Oxfam: manipulando a los pobres para engañarnos a todos

Intermon Oxfam lo ha vuelto a hacer. La ONG más populista y amarillista del panorama global ha publicado su ya habitual informe catastrofista anual en el que, esencilamente, nos alerta de que el mundo va a peor, esto es, de que cada vez los ricos son más ricos y los pobres, infinitamente más pobres. Las conclusiones de Oxfam parecen sólidamente asentadas en gráficos, informes y bases de datos, con lo que apenas parece haber espacio para la discrepancia. La realidad, sin embargo, es muy distinta: Oxfam toma datos descontextualizados y con importantes sesgos no explicitados y, posteriormente, los transforma para alcanzar conclusiones disparatadas.

Baste con analizar qué análisis efectúa Oxfam con respecto a la desigualdad de renta y a la desigualdad de riqueza.

Desigualdad de renta

Según Oxfam, “los datos sobre la participación en los ingresos mundiales ponen de manifiesto que la desigualdad de ingresos a nivel interpersonal es enormemente elevada, y que los principales beneficiarios del crecimiento total son los individuos que se sitúan en el extremo superior de la escala de distribución de los ingresos”. Más en concreto, “entre 1988 y 2011, el 10% más rico de la población ha acumulado el 46% del incremento total de los ingresos, mientras que el 10% más pobre sólo ha recibido el 0,6%”. En apariencia, pues, el crecimiento mundial ha agravado las desigualdades: el 10% con mayor renta se ha quedado el 46% de los nuevos ingresos, mientras que el 10% con menor renta apenas ha acaparado el 0,6%”. El siguiente gráfico es lo suficientemente ilustrativo:

¿De dónde obtiene Oxfam tales estimaciones? De la base de datos Lakner-Milanovic. Por tanto, en principio, son datos suficientemente acreditados como para resultar verosímiles. Ahora bien, fijémonos en que el gráfico está expresado en términos absolutos: no relativos. No miden cuánto han crecido relativamente los ingresos de pobres y ricos entre 1988 y 2011, sino cuánto lo han hecho en términos absolutos. Y, en tal caso, resulta complicado saber si el crecimiento mundial está beneficiando más a ricos o a pobres.

Por ejemplo, si un pobre tiene una renta de 10 euros anuales y un rico una renta de 50.000 euros anuales, y al cabo de 25 años el pobre ha visto incrementada su renta hasta 100 euros y el rico hasta 51.000 euros, en términos relativos el pobre ha visto crecer su renta un 1.000%, mientras que el rico lo habrá hecho un 2%; pero del total de nuevos ingresos agregados (1.090 euros), el pobre apenas se habrá quedado con el 8,2% de las nuevas rentas generadas y el rico con el 91,8%. Evidentemente, el crecimiento económico vivido durante esos 25 años habrá beneficiado especialmente al pobre (sus rentas ha crecido un 1.000%, frente al 2% de las del rico), pero Oxfam nos dibujaría dos columnas, una de 90 euros para el pobre y otra de 1.000 euros para el rico, y nos diría que el rico se han quedado con la inmensa mayoría de los nuevos ingresos.

Por eso el gráfico es tramposo: porque en lugar de reflejar las tasas de variación de cada uno de los deciles de renta, opta por representar las tasas de variación absolutas. ¿Podemos corregir este error? Sí, en el propio paper de Lakner-Milanovic aparece el gráfico que representa la tasa de variación por percentil de renta entre 1988 y 2008 (el gráfico de Oxfam llega hasta 2011, pese a que los datos de 2011 no se hallan disponibles en ningún lado: según afirman, “los datos de 2011 proceden de correspondencia personal con Branko Milanovic en septiembre de 2015”). Y, voilá, el resultado es el siguiente:

Es decir, el crecimiento acumulado entre 1988 y 2008 ha beneficiado especialmente a la población ubicada entre el percentil 10 y el 70, esto es, a las clases medias, medias-bajas y bajas mundiales. Únicamente, el 1% más rico del mundo ha visto aumentar sus rentas tanto como las clases medias. En cambio, las clases medias-altas mundiales (entre el percentil 80 y 99) han experimentado un crecimiento muy moderado, prácticamente un estancamiento (a pesar de que en el gráfico presentado por Oxfam parecen estar entre las principales y desproporcionadas beneficiarias del crecimiento de las últimas décadas).

Acaso el lector se muestre escéptico atendiendo a su experiencia personal y a lo que los medios de comunicación nos relatan diariamente: las clases medias españolas no han mejorado demasiado durante los últimos 20 años y, en cambio, las clases medias-altas españolas sí han medrado muy significativamente. Mas —dejando de lado si este podemizado relato responde o no a la realidad— ambas interpretaciones son plenamente compatibles: no en vano, las clases media españolas son clases medias-altas y clases altas dentro de la distribución mundial de la renta. La renta media en 2008 entre los percentiles 80 y 90 fue de 7.754 dólares, mientras que la renta media entre los percentiles 90 y 95 se ubicó en 15.113 dólares. Por tanto, si usted ingresa cada año una renta salarial entre tales sumas, sepa que usted se halla entre el 20% más acaudalado del mundo (y si ingresa más de 15.113 dólares, se halla entre el ultra-privilegiado 5% con mayor renta del mundo: esa masa de población que según Oxfam se está quedando con todos los frutos del crecimiento mundial).

