Podemos: el suicidio económico de España

vozpopuli

Podemos ha presentado esta semana su propuesta fiscal de gobierno consistente en incrementar en 2019 el gasto público por importe de 96.000 millones de euroscon respecto a los niveles actuales previstos para ese año (o en 135.000 millones con respecto al cierre de 2015). En otras palabras, el gasto público en 2015 fue de 460.600 millones de euros; el actual Plan de Estabilidad de Bruselas estima que en 2019 se ubicará en 498.400 millones de euros; y Podemos desea que alcance la cifra de 594.900 millones de euros.

¿Cómo espera Podemos financiar este sobregasto público de 96.000 millones de euros en un contexto de elevado déficit público como el actual? La formación morada confía en que unos 40.000 millones vendrán por una subida tributaria múltiple (IRPF, Sociedades, Especiales y lucha contra el fraude), alrededor de 26.000 millones se financiarán con una relajación de los objetivos de déficit y casi 30.000 millones como consecuencia del crecimiento económico extraordinario logrado por el estímulo que supondrá el plan anterior (en virtud del llamado “efecto multiplicador” del gasto público).

Claramente, la sostenibilidad de la propuesta de Podemos se fundamenta en el sablazo impositivo y en las mágicas expectativas vinculadas al efecto multiplicador. En este artículo, nos centraremos en analizar el milagroso aumento de la recaudación derivado del efecto multiplicador: es decir, ¿es cierto que aumentando el gasto público en 96.000 millones y los impuestos en 40.000 millones lograremos una expansión económica adicional que permitirá, a su vez, incrementar la recaudación en otros 30.000 millones de euros?

Antes de responder a esta pregunta, explicitemos cuáles son las hipótesis sobre las que se asienta el modelo de Podemos.

El modelo de Podemos

En un reciente working paper, Is the end of fiscal austerity feasible in Spain? An alternative plan to the current Stability Programme (2015-2018), Nacho Álvarez (responsable económico de Podemos) y Jorge Uxó explican detalladamente de dónde surgen las cifras contenidas en el programa económico del partido. En esencia, Podemos dice querer lograr dos objetivos en 2019: por un lado, alcanzar la tasa media de paro europea (cercana al 8%) creando 1,15 millones de empleos más de los que se espera para ese año y, por otro, avanzar en la consolidación presupuestaria mediante un incremento de la presión fiscal hasta dejarla en el 41% del PIB (el nivel que alcanzó en 2007).

¿Cómo pretende Podemos promover este doble objetivo? De entrada, tengamos presente que, según el actual Plan de Estabilidad, Bruselas y el gobierno del PP estiman que, en 2019, la tasa de paro se reducirá hasta el 13% y la presión fiscal se colocará en el 38,1% del PIB. Por consiguiente, Podemos necesita reducir el paro otros cinco puntos (crear 1,15 millones de empleos más) e incrementar la presión fiscal unos tres. En principio, ambos objetivos son contradictorios: incrementar la presión fiscal con respecto al nivel esperado para 2019 tendrá efectos contractivos sobre la economía, de modo que será difícil que la tasa de paro se reduzca adicionalmente del 13%.

Para alcanzar combinadamente ambos propósitos, Podemos se plantea las siguientes dos preguntas: a) ¿cuánto tenemos que incrementar el PIB con respecto a la previsión de 2019 para reducir la tasa de paro desde el 13% al 8%, b) ¿cuál será el efecto contractivo sobre el PIB que conllevará la subida de impuestos y que, por tanto, deberá ser compensado para que, en términos netos, el PIB crezca lo suficiente como para reducir la tasa de paro al 8%?

En cuanto a la primera pregunta, Podemos estima que, con la actual relación entre creación de empleo y crecimiento del PIB, será necesario que el PIB aumente en 78.000 millones de euros adicionales con respecto a la previsión actual de PIB para 2019 (Bruselas espera que en 2019 el PIB será de 1,299 billones y Podemos juzga necesario que el PIB sea de 1,377 billones para que la tasa de paro alcance el 8%).

En cuanto a la segunda pregunta, una presión fiscal del 41% sobre un PIB de 1,377 millones equivale a una recaudación de 564.600 millones, mientras que una presión fiscal del 38,1% sobre un PIB de 1,299 billones equivale a una recaudación de 494.900 millones: es decir, Podemos aspira a incrementar la recaudación en casi 70.000 millones de euros. Parte de esa mayor recaudación procederá del simple aumento de los ingresos fiscales vinculado a un crecimiento adicional del PIB de 78.000 millones: basándose en estimaciones de la Comisión Europea, los autores calculan una elasticidad de la recaudación con respecto al PIB de 0,38 (es decir, por cada 100 euros que crece el PIB, los ingresos crecen 38). Esto es, el aumento del PIB proporcionará automáticamente un incremento de los ingresos de 29.600 millones, de modo que para alcanzar la recaudación extraordinaria ambicionada de 70.000 millones será necesario aprobar subidas discrecionales de impuestos de unos 40.000 millones.

