¿Está usted entre los más ricos del mundo?

larazon

El populismo de izquierdas suele caricaturizar las dificultades económicas que atraviesa la mayor parte de Occidente como una lucha entre ricos y pobres: hay gente que es muy pobre porque hay otra gente que es muy rica. La tarta está dada y si unos tienen mucho es necesariamente porque otros tienen poco. De todo ello se colige que la forma de acabar con las miserias de la crisis pasa por redistribuir la riqueza: quitársela a los ricos y dársela a los pobres.

El argumentario populista puede someterse a muchas críticas: desde un punto de vista ético, es necesario insistir en lo profundamente inmoral que resulta usar la coacción estatal para robarle a la gente la propiedad que ha adquirido de un modo pacífico; desde un punto de vista económico, es menester recordar que la tarta de la riqueza no está dada y que, por tanto, los pobres pueden prosperar sin necesidad de empobrecer a los ricos: basta con que el Estado no les impida salir adelante mediante altos impuestos y mediante grotescas regulaciones redactadas normalmente a medida de los lobbies de turno. Pero hay otra cuestión que resulta pertinente plantear: ¿quiénes son esos ricos a los que el populismo de izquierdas quiere empobrecer para empoderar a los pobres?

Lo habitual es pensar que los ricos siempre son “otros”. Pero si adoptamos una perspectiva global, la inmensa mayoría de españoles se hallaría entre los más ricos del planeta: todo ciudadano que ingrese cada año un sueldo de más de 25.000 euros se encuentra entre el 1% de personas con mayor renta del planeta; todo aquel que ingrese más de 10.500 al año, se halla entre el 10% con mayor renta. A su vez, toda persona que posea un patrimonio neto de más de 590.000 euros, figurará entre el 1% de personas con mayor patrimonio del mundo; toda la que posea un capital de más de 65.000 euros, entre el top 10%. ¿De verdad la solución pasa por empobrecer a estos “ricos” instaurando un impuesto global para redistribuir su renta y su patrimonio? No: la solución pasa por enriquecer a los pobres. Y, para ello, sólo hay un camino: libertad, libertad, libertad.

También te puede gustar

49 comments

  1. Sr. Rallo:
    Le considero suficientemente cualificado como para saber que la riqueza de una persona no se puede medir por sus ingresos, sino por el balance entre ingresos y gastos por lo que se debe tener en cuenta el coste de la vida que, al menos en España, está sensiblemente influido por la existencia de oligopolios.
    Como parece que conoce usted bien la economía suiza, le pondré un ejemplo.
    Los suizos cobran hasta tres tipos de pensiones: la estatal, el plan de empresa y el plan de jubilación personal. De las tres, la más significativa es la estatal, igual para todos, por un importe de unos 2.400 euros mensuales.
    Pese a tener esos ingresos; la mayoría se ven obligados a ingresar en un geriátrico porque con ese importe no pueden pagar el alquiler y, además, pagar los gastos habituales.
    Dejando de lado las preferencias personales, lo cierto es que un suizo jubilado cobra el doble que un trabajador español y vive peor dado que no puede pagar el alquiler de su vivienda.

    1. En su artículo utiliza dos mediciones: por nivel de renta y de riqueza ( o patrimonio neto ) que es valor de marcado de los activos descontando el valor de mercado de las deudas.

      Para medir el coste de vida hay un índice bastante interesante que es el Big Mac, Suiza y los países nórdicos son los países más caros.

      http://www.economist.com/content/big-mac-index

      ¿Qué tipos marginales reclama a a veces la izquierda para las rentas más altas : 70 %, 80% o 90%?. Por coherencia, todas las personas que ganen más de 25.000 euros deberían soportar estos tipos impositivos para destinar recursos al 99% más pobre del mundo.

  2. La riqueza/pobreza es cosa de la Renta, no del Patrimonio.

    Con tanta Libertad, Libertad, Libertad, Rallo parece un cantautor rojeras.

    1. En una economía de subsistencia como los pigmeos todo es renta y todo es consumo. ¿son sociedades prósperas y ricas?.

      La riqueza es patrimonio neto: es el valor de mercado de acciones, bonos, patentes bienes raíces, capital humano (una persona formada en Harvard es más rica que una formada en Iowa) o derechos a percibir prestaciones públicas ( estos dos últimos conceptos no se suelen incluir en la medición como bien ha indicado Rallo en más de una ocasión) y descontando el valor de mercado de tus obligaciones, de tus pasivos.

      Y si se lo está preguntado sí, obtener rentas de este capital es algo tan digno y tan necesario para el bienestar de la sociedad como obtener rentas del trabajo.

  3. Los pigmeos son más ricos que un hipotecadito en la burbuja, incluso considerando que el Patrimonio (Neto) es “la” riqueza.

    El falsoliberalismo, como es falso, tiene una contradicción:
    – para hablar de la riqueza se refiere al Patrimonio,
    – pero para hablar de la pobreza se refiere a la Renta.

    Sin embargo el Patrimonio es Renta acumulada.

    ¡Cuidado en qué elementos está materializada la acumulacion de Renta! Si no, que se lo digan a los perdedores del hipotecón.

    En el mercado hay mucha manipulación. Y hay manipulación porque somos libres y elegimos hacer el mal a los demás. La conciencia sobre esto es la diferencia entre los liberales auténticos y los papanatas infantiles falsoliberales.

    Nuestra parresia internáutica es un acto de supremo liberalismo, a diferencia de la borregada facha que hay en los blogs de utøyitas.

    HOMO HOMINI LUPUS.
    MERCADO ES ESTADO.
    CAPITAL ES TRABAJO.

    Y Roma no paga traidores.

    A todo falsoliberal le llega su hora. Le violan a una hija, le estafan o le da un ictus. Entonces os acordareis de esto que os digo.

    Confundís la economía de mercado con la de mercadillo.

    1. Confundes tu el mercado libre con el mercadillo de oligopolios…¡sera cinico y cretino el tio!.
      ¿En que quedamos, el mercado es libre o esta manipulado?.
      No se pueden decir tantas memeces contradictorias en tan poca chicha.

