Echenique: el alguacil alguacilado

vozpopuli

La contratación irregular de un asistente por parte del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, no supera la anécdota personal. Quien pretenda equiparar su tacha a la hipercorrupción estructural del PP o del PSOE sin duda está errando el tiro. Pero, dejando bien claro que lo mollar es el uso extractivo de las instituciones públicas y no el incumplimiento en el ámbito privado de una normativa más que cuestionable, el caso Echenique sí sirve de base para efectuar varias reflexiones de fondo sobre la naturaleza hipócrita, mendaz y dañina de la política.

Los hechos

De acuerdo con su propia narración, el secretario de Organización de Podemos empleó durante varios años a un asistente “que siempre hizo muy bien su trabajo” con una jornada laboral inferior a 30 horas mensuales. En un comienzo, lo contrató a través de una empresa, pero cuando ésta cerró, Echenique siguió contando con él a modo de profesional autónomo: para ello, simplemente siguió abonándole los 300 euros mensuales que antes le pagaba a la empresa por sus servicios. O dicho de otra forma, la empresa hacía frente con esos 300 euros al salario y a la cotización social de su asistente; con ese mismo dinero, el asistente obtenía ingresos suficientes para mantener su antiguo salario (incluso incrementado) y hacer frente a la cotización social por el régimen especial de empleados del hogar. Y es que, en efecto, el régimen especial de empleados del hogar autoriza a aquel personal doméstico que trabaje menos de 60 horas mensuales para una misma persona a que sean ellos los que gestionen el alta y el ingreso de sus cotizaciones, si bien la obligación de pagárselas y de cumplir con la Seguridad Social sigue recayendo sobre el empleador.

En algún momento de esta relación laboral, la situación económica del asistente se deteriora (probablemente por la pérdida de otros empleos) y éste decide dejar de hacer frente a las cotizaciones sociales: esto es, prefiere quedarse con el 100% del sueldo que le paga Echenique (300 euros) en lugar de entregarle más de un 25% a la Tesorería General de la Seguridad Social (75 euros, quedándole un salario neto de 225 euros). Cuando el secretario de Organización de Podemos descubre la situación irregular de su asistente, le concede un cierto plazo para que la corrija: pero, durante ese plazo de irregularidad, Echenique está cometiendo una ilegalidad en tanto en cuanto no cotiza a la Seguridad Social por su empleado. Transcurridos catorce meses y no habiendo regularizado el asistente su situación profesional, Echenique decide despedirlo.

Las explicaciones de Echenique contienen, sin embargo, una importante laguna: ¿por qué el diputado aragonés no quiso seguir contando con su asistente de confianza haciéndose personalmente cargo de su cotización social? Al cabo, si su empleado no podía permitirse destinar parte de su salario de 300 euros mensuales a pagar las cotizaciones sociales, Echenique bien podría haber asumido semejante sobrecoste, el cual apenas ascendía a 75 euros mensuales. La versión relatada a los medios por el secretario de Organización de Podemos asegura que sí le planteó tal oferta a su asistente, esto es, que sí se mostró dispuesto a incrementar el pago mensual hasta los 375 euros para así regularizar la relación laboral. Pero entonces, ¿por qué su asistente se negó durante catorce meses a que le aumentaran el sueldo antes de cotizaciones hasta los 375 euros? Una de dos: o Echenique miente y en realidad optó por despedir a un padre de familia con cuatro hijos a su cargo, que realizaba exquisitamente su trabajo y que se encontraba en una situación de enorme precariedad económica para no tener que pagarle 75 euros más al mes; o Echenique nos está ocultando una parte de la historia: por ejemplo, que su empleado estaba percibiendo, con su conocimiento y complicidad, algún tipo de prestación pública incompatible con la regularización de su situación laboral.

Hasta aquí los hechos. La valoración sobre los mismos podrá ser muy variada según nuestros particulares principios morales, pero hay ciertos juicios que, en coherencia, difícilmente podrán soslayarse.

