Acerca del referéndum suizo sobre el coeficiente de caja del 100%

Blog

Veo a muchos liberales alegrarse por que Suiza vaya a celebrar un referéndum para prohibir la reserva fraccionaria. Veamos: el coeficiente de caja del 100% puede darse o con patrón oro o con moneda fiat. Un liberal, como mucho, podría alegrarse por el primero: el segundo es sólo una seminacionalización de la actividad bancaria como luego expondré.

Por tanto, ¿sería beneficioso un coeficiente de caja del 100% con patrón oro? No, por dos motivos básicos:

1. Primero, sería muy caro. Alrededor del 2-3% del PIB anual, esto es, aproximadamente la mitad de lo que cuesta el sistema educativo estatal. Un patrón oro con reserva fraccionaria apenas costaría el 0,05%.
2. Segundo, sería un sistema incapaz de readaptarse a las fluctuaciones de la demanda de dinero. Si por cualquier motivo la demanda de dinero aumenta súbitamente (cosa que puede suceder incluso por motivos estacionales), habrá una tendencia hacia una deflación generalizada de precios que será distorsionadora de los patrones de producción a menos que todos los precios desciendan equiproporcionalmente. Una reducción equiproporcional de los precios es tremendamente complicada y, además, innecesariamente costosa, de modo que será casi inevitable que aparezcan recursos ociosos (escenario keynesiano).

El sistema financiero tiende a evitar el escenario 2. gracias a su capacidad para crear sustitutos monetarios que satisfagan la demanda de dinero: se evita así la deflación asincrónica y sus problemas. La mayoría de defensores del coeficiente de caja del 100% con patrón oro se contentan con negar que el punto 2 sea un problema (y ciertamente no lo sería en el escenario nada realista de flexibilidad absoluta de todos los precios). En cambio, la mayoría de defensores del coeficiente de caja del 100% con moneda fiat son conscientes de que el escenario 2 sí es un problema: pero su alternativa es que, en lugar de que sea el sistema financiero quien cree sustituto monetario, sea el banco central público quien incremente la oferta de moneda fiat cuando se produzca un incremento de la demanda de dinero.

Por eso decía que propuestas como la suiza, tan celebrada por muchos liberales, consisten en una seminacionalización de las actividades bancarias: se les expropia a los bancos el derecho de vender su propia deuda a la vista (ahora en forma de depósitos; antes se les prohibió en forma de billetes) y se le otorga al monopolio estatal de la bance central. Algo difícil de defender para un liberal tanto desde un punto de vista ético (prohibimos al sector privado emitir pagarés a la vista) y desde un punto de vista económico (priorizamos la gestión centralizada de las fluctuaciones de la demanda de dinero por encima de la gestión descentralizada).

Nuestro sistema financiero debe ser reparado eliminando los muchos privilegios que le ha otorgado el Estado (rescates implícitos y explícitos a su iliquidez e insolvencia), pero la supresión de la (mal llamada) reserva fraccionaria en un entorno de moneda fiat no es, desde luego, la solución. De hecho, es la solución propuesta por economistas tan poco liberales como muchos postkeynesianos y la Escuela de Chicago años 40-60.

También te puede gustar

17 comments

  1. Buff, qué interesante.

    Leo en el artículo enlazado que cuando existía el patrón oro, los bancos operaban con un 25/30%, por tanto, nada parecido al 100%.

    Entiendo que en este caso, en España, el defensor liberal principal del 100% es Huerta de Soto. Habrá que releer su opinión para ver las dos caras del debate.

    En cualquier caso, como tantas veces, una cosa es lo que en teoría sería mejor y otra, a lo que tendería un mercado libre.

  2. Bueno, yo encuentro bastante razonable el 100% de reserva. Son muchos los artículos del profesor Rallo en contra de tal propuesta sustentados con argumentaciones bastante técnicas y llenas de consideraciones adicionales; artículos que están disponibles al público y deben ser leídos y vueltos a leer. Como la economía, como decía Bastiat, nos enfrenta a lo que se ve y lo que no se ve, empezamos por lo primero y advirtamos que la reserva fraccionaria permite crear de la nada medios pagos y eso es muy malo puesto que es una propuesta inflacionaria que atenta contra el ahorro siendo éste la base del sano crecimiento económico.

