Por otra década de libertad

En 2015, el Instituto Juan de Mariana cumple 10 años. Una década de continuada, comprometida e independiente defensa de la libertad frente a todos aquellos que han pretendido cercenarla, ya sea para meterse en nuestra cama o para arrebatarnos nuestra cartera. Frente a las comunas socialistas y a las comunas distributistas, el liberalismo promueve el ideal de una sociedad abierta donde convivan en recíproca tolerancia concepciones de la vida plurales y heterogéneas: vive y deja vivir (libertad), haz el amor y no la guerra (paz y ausencia de coacción), mi casa es mi castillo (propiedad).

Atendiendo, sin embargo, al estado de nuestra sociedad, parecería que en diez años hemos avanzado más bien poco o que, incluso, hemos retrocedido. Reaccionarios de izquierda y de derechas se han instalado en el gobierno o aspiran a hacerlo a corto plazo, garantizando una sostenida merma en nuestras libertades. ¿Acaso han caído en saco roto los millares de artículos, los centenares de conferencias o las decenas de intervenciones televisivas y radiofónicas de los miembros del Instituto Juan de Mariana a lo largo de estos últimos diez años? Sinceramente no lo creo: si el precio de la libertad es la vigilancia permanente, no nos queda otra que continuar vigilantes aun en medio de un continuado retroceso de nuestras libertades. Acaso en mayor medida cuando la coyuntura es especialmente adversa.

Por eso en 2015 seguiremos desplegando las actividades que han venido caracterizando al Instituto durante su primera década de existencia: nuestras charlas semanales, nuestros artículos diarios, nuestros seminarios de formación intensiva, nuestra Universidad de Verano, nuestra Cena de la Libertad, nuestro Congreso de Economía Austriaca, nuestra Feria de Libros liberales o nuestros informes de investigación. Continuaremos haciendo aquello por lo que nos hemos caracterizado durante una década y, en la medida de nuestras posibilidades, trataremos de hacerlo mejor.

Pero tras diez años de actividad probablemente no baste con un “más de lo mismo aunque mejor”. Los nuevos retos para nuestras libertades representan nuevas demandas que atender y el desarrollo de las nuevas tecnologías proporciona nuevas modalidades de oferta con las que atenderlas. Ya lo alertó Mises cuando nos exhortó a no ceder jamás ante el mal y a combatirlo con mayor audacia: audacia, astucia y perseverancia. Así, 2015 será un año de cambios y de novedades para el Instituto: cambios y novedades que esperamos sean de vuestro agrado y, sobre todo, que os proporcionen nuevas herramientas para librar la muy esencial batalla de las ideas, en particular durante esta etapa crepuscular para las libertades.

Mas, justamente por ello, este 2015 también necesitaremos de vuestro más activo y entusiasta apoyo. Pese a ser regados con decenas de millones de euros por las omnipotentes oligarquías globales e intergalácticas, el Instituto es un centro de pensamiento humilde y austero que sobrevive merced a las microaportaciones de sus varios centenares de comprometidos miembros. A todos ellos: muchas gracias por habernos permitido nacer y crecer durante estos diez años; sin vosotros no existiríamos. A todos los demás: gracias por visitarnos, por nutrirnos con vuestros comentarios y con vuestras críticas; ojalá este 2015, a la luz de las novedades que os presentaremos próximamente, os decidáis a ayudarnos para así contribuir a sostener y amplificar el escaso número de altavoces con los que hoy cuenta el liberalismo en nuestro país.

De ahí que, a pesar de las más que evidentes amenazas que se ciernen sobre nuestras sociedades, me gustaría brindar por un esperanzador 2015: brindemos por esta conclusa década de vida del Instituto en defensa de la libertad y brindemos, también, por esta incipiente nueva década de lucha infatigable por la libertad. Por todos vosotros: gracias por estar ahí durante estos diez años. Os emplazamos a que nos sigáis acompañando en los próximos diez.