El argumento de Oxfam de que un crecimiento mundial equitativo supondría que “aproximadamente el 10% de dicho incremento [de los ingresos mundiales] fuese a parar a manos de cada uno de los deciles (una décima parte) de población” es totalmente absurdo. En 1988, la renta media del 10% de población más pobre del mundo (511 millones de personas) ascendía a 201 dólares; entre 1988 y 2011, Oxfam estima que los ingresos mundiales han crecido en 12,5 billones de dólares, mientras que la población mundial ha aumentado hasta los 6.944 millones (de modo que el 10% más pobre son 694 millones de personas). Si el 10% más pobre se hubiera quedado con el 10% del crecimiento mundial, su renta per cápita se habría incrementado hasta 1.950 dólares anuales: esto es, Oxfam está afirmando que si la renta per cápita de 700 millones de personas no aumenta en términos reales un 969% en 23 años (un crecimiento anual medio del 10,8% real), el crecimiento económico mundial “no es equitativo”. Tengamos presente que el super-crecimiento de la renta per cápita china en ese mismo período ha sido del 713% en términos reales (es decir, del 8,9% anual)por tanto menos de lo que exige Oxfam.

¿Qué credibilidad puede merecer una ONG que, por ignorancia o mala fe, nos pretende insuflar la idea de que todo crecimiento que no alcance cotas absolutamente irreales resulta injusto? La justicia es el imposible.

Desigualdad de riqueza

El otro mensaje impactante que ha extendido Intermon Oxfam entre todos los medios de comunicación es que las 62 personas más ricas del planeta poseen un mayor patrimonio que el 50% más pobre de la población adulta mundial: es decir, 62 tienen más que 2.400 millones de adultos (ambos grupos poseen 1,75 billones de dólares). ¿Acaso puede haber una mayor evidencia de la injusticia planetaria?

En otras ocasiones ya hemos tenido oportunidad de explicar que estas mediciones de riqueza padecen serios sesgos. Por un lado, no computan uno de los principales activos en los que invierten las familias de todo el planeta (y especialmente las más pobres): la educación. Por otro, tampoco incluyen todos los servicios gubernamentales por los que sus ciudadanos pagan impuestos y que, por tanto, tienen derecho a recibir (por ejemplo, pensiones y sanidad pública). En suma, dos de los mayores activos de los que sí disfrutan las personas pobres no aparecen reflejadas en estas estadísticas. Estas exclusiones llevan a que, por ejemplo, en países que juzgamos tan sumamente igualitarios como Dinamarca o Suecia, el 10% de su población posea cerca del 70% de la riqueza nacional, cuando evidentemente ello es así porque no contabilizamos la riqueza que supone tanto la formación de sus habitantes como los servicios garantizados por sus gobiernos (y que bien caros impositivamente les salen).

A su vez, no tiene mucho sentido transmitir la impresión de que las 62 personas más ricas del mundo están acaparando propiedades a costa del resto. La riqueza de esas 62 personas es esencialmente riqueza financiera: en particular, esas 62 personas son propietarios de compañías que alcanzan un elevadísimo valor en bolsa (Microsoft, Inditex,
Berkshire Hathaway, Oracle, Bloomberg, Amazon, Facebook, Google, etc.). ¿Y por qué son propietarias de ellas? Pues en su mayor parte porque las han creado. Si no las hubieran creado y esas 62 personas fueran clases medias, ¿los otros 2.400 millones de personas serían proporcionalmente más ricas? En absoluto: serían tan o más pobres que ahora (si no existieran las anteriores empresas, disfrutaríamos de una renta real muy inferior). Contraponer la riqueza de los creadores de empresas con la pobreza de grandes masas de la población mundial simplemente no tiene ningún sentido.

Y es que, en efecto, el problema de esos 2.400 millones de adultos no es la riqueza de los creadores de Google o Facebook, sino que apenas poseen patrimonio alguno. Si 2.400 millones de personas poseen una riqueza agregada de 1,76 billones de dólares, eso significa que la mitad de la población mundial apenas posee un patrimonio medio de 733 dólares. ¿Cómo es posible que tanta gente posea tan poco? Pues, en esencia, por dos motivos.

El primero es que la gente joven normalmente no tiene patrimonio porque no ha disfrutado de suficiente tiempo para acumularlo (recordemos que estamos hablando de patrimonio neto, de manera que un individuo que se acabe de comprar una vivienda con un préstamo hipotecario carece de riqueza neta): la edad es uno de los principales determinantes de la desigualdad de la riqueza. De hecho, casi el 11% de esos 2.400 millones de adultos pobres residen en Europa y en América del Norte (250 millones de adultos que equivalen al 30% de su población). Por cierto, sólo el 10% de la población española integra esa categoría: el 77% de la población española adulta se ubica entre el 20% más rico de la población mundial.

