Intervención en Más Claro Agua sobre el programa económico de Podemos – 26/2/2015

También te puede gustar

10 comments

  1. Lo de que no deberíamos tener obligaciones que no hayamos aceptado voluntariamente, no lo cree la mayoría de la gente, de todos los partidos o ideologías. Lo normal es encontrar alguien que está de acuerdo con eso, pero solo para sí mismo, y no para todos. Por ejemplo, con la constitución de 1978 el Estado tiene la obligación de dar educación a la gente, no importa si la gente prefiere otro tipo de educación, o si preferiría no recibir ningún tipo de educación formal. Todo el mundo ha aceptado que a los humanos hay que programarlos, y que hace falta una autoridad centralizada e igualizadora que pase como una garlopa por encima de la gente, para desbastarla, y ataque su creatividad, sus emociones, sus ideas, sus planes. Eso sí, en cuanto tienen hijos, y vuelven disgustados del cole, los padres se dan cuenta, quizás sólo en lo más profundo de su mente, que no deberían haber permitido que abusaran de sus hijos. Pero, siguen pensando que los demás sí deben ser sometidos a la violencia del poder. Si no, esto sería un caos ¿verdad?
    El mismo respeto que queremos para nosotros deberíamos ofrecerlo a los otros.

  2. colombo

    Es cierta la última frase. El problema es que eso rara vez se da. Quizás sea por la educación que se recibe generación tras generación.

    El problema que encontrarías entonces es, ¿quien o que supervisa que se cumpla al menos lo del principio de no-agresión?

    Buena conferencia de Francisco Capella…

    https://www.youtube.com/watch?v=l5UKF0efyFY

    No creo que las ‘constituciones’ sean algo malo para establecer condiciones, en la ‘nomocracia’ debe de imperar la ley NO las personas.
    Lo que pasa que la del 78′ evidentemente no es demasiado lógica.

  3. El orden natural del que habla Hans-Hermann Hoppe se lo quieren saltar más de los que tu crees.
    Se vive en un mundo en el que quieren igualar lo que no hay que igualar o no se puede y quieren desigualar lo que no hay que desigualar o no se puede.

    Buena culpa de esto creo que la tiene lo de la ‘libertad de expresión’ me parece muy bien que uno pueda tener la capacidad para expresarse porque para eso tiene cuerdas vocales, pero lo que no me parece tan bien es que lo haga ‘a costa’ de otros. Volveríamos a lo del principio de no-agresión.

    Y reconozco que a veces cabe la duda de: ¿qué es una agresión? ¿cuándo se podría decir que te agreden?
    Pues hombre a no ser que te hagas el sueco o no conozcas a nadie en el mundo, hay ciertas cosas que se sabe por lógica que fastidiarían a cualquiera y las que fueran más difíciles de ver pues yo apostaría porque hay que expresarse pero sobre lo que uno sabe y no intentar imponerlo a lo demás sino utilizar la persuasión como método si se quiere convencer.

    Yo siempre he creído más en la auto-obligación que emana del deber.

  4. No es posible que impere la ley y no las personas.

    La ley, o bien es un producto de las personas, o bien, si preexiste a éstas es inevitable y conocible por todos.

    La ley del concepto de “imperio de la ley” es la ley hecha por las personas. La mejor constitución vigente, la americana, básicamente está suspendida desde el 25 de octubre de 2001, con la “USA PATRIOT ACT”. No fue el primer ataque al imperio de la Constitución de 1789, pero ha sido el más eficaz. Luego están las innumerables locuras incluidas en la NDAA, y las salidas de patas de banco del tribunal supremo, que es un tribunal político, por más golpes de pecho que se den. Es un claro ejemplo de que siempre que haya imperio de la ley, los hombres intentarán derribarlo con nuevas leyes.

    Donde hay ley, hay ira,

    Si uno quiere imperio de la ley natural, primero hay que descubrir qué es la ley natural. La ley natural es inevitable, como las leyes descritas por en la física y la química. Se cumplirá, por más trabas que pongan los hombres, y no importa cuántas décadas consigan burlarla. Quien escupe al cielo, a la cara le cae, como lleva demostrando la FED desde hace unos 103 años.

    Otra idea es que la “ley” sólo puede ser resultado de un acuerdo. Así que no existe ley natural, según este marco teórico. Pero quien puede lo más, puede lo menos, y toda ley positva ser anulada sin mayores problemas. Es todo coyuntural e improvisado. Así pues, si alguien quiere que impere la ley positiva, lo que está pidiendo en realidad es que impere el capricho. ¿Cómo puede haber justicia, si hay capricho?

    No es posible hacer un buen gobierno en una sociedad que padece leyes carpichosas, leyes que causan injusticias, leyes que intentan agotar la realidad. El imperio de la ley sólo sería viable si la ley fuese perfecta: incontrovertible, inevitable, comprendible por todos, inmutable, e incapaz de causar injusticia. Si alguien conoce una ley así, que me explique dónde está y de dónde viene.

