Mises y Block se equivocan sobre sus teoremas regresivos del dinero (II)

Blog

Continuamos con el debate con Guillermo Sánchez a propósito de mis críticas al teorema regresivo del dinero de Mises y, en particular, su relación con el surgimiento de Bitcoin. Si quieres seguir la discusión, el orden correcto es este:

  1. Mi crítica al teorema regresivo del dinero de Mises.
  2. La réplica original de Guillermo Sánchez.
  3. Mi contrarréplica a Guillermo Sánchez.
  4. La dúplica de Guillermo Sánchez a mi contrarréplica.

Mi última tesis en este debate —la que ha merecido la última crítica de Guillermo— era doble: a) Block y Davidson malinterpretan a Mises y crean un nuevo teorema regresivo del dinero que no es el reflejado en los escritos del austriaco; b) el nuevo teorema regresivo de Block y Davidson no puede explicar simultáneamente por qué sí puede emerger Bitcoin a partir de una economía con precios monetarios y, en cambio, no puede emerger Bitcoin (o algún bien sin valor no monetario previo) a partir de una economía de trueque. Guillermo me critica ambos argumentos, así que voy a pasar a defenderlos.

A) ¿Cuál era el teorema regresivo según Mises?

Guillermo defiende a Block y Davidson valiéndose de tres argumentos: Mises considera que su teorema regresivo prueba la hipótesis de Menger sobre el origen del dinero (y Menger explicó el origen del dinero a partir del trueque); Mises dice que podemos retrotraer el origen del valor del dinero hasta el origen de los intercambios indirectos; Mises explica la emergencia del dinero fiat (o del dinero crédito) a partir del valor objetivo previo del dinero mercancía.

Sinceramente, me parecen dos argumentos cogidos por los pelos. Recuerdo brevemente cuál es mi interpretación sobre el teorema regresivo del dinero de Mises: según el austriaco, un bien sólo puede convertirse en dinero si ese bien posee un valor no monetario previo. Eso no significa que un bien no pueda convertirse en dinero sustituyendo a otro (y subrogándose en el valor de ese otro): significa que, como un determinado dinero no se intercambiará por “algo” que carezca de valor no monetario previo, un bien sólo podrá sustituir como dinero a otro bien si tiene valor no monetario previo.

Por ejemplo: si la plata es dinero, el oro podrá sustituir a la plata como dinero, porque el oro como mercancía tendrá un precio monetario en términos de plata, a partir del cual podrá establecerse la cadena de continuidad en el valor histórico del dinero. En cambio, si la plata es dinero, Bitcoin no podrá sustituir a la plata como dinero, porque como Bitcoin carece de usos no monetarios, no habrá precios en plata de Bitcoin como mercancía: y sobre esa inexistente base de precios, no podrá desarrollarse la demanda monetaria de Bitcoin ni establecerse una cadena de continuidad del valor histórico del dinero.

Antes de responder a las tres réplicas de Guillermo, permítanme volver a copiar la larga cita entera de Mises, destacando las partes que para mí son relevantes (p.110-111):

If the objective exchange-value of money must always be linked with a pre-existing market exchange-ratio between money and other economic goods (since otherwise individuals would not be in a position to estimate the value of the money), it follows that an object cannot be used as money unless, at the moment when its use as money begins, it already possesses an objective exchange-value based on some other use. This provides both a refutation of those theories which derive the origin of money from a general agreement to impute fictitious value to things intrinsically valueless’ and a confirmation of Menger’s hypothesis concerning the origin of the use of money. This link with a pre-existing exchange-value is necessary not only for commodity money, but equally for credit money and fiat money. No fiat money could ever come into existence if it did not satisfy this condition. Let us suppose that, among those ancient and modem kinds of money about which it may be doubtful whether they should be reckoned as credit money or fiat money, there have actually been representatives of pure fiat money. Such money must have come into existence in one of two ways. It may have come into existence because money-substitutes already in circulation, ie., claims payable in money on demand, were deprived of their character as claims, and yet still used in commerce as media of exchange. In this case, the starting-point for their valuation lay in the objective exchange-value that they had at the moment when they were deprived of their character as claims. The other possible case is that in which coins that once circulated as commodity-money are transformed into fiat money by cessation of free coinage (either because there was no further minting at all, or because minting was continued only on behalf of the Treasury), no obligation of conversion being de jure or de facto assumed by anybody, and nobody having any grounds for hoping that such an obligation ever would be assumed by anybody. Here the starting-point for the valuation lies in the objective exchange-value of the coins at the time of the cessation of free coinage. Before an economic good begins to function as money it must already possess exchange-value based on some other cause than its monetary function. But money that already functions as such may remain valuable even when the original source of its exchange-value has ceased to exist. Its value then is based entirely on its function as common medium of exchange.

