Razones liberales para oponerse al Estado de Bienestar

Blog

Resumo este interesante artículo de Bryan Caplan contra el Estado de Bienestar, con algún menor comentario mío añadido.

Razones no centrales

1. No tiene sentido ayudar a todo el mundo cobrando impuestos a todo el mundo: aun siendo partidario de la redistribución estatal, tiene sentido concentrar la ayuda sólo en aquellos que la necesiten.
2. La redistribución universal de la renta conlleva incentivos perversos: entre los receptores, desincentiva a la gente a trabajar, ahorrar y autoasegurarse; entre los contribuyentes, desincentiva a la gente a generar riqueza.
3. Dado que se juzgan las políticas más por las intenciones que por los resultados, un Estado de Bienestar tenderá a generalizar políticas buenistas pero ineficaces por pura señalización propagandística.

Razones de importancia media

4. Es posible articular una defensa de la obligación moral de ayudar a todas aquellas personas absolutamente pobres por causas totalmente ajenas a su responsabilidad. No es posible articular una defensa ética sólida de otros tipos de redistribución de la renta (yo no puedo robarle el coche a mi vecino porque él tenga dos; yo no puedo quitarle parte de mi salario a mi vecino porque posea un mejor trabajo si yo no he hecho nada para encontrar uno). Pero los Estados de Bienestar actuales no se limitan a esto (no mucha gente en Occidente es “absolutamente pobre” ni tampoco todos son completamente irresponsables de su situación).
5. Los Estados de Bienestar occidentales son una de las principales excusas para restringir la inmigración desde el Tercer Mundo (“no es financieramente sostenible ayudarlos a todos”). Pero hoy en día las personas “absolutamente pobres” del planeta se hallan en el Tercer Mundo, de modo que el Estado de Bienestar altera el sentido de nuestras obligaciones morales (lejos de ayudar a los necesitados del Tercer Mundo, los perjudicamos).

Razones centrales

6. La ambigüedad en los términos “pobreza extrema” o “totalmente ajeno a su responsabilidad” deberían resolverse bajo una presunción en defensa del contribuyente, no en su contra. Cuando haya dudas, en favor del contribuyente (principio de libertad: in dubio, pro libertate).
7. Si la filantropía privada puede ocuparse de ayudar a la gente absolutamente pobre por causas totalmente ajenas a su responsabilidad, no hay razón para que lo haga el Estado (principio de subsidiariedad).
8. Ayudar a todos los desconocidos puede ser una virtud moral (acto supererogatorio), pero no una obligación jurídica (acto obligatorio). Este punto puede ser debatible, pero en todo caso habría que admitir la objeción de conciencia de contribuir al Estado de Bienestar para todos aquellos que, mediante posiciones extremadamente razonables, consideren que ayudar cuasi ilimitadamente al prójimo es virtuoso pero no obligatorio (libertad de conciencia).

Todas estas reflexiones, convenientemente ampliadas, podéis encontrarlas en uno de mis últimos libros: “Contra la renta básica“. Aunque por el título parezca que se limita a criticar la renta básica, en realidad es una crítica filosófica a (casi) toda redistribución coactiva de la renta desde una perspectiva liberal.

También te puede gustar

29 comments

  1. Bueno, yo creo que lo que se olvida siempre cuando hablamos del Estado de Bienestar son sus orígenes y cómo se generalizaron en Europa.

    Yo creo que no es descabellado decir que una de las causas de la caída de la URSS fue precisamente que no podía competir contra los países capitalistas con EB, esto fue precisamente lo que evitó que el comunismo soviético se expandiera por toda Europa. Evidentemente USA estaba detrás de todo esto.

    Así que desde sectores liberales deberían reconocer este hecho y estarle sumamente agradecido al EB por cumplir esta función.

    Con la caída de la URSS, el EB ha entrado en una fase de desprestigio, orquestada sobre todo desde sectores liberales y, seguramente, irá desapareciendo poco a poco. Nuevamente USA vuelve a estar detrás de todo esto también, detrás de todo siempre hay política, no se olviden.