El segundo y más importante factor es que la mayor parte del mundo sigue residiendo en sociedades paupérrimas, de manera que acumular riqueza resulta muy complicado. Por ejemplo, el 81% de la población de África o el 53,7% de la de Asia-Pacífico se encuentran entre esos 2.400 millones de adultos más pobres. Mientras estas zonas no se desarrollen —y lo están haciendo a ritmos notables, aunque no a las tasas absolutamente irreales y estratosféricas que demanda Oxfam para considerar el crecimiento como “equitativo”— será muy difícil que sus ciudadanos adquieran niveles patrimoniales equivales a las clases medias occidentales.

De hecho, aunque a esos 62 milmillonarios les arrebatáramos su patrimonio (es decir, nacionalizáramos Apple, Google, Amazon, Microsoft, Inditex, Wal Mart, etc.) y redistribuyéramos tales propiedades entre los 2.400 millones de personas pobres, el patrimonio de cada una de éstas apenas crecería en 730 dólares (y ello suponiendo que, tras la nacionalización y el reparto de esas compañías, su valor bursátil no se desplomara a una facción del actual). En otras palabras, la tragedia del mundo actual no es que unos pocos son muy ricos, sino que muchísimos son muy pobres: y robándoles la riqueza a esos pocos ricos no se conseguiría que los muchísimos pobres dejaran de serlo.

Al contrario, seguir divulgando la falaz idea de que la riqueza está dada y de que la única forma de enriquecer a los pobres es redistribuyéndola sólo contribuye a desviar el foco del auténtico problema que condena a los pobres a seguir siendo pobres: su falta de instituciones inclusivas conducentes a un crecimiento económico sano, sostenible y generalizado. Si exculpamos de cualquier responsabilidad a sus élites extractivas, si descuidamos que el problema de los países pobres sigue siendo un inadecuado respeto por los derechos y libertades de sus ciudadanos —incluyendo sus derechos de propiedad—, si culpamos a las clases medias occidentales (recuerdo: el 77% de la población española está entre el 10% más rico del mundo) del subdesarrollo del resto del mundo, entonces tanto más tardarán en salir de la pobreza.

Conclusión

Con semejantes informes tan tergiversados, Intermon Oxfam sólo está contribuyendo a envenenar con falacias a la población occidental con el objetivo de que aplique todo un cúmulo de políticas económicas que no contribuirán a enriquecer a los pobres pero sí lograrían empobrecer aceleradamente a las clases medias patrimoniales de Occidente. Resulta inexplicable que Oxfam, tras haber recibido centenares de críticas por el nulo rigor de sus análisis y por la mala fe que crecientemente destilan, siga publicando tal colección de dañinos dislates. Si de verdad les importan los pobres, lo primero que deberían hacer es preocuparse un poco por aprender qué políticas conducen a la riqueza y cuáles a la pobreza. Y luego, ser un poco honestos. De momento, ni lo uno ni lo otro.

También te puede gustar

29 comments

  1. Disculpe Sr Rallo, una pregunta cuando dice que hay centenares de criticas que ha recibido Oxfam, cuales son yde quienes.

  2. Hola Juan Ramon, este sera mi ultimo comentario en tu bloc aunque seguiré leyendo con interes tus artículos:

    El argumento de Oxfam:

    Lo que Oxfam esta diciendo, para aquel que quiera oirlo, es que despues de 25 años de maravilloso capitalismo neoliberal la mitad de la poblacion mundial que gozaba de un patrimonio medio de 200 dolares ha pasado a tener el increible patrimonio de 700 dolares.

    25 años de trabajo es la mitad de la vida laboral de cualquier persona y si despues de ese tiempo, el patrimonio de 3.000 millones de seres humanos ha aumentado 500 dolares, es que ha debido ser muy manirroto y muy poco ahorrador en un sistema tan maravilloso como en el que vivimos.

    El futuro de este maravilloso sistema capitalista

    No hay que ser muy inteligente para darse cuenta que todo esto va a terminar mal, muy mal. No hace falta ser muy inteligente para llegar a la conclusion que 3.000 millones de seres humanos no se van a quedar de brazos cruzados con semejantes expectativas de incremento patrimonial en los proximos 25 años.

    La chispa que haga volar en mil pedazos este sistema economico va a saltar en algun momento del futuro proximo, y seremos muy idiotas y negligentes si no cambiamos por la via pacifica, ahora que aun PODEMOS, este demencial sistema economico capitalista.

    Ha sido un placer compartir y debatir con vosotros … un cordial saludo.