A mi entender, la cita es suficientemente clara: cualquier bien económico (y recordemos que, para Mises, tanto el dinero-mercancía, como el dinero-crédito, como el dinero-fiat son bienes económicos) debe poseer un valor previo “based on some other cause than its monetary function” para devenir dinero. Pero, ¿qué encaje tienen las tres críticas de Guillermo?

  1. Que el teorema regresivo de Mises, tal cual yo lo expongo, sirva para probar la hipótesis de Menger sobre el origen del dinero a partir del trueque no significa que sólo pruebe eso: Es decir, que todo dinero deba tener siempre un valor no monetario previo incluye, como caso particular, que cuando el dinero surge a partir del trueque deba poseer un valor no monetario previo (pero no sólo cuando el dinero surge a partir del trueque).
  2. Que podamos retrotraer el valor del dinero al origen de los intercambios indirectos no implica que no todo dinero deba poseer valor no monetario previo: Para Mises, en la secuencia de evolución dineraria ganado-sal-plata-oro existe una conexión histórica entre el valor del dinero y el valor no monetario del ganado (él mismo habla de “the important conclusion follows that a historically-continuous component is contained in the objective exchange-value of money”). Pero ahí no está afirmando que la secuencia pueda ser ganado-sal-plata-Bitcoin. De este argumento de Mises (el dinero tiene un valor histórico continuo hasta su origen desde el trueque) no se sigue que Mises acepte que algún dinero pueda surgir sin poseer valor no monetario previo.
  3. Mises explica el origen del dinero fiat a partir del dinero mercancía: En efecto, Mises lo explica en la cita extractada anteriormente. Y fijémonos en que Mises es muy claro al decir que el dinero fiat sólo puede surgir de dos formas (impago de promesas de pago en dinero mercancía; cese de la libre acuñación de monedas basadas en dinero-mercancías). Mises NO contempla como posible emergencia del dinero fiat el libre intercambio entre un dinero mercancía y algo que, como Bitcoin, carece de valor no monetario previo. ¿Y por qué Mises no contempla esta posibilidad? Él mismo lo explica en la larga cita anterior: “since otherwise individuals would not be in a position to estimate the value of the money”. Es decir, Mises en ningún momento habla de que el dinero fiat pueda surgir de la nada apenas existiendo un sistema de precios monetarios previo expresado en términos de otro dinero: y en este caso la omisión es relevante porque él mismo especifica que el dinero fiat sólo puede surgir de esas dos formas (es, pues, una omisión excluyente de otras formas).

En definitiva, el teorema regresivo de Mises tal cual lo expuso Mises no permite explicar el origen de Bitcoin sin suponer que Bitcoin posee valor no monetario previo. Mises es claro al explicar que la conexión histórica de valor entre las distintas formas de dinero requiere de precios previos, y esos precios previos no pueden darse en ausencia de un intercambio previo entre el antiguo dinero y el aspirante a nuevo dinero: intercambio previo que, para poder darse, requiere que el aspirante a nuevo dinero posea de valor no monetario previo.

B) ¿Puede el nuevo teorema regresivo explicar coherentemente el surgimiento de Bitcoin?

El nuevo teorema regresivo de Block y Davidson —que no es el de Mises— cae en una contradicción al afirmar, por un lado, que sí es posible que Bitcoin surja “de la nada” en un contexto con precios monetarios y al negar, por otro, que es imposible que Bitcoin surja “de la nada” en un contexto sin precios monetarios. Guillermo, empero, considera que no se produce tal contradicción por lo siguiente:

Bitcoin no puede surgir sin un contexto de precios no monetarios porque, en ausencia de utilidad no monetaria previa de Bitcoin, no habría intercambios directos entre Bitcoin y el resto de bienes de una economía; y sin ese precio determinado por intercambio directo, no podrán incorporarse usos monetarios adicionales a Bitcoin. Nótese que este argumento es calcado al que, según mi interpretación, utiliza Mises en su teorema regresivo, pero Guillermo, Block y Davidson lo limitan sólo para una economía de trueque (cuando Mises lo aplicaba para cualquier surgimiento de un nuevo dinero). Pero es un mal argumento en cualquier caso.