    No obstante sería muy bueno conocer las detalladas motivaciones que se exponen en el referendo suizo.

  3. La vuelta al patron oro es una autentica barbaridad que desacredita de forma automatica a quien la defienda.

    Con el coeficiente de caja del 100% pasa exactamente lo mismo, a menos que exista una “Institucion Publica” que haga el trabajo que antes hacian los bancos. Eso no existe actualmente en Suiza y su gestion es complicada.

    Pero podemos estar tranquilos porque “la inteligencia colectiva” de los suizos sabe que no debe de hacerlo y que esos temas hay que dejarselos a los expertos. No van a aprobar ese coeficiente de caja. Los suizos casi siempre copian y eguran mucho antes de tomar ese tipo de decisiones.

    Aprovecho para comentar que los liberales fueron los que introdujeron los referendum en la Constitucion Suiza. Nada que ver con los liberales actuales que solo han toma su nombre … pero nada mas.

    Un cordial saludo.

      1. Ahora que empezabas a caerme bien, Juan Ramon, … !vas y me dices eso!

        Esperare paciente, afilando los cuchillos, a que publiques algo defendiendo el patrón oro.

        Un cordial saludo

  4. Lo interesante de la banca libre con reserva fraccionaria que defiende el profesor Rallo y otros con L.White y G. Selgin es justamente lo de LIBRE. No es propio de liberales consentir que el estado imponga la modalidad del 100% (ni la fraccionaria tampoco). Sería muy interesante una libertad de monedas, como proponía Hayek, y dejar que el mercado escoja, ya sea reserva 100% o reserva fraccionada. Los bancos viven de prestar plata, bueno será que sea la de ellos y no de monetizar sus deudas. No me imagino, bajo un régimen de patrón oro, a un banco con reserva fraccionaria pagando deudas a sus clientes con lingotes de oro. … Bueno, habrá quien se contente con un bono redimible quien sabe cuantos años.

    1. Totalmente de acuerdo, Mario.

      Pero con la libertad de monedas (a mí me gusta decir divisas, pero no sé qué traducción es mejor) pasa lo mismo que con la libertad migratoria: anula por completo el Estado de Bienestar, incluido el europeo.

      Tener las fronteras abiertas es incompatible con el fraude masivo de la seguridad social, las pensiones y le educación pública que tanto gusta a la gente, y tener una banca genuinamente libre, sin redes de seguridad, haría que los políticos y los filósofos se queden sin trabajo. De hecho, estos “maravillosos” privilegios del Estado del Bienestar que hemos conocido son solo unas pipas que nos echan, pero la parte del león es la que manejan en los grandes negocios, especialmente el militar.

      Hoy estoy pesimista, y no creo que lleguemos a ver ni fronteras abiertas ni banca libre, porque no interesa ni a los poderosos ni al pueblo, que está mayoritariamente convencido de que este bodrio es más beneficioso para ellos que para el poder. Y los liberales tienen que hacer dos milagros: convencer al pueblo que todo esto les perjudica, y después convencerle de que la libertad será mejor. Lo segundo es todavía más difícil que lo primero, y esto puede acabar pareciéndose a una mina de Corea del Norte.

      Respecto a lo del coeficiente de caja, me parece que hay que dejar que el mercado elija, como decimos con el tipo de interés. El coeficiente de caja sería una especie de precio al concepto de riesgo inversor: el que quiera más intereses o más dividendos, deberá poner su capital en bancos con menos coeficiente de caja, y los miedosos y poco ambiciosos preferirán poner los cuartos en bancos que den más seguridad, sin engañar, como pasa ahora. Hay gente que todavía se cree que el Banco de España tiene oro metálico por valor de todos los billetes que circulan en España.