    1. DOS CRÍTICAS:

      1) SE DICE ESTADO DEL BIENESTAR (DEL, ARTÍCULO DETERMINADO; Y NO DE, PREPOSICIÓN)

      2)CONFUNDÍS EL ‘ESTADO DEL BIENESTAR’ (INVENTO DEL ESTADO LIBERAL PARA AMORTIGUAR LA LUCHA DE CLASES) CON EL ‘CAPITALISMO POPULAR’ (INVENTO DEL FALSOLIBERALISMO Y LA SOCIALDEMOCRACIA: EL ‘TODOS CAPITALISTITAS’ CON ‘PISITOS & PAGUITAS & CARTILLITAS’.

      1. Despues de un BIG YAWN…te contestare en ingles mequetrefe:

        I agree that people should have the same rights and opportunities, of course.
        But we shouldn’t forget that everything is negotiated in this life, equality is just an abstraction of our mind, it doesn’t exist in the laws of nature and therefore it will bring bad consecuences if we try to apply it on every part of our life.
        Our chance of survival and antifragility resides on our hability to fight against the adversity.
        There’s pain because we feel pleasure, this signals tell us what’s working and what not.

      2. O sea que los liberales inventaron el estado de libertad para amortiguar algo que ni existe ni ha existido nunca( LA LUCHA DE CLASES)???? Pues mira que yo he oído hablar de la dichosa lucha de clases pero no la veo ni en pintura . Por más que leo y estudio sobre las sociedades que de hecho tienen clases sociales como las feudales europeas, o los rezagos que quedan por ejemplo en la india no encuentro lucha alguna. Ahora bien hablar de lucha de clases en La Europa occidental de mitad del siglo 20 es un oxímoron recordemos que se trata de países capitalistas con alto grado de desarrollo del sistema o sea NO EXISTEN LAS CLACES SOCIALES en ellas lo que queda es un constructo psicológico que hace que las personas con mucho dinero quieran emular las costumbres de la antigua nobleza sean o no de hecho nobles en el sentido estricto, sin embargo esta es una tendencia en franco retroceso. Métanse en la cabeza de una vez en el capitalismo hay diferencia de poder adquisitivo no de clases sociales , al menos en los estadios plenamente desarrollados del mismo.

  2. La razón 5 creo que es poco utilizada. En discusiones entre amigos, me gusta utilizarla. Se rasgan las vestiduras hablando de desahuciosy de pobreza en España. En una discusión este verano, les puse un slideshow con imágenes de los suburbios de Nairobi, pobres extremos.

    ¿A quién ayudaríais antes? La beca y la subvención implícita al hijo de Pepe y Pepa Pérez durante los 4 años de grado, servirían para construir una red de alcantarillado básico que elevaría la esperanza de vida en esos barrios en 2 o 3 años y la calidad de vida exponencialmente. ¿Qué prefieres?

    La respuesta habitual es “los dos”. OK, si quieres los dos, ampliemos a dar agua corriente, electricidad y recogida de basuras en esos barrios, además de una educación básicas. Dado que la escolarización sería obligatoria, habría que compensar a los padres para que no tengan que verse forzados a que sus hijos trabajen. Luego multipliquemos por los miles de barrios así en el mundo. ¿Cuántos deberían ser tus impuestos para poder hacer todo eso y además mantener el Estado de bienestar en España? Probablemente más del 100%, o sea, imposible.

    Claro que siempre hay alguno que dice que cada país será responsable de sus propios ciudadanos.

    Al final, si defiendes el Estado de bienestar en España, está eligiendo ayudar a necesidades en tu país que están humanamente muy por debajo de las necesidades en otros países, además de que al tener más impuestos, harás más caras las importaciones de dichos países. En definitiva, el Estado de bienestar asume que aceptas pobreza extranjera.

  3. Honestamente yo no veo el por qué hay que ayudar a alguien al que ya se le ha pagado un bachiller o una formación profesional (o peor aun, una carrera), salvo que haya sufrido algo grave.

    Es responsabilidad de cada uno el aprender a ganarse la vida con honestidad, es decir, a aprender una profesión o un oficio, a adquirir la práctica necesaria y los conocimientos comerciales y de gestión imprescindibles para poder mantenerse él y su familia.

    No veo ninguna virtud el favorecer lo contrario.

