El Estado se come el 40% de nuestros sueldos

economista

La OCDE acaba de publicar las estadísticas de cuña fiscal correspondientes al año 2015. Por cuña fiscal entendemos la diferencia entre el coste laboral total de contratar a un trabajador y el salario neto que ese trabajador finalmente ingresa en su cuenta corriente: es decir, la cuña fiscal nos indica qué parte de nuestra retribución laboral nos es arrebatada por el Estado en concepto de cotizaciones sociales e IRPF.

Según la OCDE, España fue en 2015 uno de los países en los que más se redujo esta cuña fiscal. Mas no se hagan ilusiones, pues no se trata de que hayan dejado de atracarnos a mano armada: en concreto, la mordida sobre el salario medio pasó de representar el 40,7% del coste laboral total al 39,6%. La reducción es atribuible en su totalidad a la rebaja del IRPF que aprobó el gobierno antes de la campaña electoral: gracias a ella, el IRPF deja de absorber el 12,7% del sueldo medio y pasa a fagocitar únicamente el 11,6%. Las cotizaciones sociales, tanto las que son a cargo del trabajador como las que recaen sobre el empresario, permanecen intactas.

Según el PP, estas cifras demuestran mantienen su tradicional apuesta por bajar impuestos, pero en realidad sólo prueban que quisieron llegar a las elecciones con un tímido recorte impositivo de carácter populista. A la postre, toda reducción de impuestos debería ir de la mano de una reducción del gasto público con tal de no deteriorar la estabilidad presupuestaria: pero el gobierno no lo hizo, motivo por el cual incumplió en 10.000 millones de euros el objetivo de déficit de 2015.

Pero el problema no es solamente que el PP bajara impuestos sin recortar el gasto: el problema también es que tal reducción de impuestos ha sido exigua y desigual. En efecto, España es uno de los países de la OCDE que más redujo su cuña fiscal en 2015, pero también fue uno de los que más la incrementó entre 2011 y 2014: en particular, pasó del 39,9% en 2011 al 40,7% en 2014. Por consiguiente, Rajoy sólo redujo tres décimas la cuña fiscal a lo largo de su etapa de gobierno (desde el 39,9% al 39,6%: tres décimas de alivio que son más que barridas por sus otras subidas en el IVA o en los impuestos Especiales). A su vez, tal reducción de la cuña fiscal no ha sido uniforme: mientras que entre 2011 y 2015 ha caído en casi ocho décimas para los sueldos más bajos (los sueldos un 33% inferiores a la media) se ha incrementado en 17 décimas para los sueldos más altos (los sueldos un 66% superiores a la media); es decir, Rajoy no ha aliviado la cuña fiscal para todo el mundo, sino que —siguiendo las directrices del PSOE o de Podemos— ha acentuado la progresividad del impuesto sobre la renta (en términos medios la cuña fiscal cae porque las rentas bajas pagan algo menos a costa de que las rentas medias-altas paguen mucho más).

Al final, pues, no deberíamos echar ninguna campana al vuelo por la evolución del IRPF durante 2015: se trata de una rebaja electoralista y no sostenible atendiendo a nuestro déficit público; es una rebaja minúscula con respecto al nivel de hace cuatro años; es una rebaja no universal, pues los trabajadores cualificados siguen pagando hoy más IRPF que cuando llegó el PP al poder; y, sobre todo, sigue siendo en términos absolutos un dato de cuña fiscal asfixiante. Repitámoslo una vez más: el Estado español nos arrebata en la actualidad el 40% de nuestro salario tan sólo a través de la tributación directa sobre nuestros sueldos (dejamos de lado la igualmente asfixiante tributación indirecta).

Esa es la cifra que habría que recortar muy sustancialmente y que el Partido Popular, con el mayor poder político y territorial que ha disfrutado ninguna formación en democracia, no ha querido recortar. Ésa es nuestra cruz y ésa es su vergüenza expoliadora.

