Debate con el coordinador del informe de Cáritas sobre exclusión social – 4/11/2014

También te puede gustar

4 comments

  1. “Hay necesidades que no se deben dejar a la discrecionalidad de algunas familias o personas, se necesita un aparataje público, que garantice que en este país que hace poco era un país rico, determinados derechos fundamentales estén garantizados”.

    – Nunca hemos sido ricos, por tanto, solo estamos mostrando nuestra verdadera naturaleza.

    – Si el estado debe ser benefactor, ¿porqué quienes lo eligen no lo van a ser? y si lo son, ¿para qué se necesita que el estado lo sea, si ya lo somos nosotros? y si somos discrecionales, ¿cómo nos garantiza este señor de Cáritas que el estado elegido no lo sea?…

    Uf me hago tantas preguntas sobre este párrafo, que si copio algo más me deprimo.

  2. Conocemos las causas, conocemos los efectos. No hay por qué quitar dramatismo a la situación que denuncia Cáritas. Es escandaloso que el Estado redistribuidor (via impuestos progresivos, políticas públicas, gestión funcionarial de los servicios públicos…), con un control del 50% de la riqueza, no sea capaz de acabar con las situaciones de pobreza y exclusión en su población. Alguien debería hacérselo mirar, ¿no?.

    Todos sabemos que Cáritas jamás sacará buenos principios de la observación certera de la realidad, porque como sus compañeros de viaje marxistas con la vulgata socialista, reconocen la primacía del “pensamiento social cristiano” sobre el sentido común en la economía.

  3. GFaye, no confunda catolicismo (Cáritas) con cristianismo. Es una sinécdoque bastante recurrente. También existen los protestantes, que nada tienen que ver con las teorías pseudo-marxistas de los católicos, con su menosprecio del trabajo y del apoyo del “pobrismo” coactivo que diría Antonio Escohotado. Por no hablar de los pecados “veniales” del robo y la mentira, y la satanización del sexo. Léase a Max Weber

  4. En mi modesta opinión, este bien intencionado señor, metiendo en un mismo saco “pobreza, malos tratos, situación de discapacidad, problemáticas duras (pese a tener ingresos suficientes)” flaco favor le hace a los pobres (me refiero a los que son pobres) diluyéndolos entre tanta ingeniería (Exclusión social, Exclusión severa, Zona de vulnerabilidad, Modelo social, etc.).
    No sé si me he explicado bien.
    Respecto a sus soluciones, pues como las de cualquier socialista a uso. El Estado no soluciona nada, queremos más Estado. No creo que entendiese mucho de lo que el Profesor Rallo le decía.
    De todas formas, lo que más me llamó la atención es que repitiese hasta en tres ocasiones (15:15, 16:11 y 16:19) el nuevo slogan “bien común”. ¿Hasta qué punto estarán arraigando en Cáritas las disparatadas ideas de Christian Felber?