    Precisamente, el lavado de cerebro pesoísta de 40 años para acá (reivindica, exige, no tengas responsabilidades ni obligaciones, los extranjeros te van a pagar la pensión…) han acabado por llevar al país a un punto muerto: han matado todo sentido de automejora y superación.
    Es decir, que nadie quiere montar una empresa (además de que no quiere ser un malvado empresario y sí un progresista parasitario)
    Por eso tenemos 6 000 000 de parados.
    Y ésto en el peor momento de nuestra historia: cuando tenemos las fronteras completamente abiertas con Alemania, Francia, Gran Bretaña…y China.
    Claro, que el que después de haber estudiado un bachiller (o peor aun, una carrera) esté pensando parasitar del trabajo del vecino, aunque sea barnizándolo primero con una capa humanitaria y de liberación -para hacerlo palatable a su propia conciencia-, ya me está diciendo que no ha aprendido el mínimo sentido común (o que la codicia de los bienes ajenos le ha cegado completamente): no puede haber todo para todos; y que los extranjeros, simplemente por que están más necesitados, tienen siempre primacía sobre ti.
    Y mientras tanto la vida pasa.
    (de largo)

  4. En España se recauda muchísimo y gran parte de lo recaudado se dilapida de forma disparatada. La primera medida a tomar es reducir el gasto público en administración política a un mínimo imprescindible de función ejecutiva. Sencillamente, no podemos pagar 5 administraciones: UE, Estado, CCAA, Diputaciones y Ayuntamientos. Se trata de gasto improductivo que retroalimenta los lobbies políticos que viven del negocio de la política.

    UPyD, en su día, sin ser santo de mi devoción, ya elaboró un informe para reducir gasto público que implicaba un ahorro aproximado de 40.000 millones de euros.

    Por otro lado, un ahorro para el Estado supondría poder elegir el sistema de autogestión de nuestras vidas, ya que hoy en día no hay opción: se ha de pagar sanidad pública y pensión de reparto de forma coercitiva, obligatoria y coactiva. Dicho de otro modo, en vez de pagar un 30% de IRPF, pago un 5% y yo contrato mi seguro médico y mi plan de pensiones privado (o lo ahorro todo para el futuro) sin que el Estado se haga cargo de ello y sin la obligación, por mi parte, de pagar ese gasto correspondiente de sanidad y pensión.

    No hace falta añadir que se necesita por parte de los “poderes públicos”, modificar su estrategia populista en defensa de “los trabajadores” en favor del mundo de la empresa. Hoy en día, la mentalidad social imperante ve al empresario como un ser malvado, explotador de los pobres, que se enriquece a costa del sudor de los siervos de la gleba, como si el empresario no fuese un trabajador más, madrugador, explotado, en este caso sí, por un Estado insaciable que despilfarra del dinero de los contribuyentes en planes ineficientes (ver artículo 131 de la Constitución de auténtico espíritu soviético).

    Se han de eliminar barreras fiscales y burocráticas para favorecer el autoempleo, la creación de proyectos empresariales y el crecimiento y la productividad de las empresas ya establecidas. Es la única manera de generar futuro a unos jóvenes inmersos en un nihilismo post-socialista que les incapacita para tomar cualquier tipo de iniciativa, creyendo que ocupar un piso es un derecho. La renta básica, la economía de suma cero y el paternalismo estatal solo generan falsas ilusiones de “justicia social” que tan solo ampara a una clase política hipertrofiada, descontrolada y podrida de corrupción.

    1. Colombo, supongo que la centralidad de la vida está en dar 900 € a 7.000 millones cada mes xD

      La pregunta es de donde saldrían, ¿no?

      De la caja, el tema es ese

      Jajajaja…

  5. http://www.miseshispano.org/2015/02/libertad-y-economia-austriaca-en-el-principado-de-liechtenstein/

    No sé si este es el mejor sitio para poner esto. Pero Liechtenstein es un Estado sin Estado de Bienestar.
    Estará el típico argumento de que se aprovechan de su posición de “paraíso fiscal” para atraer y aprovecharse de los demás países.