  5. No entiendo cómo Rallo dice que la medida “expropia a los bancos el derecho de vender su propia deuda a la vista”. Los depósitos a la vista son -o deberían ser- propiedad de los clientes, no préstamos a plazo hechos por estos a los bancos. Huerta de Soto dedica muchas páginas de su “Dinero, crédito Bancario y Ciclos Económicos” a precisar la diferencia jurídica entre el depósito y el contrato de préstamo. Que el estado haga cumplir las obligaciones éticas que se derivan del contrato de depósito, impidiendo el préstamo a terceros, no parece una medida difícil de entender.

    1. Colombo:
      “El coeficiente de caja sería una especie de precio al concepto de riesgo inversor: el que quiera más intereses o más dividendos, deberá poner su capital en bancos con menos coeficiente de caja, y los miedosos y poco ambiciosos preferirán poner los cuartos en bancos que den más seguridad, sin engañar, como pasa ahora. ”

      Exacto es eso. No se puede obligar a la gente a cobrar la paga en una cuenta bancaria haciéndola creer que tiene un depósito en efectivo cuando lo que tiene, en realidad, es un derecho de cobro a la vista. Esto es una estafa. Prohibir esta práctica odiosa no impide que quien quiera pactar con los bancos un contrato de préstamo a la vista por tiempo indefinido sea libre hacerlo, puede entregar dinero a cambio de un interés, de una batería de cocina o un microondas, nadie se lo impide. Los Suizos han promovido este referendum porque no quieren que las quiebras bancarias se paguen a costa de los contribuyentes. Me gustaría que alguien me dijera por qué esto no es liberal.

      1. En aquel debate de Rallo con Bagus, Rallo repite esa idea que comentas: el contrato de depósito es sagrado y es fraudulento tocar ese dinero. Cambiar o impedir esto no es coherente con el liberalismo.

        Pero hay más: es correcto que exista una figura contractual de deuda a la vista, en la que ambas partes sepan que no es un depósito, y ninguna de las partes trate de convencer a la otra de que es un depósito. Tampoco es liberal, según Rallo, impedir este tipo de contrato.

        Del minuto 9:20 al 11:49:
        https://www.youtube.com/watch?v=-Q3qGvTPD7o

        Aquí ya empiezan otros debates: ¿una economía moderna podría funcionar solo con contratos de depósito de verdad y prohibiendo los otros contratos? ¿Es peligroso para una economía moderna que la gente viva engañada pensando que sus cuentas corrientes y de ahorro son exactamente lo mismo que un depósito? ¿Es razonable que exista tan poco dinero en metálico en relación con esas otras formas de dinero? ¿Por qué la gente cree que los gobiernos garantizan la seguridad de los ahorros? ¿Cuál es la forma correcta de proteger los ahorros?

        Respecto a los suizos, no es lo mismo “prohibir la creación de dinero a los bancos” que “impedir que el gobierno rescate a los bancos”. Si con este referendum los políticos ganan más poder sobre la moneda, entonces acabarán rescatando a los bancos aunque haya leyes que lo prohiban. La democracia permite establecer cualquier locura. Este año tienen que volver a votar sobre si quieren Renta Básica Universal e incondicional o no. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se romperá. A ver si son capaces de usar la democracia bien, como cuando rechazaron el impuesto sobre las herencias o lo del salario mínimo.

        Lo único que envidio de la democracia directa es que añade una cosa que nunca hemos tenido en España: la pequeña posibilidad, que no seguridad, de pararle los pies a los políticos en algunos asuntos. Pero me da en la nariz que cuanto mayor y más heterogéneo es el censo electoral más fácil es que los políticos se salgan con la suya, incluso con democracia directa.

        El primer paso para ser como Suiza debería ser declararnos neutrales militarmente y empezar a defendernos de verdad de los criminales exteriores e interiores. A los políticos occidentales les viene muy bien que los musulmanes nos amenacen. Para protegernos de los musulmanes tenemos que jibarizar a nuestros políticos. Que pasen miedo, que tengan sudores fríos, que se convenzan de que les iría mejor en la universidad o en la empresa, que se arrepientan de haber “sacrificado” su carrera por el bien de España.