Ahora bien, estos 40.000 millones de nuevos impuestos (subidas del IRPF, Sociedades, impuestos medioambientales…) tendrán efectos contractivos sobre el PIB. Podemos considera que el efecto multiplicador (o, en este caso, divisor) de los impuestos es del 0,6 (esto es, un aumento de los impuestos de 100 euros genera una caída del PIB de 60), y que al ponderarlo por la elasticidad de la recaudación con respecto al PIB (el 0,38 que hemos usado antes) y por la elasticidad del gasto público con respecto al PIB (del -0,05), deja el efecto multiplicador neto de la subida de impuestos en el 0,465. Es decir, el PIB caerá en 18.500 millones como consecuencia de la subida de impuestos de 40.000 millones.

Así pues, el PIB de 2019 debe ser 78.000 millones de euros superior al que actualmente se prevé en 2019. Con el sablazo fiscal que plantea Podemos, el PIB será 18.500 millones inferior. Por consiguiente, se necesitará de un estímulo compensatorio que eleve el PIB en 78.000+18.500 millones de euros (96.500 millones). ¿Qué estímulo del gasto público se necesita para que el PIB aumente en esa cantidad? Dado que los economistas de Podemos toman como referencia un efecto multiplicador del gasto de 1,25 (es decir, por cada 100 euros de aumento del gasto público, el PIB crece en 125), el cual se reduce a cerca de 1 (en concreto, 0,97) una vez tenemos en cuenta las elasticidades de la recaudación y del gasto público sobre el PIB. De ahí surge, justamente, la propuesta de Podemos de aumentar el gasto en unos 96.000 millones (en realidad, para que las cuentas les salgan correctamente, necesitarían aumentarlo en 100.000 millones).

En suma, con 96.000 millones de aumento del gasto público, Podemos consigue simultáneamente a) incrementar la recaudación en 70.000 millones de euros, b) incrementar el PIB netamente en 78.000 millones de euros y c) reducir cinco puntos la tasa de paro (creando 1,15 millones de empleos adicionales). Este resultado se basa en dos datos clave: un efecto multiplicador del gasto del 0,97 (una vez computados los efectos secundarios del PIB sobre ingresos y gastos) y un efecto multiplicador de los ingresos de 0,46. ¿Son estas estimaciones de los efectos multiplicadores realistas?

El modelo con estimaciones más realistas

Los economistas de Podemos basan sus estimaciones de los multiplicadores en los cálculos de diversos estudios globales y en uno específicamente referido a España:el de Martínez y Zubiri. Sin embargo, es un error considerar que existe un valor fijo e inmutable del multiplicador: el multiplicador depende de numerosos factores entre los que cabe mencionar el grado de apertura comercial, la rigidez del mercado laboral, el régimen cambiario, el nivel de endeudamiento, la fase del ciclo económico o la actitud de la política monetaria. En esencia: la cantidad de recursos que el gasto público consiga movilizar de manera multiplicada depende la disponibilidad de recursos ociosos, de las expectativas, de las incertidumbres, de las restricciones financieras, de la competitividad de la economía, etc. Calcular efectos multiplicadores para una economía a partir de series temporales muy prolongadas —con independencia de los cambios estructurales y coyunturales que se hayan producido dentro de esa economía— es un error: por eso, los cálculos internacionales no sirven necesariamente para España y, por eso, las estimaciones nacionales de Martínez y Zubiri, que sólo distinguen entre fase de ciclo expansiva y recesiva, son demasiado parciales.

En este sentido, el estudio más sistemático acerca de la magnitud de los multiplicadores dentro de la economía española bajo distintos escenarios coyunturales y estructurales nos lo proporciona el Banco de España en el ensayoFiscal Multipliers in Turbulent Times: The Case of Spain. En este estudio, se estima la magnitud del multiplicador —de gasto o de ingresos— bajo seis escenarios distintos: expansión económica, contracción económica, solvencia holgada del Estado, solvencia en dificultades del Estado, estrés entre las entidades financieras y ausencia de estrés entre las entidades financieras.

Los multiplicadores fiscales son máximos en momentos de contracción económica, solvencia holgada del Estado y estrés entre las entidades financieras. Es decir, en aquellos momentos en los que hay mucha infrautilización de los recursos, el sector privado no puede endeudarse por asfixia de las entidades financieras y no hay dudas acerca de la solvencia del Estado, el multiplicador fiscal a un año adopta tres posibles valores: 0,77; 1,26 y 1,84. En cambio, los multiplicadores son mínimos en momentos de expansión económica, riesgos de insolvencia del Estado y ausencia de estrés entre las entidades financieras: en tal caso, el multiplicador fiscal a un año adopta los posibles valores de -0,21; 0,17 y 0,43.

