La Ley 25 de Podemos: humo preelectoral

larazon

El próximo 13 de enero, Podemos presentará en el Congreso una proposición de ley conocida como “Primera Respuesta a la Emergencia Social” o Ley 25. En ella figurarán esencialmente tres propuestas para rescatar a los ciudadanos: la supresión de los copagos farmacéuticos, la prohibición del corte de la electricidad o el gas a las familias vulnerables y la reestructuración de la deuda familiar. Es esta última la medida estrella del paquete, aquella que canaliza una de las principales aspiraciones de los distintos movimientos activistas que han terminado confluyendo en Podemos. Y, sin embargo, también es la propuesta más propagandística y más vacía de todas.

Según la formación morada, resulta necesario impulsar una ley de segunda oportunidad que libere de las deudas pasadas a aquellas familias en situación de quiebra efectiva. Para ello, Podemos propone un procedimiento en dos fases: una primera etapa de conciliación entre el deudor y el acreedor para alcanzar un acuerdo de reestructuración voluntario; una segunda etapa, ésta en sede judicial, donde el magistrado acordará un plan de pagos por el que se podrá o bien reducir la deuda hipotecaria hasta ajustarla al valor del inmueble o bien cancelar la totalidad de la deuda hipotecaria mediante la entrega del inmueble (dación en pago).

Como decía, en apariencia estamos ante la consumación legal del cambio normativo radical que Podemos venía reclamando desde hacía años. Pero, en realidad, no hay ninguna novedad con respecto a la Ley 25/2015 que aprobó el Gobierno del PP a finales de julio de este año. Esta ley, que lleva por título el de “de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social”, establece prácticamente el mismo procedimiento que, a modo de revolucionaria y urgente novedad, pretende (re)aprobar ahora Podemos.

En concreto, la normativa vigente ya contempla que aquellas familias sin ingresos y en situación de quiebra (esto es, aquellas familias cuyas deudas superen sus activos) podrán ver exoneradas sus deudas insatisfechas mediante una resolución judicial siempre que, con anterioridad, hayan intentado alcanzar un acuerdo extrajudicial. Esa exoneración podrá abarcar la totalidad de la deuda hipotecaria a cambio de la entrega del inmueble que actuaba como garantía: es decir, a día de hoy, la dación en pago ya es jurídicamente posible en España.

¿A qué viene entonces tanto revuelo y tanta urgencia? ¿Cuál es la verdadera novedad que introduce esta proposición de ley de Podemos con respecto a la reestructuración de la deuda familiar o empresarial? El única cambio realmente destacable —y todo un acierto por parte de la formación morada— es que extiende la exoneración de deudas a los pagos pendientes con Hacienda y la Seguridad Social, cosa que hoy no sucede y que resulta de enorme importancia para que muchos autónomos o pequeños empresarios puedan reanudar sus actividades después de haber fracasado. Pero, al margen de eso, no hay absolutamente nada novedoso: todas las otras propuestas de Podemos con respecto al reajuste de la deuda privada ya se encuentran en vigor.

Estamos, por tanto, ante un muy elemental ejercicio de propaganda pre-electoral canalizado a través de la actividad parlamentaria: aparentar que ellos son el partido de los más favorecidos porque sólo ellos atienden a sus intereses. Mas, evidentemente, lo primero que debería preguntárseles es en qué modifica su proposición de ley a la normativa vigente y si los cambios ínfimos que introducen merecen su urgente tramitación. ¿O es que la auténtica urgencia es la de Pablo Iglesias ante una eventual segunda convocatoria de elecciones?

 

Incertidumbres futuras

El Ibex 35 despidió 2015 con una caída superior al 7%. Se trata del primer descenso anual de la bolsa española desde la recesión de 2012. En la actualidad, empero, parece claro que la economía española no se halla en recesión: al contrario, es uno de los países europeos con mayor crecimiento. Ahora bien, no deberíamos confiar a la experiencia pasada los frutos que vayamos a cosechar en el futuro: la bolsa es un mercado que mira hacia adelante, por lo que deberíamos reflexionar ante el hecho de que hayan pinchado las expectativas de los inversores acerca de nuestra prosperidad venidera. Ya sea por el debilitamiento de las economías latinoamericanas (donde muchas empresas del Ibex 35 se hallan fuertemente invertidas) o por la incertidumbre política, lo cierto es que el crecimiento no está en absoluto garantizado y, como suele decirse, “no deberíamos dormirnos en los laureles”. Las reformas estructurales y el ajuste del déficit público deben proseguir con decisión: pero la aritmética parlamentaria parece que no lo permitirá.