        La carrera de un político en España debe ser corta y aterradora. Mejor que pasen a mejor vida y se dediquen a un trabajo honrado como hace la gente de bien. Hay que desayunar chuletas de político por la mañana y cenar una sopa de funcionario de hacienda: proteína completa y ácidos grasos esenciales para un mejor funcionamiento cerebral. Tardaremos bastantes años a acabar con toda la caza que hay disponible.

  6. Juan Ramon,

    Probablemente, un coeficiente de caja del 100% para las entidades bancarias, evite que un impago masivo de deuda o una emision de la misma a gran escala, no afecte al ahorrador simple y llano que no quiere arrisgarse en esos circuitos financieros. Pero para eso existen las cajas de seguridad u otro tipo de cuentas, por eso no debe legislarse con prohibiciones, deben ser las entidades bancarias o quien sea, quienes oferten este tipo de servicios asegurando un coeficiente de caja al 100%, obviamente, cobraran comision por el servicio: guardar el dinero.

    En cuanto a las letras entre empresas y comercios, efectivamente, es otra manera de crear dinero artificial atraves de obligaciones futuras, eso nunca se va a controlar y es equivalente al descalce de plazos bancario, podran poner multas, como siempre, pero el gasto para auditar esos casos, en fin, una cosa es la ley y otra la ley de la calle.

    La cuestion es si toda la deuda que emiten los bancos centrales que estan blindados por el estado, tienen respaldada su emision de deuda con recursos propios, sin condenarnos a los demas a unas obligaciones futuras insoportables y digo insoportables, por no decir injustas, criminales y que carecen de legitimidad, ya que recae sobre ciudadanos e individuos que no han suscrito ningun contrato de credito o prestamo, con estos sinverguenzas.

    Emitir deuda contra un activo como el oro o cualquier otro, garantiza que la deuda sea liquidable, ya que para que sea liquidable frente a los acreedores, este debe haberse aceptado previamente esta garantia entre lso agentes. ¿Pero el actual, a quien condena?, me temo que a paises enteros y sus ciudadanos a pagar impuestos.

    Corrigeme si me equivoco.

    Un saludo.

    1. miguel.

      Tienes razón, Los bancos ofrecen un producto que se llama CDT (certificado de depósito a término) Es un préstamo al banco a término fijo, se pactan unos intereses y el tiempo del préstamo; el prestamista no puede girar contra ese depósito y el banco hace uso de ese dinero a discreción y sin reserva de caja. Esto es perfectamente legal y trasparente. Una cosa muy distinta es la práctica de reserva fraccionaria para depósitos a la vista, práctica que no tiene asidero jurídico y además produce un efecto inflacionario de los medios de pago.

  7. Qué buen artículo el de “los fundamentos jurídicos de la actividad bancaria” gracias, profesor.

    Volviendo al referendum suizo de la “monnaie pleine” sigo sin ver por qué la prohibición de prestar los depósitos a la vista implica también la prohibición de otras modalidades de crédito. La iniciativa pretende sólo que los clientes de los bancos sepan con exactitud si su dinero está en depósito o ha sido prestado a la entidad, bajo una forma de contrato diferente. El impacto de la medida será mayor o menor según las preferencias de los ahorradores. Quizá la mayoría prefiera un préstamo a término a tener que pagar por un depósito.

    En cuanto a las letras entre empresas y comercios, efectivamente, es otra manera de crear dinero artificial, pero debe aclararse que una letra se monetiza o no por la libre voluntad de las partes. Puede aceptarse o rechazarse como medio de pago. Ahí no hay engaño.

    Sobre los efectos económicos de la medida, está claro que el Banco Nacional Suizo tendrá un control casi absoluto sobre la creación de moneda. Estaremos en el escenario 2 de Juan Ramón. (Los bancos comerciales no pueden crear dinero para satisfacer la demanda) Habrá una tendencia a la deflación, sí, pero eso les lleva pasando a los suizos desde el comienzo de la crisis, cuando los inversores internacionales se lanzaron a comprar cantidades oceánicas de francos y el Banco Nacional lo compensó con emisiones a gran escala, estableciendo una tasa fija de cambio. Han multiplicado por 13 la masa monetaria y la deflación está bajo control.