Contra la desigualdad, liberalicemos el empleo y la educación

baner-de-okdiario

La desigualdad es uno de los principales motivos de preocupación en España. Para muchas personas, la desigualdad sería detestable aun cuando no hubiera miseria: lo que en todo caso les molesta no es que existan pobres, sino es que haya distintos niveles de riqueza.

Hace unos meses, el Instituto Juan de Mariana publicó un informe en el que desmentía muchos de estos temores infundados: la desigualdad patrimonial o la desigualdad del gasto de consumo se ubican en nuestro país entre las más bajas de todo el mundo. Distinto es el caso de la desigualdad de renta, la cual se mantiene relativamente alta en España aun después de corregir ciertos sesgos en sus mediciones.

Parte de la responsabilidad de esta elevada desigualdad de ingresos cabe imputársela a nuestra pésima legislación laboral, una devastadora maquinaria que multiplica el número de parados y de empleos temporales. Y es que el 80% del crecimiento de la desigualdad de la renta en España desde el inicio de la crisis se debe a la destrucción de puestos de trabajo.

Pero, incluso olvidándonos del aumento de la desigualdad experimentado durante la crisis, lo cierto es que las diferencias de ingresos ya eran bastante elevadas antes de la crisis. ¿Por qué? De acuerdo con los economistas Rafael Domenech y Javier Andrés, la mayor parte de la desigualdad de la renta en España se explica por las diferencias de formación entre los ciudadanos y, a su vez, esas diferencias educacionales se deben al elevado fracaso escolar de nuestro país (el mayor de la Unión Europea). A su vez, Doménech y Andrés también ponen de manifiesto que el actual grado de redistribución de la renta en España es similar al de los países nórdicos como Dinamarca, Suecia o Noruega: nuestro sistema impositivo y de transferencias no estrecha las desigualdades menos que en esos países.

Por consiguiente, la forma de seguir minorando las desigualdades de ingresos en nuestro país no pasa por incrementar los impuestos y el gasto público: el problema no es ése por mucho que a algunos les interese extraer y controlar un mayor volumen de recursos de la sociedad para repartir prebendas entre sus clientes electorales. La auténtica estrategia para contraer las desigualdades de renta en España pasa por mejorar nuestro marco laboral y educativo: una mejora que debería pasar por una profunda liberalización de ambos.

También te puede gustar

23 comments

  1. Rallo yo no acabo de entender el tema de la histeria por la desigualdad. Yo pregunto ¿Cuál es la consecuencia de esta desigualdad? Yo espero de corazón que no me diga que a más ricos más pobres porque eso es una tontería digna de figurar (como lo hace) en ´´el manual del perfecto idiota latino americano´´ yo no lo veo a mi qué demonios me importa que por ahí anden tipos que se gastan medio millón de dólares en un fin de semana a mí eso no me saca de pobre y la envidia no está entre mis características siempre que ese dinero se lo ganen honradamente produciendo riqueza pues santas pascuas.

    1. Hombre, para que los pobres puedan ganarse la vida honradamente produciendo riqueza es conveniente permitírselo. Si los ricos y poderosos, los que controlan el poder legislativo, piensan que dejar a los pobres en paz implica que ellos perderán dinero, entonces seguiremos fabricando pobres y criminales.

      Abajo la propiedad intelectual!

      1. colombo hermano a lo que yo me refiero es que ¿a qué tanta preocupación con lo de la dichosa desigualdad? Si quien más tiene es el que más a generado riqueza pues San Pedro de lo bendiga otra cosa es que sean riquezas mal habidas pero enfrentémoslo esas son menos de lo que la mayoría cree. Otra cosa es que yo no veo claro el axioma ese de que ´´los ricos y poderosos son los que controlan el poder legislativo´´ yo veo mucho gobierno por ahí legislando patochadas que meten en candela a pobres y a ricos y muchas veces precisamente por presión de los pobres es lo que tiene el populismo y los progres izquierdosos no sueles tener ni donde estirar la pata (bueno al menos mientras no ganen elecciones). Ah.. por último me puedes decir cuál es el problema con la propiedad intelectual yo la verdad considero que es justo que quien se le ocurra una buena idea la explote primero y en exclusiva al menos por un tiempo.