      Nacemos libres e ignotos en la maldad, el colectivo, resabiado y borrego, maleduca y pervierte.

    2. -No todo hipotecado tiene riqueza neta nula o negativa, pero sí que es cierto que técnicamente un pigmeo puede ser más rico que un occidental porque aunque carezca de activos tampoco tiene pasivos.
      Ésta es una de las causas por las cuáles la medición habitual de la riqueza no es del todo exacta y es necesario incorporar el capital humano o los derechos a percibir determinadas prestaciones públicas como se ha comentado anteriormente.
      Todo esto, sin mencionar, que en una sociedad capitalizada es mucho más fácil prosperar y ser propietario que una sociedad en vías de desarrollo.

      – Es muy interesante el vínculo entre Monoteísmo y el Gran Gobierno y como el segundo está suplantando al primero. Un agente bondadoso que te controla , te vigila y te guía por el buen camino. Yo no tenga esa fe. El mercado facilita que los errores y las malas decisiones queden acotadas y no se socialicen.

      -Respecto a la sobrevaloración de bienes inmuebles hay multitud de razones que no tienen que ver con un mercado libre: un suelo no liberalizado, el descalce de plazos, las políticas monetarias laxas y los privilegios bancarios (rescates estatales, refinanciación de los Bancos Centrales que inflan los activos o entorpecen su posterior ajuste), la escasa cultura financiera que se enseña en las escuelas o los impuestos.

      – No entiendo a qué se refiere con la violación o el ictus. Existe una ética de la libertad basada en le principio de no agresión. Y yo particularmente creo que el Estado -al menos de una forma subsidiaria- es útil para garantizar la seguridad, la justicia y la propiedad privada.

      1. No entiendo nada en cuanto a la justificación de la sobrevaloración:
        – el suelo está liberalizadísimo y ahora vale muy poco
        – ¿descalce de plazos de qué?
        – más política monetaria ultralaxa que la actual es imposible
        – ¿ahora llamamos incultura a lo que le pasa al membrillo en la estafa?
        – los impuestos ya son neutrales y lo que viene es la explotación de la materia imponible inmobiliaria al servicio de las pensiones

        LO INMOBILIARIO SE RESUME EN DOS PALABRAS:
        – POBREZA
        – DEMOGRAFÍA

  4. Hombre yo no veo la contradicción se es rico porque se posee un patrimonio que se rentabiliza y te produce una renta que te permite un nivel de consumo x (la percepción de pobreza/riqueza es bastante subjetiva por ejemplo esos ´´hipotecaditos´´ de los que hablas a nosotros los cubanos nos parecen potentados derrochadores nadando en la mas obscena abundancia ) se es pobre porque a falta de capital solo puedes rentabilizar tu trabajo y este solo genera rentas tales que te permiten un consumo por debajo de x (igual de subjetivo)

  5. El Capital entendido como bienes de capital, por sí mismo, no renta nada.

    Lo que renta es el Trabajo organizado empresarialmente.

    Lo saben muy bien los propietarios de pisos vacíos.

    CAPITAL ES TRABAJO.

    Rallo confunde Excedente Bruto de Explotación con renta del Capital, como hace el sindicalismo socialdemócrata.

    Cuando le presionas se sale por la tangente diciendo que el Capital es el descuento de beneficios futuros.

    El Capital es Activo menos Pasivo en funcionamiento.

    1. ¿Suelo liberalizado? ¿Dónde el político es el que decide si un terreno es urbanizable o no, y dónde él es el que decide quien construye o deja de construir? Eso es como decir que el BCE es una institución privada. Pero me lo espero ya todo de este ignorante.

      ¿Descalce de plazos? Sí hombre, una de las distorsiones que se provocan con políticas monetarias laxas.

      El problema justamente es que la política monetaria es laxa y ha provocado la hipertrofia del sector financiero y el inmobiliario. Si después de estar tocando los cojones día sí día también en este blog aún no te has enterado de lo que pensamos sobre eso, pues es de ser tonto.

      Y ya tenemos que pasar q refutar el típico argumento marxista del trabajo.
      El valor no proviene del trabajo únicamente. A nadie en su sano juicio se le ocurriría pensar que el ser humano ha llegado hasta donde ha llegado porque es muy trabajador. Hemos llegado aquí gracias a nuestra mente. Gracias a que somos capaces de calcular, gestionar, prever y actuar en consecuencia. La función empresarial es al fin y al cabo una actividad mental, al igual que el cultivar tierras fue una inversión con la esperanza tener más renta en el futuro creando un bien de capital en el momento actual. Es eso lo que nos ha llevado donde estábamos. No el simple hecho de trabajar. Sino, invito a pisitos a que se pire al África donde se trabajan más horas que aquí, con menor renta. Y que vea los frutos del trabajo duro de verdad en toda su extensión. Los activos son lo que marcan la capacidad de la sociedad de producir rentas. Sino, invito a pisitos a que haga su trabajo sin ordenador y edificios. Verá como el trabajo lo puede todo. Los activos son los que aumentan la productividad del trabajo. Son los bienes de capital los que aumentan la productividad del trabajo. Y no al revés.
      Y cuando tú compras una acción, no compras un bien de capital únicamente. Compras el plan empresarial implícito en esa combinación de bienes de capital, capital humano y misión de la empresa. Los bienes de capital necesitan de una misión bien gestionada y bien encaminada, sino no valen nada. Una empresa no es solo bienes de capital. Es gestión, misión y plan, y lo que realmente otorga valor a una empresa es el buen uso de los bienes de capital. Provenientes del ahorro, riesgo y buenas decisiones.

      Y por último, en un mundo en que el ludismo siempre ha estado presente debido a que cada vez se sustituye más trabajo por capital, decir que un bien de capital renta solo por el trabajo es cuanto menos hilarante. Como decir que un ingeniero no hace nada sin obreros. Claro, y el obrero no hace nada sin el agricultor porque se muere de hambre. ¿Y qué? Se trata de distintas funciones.
      Cuando la industria esté totalmente automatizada no sé qué diréis. En fin.

