Ahora voy a hacer otro enfoque.
    Voy a partir de una opinión absolutamente subjetiva e indemostrable que puede que no compartas. Por tanto, te pido que no te cierres en banda y lo tomes como una hipótesis. Un “¿y si fuera así?”.

    Verás: para mí, la razón del enorme crecimiento de Europa y EEUU desde la II Guerra Mundial viene principalmente del endeudamiento. Nosotros hemos conseguido “traer del futuro” ingentes cantidades de dinero (reconozco que esto de “traer dinero del futuro” también es una forma muy personal de entender el endeudamiento).

    Eso no sale de la nada. El endeudamiento precisa confianza en el futuro. O, más sencillo, confianza en que se va a devolver. Es decir: que se van a generar rentas futuras suficientes para devolver lo prestado.

    En Europa, la confianza en que este señor en concreto te va a devolver (porque va a tener con qué), parte de un modelo social en que los perdedores tienen un mínimo de nivel de vida garantizado. Es decir, de la fe en el Estado del Bienestar.

    En EEUU sale de la fe en la movilidad social vertical. Es decir, de la fe en el Suelo Americano.

    Ambas “fes” se han hecho añicos estas 2 o 3 últimas décadas. No para todos los habitantes, pero sí para capas inmensas de población. Las suficientes para que buena parte del dinero/deuda creado se destruya, porque su colateral era algo tan etéreo como la fe, también llamada creencia. O credibilidad. O crédito.

    Ya pueden sus bancos centrales darle a la “regadera”, que no va a funcionar.

    __

    ¡Hala! Ni siquiera yo mismo me creo todo lo que he dicho. Pero hoy estoy provocador y como Izquierdista ha dicho que por aquí somos muy monolíticos…

    En esos últimos párrafos me ha parecido escuchar violines mientras escribía…

    Jeje.

  76. Izquierdista: ¿Porque las socialdemocracias nórdicas tienen esos márgenes de igualdad? Estoy de acuerdo en que empíricamente es una objeción seria, pero si mi razonamiento esta equivocado me gustaría saber porque exactamente es que en las socialdemocracias nórdicas no se cumple lo que yo digo. A lo que me refiero es a esto: no me basta conque me demuestres que en efecto, mi razonamiento puede no coincidir con la realidad, pero lo que a mí me interesa es saber dónde esta el error y porqué, porque así es como puedo aprender. Responder sólo conque “en este caso no se cumple lo que tú dices” no me explica porqué es que no se cumple. No aprendo porqué. Y quiero precisamente aprender porqué.

    aversiahora: me parece interesante lo que dices, pero no le veo relación con el tema de la desigualdad. Mi teoría es que incluso admitiendo que Pikkety tenga razón en todo lo que dice, (no soy enemigo suyo) la solución que propone, que es apostar por elevados impuestos para usar el gasto público como herramienta para redistribuir la riqueza y combatir la desigualdad no cambiara mucho la desigualdad: lo que haría en todo caso sería combatir la pobreza y favorecer la movilidad social, pero la desigualdad como tal no variaría mucho: y es preciso que NO varíe, porque si el sector más rico no tiene suficiente capital para invertir y contratar más personal, la pobreza aumentará, es decir, que en última instancia el sistema NECESITA la desigualdad, para mantener bajo el desempleo y elevar el nivel de vida, y que la educación, sanidad, infraestructura, etc no varían mucho ese cuadro. Puedo tener razón o no tenerla, pero si no la tengo me interesa saber exactamente porqué.

  77. El argumento de que los superricos de los 80 ahora lo son menos y han sido sustituidos por otros es bastante irrelevante, quizás el error es otra vez el individualismo metodológico.

    El problema para la sociedad y la economía mundial es que un 10% controle un % tan alto de la riqueza, no quienes son los que formen ese 10%.

    Que en el Capitalismo hay movilidad entre clases sociales lo dice el mismo nombre, no estamos hablando de castas, sino de clases.
    De ahí a negar la polarización social hay un abismo, y de eso es de lo que hablan los críticos del Capitalismo, de la creciente polarización social.