Claramente, los economistas de Podemos están tomando valores de los multiplicadores fiscales propios de un país que ya no es España: un país en recesión (estamos creciendo a tasas superiores al 3%), un país sin problemas en las finanzas públicas (se considera problemático cuando la deuda pública supera el 100% del PIB o el déficit es mayor del 6% del PIB: y España está al borde de ambos límites) y un país con una banca descapitalizada sin capacidad para ofrecer crédito (la reducción del crédito en España no tiene como causa la descapitalización de unos bancos que ya han sido ampliamente recapitalizados sino la falta de demanda de crédito).

En tal caso, el multiplicador fiscal no debería ubicarse entre 0,77 y 1,84 —tal como hace Pomos— sino entre -0,21 y 0,43. Nótese que el multiplicador puede volverse negativo (-0,21) en caso de riesgo de insolvencia del Estado: si las Administraciones Públicas ya están muy endeudadas y anuncian que van a endeudarse más, la expansión fiscal puede contribuir a hundir la economía, no  reflotarla. Pese a ello, tomemos un valor intermedio de 0,1 para el multiplicador de los ingresos y del 0,2 para el multiplicador de los gastos.

En tal caso, la proyectada subida de impuestos de 40.000 millones planteada por Podemos sólo conllevará una contracción económica de 4.000 millones (la idea de fondo es: la economía está creciendo y las subidas fiscales apenas frenarán su crecimiento; es más, en la medida en que contribuyan a reducir el déficit, podría incrementar la confianza en la viabilidad de la economía española a largo plazo). De ahí que si Podemos quiere incrementar el PIB de 2019 en 78.000 millones, sólo necesitará contribuir a generar un estímulo bruto del mismo de 82.000 millones (78.000+4.000). Mas, ¿cuánto debería aumentar el gasto público para que, con un multiplicador del gasto del 0,2, la economía crezca en 82.000 millones de euros? Pues, agárrense, en 410.000 millones de euros: una cantidad que dejaría el gasto público sobre el PIB en el 66% y el déficit público en el 25% del PIB. Aun suponiendo generosamente un multiplicador del gasto del 0,4, las cifras no se modifican lo suficiente como para volverlas realistas: el gasto público aumentaría hasta el 51% del PIB y el déficit público hasta el 10,1%. Si, en cambio, Podemos se fijara los 96.000 millones de euros como incremento máximo del gasto combinado con una subida máxima de impuestos de 40.000 millones (con independencia de cuáles sean sus multiplicadores), el PIB sólo se incrementaría en 15.000 millones con respecto al nivel actualmente previsto para 2019: eso dejaría el gasto público de 2019 en el 45% del PIB, el déficit público en el 4% y la deuda pública estancada cerca del 100%, únicamente para crear acumulativamente 240.000 empleos más de los que se habrían creado.

Por supuesto, huelga decir que, en todos casos, las dudas sobre la solvencia del Reino de España se dispararían y el efecto multiplicador del gasto no sería ligeramente positivo, sino enormemente negativo.  Por tanto, los cálculos anteriores no son dinámicamente realistas: son un simple experimento mental sin base real.

Conclusión

Una de las patas financieras fundamentales del programa económico de Podemos (cómo financiar 30.000 millones de los 96.000 que pretende incrementar el gasto) se basa en presuponer unos multiplicadores fiscales absolutamente irreales para la economía española actual. España está creciendo, muy endeudada y con un sector financiero que, de momento, no está sometido a un fuerte estrés: en tal caso, el multiplicador del gasto no se ubica en 1, sino por debajo de 0,5. Por supuesto, esta situación macroeconómica podría cambiar parcialmente en el futuro: si España entrara en recesión y su sector financiero volviera a descapitalizarse, podría suceder que la magnitud de los multiplicadores se incrementara (aunque dada la muy delicada situación del sector público es bastante dudoso).

Ahora bien, eso no soluciona la irrealidad de las cuentas de Podemos: el partido dePablo Iglesias basa sus promesas en la hipótesis de que la economía española crecerá a una media real del 5% anual (3% anual por la inercia económica actual más alrededor de un 2% merced al estímulo de sus irreales multiplicadores). Es decir, estima que creceremos más de lo que nos expandimos en plena burbuja inmobiliaria. De ahí que, si la economía entra en recesión y aun cuando el multiplicador aumente con ello, no alcanzaremos ni lejanamente un crecimientoreal del 5% (6% nominal); y si, en cambio, la economía sigue creciendo al 3%, los multiplicadores que se están presuponiendo son irreales y absurdos, tal como hemos visto.

