Intervención en Más Vale Tarde sobre el aumento del número de ricos en España – 23/6/2016

También te puede gustar

6 comments

  1. Rallo es el defensor de los ricos.

    Nos quiere hacer creer que defendiendo a los ricos se defiende a los pobres.

    Pero Jesús de Nazaret no pensaba así, sino lo contrario.

    Satán, sí.

    1. Claro, claro. Hay que atacar a los ricos, es decir, lo mejor es que seamos todos pobres, no vaya a ser que alguien salga de la miseria.

      1. Sí, nos han lavado el cerebro haciéndonos creer que es maravilloso ser proletario; pero sin dejar de tener gustos de señorito (“rico”), que no somos tontos.

        El problema, claro, es que si nosotros no queremos trabajar lo que queremos gastar, ¿qué solución tenemos?

        La respuesta es naturalmente saquear a los “ricos”, porque son los que tienen el dinero, y porque son “ricos”.

        Después de 40 años con la misma milonga, el país desindustrializado y 6000000 de parados, nos teníamos que haber convencido que éste no es el camino.

        Pues me temo que no: ahí están los de PODEMOS, el nuevo Partido Progresista azuzando el sentimiento de envidia y codicia de los bienes ajenos para terminar lo que el antiguo Partido Progresista no pudo hacer: una sociedad proletaria sin clases.

        Bueno, pues, ya falta poco.

        Al menos, sin “ricos”, sobre todo sin “ricos” que lo hayan ganado trabajando, no nos dejarán en evidencia demostrándonos con hechos que trabajando y ahorrando se puede tener una vida mejor: tenemos que ser unos vagos y unos parásitos sin que se nos caiga la cara de vergüenza. (y a ser posible con una superioridad “moral” sobre los demás, especialmente sobre los “ricos” trabajadores y ahorradores)

        Desde luego, nadie puede negar que tenemos lo que nos merecemos.

        1. Para ahorrar suele venir bien que tus vecinos, tus profesores y tus amigos no te desanimen ni te insulten llamándote rácano, o diciendo que debes pagar tu deuda con la sociedad, implicando que cualquier “ahorro” posible provendrá de quitar o tomar prestado algo de los demás.
          España es un país en el que la gente sonríe mucho pero es muy poco amable y respetuosa entre sí. Más valdría tener el gesto más adusto y tratarnos mejor, con más respeto y amabilidad.
          Quiero decir que el problema de los españoles es muy político, pero también muy popular. Podremos solucionar la política, pero sin un cambio de actitud personal, la política volverá a ser exactamente como es ahora.

    2. Pero, ¿Usted va a misa?
      ¿Sigue usted los preceptos evangélicos?

      O ¿simplemente usted es un envidioso y alguien que quiere vivir por encima de sus posibilidades sangüijelando del trabajo de los demás?

      A usted le hemos pagado un bachiller para que tenga una vida mejor y que ayude a los que no han tenido su suerte; no para que los demás le tengan que mantener.

      ¿necesita usted ser millonario?

      No; basta con que no chupe de los demás y contribuya al bien común, si no es mucho pedir; y ciertamente está al alcance de todos -si se empeñan en ello, claro-

  2. Jesús de Nazaret? Satán?

    Joder, me he metido en la hoja parroquial de Socuéllamos.

    Que no digo que esté mal, eh?

    Pero que yo iba a lo de Rallo.