¿Ha servido de algo la reforma laboral?

A pocas semanas de las elecciones generales, los partidos políticos realizan su balance de la legislatura. En materia económica, hay muchas razones para críticas con fundamento la gestión del Partido Popular: el brutal aumento de los impuestos, el disparatado crecimiento de la deuda pública, el rescate de las cajas a costa del contribuyente o la parálisis liberalizadora. Sin embargo, las formaciones políticas de la oposición no atacan ninguno de estos puntos —en esencia, porque todas ellas quieren subir más los impuestos, continuar endeudándonos con saña e hiperregular nuestras vidas— sino que se centran en vituperar la reforma laboral aprobada a comienzos de 2012.

Según se desprende de la narrativa oficial, la reforma laboral sólo ha servido para que las grandes empresas se forren despidiendo trabajadores o precarizando su situación laboral: ninguna otra ventaja se desprende de haber abaratado la indemnización por despido o de haber restado a los sindicatos privilegios en materia de negociación colectiva. La realidad, sin embargo, es muy distinta.

Primero, la mayor parte de la destrucción de empleo experimentada por la economía española desde el inicio de la crisis se produjo en el marco de otra legislación laboral. En concreto, entre 2011 y 2015 se ha destruido alrededor de una sexta parte de los empleos que se perdieron entre 2007 y 2011 (400.000 puestos de trabajo frente a 2,3 millones). Si alguien tilda de mala la actual regulación del mercado de trabajo debido a la caída del empleo sufrida desde 2011, necesariamente deberá calificar de calamitosa la regulación previa a la reforma laboral de 2012.

Segundo, es falso que quienes más se beneficiaron de la reforma laboral hayan sido las grandes empresas: entre 2011 y 2014, las pymes destruyeron 870.000 empleos, mientras que las grandes empresas crearon 33.000. Es decir, quienes más costes por despido se ahorraron merced a la reforma laboral han sido las pymes, no las megacorporaciones turbocapitalistas que copan el Ibex 35. Acaso habrá quien piense que las grandes empresas se han dedicado a sustituir mano de obra cara por mano de obra barata, recortando los salarios con intensidad. Pero tampoco: desde 2011, las grandes empresas han incrementado los sueldos medios un 4%, mientras que las pymes sí los han recortado.

En definitiva, la reforma laboral no estuvo concebida para ayudar a las grandes empresas, sino a las pequeñas y medianas. Fueron ellas las que concentraron los peores tragos de la crisis, justamente por estar muchísimo menos internacionalizadas que las grandes. En ausencia de una reforma laboral que les permitiera aliviar el coste de las imprescindibles restructuraciones de plantilla, así como descolgarse de los convenios colectivos que les imponían unas condiciones laborales inasumibles, la quiebra de pymes habría sido mucho más intensa de lo que ya fue, provocando una destrucción de empleo todavía mayor a la que vivimos. Si ahora mismo estamos presenciando un notable ritmo de creación de empleo es porque parte del tejido empresarial español no fue destruido durante 2012 y 2013, y a evitarlo sí contribuyó la reforma laboral.

Precisamente por todo ello, acaso la verdadera crítica que pueda dirigirse contra esa reforma laboral sea su escasa ambición liberalizadora: el gobierno debería haber ido mucho más allá de lo que fue, instituyendo en España un mercado de trabajo completamente libre. De haber sido así, hoy crearíamos más y mejor empleo.

 

A costa del contribuyente

Ahora Madrid ya ha presentado su proyecto de Presupuestos para 2016, fiel a la obsesión ideológica que inspira al partido: subir impuestos para financiar una burocracia municipal expansiva. En concreto, el equipo económico de Manuela Carmena incrementará el IBI a familias numerosas y a los comercios de tamaño mediano-grande (quienes, a su vez, tratarán de trasladarles el sablazo a los consumidores o a sus empleados); este aumento de la recaudación, junto con una reducción del superávit, se destinará a financiar muy variopintas actuaciones del consistorio, en gran medida encaminadas a crear redes clientelares recompensando a los distritos que constituyeron el caladero de votos de Ahora Madrid en las pasadas elecciones municipales. Así, los distritos de Puente de Vallecas, Usera, San Blas-Canillejas o Vicávaro (donde Ahora Madrid ganó holgadamente) verán cómo sus presupuestos se incrementan entre un 8% y un 32%, mientras que los de Hortaleza o Barajas (donde Ahora Madrid perdió) experimentarán recortes de hasta el 4%.