    Otra cosa sería que, al igual que pasa con las leyes descritas en las ciencias de la naturaleza, la gente (incluso gente muy inteligente) se equivoque en su interpretación y en su aplicación. Si toda la ley, en sentido propio, es ley natural, entonces los problemas de la humanidad se podrían explicar fácilmente atribuyéndolos a esos errores de interpretación y aplicación (a veces dolosos). ¿Pero cuál es la interpretación correcta, cómo se descubren los errores? Creo que para esto está la metáfora del libre mercado (acciones que tienden a equilibrarse) y la regla de oro, o el principio de no agresión (cada día dudo más que exista alguna diferencia, aparte de la época de formulación, entre la una y el otro).

    Es por todo esto por lo que me considero más anarquista (uno que busca un orden perfecto y defiende el autogobierno) que liberal o que libertario. El liberal todavía cree que los males de este mundo se pueden sanar con la legislación, y el libertario cree que es posible convencer a la gente de la necesidad de autogobierno a través del gobierno externo. Creo que no. Tiene que salir de dentro.

    Citando a Thoreau: “That government is best which governs not at all”; and when men are prepared for it, that will be the kind of government which they will have. == “El mejor gobierno es el que no gobierna, y cuando los hombres estén preparados para esto, esa será la clase de gobierno que tendrán.”

  5. colombo

    Creo que has escrito un tocho para nada, lo siento. ¿Has visto la conferencia de Francisco Capella que he puesto ahí?
    Con imperio de la ley me refiero a que se imponga lo estipulado, lo lógico o lo beneficioso que podría haber para un conjunto o para cualquiera.
    Imponerse las personas a otras per sé sin el fundamento de lo acordado o lo que es de sentido comun implicaría arbitrariedad y relativismo.

    Las reglas deben existir, el que no las conozcos no te excluye de ellas. Uno puede no conocer la muerte y por eso no se salvará.

    El anarquismo es limitación o ausencia de gobernantes que la apliquen no la inexistencia de leyes o normas o reglas.

    No el libertario como yo cree que la libertad también tiene que tener un precio y un límite, yo no he dicho que lo tenga que imponer un tercero o cualquier tercero.

    Incluso en el cristianismo se cree en un poder sobrenatural que vela porque se cumplan los 10 mandamientos y hay quien los sigue y quien no.

  6. colombo

    conozcas*

    No te hagas el tonto, sabes cuando actúas si lo que haces puede perjudicar a otros, solo tienes que pensar en los que puedas perjudicar.
    Si un subnormal pasa con la música a toda leche por una zona residencial sabe que puede molestar a los de allí otra cosa es que se lo pase por la piedra pómez o quieras fastidiar a alguien y salirte de rositas.

    Creo que la ’empatia’ o el ‘deber moral’ de no molestar es donde juega ahí su papel, no en cualquier situación.

  7. El debate muy interesante estaría en la ‘contaminación’ curiosamente. Existe la del tipo ‘acústica’ y esa es la que más suele influir en convivencia.
    Existen lo que yo llamaría ‘ruidos evitables’ y los otros serían ‘ruidos inevitables’. Cualquier actor cuando actúa sabe si el ruido que emite es evitable o no a no ser que no sepa lo que hace. Y cualquiera que recibe esa emisión sabe si es evitable o no cuando ya utiliza su capacidad para razonar y sabe cosas obviamente.
    Evidentemente los ‘ruidos inevitables’ no tienen porque sufrir ninguna penalización o llamada de atención ya que no es lógico.

    Lo que te quiero explicar es que sí que puede imperar la ley por sí sola.

    ¿Que te fastidia Sr. colombo tener que pensar si molestas a otros? pues chico vete a la jungla.