PIBPodemos-1

Ahora bien, el disparate de los cálculos económicos de Podemos no termina aquí. Las previsiones de crecimiento del PIB que efectúa la formación morada (5% de media anual en términos reales) únicamente están computando la influencia de su irreal estimación del efecto multiplicador del gasto en el contexto actual. Pero el programa económico de Podemos abarca mucho más que eso: por un lado, supondrá una negociación a cara de perro con Bruselas para que ésta logre autorizar la enorme relajación del objetivo de déficit que promueven; por otro, conllevará la aprobación de una intensísima agenda de regulaciones intervencionistas (nuevas rigideces en el mercado laboral, seminacionalización de diversos sectores, derogación de la reforma de las pensiones…). Ambos fenómenos incrementarán la incertidumbre institucional sobre nuestra economía y reducirán su crecimiento potencial: ¿de verdad creemos que, con semejante agenda disruptiva e intervencionista, la economía mantendrá su actual ritmo de crecimiento del 3% en un contexto internacional cada vez más agreste? Claramente no y, si no lo hace, su programa económico es algo peor que papel mojado: es un suicidio teledirigido.

En suma, las exigencias presupuestarias de Podemos no tienen sentido alguno. Son una inmolación financiera travestida con aires de falso rigor académico. En caso de empeñarse en aplicarlo en toda su extensión, el escenario más probable es el griego: quiebra del sector público con intervención de la Troika o, alternativamente, salida del euro.

También te puede gustar

31 comments

  1. Los números de Álvarez y Uxó cumplen simplemente una función: servir para que Pablo Iglesias en cualquier programa, en cualquier declaración lo cite. Da igual que el contenido sea directamente falso y que ellos sepan que es falso, lo importante es que exista. Al electorado de Podemos (al resto también, pero incluso entre los votantes hay distintos grados de ignorancia) le basta eso para que en cualquier discusión tengan material para citar, si es que ese votante concreto de Podemos es del tipo “académico”. Y si a alguno de nosotros se nos ocurre citar la refutación contundente de Rallo, bastará elevar el tono, poner cara de amargado y lanzarte un discurso en el que se intercalen algunas palabras clave del tipo “neoliberal”, “ricos”, “la gente”, “urgencia social”… La refutación para que llegue al votante de Podemos debe venir de no demasiado lejos; de nosotros no sirve, somos el diablo, olemos a azufre. In PSOE we trust, vivir para ver.

    1. Seria interesante aclarar algunas ideas que aparecen en los articulos que menciona Juan Ramon en su articulo, en particular los de Albarez y Uxo:

      EL MULTIPLICADOR DE GASTO:

      La mejor manera de explicar lo que es el “multiplicador de gasto” es con un ejemplo …

      “Supongamos una persona cualquiera que tiene una una
      renta, del trabajo o del capital, de 1.000 euros mensuales
      y de repente recibe la noticia que esta se va a incrementar
      en 100 euros mensuales mas. Ganara por tanto 1100 euros
      mensuales apartir de ahora. Nos preguntamos en que gastara
      esa nueva renta…
      – En consumir
      – En ahorrar.
      – En invertir.
      – En un poco de todo.

      Segun lo que haga esa persona concreta con esa renta extra asi sera el multiplicador de gasto, de inversion o de ahorro. Se ve que esa es una decision privada y que sera en general distinta segun que persona o agente social tenga ese incremento de renta. Se ve que pueden hacerse valoraciones estadisticas por sectores, por tipo de renta etc. Se ve que el comportamiento de toda la sociedad podria parametrizarse con un unico valor global de ese multiplicador pero que al hacer esto tambien se esta perdiendo informacion concreta de lo que ocurre o puede estar ocurriendo en la economia.

      LA ECUACION KEYNESIANA

      Si no queremos perdernos en conversaciones aristotelicas de como es el mundo y la economia podemos ayudarnos con una ecuacion contable que es necesariamente cierta en toda situacion:

      PIB == Gasto_publico + Gasto_privado + Gasto_exterior

      Si nos olvidamos del Gasto_exterior y simplemente diferenciamos (tomamos incrementos) esa ecuacion, obtenemos esta otra ecuacion en incrementos:

      d_PIB == d_Gpublico + d_Gprivado

      Veamos algunos casos particulares de esta segunda ecuacion.

      a) Crisis del sector privado.
      Suponemos que el gasto del sector privado se ha reducido sustancialmente por lo que sea. Suponemos entonces que d_Gprivado es negativo con lo que si deseamos que se mantenga el PIB, es decir, que d_PIB=0 tenemos:

      d_PIB == 0 == d_Gpublico + (- d_Gprivado) ==> d_Gpublico >>0

      Es decir, debemos aumentar el gasto publico en la misma cantidad que el gasto privado se reduce si queremos mantener nuestro PIB. Esto es lo que se ha hecho estos ultimos 7 años en España, endeudandonos en unos 700.000 millones de euros para impedir que nuestro pais se venga a bajo.