    Yo lo veo continuamente a mi alrededor, los datos también lo corroboran. Estas cruzadas que tiene el Señor Rallo le hacen perder credibilidad.
    Un economista, o sea un científico social debería de estudiar la realidad y a partir de ahí presentar teorías para explicarla, teorías que deberían de estar en continua evolución.

  78. @Carl
    ¿Irrelevante para quien?
    A mi me parece muy relevante y “sano” ese proceso de sustitución. El problema no es el porcentaje de los que controlan los recursos. La cuestión es evaluar si estamos legislando en el sentido de que siempre y en todo caso seamos los consumidores los que en última instancia decidamos quienes han de controlar los recursos y los que revalidemos todos los procesos productivos y todas las innovaciones tecnológicas.

  79. Para mi precisamente el problema es el porcentaje de los que controlan los recursos, y es lo más importante de las investigaciones de Piketty. Algo que muchos intelectuales venían denunciando y que muchos veíamos a nuestro alrededor, ahora está negro sobre blanco con datos históricos.

    Los recursos son de cada vez menos megacorporaciones controladas por cada vez menos ciudadanos mientras la mayoría cada vez somos mas insignificantes por la pérdida de poder adquisitivo y el retroceso de la democracia.

  80. Ilse,

    totalmente de acuerdo en tu crítica a Piketty. Dinamitas una de sus conclusiones más aplaudidas con un sencillo ejemplo.

    Bastante en desacuerdo con el resto de tu argumentario y conclusiones.

    Para no extenderme mucho, tres apuntes:

    1º “La educación (pública, se entiende) fomenta la desigualdad”

    ¿ Dónde crees que habrá mayor desigualdad formativa, (por supuesto obviando el sumatorio total en un caso y en otro)..?

    a) en un sistema público, esto es, centralizado, en el que unos pocos “iluminados” deciden un sistema único de formación para TODO EL MUNDO INDEPENDIENTEMENTE DE LAS ACTITUDES Y APTITUDES de todos y cada uno de los “formados”.

    b) en un sistema de libre mercado, esto es, descentralizado, en el que muchos “formadores” compiten entre sí, ofreciendo diferentes soluciones tanto en los diferentes nichos de demanda como para un mismo nicho.

    A muy temprana edad te encontarías con alumnos que con buena disposición a estudiar y dentro de un sistema educativo más adecuado a sus aptitudes intelectuales, despegarían con respecto a otros alumnos menos motivados y/ó menos inteligentes (aún estando éstos últimos en centros apropiados a sus capacidades). Y entre medias todas las demás posibilidades.

    2º “Más pensiones (públicas, se entiende) aumentan la desigualdad”

    ¿ Dónde crees que habrá mayores diferencias en las pensiones, (por supuesto obviando el sumatorio total en un caso y en otro)..?

    a) en un sistema público, donde unos “iluminados” deciden PARA TODOS POR IGUAL, cuánto y durante cuánto tiempo te quitan de tu renta para poder “cumplir” con las promesas pretéritas hechas a los pensionistas de hoy, con la promesa de que harán lo propio con las rentas generadas por “otros” en el futuro.

    b) en un sistema de libre mercado, donde cada uno DECIDE VOLUNTARIAMENTE, cuánto y cuándo quiere ahorrar para su pensión.

    Te encontrarías con gente nada previsora (independientemente de su renta vive al día) y sin pensión y con gente muy previsora, que dependiendo de su capacidad de ahorro, podrían llegar a tener pensiones brutales. Y entre medias, todas las demás posibilidades.

    3º “La sanidad gratuita de calidad fomenta la desiguladad”

    Puedes hacer parecida reflexión que con las pensiones.

  81. Lo que llaman igualdad es:

    Taparle la boca al elocuente.
    Dejar cojo al más rapido.
    Hacer pobre al que intente hacerse rico.

    Puros actos de violencia y todos igualitos viviendo en la miseria. No gracias.

  82. Bueno, Felson, yo me refería más bien al hecho de que la educación NO fomenta jamás la igualdad (sea la que sea) sino que lo que hace es bajar la pobreza y fomentar la movilidad social, que no es lo mismo. Pero digamos que no sirve para combatir la desigualdad como tal.

    Pensiones y sanidad lo mismo.