A costa del contribuyente

2016 se inicia con una aparente buena noticia en materia fiscal: se completa el segundo tramo de la rebaja del IRPF prometida por el PP. De esta manera, el sangrante sablazo del IRPF con el que Montoro castigó a los contribuyentes españoles en el año 2012 ya habrá desaparecido en su totalidad. Sin embargo, no deberíamos engañarnos con la música que desprende la noticia: primero, pese a la rebaja del IRPF, los españoles continúan pagando muchos más impuestos en 2016 que en 2012 (por ejemplo, vía IVA); segundo, el déficit público sigue ubicándose por las nubes, de manera que no es responsable rebajar impuestos sin, al mismo tiempo, recortar el gasto; y tercero, el año también se inicia con incrementos de las cotizaciones sociales, de modo que, en realidad, los impuestos efectivamente soportados por los trabajadores no experimentarán grandes cambios. En el fondo, y como decíamos, sólo hay una vía para poder rebajar apreciable y sosteniblemente los impuestos: recortar con decisión el gasto público. A falta de ello, seguiremos con cambios cosméticos.

La amenaza

El rechazo de las CUP a apoyar la investidura de Artur Mas parece abocar a Cataluña a nuevas elecciones. Serán unos comicios que, nuevamente, vendrán marcados por el debate independentista pero que también se verán muy influidos por toda la agenda intervencionista que han colocado las CUP encima de la mesa al rechazar a Mas como presidente: a la postre, el NO ha venido motivado por sus “recortes sociales” y no por discrepancias a propósito del procés. Y, como ya sucediera con la última propuesta de acuerdo que remitió Junts Pel Sí al partido encabezado por Antonio Baños, los partidos independendistas se están escorando hacia posiciones económicas cada vez más irracionales y perjudiciales para Cataluña: más impuestos, más gasto público y más regulaciones. Es verdad que la autonomía catalana sale hoy en día muy perjudicada por el sistema de financiación autonómica vigente en España, pero el estancamiento y el empobrecimiento que resulten de las propuestas de las CUP, progresivamente asimiladas por Junts Pel Sí, sí será un demérito propio.

También te puede gustar

9 comments

  1. Pablo Iglesias ya engañó diciendo que él y sus parlamentarios iban a renunciar a una pensión que se les otorga a “sus señorías”. Una pensión que hacía dos años que ya había sido eliminada.

  2. Me alegra que en tu articulo reconozcas que el cambio normativo que se introduce con Ley 25/2015 que aprobó el Gobierno del PP a finales de julio de este año, es fruto de las luchas sociales que los movimientos anti desahucios llevaban realizando desde antes del 2011.

    Eso demuestra, en mi opinión, que no solo estando en el gobierno o en la oposición se puede luchar para cambiar las cosas. A mi personalmente me alegra comprobar que un puñado de jovenes con las ideas claras, con su enorme sacrificio, y con un espíritu de lucha envidiable, pueden sacar a este pais del anquilosamiento negligente en el que se encontraba.

    Muchas personas, como tu mismo Juan Ramon, tienen y han tenido acceso a los medios de comunicacion de masas desde donde poder denunciar situaciones contrarias a los Derechos Humanos como esta de los desahucios o la ausencia de la exoneracion de las deudas, pero han sido esos jovenes, catalogados de radicales, los que han tenido que venir y hacerlo.

    La pena de tu articulo es que no has podido evitar asociar la caida de las bolsas con el resultado electoral de Podemos, cosa que en mi opinion nada tiene que ver.

    De todas maneras … gracias por este merecido reconocimiento implícito a esos jóvenes de los movimientos sociales … y que seguramente te acarrearan numerosas criticas.

    Un cordial saludo… y una vez mas … felicitaciones por tu bloc, por tu sentido de la ética y de la verdad.