El valor depende de la utilidad: la utilidad puede ser no monetaria (satisfacción de fines últimos) o monetaria (utilidad de efectuar intercambios más eficientemente). No hay ninguna razón para que la utilidad monetaria deba construirse necesariamente sobre la utilidad no monetaria: cosa que extrañamente Guillermo, Block y Davidson reconocen para el caso de surgimiento de nuevos dinero en un contexto de economía con precios monetarios pero rechazan para el caso de una economía de trueque.

Imaginemos que un bien carece de valor no monetario pero posee unas excelentes propiedades para ser un excelente medio de cambio (Bitcoin). ¿Por qué, si esperamos que ese bien pueda convertirse en medio de intercambio general, no podemos pujar por él hoy? Guillermo razona aquí circularmente: nadie esperará que se convierta en dinero porque, sin valor no monetario previo, no hay razón para que se convierta en medio de cambio generalizado. Pero basta con que exista una remotísima posibilidad de que ese bien se termine convirtiendo en dinero —aunque sea la posibilidad de que se forme una burbuja irracional sobre ese bien, cosa que jamás puede descartarse— para que alguien esté dispuesto a intercambiar sus bienes y servicios finales (comida, vestido, mobiliario…) a cambio de ese bien sin valor no monetario pero que podría llegar a tener valor monetario (Bitcoin): en ausencia de utilidad monetaria previa y dada la enorme incertidumbre de que un bien se transforme en dinero a largo plazo, lo habitual es que al principio se intercambia con unos descuentos gigantescos (recordemos los muy bajos precios iniciales de Bitcoin en su lanzamiento). Pero una vez existe un valor de cambio objetivo original (una vaca a cambio de 10 millones de Bitcoins), ya es posible que se genere una demanda monetaria sobre el mismo. El proceso es exactamente el mismo al descrito por Menger para el dinero-mercancía: partimos de un precio no monetario entre, por ejemplo, el oro y el resto de bienes y, a partir de ahí, ya se construye una demanda monetaria.

Al fin y al cabo, en una economía de trueque ya existen precios: cada intercambio entre un bien y otro ya constituye un precio; por tanto, ya existe un contexto de precios dentro del que puede insertarse Bitcoin. Es verdad que no existen precios monetarios, a saber, precios expresados en una unidad de cuenta común; pero evidentemente tampoco existen cuando un bien con utilidad no monetaria previa se transforma en dinero partiendo desde una economía de trueque. La diferencia entre ambos casos se justifica en que, como hemos visto, sí hay intercambios de trueque entre mercancías con valor no monetario previo, pero no las hay entre unas mercancías con valor no monetario previo y otras sin valor no monetario previo. Ahora bien, la coherencia de este último argumento se rompe cuando se pretende justificar que Bitcoin sí puede emerger a partir de una economía con precios monetarios, y que para ello sólo basta que Bitcoin se intercambie por dólares o euros.

Fijémonos en la contradicción interna:

  • Situación de trueque –> para que surja dinero se necesita de una estructura de precios no monetarios –> por tanto, se requiere que el futuro dinero posea un valor no monetario previo porque no es posible el intercambio entre mercancías y bienes sin valor no monetario previo.
  • Situación de economía monetaria –> para que surja un nuevo dinero se necesita una estructura de precios donde el antiguo dinero actúe como unidad de cuenta –> no se requiere que el bien aspirante a nuevo dinero posea valor no monetario previo porque… ¿sí hay intercambios entre el antiguo dinero y el bien aspirante a nuevo dinero?

Insisto en la falta de coherencia interna: si negamos que algo inútil (Bitcoin) pueda intercambiarse por algo útil (vacas, coches, ropa…) en una situación de trueque, ¿por qué admitimos que sí es posible que algo inútil (Bitcoin) se intercambie por algo útil (euros, dólares, yenes…) en una economía monetaria? Si creemos que los agentes económicos compran cosas inútiles, dando precio a esas cosas inútiles, habrá que admitir la posibilidad de que las compren en el trueque y fuera del trueque: y si por cualquier motivo las compran en trueque (1 vaca 10.000 Bitcoins; 1 coche 100.000 Bitcoins…), ya existirán precios por intercambio directo sobre las que desarrollar la demanda monetaria de las cosas inútiles. Si negamos que los agentes económicos compren cosas inútiles, tampoco las adquirirán en una economía monetaria y, por tanto, todo nuevo dinero dentro de una economía monetaria requerirán de un valor no monetario previo (teorema regresivo original de Mises).