Hipocresía, falsedad y lesividad

Como decíamos, la historia de Echenique sirve para ilustrar tres aspectos típicamente ruines de la política: su hipocresía, sus mentiras y sus daños. A saber:

  • Hipocresía: Echenique mantiene claramente un doble discurso en público y en privado. Y es que el diputado aragonés probablemente optó por prescindir de los servicios de su asistente para evitar subirle su salario en 75 euros mensuales, cuando Podemos exige a los empresarios que se sacrifiquen para aumentar las remuneraciones de sus obreros: al parecer, lo que vale para el empleador que trata de mantener a flote una empresa no sirve para el empleador que busca minimizar los gastos de su hogar. Alternativamente —y si fuera cierto que Echenique estuvo dispuesto a asumir semejante sobrecoste—, el diputado aragonés ayudó a su asistente a que cometiera un fraude contra el Estado de Bienestar ocultándole sus rentas al Fisco desde una economía sumergida que Podemos dice querer erradicar: de nuevo, la economía sumergida y el fraude contra el Estado parecen ser enemigos a batir salvo cuando nosotros —o nuestro entorno— nos beneficiamos de ello. Como decía, no pretendo juzgar la legitimidad moral del comportamiento de Echenique —ya sea a la hora de despedir a un trabajador de su confianza por racanearle una subida salarial o por colaborar con él en defraudar al Estado—, pero lo que sí resulta innegable es la doblez de su discurso: sus palabras como político se distancian enormemente de su comportamiento como ciudadano particular.
  • Mentira: Si juntamos hipocresía e ilegalidad, uno esperaría una reprobación del comportamiento de Echenique dentro de Podemos. No estoy hablando necesariamente ni de ceses ni de sanciones disciplinarias: tan sólo de que se reconozca en público que su secretario de Organización obró mal según los parámetros éticos que la propia formación morada exhibe en su ideario. Sin embargo, lejos de rectificar, los dirigentes de Podemos han huido completamente hacia delante para eximir a su secretario de Organización de su objetivísima responsabilidad. Pablo Iglesias ha llegado al extremo de negar la comisión de cualquier irregularidad por parte de Echenique (algo que ni el propio Echenique se atreve a hacer) y al de aseverar que el aragonés constituye un “ejemplo moral”. ¿Ejemplo moral de defraudar al Fisco? No me constaba que Podemos quisiera minimizar la carga fiscal que soportan los españoles. En realidad, con tal de no socavar sus frágiles equilibrios internos de poder, el secretario general de la formación morada falsea con descaro la realidad (como decimos, ni siquiera Echenique descarta que haya cometido una irregularidad) y hace apología de un código ético que atenta contra los mismos fundamentos de Podemos (no por casualidad, sus socios de Izquierda Unida han saltado pidiendo una investigación ante unos indicios que reputan muy criticables). Pero la política —la organización estratégica para conquistar legítimamente el poder— prefiere defender lo indefendible antes que reconocer errores y dar un paso atrás en su asalto a los cielos.
  • Daño: Pero lo peor del caso Echenique no es que las personas implicadas sean hipócritas o mentirosas: en muchos ámbitos sociales también prevalece la mentira o la hipocresía y aprendemos a convivir con ellas. No, lo peor es que las personas que tienen profundos incentivos a comportarse hipócrita y mendazmente son los que poseen la potestad de intervenir coactivamente sobre nuestras vidas, causándonos con ello un gravísimo perjuicio que no podemos eludir. Así, en este caso, nos encontramos con que, por un lado, la obligación de cotizar a la Seguridad Social perjudicaba gravemente al trabajador (el asistente)… no al empleador (Echenique): fue el ayudante del diputado aragonés quien prefería conservar el sueldo íntegro que éste le abonaba antes que entregarle al Estado un 30% del mismo, y fue él quien terminó quedándose sin empleo por no querer someterse a esta caprichosa regulación pública. Por otro, los incrementos de los costes laborales decretados por la administración —en forma de incrementos del salario mínimo o de las cotizaciones sociales— tienden a reducir la demanda de trabajadores por parte de los empleadores: la predisposición de Echenique a asumir aumentos del coste de su asistente no era infinita (de hecho, probablemente lo despidió por no querer afrontar un aumento de su remuneración), como tampoco lo es la de los empresarios con sus trabajadores, de modo que el resultado final de estas medidas bien puede ser el paro generalizado. Por consiguiente, las regulaciones estatales dirigidas a proteger a determinados colectivos desfavorecidos terminan en muchísimos casos empobreciendo aún más a tales colectivos (ya sea reduciendo sus ingresos después de impuestos o, directamente, volviéndolos inempleables).

En definitiva, Echenique obró mal de acuerdo con sus propios estándares morales (hipocresía); su partido, con tal de no asumir responsabilidad alguna, ha acudido al rescate negando los hechos y convirtiendo absurdamente a su secretario de Organización en un mártir (mentira); y todo ello tiene lugar mientras todos los políticos de todos los partidos continúan imponiendo unas muy lesivas regulaciones que perjudican a centenares de millones de personas a las que, hipócrita y mendazmente, juran defender. No: lo único que están defendiendo la casta y la neocasta política es voluntad de poder a costa de la libertad y del bienestar de los ciudadanos.