    1. Yo solo digo que partidos como Podemos surgen en sociedades rotas y corruptas, y se aprovechan de la desesperación de la gente. Lo digo porque en los países ricos y prósperos no triunfan partidos del tipo de Podemos.
      En España el problema es que no hay alternativa al populismo. Tenemos lo que nos merecemos.

      Un sistema económico neoliberal en el que las prestaciones sociales son amplias y el Estado ocupa alrededor de un 50% de la economía. Un sistema neoliberal en que hace casi un siglo se dejó de respetar uno de los principios del “hacendismo” liberal: que el Estado sea como un cuidadoso padre de familia, que nunca gaste más de lo que ingresa, y que si ocurre eso, recortar sin dudar.
      El problema es que después de tres décadas ,el gasto público ha aumentado como casi un 10%. Pero cuando esa sobredimensión demuestra que no se puede financiar eso, a los que apoyamos los recortes ( de un 5% como mucho) nos llaman “austericidas” y nos acusan de “desmantelar el estado del bienestar”. Cuando si ves los datos, el Estado mantiene una proporción gigantesca con respecto a la economía, y si en estos años se ha reducido en algo su tamaño, se ha reducido una minúscula parte en comparación al tamaño de la economía.
      El problema del Estado del Bienestar, es que como es algo que no pagamos directamente en el mercado, no nos damos cuenta de la cantidad de recursos que cuesta mantener un sistema de prestaciones sociales y un sistema sanitario estatal. En los países nórdicos se han dado cuenta, y cuidan su economía privada.
      A mí la palabra neoliberalismo me parece pura retórica acomodaticia de la izquierda, una palabra vacía que por supuesto, tiene poco que ver con el sistema actual.

      No creo que ningún alemán me deba nada a mí. Los países deben desarrollarse, no pedir que otros les salven, y esto sirve para todos los países del mundo.

      Lo que quiere decir el artículo es que nunca hemos estado mejor que ahora materialmente hablando.

      1. Como sabes no son el mayor amigo de la apertura de fronteras, pero en las sociedad prósperas sí que hay populismos, sobre todo de derechas, con discursos proteccionistas, nativistas y antiimigración porque temen que les quiten el cocido.
        Todo lo que se está viendo no es nada nuevo: con la Gran Depresión las ideologías totalitarias y el proteccionismo fueron avanzando hasta un fatal desenlace.

        ¿No creéis que los liberales y libertarios predicamos en un acantilado en el que siempre rebota nuestra voz?. Mirad a Alekine, es un tipo que razona, que escucha pero no lo hemos movido ni un centímetro de su zona de confort y de su cosmovisión. Imaginad con el que se guía por la retórica y no por la lógica. Uno empieza a dudar. Es frustrante.

        1. Es un lerdo, ya le puedes cazar una y una y otra vez un su error y vuelve al trigo…no hay dialogo en su en su dicscurso, lo demuestra una y otra vez cada vez que raja.

          1. Cierto que siempre contaba su libro, pero no sé.. tenía la sensación de que últimamente escuchaba :)

        2. Sí le hemos movido. He’s in denial.

          Estamos plantando semillas. Hay que tener paciencia.

          Ningún hortelano va a una mata de tomate y le dice “crece hijaputa”, y la mata crece y da fruto. Hace falta nutrición, mimos, algunos cuidados, como eliminar hierbajos y bicharracos, pero no se logra cultivar nada solo con sarcasmo.

        3. Ultimamente estoy más escéptico con la libertad migratoria, he de decir. No por cuestiones de competencia, sino por cuestiones de cultura.

          En esos países por supuesto hay partidos populistas. Por ejemplo en Suiza hay un partido xenófobo que tiene una presencia notoria en la política. En los países nórdicos también hay partidos así. En Alemania la islamofobia coge fuerza.
          Por supuesto hay partidos socialistas en Suiza. Pero incluso así se vota con un 80% de votos en contra de una ley para montar un sistema público de salud.
          Aquí ya hemos hablado varias veces de las políticas de los socialdemócratas nórdicos. Son socialdemócratas, pero es distinto. Ponen cosas que aquí si lo hicieras te llamarían facha, y farcista de los mercados. No es que me gusten los socialdemócratas nórdicos, ni mucho menos, pero simplemente es diferente. Yo creo. El grado es importante.

          Por qué el comunsimo nunca ha hecho la revolución en un país rico como Alemania, GB, Suiza, etc? En Alemania casi la hacen, pero eso fue después de la primera guerra mundial, que el país estaba hecho un desastre. Incluso para que triunfase en Rusia hizo falta la Primera Guerra Mundial. En China el comunismo triunfó de la mano de los revolucionarios que lucharon contra la ocupación japonesa.
          Esas ideas siempre estan más o menos en la psique de la gente, pero triunfan realmente en momentos de desesperación y crisis.
          No creo que un partido como Podemos tenga muchas posibilidades en Suiza, o incluso en Dinamarca. Aquí sí, mucho más de lo mismo.