    No hay que olvidar que aunque los servicios(seguramente servicios financieros en su mayoría) representan el 50% de su PIB, la otra mitad es todo industria(más del 40%) y una parte ínfima del sector primario.
    Si todos los países fuesen como Liectenstein, está claro que este país no se vería tan beneficiado. Pero si las empresas van a países como este es porque se les permite operar de la forma en que quieran, eso permite crear riqueza, ya que las fuerzas de la competencia y de la acción humana actúan sin trabas y permiten sacar el mejor rendimiento posible de la aportación de cada agente. Liechtenstein es el ejemplo de que si a las empresas les va bien, a los trabajadores también les va bien. La creación de riqueza beneficia a todos.
    Si todos los países fuesen como Liechtentein, veríamos esa prosperidad en todos los sitios, no solo en este país.

    El artículo que he puesto, es para ver que un Estado mínimo no es una utopía y que es completamente factible. Y los beneficios que reportaría a todos. Creo que es un buen argumento el hacer ver a la gente que para que haya una buena calidad de vida y seguridad no es necesario un gigantesco Estado del Bienestar, y actualmente hay ejemplos.

    No creo que la competencia fiscal sea una forma de ventaja “artificial”. Los impuestos son un coste real. Un impuesto es un coste más, como si te costara más cada producto que fabricas.

    Y una opinión personal mía es que los impuestos al ser tratados como un coste más de producción(y no como un gasto más que todos hacemos al comprar los servicios necesarios de la vida diaria) lo que hace es que los agentes optimicen sus posiciones para pagar los menores impuestos posibles.
    Si tú no tienes que pagar impuestos, pero sí tienes que pagar un seguro médico privado, sabes que el pago de eso depende de ti y que nadie te lo garantiza si no pagas(a diferencia de los servicios sanitarios estatales que pase lo que pase los tienes). El que el seguro sanitario sea tratado como un servicio que quieres consumir, significa que no optimizarás tu posición para intentar pagar lo menos posible, sino que comprarás el mejor servicio calidad-precio que se adapte a lo que quieres y que tu esfuerzo productivo se dirigirá a conseguir pagarlo. No sé si me explico… Es la diferencia que hay entre coste de producción(que siempre intentarás que sea el menor posible ya que los servicios públicos los obtienes igual, pagues más o pagues menos) y servicio que demandas. Una empresa puede asumir tener un coste de producción mayor si con ello obtiene unos beneficios mayores(ya que ese sobrecoste puede mejorar la calidad del producto, por ejemplo, y ese valor adicional es trasladado al consumidor), pero un agente privado obtiene la misma utilidad de los impuestos aunque pague menos, así que el incentivo siempre será optimizar la posición para pagar menos.
    En definitiva, los bajos impuestos impulsan a todos los agentes a crear más riqueza. Algo que ya sabíamos de todas formas xd

    1. Sin que sirva de precedente discrepo contigo xDD.
      Lo he dicho alguna vez. La competencia fiscal es claramente una ventaja artificial como las depreciaciones competitivas de la divisa.

      Es un error de bulto que los liberales defendamos tal cosa como los defensores de un Estado confederado por estos motivos.

      Los impuestos bajos (salvo los estrictamente necesarios de un Estado mínimo) deben ser una premisa y a partir de aquí competir en buena lid.
      Por eso países como Leichstenstein , Singapur, Andorra etc deben ser valorados con cuidado. ¿Qué serían de ellos en un mundo con unos impuestos mínimos?. Prácticamente desaparecerían. Los alemanes de Leichtestein volverían a Alemania y los españoles de Andorra volverían a España. Y las empresas de Singapur cambiarían su sede ( cierto es que Singapur tiene otras ventajas que no son como se seguridad jurídica o su excepcional localización)

      En realidad cuando se defiende la competencia fiscal, estamos defendiendo una economía de suma cero. El deseo que unos países lo hagan horriblemente para aprovecharnos.

      1. Requiemsoul, el Estado quiere que seamos altruistas porque es la manera más fácil de someternos a sus dictámenes.
        Es como cualquiera que pide competencias fiscales, no lo es pero necesita que tú lo seas.

        Si el altruismo es algo buene per sé, ¿porque no lo es en exceso?

        Al menos los que defendemos el egoísmo y la competencia no decimos que eso sea algo bueno per sé sino que forma parte de la vida.