También te puede gustar

38 comments

  1. Hace diez años a esto lo llamaban “violencia estructural”. Pero esa jerga ya la metieron en nevera hace tiempo.

    Simplifiquemos. Menos burocracia:
    Vampiro con trabuco: “¿Usted trabaja?”
    Honrado Ciudadano: “Sí.”
    Vampiro con Trabuco: “No me dé detalles de su trabajo, que tengo mucho tajo. Dígame cuánto ha ingresado y deme el diez por ciento.”
    Honrado Ciudadano: “Eeehhhh… bueno, si usted lo dice… pero baje el trabuco.”
    Vampiro con Trabuco: “Si prefiere rellenar formularios…”
    Honrado Ciudadano: “¡No! ¡Por favor, levante el trabuco que me siento más seguro!”
    Vampiro con Formularios: “No sé, no sé, creo que usted no me respeta. ¿No sabe que soy un representante del pueblo soberano? Hala, póngase a rellenar estos papeles con este bolígrafo seco. ¡Muahahahaha!” (se oyen truenos)
    Honrado Ciudadano: “Por favor, tome el treinta por ciento de mi renta pero déjeme en salir de aquí, tengo mucho miedo y quiero ir a casa a esconderme detrás de mi perro.”
    Vampiro con lanzallamas: “¡Cómo! ¿Está intentando sobornarme? ¡Ah, maldito cerdo capitalista! ¡Arde en el infierno!”
    Honrado Calcinado: “¡aarrrrgh! ¡Con Felipe estábamos mejor! ¡aaaaahhhhhh!”
    Vampiro con escoba y recogedor: “Ea, un futuro pensionista menos. Esta semana ya llevo veinte. Esto sí es reducir el déficit estructural. Y puedo usar las cenizas para fertilizar las tomateras. ¡Qué dulces me salen los tomates!”

    Aquí termina el cuento del la economía, queridos niños. Hay que reducir la población mundial y plantar huertos urbanos, en ese orden. Ya no habrá problemas económicos ni rentistas extractivos insolidarios. Viviremos en la era de la post-escasez. No hará falta dinero, porque todas y todos tendremos tomateras. ¡Viva el veganismo!

  2. Señores:

    No contento Rallo con su doble moral tributaria (no al IBI de las piscinas ilegales y sí a las retenciones de los pagos a los que cuidan a los discapacitados) nos regala un ejemplo evangélico fe FARISEÍSMO.

    Lo que nosotros, nazarenos, decimos es: ROMA SADUCEA NO PAGA TRAIDORES.

    Saludos cordiales.

    1. Reconoces que las retenciones de los pagos son un tributo. Es decir, que los trabajadores tienen que pagar dinero para que el Estado les dé permiso para trabajar atendiendo discapacitados. Si tenemos cinco millones de desempleados (gente que vende factor trabajo a cambio de dinero) es porque el todopoderoso Estado NO LES DA PERMISO PARA TRABAJAR.

      Nos parten las piernas, nos dan una muleta y nos dicen “¡Ves, sin el Estado no podrías caminar!”.

      En cierto sentido vivimos peor que los esclavos. A ellos se les obliga a trabajar. A nosotros se nos obliga a no trabajar. Trabajar es un derecho humano. El Estado que tú defiendes ATENTA TODOS LOS DÍAS CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS.

  3. Off topic.

    Mañana, sábado 30 de julio, un hombre va a morir. O no, quién sabe.
    Luke Aikins va a saltar desde 25000 pies (más de 7500 metros) sin paracaídas ni wingsuit, solo con ropa normal. Caerá sobre una red gigantesca, puesta a gran altura, una red especial en la que no rebotará, al contrario que los niños en los trampolines de Carmena.

    El evento tendrá lugar en un rancho al norte de Los Ángeles, California, empleado para filmar escenas de películas. Será a las 17:00 horas, hora local, que serán las 02:00 de la madrugada del sábado al domingo en España.
    Será retransmitido en directo por la Fox. Imagino que si se escacha contra el suelo cortarán la emisión y pondrán un vídeo del discurso de Hillary de la convención. Por cambiar de tema.

    http://www.usnews.com/news/offbeat/articles/2016-07-28/hes-a-skydiver-working-with-a-net-but-no-parachute

    Este Luke Aikins es un especialista de saltos. Ha saltado más de 18000 veces. Dicen las malas lenguas que una vez se peleó con su mujer y dijo “¡Manoli, o me dejas en paz o NO salto por la ventana!”.