La factura del populismo

Esta semana hemos conocido las estimaciones del Banco Central Europeo a propósito del agujero de la banca griega: 14.400 millones de euros. Recordemos que este agujero es consecuencia directa de la pésima estrategia negociadora frente a la Troika que llevaron a cabo Tsipras y Varoufakis durante la primera mitad de 2015 y que abocó a las entidades financieras helenas a un devastador corralito. El resultado salta terroríficamente a la vista: el boquete generado sobre la banca griega únicamente como consecuencia del corralito equivale al 8% del PIB griego, lo que trasladado a España superaría los 85.000 millones de euros (esto es, más de lo que se le ha inyectado en forma de capital a la banca española como consecuencia de toda la burbuja inmobiliaria). El capricho frentista de Syriza, pues, ha destruido su sistema financiero y ha empobrecido todavía más a los griegos: toda una proeza para no lograr absolutamente nada a cambio. El populismo pasa factura, no sólo en España, sino también en Grecia.

Desde el exterior

El gobierno chino ha flexibilizado su conocida política de “hijo único” por la que se prohibía a las familias chinas tener más de un vástago: a partir de ahora, será posible llegar a dos. No estamos, por consiguiente, ante una absoluta liberalización en materia de natalidad, pero al menos sí se relajan parcialmente tan absurdas y liberticidas restricciones. Los motivos que ha aducido el Ejecutivo asiático para justificar este cambio de actitud es el progresivo envejecimiento de la población que experimenta el país: al contingentar los nacimientos durante décadas, el crecimiento demográfico se ha estancado y, sobre todo, el porcentaje de población adulta se espera que se multiplique hasta 2050. China, en suma, estaba condenada a seguir la misma senda demográfica que Japón, país donde las ventas de pañales para ancianos ya superan las de pañales para niños. Ahora, con esta relajación de la política natalista, tiene la oportunidad de evitarlo. Falta, sin embargo, poner fin a todo control poblacional.

También te puede gustar

15 comments

  1. Incluso con este nivel tan alto de impuestos, un verdadero mercado libre laboral habría producido mejores resultados que la timorata reforma pepera. Pero si se deshiciera esa reforma en febrero me sorprendería que el paro oficial no se disparara por encima de los seis millones.
    La reforma ha sido muy insuficiente, pero si los españoles eligen mal otra vez, el desastre podría sacarnos del Euro en un año. La cuestión es ¿qué harán los europeos para evitar que los españoles elijan mal?

  2. Colombo,

    Me atreveria a decir que impondrian una tecnocracia detras de los bastidores del bobierno de turno, sean podemitas, socialistas, peperos o sodomitas. Quizas propondrian un Mario Monti ante un bobierno fallidoal no haber mayoria absoluta…pero me parece mucho decir, cuando han dejado ir tan lejos a los PIGS y en especial a Grecia, aunque Grecia no es un “Too big to fail”, España es ya unn lastre “importante”.

    Sea como sea, conviene apoyar partidos liberales de verdad, como el p-lib. No conozco a sus integrantes, tampoco se puede conocer lo suficiente a las personas cuando toman puestos de poder/responsabilidad, pero su ideario es claro. No se si Rallo toma posiciones politicas en terminos de partido, pero el moviiento se demuestra andando o se corre el peligro de quedarse uno como un convidado de piedra.

    A ver si esta vez acertamos…

  3. El P-lib. Si todavía me quedaran ganas de votar, y si se presentaran por mi provincia, quizás haría el esfuerzo de seguir participando de esta farsa.
    Opino que el Plib debería centrarse en un tema: exigir que se reforme la ley electoral para que los españoles voten directamente al Presidente del Gobierno. Separar las elecciones legislativas de la ejecutivas. Solo con eso podrían meter la cabeza en los programas de televisión. Y esa exposición serviría de publicidad para que la gente los buscara y escuchara todo lo demás, especialmente lo del dinero libre. Lo más importante sería no asustar a la gente que se asome. Es decir, se acabó hablar de Ayn Rand en público. Eso hay que dejarlo reservado para conversaciones entre iniciados a las tres de la madrugada en un sitio seguro.
    Otra cosa que recomendaría a los políticos liberales: no escribáis nada que pueda ser usado en vuestra contra, y, si lo hacéis, no lo neguéis ni remoloneéis ni empecéis a decir esa chorrada de “está sacado fuera de contexto”. Incluso aunque estén tergiversando tus palabras, a estas alturas a la gente ya no le impresiona la mentira, sino la verdad. Hay que reconocer los errores y, sobre todo, los aciertos.