        Se puede tanto competir como cooperar para hacer cosas mal y se puede ser egoísta y bondadoso o egoísta y malo como diría Hobbes.

        El altruismo sin embargo es una entelequia para hacerte sentir mal cada vez que actúas en sociedad si los demás no se benefician de tus actos.

        No tiene nada que ver con compasión ni piedad sino con restar tus intereses para aumentar el de otros.

        ¿Acaso no existe la posibilidad de aportar a los demás sin dejar de lado tus intereses?

        El Estado en el fondo sabe que sí pero para justificar los impuestos te intenta hacer ver que no.
        Sabe que tenemos razón, pero no puede aceptarlo ya que su existencia se desmoronaría.

        El problema no es la desigualdad sino la incompatibilidad.
        Impuestos altos no son compatibles con la riqueza sino que vayan a África y les apliquen un 40 % de IRPF si es que pueden claro.

      2. Cuando se menciona la palabra “competencia” a los liberales nos parece que ya es algo bueno per se . Y no, no lo es.

        La competencia fiscal no es un fin y es un medio ineficaz (comprobad la presión fiscal de cualquier país confederado) e inmoral (¿competir para ver quien roba más o menos?).

        Rallo en su libro “Una Revolución liberal para España” no habla en ningún momento de competencia fiscal. Habla de un único impuesto simple y proporcional y, de tasas municipales para determinados servicios (que simulan precios de mercado).

        Hay que defender los impuestos nulos o mínimos en todo el mundo. Y esto pasa porque los liberales vayamos tocando poder y se reformen las respectivas Constituciones para poner límites a la presión fiscal.

  6. Requiemsoul, no sé tío…
    Juan Ramón al menos tiene un incentivo para luchar por esto (come de esto al menos), pero a mí me cuesta más encontrarle el sentido a pegarte de bruces contra la pared.
    La gente en España va a seguir justificando al Estado de cualquier manera, no atienden a razones.

    No me quiero rendir pero estamos rodeados de gente que nos quiere desplumar e imponer sus estilos de vida tanto económicamente como emocionalmente.

    La gran mayoría de conflictos sociales los crea gente que no tiene base económica y la necesita.

    La solución por tanto no pasa por restar calidad de vida de nadie sino por evitar que exista gente sin base económica. Ya lo dije en su día junto a Malthus2014, el problema es la cantidad de gente que necesita consumir riqueza no la cantidad de gente que tiene riqueza sin consumir ya que tal consumo puede ser hasta opcional.

    Y yo no voy a decirle a la gente que no tenga hijos, pero mientras se sigan dando prebendas desde el Estado la población no solo no irá acorde a la producción sino que no irá acorde a la necesidad de consumo.
    Los pocos que haya con opción de consumir (más que necesidad de consumir) tendrán que ser exprimidos por los nuevos necesitados incluso coactivamente ya que sino morirán literalmente y no creo que quiera eso su egoísmo.

    Con este panorama irracional…
    ¿quien va a querer plantar la batalla de las ideas perpetuamente?

    1. @ Faked
      jeje Al menos nos lo pasamos bien :)

      El problema de los liberales es que se recurre constantemente al argumento en vez de a lo narrativo. Por eso se está en clara desventaja frente a otras filosofías de vida.

      Si intentas convencer de algo a la masa, no se lo debes explicar sino que se lo debes contar y mostrar. Debes apelar a la emoción y no sólo a la razón.

      El caso de Austrohúngaro o Alekine es sintomático. Puedes exponerles argumentos y datos de todo tipo que jamás serán convencidos.

      Mira simplemente al cristianismo. ¿Conquistó el Imperio Romano gracias a razonamientos, doctrinas y teóricos?. No, lo hizo contando una historia (El Evangelio) y al ejemplo (mártires y santos).