  2. Rallo:

    Si “liberalizando” no sé qué los pobres acabaran siendo menos pobres, los ricos lo sabríamos y lo impederíamos.

    Es al revés. Liberalizando lo tuyo (lo mío, no), me hago más rico yo.

    SIEMPRE QUE ESCUCHO LA PALABRA LIBERALIZACIÓN ME ECHO LA MANO AL BOLSILLO.

    Pero haces bien en hablarle de estas cosas a los donnadies resentidos para que se crean que sus miembros mutilados les van a volver a crecer. ¡HALA, A PAGAR LA HIPOTECA!, que ya viene la “liberalización” salvadora.

    Saludos cordiales.

    1. Ven acá y que interés tienen los ricos en que los pobres lo sigan siendo? y no me hables de lucha de clases que de eso mis profesoras de economía política en la Universidad de la Habana no pudieron convencerme

      1. Rod. ¿En las universidades de Cuba no os enseñan a poner puntos y comas? Es muy dificil entender lo que quieres decir si lo escribes todo seguido.

  3. Rallo:

    Como me dijo una vez uno de los tíos más ricos de España (familiar mío):

    – “NO SE CONSTRUYEN IMPERIOS SIN ESCLAVOS”.

    ¿Acaso no es verdad?

    Saludos cordiales.

  4. Señor,

    Es más fácil crear riqueza y aumentar el bienestar de forma neta dejando a las personas perseguir sus fines libremente que esclavizándolas.

    Jaime

  5. Rallo:

    Los falsoliberales destruís por anegación dos derechos básicos:
    – la libertad; y
    – la propiedad.

    ¿Cómo lo hacéis?

    Transformándolos en armas contra los demás.

    Saludos cordiales.

  6. Rallo:

    Según tu concepción falsoliberal de la libertad y la propiedad, la sociedad es un todo atributivo y no distributivo.

    Los liberales auténticos queremos coros, no chirigotas.

  7. Rallo:

    CONTRA LA DESIGUALDAD, ALQUILER DE VIVIENDA BÁSICA A 99 EUROS/MES.

    99 X 12 meses X 100 años =

    = 120.000 euros…

    … importe más que suficiente para que todos vivamos muy bien con salarios y pensiones modestas.

    Saludos cordiales.

    1. ¿Qué es una vivienda básica? ¿Cuántas habitaciones? ¿Qué superficie? ¿En qué parte de la ciudad? ¿En qué ciudad? ¿Es lo mismo vivir en Benidorm que en Ribadesella que en Villajoyosa? ¿Es lo mismo Badajoz que Zaragoza? ¿Hay muchos colegios cerca, o están lejos? ¿Autobuses, metro, coches, tranvía, bicicleta? ¿Hospitales? ¿Calidad de la línea telefónica? ¿Cuál es el estado de la instalación eléctrica? ¿Cuál es el origen de la electricidad servida a la vivienda? ¿Calidad del agua? ¿Mercados cerca o hipermercados? ¿Carne o pescado? ¿Queso o fruta?
      ¿Por qué 99 euros para todo el mundo?
      ¿Por qué supones que los pobres se van a conformar con lo que les den? ¿Por qué no pueden querer mejorar, ir a otros sitios, trabajar en otras cosas? ¿Eres capaz de entender que el ser humano no es una sardina?

  8. Rallo:

    Dile a tus seguidores que “vivienda básica” no es un pisito sino un concepto de política presupuestaria.

    Saludos cordiales.

