Mises y Block se equivocan sobre sus teoremas regresivos del dinero

Blog

Guillermo Sánchez ha replicado desde su blog Econo-Mía [y Tuya] (aprovecho para recomendar encarecidamente la lectura regular de ese gran blog) a una de mis últimas anotaciones criticando el teorema regresivo de Mises. Básicamente, lo que sostiene Guillermo, basándose en un reciente artículo de Walter Block y Laura Davidson, es:

  1. El teorema regresivo sólo establece que surja ninguna forma de dinero nuevo si no existe previamente un sistema de precios (monetarios).
  2. En el caso de una economía basada en el trueque, lo anterior sí implica que el dinero debe poseer una utilidad no monetaria previa, dado que no puede haber precios monetarios sin dinero (es decir, el primer dinero deberá ser un bien que ya se intercambiara por otros en una economía basada en el trueque).
  3. En el caso de una economía donde ya exista alguna forma de dinero, el teorema regresivo no implica que cualquier nuevo dinero que emerja deba poseer utilidad no monetaria previa (“ni tampoco ser respaldado o redimible por otra cosa, ni necesita ser establecido a una tasa fija”), ya que surge dentro de un sistema de precios ya existentes. El propio Mises reconoce la posibilidad de que se desarrolle el dinero fiat.
  4. Por tanto, el surgimiento de Bitcoin no invalida el teorema regresivo del dinero.

Mi problema con esta argumentación —al margen de que, como a continuación expondré, sea una interpretación equivocada de Mises— es que resulta internamente contradictoria.

Primero, en una economía basada en el trueque, ya existen precios: cada intercambio entre cualquier pareja de bienes da lugar a precios (una vaca tiene el precio de dos cabras, una cabra cuesta el equivalente a 100 tomates, etc.). Lo que no existe es una unidad de cuenta común en la que expresar todos los precios y en la que efectuar el cálculo económico (un numerario). De hecho, lo que hace el primer dinero, según el teorema regresivo, es surgir a partir de un bien (por ejemplo, el oro sin usos monetarios) que ya cuenta con precios frente a todos los restantes bienes a través del trueque.

Segundo, ¿por qué no puede constituirse como primer dinero un bien que carezca de utilidad no monetaria previa? Por carecer de poder adquisitivo histórico a partir del cual proyectar el poder adquisitivo futuro. Guillermo, justamente, me reprocha este punto: “Rallo extrañamente parece decir que se puede esperar que un dinero tenga un esperado valor de cambio objetivo futuro estable sin recurrir a la experiencia pasada. Ergo, que las expectativas se pueden formar “de la nada” y no usan de punto de partida el pasado inmediato o no tan inmediato. Lo cual, claramente, es falso” (dejo de momento de lado la reflexión sobre si es falso o no, pues por ahora quiero continuar exponiendo la contradicción).

Tercero, ¿por qué Bitcoin —o cualquier otra forma de potencial dinero sin valor no monetario  previo— sí puede convertirse en dinero según el teorema regresivo sin violar el propio teorema regresivo? Porque emerge dentro de una economía donde ya existen precios monetarios “en términos de la antigua moneda”: es decir, el valor de Bitcoin ya está históricamente determinado y, por tanto, ya puede proyectarse una expectativa de poder adquisitivo futuro basándonos en la experiencia pasada… ¿O no? ¿No notan que acabamos de dar un salto lógico en falso?