    Ya que estamos, también debería reconocerse a los españoles el derecho a votar para destituir al presidente del gobierno (y a cualquier otro cargo público) por mayoría simple. Todos los políticos que aspiren a gobernar deberían sentirse extremadamente inseguros en todo momento.

    El parlamento debería estar rodeado de cazadores de perdices todos los días del año. Por si acaso. Que sepan quién manda. Cuando el gobierno teme al pueblo, hay libertad.

  4. “Es decir, se acabó hablar de Ayn Rand en público. Eso hay que dejarlo reservado para conversaciones entre iniciados a las tres de la madrugada en un sitio seguro.”

    jajaja.

    Por lo demás, si metieran en chirona o le rebajarán el sueldo a cada político que toma la decisión de dilapidar recursos con el “dinero” del contribuyente, a lo mejor se lo pensaban 2 veces antes de malgastar en aeropuertos vacios, lineas de ave sin afluencia, planes E, renove y lo que sea… etc etc.

  5. No veo por qué hay que esconder el pensamiento de Ayn Rand, ya sé que a la mayoría su filosofía y sus postulados les suena a chino, pero eso no significa que no fuesen válidos. No vale darle al populacho lo que siempre pide: pan y circo, ya de eso tenemos bastante. Todo lo que Rand, a través de sus libros y ensayos, explicó y demostró fehacientemente, se ha venido cumpliendo, paso a paso, y las consecuencias de vivir en economías mixtas (mezcla de capitalismo mercantilista y socialismo) también las vemos todos los días. Por lo demás, ella era partidaria en economía de la Escuela Austríaca y defendió hasta su muerte los postulados de Mises y otros. En cuanto al tema que desarrolla Rallo, estoy de acuerdo con él en que esta Reformita Pepera ha sido claramente insuficiente y servirá para poco cuando vuelvan mal dadas, y parece que pronto será.

  6. Colombo creo que se refiere a que usar términos como el egoismo (aunque sea racional) tiene mala prensa en la mente socualista de la gran mayoría, porque esta muy estigmatizado, o lo de poner la razón por encima de la emoción puede darte la imagen de una persona fria con falta de empatia. Colombo lo dice más por estrategia.

    Yo no creo que no haya que usar los postulados de Rand lo que hay que saber es explicarlos.
    Pero vamos con Rand o con el liberalismo. Siempre tienes que explicarlo.

  7. Si alguien quiere hacer política desde Ayn Rand, se equivoca de la cruz a la raya. Otra cosa es la anti-política, pero las donaciones no son anti-donaciones, y las campañas no son anti-campañas. No es un problema de dinero, ni de masa crítica, sino de que a los españoles les gusta demasiado la política y no quieren que les quiten el juguete. ¡Qué sería de España si los españoles no tuvieran un gobierno del que quejarse o al que adular para conseguir favores!

    Para hacer política, que es alcanzar el poder (algún poder), hay que procurar dos cosas: Primera, no asustar a la gente; Segunda, asustar correctamente a la gente. La política funciona al mismo nivel emocional que el terrorismo, el teatro o el periodismo. Para conseguir el voto hay que caer simpático, denunciar un peligro, ofrecer una solución y lograr que la gente tenga fé en la solución y en ti personalmente. No importa que no seas simpático, que el peligro no exista, que la solución fuera inútil si el peligro fuera real, o que la gente se sienta defraudada. Es todo apariencia. Y en el fondo la gente lo sabe. Las quejas y los sollozos y los clamores de justicia forman parte del juego político. Todos los yonkis de la política necesitan sus horrores para poder completar su personaje.

    La política consiste en producir y propagar errores conceptuales.