      b) Crecimiento de nuestro PIB
      Si queremos crecer en los proximos 4 años …( toda la actual legislatura)… en un 20% a una tasa anual media de un 5%, sin aumentar ni disminuir el peso de nuestro sector publico … tenemos segun la ecuacion

      d_PIB = 20%
      d_Gpublico = 8%
      d_Gprivado = 12%

      Lo cierto es que nuestro sector privado aun esta algo remolon y no acaba de arrancar pero el ultimo dato de crecimiento del PIB, un 3%, indica que el sector privado esta creciendo entre un 1,5% y un 2%. Es una recuperacion timida pero esperanzadora que debe de aprovecharse.

      El sector pubico debe de crecer en media un 2% los proximos 4 años … un 5% el primer año … un 4% el segundo año … un 3% el tercer año … y un 1% el cuarto año … y esperar que el sector privado cumpla con su parte.

      ESPAÑA SE ROMPE

      Si evidentemente España se esta rompiendo. Pero no sera el referendum de autonomia quien la rompa, seran aquellos que ha dejado a 4 millones de españoles apartados del sistema economico los que la acaben rompiendo.

      Un pais con 4 millones de desempleados no puede llamarse “pais”. No se construye un pais dejando a 4 millones de personas fuera de tu pais … ( y ya llevan 7 largos años fuera del sistema economico y de este pais)…

      Un cordial saludo

      1. alekine, lo que es necesariamente cierto es que esos 4 millones si se ponen de funcionarios te van a machacar el pizarrin :)

        Jajajaja…

        http://www.expansion.com/2010/10/30/funcion-publica/1288389931.html

        Está un poco pasada esta noticia pero es verídica.

        Dime una cosa: ¿si tan bueno es el gasto para cualquiera porque no gastas todo lo que ingresas en un mismo día?

        Esa gente que está en el paro si hubiera vivido ahorrando el 50 % de su renta como un chino dicen sobretodo en épocas de bonanza, al llegar épocas de estas de escasez de empleo se podría mantener.
        Y más todavía si el Estado te dejara ahorrar más.
        Los países nórdicos aguantan cargas fiscales de calibre porque son más productivos y no tienen tanta demografía para cuadrar en el mercado laboral.

      2. Desde el inicio de la Democracia hasta el comienzo de la burbuja, España tuvo una tasa media de desempleo del 18% y la tasa de ocupación era menor.
        ¿Se rompió entonces España?. No, por los mismos motivos que ahora: familia y economía sumergida.
        Lo que estamos viviendo no es una anomalía. La anomalía fue tener una tasa de desempleo del 8%.

  2. Quisiera plantear al profesor Rallo si no ha dejado de lado una aspecto que podría contribuir a hacer más fantasioso aún el plan de Podemos relacionado con el multiplicador keynesiano. Según comenta Daniel Lacalle:

    “Keynes explicaba que el Estado debía usar el excedente de ahorro para invertir en proyectos con rentabilidad real que pagasen la deuda acometida a lo largo de la vida de dichos proyectos. Esa inversión generaría un efecto multiplicador (http://www.dlacalle.com/podemos-el-programa-del-asalto-a-la-contabilidad/).

    Pero Podemos sólo planea una inversión que acaso podría llegar a ser rentable (con mucho wishful thinking) de 3.000 M de euros. El resto es gasto corriente.

    Añade Daniel Lacalle:
    “…esa teoría del efecto multiplicador ha sido rechazada por Angus Deaton, o el propio BCE, que mostraba que el gasto público no ha generado crecimiento del PIB real, y por los hechos, como demuestra que la Unión Europea gastara un 3% del PIB en planes de estímulo en 2008-2010 y no generara mejora ni del crecimiento ni del empleo. Pues señores, Podemos ha inventado el keynesianismo mágico.”

  3. Suicidio económico de España, sí, suicidio global. Pero, ¿quién está detrás de “Podemos”? ¿quién utiliza a los podemitas como amenaza de destrozar España y convertirnos en otra Venezuela?