También te puede gustar

11 comments

  1. El Estado no es destinatario de la Renta. Solo la bombea.

    EL 50% DE NUESTROS SUELDOS SE LOS COMEN:
    – LOS CASEROS
    – LOS PENSIONISTAS
    – LOS CARTILLISTAS Y
    – LOS TRABAJADORES DIRECTIVOS

    En efecto, solo el 50% del PIB entendido como Renta va al Trabajo & Empresa. El resto se lo llevan esros cuatro parásitos improductivos. Los liberales auténticos no decimos que no tenga que haber rentas inmobiliarias, pensiones, rentas financiero fijas y buenos salarios; sino que las rentas extractivas improductivas tienen que estar limpias de USURA (injusticia conmutativa).

    Hemos subido los precios de la vivienda para creernos ricos y nos hemos hecho pobres al destruir las disponibles individuales de trabajadores y emprendedores.

    No se crea empleo porque para qué crearlo si todo se lo van a llevar los cuatro jinetes del apocalipsis usurero-rentista, que encima dicen que los capitalistas son ellos.

    Gracias por leernos.

    1. Venga, sin que sirva de precedente y desoyendo uno de mis propios consejos básicos (no discutir con enajenados) voy a contestar brevemente a nuestro loco favorito:

      – Si el Estado no nos OBLIGARA a participar en un esquema piramidal fraudulento como la seguridad social y en su lugar nuestras pensiones dependieran de la rentabilidad de nuestras inversiones, la renta que perciben los abuelos sería la justa por la contribución de sus ahorros al proceso productivo en lugar de una pesada losa en los hombros de los últimos llegados al esquema Ponzi.

      – Si el Estado no mantuviera una férrea INTERVENCIÓN sobre dónde y de qué manera se puede edificar, la oferta de suelo disponible sería mucho mayor. Como quiera que la construcción no es una actividad diferente a cualquier otra, todo parece indicar que sus costes tenderían a la baja con el progreso técnico, haciendo que el producto final vivienda se abaratase radicalmente igual que cualquier otro BIEN DE CONSUMO DURADERO. Lo que nos lleva al siguiente punto….

      – Si el Estado no IMPUSIERA una moneda absolutamente fraudulenta a través de su monopolio de emisión, del cual abusa en su propio beneficio ( cómo podría ser de otra forma, huh ??!! ), los ciudadanos no correrían a refugiar sus ahorros en el ladrillo, que pasaría a convertirse en lo que nunca debió dejar de ser…. un bien de consumo duradero, en lugar de una “himbersión”.

      – los “cartillistas”…. estás de broma chiflado ???!!!……. la represión financiera que sufren los ahorradores por la descarada manipulación de los tipos de interés que practica el Estado a través de su Banco Central tiene como efecto ( lógico para cualquiera que sepa de Economía ) la disminución de oferta de ahorro en el mercado. Y ya sabemos que sin ahorro no hay inversión y sin inversión no hay capitalización, productividad y progreso material.

      – Lo que cobre el superdirectivo de una empresa que no reciba prebendas por parte del Estado es un problema exclusivamente de sus accionistas. Tú lleva cuidado con los tuyos y yo haré lo propio con los míos. Me preocupa mucho más la caterva de hijoputas que están tocandose el pie todo el día en conserjerías y observatorios de todo tipo financiados coactivamente por tachánnnnnn…… sí, el Estado.

      Así que cuando dices que el Estado solo “bombea” la renta pero no se la queda, se te olvida decir que OBLIGA A PUNTA DE PISTOLA A QUE TODA EL AGUA PASE POR SU SISTEMA DE BOMBEO.
      En ausencia de todas estas canallescas manipulaciones y abusos a los que nos somete tu querido Estado, tus “caseros” y “pensionistas” no existirían y todo el mundo cobraría sus rentas en función de lo que REALMENTE producen, sin joder al resto de empresarios-trabajadores.

      Ante esta realidad incontestable, tú propones ( oh sorpresa ! ) MÁS ESTADO y MÁS REPRESIÓN Y MANIPULACIÓN ( qué podría salir mal ??!!! ) en lugar de exigir la inmediata desaparición de todos estos abusos. Se puede ser más tonto pero es difícil. Aunque yo entiendo que en tus circunstancias personales, encasillado en varios si no todos esos roles que tan pesadamente denuncias, yo también estaría vendiendo motos por los foros a ver si consigues perpetuarte en esta ignominia.