    El argumento de Pikkety es que la desigualad es un mal en sí mismo, que constituye una amenaza a la sociedad, en sí misma, si pasa de ciertos límites. (más o menos lo que dice Carlx). Pero el problema que YO le veo a su receta es que las partidas del gasto público no sirven para fomentar la igualad. Y por eso es que me parece que subir los impuestos para usar el gasto público como herramienta para redistribuir la riqueza es como querer cocinar con un destornillador: no resulta porque no es la herramienta adecuada.

    Y es en ese punto concreto donde me gustaría saber si vez algún error en mi razonamiento.

    Carlx: entiendo que tu dices básicamente que nadie debe tener más de X cantidad de dinero porque eso es poder, y el exceso de poder es una amenaza a la libertad. Si (por pura comodidad en los cálculos) tenemos una sociedad en que hay 100 personas con 100 millones cada una y eso es “demasiado poder para un hombre” entonces hay que quitarle el 80% de su dinero para proteger la libertad de los demás. No me parece mal, peor le veo una pega: pasamos a una sociedad donde hay 100 personas con 20 millones cada una…y un estado que ahora tiene 800 millones que antes no tenía (producto del impuesto del 80% a cada uno de los 100 ricos) ¿Y eso no es demasiado poder también, y por lo tanto una amenaza a la libertad ajena? ¿quién o qué nos garantiza que el estado “redestribuira” esa riqueza en vez de “concentrar más capital, porque el capital tiende a concentrarse”?

  83. Ilse,

    pensaba que te referías a que una mayor provisión pública de la sanidad, educación y pensiones fomentaba mayor desigualdad que la fomentada por el mercado.

    Y en eso no estaba de acuerdo, por lo menos de entrada.

    Si a lo que te refieres es que una sociedad fomenta mayores desigualdades conforme tiene una mayor provisión de calidad en sanidad/educación/pensiones, EN COMPARACIÓN con una donde exista menor provisión de calidad en esas partidas, pues entonces sí que estoy de acuerdo.

    Pero en este caso..¿ y quién no..?

  84. @Felson: “Si a lo que te refieres es que una sociedad fomenta mayores desigualdades conforme tiene una mayor provisión de calidad en sanidad/educación/pensiones, EN COMPARACIÓN con una donde exista menor provisión de calidad en esas partidas, pues entonces sí que estoy de acuerdo”.

    “Pero en este caso..¿ y quién no..?”

    Bueno, creo que…Pikkety no lo esta. Y eso es lo que me intriga: parece pensar que una sociedad donde se llega a un grado muy elevado de desigualdad puede colapsar incluso aunque la pobreza sea poca. Vale, pero es que si es así la receta que propone como solución al problema no resuelve realmente la cuestión: si mientras mejor y de mayor calidad sea la educación, la sanidad, las pensiones, e infraestructura, el resultado sera siempre más desigualdad y no menos, entonces por mucho que se fría a impuestos a los más ricos y por mucho que baje la pobreza el problema principal (el que según Pikkety es un problema en sí mismo) es decir el problema de la desigualdad NO se soluciona. Por lo menos no baja nunca la desigualdad como tal, independientemente de cuántas personas salgan de la pobreza, ni cuánta movilidad social haya.

    Y si es así, entonces la crítica que habría que hacerle a Pikkety es que según su propia teoría, la solución que él mismo propone no resuleve el problema de la desigualdad.

    Si Pikkety adoptara la postura de los austríacos de “Bueno, que diablos, a mí no me importa un pimiento la desigualdad, mientras cada vez haya menos pobres, y cada vez haya más movilidad social” no me extrañaría: su postura sería consecuente consigo misma.

    Pero adopta la misma postura de Carlx: que de cierto grado en adelante la desigualdad es una amenaza para la sociedad y debe ser combatida como un mal en sí mismo.

    Y allí es donde veo la incosecuencia en su planteamiento: que el remedio por el que aboga no resuleve el problema de la desigualdad como tal.

    ¿Y tú que piensas?

  85. Ilse

    Yo creo en una sociedad donde todos los ciudadanos sean propietarios de lo producido con su trabajo físico o mental.

    O sea, creo en la sociedad del usufructo.

