Tsipras, el austericida

larazon

Tsipras lo ha vuelto a hacer: el pasado domingo, el parlamento griego aprobó un nuevo paquete de ajustes consistente en recortar un 6% las pensiones medias de sus ciudadanos. En concreto, las pensiones complementarias van a reducirse entre 20 y 200 euros mensuales; a su vez, el complemento específico para las pensiones mínimas (el llamado EKAS), que añade entre 30 y 200 euros al mes a las pensiones más bajas, irá siendo progresivamente eliminado hasta desaparecer en 2019, consumando un tijeretazo medio a estos pensionistas del 35% de sus rentas; también se implanta un nuevo método para calcular las pensiones que afectará a los nuevos jubilados a partir de 2019 y que supondrá un mordisco en su pensión principal de entre el 10% y el 30%; y por último se endurece el acceso a las pensiones de viudedad y orfandad, con recortes que podrían equivaler al 40% de lo percibido actualmente. Pero la sangría no termina aquí: Tsipras también ha incrementado el impuesto sobre la renta (los ingresos entre 8.800 y 20.000 euros pagarán un 20%, entre 20.000 y 40.000 un 32%, y más allá de 40.000, el 42%), los impuestos especiales sobre el gas, café, tabaco o internet, y el IVA hasta el 24%. A su vez, ha extendido la congelación de oferta de empleo público (sólo puede contratarse a un funcionario por cada cinco que se jubilan) y, muy a su pesar, ha tenido que recortar en 100 millones de euros adicionales el gasto en defensa.

Así pues, el paladín de la dignidad helena, el “león que ha defendido a su gente, que ha dado la cara por Grecia” —tal como defendió Pablo Iglesias a Tsipras después de que éste cediera ante todas las exigencias de la Troika—, se ha convertido en uno de los mayores “austericidas” de Europa. Se dirá que no tuvo alternativa, que le obligaron a hacer lo que no quería: y, sin embargo, sí la tuvo. Tsipras podría haber sacado a Grecia del euro, tal como le reclamaba su ministro de Finanzas Yanis Varoufakis. Pero no quiso porque, en efecto, esa alternativa probablemente habría sido incluso peor que la actual. Mas justamente esa es la cuestión de fondo: la alternativa real al equilibrio presupuestario es salir del euro y padecer una profundad crisis cambiaria. Esa es la única alternativa real, tanto en Grecia… como en España: por mucho que el populismo nos engañe vendiéndonos lo contrario.

También te puede gustar

12 comments

  1. ¿Ves, Rallo, por qué los Hombres de Negro estamos con el Movimiento Indignado?: son los únicos que nos garantizan el control de la calle; no como tú que llenas las cabezas de las gentes de pájaros capitalistitas, que acaban en frustración y resentimiento.

    Roma no paga traidores.

    1. Contador supongo q lo tuyo va de coña pero la verdad es q eres patético. Ten algo de dignidad, hombre. Saludos.

  2. Tsipras ha cedido al chantaje del capital alemán y se ha cambiado de chaqueta, aplicando el proverbio “si no puedes con tu enemigo, únete a él”

    No es el primero ni será el último líder nominalmente de izquierdas que acaba aplicando políticas de derechas (Blair, Schröder. Felipe González, etc.)
    Lo contrario es más raro, lo que demuestra que hoy por hoy, la relación de fuerzas capital – trabajo asalariado está muy desnivelada en favor del capital.

    1. ¿Beatriz, qué debería haber hecho Tsipras en tu opinión?, como Rallo bien ha explicado, su única alternativa era salirse del Euro.

    2. Buenas tardes Beatriz,

      Se puede ser de izquierdas y no ser subnormal.

      Si tienes 100, puedes repartir 50.

      Lo que no se puede ser es subnormal y encima pretender tener razón.

      Si tienes 50 decir que vas a repartir 100.

      Lamentablemente, casi toda la izquierda mediterránea es de la rama subnormal de la izquierda sin necesidad de ceder más que al chantaje de estamparse con el muro de la realidad.

      Un saludo.

  3. Sois muy gaciosos todo el día hablando de derechas e izquierdas.

    EL LIBERALISMO NO TIENE QUE VER CON LAS DERECHAS, SINO CON EL CONSERVADURISMO, QUE LO HAY DE DERECHAS Y DE IZQUIERDAS.

  4. Lo del Estado griego solo es un país que vive muy por encima de lo que produce, y un pueblo engañado por políticos que les han dicho que está bien vivir de la caridad de Europa.
    Filosofía Varoufakis

  5. Si Pablo Iglesias tiene la misma ideología que Tsipras, y éste está realizando políticas de austeridad, podemos deducir que si Pablo Iglesias llega al poder, realizará políticas de austeridad, por lo que en buena lógica los liberales deberían votar a Pablo Iglesias.

    1. No, porque está haciendo políticas de austeridad DESPUÉS de quebrar la banca. Y eso no lo queremos

  6. La banca griega estaba ya quebrada antes de la llegada de Syriza al poder. En España ya quebró y fue rescatada antes de que se fundada Podemos

    1. El corralito no hizo daño a su economía ¿verdad? ¿No empobreció a la gente? Esas políticas “austericidas” hay que aplicarlas antes de que te obliguen, o si no es más doloroso.

    2. Nadie ha dicho que lo que ha ahora esté bien.
      Podemos solo es más de lo mismo pero aumentado.

      De todas formas es “gracioso” que se apele a la “herencia recibida” estilo PP en Syriza. La gente les votó para solucionar las cosas, porque se les vendió que Europa se iba a amedrentar e iba a sacar la billetera para lo que hiciese falta. Como prometer la luna vamos.
      Igual que cuando el PP prometió bajar los impuestos. Si España quiere mantener este nivel de gasto, es imposible bajar impuestos, pero sonaba bien en la campaña electoral.