    1. Genial chascarrillo :)
      Entonces, ¿se quedará atrapado como una mosca en una telaraña?¿Y el Estado no le va a impedir saltar para salvar su vida? ¡Vaya par de pelotas!

      1. Creo que salta para no pagar la multa del Obamacare. Pero claro, ¿quién se atreve a asegurar a este tío?

          1. ¡Entró, entró!

            A mí me fascina esa habilidad que tienen los americanos de hacer espectáculos de cualquier cosa. El público estaba preparado para lo mejor, pero sabía que también podía pasar lo peor. Esto no era lucha libre.

            Este salto se puede interpretar como un ejemplo de lo que hacen los empresarios de verdad. Muchos se caen fuera de la red, y aunque todo esté preparado y ensayado, hace falta mucho coraje para jugarse la vida.

          2. Y el aterrizaje fue por uno de los laterales de la red; a punto estuvo de mascarse la tragedia.
            No sabía que tenía mujer y por muy bueno que fuera el seguro/contrato.. no sé… quizá un poco egoísta por su parte.
            Sea como fuere, ha sido una de las mayores locuras con final feliz en décadas.

  4. Està bien que Rallo defienda que los autónomos no tengan que pagar las absurdamente altas cuotas que los trabajadores por cuenta propia con ingresos bajos deben entregar a la Seguridad Social. Ayudaría a no pocos a ganarse la vida algo mejor. Ahora bien, si no hay seguridad social pública (o sólo una especie de Medicare muy básico), ¿tendrán esos autónomos la capacidad de conseguir un plan médico y/o de pensiones con unas prestaciones similares a las que les ofrecería el Estado? ¿O estarían casi desprotegidos? Sé que, por ejemplo, en países con mucha desigualdad como Brasil existen productos y servicios pensados para una clase media-baja con pocos ingresos, pero, ¿sería para las empresas un mercado lo suficientemente atractivo el de esos profesionales como para ofrecerles planes decentes a precios bajos? He ahí el quid de la cuestión del ‘capitalismo popular’, sobre todo si, como sospecho, en una economía ultra liberalizada la clase media-baja sería muy numerosa y tendría ingresos y recursos más bien bajos.

  5. Continuando mi post anterior: por ejemplo, en una economía más liberalizada que la nuestra como es la estadounidense, me cuentan que los planes de pensiones y sanitarios son tremendamente caros para las clases media baja y baja. La baja tiene al menos Medicare, pero la media baja ni eso.

    1. Es una preocupación legítima, pero también es legítimo que sea cada persona la que decida si quiere donar voluntariamente sus propios recursos para que otros con menos recursos puedan vivir dignamente. Por ejemplo, Ud. se preocupa por la clase baja española y estadounidense. ¿Por qué no extendemos esa preocupación a los millones de personas a los que no les da para necesidades básicas como la comida, la vivienda o cosas que nos resultan dadas como un buen alcantarillado o acceso a agua potable? Si impusiéramos ahora mismo un impuesto a todos los españoles del 20% extra, seguro que millones de congoleños, sudaneses, somalíes o haitianos elevarían enormemente sus condiciones presentes de vida.

      Estará conmigo en que hay cierta hipocresía en intentar “dignificar” las condiciones de un trabajador español que tiene comida garantizada, un techo, vestido, agua, electricidad, frigorífico, lavadora, TV, teléfono, mientras millones de personas pasan necesidad en el mundo.

      La socialdemocracia entra en esa hipocresía permanentemente. Preocupa más el Frank Gallagher conocido (perdón por la referencia seriéfila para quien le ponga cara) que el pobre de solemnidad no conocido.

      Y si solo fuera dignificar las condiciones del trabajador en España todavía, pero es que en el camino se subvencionan a artistas, deportistas, religiones, medios de comunicación, industrias obsoletas, etc. Que me expliquen por qué hacerle un estadio al Cádiz C.F. o construir el nuevo pabellón de los Brooklyn Nets tiene una prioridad mayor que utilizar el dinero de mi bolsillo en lo que a mí me apetezca utilizarlo.

      La alternativa es la voluntariedad en cualquier tipo de ayuda.

      1. Buen comentario, Ho Pin.

        Hay que recordar que muchos liberales apoyamos la existencia de una renta mínima condicional para casos de urgente necesidad y que todas aquellas personas con un sueldo mayor de 25.000 euros anuales se encuentran en el top 1% mundial con mayor renta y aquellas que ganan 10.000 euros anuales en el top 10%.
        Muchas veces nos olvidamos de dar gracias por la suerte que hemos tenido de nacer en el primer mundo y en este momento.