      Pero yo no sé por qué esforzarme en explicar esto. Todo se basa en la frase de Henry Hazzlit:
      “Todo el evangelio de Karl Marx puede resumirse en una sola frase: odia al hombre que está en mejores condiciones que tú. Nunca bajo ninguna circumstancia admitas que su éxito pueda ser debido a sus propios esfuerzos, a la contribución productiva que ha hecho a toda la comunidad. Siempre atribuye su éxito a la explotación, la trampa, al más o menos abierto robo a los demás. Nunca bajo ninguna circumstancia admitas que tu propio fracaso pueda deberse a tu propio debilidad, o que el fracasp de nadie más pueda deberse a sus propios defectos -su pereza, incompetencia, imprevisión, o estupidez.”

      Siempre creí que esta cita era una exageración por parte de Hazzlit. Pero cuanto más intento descubiri el por qué del odio de marxistas, marxianos, pseudomarxistas, o pisitos , hacia el capitalista. Las razones que veo son exactamente las que dice Hazzlit. Los comentarios de este pisitos son pura frustración.

      Ya lo dije. Lo improductivo aquí son la marabunda de infantiles que se creen todas estas tonterías pisitófilas y su voto vale igual que el de cualquiera. Ellos son el freno. Unos reaccionarios que mantendrán este agonizante sistema hasta el final. ¿Los rentistas? Cualquiera de ellos ha hecho más por la sociedad que tú botarate.

      1. Dos puntualizaciones:

        Una:

        Lo que los marxistas dicen, es que el valor de una mercancía depende de su coste de producción (no de su utilidad), y que el coste de producción, en última instancia, depende del tiempo de trabajo socialmente necesario para elaborar una mercancía, precisamente porque el beneficio se mide en función del coste (beneficio = precio – coste).

        Si no fuera así, una mesa y un armario que contuviesen la misma cantidad de hierro y madera y e incorporasen la misma cantidad de tiempo de trabajo no tendrían el mismo precio porque sus utilidades son distintas, aunque de hecho sí lo tienen, porque su coste es igual, dado que quienes fabrican mercancías con el mismo coste, obtienen igual beneficio (si no, cambiarían de inversión).

        Por eso dicen que en la sociedad capitalista, lo único que crea valor es el trabajo, porque el precio de una mercancía está relacionado en última instancia con el tiempo de trabajo necesario para elaborarla.

        Dos:

        Los marxistas no dicen que el ingenio humano no produzca riqueza. Dicen que en la sociedad capitalista, sin dinero, no es posible poner en marcha ningún plan empresarial (por mucho ingenio, y capacidad de gestión empresarial que se tenga), y que, por tanto, como la mayoría de los asalariados no tienen capacidad de ahorro (se gastan su salario en alimento, vivienda, ropa, transporte, educación de los hijos, etc…) , no pueden salir de su condición de asalariados por mucho ingenio y capacidad empresarial que tengan.

        1. Beatríz, entonces tú no tienes tanto valor porque si no han efectuado 4 coitos tus progenitores… Jajaja
          Confundes valor con precio, él aire que respiras aún no tiene precio.

          Ahorrar es una acción no una capacidad. CR7 es asalariado. Ser asalariado no implica no poder ahorrar.
          Mezclas churras con merinas.
          Si no quieres ser asalariado que se haga autónomo asociándose con otros, como con él botellón saldrían a pachas.

          Es que el ingenio no tiene porque premiarse o servir a los demás. Véase Belén Esteban.

        2. Beatríz, ¿porque crees que se pone: P.V.P?
          ¿Porque no vale más una misma cosa producida 20 veces y se refleja por tanto en su precio?

          El precio se no tiene porque basarse en él coste de producción, puede ser en el de adquisición.
          Y lo de socialmente necesario, hay cosas como por ejemplo hacer un exámen que no lo haces asociado con nadie normalmente.

          1. A mi me encanta el concepto de preahorro. No hay que gastar y luego ahorrar sino primero ahorrar y luego gastar. Al principio es duro pero uno se disciplina y va formando su patrimonio. Por desgracia falta muchísima cultura financiera en España y por supuesto los impuestos no ayudan.
            Se puede empezar por 50 euros y luego que este ahorro suponga entre un 10%-20% de tu renta mensual.

            Cuando vamos a comprar ni nos importa (ni sabemos) todo el tiempo, ingenio y esfuerzo invertido para elaborar un determinado producto o servicio . Decidimos comprarlo porque nos gusta, nos apetece o nos resulta útil o necesario en un momento y circunstancia determinada y lo valoramos más que la cantidad de papel moneda que tenemos en nuestra cartera.

            Su validación, es decir la decisión de compra o no compra de cientos, miles o millones de compradores va determinando dinámicamente el precio del producto.

            Incluso si no varía en ningún momento no significa que no dependa de la utilidad marginal. Si el precio de venta supera la utilidad marginal para el consumidor no se venderá, de modo que tendrá que bajar el precio o directamente dejar de producirlo.

            Los costes de producción son costes de oportunidad de los factores productivos, y el coste de oportunidad es la utilidad de los bienes podrían haberse producido.

        3. La explicación tiene un problema: los costes son precios (determinados por la oferta y demanda de factores). Y la demanda de factores depende del precio de venta esperado. Aunque valiera lo mismo una mesa que un armario compuesto por los mismos materiales, eso no prueba que los costes determinen los precios: pueden ser los precios de venta esperados los que determinen esos costes.

          Aquí lo tienes más desarrollado: http://juanramonrallo.com/2013/08/critica-a-la-teoria-neo-ricardiana-y-clasica-del-valor/

          1. Hay cantidad de bienes y servicios a cuyo consumo no puede asociarse el pago de un precio.

            La verdad es el Valor, no los precios.

            Si no, pregúntaselo a un aduanero.