    La amenaza de destrucción podemita es la continuación de lo que ha sucedido en la última década. Llevamos en el progresivo suicidio económico muchos años, como usted ha denunciado. El gobierno del PP ha incrementado la deuda pública a niveles de record mundial, alrededor de un 40% del PIB en cuatro años. Lo ha hecho el opusino De Guindos. El mismo que en 2002 inició el suicidio, como Secretario de Estado de Economía, endeudando la economía española con el exterior alrededor del 3% anual, deuda privada. Tras el 11-M, el gran suicidio, ZP siguió la misma política suicida, a lo bestia, llegando al 10% endeudamiento con el exterior, deuda privada. Tras el estallido de la burbuja se bajó el endeudamiento con el exterior alrededor del 5%, y se pasó de la deuda privada a la pública. Una política diseñada por el opusino José Manuel Campa, Secretario de Estado de Economía, con la ministra Elena Salgado de figuranta, que ahora nos informan es una protegida del opusino Isidre Fainé, jefe de La Caixa, y el gran capo del régimen.

    El suicidio progresivo ha estado organizado por el Opus, utilizando sus instrumentos. Y ahora es el Opus quien maneja a “Podemos” y nos amenaza con ejecutar finalmente ese suicidio. Con el mismo Isidre Fainé de capo de La Caixa. Es una amenaza para que los españoles nos sometamos a la explotación de la oligarquía catalana, que es la que manda en toda España, a través del Opus, que es su instrumento. Quieren meternos en un reformatorio constitucional en que se consagre legalmente la explotación de todos por la oligarquía catalana. Para conseguirlo nos amenazan con su “Podemos”.

    Es tan descarado que ya lo hacen explícito. El opusino catalán Josep Miro Ardevol acaba de escribir un artículo en La Vanguardia contándonos su estrategia amenazante. Dice así:

    “…para impulsar la solución (catalana). Esto o el enquistamiento del conflicto, el barrizal interminable y la inestabilidad política.”

    http://www.caffereggio.net/2016/02/15/escucha-espana-de-josep-miro-i-ardevol-en-la-vanguardia/

    Los controlados de “Podemos” son esa amenaza del “barrizal interminable y la inestabilidad política” anunciada por el Opus.

    En España sufrimos desde hace mucho el criptogobierno del Opus catalán, que controla todos los partidos y los medios. Esto lo saben perfectamente los de la casta política-periodística, como les llama la castuza de “Podemos”, que son los mismos. Como están controlados, callan y le hacen el juego al poder opusino destructor.
    Ahora la economía española depende más de las faldas del Vaticano que de otra cosa. Por si el Papa Francisco intervine o acaba con el Opus. Los dirigentes opusinos está por ello excitados y acelerados en sus planes destructores y colonialistas, pues ven el peligro claramente con el extraordinario juicio por traición en el Vaticano contra el cura del Opus Vallejo Balda, otro figura ecónomo.

    1. No, el multiplicador no es “algo que funciona o no funciona”, es una propiedad interna del sistema y la palabra “funciona” no tiene ningún sentido económico.

      Un significado que si que le puede ir para entenderlo es el de “aptitud”. Se puede decir que el multiplicador refleja “la aptitud” de los agentes económicos y esta aptitud tiene que ver, evidentemente, con la economía real y con la situación real de la economía.

      Un cordial saludo

      1. alekine, ¿la aptitud de los agentes económicos de multiplicar el gasto?
        ¿Para que escribes tanto sobre algo que es irrelevante que funcione? :)

        1. Malthus2014, muy buen vídeo. Los sucialistas obligando a vivir para los demás y fomentando el parasitismo de forma crónica.

          No sabía yo que el bien común de existir se basaría en eso…

          Lo que realmente existe es el perjuicio consciente al prójimo solo que son capaces de omitirlo para conseguir poder nombrando un supuesto bien común.
          La noción de que el mundo es de todos o de nadie es lo que impide excluir de el al que viola tus propiedades por ejemplo y lo que permite incluir en el a cualquiera que venga vía progenitores irresponsables.
          A crear más necesidades se ha dicho…

          Estaba viendo algunos vídeos de Ribas y están bastante bien.

          He visto por ejemplo el de esa entrevista e incluso deja claro que la reserva fraccionaria quizás sea la que fomente el que haya que inyectar dinero…

          No sé que opinara Juan Ramón de esto.

          1. Ya lo he dicho por activa y por pasiva, es todo una trama y una conspiración para derrocar al PP.

            Al menos aquí en España.

  4. Ho Pin, cualquier cosa por acceder al poder.
    La clave de todo es esa: el acceso.

    Vivimos en un país en el que hay gente que piensa desde que tiene derecho positivo e incondicial a acceder, ¿como es que nos sorprende todavía?

    Sí ya sé que el 99,9 % de los funcionarios vota al PSOE a IU o a PODEMOS pero tener que leer esas cosas ya es…

    Se sigue confundiendo el sector privado con innacesible y el sector público con accesible por eso surgen estos personajes de repente y por eso se pelean en oposiciones cada cierto tiempo.

    Y pregunto yo unas cosas: ¿como puede ser un sector que depende de otro más accesible que el primero?
    ¿Es el acceso a algo siempre beneficioso?