  6. Señores:

    ¡Qué vergüenza ajena ver a Rallo haciendo de inspectorcillo de Hacienda poniendo firmes a un discapacitado rojo y al muerto de hambre que le asiste!

    GRAN AVANCE DE LA CAUSA “LIBERAL”, LA DENUNCIA DE LOS EUROS DE ESTA “IMPORTANTE” DEFRAUDACIÓN.

    ¡FARISEOOOOOOOOS!

    Saludos cordiales.

  7. Rallo en este artículo no se pone a favor de recaudar nada de nadie, de hecho queda claro que el hecho en sí no es necesariamente criticable si se hace desde cierta coherencia discursiva, la cual Echenique no practica: la clave del artículo es denunciar la doble vara de medir de Echenique y Podemos.

  8. Señores:

    La gente no somos tonta.

    AFEAR UN FRAUDE FISCAL RIDÍCULO A UN DISCAPACITADO Y A SU ASISTENTE EVENTUAL PORQUE AQUÉL TIENE UN GARGO EN EL MOVIMIENTO INDIGNADO ES UNA CUTRE, MUGRIENTO Y COCHAMBROSO, aparte de que, dadas las cifras, ES UNA MEZQUINDAD COMO LA COPA DE UN PINO.

    ¡Qué degeneración del debate político, Dios!

    Es harto conocido que una línea tradicional de ataque (errónea) a los rojos-de-mierda es afearles sus dineros.

    Estos afeamientos crematísticos se vuelven siempre contra los fariseos que los perpetran, máxime si hablamos de cantidades ridículas.

    Rallo ha perdido la oportunidad de escribir un artículo inteligente sobre esta mezquindad. Ha preferido arrodillarse cual lacayo ante los enemigos políticos del discapacitado y lamerles el trasero con el cinismo obsceno que exhibe, encima con la más pedante de sus retóricas.

    Rallo se ha retratado. Se ha cegado. No se ha dado cuenta de que la gente normal no perdona este tipo de cosas, porque la gente normal se sabe pecadora.

    Me remito a la parábola del fariseo y el publicano.

    RALLO, no solo ha quedado como un horteraza, sino que HA PERDIDO CATADURA MORAL ante nosotros, los liberales auténticos padremarianistas:

    ¡DIMISIÓN DE RALLO DEL INSTITUTO MARIANA, YA, PERO YA,YA, YA!

    Incluso está manchando el nombre de la Compañía de Jesús.

    ¡Fueraaa!

    Saludos cordiales.

  9. Señores:

    No obstante, rompamos una lanza a favor de Rallo.

    Nosotros tenemos un enfoque cristiano y católico de la vida y, quizá por eso, no entendemos este tipo de salidas de tono del profesor Rallo.

    Bajo el calvinismo o el sunnismo sí podría entenderse la postura de Rallo.

    Quizá seamos nosotros losnque homestamos a la altura de los tiempos.

    Retiro todo lo dicho más arriba y pido perdón a Rallo por haberle afeado su afeamiento. No soy quien para afear nada a nadie.

    Dejémoslo en que nosotros no estamos formados para hacerles las cuentas, y sacarle los colores, a los discapacitados en sus relaciones con sus asistentes domésticos eventuales; y que quizá debiéramos ser instruidos en que, según los casos, hay que hacer de tripas corazón y traspasar barreras morales, por puritanas, que los escrúpulos quizá nos debilitan en este mundo tan frío que ha dejado tras de sí el hundimiento de las fantasías popularcapitalistas de los 1980.

    Saludos cordiales.

    1. Supongo que has leído el post de Pablo Echenique, en el que reconoce con donaire que debería haberse encargado él de pagar las cuotas y que incumplió la ley y que aceptará las sanciones correspondientes. Es decir, a Echenique, a Rallo y a muchos votantes de Podemos les importa mucho la coherencia de los valores personales con las acciones. A ti, como buen jesuíta-comunista que eres, la coherencia te parece un signo inequívoco de la decadencia moral del capitalismo salvaje y el heteropatriarcado.

      En política no se llega al poder siendo coherente, caballeroso, sincero y razonable. Pablo Echenique pecó de ingenuo al meterse en política. Cuanto antes se vaya mejor para él. No es posible arreglar nada desde dentro del sistema. Que salga y que estudie economía de verdad, porque es lamentable ver el engaño intelectual en el que vive.

  10. Esto le pasa a la Botella o a Aguirre y acaban escrachadas.Menudos chistecillos hubieran hecho el guayomin o el buenafuente.