Cuando aparece Bitcoin, éste no posee relación de intercambio histórica alguna (no posee ningún precio histórico alguno) con ningún bien o activo. ¿Cuánto vale Bitcoin en dólares, en euros, en yuanes, en libras o en yenes? Hasta que no se produce el primer intercambio entre Bitcoin y cualquier otra divisa, carecemos de cualquier precio histórico denominado en Bitcoins. Es verdad que poseemos una miríada de precios de bienes, servicios o activos en términos de dólares, euros o yenes, pero no en términos de Bitcoin. ¿Por qué, entonces, sí es posible establecer una relación de intercambio (un precio presente) entre el dólar, el yen, la libra o el euro y Bitcoin a partir del cual proyectar nuestras expectativas de poder adquisitivo futuro de Bitcoin pero, en cambio, no es posible establecer en una economía de trueque una relación de intercambio (un precio presente) entre las vacas, los corderos, las gallinas o las vasijas y el Bitcoin? Dicho de otro modo, o aceptamos que el primer dinero tampoco necesita contar con una utilidad no monetaria previa (en cuyo caso el teorema regresivo deja de significar nada) o aceptamos que los nuevos dineros también requieren contar con una utilidad no monetaria previa, al menos en su origen (lo cual provocaría que Bitcoin violara el teorema regresivo del dinero).

De hecho, esta última es claramente la interpretación estricta de Mises. Cito: “If the objective exchange-value of money must always be linked with a pre-existing market exchange-ratio between money and other economic goods (since otherwise individuals would not be in a position to estimate the value of the money), it follows that an object cannot be used as money unless, at the moment when its use as money begins, it already possesses an objective exchange-value based on some other use” (p. 110). Fijémonos en que Mises no está diciendo que “el objeto utilizado originalmente como primer dinero debe poseer un valor de cambio objetivo no monetario”, sino que está hablando de que cualquier objeto que pase a ser utilizado como dinero debe poseer un valor monetario previo. Es más, a propósito del dinero fiat —cuya existencia Mises sí cree posible— es taxativo al afirmar que “This link with a pre-existing exchange-value is necessary not only for commodity money, but equally for credit money and fiat money.’ No fiat money could ever come into existence if it did not satisfy this condition” (p. 110). Tan es así que el austriaco sólo llega a concebir dos formas en que el dinero fiat puede emerger: “Such money must have come into existence in one oftwo ways. It may have come into existence because money-substitutes already in circulation, ie., claims payable in money on demand, were deprived of their character as claims, and yet still used in commerce as media of exchange. In this case, the starting-point for their valuation lay in the objective exchange-value that they had at the moment when they were deprived of their character as claims. The other possible case is that in which coins that once circulated as commodity-money are transformed into fiat money by cessation of free coinage (…). Here the starting-point for the valuation lies in the objective exchange-value of the coins at the time of the cessation of free coinage” (p. 110-111).

Es decir, no es cierto que, como afirman Block y Davidson y recoge Guillermo: “El teorema regresivo de Mises NO dice que TODO ulterior medio de cambio deba haber sido intercambiado directamente o necesite tener valor de uso directo. Ni tampoco hay necesidad praxeológica de que el dinero deba tener uso directo para ser vendible, la liquidez del dinero depende de la confianza de los participantes del mercado en que será aceptado luego”. El teorema regresivo sí dice eso (porque, como hemos dicho, o dice eso o cae en una contradicción interna). Probablemente la confusión provenga de que, en efecto, una vez se ha producido la conexión de continuidad histórica del valor de cambio objetivo del dinero fiat, Mises considera que el valor de éste último ya puede independizarse: “Before an economic good begins to function as money it must already possess exchange-value based on some other cause than its monetary function. But money that already functions as such may remain valuable even when the original source of its exchange-value has ceased to exist. Its value then is based entirely on its function as common medium of exchange (p. 111).

Claramente, Mises se muestra consternado por que algo que haya carecido históricamente de valor pueda convertirse en medio general de cambio. Guillermo también mostraba su desacuerdo con que podamos formar expectativas sobre poder adquisitivo futuro sin poseer ninguna referencia pasada. Y, aunque yo mismo reconozco en mi crítica a Mises que lo normal es apoyar tus expectativas actuales sobre el futuro en algún elemento pasado (y que, por tanto, lo normal es que los bienes con valores no monetarios previos hayan sido evolutivamente seleccionados como dinero), sería un error pensar que no existe alternativa y que, por tanto, es imposible que bienes sin utilidad no monetaria previa devengan dinero.

