Podemos no se baja del unicornio

larazon

Podemos ha presentado la enésima revisión de su programa económico: enésima revisión y enésima rebaja de sus fantasiosas promesas económicas. Desde las últimas elecciones Europeas, todos sus compromisos más sonados y diferenciados se han ido viniendo abajo uno tras otro: así, la renta básica universal, el repudio de la deuda pública, la nacionalización de sectores estratégicos o la jubilación a los 60 años fueron erradicados a los pocos meses de haberse planteado. Ahora le ha tocado el turno a una de sus más llamativas banderas electorales para el 20-D: incrementar el gasto público en 135.000 millones de euros a lo largo de la legislatura (90.000 millones de euros más de lo que previsto en el Programa de Estabilidad del gobierno y Bruselas).

La formación de Pablo Iglesias reconoce que, como ya denunciamos muchos en su momento, sus cábalas iniciales eran demasiado aventuradas. Podemos se conforma ahora con acrecentar los desembolsos estatales en unos 100.000 millones de euros en 2019: 60.000 millones de euros más que lo contenido en el nuevo Programa de Estabilidad entre el gobierno y Bruselas. Para no marearnos con las cifras: 100.000 millones de euros más de gasto equivale a duplicar todo el gasto anual en educación y en sanidad o a más que duplicar toda la recaudación por IRPF y Sociedades. Entenderán ustedes, pues, que pese a rebajar el contenido de sus promesas, éstas continúen más instaladas en las fantasías de Narnia que en la realidad económica española. A la postre, ese aumento del gasto de 100.000 millones de euros debe ser compatible con una reducción del déficit de 50.000 millones de euros. A saber, Podemos necesita hacer caja por importe de 150.000 millones de euros. ¿Y cómo lograrlo?  Según ellos, por cuatro vías, a cada cual más irreal.

La primera es la lucha contra el fraude fiscal: el partido de Pablo Iglesias confía en recaudar 13.000 millones de euros más que en la actualidad luchando contra los defraudadores. Ciertamente, Podemos ha dejado de recurrir a la demagogia extrema a la que estaba habituado en este capítulo: si hace meses se acogían al comodín del fraude para explicar cómo pensaban financiar su exagerada multiplicación del gasto público sin apenas subir impuestos, hoy ya no se atreven a hacerlo (13.000 millones de euros es menos del 10% de los 150.000 millones de euro que necesitan recaudar de más en 2020). Pero, pese a haber rebajado sus expectativas, es muy improbable que el partido de Pablo Iglesias logre tamaña recaudación sin perseguir con saña y violencia a aquellos ciudadanos de rentas medias-bajas que recurren a la economía sumergida como forma de subsistir. ¿Es ése el objetivo de la transversal formación morada? ¿Volverles la vida todavía más complicada a los más desfavorecidos?

La segunda es con una traumática subida de impuestos a todos los ciudadanos: Podemos plantea aumentar un 50% la recaudación del Impuesto de Sociedades y alrededor de un 15% la del IRPF con el propósito de recaudar unos 40.000 millones de euros adicionales. Huelga señalar que para incrementar la recaudación en un determinado porcentaje es imprescindible incrementar los impuestos por encima de ese porcentaje: cuanto más elevados son los tipos impositivos, menores son los incentivos de la gente a trabajar e invertir. Por consiguiente, la mordida fiscal sobre las empresas y las familias españolas deberá ser mucho mayor que el 50% (para empresas) o el 15% (para familias). Además, olvídense de que el rejonazo fiscal se concentre sólo sobre grandes empresas o sobre familias de renta alta: es imposible aumentar la recaudación en los importes considerados sin extender la rapiña a una base mucho más amplia de contribuyentes. Usted también pagará.

La tercera vía para financiar la expansión del gasto público es con más déficit: Podemos confía en renegociar con Bruselas el aplazamiento de la reducción del desequilibrio presupuestario para que en 2019 todavía suframos un déficit del 2,1% del PIB. Así, endeudando más a los españoles con el plácet de la Troika, desea financiar alrededor de 27.000 millones de euros.

Por último, la formación morada espera que el crecimiento económico que experimentaremos hasta 2019 —suplementado además por sus planes de despilfarro estimulante— arroje de manera automática unos ingresos adicionales para las arcas públicas 70.000 millones de euros. Como si el enfrentamiento con la Troika por el incumplimiento de déficit, las masivas subidas de impuestos o las agresivas hiperregulaciones que plantean no fueran a hacer mella en nuestro crecimiento, fían a la providencia casi la mitad de la recaudación de los fondos que necesitan. ¿Y si la providencia recaudatoria falla? Pues el déficit se disparará a cotas muy superiores a las actuales, volviendo del todo insostenible la situación financiera de España.

