Tertulia económica del 13 de abril de 2016

Hablamos sobre el ajuste del déficit que reclama el FMI, sobre la próxima mordida tributaria a los autónomos y sobre los privilegios de la función pública.

 

Enlace de descarga: http://goo.gl/M0TKdG

También te puede gustar

8 comments

  1. Siempre he encontrado la progresividad muy injusta. No así la proporcionalidad.

    Por eso no entiendo que no se defienda que los autónomos coticen en base por sus ingresos reales.

    Por supuesto, más impuestos es algo malo. Y puedo estar de acuerdo en que los bajen, pero que bajen el tipo, manteniendo la proporcionalidad.

    Es decir, puedo estar de acuerdo en que haya que pagar sólo un 5%, por ejemplo, de tus beneficios. Pero no puedo estar de acuerdo en que el que gana 2000€ al mes pague lo mismo que el que gana 6000€

  2. Estamos hablando de cotizaciones sociales, no de impuestos. En teoría, cotizas en función del tipo de prestación futura que quieres recibir. Más quieres recibir, más pagas (principio de contributividad). Eso es lo que se terminan cargando.

    1. Las cotizaciones sociales tienen naturaleza jurídica y económica tributaria.

      Las cotizaciones son impuestos.

      Lo liberal auténtico es bajar las pensiones no asistenciales y no los salarios de los funcionarios.

      Y tú lo sabes, Rayo.

  3. Las cotizaciones sociales no son ni tasas ni contribuciones especiales. Son impuestos.

    Es más, lo que pomposamente se llama Sistema de la Seguridad Social es una ficción contable creada en los días de vino y rosas. Cualquier día se restaura la unidad presupuestaria.

      1. Hay sentencias del Tribunal Supremo que dicen que las Cotizaciones Sociales no son ni quiera tributos (para excluirlas de la Ley General Tributaria) sino prestaciones patrimoniales.

        Pero mañana reformamos la LGT y la LGSS y punto.

        En los manuales de Teoría Económica del Sector Público se llama a la cotizaciones sociales “Impuesto sobre las nóminas”.

        Todos los elementos jurídicos y económicos de los impuestos se dan en las cotizaciones sociales, salvo que a estas no se les aplica la LGT.

  4. El principio de contributividad está muy alterado desde 1990 con el empaque que dimos a las prestaciones no contributivas.