En definitivo, reafirmo mi tesis original: el teorema regresivo del dinero de Mises en su versión original no permite explicar el origen de Bitcoin; el nuevo teorema regresivo de Block y Davidson es incoherente internamente.

También te puede gustar

10 comments

  1. Muy bien Juan Ramón. Yo creo que hay que partir del “trueque” para entender esto pero aceptar que se podían intercambiar cosas que para otros ajenos al intercambio podrían ser inútiles.

    El problema del “trueque” es que sea cual sea su modalidad te expones a que lo intercambiado no lo quiera luego otra persona.
    Eso de re-vender puede ser ya algo imposible de lograr.

    Pero 2 personas (como mínimo) o más pueden intercambiar lo que quieran e incluso utilizar un medio de pago que quieran entre ellos.

    El problema se lo encontrarán seguramente cuando quieran intercambiar con otros pero eso ya deben saberlo “a priori” sino por ensayo-error al final se darán cuenta.

    Yo creo que al final generalizadamente se tiende a usar un solo medio de cambio pero más por comodidad que otra cosa.
    El problema es que en épocas donde escasea la oferta o la demanda de ese bien es cuando empiezan a dudar de tal comodidad algunos agentes económicos.

  2. Interesante debate, pero de poca relevancia. Al final estais hablando solo de convenciones. Incluso el mitico debate de reserva 100% vs. Banca libre me parece de este estilo. Al final del dia, las 2 posturas vienen a decir lo mismo.

    1. Ni en un caso ni en el otro dicen lo mismo. Es verdad que se trata de un desacuerdo doctrinal sin mucha actualidad en el día a día, pero sí pone de manifiesto importantes discrepancias sobre cuestiones monetarias de fondo. En este caso, sobre la naturaleza del dinero y de su demanda (y, por tanto, de su valor).

  3. No entiendo nada de estos temas. Pero, ¿no debería considerarse la utilidad de pagar anónimamente con el Bitcoin?

    (O quizás no, porque esa utilidad sólo existe cuando ya es considerado dinero… mmm)

    1. Podriamos considerar que Bitcoin si tiene valor no monetario previo (estampillado digital de un hash en la blockchain por ejemplo) y entonces el teorema de Mises si explicaria Bitcoin, verdad? Sigo sin ver la trascendencia de este debate.

  4. Hola Juan Ramon,

    … voy a aportar mi granito de arena en este debate. Soy un empirista por obligación pero confieso que la logica aristotelica me seduce por vocación. Allá voy.

    Imaginemos un rey astuto que necesita dinero pero no tiene de donde sacar un duro y se le ocurre la siguiente brillante idea:

    – Anuncia a bombo y platillo que va ha invadir el reino vecino dentro de tres años y que repartira las tierras que se conquisten.

    – Hace una divison parcelaria de las tierras a conquistar y les da un valor 20 veces inferior a su valor de mercado a los titulos de propiedad.

    – Pone a la venta dichos titulos por ese valor inicial y el mismo, bajo secreto, pugna por esos titulos. Inicialmente no consigue vender ningun titulo y los recompra el todos pero mantiene abierto el mercado de venta.

    – Al mismo tiempo hace preparativos de guerra. Mueve tropas, hace ofertas de compra de armas, anuncia el servicio militar obligatorio y cosas por el estilo, haciendo ver al pueblo que la cosa va en serio,

    No es dificil prever lo que sucedio en el reino durante esos tres años. Unos beneficios de 20 a 1 no son para despreciar y se comprenden facilmente que el valor de los titulos alcanzara 5 veces el de salida, Una apuesta de 4 a 1 para los ultimos que adquirieron los titulos.

    ¿De donde salio el valor de los titulos? ,,,, del componente especulativo….. ¿Y que tiene que ver esto con el teorema de Mises? …. Mucho.

    No nos damos cuenta de lo que significa …VALOR MONETARIO DE UNA MONEDA … significa que …. independientemente de si la moneda tiene o no tiene valor no monetario previo, el hecho de convertirse en moneda le da un valor intrínseco muy superior al que antes pudiera tener o no tener.

    Lo que cuenta es el valor especulativo que existe en el paso de no ser moneda a convertirse en moneda. Eso es lo que le da valor a Bitcoin y lo que le esta dando valor al oro en la actualidad.