    1. Esta bien que reconozcas cosas, pero no se puede caer en la ilogica y la irresponsabilidad de afirmar, que los que en su dia firmaron una hipoteca o credito con garantias de pago, deben ser absueltos de sus propias acciones.
      Eso es promocionar la estupidez y los motivos por los que este pais esta cada vez peor.
      Hay que ser responsables, serios, leer y entender lo que se firma, enterarse, ser precavido, ahorrar, usar la materia gris y menos la materia marxista.
      Nadie les puso una pistola para firmar, ni para tener hijos que no podian mantener y desde luego, no tienen ningun derecho a ser subsidiados por los demas, aunque exista un papelajo internacional llamado “derechos humanos”, que diga que las deudas no hay que pagarlas, que todos tenemos derecho a una casa y que la juerga la pagan los que ahorran o los que tienen trabajo.

      No hay que cambiar leyes, ni bobiernos, hay que abolirlos directamente, ponerlos en el lugar que les corresponde: meros administardores de fincas y vigilados por su comunidad de vecinos. Un estado que puede dartelo todo, puede quitartelo todo. Por tanto hay que limitar su ambito de accion y ser mayorcitos sin un papi estado.

      Algun dia llegara la edad de la razon…

      1. Todo eso que me dices de los que se han hipotecado para comprar una casa se lo podrias decir a los bancos y al Estado que les ha dado mas de 200.000 millones de euros para que puedan seguir haciendo gala de su irresponsabilidad.

        Tambien se lo podrias decir a los ahorradores que pusieron su dinero en esos bancos y que el gobiernos ha impedido que pierdan al inyectarles esas sumas de dinero.

        La responsabilidad se la exiges a aquellos que no pueden defenderse porque las leyes no los protegen pero no le exiges esa misma responsabilidad a Rato y los que dirigen los bancos.

        La ley del embudo.

        Ahora la crisis economica deben pagarla los trabajadores con sus reducciones salariales porque los otros, los que tienen dinero y que son los que dirigen la economia … a esos … no hay leyes que los hagan responsables de nada.

        1. Pones frases que no digo y por lo que veo en otras respuestas, no comprendes nada. Nadie ha defendido aqui la corrupcion.
          Y tu discurso despues de esto, es todavia mas ilogico:

          “Todo eso que me dices de los que se han hipotecado para comprar una casa se lo podrias decir a los bancos y al Estado que les ha dado mas de 200.000 millones de euros para que puedan seguir haciendo gala de su irresponsabilidad.”

          Osea que…¿el estado es irresponsable, pero hay que darle todo el poder al estado y mas gasolina como lo que quiere Podemos, recaudando aun mas impuestos?.

          Y otra cosa majo, las cajas de ahorros, no los bancos, los bancos han asumido los costes y perdidas atraves de sus accionistas, las cajas de ahorro que son las que la han cagado a base de bien y han concedido creditos y dinero sin garantias no solo a gente como Rato, sino a politicos de todos los signos, sindicalistas y amiguetes, siendo CAJAS PUBLICAS.

          Cada vez que hablas, das mas razones para que el liberalismo sea la respuesta a la corrupcion y un bobierno/estado estafador.

          Pero me da a mi, que tienes la cabeza para sujetar el bisoñe.

        2. “La redistribución de la renta no se efectúa de ricos a pobres, sino de grupos desorganizados a grupos organizados.” Rallo

          Alekine, si quieres entendernos, tómate las píldoras del Doctor Bastiat: https://es.wikiquote.org/wiki/Fr%C3%A9d%C3%A9ric_Bastiat

          Medita en particular esta: “Cuando el saqueo se convierte en una forma de vida, los hombres crean un sistema legal que lo autoriza y un código moral que lo glorifica”.

          Ejemplos de legisladores trabucaires hay muchos, pero la sustancia se puede encontrar en Hans Kelsen. En cuanto a los moralistas del expolio, puedes leer a Hegel, a Fichte y a Dewey.

          Una cosa más. Los ricos no dirigen la economía, sino que intentan dirigirla, pero la economía tiende a rebelarse y dar coces. Las coces se las llevan todos: trabajadores, pensionistas, discapacitados, pobres, y también los ricos. Pero los ricos van protegidos y les duelen menos. La desprotección de todos los demás se debe en parte a la propia ignorancia de la gente, pero esta ignorancia no sería tan dañina si la protección no fuera cara, escasa e ilegal.

          1. Muy bueno Colombo…cada vez que escribes veo todo lo que tengo que leer. Voy a tener que hacerme con una libreta de ‘TODO’s’.