    1. No, lo de ellas es peor, oiga…vender pisos constuidos con fondos públicos a fondos buitre en los que trabaja su hijo la una, y tener como mano derecha y “no saber nada” a un tipo que ha robado a manos llenas la otra, merecen investigación por lo menos.

  11. Me parece todo muy forzado. Desde el punto de vista formal, Echenique lo ha justificado todo razonablemente bien. Otra cosa es que sea mentira total o parcialmente. Mientras no se demuestre otra cosa, es que incluso ha quedado muy bien: “yo a este cuidador le pagaba en exceso porque estaba a gusto con él, pero él necesitaba el dinero y no pagaba a la SS. Como yo soy persona pública, no podía seguir con esa irregularidad que podía perjudicarme (como estamos viendo) y, tras un tiempo razonable, dejé de contratarlo.”

    No ha necesitado ni recurrir a la excusa-comodín, válida tanto para socialistas avariciosos como para liberales apesebrados en lo público: “yo defiendo otro modelo social, pero mientras tengamos esta basura que tenemos, no queda otra que jugar con las normas que hay”.

    Pero, como siempre, pasamos por alto lo importante: el cuidador de Echenique. No él en concreto (porque nada sabemos), sino el caso general. Y es que en España tenemos MI – LLO – NES de personas viviendo a dos pasos de la indigencia. No unos cuantos cientos de miles.

    Es muy difícil para un socialista defender un estado del bienestar que deja tirada a tanta gente, porque se supone que la idea de partida es que la sociedad es como una especie de gran familia y, por ello, no se puede dejar tirados a los enfermos y a los ancianos. Pero, sin embargo, sí se puede tener tirados a parados y precarios.

    También es muy difícil para un liberal defender el libre mercado, puesto que hay MI- LLO- NES de personas que ven día a día cómo su problema no está lo que le quitan en impuestos, sino en lo que no llega al bolsillo. Es decir, su problema no es que el bruto sea suficiente, pero los impuestos se lo dejan en insuficiente. Sino que el bruto ya es insuficiente. Para demasiada gente, además, el bruto es cero.

  12. Juas juas.

    Señor: es un blog generacional. Me da que tú eres de la generación anterior a la de la mayoría de los blogeros. Somos una generación partida por la mitad. La mitad que vamos bien estamos amargados por aferrarnos al puesto y heredar pronto, temiendo que no quede nada por heredar.

    Además, está el mal cuerpo que se te queda viendo a la otra mitad de tu generación esperando un apocalipsis o una revolución como única forma de poder empezar a vivir.

    Y la mitad que está fuera del sistema… ¡bueno!… está fuera del sistema. ¿Cómo quieres que estén sino amargados?

    Igual somos una nueva Generación del ’98: pesimismo… depresión… nihilismo…. ciclotimia… mal rollo…

    1. Señores:

      Lo tenéis muy fácil con esa mitad de la juventud que decís que está fuera de juego: VIVIENDA BARATA para restaurar la capacidad de compra de las rentas bajas del Trabajo & Empresa.

      No lo hacéis (todavía) porque creíais en la resucitación del Cid Campeador. Pero ya le estáis viendo las orejas al lobo.

      Estáis tristes porque os han ESTAFADO con los ladrillos y punto. En lo demás, la vida es un don maravilloso.

      La vivienda básica no vale nada y tener su precio inflamado es lo que tiene trabada una economía que tenía que estar beneficiándose de la mejor juventud de la historia de España.

      Por eso sois tan PESETEROS, como se demuestra en este hilo en el que se afean unas decenas de euros a un discapacitado porque os viene bien para vuestra “gran” causa: la economía de mercadillo y oro.

      Saludos cordiales.

      1. No es posible tener viviendas buenas y baratas sin banca libre y sin suelo liberalizado. El problema no es la falta de regulación, en ningún sector económico o social. Recapacite.

        1. Señores:

          Desengañaos.

          A la provisión pública de vivienda básica le importa muy poco cómo esté la banca y si hay o no acaparamiento de suelo.

          ¡Pero es que ahora tenemos la banca lastrada por una cartera ingente de inmuebles que hay que dar salida!

          Añádase la ausencia de demografía.

          O VIVIENDA BARATÍSIMA O HAMBRE. Elegid.

          El mercado de la vivienda es un anti-mercado: puede haber millones de viviendas vacías, ninguna demanda, ¡pero los precios subiendo!