  8. Es curioso que estas fantasías, que cuentan con un amplio apoyo de buena parte de la población, están diseñadas para que las pague el vecino, no el que las pide y vota. Y mucho menos el que las propone, que utiliza estas demagogias para comprar su poltrona política con el dinero ajeno. Nadie habla de resultados (por que el dinero es de otro)
    Me gustaría señalar la posibilidad de que todo salga mal, o al menos no todo lo bien que se espera -que suele suceder- (naturalmente, el político demagogo se cuida mucho de vincular su continuación en el cargo a la eficacia de su actividad, al contrario que en la empresa pública, de donde le echarían de una patada en el culo, o simplemente quebraría)
    La contingencia es: Y si esas políticas masivas de “apoyo al consumo” de productos chinos fracasan, ¿cómo vamos a devolver la deuda?
    Para apreciar la magnitud del problema: estamos pagando a los jubilados, a los funcionarios y a los políticos (+ amigos + familiares + asesores + comisarios políticos + la madre que les parió ) con los préstamos que pedimos a las entidades financieras internacionales y con el dinero de las pensiones. Todo ésto con la esperanza de que Dios se apiade de nosotros y Angela Merkel, no , y podamos devolver lo prestado + intereses cuando la economía se “reactive”
    Sobre ésto, que está tapando el rescate de todo un país, ahora se quiere pedir más prestado para “reactivizar” la economía con políticas “de gasto”.
    Dejando a parte que nos dejen el dinero, que no va a ser, por que las cuentas no salen, -los que administran los dineros privados, al contrario que los que administran los dineros públicos, se juegan su puesto de trabajo y una posible querella criminal-, ¿Qué pasa si las cosas salen mal, como les ha salido a los griegos -y a múltiples países del tercer mundo o en vias de desarrollo que han utilizado esta misma lógica para arruinarse?
    ¿Los españoles nos tiraremos por las ventanas, como ha pasado en Grecia?
    ¿Pablo Iglesias, presidente-lider supremo, va a dimitir y dejar la poltrona a alguien menos fantasioso y más con los pies en el suelo?
    ¿Colgaremos de un pino a sus votantes, que nos han arruinado? (son los primeros responsables)
    ¿Renunciaremos a hacer de la tierra un paraíso leninista-chavista?
    Si yo quiero comprar un coche, me cuido mucho de ver si lo puedo pagar (+impuestos,+ seguro,+ gasolina,+ posibles averías…). viendo las necesidades que tengo, el uso que le voy a dar y el dinero de que puedo disponer, haré las cuentas y me decidiré por un modelo o por otro o por ninguno, si las cuentas no salen.
    Por que el dinero es mio, y a quien duele al bolsillo es a mi.
    Si este Iglesias -o Pedro Sánchez, que va por lo mismo- quiere fomentar la economía con “políticas de gasto”, lo que tiene que hacer es exiliarse a Siberia, a algún Gulag abandonado, que van a dar a la economía exactamente la estabilidad que necesita para que la gente consuma más y se cree empleo.
    Estos individuos son factores de riesgo agravado.
    Por cierto, ya habrán ustedes notado como yo que hay más clientes en el bar: eso es señal de que vamos por el buen camino, aunque le pese a este ególatra mesiánico.

  9. El gran problema del empleo a día de hoy es la definición de qué es un empleo. Los políticos y los sindicalistas, emborrachados de moralidad, determinan que si no es un trabajo digno, es mejor que la gente se quede en casa, mano sobre mano. Y un trabajo digno es un trabajo que permita a políticos y sindicalistas vivir holgadamente, satisfaciendo todas sus ilusiones. Así que, lógicamente, si la tendencia del trabajo es a trabajar más horas y cobrar menos del smi, pues no se puede hacer porque está prohibido. Ante todo, hay que proteger al trabajador, es preferible que se dedique a la economía sumergida, o que esté deprimido y desesperado con sus deudas de la burbuja, a darle la opción de que elija trabajar en algo en lo que pueda ser productivo. Seguro que el trabajo más “indigno” es más productivo que estar esperando, y quizás no sea tan productivo como algunos trabajos en negro, pero eso conlleva riesgos que la mayoría de la gente solo aceptará cuando esté muy desesperda.

    La gente tiene que trabajar, y tiene que elegir en qué trabaja y en qué condiciones. Y la experiencia demuestra que el actual modelo laboral español impide a mucha gente trabajar, y no solo, también impide progresar a muchos. Los españoles tienen mucho potencial, pero viven taponados por la superstición política y el principio operativo de la democracia: el despojo.

    Vamos a hacer un experimento mental. Imaginemos que mañana Rajoy sufre una experiencia religiosa y decide que desde marzo hasta las generales, van a cumplir todos los puntos del porgrama electoral de noviembre de 2011. ¿Qué podríamos esperar, la creación de puestos de trabajo, o la destrucción de puestos de trabajo? ¿Un aumento de la recaudación estatal causado por el aumento de la actividad laboral, o una reducción de la recaudación causada por la bajada de impuestos? ¿Esperaríamos un aumento en la intención de voto para el PP, o en un decremento? ¿Cómo verían nuestros acreedores los nuevos datos? ¿Si aumentara el empleo, veríamos al PSOE reclamando que volvieran a subir los impuestos, y que con mucho paro se vivía mejor?

    Y ya que estamos soñando, ¿por qué no aplica Rajoy ya el plan de Garicano para Ciudadanos? No puede ser peor que lo que ha hecho estos tres años. O mejor aún, ¿por qué no aplica el programa de Podemos, al milímetro, para que la gente vea antes de las elecciones de qué va eso? Por cierto, creo que tiene mayoría absoulta, y que ningún diputado pepero le tose al ogro monclovita.

  10. colombo

    Trabajo remunerado y que no denigre tu imagen ni perjudique tu vida, ¿o te pondrías tú de prostituto? :D

    Creo que se debe de quitar el salario mínimo, bajar sueldos que provienen de impuestos y dividir el trabajo en turnos no solo en posiciones.
    Sería preferible cobrar 300 € si aún vives con tus padres que nada.

    No es ninguna moralidad, es para tener con que comer ellos.