      Los liberales debemos recurrir más a la épica :)

      1. Podemos tomar la renta de estos países con impuestos comparativamente muy bajos(el Pib total) e intentar saber qué parte de este PIB son beneficios extraordinarios. Creo que el Pib de un país también se calcula sumando todos los valores añadidos de la economía. ¿Qué parte de todo este valor añadido(salarios y beneficios y no sé si se incluye algo más) es valor añadido extraordinario debido al hecho de que ellos son los únicos países que tienen ese nivel tan bajo de impuestos? No pocos, pero yo creo que menos de lo que normalmente creemos.
        Y ahora mi pregunta es: ¿Qué parte de el valor añadido de USA era valor añadido extraordinario en los años 50 debido a que su sector industrial no tenía que competir con los japoneses? También elevado. Japón acabó con parte de la industria americana. Yo incluso diría que el estado actual de Detroit, una ciudad medio abandonada, es consecuencia de la competencia japonesa(aunque no estoy seguro de eso, solo es una suposición).
        Estados Unidos tuvo en los años 50 una ventaja en el sector industrial sobre ciertos países que le reportaba beneficios, y que hoy en día no tiene, y que ha tenido que adaptarse, a duras penas en muchos casos. Eso no significa que el sector industrial americano haya caído, simplemente ha tenido que reconvertirse(sobretodo el sector automovilístico en mi opinión) y eso no significa que la economía americana haya ido a menos(aunque creo que se podría haber hecho más) pero USA no se ha empobrecido enormemente por esta razón.

        Es un poco tarde, y creo que me cuesta explicarme pero intentaré hacerlo.
        Al fin y al cabo, los suizos deciden que las empresas no tienen que pagarles a ellos (a los suizos) casi nada(o muy poco) para sus servicios públicos, y ellos (los suizos) deciden “hacer el escuerzo” de ser ellos los que se ocupen de ganar su dinero libremente y gestionar ese dinero para invertir en seguridad y bienestar de forma privada, algo que para mi sí que significa un coste mayor para los cuidadanos suizos, no porque lo seguros privados sean más caros, sino porque tiene el coste de que el cuidadano es quien se preocupa por la gestión de sus recursos y de él es la preocupación y tiene menos garantías (al menos en principio) de que si gestiona mal su dinero, el Estado le va a rescatar. Hay quien opina que el hecho de tener bajos impuestos provoca una riqueza inmerecida. Y no. Esos bajos impuestos tienen el “coste” de que el ciudadano es el que se gestiona su dinero privadamente y un menor acceso a ayudas sociales. Por tanto, los suizos venden un servicio, que es más o menos el mismo que los demás países, pero mucho más barato que los demás países. El sevicio que venden son por ejemplo, servicios financieros pero a menor coste(porque tiene menos impuestos) entre otras cosas. Si no nos parece competencia desleal que un camboyano cobre un salario muy bajo por hacer lo mismo que un español en España, ¿por qué la competencia fiscal sí es una especie de competencia desleal? Ellos sacrifican la idea de tener Estado del Bienestar y un Estado que socialice pérdidas continuamente y el pagar a una burrocracia estatal y todas las paridas que ello conlleva a cambio de que vayan a invertir a su país. Al igual que en Camboya con el tema de los salarios.

        Si todos los países fuesen industriales. ¿Cuál sería la posición negociadora de las empresas de Occidente a la hora de invertir? ¿Estarían sometidos a más o menos competencia? A mucha más competencia. ¿Significa eso que no obtendrían beneficios las empresas de Occidente? Ni mucho menos, pero lo que sí desaparecerían en gran medida son los beneficios extraordinarios debido a una mayor competencia. En Occidente tendríamos que estar adaptándonos a los cambios del mercado internacional, y nuestros países seguirían creciendo y todos tendríamos más riqueza, porque la competencia genera una mayor innovación y creación de valor y riqueza para la economía en general.

        Quiero decir que si todos los países fueran como Suiza, los suizos perderían en gran medida ese valor añadido “extraordinario” de ser ellos de los pocos “monopolistas” que ofrece ese producto escaso(impuestos muy bajos), pero al ser algo preferido por las empresas de todo el mundo(ya que por eso prefieren invertir en Suiza, es decir, deciden comprar el producto “inversión sometida a bajos impuestos” que el producto “inversión sometida a altos impuestos”), la inversión sería mayor en todo el mundo, los beneficios empresariales serían mayores, la posibilidad de creación de empresas sería mayor y con muchas empresas con alto valor añadido, el poder de negociación de los trabajadores sería mayor en todo el mundo. Prosperidad en todos los países. Pero Suiza tendría que adaptarse y esforzarse para una competencia más feroz, no necesariamente en el terreno fiscal. Esto duele a los socialistas, pero auqnue todos los países fuesen como Suiza, Suiza seguría manteniendo un grado alto de riqueza. Ningún país industrial se ha empobrecido a largo plazo por abrirse a los mercados internacionales y competir. El que Suiza tenga más competencia en su terreno no le va a empobrecer a medio y largo plazo, aunque exigirá ajustes de sus sector privado.