          NO OS PREOCUPÉIS PORQUE VUESTRAS VIVIENDAS NO LAS VAMOS A BAJAR: nos tenéis que pagar muchos impuestos por ellas. PERO NO PODÉIS PRETENDER QUE LA MITAD DE LA JUVENTUD QUE HA QUEDADO FUERA DE JUEGO VIVA DEBAJO DE LOS PUENTES, cuando podemos alojarla con costes muy bajos y emplearla en la actividad económica ordinaria también con costes salariales muy moderados.

          Ya está bien de tontería de los pisitos. HABÉIS TENIDO MUCHOS AÑOS PARA “DESHIMBERTIR”. No podemos estar toda la vida esperando a que terminéis de relameros las heridas. EN EL MERCADO LIBRE HAY ESTAFAS, SEÑORES. Mirad la filatelia financiera. Lo vuestro es muy parecido.

          Saludos cordiales.

  13. Y hablando de apocalipsis o revoluciones… Voy a hacer el friki-comentario off-topic de la semana.

    Por aquí ya he contado muchas veces que divido mi tiempo libre entre esas dos mitades. De hecho, ahora paso más tiempo con los amigos pobretones, porque a los ricachones, precisamente por serlo, Dios los ha castigado con esposa e hijos… digo… ¡bendecido!… Dios los ha bendecido con esposa e hijos. ¡Ha sido el corrector automático del blog! je je.

    Entre las muchas utilidades que tienen estos amigos, una de las mejores es que son los que me indican qué series tengo que ver.

    Hace algún tiempo me di cuenta del alto porcentaje de series de temática post-apocalíptica que me recomiendan. Me pregunto si será coincidencia que las mejores series sean esas, o si será algo subconsciente. Es decir, encuentran atractivas series en las que la sociedad empieza de cero. Hay un apocalipsis y todo lo acumulado se pierde. Igualación total.

    Sin pensarlo mucho, me salen:

    The walking dead
    Los 100
    Terra Nova
    La cúpula
    Perdidos
    Revolution
    Wayward Pines
    Dominion
    Battlestar Galactica
    The strain

    A lo que podríamos sumar las series de gangsters vistas desde el punto de vista de los gangsters.

    Y las de superhéroes (o su variante vampírica moderna): el sistema me oprime = quiero superpoderes para salirme del sistema.

    __

    ¡Ea! ¡Ahí queda el desbarre! ¡Y eso que aún me falta más de una hora para tener la copa en la mano…!

    1. Tus amigos la gozarán con el “El Club de la Lucha”, no? :)

      Los mejores mundos dístópicos están ahora mismo en el sector de los videojuegos: “The Last of Us”, “Deus Ex”, “The War of Mine” “Fallout”.

      Para los “fragmentófilos” y seriófilos insisto con Fargo y muy especialmente la segunda temporada.

      Para Señor, que vea Narcos y así pueda venir corriendo a recordarnos a Pablo Escobar como ejemplo libertario. ¿O era Lope de Aguirre ?

      Y para mí, bueno… ahora mismo estoy viendo el cuento de hadas/ culebrón de Downton Abbey. Hay que recuperar los valores aristocráticos.

      1. Esclarecedor artículo. Españoles en Stanford:

        http://www.elmundo.es/sociedad/2016/07/31/57928884ca4741122e8b4639.html

        Antonio Dávila, profesor del IESE y de Stanford, apunta más diferencias:

        «Por un lado está la actitud de los alumnos. En Stanford, profesores y alumnos están pensando todos en CREAR, ya sea generar riqueza a través de startups, ya sea mejorar la vida de las personas en proyectos sin ánimo de lucro
        En España, el ambiente es más REIVINDICATIVO. La gente piensa en por qué no tengo esto o aquello, en que yo tengo derecho a esto… Es un ambiente más distributivo, sin pensar mucho en crear»

        Este artículo complementa una encuesta de FUNCAS que ha salido esta semana:

        -El 72% cree que el Estado debe garantizar su bienestar. El 18% cree que cada uno es responsable de su bienestar.
        -El 32% de los encuestados se esfuerza por hacer bien su trabajo. El 68% sólo trata de “cumplir”.

        La aversión a la responsabilidad individual tiene un coste personal y social enorme.

        Aquí nos encanta quejarnos y lamentarnos de nuestra mala suerte. Tal vez y sólo tal vez, tenemos exactamente lo que nos merecemos; nos falta más autocrítica, revisar nuestras decisiones pasadas y ponernos manos a la obra para revertir nuestra situación particular.

      2. ¡Pero bueno, Requiemsoul! ¿Cómo me preguntas eso? ¿Acaso no sabes que la primera regla del Club de la Lucha es NO hablar del Club de la Lucha? ¡Aaaay!