    Por ejemplo, en España hay mucho paro (recuerdo que en el año 91 ya decían los expertos que no tenía arreglo). Pero es un paro causado por la acción política, no por la economía. En España hay muchas cosas que hay que hacer y no se hacen. Y esto es debido a que los políticos no dejan que se hagan, porque tendrían que perder mucho poder para ello. No es la holganzanería, la estupidez o la ignorancia de la gente, sino la mala voluntad de los políticos. Y la gente prefiere jugar a la política a vivir en el mundo real. Es más cómodo estar en el gran teatro del mundo.

    ¿Quién está dispuesto a ceder poder, a desposeerse, a renunciar, a sacrificarse por el bien común? Nadie. Si algún liberal consiguiera engañar a todo el mundo y llegar a alcalde, a presidentillo de comunidad autónoma, o a presidentón de gobierno, y, sorpendiendo a todos, se negara a entorpecer la vida de la gente, inmediatamente sería devorado por sus subalternos. O bien, viéndose con poder diría “Bien, he llegado al poder, ya que estoy aquí voy a intentar arreglar las cosas, voy a guardar los principios liberales en este cajón para que no me estorben y ya recurriré a ellos alguna vez si hace falta.”

  8. Freeman, yo creo que Ayn Rand no es bien entendida porque intentó destruir el altruismo.

    A la gente le gusta esto, ¿porque?

    Porque eso elimina la responsabilidad individual. Tú te responsabilizas de los demás.

    Sinceramente eso no existe. Alguien puede hacer algo por alguien sin recibir nada de este pero no sintiéndose mal al hacerlo. Siempre se encuentra tu ego de por medio pero porque es lógico.

    También creo que lo que es perjudicial es el egocentrismo. En convivencia esto es perverso y si vivieras solo en una isla no tendría sentido.

    En cuanto a la emoción eso sí lo explicó bien Ayn Rand. Deben ser y son en realidad una consecuencia.
    Incluso el sentimiento de pena te surge si ex ante has visto o te has imaginado algo.

    Lo de la empatia es una excusa para que no hagas pagar a los demás por sus males actos y premies al débil.

    Técnicamente nadie puede ponerse literalmente en el lugar de nadie, puede acompañarlo en su sentimiento por pena pero nada más.

    Con esto no digo que no se tenga lo que llaman empatia lo que digo es que eso es una palabra vaga.

    Además anteponiendo este tipo de cosas al final un individuo no podría hacer nada sin pensar en si está perjudicando a alguien.
    Una cosa es pensar en no molestar al prójimo y otra es pensar si lo que haces le está molestando o no.

    Yo esto lo sé por experiencia, hay gente que me molesta adrede porque le falta una chapa y a veces me pregunto:

    ¿Soy yo el que es el supuesto altruista en esa situación entonces? :)

    Mi opinión es que uno puede ser puramente egoísta si vive en una isla desierta pero en convivencia debe de limitarse por la razón.

    Debido a que en convivencia necesitas o puedes necesitar a otros para prosperar aunque no sea a todos no debes de agredir ex ante al prójimo.

    Lo del PRINCIPIO de no-agresión vamos…

    Pero esto no quiere decir que seas altruista sino que eres racional.
    Lo de ser altruista, empatico…
    eso en realidad es algo secundario ya que no está muy claramente definido como he explicado.

    Pero lo que te hace buena o mala persona en convivencia no es nada de eso (egoismo, altruismo, empatia…) sino el no razonar voluntariamente y agredir inicialmente.

    ¿Porque?

    Porque vas contra tu naturaleza de ser racional y la de otros al agredir arbitrariamente. Y eso, no puede ser bueno.

  9. Se me hace dificil no ver a Oscar Wilde como liberal, con perlas como esta en el Retrato Dorian Gray, un pasaje que rebate con toda su fuerza y desviste de toda parafernalia, el supuesto altruismo humano y la miseria de muchos colectivistas y en definitiva, la podedumbre de la gente con sentido comun acritico:

    ” Lord Henry Wotton: No existe aquello llamado buena influencia, señor Gray. Todas las influencias son inmorales -inmorales desde el punto de vista científico.
    Dorian Gray: Porqué?
    Lord Henry Wotton: Porque influenciar a una persona es darle nuestra propia alma. Esta no tendrá sus propios pensamientos, y se incendiará con sus propias pasiones. Sus virtudes no serán reales, sus pecados, si existen los pecados, serán prestados. Se convierte en el eco de la música de otro, el actor de una parte que no ha sido escrita para él. El objetivo de la vida es el desarrollo de su propio yo. Encontrar su naturaleza apropiada, es esto por lo que cada uno de nosotros estamos aquí. El mundo tiene miedo de sí mismo, se han olvidado de la mayor de todas las obligaciones, la propia. Claro que son caritativos, alimentan al hambriento, y visten a los mendigos. Pero su propio ser está famélico y desnudo. La valentía huyó de nuestra raza. Tal vez nunca la tuvimos. El terror a la sociedad, que es la base de la moral, el terror a Dios, que es el secreto de la religión, estas son las dos cosas que nos gobiernan. Y sin embargo… Sin embargo, creo que si un hombre viviera su vida completamente y hasta el límite, si le diera forma a cada sentimiento, expresión a cada pensamiento, realidad a cada sueño. El mundo alcanzaría un impulso tan fresco de alegría que olvidaríamos lo malo de la mediocridad, y regresaríamos a la época helénica ideal, a algo más dulce, más rico, que el ideal helénico. Pero hasta el hombre más valiente tiene miedo de sí mismo…Se ha dicho que los mayores acontecimientos del mundo suceden en nuestro cerebro. Es en el cerebro, y sólo en él, donde los grandes pecados del mundo suceden. Usted señor Gray, usted mismo, con su sonrosada juventud y blanca adolescencia, ha tenido pasiones que le asustaron, pensamientos que le llenaron de terror, sueños estando despierto y dormido cuyos recuerdos podrían manchar sus mejillas de vergüenza. ”

    Un zas en toda la boca, con latigo de siete colas a los que hablan en nombre de los demas, pretenden darle el alma y encima se erigen como salvadores.

  10. Si la gente no quiere ver la realidad, pues asi seguiremos, en esta estupida conjura de necios, contra los que asumimos nuestros actos.

  11. malthus2014, ir de altruista o consentir el altruismo. Ambas cosas erosionan el ego.

    Por eso decía que eso de darse es y debe ser algo secundario y voluntario.

    Hay una clara diferencia entre erosionar el ego y limitar el ego.

    El altruismo no es lo que limita egos por tanto sino tu propia naturaleza a través de la razón o los demás con su razón.
    Si hicieran uso de ella claro…

    Y todo ello por supuesto en convivencia.
    En no-convivencia los limites del ego no tiene sentido que sean esos.
    En una isla desierta los límites a tu ego los pondría exclusivamente la propia naturaleza tanto de tu ser como del ambiente.

    No me extraña que haya esa pretensión sobretodo gubernamental de que el ego se erosione más que se limite para que sea más fácil manejar a los individuos a placer.

    Ahí es donde se ve que el Estado no quiso aceptar un rol exclusivo de seguridad y sí quiso aceptar el rol exclusivo de vivir a costa de los demás.

  12. malthus2014, pero esto de que la gente no vea la realidad no es motivo de agobio hombre :)

    Es como el idiota que sabe que pitar con el claxon en población puede molestar y sin embargo lo hace adrede o como el vecino que es más tonto que una mierda que sabe que dar golpes puede molestar y encima lo hace adrede.

    Toda esta gente que lo mejor que sabe hacer es molestar está amparada por el Estado.

    ¿Porque? porque si te defiendes de ellos luego encima tienes que demostrarlo ante
    un gendarme :)

    Es por eso por lo que el Estado erosiona egos no los limita incluido el suyo.

  13. A mucha gente le gusta provocar porque sabe que el Estado la defenderá. Esto es lo que ha traído la libertad absoluta de expresión.
    Un subnormal se puede poner a silbar o a gritar por la calle incluso 24 hrs. sin que puedas ir y partirle la cara por molestar.

    ¿Ahora entiendes el mundo en el que se vive?

    Y luego viene Reventó y te llama fascista por decir la verdad :)

  14. Jajaja, luego viene el Reventao de color rovellon y no see le cae la cara de verguenza, ante tanto fracaso bobierno/estatal, subvencion e incentivos fallidos.
    Si al final es mucho mas sencillo de lo que parece: nunca un individuo valorara algo lo suficiente, sino comprende o se ha esforzado por ello.

< !-- #form-wrapper -->