Parece bastante obvio que Bruselas jamás aceptará un plan económico que, como el propuesto, fía la mayor parte del ajuste a la providencia recaudatoria: aun cuando Podemos haya optado por recortarle un poco el cuerno al unicornio, éste sigue siendo un unicornio. Pero nada de eso es relevante, dado que el documento presentado ayer sólo tiene un propósito: asaltar el poder. Ya lo dijo hace unos días el jefe de campaña de Podemos, Íñigo Errejón: “Los programas no importan mucho en campaña, y ahora menos”. Se nota.

También te puede gustar

11 comments

  1. Unicornio rosa populista N° 1:
    Menos impuestos

    Unicornio rosa populista N° 2:
    Más gasto público

  2. Buenas tardes,

    Desde luego Podemos es el partido que mejor ha entendido la política en España, porque la política es mentir.

    El resto de formaciones le pisan los talones, pero, o no mienten tan bien, o no mienten lo suficiente.

    Un saludo.

  3. David (druizgar), los partidos políticos suelen reflejar él perfil de gente que hay en un país.

    Manuel Llamas ya lo decia, el español medio es socialista y estatista.

    1. Mire, votamos a los que son como nosotros.

      Por eso -y todo ésto está super estudiado en Estados Unidos, el país donde lo único que importa es lo que funciona, que dedica ingentes sumas a la investigación sociológica y a la sociología aplicada; y que tiene millones de elecciones a cargos públicos, incluidos fiscales y jefes de policía, campañas electorales que dirigen profesionales como los 3 profesores universitarios que han creado PODEMOS.

      Así, siempre aparece el postulante como el “hombre del pueblo”, con gustos “del pueblo”, vistiendo como “el pueblo” -no importa, por ejemplo que los aspirantes a senadores suelan ser millonarios con una educación elitista en una Universidad de la Ivy League.

      Si quiere ver algo parecido en España, las campañas de imagen de Pedro Sánchez y PODEMOS. (todo muy pensado para que el votante potencial se identifique con el líder y lo vote)

      Otro ejemplo: ¿Quien no paga impuestos en España, los pobres o los ricos?

      Los pobres como yo, que nos escaqueamos en cuanto podemos (así en Cadiz, la mitad del tabaco que se consume es de contrabando, es decir, que no paga el iva, ni el impuesto de labores de tabaco, ni el arancel de aduanas (se pagan uno sobre otro); hay que recordar que Cadiz vive de las subvenciones, pero de las subvenciones que pagan los demás)

      Ha sido la crisis tan mal gestionada por los políticos y las historias de robo y corrupción lo que ha puesto de mal humor a la gente. Pero la corrupción existía mucho antes. Los mismos andaluces votaron socialista sabiendo muy bien -salió en las encuestas de noviembre de hace 2 años- que son unos ladrones y unos inútiles, pero que traen subvenciones pagadas por Madrid o Bruselas.

      Otro ejemplo: cuando pintas la cocina o cambias el baño, ¿pagas la licencia de obra menor?
      sin embargo ese es uno de los impuestos con los que pagamos los servicios del Ayuntamiento, que exigimos “porque yo también pago impuestos”.

      (de todos modos, es normal que si vemos que la gente no paga impuestos, nosotros tampoco los pagamos. Y que si vemos que los impuestos que pagamos no se gestionan bien, evitamos pagar -porque no somos tontos-)

      Por eso, si no queremos corrupción y queremos democracia, a parte de forzar a todo el mundo -y singularmente a los “pobres”- a pagar los impuestos que nuestros representantes democráticos han establecido, el dinero hay que administrarlo bien. Luego a todos estos políticos de mierda (es decir, de lo que somos nosotros) se les llena la boca con las palabras “cambio”, “regeneración”… Y por eso llevamos 2 siglos con la misma historia y no cambiamos (por lo menos que nos dejen nuestro dinero en paz)

      Y si no, ¿cómo es que ¡¡¡¡¡¡¡universitarios!!!!!!! van a votar el antiprograma de Pablo Iglesias (o el de Pedro Sánchez, o el de Rajoy)? ¡¡¡¡si no tiene sentido común!!!!!!!!. ¡¡¡¡¡¡si no responden a los 3 problemas principales que tenemos los españoles (trabajo, pago del rescate zapatero e independencia catalana)!!!!!