También te puede gustar

7 comments

  1. Si puedo aconsejar algo, más caña a los ejemplos y las propuestas de reformas, criticas al núcleo duro de las propuestas de los demás siempre es necesario, pero más importante es explicar bien alternativas, hay mucho desconocimiento, por no decir interesados equívocos sobre lo que defienden los liberales.

    Además creo que Cataluña es una fruta madura, es receptiva a un discurso contra una redistribución excesiva de impuestos, una descentralización del poder, quizá algo intervencionista en el tema cultural, educativo y lingüístico, pero es más reactivo a otro intervencionismo. Se puede allí ganar la batalla de las ideas y es clave proteger sus recursos para evitar una expansión intervencionista en el conjunto.

  2. Juan Ramón, ¿Qué tienes pensado hacer si Podemos llega al poder en este entrante año 2015?

    Me refiero a lo relacionado con tu actividad profesional, posible patrimonio que puedas tener etc, etc…

    ¿Crees que lo de Podemos es tan grave como para pensar emigrar a otro país?

  3. Ahora están con lo de la ‘Hepatitis C’, hace cuatro días con el ‘Ébola’…
    todo demagogias para intentar derrocar al gobierno.
    Yo creo que la gente al final lo que va a hacer es seguir viviendo ‘acosta’ de los demás.
    Se supone que se cura esto y que el tratamiento es ‘caro’ pero que el que lo ha ‘inventado’ NO lo baja de ‘precio’, que casualidad.
    ¿Porqué iba una negarse una farmacéutica a NO bajar el precio para que lo adquieran más consumidores si lo que quiere es generar cada vez más beneficios?
    están como una cabra todos los demagogos, pero en fin…
    por suerte, la VERDAD se impondrá. Ese es el ‘impuesto’ que tiene que haber, el de la VERDAD.

  4. Y digo yo…
    si tanto ‘valoran’ la cura para la Hepatitis C, ¿porqué se quejan de su ‘precio’ tan alto?
    será porque son unos hipócrita-demagogos ‘egoístas’ que ‘valoran’ más su vida. Si al menos lo admitieran, no harían el ridículo como lo hacen.
    Ahora dicen que en India está 45 veces más bajo el ‘precio’, ahora a ‘ensalzar’ a países cuasi inútiles históricamente en vías de desarrollo para tildarlos de héroes.
    La raíz de esas cosas es el ser humano, así de simple. Que no venga con tanta demagogia porque luego saldrá el Sida II.

  5. Pedro

    Yo en algún momento ya me lo he planteado… El peligro real para mí es el del corralito por salida del euro. Para el que tiene pocos ahorros en cuentas de ahorro normales, y no tiene segundas residencias en el extranjero ni nada, ¿que opciones tiene para salvar su pequeño patrimonio? ¿Hay que resignarse a ver cómo los ahorros de años de trabajo y sacrificio son saqueados por el gobierno?

    Si tuviese claro que fuese a haber un corralito, me saldría a cuenta dejar el trabajo, y vivir de los ahorros al otro lado de la frontera. Ahorraría más tocándome las narices en Francia, que trabajando en España… manda narices! Pero no sé lo que va a pasar, y de momento no tengo ningún plan de actuación pensado.

  6. Iñaki

    Lo que a mí me parece extrañísimo es que un tío inteligente como J.R. Rallo vaya a un programa de tontos como el de la Tuerka.

    Mi parece abominable que la gentuza que sale ahí intente ganarse adeptos con ‘mentiras’.
    Todavía no les entra en la azotea que la ‘igualdad’ tiene que ser formal, es decir, ante la ley o leyes que se establezcan (voluntariamente mejor).
    ¿Porqué? pues porque obviamente eso sí implica ‘injusticia’ si no se cumple.
    El hecho de ‘imponerle’ más a los que más tienen eso NO es ‘igualdad’ ante la ley, ahí se cavan su propia tumba y se derrumba todo su absurdo ‘igualitarismo’.
    Si es que entre el seboso ese de corbata roja y el del jersey de ganchillo vaya tela de programa :D

    ¿Has visto tú el debate ese?