    Si es que…

  5. Sí, se había entendido. Esa es la triste realidad.

    Una pregunta en general, a ver si alguien tiene algún dato al respecto. Estaba paseando esta tarde con mi mujer por Cádiz, donde vivimos. Afortunadamente pensamos parecido en términos ideológicos. Nos dedicamos en el paseo de no más de 20 o 25 minutos a contar los edificios públicos que había, y si el uso era prescindible o si podrían simplemente ir a otros sitios menos caros. Hemos contado en ese trayecto unos 50 edificios públicos, con tirando por lo bajo, unos 500.000 metros cuadrados (no es una errata, medio millón). De todo eso, fácil el 60% no está siendo usado bien en nada o bien a mucho menos que su capacidad total. Gran parte de los mismos están al borde del mar. Ahí no cuento unos 50.000 metros cuadrados de terrenos no edificados que no tienen más uso que de parking. Solo reagrupando, tienes fácilmente un cuarto de millón de metros cuadrados libres, en una de las ciudades con el suelo más caro de España.

    En ese “estudio” no cuento un Parador renovado cuyo coste por habitación ha sido de 300.000 euros.

    Esto en una capital de provincia de escasos 120.000 habitantes.

    ¿Hay algún dato de cuánto podría valer en mercado todos los edificios públicos?

    Si nos ponemos a sumar y añadimos empresas públicas como RTVE, todo el resto de televisiones y radios, los propios Paradores, ADIF, AENA, Red Eléctrica de España, autoridades portuarias, EFE, etc. (no cuento ni hospitales ni centros de educación), ¿cuánto se podría bajar la deuda y/o impuestos de golpe? ¿Alguien tiene alguna cifra que se haya realizado en algún estudio? El impulso en la economía sería histórico, aún contando con una bajada del precio como consecuencia de la mayor oferta.

    Por eso cuando Podemos busca todo lo contrario entran ganas de salir corriendo, que igual lo tendremos que hacer.

    1. Ho Pin, pues yo no sabría decirte que dato ya que eso es según si se quiere en el mercado y según quien lo quiera para pero te aseguro que bastante.
      Lo que pasa que dudo que eso este en venta ya que comprarlo supondría llevarlo del sector público al sector privado y una vez que tiene el Estado esas cosas para justificar su existencia…
      Es que luego los impuestos son para supuestamente usar esas cosas, si no estuvieran ya te digo que no tendrían manera de justificar impuesto alguno.

      Me alegro de que simpatices con tu mujer en eso ya que sino las discusiones estarían aseguradas y más en un país como España que eso es complicado al estar muy marcadas dos tendencias opuestas.

      1. Pues sí, básicamente ataco una de las líneas de flotación del sector público, pero es que curiosamente lo que digo se podría hacer de una manera perfectamente normal desde un partido socialdemócrata moderno. Por ejemplo, Ciudadanos ha hablado muchas veces de racionalización. Vender, o incluso simplemente alquilar, edificios públicos no tendría que suponer una disminución de los servicios prestados por el mastodonte público. Pero como muy bien dices, cualquier cosa que suponga dudar del Estado estaría mal vista.

        1. Ho Pin, ya pero…
          ¿es que eso como lo harían?, ¿se lo alquilan entre funcionarios? :)
          Porque si no lo alquilan o lo venden al sector privado no sé como van a obtener rentabilidad encima sin bajar impuestos…

          Si lo que quieren es gestión privada como hablaban de la sanidad no entiendo porque no lo ponen directamente privado si precisamente la gestión es lo que más requiere de un control de acceso.

          Yo creo que es que entienden el sector público como algo aislado del sector privado cuando se sostiene gracias a este.
          También confunden lo público o mejor dicho lo financiado públicamente (o quasi) con lo que realmente no es de nadie o está sin apropiar (ej. fondo del mar), en fin…

          Será lo del colectivo pre-diseñado o algún tipo de holismo incondicional
          que tienen en la imaginación algunos.

      2. Ho Pin, en carreteras 185.000 millones, 34.000 millones ferrocarriles (ADIF), 7.500 millones aeropuertos (AENA). Solo el puerto de Barcelona 1.800 millones (la empresa “puertos del estado” coordina 46 puertos públicos) no he buscado el valor de todos ellos pero en total por lo menos 10.000 millones.
        Total infraestructuras: 236.500 millones
        Hospitales públicos 453, si le ponemos un valor promedio de 100 millones por cada uno, tenemos 45.000 millones. Hay 18.855 centros educativos públicos, a un valor promedio de 2 millones, 38.000 millones. Si sumamos los polideportivos, museos, oficinas y demás edificios del estado, seguramente podríamos sumar otros 20.000 millones.
        Total= 339.500 millones.
        Hay que añadir las tierras publicas, aguas costeras y bienes del subsuelo, que no tengo ni idea de por cuanto se podrían vender.