          El discurso igualitario siempre calará más que el discurso racional y justo del liberalismo. Y eso supera cualquier cosa. La mentalidad de que los países ricos les deben algo a los países pobres, o de que los individuos ricos les deben algo a los pobres. Cuando las diferencias en el desarrollo de las naciones se deben básicamente a una moral que impulsa la creatividad, la responsabilidad y el progreso, frente a otro tipo de morales que niegan la libertad al individuo.

          “El ideal socialista ha contado con legiones de seguidores honestos. Muchos de los más nobles hombres y mujeres lo han seguido con entusiasmo” Mises.
          Da igual la inteligencia de la persona.
          Y las peores atrocidades se han hecho por amor, y no por odio.

          Pablo Iglesias y Monedero son muy inteligentes. Son astutos. Ya le gustaría cualquiera del PP o del PSOE ser la mitad de astutos que estos dos.

          1. En España necesitamos un cambio de cultura. Es evidente que la cultura que tenemos no funciona. Lo que hay que entender es que las culturas no se traspasan, sino que las personas las van elaborando sobre la marcha. Tenemos cosas buenas en nuestra cultura y cosas malas. Quitemos las malas y quedémonos con las buenas. Los de aquí están dispuestos a seguir viviendo con las malas, y no aprecian las buenas. Los de fuera podrían (potencial) apreciar más y mejor las cosas buenas y ayudar a combatir las malas. Esto es una espada de doble filo, porque el gobierno puede usar la emigración para ganar todavía más poder. Pero la emigración en sí misma no exacerba lo malo y marchita lo bueno. Más bien es la rigidez social y las malas leyes las que hacen que crezca lo malo en una cultura y lo que impide la reformación de lo bueno.

            ¿Qué es lo bueno? Por ejemplo, la propiedad privada y el respeto escrupuloso a la propiedad privada, la buena vecindad, los buenos modales, la higiene en la vía pública. ¿En la España de 2016 tenemos algo de esto? Sí, pero cada vez menos. Y nunca tuvimos mucho de ninguna de esas cosas. Y las estamos perdiendo. Y no las estamos perdiendo por culpa de los inmigrantes, sino por culpa nuestra.

            El español es conservador. Y, por lo tanto, de izquierdas. Se deja llevar por el miedo a lo desconocido y se niega a ver los errores cotidianos que son reales y presentes, no conjeturas, futuribles o imponderables. Más vale malo conocido que bueno por conocer. La izquierda, entendida como esa obsesión por controlarlo todo y a todos, se fundamenta en el miedo. No puede funcionar sin miedo. Por eso los conservadores siempre son vícitmas de la izquierda, es decir, de los controladores.

            El miedo no nos lo quitaremos nunca de encima, pero está a nuestro alcance modular cómo actuamos. La libertad también es autocontrol. Basta ya de subcontratar las emociones a la prensa diaria, a la televisión y a los políticos. Yo propongo volver a la religión, y creo que la salida de esta secta terrible que es la postmodernidad puede estar en la religión, para mucha gente. Tradicionalmente, la católica, pero en realidad vale cualquier conjunto de normas estéticas que te demande autocontrol y buen comporamiento con el prójimo. Entiendo por religión cualquier conjunto de rituales, individuales o comunales, que produzca un buen comportamiento en el individuo. Es una definición bastante amplia, y abarca desde movimientos organizados hasta algo tan simple como salir a pescar o a coger setas.

            Yo aborrezco lo católico porque rompieron con su estética. Cambiar el latín por el español es como si Led Zeppelin se hubiese pasado a la cumbia y la bachata. La misa debe ser en latín, para que no se entienda y no se pueda criticar. El acto religioso tiene que ser un momento balsámico para el pensamiento de los participantes. Por lo tanto, nada de homilías políticas. Ni siquiera pasar el cepillo para ayudar “a los pobres negritos del tercer mundo”: eso también es pura política.

            De vez en cuando, en las grandes ciudades, todavía hay algún servicio de misa tridentina. Parece que les dé vergüenza. Lo ocultan. Eso supone dificultar mucho la vida a la gente que quiere despolitizarse. Lo misterioso, lo sagrado, son cosas muy importantes para la prosperidad de una sociedad. No se trata de creer cosas increíbles o de buscar conflictos (eso es volver a la política), sino de tener un pequeño momento de respiro ante tanta certeza, tanta arrogancia, tanta seguridad en los prejuicios cotidianos.

            Hay que ir a una misa ortodoxa (esas en griego o en ruso, tan ornamentadas e incensadas) con la misma mentalidad que cuando se va a un museo de historia natural o a un jardín botánico: hay que examinar, sin pretender entender, toda la parafernalia y todos los detalles, y luego verlo todo en conjunto. Este ejercicio permite purificar la mente de los convencionalismos con los que nos torturaron en el colegio, y de las múltiples agresiones que padecemos a través de los medios de comunicación.