Por ejemplo, imaginemos que el primer poseedor de Bitcoins les asigna un valor arbitrario: $10.000 dólares por Bitcoin o, en una economía con trueque, 500 vacas por Bitcoin. Ahí ya tenemos un ask price a partir del cual el resto de agentes pueden construir (a alza o a la baja) sus expectativas futuras de poder adquisitivo (es decir, tendríamos un precio original a partir del cual evolucionaría la cotización de la divisa, tal como Mises acepta). ¿Por qué, si la incertidumbre sobre el precio de Bitcoin es gigantesca, su poseedor no puede recurrir a una fijación aleatoria del precio para que, por tanteo competitivo de mercado, vayamos acercándonos a precios más acordes con las valoraciones del resto de agentes? Claro que acaso se replique que un ask price no es un precio histórico de intercambio y que, por tanto, la mera petición de un precio por el vendedor no nos proporciona un precio. Bien, basta con desarrollar un poco el ejemplo: imaginemos que algún comprador acepta esa transacción por confiar —acertada o erróneamente— en que otros agentes aceptarán el Bitcoin por ese mismo precio, sirviendo entonces como medio de intercambio. Ahí sí que ya tenemos una relación histórica de intercambio —que sirve para explicar tanto el appraisement del Bitcoin en una economía monetaria como en una economía de trueque— sobre la que desarrollar la subsiguiente oferta y demanda de ese bien dinerario.

En definitiva, la versión renovada del teorema regresivo no es la versión de Mises y, además, es internamente incoherente. Sólo podemos volverlo coherente si aceptamos la versión de Mises y ésta puede mostrarse errónea tanto desde un punto de vista teórico como histórico. Sí, Mises también se equivoca. Y en asuntos monetarios, me atrevería a decir que mucho.

También te puede gustar

13 comments

  1. ¿Pero no habíamos quedado en que los austriacos éramos una especie de secta en la que está prohibido criticar a Mises?

    Esto requiere una lectura muy pausada, me harían falta algunos puntos más de coeficiente intelectual, o más horas en el día, o probablemente ambas cosas.

  2. Creo que la teoria de “sablazo” sobre el origen del dinero expuesta en un comentario es digna de tenerse en cuenta:

    ,,,”Yo creo que hay que ir un poco más allá, dinero puede crearlo cualquiera con una promesa. “Te daré tal cosa”, “vale por un jersey”, etc. Obviamente no todas las promesas valen igual que otras, en algunos casos no será de extrañar que se le hiciera dejar al deudor un objeto de valor como un anillo, un utensilio, una herramienta, como aval. En ese caso para ambos es mejor un objeto duradero, de unas características medibles, reutilizable, que puedan ser apetecibles para más personas, que sea relativamente difícil de conseguir, por aquello de la utilidad marginal, pero más como lujo que como bien de primera necesidad, cosas obtenidas a cambio de excesos de productos que no puedes consumir….”

    Si la sociedad no es una sociedad de “trueque” sino de “deuda” basada en la confianza o en la coacción publica como garantía de pago, puede entenderse muy bien que aparezca un “bien físico universal” como sustituto de esa confianza o coacción.

    Ese elemento físico debe de tener valor “no monetario” previo para la colectividad donde se usa o dificilmente podria sustituir a esa confianza o coaccion que necesita tener cualquier “deuda”.

    Creo que “sablazo” ha dado con la clave de lo que es realmente el dinero:

    …”el dinero es simplemente un contrato de deuda”…

    y por eso no necesita ser fisico y un “papel fiduciario” puede hacer muy bien esa funcion.

    Un cordial saludo

    1. El dinero no es deuda. La deuda se paga en dinero. La deuda no se autopaga. El valor de la deuda depende de la solvencia de su emisor. El valor del dinero (oro por ejemplo) no depende de la solvencia del emisor (del minero).