        1. Gracias por la cuantificación. Independientemente del número, en esos conceptos (que no son la totalidad de propiedades del Estado) se ve el gigantismo del Estado y la posibilidad perdida de acabar con la deuda pública. Podemos quiere aumentarlo. En realidad diría que lo que quiere es pura y simplemente poder. El neoleninismo se alimenta del ego de sus aspirantes a dictadores, que a su vez se alimenta del tamaño. Cuanto mayor sea el Estado, más se alimenta a ese ego.

          1. Ho Pin, no sé donde vi que semejantes a estos culpaban al capitalismo de generar desempleo y a la vez de explotador.

            En fin…

            Cada vez menos tornillos y más unicornios.

            La inmigración puede ser más causa de desempleo que la implantación de maquinaria así que ya está bien de demagogias encima baratas.

            ¿Zimbabue serviría de ejemplo de lo que digo?

            La maquinaria quizás te hace tener que dedicarte a otra cosa pero nada más.

            La inmigración no tiene porque quitar empleo per sé pero sí puede hacerlo aunque a Juan Ramón le guste la libertad migratoria irrestricta.

            Discrepar en cosas minúsculas no me va a impedir comprar también su último libro cuando pueda.
            Lo mío es admiración porque a pesar de ir contracorriente es capaz de triunfar xD

  6. Juan Ramón y según los multiplicadores que has utilizado, ¿que hubiera sucedido si se aplicara el programa de “una solución liberal para salir de la crisis”?

    1. Los multiplicadores tienen efectos temporales. Yo no niego que hubiese habido una caída fuerte del PIB (como en los bálticos), pero a partir de ahí habríamos crecido sobre bases sostenibles y sólidas (como los bálticos).

      1. Me he expresado mal (no era una crítica), y me refiero a que sucedería hoy (con un programa como el de tu libro). Si se recortara el gasto en 135.000 millones y los impuestos en por ejemplo 100.000 millones. Teniendo en cuenta la disminución del crowding out, de los intereses de la deuda publica, y otros factores. Como afectaría al empleo, al PIB, el déficit y la deuda publica.

  7. El único verdadero multiplicador: el poder. El multiplicador de deuda.

    En los últimos cuatro años la economía española ha estado dirigida por Luís De Guindos. Toda su política económica ha consistido en una sola cosa: multiplicar la deuda. Alrededor de un 40% del PIB nos ha multiplicado la deuda publica. Y no echan las cuentas de la privada.

    Como es sabido, Luís de Guindos no es del PP. Hay que preguntarse a qué obedece este feroz multiplicador de deuda. ¿Quién le manda endeudarnos salvajemente, mucho más que ZP?

    Raúl del Pozo, conocido amigo del jefe de los servicios secretos Sanz Roldán, del que no está claro si ejerce de portavoz, pone en palabras de un personaje secreto lo siguiente:

    19/02/2016

    «De Guindos, un independiente, que no es del PP». «Ni del PP ni de nada. Sólo del Opus».

    http://www.elmundo.es/opinion/2016/02/19/56c61a6722601d577d8b4574.html

    Del Opus, y de los pata negra, el Opus catalán. Sólo del Opus. De los más pata negra, no un “charnego” opusino como Fernández Díaz. Vinculado al opusino Isidro Fainé de La Caixa, el gran capo de la economía española. Del clan Morgan, antiguos directivos de Morgan Stanley, con el opusino Jorge Lucaya, asesor discreto de Fainé, vinculados en la fundación Codespa a la familia Prat de la Riba, desde 2002 jefe del Opus en España. El intocable De Guindos, al que nadie osa hacer una sola crítica, pese a ser más destructor que ZP. El poder del núcleo duro del Opus.

    Es la economía opusina. El endeudamiento masivo para la desestabilización. Como explícitamente acaba de exponer el opusino Miro Ardevol: “barrizal interminable y la inestabilidad política” hasta la “solución” final de la querella catalana.

    Esta es la verdadera y única ley de la economía española. No lo decía el “liberal” Rafael Termes, pero lo sabía mejor que nadie.

    El lunes parece que empieza un acontecimiento que puede ser decisivo para la economía española. El extraordinario juicio en el Vaticano contra el cura del Opus Vallejo Balda, que evidentemente estaba manejado por el Opus. Si el Papa quita el poder al Opus repercutiría directamente en España, y es posible que los opusinos del poder dejen de machacarnos hasta el triunfo de la oligarquía negrera catalana, que es su objetivo.

    1. Las iglesias solo nos pedían el 10%. El Iglesias nos dejará el 10%, solo porque parecería vulgar quedarse con todo.
      Avaricioso diosecillo este de la democracia.