    Una sociedad con ciudadanos de primera, los propietarios y ciudadanos de segunda, sus esclavos a cambio de un salario es imposible que sea una sociedad libre.

    Y después si en esa sociedad del usufructo hay ciudadanos que destacan y hacen un trabajo más útil a la sociedad que otros es justo y lógico que tengan remuneraciones mayores que el resto.

    El Capitalismo tiene como filosofía la valorización del valor para su acumulación. La búsqueda de ganancia y la acumulación de la misma.
    Es injusto e ineficiente en todos los sentidos.

    Ahora mismo el poder absoluto lo tienen el sector financiero y las grandes corporaciones, para mantenerlo y aumentarlo tienen a sus burócratas y tecnócratas a sueldo en organizaciones supranacionales y antidemocráticas como el FMI, .., la Troika etc.

    Como recuperar, como empoderar a la sociedad civil como pretendieron los revolucionarios franceses en 1879?. Pues democratizando la sociedad, no sólo la superestructura política y social, sino también y más importante la infraestructura productiva.

    Y como hacerlo, pues favoreciendo a los pequeños productores y Cooperativas y penalizando a las grandes empresas y fortunas. Y para ello hay que llegar al poder de forma democrática con estos proyectos.

    PD – Los neoliberales se llenan la boca con los conceptos de libertad, ausencia de coacción, .. ,etc, pero no es más que palabrería para defender a los que utilizaron la coacción para acapararlo todo y a los que para ser ellos libres esclavizan a la mayoría de los ciudadanos

  86. En el Paleolítico había menos desigualdad. No había grandes fortunas como Bill Gates, Paul McCartney, Angelina Jolie, Amancio Ortega, etc.

    ¿Sería bueno regresar a dicha época?

  87. @Carlx

    Yo creo en una sociedad donde todos los ciudadanos sean propietarios de lo producido con su trabajo físico o mental.

    Y en un paraíso de trabajadores autónomos, dentro de los servicios (no bienes), ¿cómo se define eso de “lo producido con su trabajo físico o mental”?

  88. Pues una sociedad sin parásitos rentistas y sin trabajo asalariado. Una sociedad de productores independientes y empresas Cooperativas.

    Una sociedad de ciudadanos libres, y por tanto socialmente iguales, o socialmente iguales y por tanto libres

  89. En un paraíso “sin parásitos rentistas y sin trabajo asalariado”, ¿todo el mundo ganaría lo mismo? ¿No? Entonces, ¿cuál es el problema?

  90. Ilse, por partes:
    Educación:
    La privada fomenta la desigualdad: Para eso se paga y se paga más si fomenta más la desigualdad. Eso es de cajón, creo yo.
    Pero la pública depende, puede que sí y puede que no. No porque generes licenciados generas desigualdad porque su salario puede bajar por exceso de ellos o pueden irse al paro (caso español). En una sociedad hace falta una proporción de camareros e ingenieros dada. No veo un efecto tan claro.
    En todo caso, como la pagan unos y la reciben todos entonces es, al menos, menos desigualitaria que la privada. Y solo con esa merma de producción de desigualdad entre el sistema puramente privado y el público ya estás, si no fomentando, sí frenando la desigualdad.

    En pensiones, infraestructuras y sanidad es lo mismo. No frenas la desigualdad, frenas su aceleración privada. Por lo tanto, cuanto más impuestos más frenas -aunque no pares-.

    No estoy muy seguro de lo que digo, pero tu post merece discusión. Lo que me da pena es que alguien con tan buen razonamiento económico vaya a perderlo en cuanto empiece las clases de Economía en casi cualquier facultad. Un consejo: sigue escéptico.

  91. @Carlx

    en ese paraiso que prometes …

    … sincermente no veo muy felices a los antiguos trabajadores de Fagor, que al ser accionistas de su propia empresa (como muy bien sabes, los trabajadores de una cooperativa son ‘accionistas’ o ‘duenos’ de la empresa, propietarios de sus medios de produccion, miembros del paraiso terrenal), ahora que esta ha quebrado, se tienen que hacer cargo con la deuda de la empresa, es decir, cada uno de los trabajadores de Fagor tiene que pagar con su ahorro pasado la deuda gigantesca que ha dejado Fagor con sus proveedores y los bancos.