          2. Pero si varias mercancías con el mismo coste de producción tienen necesariamente el mismo precio (porque si no, la de menor precio dejaría de producirse) ¿no implica ello que el coste determina el precio?

            Por ejemplo, como decía, si un armario y una mesa contienen la misma cantidad de hierro y madera y han sido construidos por el mismo carpintero en el mismo tiempo ¿no deben la mesa y el armario tener necesariamente el mismo precio de venta, aunque sus utilidades sean distintas?

          3. Pero si bajas el precio no significa que vaya a dejar de producirse no?. Incluso podría tratarse de un producto estrella ( utilidad alta y precio bajo) muy valioso para el consumidor, ya que renunciamos a muy pocos fines ( por el precio pagado) para satisfacer una necesidad importante y muy apreciada.
            Muy posiblemente, la empresa empezará a producir y vender más unidades de este bien y a obtener grandes beneficios durante un tiempo hasta que la ley de utilidad marginal decreciente hiciese acto de presencia.

            Kodak, Polaroid, el aeropuerto de Ciudad Real.. hay tantos ejemplos que refutan ese ” tanto metes, tanto vales”. Hablamos de empresas y proyectos que de la noche a la mañana valen cero y todas sus inversiones y costes incurridos deberían haber sido empleados en otros bienes más valiosos.
            Nokia llegó a tener el 60% de la cuota del mercado de móviles y, de repente, otra empresa que no era un competidor directo se saca de la manga una innovación disruptiva (por supuesto hablo del Iphone) poniendo fin a su hegemonía para ser comprada a precio de saldo por Microsoft.

  6. La ecuación básica de la contabilidad. Mi hermano el capital solo es capital cuando esta invertido en un proceso productivo o de servicios está claro que un apartamento vacio no es capital (pero si patrimonio), cuando lo arriendo pasa a serlo, no contradice lo anterior si te fijas yo hable de rentabilizar el patrimonio eso es el capital el patrimonio (dinero, bienes o derechos que tengas ) que pones a producir en determinada empresa (en su acepción de emprendimiento con fines de lucro). El capital no es trabajo necesariamente pues está constituido también por bienes que no tienen porque provenir del trabajo por ejemplo Putin afirma que le dará un acre de tierra a cualquier ruso que lo quiera si es que está dispuesto a sacarle provecho (en Siberia claro está) si un ruso lo pide y lo utiliza en poner una mina de permafrost (^_^) ya se convierte en capital aunque no provino del trabajo ni el suyo ni el ajeno.

    1. Al principio solo fue el Trabajo.

      El recurso natural número 1 eres tú mismo.

      Parece mentira que este sea un blog liberal, con tanto capitalistita socialdemócrata/socioliberal.

    2. Lo que quiero decir, es que si dos mercancías tienen el mismo coste de producción, y una de ellas tiene menor precio, deja de producirse, o para ser más exactos, tiende a dejar de producirse porque no es rentable, en comparación con la otra mercancía que deja mayor beneficio.

      Por ejemplo, si monto una carpintería, y me dedico a fabricar mesas y armarios, si el coste de producir una mesa y un armario es el mismo (porque incorporan la misma cantidad de materiales y el mismo tiempo de trabajo), y resulta, que cuando las pongo a la venta, me pagan más por los armarios que por las mesas; lo lógico es que deje de producir mesas, y me dedique sólo a los armarios, dado que son más rentables. Las mesas, saldrían del mercado.

      Si las mesas se vendieran, sería precisamente porque su precio es el mismo que el de los armarios, al tener el mismo coste.

      Con ello quiero demostrar que el precio de una mercancía está determinado por su coste de producción (en una situación de equilibrio, apertura del mercado a la competencia, etc.).

      En efecto, el aeropuerto de Ciudad Real es un ejemplo de “mercancía” cuyo coste al ser superior al “precio de venta”, ha “dejado de producirse”. Es decir, se invirtió mucho y la venta de los servicios que debería producir ha sido tan baja, que al ni siquiera cubrir costes, el proyecto se ha abandonado.

      1. Vale Bea y ahora te lo descalabro…¿quien te dice a ti, que mañana alguien no descubre un modo mas efectivo de fabricar armarios y por tanto reducir los costes aun mas?, ¿donde esta el coste minimo?, ¿quien grantiza que aun no sea mas bajo?…¿y si alguien necesita el dinero urgentemente y tiene que liquidar?…¿Y si los hace un automata y el coste de la energia para usarlo baja cada año?…cachis Bea, se descalabro tu proposicion.

        1. ¿Y si la gente deja de querer armarios porque todos vamos con una toga que nos asigna el ministerio de la toga?
          ¿Y si ya no hacen falta mesas porque la gente come chupando una manguera que salga de una sucursal del ministerio de agricultura?
          ¿Y si alguien inventa una impresora de armarios y la gente va al impresor a que les imprima un armario a medida?

          Lo más importante de todo, ¿qué pasa si fabricas armarios y mesas y quieres venderlos y no puedes porque no tienes licencia para vender armarios y mesas? La ley estaría destruyendo el valor del trabajo…

          1. Si la gente deja de querer armarios, éstos no se producirán, pero ello no significa que en todas las demás mercancías que sí se producen, el coste no determine el precio.

            Si alguien inventa una impresora de armarios y la gente va al impresor a que les imprima un armario a medida; el precio, sencillamente bajaría, porque el coste bajaría.

            Si fabrico armarios y mesas y quiero venderlos y no puedo porque no tengo licencia para venderlos, obviamente, ello sería una intervención del estado en el mercado que “destruiría valor” (si no puedo vender algo que he producido, sencillamente he perdido tiempo y energía), pero no contradice que el coste de las mercancías que el estado deja producir no determine el precio.

            Tampoco veo en lo que dices nada que contradiga la proposición de que el coste determina el precio

          2. Pero que tú no tengas licencia no implica que tengas que tener pérdidas. Hay mercados negros. Por ejemplo, los que cultivan marihuana en su casa no tienen licencia para venderla, pero eso no importa nada a los compradores. En este caso, y según las circunstancias, la prohibición haría aumentar el precio de las mercancías, y quizás también los beneficios obtenidos al venderlas.