        Yo les diría a los intervencionistas que si tan poco noble y tan fácil les parece ser un paraíso fiscal, que voten al PLib, y que conviertan a España en un paraíso fiscal.
        Ah no… pero que eso significa tener la desprotección de no tener Estado del Bienestar, significa responsabilizarte de tu dinero, significa que se acabaron muchas subvenciones… Y vemos como la sociedad española no está dispuesta a asumir el coste de ser un paraíso fiscal. Y entonces vemos que ser un paraíso fiscal es un servicio, que cuesta de producir, como cualquier otro. El servicio que el Estado y la ciudadanía suizos venden a mucho menor precio que en otros países. Otros países lo podrían haber hecho. Pero no lo hicieron. Y en esta vida no se puede tener todo a la vez.
        Los impuestos tienen efectos reales sobre la producción, ya que en la práctica son un coste de producción más.

        Lo de intervencionista no va por ti Requiemsoul, entiendo tu punto de vista, pero no lo comparto en este tema. Creo que tener una ventaja en impuestos bajos es igual de noble y legítimo que tenerla en un seguridad jurídica o en mercados flexibles. Son cosas que afectan al desempeño real de las empresas.

        Siento haberme extendido tanto xdd

        1. ¡Cómo te lo curras! xDD.

          Que coste que no critico que un país baje los impuestos para atraer empresas y capitales, lo que critico es que para muchos liberales la competencia fiscal es el fin último, cuando en realidad debería ser defender los impuestos bajos en todo el mundo.

          1. Jajaja

            Por supuesto. Impuestos bajos en todos los países. No es cuestión de defender los impuestos bajos solo para la evasión fiscal. Es porque si lo aplicasen todos los países, todos saldrían beneficiados.

  7. Pues sí, Requiem, habría que recuperar la épica del liberalismo. Hubo épica en el siglo XVIII y XIX, pero se ha perdido. Nos faltan héroes, artistas, gente visible. Fijaos que el tipo más famoso que apoyaba a Ron Paul, era un actor de segunda fila, Vince Vaughn, y ahora para un mal payaso como Trump o más de lo mismo como Clinton, los adeptos salen de debajo de las piedras.

    Faltaría, no sé, unos Beatles con más Mr. Taxman, un Stephen Curry pregonando que el Estado es el enemigo, o a una serie de éxito relatando que la libertad es el camino.

    Coincido con Faked, la batalla de las ideas se hace difícil.

    1. Totalmente de acuerdo. Aunque la visibilidad ha mejorado mucho en los últimos tiempos, faltan más actores, series, artistas, deportistas…. y empresarios que apoyen la causa. En España, Juan Roig es el único gran empresario que le oigo hablar sin complejos de la superioridad de la gestión privada sobre la pública o que sólo se pueden subir salarios si incrementa la productividad. Para el resto de casos, son las mismas opiniones institucionales anodinas de siempre. Hace poco leí un paper del “Círculo de empresarios” que señalaba que era necesario promover la educación fiscal en las escuelas para reducir el fraude…. sin comentarios.

      1. ¡O del Madrid!. Al menos en baloncesto no vamos mal los dos equipos :)

        Oftopic:

        Fuiste quién me hablo de un panadero que vendía las barras a 20 céntimos, no?. La otra semana leí que la empresa quebró ( crecimiento muy rápido y recibía multitud de inspecciones laborales y sanitarias)

        1. No, el que decía era uno de mi ciudad.
          Pero sí que vi la noticia del panadero del que hablas. Por lo que decían, no aceptaba que en un barrio la demanda de pan llega a un punto en que se satura, y que por mucho que bajes el precio nadie te va a comprar más pan. La gente no compra 5 panes al día, por muy barato que esté xd.