      1. Que la sociedad se base en la confianza no significa que el dinero no pueda surgir dentro de esa sociedad. Por ejemplo, si la confianza se deteriora o es necesario comerciar con otras sociedades (comercio internacional), será necesario encontrar un bien con valor no dependiente del deudor. Ya te recomendé este artículo donde, creo, esas diferencias están claramente expuestas: http://juanramonrallo.com/2014/05/el-origen-evolutivo-del-dinero/

        1. He vuelto a leer el articulo y sigo encontrándolo muy bien documentado y razonado. Creo que partes de definir dos sociedades diferentes como posibles fuentes de la creacion del dinero:

          a) Una sociedad basada en el trueque directo.
          b) Una sociedad basada en el trueque diferido o deuda.

          El origen del dinero puede diferir mucho según se considere que se crea en una sociedad u otra. Si la sociedad es de trueque diferido entonces lo que intenta sustituir el dinero es a una deuda y lo que hay que explicar son las ventajas que tendran algun proceso de sustitucion concreto.

          Si por el contrario, la sociedad se basa en el truque simple, lo que viene a sustituir el dinero es diferente del caso anterior. Se me ocurre pensar que no habria ninguna ventajas en usar el dinero si yo quiero cambiar manzanas por gallinas cuando necesito gallinas y tengo manzanas y la persona con la que cambio quiere manzanas y tiene gallinas. ¿Para que necesito el dinero entonces, si ya tengo mi vendedor/comprador? …(estamos suponiendo que la sociedad ya es de trueque y ya tiene las relaciones economicas estructuradas).

          Si en una sociedad basada en trueque directo no veo la necesidad del dinero, en una sociedad basada en trueque diferido si que necesita el dinero por contra, ya que ese dinero viene a reforzar la confianza o la coacción que necesita ese tipo de relación económica.

          Resumiendo, si existe el truque el dinero viene a complicar las cosas al diferir en realidad el truque deseado. Por contra en una sociedad de trueque diferido el dinero viene a reforzar ese trueque diferido (deuda).

          Creo que importante decidir si la sociedad previa es de truque o de truque diferido.

          Un cordial saludo.

          1. Ese es el problema, que una sociedad basa en el trueque spot no puede crear el dinero porque va en contra del truque spot. Esto se entiende bien con un ejemplo:

            … un agricultor de trigo tiene establecido un trueque spot con el molinero. El le lleva una tonelada de trigo sin moler a cambio de 3/4 de tonelada de trigo molido. Como se trata de trueque spot, el molinero posee una reserva de trigo molido que intercambia “insitu” cuando aparece el agricultor con su trigo…

            … supongamos que al molinero se le ocurre “pagar” con dinero al agricultor y le promete a este que cuando muela el trigo, le dara los 3/4 de toneladas a cambio del dinero con el que le “pago” …

            … el agricultor tiene un problema. El quiere los 3/4 de tonelada de trigo molido (de ahi el trueque con el molinero) pero no quiere el “dinero”, con el que no sabe que hacer (aun no es un medio de cambio universal). … ¿Debe de confiar en que el molinero cumplira su trato y aceptara el dinero por los 3/4 de tonelada de trigo molido? … ¿quien le garantiza que el molinero cumplira el trato? …

            El problema es que tienes un trueque spot que beneficia a ambos que quieres cambiar por un truque diferido que exige una ruptura del trato spot en dos procesos secuenciales basados en a confianza.

            Para que ese paso de trueque spot a trueque diferido sea posible necesitas que el dinero tenga ya un uso monetario o que sea impuesto por la fuerza.

            Un cordial saludo

      2. Ojo, en mi caso no dije que el dinero fuera una deuda, más bien dije que me parecería razonable que un aval de una deuda hubiera sido un origen del dinero, al hacerse común quedarse con el aval en lugar de esperar a la liquidación de esa deuda, en este caso se autoliquidaba la deuda en el momento de dejar el aval. En ese sentido, las cosas que valen de aval si tienen unas características líquidas son en sí un buen dinero.

        1. En otras palabras, precisamente porque no te fías del deudor pides un aval, lo cual en sí ya puede ser un pago en metálico. El valor no depende del emisor, sino del valor de mercado del aval.