            También podría darse el caso de que se incautaran de tu producción, te dieran un “justiprecio” menor al coste de producción, y luego los ladrones legales se dedicaran a ganar dinero con lo que te han robado. Tampoco en este caso el coste determina el precio.

          3. @Malthus, @Colombo. Buenos comentarios.

            @Beatriz. Los costes de producción son costes de oportunidad, es decir la utilidad de los bienes que dejan de producirse.
            Un empresario al comprar los factores de producción para hacer un bien determinado está renunciando a producir otros bienes que podrían ser útiles para el consumidor.

            Si el precio no cubre los costes, significa que el proyecto empresarial ha sido una perdida de tiempo y esos factores deberían haber sido empleados en otro bienes diferentes, en otros modelos de negocio o utilizar otro método de producción ( si logra disminuir sus costes está renunciando a menos alternativas y liberando recursos para otros fines).

            Por supuesto, el precio que pida el empresario no sólo debe cubrir estos costes sino ser inferior a la utilidad marginal del consumidor, porque si paga un precio superior estaría incurriendo en un coste de oportunidad, es decir, renunciando a fines más valiosos.
            ( Sí, lo sé es un lío xD)

          4. Aquí, Beatriz, tú y yo estamos cometiendo un error importante. Tú intentas demostrar que las mercancías tienen valor en sí mismas debido al trabajo que cuesta producirlas usando el axioma de que las mercancías tienen valor en sí mismas debido al trabajo que cuesta producirlas. Yo parto de otro axioma distinto, el de que el precio de las mercancías no depende del trabajo que cueste producirlas. Para mí tus razonamientos son inválidos por ser circulares. Para ti mis razonamientos son inválidos porque mi axioma es falso. En estas circunstancias es imposible que nos entendamos.

            Demos un paso atrás. ¿Mi creencia es una simple suposición, una verdad heredada, o realmente no es un axioma, como lo llamo, sino que es una verdad a la que se puede llegar mediante el razonamiento, la observación o ambas actividades? No creo que lo que aseguro (que el valor de las cosas es subjetivo y que el precio de las mercancías no se determina por el coste del trabajo) sea un axioma. Me parece que es evidente que la gente está dispuesta a vender mercancías a pérdidas en multitud de circunstancias. Y esto no solo lo hacen los comerciantes sino los propios fabricantes. También ocurre que la gente vende cosas muy por encima de su coste de producción. Por ejemplo, un hombre puede comprar una motocicleta por una cierta cantidad de dinero, conseguir que un campeón de motociclismo firme un autógrafo en la motocicleta y luego venderla por una millonada a alguien que esté dispuesto a pagarla. Y esto es cierto para individuos, pero también para productores, porque la empresa BMW puede recomprar vehículos antiguos suyos y reconstruirlos con piezas originales y vendérselos a algún coleccionista, siendo el precio final mucho mayor que el coste de producción de cada pieza. Esto es un caso extremo, pero también está el caso de Apple, que vende miles de productos “sobrepreciados” porque sus clientes no solo compran el aparato y su utilidad, sino también la exclusividad de ser de los primeros en conseguir el nuevo modelo. Eso también tiene valor, y se refleja en el precio. Y otros aparatos semejantes de otras marcas, que ofrecen semejante o incluso mayor utilidad a sus usuarios, tienen precios mucho menores porque sus compradores no quieren pagar la marca ni la exclusividad ni el estilo, sino solo la utilidad. También hay gente que compró en 2007 un carísimo iPhone y lo tiene intacto, guardado en la caja dentro de una caja fuerte de un banco, porque espera que en el año 2032 pueda vender ese objeto de colección por una cantidad muchísimo mayor que la que desembolsó. Debo de estar loco pero no veo nada de malo en todo esto.

            De estos dos hechos: que se vende habitualmente por encima o por debajo de coste, deduzco que el coste del factor trabajo y de los materiales no es totalmente, ni mayoritariamente, determinante del precio.

            Dime, por favor, qué razonamientos o datos te llevan a creer que los precios son determinados por el trabajo necesario para producir las mercancías, ya sea una determinación fuerte o una determinación total. Si no tienes datos y solo tienes razonamientos, mira a ver si es una cadena de razonamientos infinita, o si parte de algún axioma concreto. Y si encuentras ese axioma, analízalo a fondo para ver si se ajusta a la realidad.

        2. Si alguien descubre un modo más efectivo de fabricar armarios, obtendría un beneficio extraordinario, hasta que su método se generalizara, en cuyo caso, el precio bajaría.

          El precio seguiría ligado al coste. Si el precio de producir un armario es de 10 €, y alguien descubre un modo para producirlos a, por ejemplo, 8 €, obtendría un beneficio extraordinario de 2 €, precisamente porque produce a menor coste, hasta que todo el mundo produjera con el modo más efectivo, lo que reduciría el precio.

          Toda reducción de coste redunda en una bajada de precio. El capitalismo industrial se caracteriza precisamente por una carrera entre empresas para reducir el coste de producción (con el fin de obtener beneficios extraordinarios), de ahí que coches, lavadoras, ordenadores, etc., hayan ido bajando de precio con los años.

          No veo nada en lo que dices que contradiga la proposición de que el coste de producción determina el precio de una mercancía.

          1. Que haya circunstancias o intervenciones que produzcan beneficios o pérdidas extraordinarias, no quita que en condiciones de equilibrio, el coste determine el precio.

            Lo que digo, en términos matemáticos, es que en la función: precio = coste + beneficio, el coste es la variable independiente y el precio la dependiente. Luego, el beneficio sea mayor o menor del promedio dependiendo de otras circunstancias. Pero siempre habrá un beneficio medio que en la función precio = coste + beneficio, será constante.

            De hecho, los beneficios extraordinarios que se obtienen en un mercado negro se miden en relación al beneficio medio, en un mercado libre.