      No tienes vergüenza ni la conoces.

      1. Excelente comentario y lección, Samuel.

        Una pregunta: ¿Qué opinas sobre los paracaídas dorados? ¿No crees que se puede considerar “fallo de mercado” al premiar a los que lo hacen mal, a los que quiebran una empresa?. En Suiza están prohibidos.

        Es una de las preguntas reiteradas que siempre hago, pero me gustaría saber tu opinión.

        1. No siendo jurista, mi opinión sobre el asunto es:

          En principio un golden handshake parece un contrato como cualquier otro, correcta expresión de la voluntad libre de las partes y pacífico en su objeto. El problema es que es un fraude al principio de buena fe y un estiramiento inadecuado del principio de pacta sunt servanda. Nada hay de malo en pactar una compensación por la rescisión de un contrato. El problema surge cuando hacerlo constituye un incentivo perverso contra el cumplimiento del verdadero objeto de ese contrato.

          Si los tribunales interpretaran con rectitud moral estos acuerdos, no me cabe duda que desestimarían los espúrios y mal formados, acabando con un problema que no es tal porque es derivado de la torpeza de unos y la mezquindad de otros. Perfectamente resoluble.

        1. “El Estado eres tú”

          Los cojones.

          Supongo que para un excelso “liberal auténtico aristocratizado” como tú el ideal es

          “todo en el estado, todo para el estado, nada fuera del estado, nada contra el estado”

          Yo no lo veo tan claro, ya ves. Yo distingo entre individuo, pueblo, nación, país y estado. Sé dónde empieza y termina cada uno. Tú no, por eso das por culo con éste y otros temas de forma recurrente. Pero bueno, tú solito retratadito quedas…

      2. Habláis del Estado como algo ajeno. Me vienen a la cabeza los funcionarios asesinados por la ETA.

        EL ESTADO SOMOS TODOS Y ES UN INVENTO LIBERAL FRENTE AL ABSOLUTISMO, en el que todo es patrimonio del rey

        SOMOS POBRES CUANDO NUESTRA RENTA DISPONIBLE INDIVIDUAL NO NOS DA PARA VIVIR. Culpar de ello al Estado es como decir que tienes un PROBLEMA BALÍSTICO cuando te descerrajan un tiro. El Estado no es destinatario de Renta; solo la bombea.

        Sois mercantilistas pero no del Estado sino de Los Ricos, categoría vuestra.

        Arremetéis contra el Estado a la Bakunin solo que siendo conservadores del modelo popularcapitalista ochentero patrocinado por el falsosocialismo de la II Internacional

        SOMOS POBRES PORQUE NO NOS QUEDA RENTA PARA EL TRABAJO&EMPRESA POR HABÉRSENOS IDO LA MANO CON LOS CUATRO PARÁSITOS QUE TODOS SABEMOS QUE HAY:
        – PISITO
        – PAGUITA
        – CARTILLITA
        – SALARIO EXTRAVAGANTE

        Esta Cuenta de Explotación del PIB-Renta con 6 grandes tipos de rentas primarias (del trabajo, de la empresa, inmobiliarias, pensiones y subsidios, financiero-fijas y supersalarios) es lo que nosotros, como Hombres de Negro, os proponemos para ayudaros a salir del hoyo en que os ha metido vuestras fantasías animadas popularcapitalistitas de ayer y hoy, con tanto subjetivismo valorativo y magia de capitalización

        1. “Aristócrata” tiene razón.

          El Estado solo es un medio.

          Para saber si hay libertad, tenemos que preguntarnos en provecho de quién es nuestro trabajo y empendimiento.

          El problema no es el medio (el problema “balístico”, en la muy acertada metáfora del tiro).

          Respecto a los salarios abusivos que se ponen a sí mismos los trabajadores que llegan arriba, no es nada liberal decir que en las relaciones privadas vale cualquier cosa. Esos supersalarios tienen dos tramos:
          – salario propiamente dicho y
          – donación
          Que se lleven lo que quieran pero que lo califiquen sin engañar.