    La introducción del oro, la sal o el tabaco como moneda tuvo que tener asociado un componente especulativo muy poderoso en su momento y alguien tuvo que beneficiarse mucho de su imposición como moneda,

  5. “en ausencia de utilidad monetaria previa y dada la enorme incertidumbre de que un bien se transforme en dinero a largo plazo, lo habitual es que al principio se intercambia con unos descuentos gigantescos (recordemos los muy bajos precios iniciales de Bitcoin en su lanzamiento)”

    Simplemente matizar que utilizar la palabra “descuento” no es adecuado y carece de sentido. ¿Descuento respecto a que, respecto a cuando? Más que con descuento, los primeros intercambios son irrisorios. Es decir, los primeros en intercambiar un bien con utilidad directa por un bien con posible (pero muy incierta) utilidad monetaria futura lo harán intercambiando pequeñas cantidades del bien con utilidad directa por cantidades aleatorias del bien con posible (pero muy incierta) utilidad monetaria futura. Así, si en el futuro el bien con posible utilidad monetaria tiene éxito, ganarán una barbaridad en términos netos (lo que compra en ese momento futuro el bien que recibieron en la transacción menos lo que compra en ese momento futuro el bien que dieron en la transacción). Si en cambio fracasa, perderán sólo el valor (pequeño) de aquello que dieron en el intercambio. Como ejemplo de lo que comento, el conocido caso de las 2 pizzas intercambiadas por 10.000 bitcoins en 2010. ¿Porqué 10.000? Seguramente porqué es un número grande (al menos en la mente de alguien que está acostumbrado a contar en dólares). ¿Porqué dos pizzas? Porqué si al final los 10.000 bitcoins no valen nada, por perder 2 pizzas tampoco se acaba el mundo.

  6. Así queda mucho más claro.

    Aunque me reafirmo en creer que es importante el hecho de que los bienes con utilidad directa que se intercambian sean de poco valor. En una economía primitiva (poco desarrollada) donde la cantidad de bienes con utilidad directa de valor reducido es pequeña, la probabilidad que estos se intercambien por bienes con incierta utilidad monetaria es muy pequeña. Para que la transacción tenga lugar (o esta sea mucho más probable) se requiere una economía altamente desarrollada que produzca fácilmente muchos bienes de poco valor. Básicamente, una economía donde experimentar tenga un coste muy reducido.

  7. El teorema de regresión de Mises es una consecuencia de los errores en su taxonomía monetaria, y por tanto innecesario.

    Está claro que cuando la moneda es crédito, su precio viene evidentemente determinado por la transacción de crédito mediante la cual se creó (materialización inicial del crédito). Si yo creo un pagaré a cambio de una vaca, el valor del pagaré es evidentemente el de 1 vaca en el momento del intercambio. Sea una economía monetaria o no, la vaca a su vez tiene relaciones de intercambio (precios) con el resto de bienes de la economía.

    Si se trata de moneda crédito que en un momento dado pasa a ser irredimible estamos exactamente en una continuidad de la situación anterior. Un crédito o pasivo no deja de ser un pasivo por el hecho de impagarse, faltaría más. ¿O es que acaso los bonos de Lehman Brothers que a día de hoy siguen intercambiándose no siguen siendo pasivos?.

    El verdadero problema lo tiene Mises con lo que el llama “Pure Fiat Money”. En TMC ya dijo que dudaba mucho que esto existiera y que en realidad siempre se trataba “Credit Money”. Totalmente de acuerdo, una pena que no desarrollara a fondo ese comentario porque realmente creo que es así. La moneda Fiat pura sigue siendo crédito puesto que es un contrato que obliga a su emisor, es decir es un pasivo. ¿Que requisitos ha de tener una obligación?

    1. Que se puede identificar al obligado. En este caso es claro: El emisor.
    2. Que se pueda determinar alguna obligación: También es claro, en toda moneda fiat el emisor se obliga (i) a aceptar la moneda emitida como medio de pago; y/o (ii) a aceptar la moneda para cancelar deudas contraídas con el propio emisor. Y no digamos ya si se obliga a (iii) Mantener un determinado nivel de solvencia comprometiéndose a respaldar toda la moneda emitida mediante bienes de determinadas características.

    ¿Como se determina el precio de la moneda fiat? Pues como crédito que es, por la materialización inicial del crédito tal y como expongo más arriba.

    Por otro lado, para determinar el precio de cualquier bien nuevo sea cual sea su utilidad (monetaria o no monetaria), como bien apunta alekine, existe la especulación que es el mecanismo por excelencia para el descubrimiento de los precios intentando anticipar el equilibrio futuro de oferta y demanda de un determinado bien.

    ¿Que impide a los especuladores comenzar a especular libremente con Bitcoin desde un principio? Absolutamente nada.