            Es decir, que hay circunstancias que provocan beneficios o pérdidas extraordinarias; pero eso no implica que el precio de los materiales que componen una mercancía sea independiente del precio final de una mercancía y, en última instancia, la determine.

            En definitiva, el precio de la madera o el hierro es independiente del precio de las mercancías que contengan madera y hierro; y entra a formar parte de su precio (una mercancía siempre vale más que las materias que la componen).

          2. El axioma concreto del que parto es que el precio de los insumos que forman parte de una mercancía es anterior e independiente del precio de la mercancía final de la que forman parte.

            Eso te lo puede confirmar cualquier empresario. Te dirá que cuando sube un insumo que forma parte de las mercancías que vende, por ejemplo, el petróleo, la electricidad, la madera, etc., se ve obligado a subir el precio de sus mercancías, para ganar lo mismo, o si no puede, se ve obligado a tener menor beneficio.

            Pero no al revés. Es decir, a ninguna empresa productura de petróleo, de electricidad o de madera, le preocupa el precio de las mercancías de las que es insumo.

            Sería mejor que así fuera, es decir, sería maravilloso que los consumidores decidiesen el precio del petróleo, de la electridad, la madera o el hierro, en función de sus preferencias subjetivas. Pero no tenemos tanta suerte. Eso sí, felicidades para quien lo crea.

            Si además, tenemos en cuenta, que todo mercado tiende a un beneficio medio a largo plazo (eso lo explica Hazzlit en “Economía en una lección”, por ejemplo), y que ese beneficio medio es un dato para el empresario; llegamos a la conclusión de que el precio de una mercancía está predeterminado por su coste y por el beneficio medio, dado que precio = coste + beneficio.

            En mercados protegidos o en mercados negros, es obvio que el beneficio es superior al medio; pero ello se hace a expensas del beneficio de quienes están excluidos. Es decir, si un país protege su industria textil, imponiendo licencias o aranceles, sus empresarios nacionales obtendrán un beneficio extraordinario a expensas de los empresarios extranjeros.
            Es precisamente la existencia objetiva de un beneficio, promedio, lo que da sentido a las políticas proteccionistas.

            Los ejemplos de mercancías cuyo precio está desligado de su coste, tales como objetos de coleccionista, motos firmadas por campeones, coches antiguos, obras de arte, objetos artesanales, antigüedades, etc., se refieren a mercancías no reproducibles (y que por ello son valoradas muy por encima de su coste), que constituyen como mucho el 1% de las mercancías.

            Para las mercancías industriales y reproducibles (el 99% como poco), el coste determina el precio. Adam Smith y David Ricardo también lo pensaban.

            Si no, pregunta a cualquier empresario para que te lo confirme.

          3. Beatriz: “El axioma concreto del que parto es que el precio de los insumos que forman parte de una mercancía es anterior e independiente del precio de la mercancía final de la que forman parte.”

            Lo voy a reformular con un ejemplo para ver si lo entiendo. Una mercancía, por ejemplo, una mesa, está compuesta de:
            a) madera para las patas cortada en diferentes longitudes con sierras
            b) madera para el tablero
            c) tornillos, clavos, pegamento y o cosas semejantes para unir las patas entre sí y al tablero
            d) el trabajo necesario para hacer todo esto

            Entonces, según el axioma, el precio (¿o costo?) de cada una de las partes (madera, sierras, acero, pegamento, trabajo) es **anterior e independiente** del precio de venta de la mesa finalizada. Pero más adelante me dices que, en general, el coste de producción determina el precio. ¿El coste anterior e independiente del precio final determina el precio final? ¿Qué entiendes por determinar? Creo que esta segunda proposición contradice al axioma.

            Además, creo que hay sobrados ejemplos de mercancías que se venden o por encima o por debajo del coste de producción y del coste de cada una de los insumos. Es decir, la realidad contradice el axioma. Por esto creo que es un axioma falso.

            Un productor, en general, no quiere vender a pérdidas (salvo que esa sea una estrategia). Pero que no quiera vender perdiendo dinero no le obliga necesariamente a subir el precio de venta, porque podría producir menos cantidad, esperando a que suba el precio de mercado.

            Si todos los precios que existen vinieran determinados inexorablemente por el coste de producción, ¿de qué se queja la gente cuando se dice que el empresario se queda injustamente con la plusvalía del trabajo de los trabajadores? El empresario no tiene culpa de nada, ya que él no podría ni subir ni bajar el precio de la mercancía, dado que este viene determinado por el coste de producción.

            Y ciertamente a un productor de acero no le importa mucho el precio final de los tornillos producidos por otro empresario. Salvo que el productor de acero piense que él puede producir sus propios tornillos mejor y ganar más dinero así que solamente vendiendo acero. Y al que produce electricidad no le importa mucho los precios que ponga una empresa de telecomunicaciones para sus mercancías (por ejemplo, internet), a no ser que haya muchas empresas de telecomuncaciones, que quizás estén dispuestas a pagar un poquito más por la electricidad a fin de mantener su negocio. En ese caso, al de la empresa de electricidad le interesa mucho subir sus precios, si lo que quiere es ingresar más dinero.

            Ya voy teniendo unos años y he notado que los empresarios cuyas empresas son rentables suelen decir que su empresas va muy mal y que a la competencia le va mucho mejor, y que los empresarios cuyas empresas no son rentables suelen decir que sus empresas van de maravilla. Algo así como cuando el príncipe Gales se pone ropa vieja y raída para parecer “normal” mientras que los canis y las chonis del polígono van enseñando collares y anillos dorados, ropa fluorescente y gafas de sol con diamantes incrutados. Quiero decir que si el dueño de una gran fábrica de colchones sale de su Mercedes con su traje de dos mil euros y me intenta convencer de que el precio de sus colchones viene determinado por el coste de los materiales, entonces yo voy a pensar, preventivamente, que quizás no esté diciendo toda la verdad.

  7. Siempre miente: Al principio fue la luz.

    Y pisitos es un príncipe de las tinieblas.