            El objetivo es la desactivación política y la reactivación de la capacidad de percibir la realidad. Este volver a lo misterioso no solo se puede hacer a través del ritual religioso, sino que también está presente en la música y en la literatura. Estudiar un instrumento musical, las escalas, los modos, los ritmos, es algo que permite alejarse de la locura política. La poesía premarxista es también muy misteriosa y ayuda a establecer ese contraste entre lo profano y lo sagrado. Sin fealdad no conocemos la belleza. Sin silencio no entendemos el ruido. Sin lo falso no sabremos lo verdadero. No hay vida sin dolor. No hay libertad sin miedo. Sin mística no hay ciencia, y sin religión no hay prosperidad. Ahora todo es política, y estamos tan intoxicados que contemplamos el resto de la realidad como una neblina, algo inaccesible y fantasmagórico. Hay que meterse en la neblina para poder ver claramente lo que es la política.

            Una buena idea que leí el otro día es aprender a manejar una pistola y pedir licencia de armas. Algunos hablan de apuntarse a una federación de tiro olímpico, lo cual es un subterfugio encantador. La realidad es que todos tenemos derecho a defendernos, y que este monopolio de la “defensa” es una de las razones por las que España está siempre metida en líos. La idea es aprender una cosa útil como es la defensa propia, y formar buenos lazos de apoyo mutuo con otras personas que también quieran estar preparadas para defenderse. Es probable que muchas de estas personas estén confundidas respecto a la política y la economía, y aquí es donde unos buenos rudimentos liberales pueden hacer milagros. Tenemos que llegar al punto en el que los gobernantes nos tengan miedo. Los policías tienen que estar tranquilos, sabiendo que van a tener un trabajo más fácil. Los criminales y los facinerosos tienen que aprender que España es un mal sitio para ellos.

            La emancipación liberal no vendrá por los políticos como Girauta, sino que la tendremos que traer nosotros, que somos los interesados. Cuando logremos abrazar el miedo, podremos dar una buena patada en los huevos a todos los autoritarios.

          2. @Colombo.

            – Yo tengo una visión muy “mainstream” sobre las armas. Me generan inseguridad y miedo. Y por una cosa que funciona en España que es su bajísima tasa de homicidios…

            -Soy muy fan de la Iglesia Ortodoxa. Tienen un estilizado a lo Gandalf :)

            -Los principios de respeto a la vida, a la propiedad y a la libertad me parecen necesarios pero no suficientes para “vender” el liberalismo.
            En otro tema describí el ejemplo del boxeador Floyd “Money” Mayweather que siempre hace gala de su vida ostentosa y de su fanfarronería. Se están respetando los tres principios pero esa imagen genérica del rico daña mucho al liberalismo y al capitalismo. Más que un informe Oxfam.
            Es aquí donde me sale mi vena utilitarista y reaccionaria, la necesidad de valores como el honor, la cortesía o la modestia que seduzcan al instinto y no sólo a la razón.

          3. @Requiem

            El homicidio solo es problemático si el muerto es una persona decente y útil. Por otra parte, lo de las armas es más para disuadir que otra cosa. La ausencia de armas atrae a criminales. Tengo entendido que ese tipo que se lío a tiros en una base militar pudo hacerlo porque en esa base tenían prohibido llevar armas por “seguridad”.

            Estos principios necesarios de los que hablamos son también suficientes para mucha gente. Básicamente, el mismo tipo de gente a la que le da igual que un deportista despilfarre dinero. A mí me parece muy bien el despilfarro: total, para que se lo acaben llevando los abogados o los de hacienda, mejor que se lo gaste en putas y collares de oro como Míster T. Cuando se tiene mucho dinero y no se sabe qué hacer con él, es mucho más razonable repartirlo entre gente normal, tirando a manirrota, que entre capullos trajeados que luego quieren ser senadores o presidentes. Si te lo van a robar de todas maneras, mejor lo tiras y te ahorras el disgusto. Viva Floyd Mayweather! Es como Donald Trump pero menos casposo y más humano.

          4. @Colombo.

            -¿Las mayores matanzas en USA se realizan justamente donde están prohibidas las armas?. Cierto. ¿Hay países como Suiza, Finlandia, Canadá donde la tasa de homicidios es baja con un número de armas alto?. Cierto. ¿Se ha reducido en USA durante los últimos lustros el número de asesinatos de forma drástica? Sí.
            Lo que me pregunto si existe algún país con baja posesión de armas y una tasa de criminalidad alta. Ya que la tasa de homicidios de España es baja, no veo motivo para legalizar su posesión. Es una cuestión práctica.

            – ¿Pero cuánta gente que vea a Floyd Mayweather no pensará que es un sucio capitalista, frívolo y vulgar?. Si a los principios constitucionales del liberalismo , les sumamos otros valores a través del ejemplo nos toparíamos con un verdadero efecto multiplicador que ríete del keynesiano jaja. Al vivir en sociedad se exige algo más.