    En tu paraiso terrenal estaria prohibido trabajar por un salario, aun cuando se quisiera de manera voluntaria, y por tanto se estaria condenado a perder parte de tu ahorro pasado en caso de quiebra de la empresa, cosa que no ocurre si eres asalariado.

    Me encantan los paraisos en la tierra … :-)

  92. En una cooperativa el trabajador es a la vez trabajador y accionista. Al principio de su vida laboral debe poner dinero para su empresa (lo equivalente a “comprar las acciones”). Como al principio de su vida laboral no tiene dinero, lo más normal es que sean sus padres los que pongan el dinero. Es decir, los padres tienen que poner dinero para que su hijo trabaje en la cooperativa. Pero si se permite el trabajo asalariado, los padres tendrían más opciones para elegir:

    1º Podrían emplear ese dinero en ser accionistas, pero de una empresa distinta de aquella en la que trabaja su hijo.
    2º Podrían emplear ese dinero en obtener rentas de otro producto financiero (Letras del Tesoro, depósito a plazo fijo, etc.)
    3º Podrían haberse gastado ese dinero, si lo prefieren.
    4º La posibilidad de ser parcialmente propietarios de la empresa donde trabaja su hijo sigue existiendo: les basta con comprar acciones de dicha empresa.

    Por tanto, el permitir el trabajo asalariado te permite elegir entre más opciones. ¿Es malo tener más dónde elegir?

  93. @kahuna

    Como bien dices, “en el paraiso terrenal (de Carlx), estaría prohibido trabajar por un salario, aun cuando se quisiera de manera voluntaria”.

    Sería interesante ver como quedaría el esperpento jurídico:

    Art X.
    1.- El Estado Z se constituye en una sociedad de ciudadanos libres y socialmente iguales.
    2.- Queda absolutamente prohibido el contrato de trabajo por cuenta ajena o cualquier otro negocio jurídico en el que una persona física intercambie su trabajo a otras personas físicas o jurídicas por una remuneración monetaria, en especie o de cualquier otra clase.
    3.- Las relaciones laborales establecidas entre las Administraciones Públicas y los Servidores Sociales no serán consideradas como contratos de trabajo por cuenta ajena.
    4.- Quedan prohibidos todos los contratos o negocios jurídicos que por constitución de usufructos, o fraccionando la relación, o por cualquier otro fraude de ley, enmascaren relaciones laborales contractuales por cuenta ajena.
    5.- Los Jueces y Tribunales embargarán todos los bienes producto de intercambios devengados de las relaciones laborales de los epígrafes anteriores. Su regulación será desarrollada por leyes penales.
    6.- Las Administraciones Publicas crearán establecimientos Penitenciarios Especiales Educacionales para los infractores de las normas sociales de este código.
    …….
    (entiendo que la severidad de las sanciones a los infractores deberían ser reguladas en leyes penales, puesto que un incumplimiento mas o menos generalizado atacaría a la estructura social del Estado)

  94. Bueno, el debate de si una educación pública es mejor o peor que la privada es OTRO debate en el que no quiero entrar: Porque no es nesecario, ya que lo que yo digo es que mientras mejor sea el sistema educativo (público o privado, es indiferente) más desigualdad habrá. Por tres razones:

    1. La educación no hace nada por los que no se aprovechan de ella. De hecho, les obliga a vivir en un mundo más hostil para ellos. Y la diferencia entre el quintil más pobre (el menos ilustrado, que siempre será mayoría, por muy bueno que sea el sistema educativo) será mayor y no menor. Lo que la educación hace es que muchas personas pasen del quintil más bajo a los más altos, pero no elimina la desigualdad como tal ni la distancia entre el quintil más alto y el más bajo.

    2. El medio profesional es más volátil que el no profesional, porque hay más oportunidades de fracasar y de progresar, si medimos las desigualdades entre mil albañiles, mil camareros, y mil basureros 20 años después de que empiezan a trabajar y las comparamos con las desigualdades de ingresos entre mil médicos, mil ingenieros, y mil abogados veinte años después de que empiezan a trabajar, veremos que entre los segundos hay mucha más desigualdad de ingresos que entre los primeros.