    “Y un mamarracho”, añade mi profesor de lógica.

    1. Cuando un rico muere y contempla el patrimonio que deja, ¿no es verdad que dice “he ahí el TRABAJO de toda mi vida”?

      No sois liberales. Sois conservadores del modelo popularcapitalista, que ya no lo quiere el sistema capitalista… por eso sois tan frikis.

      Me jego el cuello a que estáis por el “leave” en el Brexit.

      HOMO HOMINI LUPUS.

      1. Tu sal por la tangente…que patente ha quedado el repasito que te han dado por enesima vez, de la mano de Miguel.
        Vete con el Brexit donde no brille el sol majete. Si no tienes argumentos lo mejor es callarte.

        A cascarla en otro lado con tus eatructuralistas y adictos del samur social.

    2. Yo no veo la contradicción que planteas por ningún lado, antes al contrario:

      Que el coste determina el precio quiere decir que el precio final depende del coste. El coste es la variable independiente y el precio final es la variable dependiente. Si un carpintero vende mesas que contienen un kilo de madera a 10 € la unidad, y le suben el precio del kilo de madera 10 céntimos; tendrá que subir el precio de la mesa a 10,10 € para obtener el mismo beneficio (si no, su beneficio se minorará en 10 cent. por mesa).
      El nuevo precio 10,10 €, es determinado por la subida de 10 cent. del kilo de madera. El precio de la madera determina el de las mesas, y no al revés.

      Si, por una cambio de gustos de los consumidores, se dejan de vender mesas (porque a la gente le da por comer y escribir en el suelo), el precio de la madera podrá continuar constante, porque sigue siendo insumo de innumerables mercancías, con lo que su demanda apenas se verá afectada (al productor de madera, le seguirán comprando fabricantes de armarios, lapiceros, cajoneras, barcos, cajas, cabañas…)

      Cuando, en efecto, como dices, un productor no quiere subir el precio de venta, puede producir menos cantidad; pero eso significa precisamente que baja los costes de producción (en concreto los costes variables). Es lo que hacen las empresas en crisis: como no pueden subir precios despiden trabajadores (reduciendo costes), para producir menos cantidad, a la espera de que el precio de su mercancía suba.

      Dices “Si todos los precios que existen vinieran determinados inexorablemente por el coste de producción, ¿de qué se queja la gente cuando se dice que el empresario se queda injustamente con la plusvalía del trabajo de los trabajadores? El empresario no tiene culpa de nada, ya que él no podría ni subir ni bajar el precio de la mercancía, dado que este viene determinado por el coste de producción.”.
      En eso estoy completamente de acuerdo.

      La ventaja de los productores de acero, electricidad, petróleo, etc., es que sus mercancías son insumos que entran a formar parte de casi todos los bienes de consumo. Es muy difícil encontrar un bien de consumo industrial que para su producción no haya necesitado electricidad o petróleo (aunque sólo sea para su transporte).

      Una empresa o país que produce un insumo, es tanto más poderoso (tiene mayor poder de negociación) cuantas más mercancías se produzcan con ese insumo. El ejemplo más notable es el del petróleo. Las empresas de los países que producen petróleo son muy poderosos, porque el petróleo entra a formar parte de casi todas las mercancías.

      La crisis del petróleo de 1973 es un ejemplo de como una subida de un insumo concreto, originó una crisis económica que consistió en una fuerte inflación asociada a un estancamiento de la producción (la “estagflación”).
      Los países de la OPEP se aprovecharon de que el precio del petróleo que ellos producían determinaba el precio de casi todas las mercancías que se consumían en Europa y USA, para obtener ventajas políticas.

      No fueron las preferencias subjetivas de los consumidores europeos y norteamericanos, los que determinaron el precio del petróleo (¡ojalá!); sino al revés: fueron los países productores los que causaron una fuerte inflación en Europa y USA al subir el precio del petróleo.
      Sólo si todos los consumidores europeos y norteamericanos se hubieran vuelto hippies, y se hubieran negado a consumir nada que necesitase petróleo para su producción, podrían haber forzado una bajada de precio a los países de la OPEP.

      Nada más anticapitalista que un hippy, desde luego.

        1. Es el valor del fin lo que otorga valor a los inputs, no al revés. Las tribus venezolanas pisaban el suelo y salía el petróleo a borbotones, pero para ellos no tenían ninguna utilidad ni valor al carecer de una finalidad subjetiva.

          O cuando se intercambió oro por un espejo. Todos salieron ganando. A los indios les resultaba más bello y único ese trozo barato de cristal que una montaña de oro. Pura teoría subjetiva del valor y ley de utilidad marginal decreciente.

          1. jeje! Sí, un poco. De todos modos ni el capitalismo es sólo gran consumo ni un mercado libre es sólo capitalismo. Pero particularmente, creo que una persona que aporta financiación para que un proyecto salga adelante o que seleccione un proyecto cuando nadie sabe o se atreve a hacerlo merece una recompensa y es más eficiente que otros sistemas productivos.

            Otro ejemplo que ha me ha venido a la mente son los cuadros de Van Gogh. El mismo cuadro va cambiando de valor a lo largo del tiempo por los cambios de gustos en el arte. Tristemente, la TSV le jugó una mala pasada al genio holandés.

            Bien, es cierto que con estos ejemplos que digo, la TSV encaja perfectamente, pero cuando veo que el mismo libro de Rallo tiene un mayor precio en papel que en digital, se me empieza a fundir el cerebro jaja!. No es fácil de entender esa teoría, al menos para mí.

      1. El carpintero vende diez mesas por diez euros. Eso son cien euros.
        El de la madera sube el precio de la madera diez céntimos. El carpintero podría intentar vender diez mesas por 10,10 euros, obteniendo 101 euros, pero quizás los compradores no quieran comprar diez mesas. Quizás solo le compren ocho mesas a 10,10 euros, que son 80,80 euros. Ha dejado de ingresar 101-80,80 = 20,20 euros. Pero si se come la subida de diez céntimos de la madera, quizás logre vender las diez mesas a 10 euros, obteniendo 100 euros, pero “perdiendo” 1 euro por la madera. Pagar un solo euro a cambio de ingresar 20,20 euros más es un buen negocio. Merece la pena “perder” un euro para ganar 19,20.