    2. La vía pacífica de Alekine: expropiar, trasferir y endeudar.

      A Corea del Norte, Venezuela o Zimbabue les ha ido muy bien optando por otra vía diferente a la de Corea del Sur, Chile y Botswuana.

      Intercambio voluntario (comercio), respeto a la propiedad privada (calidad institucional), acumulación de capital (ahorro) y división del trabajo (especialización).
      No hay otra receta para la prosperidad.

      http://www.libremercado.com/2015-02-26/diez-graficos-que-muestran-la-reduccion-de-la-pobreza-en-el-mundo-1276541660/

    3. Salud y saludos

      Te veo que estás a punto de salir del capullo totalitario y renacer como pacífica mariposa liberal. La metamorfosis es complicada para todos.

      Sigue leyendo y te hará bien.

    4. No, eso es falaz por dos razones:

      1) No está comparando grupos de población homogéneos. Si los jóvenes de hace 25 años tenían 200 euros de ahorro y los jóvenes de hoy tienen 700, el resultado estadístico sería el que apunta Oxfam.
      2) El principal activo en el que invierten los pobres es el capital humano. Y ese no lo contabiliza Oxfam.

      Por no hablar de que está midiendo la riqueza en dólares. Sin ningún tipo de ajuste.

      1. Mira, Juan Ramon, este es el tipo de razonamiento que “te mata” …(sin animo de ofender).

        En tu articulo “OXFAM NO ENTIENDE NI LA RIQUEZA NI LA POBREZA” haces la siguiente argumentacion en respuesta a un comentario:

        ….”Creo que te confundes con los números. Asume:
        a) 40 millones de españoles
        b) Riqueza=renta=PIB=1.000.000.000.000 euros
        c) La distribución de la riqueza es algo menos extrema: 20% (8.000.000) posee el 80% (800.000.000.000) y el 80% (32.000.000) posee el 20% (200.000.000.000)
        d) El Estado redistribuye 10.000 euros entre cada español.

        En tal caso, la riqueza de los ricos aumenta en 80.000.000.000 de euros y la de los “pobres” en 320.000.000 millones. ¿Cuál es la distribución final? Los ricos poseen 880.000.000.000 euros y los pobres 520.000.000.000. Es decir, el 20% posee el 63% de la riqueza y el 80% el 37%. Por tanto, el efecto dista mucho de ser neutro….”

        quejándote de que Oxfam no esta metiendo el efecto distributivo del gobierno en el calculo de la riqueza de los pobres y de los ricos.

        Pareces no darte cuenta …(mas bien haces trampas y no quieres darte cuenta)…. que esos 10.000 euros que redistribuye el gobierno a cada español están siendo obtenidos de manera desproporcional de cada español. Es decir, que el pobre no esta poniendo nada de esos 10.000 euros y el rico esta poniendo seguramente 100.000 euros.

        Si el gobierno no hiciera esa redistribución, el pobre no tendria ..”su renta+10.000 E”… y tendrías que asumir que los pobres tienen que pagarse … la educación, la sanidad, y los servicios publicos esenciales … de su renta en exclusiva.

        Es por esta razón que Oxfam no contabiliza el efecto “sedante” que tiene la redistribución …(artificial y coactiva)… y que hace el gobierno. Redistribución de la renta que tu ideal neolibertario desea suprimir. No la contabiliza porque no es producto del sistema capitalista neolibertario si no que se realiza a pesar y en contra de el.

        Lo que Oxfam esta contando al mundo, para aquellos que quieran escucharlo, es que el sistema capitalista actual que condena a mas de 3.000 millones de seres humanos a unas expectativas de crecimiento de su patrimonio de 500 dolares después de haber trabajado durante 25 años … es un sistema deshumanizante y sin futuro.

        No se puede poner la economía al servicio de la ideología y eso, Juan Ramon, con todo el respeto que mereces como ser humano … es lo que “te mata”.

        Un cordial saludo … ahora si es una despedida.

        1. Mira este artículo de Rallo.
          http://juanramonrallo.com/2016/01/el-mundo-mejora/

          ¿Cuando empezó España a salir de la miseria? ¿Con la autoarquía de la Falange o cuando España se abrió al mundo en 1959?

          ¿Qué países son más prósperos y han incrementado su bienestar?
          ¿Venezuela, Cuba, Corea del Norte y Zimbabue? o ¿ Chile, Corea del Sur, Botswuana y Mauricio?

          Una recomendación:
          “Cuando la ayuda es el problema. Otro camino para África” de Dambisa Moyo.

          Aunque reclames más endeudamiento (aún) al gobierno para que lo invierta en aeropuertos tipo Ciudad Real, Huesca o cualquier ocurrencia, por favor, no me seas cazurro y ahorra. Y si te endeudas que jamás represente el servicio de todas tus deudas el 40% de tus ingresos netos mensuales. Que tu ideología no se aplique a tu economía del hogar. Sería un desastre.

          Hasta luego -seguro que vuelves-. Resolver y crear problemas es una adicción. Es lo que nos hace humanos jeje!.