          1. No necesitas desconfiar para dejar un sustitutivo de contrato oral en prenda:

            …¿te acuerdas “sablazo” aquel martillo que me preste en primavera? … ¿No? …. !!Pues mira este anillo y refresca la memoria!! … ¿quieres el artillo o quieres el anillo?

            Creo que “la prenda” refuerza el compromiso de deuda sin tener necesariamente que anularla o sustituirla. Solo con el paso del tiempo y por el hecho de adquirir un valor “monetario” es muy posible que esa prenda adquiera naturaleza propia, es decir, su caracter monetario.

            !! Tu teoria es maravillosa, sablazo!!

      3. Lo que he querido indicar es que originariamente el dinero si era deuda en el sentido que este aparece para sustituir una deuda cuya garantía se basaba en la confianza o en la coaccion .

        Por ejemplo, los bancos emitían en el siglo XIX billetes (papel) prometiendo su cambio por un bien, en este caso el oro. Cuando existía confianza o se creia en la coaccion de la ley ( el director del banco terminaba en la carcel) esos billetes se usaban libremente como dinero siendo en realidad una promesa de pago … es decir … deuda.

        Este simple ejemplo te indica que incluso en el cercano siglo XIX el dinero esta sustituyendo a una deuda diferida indefinidamente en el tiempo ( la gente no se molestaba en ir a por su oro y utilizaba el billete).

        Creo que es muy distinto pensar en una sociedad de trueque o en una sociedad de truque diferido para determinar como se origino en dinero.

        Un cordial saludo

  3. Si se me permite la osadía de volver a postear sin entender del todo el tema, porque es demasiado largo y denso para ponerme ahora, yo entiendo que lo que valga para dar valor al dinero vale para dar valor a cualquier otro producto de trueque, en él momento que hay el primer trueque se establece una base de precios relativos, un conejo = diez manzanas, con el que poder hacer cálculos económicos (e incluso antes desde el momento que piense por primera vez “cambiaría diez manzanas por conejo”).
    Además que la capacidad de hacer similes y abstracción facilita las cosas “un collar de huesos vale diez cabras, este collar dorado raro puede valer cincuenta o cien”, lo tomo como aval de cuarenta cabras un mes”.

    Con bitcoin hay que tener en cuenta que ya lo empezaron a usar como método para pagarse algunos favores y trabajos entre programadores, lo cual ya permitiría hacer algunos cálculos en función del esfuerzos de cuánto vale en moneda corriente, y el primer intercambio de productos/servicios (comprar una pizza y traerla a cambio de tantos bitcoin)s se podría basar en eso o ser el mismo origen de tanteo, tanto da. Pero hay que tener en cuenta que estos chicos ya partían de la idea de hacer una moneda, eso era dinero aún antes de ser usado como dinero, falta que alguien pague. Y eso surgió muy probablemente con Silk Road y otros chanchullos, los compradores tenían que comprar la moneda para hacer los pagos, a todas luces ilegales por medios convencionales, y los vendedores, las aceptaban y revendían, creando los intermediarios necesarios. No creo que llegara a despegar sin este mercado negro a distancia y no tengo muy claro que sin esa necesidad y con los vaivenes de valor que hay se usará más allá, y no sé si sobreviviría a una legalización generalizada que dejará sin una demanda alta y constante o a una ilegalización de su compraventa.

    En fin, solo unas cuantas ideas desconectas.

  4. Precisamente para eso sirve el teorema,para explicar porque hoy el bitcoin puede tener valor como medio de intercambio.El dólar cumple el teorema y por lo tanto el bitcoin también .Nunca ha existido un primer valor de intercambio para el bitcoin que no fuera en términos de dólar o cualquiera otra moneda,que por definición sí cumplen el teorema.Y ,por supuesto,si ahora se acepta cualquier cambio entre cualquier mercancía y el bitcoin no ara más que confirmar el teorema .