    3. Los que pagan a los licenciados son los ricos que les contratan, y como pagan más precisamente porque se enriquecen más que ellos por el trabajo que hacem (porque si no no les contratarían para empezar) entoces quienes más se benefician en úlitma instancia de la educación son los que ya eran ricos desde el principio.

    OJO: todo el mundo sale ganando realmente, pero nadie gana más que los que ya eran ricos desde el principio. Por eso digo que la educación no es mala, pero que no sirve para combatir la desigualdad como tal; lo que hace es bajar la pobreza y favorecer la movilidad social, pero no sirve como herramienta para combatir la desigualdad. Algo parecido pasa con la infraestructura y el multiplicador keynesiano. Por eso digo que la receta que propone pikkety (elevar los impuestos para usar el gasto público como herramienta para bajar la desigualdad) no sirve, porque el gasto público no se presta a ser usado para bajar la desigualdad. Allí es donde veo la falla.

  95. llse,

    La igualdad es un falso valor. Incluso cuando sus defensores lo sacan a colación se ven en la necesidad de acotarlo profusamente.

    La libertad, como ausencia de condicionantes, también es un falso valor.

    Acaso ambos persiguen algo beneficioso para todos: la limitación del poder ofensivo de unos sobre otros, la extinción del abuso.

    No existe algo así como “la libertad”, como una meta alcanzable, aunque sí un proceso de liberación en la búsqueda de nuestros objetivos. Pero aún en su acepción realista, entendida como la capacidad de decidir voluntariamente entre el mayor número posible de opciones, con el menor número de condicionantes (especialmente el de la coacción ajena) también necesita acotación: está limitada por la libertad ajena. Pero basta esta acotación para reducir el alcance de su extensión relativa sin afectar a su objeto que queda inalterado: ampliar opciones individuales de forma compatible con la cohesión social (necesaria por nuestra propia naturaleza social y precisamente como contexto que amplia nuestras posibilidades individuales). Entendido así, el aumento de libertad y cohesión corren una suerte paralela, sin necesidad de freno, generando proceso expansivo y divergente de objetivos en una sociedad abierta.

    Sin embargo, la igualdad, como tú muy bien señalas, por mas que la acotemos no es un valor perseguible sin dañar una y otra vez a otros muchos (obliga a limar diferencias en un proceso de “poda” reductivo, convergente hacia un “modelo”) y sin traicionarse a sí misma: toda igualdad de partida será aprovechada de modo distinto por seres distintos.

    Evitar eso, pretendiendo que todos “los seres” sean iguales (ni las hormigas lo son) es impedir la dinámica vital, que nos aboca a la diversificación, la diferenciación, el continuo ensayo de nuevas soluciones adaptativas en un proceso que se retroalimenta.

    ¿Hemos de perseguir que todos tengamos la misma belleza, la misma inteligencia, la misma fortaleza, personalidad, el mismo sexo?…¿Nos hacemos partidarios de la Eugenesia? Evidentemente no ¿Acaso los mismos objetivos, las mismas tareas,las mismas responsabilidades, los mismos ingresos… Tampoco parece muy realista, ni siquiera beneficioso…Nos referiremos entonces a igualar circunstancias, no personas, a igualdad apriorística, en potencia…

    Los mas razonables defensores de la igualdad reducirán su alcance y su objeto (poniéndole freno, pues saben que hay muchas diferencias beneficiosas) básicamente a ámbitos que pretenden ser de partida, no de llegada. Aunque, paradójicamente, en un proceso dinámico, diferente a una balanza estática, si la llegada es distinta…¿Cómo restablecer la igualdad de partida en la siguiente ronda de actuaciones, sin perjudicar una evolución progresista, de mejoría? (al cabo, una objetivo distinto alcanzado por alguien puede engendrar una nueva meta y oportunidad para otros).

    Estos son los ámbitos razonables que suelen citarse para perseguir la igualdad:

    – La igualdad de oportunidades, no de resultados. Aquí la salud y la educación ejercen una atracción casi fetichista.

    – La igualdad de todos ante la Ley.

    Pero estos aparentemente razonables objetivos encierran sus trampas.