          1. A lo máximo que ha llegado el comunismo/socialismo es a ser una copia barata de la prosperidad capitalista ,como la unión soviética(no era para menos posyendo las mayores reservas de recursos naturales del mundo) y en los casos más normales a ser miseria y totalitarismo. Como prueba de esto están todos los países comunistas.

        2. No te vayas todavía, no te vayas, por favor, etc.

          Lo de deshumanizante supongo que lo dirás porque consideras que lo humano es ser pobre, tener miedo y estar dominado. Sí, el capitalismo de libre mercado reduce la pobreza, quita los miedos ancestrales y permite que cada persona sea dueña de sí misma. Un sistema deshumanizante y aborrecible, todo lo contrario a todos los sistemas económicos tradicionales, que mantienen y extienden la pobreza, explotan el miedo y aseguran una larga y feliz vida a los amos.

          El fracaso del socialismo de Oxfam es que quieren luchar contra la pobreza recomendando sistemas económicos que causan pobreza y que impiden crear riqueza. Bomberos pirómanos.

          Recuerda siempre, amigo Alekine, que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones.

          ¿Has visto esta conferencia?

        3. Si no contabiliza la redistribución de la riqueza, siempre podrá decir que hace falta más redistribución. Incluso con una redistribución del 100%, podría seguir reclamando más. Absurdo.

        4. Hermano mío hace 100 años en lugar de 700 tenían 1 y la mayoría no hicieron ni dijeron nada la verdad es que están mejorando y a medida que lo hagan esa mejoría se acelerara y lo que hoy tomo 25 años en 10 años tomara 5 y así. Ningún sistema humano es perfecto y el capitalismo solo es el orden natural, tranquilo que la verdad verdadera es que el capitalismo está en pañales ,el feudalismo duro mas de mil años y eso contando desde que ya estaba plenamente formado y era infinitamente peor y se fue en la mayor parte del mundo sin violencia , las revoluciones son excepcionales históricamente hablando, el capitalismo a contar desde 1640(y eso es ser muy magnánimos) no llega a los 400. La mayoría de esas personas viven en países que no son realmente capitalistas están aun saliendo de la edad media aunque te parezca difícil de creer. El peligro es precisamente informes catastróficos como este que desean con todas sus fuerzas ser la chispa que cause una debacle mundial que luego se revertirá al cabo de algunas décadas como sucedió en todas partes donde se pretendió cambiar lo que no estaba roto. Piensa que para Marx el socialismo era inminente él pensaba que las nuevas tecnologías iban a acabar con el capitalismo y lo estaba anunciando probablemente el creía que para el cambio del siglo sería el fin y míranos cien años después. Te habla un cubano desde cuba no lo digo solo por patriotismo sino porque conozco la alternativa mejor que tu y que podemos.

  3. En que quedamos, el patrimonio no se puede contabilizar en el caso de los superricos, pero si, por arte de birlibirloque, lo imputamos como “alquileres no abonados” en el caso de la clase media. Los planes de pensiones privados, inliquidos hasta la edad de jubilación, han de diferirse para el pago de impuestos, pero imputamos el sistema público de reparto para que nos salgan las cuentas.

  4. Se imputa a todas las clases esos alquileres no abonados.
    El valor de una vivienda es el valor actual de todos los alquileres futuros que la misma puede dar. Eso es riqueza, no es renta. La riqueza se valora por las rentas que podría generar en el futuro ese activo(piso o lo que sea). Y si nunca pones en alquiler tu piso, es una forma de medir la riqueza patrimonial del propietario, una forma de medir en valor de mercado el servicio que te da esa vivienda en propiedad a ti mismo.
    A ver cuando entendemos la diferencia entre renta y riqueza. Hay bastante igualdad en cuanto a riqueza en España. Riqueza, vuelvo a repetir. El propio Rallo reconoce que esta igualdad se debe a que en España hay más tradición de poseer la vivienda, que en otros países.

  5. Rodolfo Viera, Marx supongo que confundía colapso de capitalismo con decrecimiento o estancamiento económico.

    La economía pasa por eso porque solo se puede usar un bien como dinero o porque la gente no quiere intercambiar (tenga ahorros o no) simple y llanamente.
    El que haya empleo y empresarios por tanto no se basa en consumo sino en inversión o expectativas de ganancia.
    Si a la gente no le dejas vía políticas emprender como las cuotas de los autónomos ni siquiera pensará en hacerlo mucho menos en contratar a alguien.

    Y para darle un tono cómico al asunto. Deja el grifo de tu cada abierto 24 hrs. a ver cuantos empleos y empresas generas que no sean del sector público por lo del IVA claro.

    ¿Tan difícil es aceptar que lo que se está viendo es que en el mundo tienes que o ganarte la vida tú solo o aportar algo a otros para ganártela aunque sea un peloteo o dando pena?

    Mientras se desvirtúe esta realidad vía Estado no habrá nada que hacer.