          Jeje, aun recuerdo esa época que teníamos al Recreativo en primera.
          Bueno, pero hay que reconocer que la gente tiene mejor bien visto al negocio del fútbol que a cualquier otro. Por ejemplo, es mucho más raro ver que haya descontento porque los jugadores de primera cobren millones al año. Pero sí que jode más que el CEO de una empresa los cobre, o que Emilio Botín los cobre. Al menos esa es la sensación que me da a mí.

          1. Justo eso, nadie critica a Nadal porque se lo gana en cada esfuerzo que hace, es un ejemplo de dedicación. Pero luego trabajas de consultor, abogado, directivo aunque sea de nivel medio, etc. y critican que ganes muchas veces más que un administrativo.

            Como dijo aquel gurú de la localización de aeropuertos: no me pagan por el tiempo que tardo en poner una X en el mapa, sino por saber dónde hay que poner la X.

            El caso es que el Estado de bienestar mina el incentivo que tenemos para formarnos para saber dónde poner esa X. Todo lo que sea más formación y más dedicación va a redundar en que una parte creciente de mi esfuerzo y talento lo voy a tener que repartir con los que han elegido estar en la playa mientras yo estaba encerrado estudiando o trabajando.

      2. Hay quien lo tiene peor, yo soy del Recreativo de Huelva, va a ser difícil ponerlo peor que eso, jaja.

        Fíjate cómo será la cosa, que la gente lo pone como ejemplo de que la gestión pública es mejor. El resumen es: año 2000, el Ayuntamiento pone unos 10 millones de euros para salvar un club de fútbol (ni que decir tiene que el alcalde salió elegido con abrumadora mayoría y ha estado en total 20 años); año 2011, tras varios años en 1ª, la gestión municipal ha acumulado casi 20 millones de deuda, se entra en concurso de acreedores y se vende el club a unos inversores privados; año 2016, el inversor privado ha sido aún peor y ahora tras recuperar aire con el concurso volvemos a deber 20 millones y nos quedan meses de vida.

        Conclusión del persona después de un sesudo análisis: “al menos con el Ayuntamiento estuvimos en 1ª”.

        Si es que es muy duro ser liberal en España.

    2. Creo que los liberales estáis enfocando mal el asunto de Trump. ¿Qué fue de aquello de que “si la vida te da limones, haz limonada”? (Está también el reverso, que es la historia de la escuela de limones donde la seño dice “si la vida os da humanos, ¡salid corriendo porque os van a exprimir!”)

      Trump es un mal bicho, pero tiene una gran virtud: todos los enemigos de la libertad le odian y le odian mucho, y nadie sabe por qué le odian. Es todo un fenómeno digno de estudio. Es improbable que Trump haga cosas a favor de la libertad, pero es muy probable que estropee algunos planes de los liberticidas. Seguramente avanzará otros planes, algunos salidos directamente de su majín, tan liberticidas o más como los otros. Pero a lo máximo a lo que podemos aspirar en estos tiempos es a que los estatistas se peleen entre sí y se estorben. Trump puede sembrar la discordia y levantar una polvareda tremenda que ralentice el avance del gobierno mundial y de la guerra. Y así podrían aparecer unos añitos que permitan un poco de calma y prosperidad, dentro del clima general de maldad y estupidez.

      En resument: Trump es un antihéroe.

      Por otra parte, ningún demócrata debería quejarse de Trump, que es un verdadero maestro de la democracia. Le dice a la gente exactamente lo que quiere oír en cada ocasión. Usa la estupidez y la incoherencia de la gente para alcanzar el poder ¿puede haber algo más democrático que esto?

      Estoy casi seguro de que a Trump no se le encogerá la mano cuando tenga que enfrentarse a Hillary, como sí se le ha encogido a Bernie Sanders. La Clinton de presidente sí sería peor que Hitler. Esa mujer solo tiene una ambición: mandar. En cambio, Trump tiene dos ambiciones: ganar dinero y que la gente le diga que está muy guapo. Estas dos ambiciones son mucho menos peligrosas para la libertad y para la vida en general que la ambición de mandar.