    1. “Querida Mamá:
      Te escribo estas líneas desde mi nuevo concepto de política presupuestaria. He empezado a vivir aquí con mucha ilusión, ya que me fue asignada una habitación con un ventanuco orientado al sur, para que entre el sol, y las paredes están recién encaladas. Está amueblado con tratados de la Unión Europea. Hay una lavadora, pero el funcionario me dijo que aquí la llaman “ingenio proletario para restaurar la igualdad en las fibras textiles”. En este concepto de política presupuestaria en el que vivo no hay calentador de agua, pero no importa, porque tampoco hay electricidad ni ducha. La lavadora va a pedales. Y como no usamos jabón, cuidamos más del medio ambiente. Tampoco es que sea necesario lavar mucho el único mono que tenemos, porque aguanta bien las manchas del trabajo. Salen todas con un cepillito.
      El alquiler de este concepto de política presupuestaria es tan bajo que puedo dedicar el resto de mi salario a comprar papel y lápices en la papelería, o como la llamamos aquí, el “concepto de política de medios de comunicación”. Con esos materiales puedo dibujar toda la comida que no hay en el comedor público, o “concepto de política alimentaria”: pollo, huevos, salmón, cebollas, manzanas, aceite, queso. Es lo que hago en mis ratos libres, o, como los llamamos aquí, “ratos de justicia social”. Esto es entretenido, o, como decimos aquí, “digno”, pero no tanto como el desfile de los viernes, en el que aprovechamos para calentarnos las manos aplaudiendo y admirando el poderío de nuestro ejército popular, o “concepto de política pacifista”.
      Llevo una vida sencilla y feliz en este concepto de política presupuestaria. Ahora trabajo cambiando árboles de sitio. Los desmontamos con cuidado, procurando no perder ninguna tuerca ni cable, y los llevamos a otro sitio, donde diga la autoridad. Es un trabajo fácil, no hay que pensar mucho, solo seguir órdenes. A veces, algún camarada se pone a pensar y le estalla la cabeza, y hay que parar para limpiarlo todo, o restaurar “el concepto de orden público”. Odio cuando eso pasa. Mira que se lo tengo dicho a la gente: no penséis, que os va a reventar la cabeza.
      Lo mejor es que ya no estoy deprimido porque he escapado de la enajenación capitalista. Ahora estoy integrado en una comunidad en la que cada persona tiene su concepto de política presupuestaria, algo mucho más concreto que esa difusa idea de los “proyectos vitales”, y todos tenemos un sitio en el mundo, gracias a la ley. Aquí se respira justicia y orden. Cada vez que tengo hambre me acuerdo de la dignidad que tenemos todos, y de la suerte que tenemos de vivir en una economía planificada por expertos y sabios, que nos han otorgado nuestros confortables conceptos de política presupuestaria.
      A cada residente del complejo de conceptos de política presupuestaria nos asignan un rollo de papel higiénico cada seis meses, pero siempre sobra. Esta abundancia me pone un poco nervioso. Seguro que hay alguien que lo necesita más que yo.
      Si todo sigue bien y no hay guerra, dentro de tres años me darán permiso para procrear. Espero que me asignen una compañera reproductiva que sea hermosa pero no demasiado, para que nadie tenga envidia. Sería horrible perturbar la paz de nuestros conceptos de política presupuestaria. Ya he solicitado la asignación de un nombre para nuestro hijo o hija o hije, porque hay que pedirla con varios años de antelación a que te den el permiso de parto, porque el subcomité de nombres del instituto de conceptos de política de natalidad tiene que asegurarse de que el nuevo nombre será igualitario y respetuoso con el concepto de política convivencial.
      Mamá, cuando vayas a morir, recuerda que debes rellenar antes un formulario para solicitar el permiso de fallecimiento en el ministerio del concepto de política demográfica. Si no cumples con la ley, vamos a volver a los tiempos salvajes de la anarquía de los mercados, en los que la gente vivía y moría de manera desordenada, produciendo espantosos ciclos económicos que generaban cambio climático e injusticia social. La política nos salvó de ese infierno. Demos gracias al ministerio de los conceptos de política burocrática y estabilidad psicológica por haber dado una superestructura a nuestro comportamiento.