        Por supuesto, en principio no sabe si le merece la pena o no. Tiene que apostar. Pero no apuesta a ciegas, sino que echa cálculos y trata de averiguar sutilmente si los clientes están dispuestos a aceptar la subida de precio o no. Es decir, que el precio de sus mesas dependerá de lo que él estime que vaya a ser el precio óptimo, de acuerdo con la información que tiene y su intuición. Quizás ese precio óptimo coincida con el de coste. Pero también podría no coincidir.

        Lo que quiero decir con todo esto es que lo de que el coste determina el precio es cierto solamente en condiciones muy específicas, restringidas, en las que la demanda no se va a ver afectada en absoluto por la subida del precio. Y la demanda de mesas no depende necesariamente del precio de la madera, porque se pueden hacer mesas con otros materiales. En general, suele haber alternativas y todo el mundo va probando y adaptándose, si es que quiere optimizar el beneficio y el gasto.

        Respecto a la historia de la crisis del petróleo. Olvidas por completo la geopolítica. La formación de precios del petróleo en el mundo real siempre ha estado politizada. Por eso hemos padecido tantas matanzas. Obviamente los consumidores habrían preferido petróleo más barato. Nadie dice, “vaya, esto ha costado tanto trabajo extraerlo que es justo pagar más”. Si el infame Estado español quisiera llenar España de centrales de energía nuclear, lo primero que deberían hacer sería manipular los precios de las demás fuentes de energía, para dificultar el acceso. Los gobiernos manipulan las condiciones y las preferencias de los consumidores se adaptan a la manipulación. Siempre fue así.

        ¿Por qué hay leyes de precios mínimos y precios máximos? Si los costes de producción cambian pero las leyes no, habrá escasez en algunos productos, exceso de producción de otros, y hasta escandalosas ganacias. Si es cierto que el coste siempre determina el precio, entonces las leyes de control de precios son claramente antieconómicas. Y si es falso, también son antieconómicas, porque es imposible que una ley sea capaz de prever cada precio en cada circunstancia para siempre.

  8. Usted olvida que, a parte de la manipulación usando la envidia y la codicia, el fijarse en los “ricos” es un objetivo “perfeccionista”.

    Nadie tiene que ser “rico”.
    No todos están dispuestos a hacer el esfuerzo de “enriquecerse”.

    Pero TODOS nosotros podemos hacer mucho más de lo que hacemos para tener una vida mejor -recuerdo que a todos nos han pagado un bachiller, por lo que es inmoral que lleguemos a la jubilación con un trabajo no cualificado-.

    ¿es que durante toda una vida laboral no ha sido capaz el huevón de aprender algo útil y especializarse?

    Me parece muy bien que ayudemos al que no puede.
    Es inmoral que el que puede, viva a nuestra costa -no hay ninguna virtud en ello-

    Y cuando lo hace o lo intenta hacer la mayoría de la población, gracias al lavado de cerebro de los “progresistas” profesionales, el resultado es que no se crea empleo (nadie quiere ser empresario) -de aquí que tengamos 6000000 de parados-

    No necesitamos objetivos perfeccionistas en nuestras vidas -eso es de neuróticos, tratable y curable-.

    Lo que necesitamos es intentar salir adelante,mejorar, especializarnos…o simplemente ser nuestro propio jefe. (los comunistas, tampoco tienen excusa: pueden constituirse en cooperativas)

    Cuando sale el comunismo, lo que todo el mundo tenía en mente era la situación de esclavitud y miseria generalizada de los obreros industriales.

    Hoy día, una persona que tiene una casa, un coche, se va de vacaciones al extranjero, tiene apartamento en la playa, un móvil de última generación, una playstation, de vez en cuando bebe chivas…no necesita ningún tipo de ayuda de nadie…Al contrario: él tiene que ayudar.

    Y los que no tienen todas esas trampas consumistas, la casa, el coche, las vacaciones…etc son un aliciente lo suficientemente bueno para hacer el esfuerzo necesario para adquirirlo.

    esfuerzo que no es sobrehumano: muchos lo han hecho; y muchos pueden disfrutar de esos bienes porque se lo han merecido.

    No queremos parásitos.

    (entiendo que viviendo en la civilización del consumo, que nos impulsa a consumir más, cualquiera pueda ver la solución a su problema en que su vecino le subvencione el consumismo.
    No funciona)

  9. Requiemsoul, también influyen los intermediarios. Lo típico que dicen por ejemplo de: por la venta de este CD a 15 € se lleva 4 € el artista en realidad.

    También es que siempre hablan de valor en términos dinerarios, aparte de que hablan de la producción de mercancías no de los medios de cambio.

    El billete de 500 € según la jerga marciana valdría menos que 100 billetes de 50 € porque no ha habido más trabajo social o más esfuerzo en su producción, porque no ha tenido tanto coste vamos.

    Y otra cosa…
    ¿como se puede obtener u otorgar margen de beneficio si tienes que vender o comprar a coste?
    ¿para que entrar en transacción si te quedas como estabas?
    Se supone que compras con un billete que a ti directamente no te costó nada fabricarlo, ¿no?

    Yo no hablamos de obtener dinero a cambio de tal bien, sino de un margen de beneficio.
    No tiene sentido.
    Y mucho menos en economías donde hay dinero.

    Me da la sensación de que el marxiano en el fondo confunde las transacciones con medios de cambio con él trueque.

    ¿Hablaria de plusvalías en una economía de trueque?

    En fin…

  10. Los ingresos no te dicen nada si no sabes los costos de vida. España estará en el quintal más alto de ingresos a nivel global pero sería intelectualmente deshonesto deducir a partir de ello que cualquier español vive mejor que 3/4 partes del mundo. Deje la propaganda a un lado Rallo.