      Pues ese voto es la respuesta a su pregunta. Si los políticos fuesen diferentes a nosotros, no les votaríamos esta basura.

    1. Y Podemos es puro hype y fenómeno fan. Han sabido detectar una necesidad, fidelizar a buen número de clientes potenciales y llevar a cabo inteligentes fusiones estratégicas.
      Pero los que hemos analizado sus fundamentales sabemos que es una burbuja… pero a veces tardan demasiado en pinchar….

  4. Podemos es fruto de dos procesos:

    1) la indignación contra el modelo popularcapitalista, modelo que ya no lo quiere el propio capitalismo, empeñado en el nuevo modelo Era Cero (por lo que el Estado, los Cuarteles Generales del Capitalismo y los Hombres de Negro los vemos con buenos ojos porque controlan la calle); y

    2) la mezquindad electorera conservadora de derechas, para dividir el voto del conservadurismo de izquierdas.

    Por eso decimos que PODEMOS ES PROFUNDAMENTE LIBERAL.

  5. (Cont.)

    Como en este blog no sois liberales sino conservadores de derechas enamorados de esa necedad que Tatcher & Felipe llaman “sociedad de propietarios”, no entendeis que LA DINÁMICA DE PODEMOS ES BUENA PARA EL MERCADO Y EL CAPITAL.

    La dinámica de podemos para lo que es mala es para el mercadillo, el pensamiento merchero, el pabloescobargavirianismo, la ideología CEO y, sobre todo, para las fantasías animadas de ayer y hoy de la señorita Pepis capitalistita.

    Gracias por leernos.

  6. Nº 62.- Reestructuracio?n de la deuda pu?blica vinculada a las ayudas pu?blicas al sector financiero, el memorando de entendimiento y el rescate de la Unio?n Europea.

    Nº 96.- Reforma del despido. Otorgaremos al trabajador la titularidad de la opcio?n en caso de despido improcedente y recuperaremos la figura del despido nulo por fraude de ley.

    Nº 101.- Renta Garantizada
    Crearemos un programa de renta diferencial (complementaria de los ingresos existentes) para todos los hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza monetaria, para lo que aumentaremos la cuanti?a de la prestacio?n ba?sica por persona equivalente integrada en la unidad de convivencia. La cuanti?a inicial se establecera? en 600 euros mensuales para las unidades de convivencia de un solo miembro, y aumentara? progresivamente en funcio?n del nu?mero de miembros (35% adicional de la renta garantizada para el segundo miembro, y 20% por cada
    uno de los siguientes) hasta un ma?ximo de 1290 euros. Este plan integrara? todas las prestaciones sociales que se encuentren por debajo de ese umbral.

    Nº 102.- Programa de Renta Complementaria, para eliminar la «trampa de la pobreza», y asegurar el acceso a niveles su suficientes de bienestar.
    Esto supondra? garantizar unos ingresos mi?nimos de 900 euros mensuales para trabajadores con baja remuneracio?n, unos ingresos que se incrementara?n en funcio?n del nu?mero de miembros de la unidad de convivencia (a partir de unos ingresos reconocidos del trabajo por encima de 250 euros).

    Nº 129.- Fin de los desahucios y despenalizacio?n del uso de viviendas vaci?as y abandonadas.

    Estos son algunos de los puntos del catálogo de Podemos.

    Del 62 no se nos dice nada de cómo se va a llevar a cabo la negociación con la UE y cuáles son las fortalezas a esgrimir.

    Respecto al 96, al margen de las subidas de impuestos a las empresas que Podemos incorpora en su “Programa Económico”, tampoco parece favorecer la contratación, ya que el despido, según he podido entender, se puede convertir en una maraña de procesos judiciales que distraen la concentración que requiere la labor empresarial.

    Respecto al 101 y 102, según parece, se ofrece un incentivo en metálico a aquellos ciudadanos y/o familias en riesgo de exclusión social o que ya lo sufren. Lo que no dice es por cuánto tiempo se recibirá dicho subsidio ni si se intentaría facilitar la incorporación al trabajo mediante reformas del mercado laboral dirigidas de forma específica, o no, a ese grupo de personas.

    El último punto parece legalizar de facto la “okupación” de viviendas vacías.

    En fin, voluntarismo para atajar (?) las consecuencias…pero no las causas.

  7. Lo que importa de Podemos es que pone:

    – conservador al PP

    – liberal a C’s

    – liberal al PSOE

    – liberal a IU

    Yademás nos aporta el CONTROL DE LA CALLE

    ¿Dónde está el problema?