      De conformidad con lo dispuesto en el decreto 378905 del trigésimo año triunfal, paso a despedirme de ti, querida Mamá, usando el saludo normal estipulado para comunicaciones familiares en el parágrafo 37 de la sección segunda:

      ¡Salud!

      Postdata: Esta comunicación será registrada por el instituto de defensa de acuerdo con la directiva del concepto de política familiar. Si sigue leyendo entendemos que acepta libre y voluntariamente seguir en el paraíso socialista.”

  9. Rallo:

    La sociedad es una orquesta.

    Y tú propones la plaza de Yamaa el Fna.

    ¡Cuánto chirrías y petardeas!

    Resultas musulmanizante.

    Saludos cordiales.

  10. El Estado francés asesina a más de cien civiles en territorio dominado por ISIS.

    Este enlace contiene fotos no menos espeluznantes que las de Niza:
    https://www.almasdarnews.com/article/french-air-force-avenges-nice-massacre-kills-100-civilians-pictures/

    Esto no es justicia. Esto causará más ataques terroristas contra civiles franceses. Ojo por ojo y diente por diente todos acabaremos ciegos y desdentados.

    La Guerra es la salud del Estado. La UE pierde poder => asesinatos de inocentes. Seguro que es una casualidad.

    ¿Por qué los actores y los intelectuales se callan cuando los bombardeos no los manda un presidente de derechas sino un presidente de izquierdas? ¿A quién le quedan ganas de defender el Estado del Bienestar?

    Con nuestros impuestos pagan bombas para reventar a niños como cucarachas. ¡Rebelión fiscal ya!

  11. Rallo:

    No centras el tema de la igualdad/desigualdad en donde está: LA DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA.

    Da igual lo que trabajes o emprendas, si luego la Renta se la llevan:
    – caseros,
    – pensionistas y subsidiados,
    – rentistas financieros a plazo fijo, y
    – superasalariados.

    No eres liberal porque no tienes pantalones para enfrentarte a esto.

    Saludos cordiales.

    1. El impuesto de la renta podría entenderse como pago por el derecho a trabajar.
      El impuesto de sociedades podría entenderse como pago por el derecho a producir.
      El IVA podría entenderse como pago por el derecho a comerciar.
      Todo esto convierte al Estado en EL MAYOR RENTISTA IMPRODUCTIVO DE LA HISTORIA.

      ¿Para qué quiere Pisitos que el Estado recaude tanto dinero si no le gusta que haya pensionistas, subsidiados, rescates bancarios o lobbies? ¿Qué sentido tiene que decir que el Estado ha de redistribuir la renta si luego no debe distrbuirla porque entonces la gente abusa? ¿Pretende Pisitos desinventar el dinero, o prohibir toda forma de comercio?

        1. Un miserable rentista improductivo que percibe rentas de alquileres de viviendas y locales solo bombea ese dinero a pagar sueldos de empleados suyos, como limpiadores, cocineros, médicos, abogados, o bien bombea ese dinero a fondos de inversión, que a su vez lo bombean a empresas que emplean a gente.

          ¿Qué diferencia hay entre un miserable rentista improductivo y el Estado? ¿O es que el miserable rentista improductivo destruye el dinero que percibe? ¿Cuánta gente trabaja para rentistas improductivos?

          1. Señores:

            El bombeo de Renta que hace el Estado es obligatorio por imperativo de la ley.

            Por contra los extractores de impuestos privados (caseros, etc.) se gastan su porción usurera de Renta en lo que les da la gana.

            Esta, la del gasto público comprometido, es una de las dos vías de ampliación del concepto de renta primaria: las retenciones para pensiones públicas y honra de la deuda pública. La otra son los bienes básicos provistos por el sector privado, especialmente, la vivienda.

            Saludos cordiales.