    Igualdad de oportunidades: de nuevo se cae en la falsa analogía con un equilibrio estático y estable que nada tiene que ver con la vida. En el supuesto de que se alcanzara tal cosa ¿Qué hacemos a partir del momento en que se generen resultados diferentes? ¿Acaso no generarán oportunidades diferentes?…Parece mucho mas razonable perseguir la mejora y ampliación de oportunidades para todos, no su igualdad. La vida no es ni una carrera de 100m lisos (todos la misma meta y línea de salida), ni el Tour de Francia (diferente punto de partida pero misma llegada) ni un salto de longitud (mismo punto de partida, distinta llegada).

    Igualdad ante la Ley. Aquí el lenguaje nos juega una mala pasada pues expresa mal una idea acertada. Es absurdo pretender que seamos iguales ante la Ley pues si esta sirve para algo es precisamente para dar un trato distinto a quienes obran legalmente y a quienes no. Es la Ley la que tiene que ser igual, simétrica, la misma, para todos nosotros (tan distintos) y aplicarse imparcialmente y sin privilegios, para discriminar responsabilidades diferentes por “actuaciones” diferentes.

    Y en último término, la igualdad de oportunidades entra en conflicto con la igualdad ante la Ley: ¿debe tener las mismas oportunidades el delincuente que su víctima?. Si las reglas de juego son las mismas para todos ¿tendrá las mismas oportunidades de ganar el partido un jugador experto y entrenado que un novato y poco esforzado?

    Aumento y mejora de oportunidades para todos y ausencia de privilegios legales. Esos objetivos son perfectamente compatibles con el aumento de libertades y contribuyen decididamente a disolver los efectos nocivos de las diferencias de poder (que siempre habrá, estatal o privado) pero no son compatibles con el reduccionista objetivo de la igualdad, que frena el aumento y mejora de oportunidades y acaba adulterando la imparcialidad de la Ley (igualdad mediante la ley).

    Por todo ello me parecen muy interesantes tus objeciones a la propuestas de Piketty

  96. ¿Por qué la desigualdad salarial es mala?
    Si no lo es, ¿por qué un aumento de la desigualdad salarial es malo?

    ¿Existe alguna relación entre la desigualdad salarial y la oferta monetaria?

  97. @Juan Ramón Rallo Me llama particularmente la atención el tema de la evolución de la desigualdad salarial por nivel educativo alcanzado.

    Si se supone que el paradigma mayoritario en la economía dice que los salarios crecen con la productividad (donde el nivel educativo y la tecnología disponible son determinantes), ¿cómo es posible que el salario de las personas que no han alcanzado un graduado en secundaria esté cayendo estos años? Su nivel educativo se ha mantenido igual (sin graduado en secundaria), pero la tecnología disponible y la productividad de la economía ha aumentado muchísimo estas últimas décadas. ¿Por qué entonces ha caído su salario?

  98. Varios asuntos:

    1) Tendría que irme a las tripas de los datos, pero creo que estamos tratando de salarios reales, esto es, excluyendo otras compensaciones no salariales al trabajador (seguro médico). A este respecto: http://juanramonrallo.com/2014/08/el-mito-del-desacople-entre-salarios-y-productividad-en-eeuu/
    2) Lo que dicen los economistas es que los salarios dependen de la productividad MARGINAL. Este matiz es relevante, dado que la entrada de cientos de millones de trabajadores en el mercado global (que compiten directamente con ese tramo de los estadounidenses) puede haber rebajado su productividad marginal (la dotación de capital por trabajador en China no es la de EEUU).

  99. Entonces:

    1)¿La remuneración total a los trabajadores sin secundaria (incluyendo la no salarial) ha podido aumentar?

    2) Cuando las regiones que están reduciendo su tasa de pobreza y aumentando sus salarios reales, tales como China o Bangladesh, alcancen una riqueza similar o comparable a la de occidente, ¿los salarios de los estadounidenses sin secundaria pueden volver a crecer a un ritmo mayor?

    En cualquier caso, ¿el aumento de la productividad mundial tendrá repercusiones positivas en los salarios de los más pobres como ya lo está teniendo en las regiones recientemente globalizadas?