        Sí he visto Fargo. Muy buena. Tanto que se le perdona el pegote de los extraterrestres.

        Y yo también he visto Downton Abbey, aunque debo decir en mi defensa (jeje) que ha sido por pura maldad malvada y maliciosa: para tener tema de conversación con una compañera del trabajo.

        A ti y a Colombo (que sois los cachondos del blog) os recomiendo mi serie favorita del momento, que es Shameless (la versión americana).
        Tengo un amigo que dice que su mayor problema en la vida no es ser pobre, sino vivir en el barrio de pijos que vive. Que sería mucho más feliz viviendo en ese barrio de la serie. No lo tengo yo tan claro, pero bien pudiera ser…

        Y es que la teoría subjetiva del valor (que tanto gusta por estos lares y tanto indigna a Pisitófilos) tiene otra forma de ser vista. El tío de 30 años que está viviendo con sus padres en un piso pijo, en un buen barrio, con un montón de comodidades en casa, no valora todo eso como riqueza de la que disfruta, pero sí valoraría más vivir en un barrio pobre, en un 5º sin ascensor, sin calefacción ni aire acondicionado, pero en su casa, no en la de sus padres.

        Así luego esos estudios de rentas familiares no explican bien la realidad: damasiadas familias formadas por papi y mami cincuentones, ganando 2.500€ y nené ya talludito cobrando 800€. Te sale una renta familiar de 5.800€. Cuando en realidad son dos familias: una de 5.000 y otra de 800, con media en 2.900. Papi y mami están ancantados de la vida y votan PPSOE, nené está quemado y vota Podemos o independentista.

        De hecho, tengo un amigo , antiguo compañero de piso en los tiempos de la “uni”, que siempre me dice que aquella fue la mejor etapa de su vida. ¡En fin! Yo me lo pasé muy bien por aquellas, pero espero no tener que repetir.

        1. Shameless es una serie curiosa. John Taylor Gatto explicó en más de una ocasión que Darwin consideraba que los irlandeses eran una raza inferior incorregible e ingobernable, que acabaría desapareciendo junto con los negros y las gentes del mediterráneo. Es como si los guionistas escribieran tratando de hacer sainetes que encajaran con la ideología de tipos infames.

          También me recuerda al primer sketch del último capítulo del programa de los Monty Python: https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Monty_Python's_Flying_Circus_episodes#6._Party_Political_Broadcast

          1. Aquí el vídeo. Año 1974, antes de que la Thatcher destruyera el mundo (según los izquierdistas).

        2. Opino lo mismo. Algunos dicen que es el mejor “deus ex machina” de la televisión. Yo lo encontré tan fuera de lugar que me resultó indiganante.

          jaja ¡Menudo fiera!. Ya te imagino haciendo una reverencia en la puerta del ascensor. “¿Ha pasado buen día en la oficina, milady?”.
          En mi caso, lo típico y corriente, me he tenido que tragar varias películas en el cine de Jennifer Anniston and cia. Nunca aprendo.

          ¿De verdad la desigualdad afecta tanto piscológicamente a las personas?. Hay que transformar la envidia en espíritu de superación ( Coach mode on) :).
          No recuerdo exactamente la cita… pero decía algo así: la envidia es el único “pecado” que no deja ninguna satisfacción.

          ¿Y entre un barrio “white trash” y una comunidad tipo amish? ¿Cuál elegiría tu amigo?. Tendría que analizarlo con más detenimiento -al ser humano nos encanta meternos en problemas y resolverlos- pero, en líneas generales, estoy seguro que la mayoría sería más feliz en este último tipo de sociedad.

          Por último , tu valoración de las dos familias me parece bastante perspicaz. Decías en un mensaje previo que tus amigos “ricachones” son los que están casados. Creo que ahora la creación de una familia se guía por las altas expectativas, mientras que antes, en gran parte de los casos, era por pura y simple necesidad. Los “pobretones” del siglo XXI nos encontramos en tierra de nadie entre la expectativa y la necesidad.

          ¿Cual es la solución?. Primero estar agradecidos (comparémonos con otras partes del mundo y con cualquier otro momento pretérito de la historia que,entre otras cosas, no pueden ver Juego de Tronos, Fargo o Shameless jeje!), ser autocríticos, tener los pies en el suelo, trabajar duro y dar la batalla para reformar las instituciones formales e informales de una sociedad.

  14. Que Echenique no tenga razón en lo que hace, no le quita en lo que dice. Quizás la solución sea bajar las cuotas de la SS a los autónomos que ganan poco y subírselas a los que ganan mucho.