La irracionalidad de los dos millones de contratos

economista

Los datos de paro del mes de junio nos dejaron cifras muy positivas en materia de reducción de desempleados o de incremento de afiliados a la Seguridad Social. Hubo un guarismo, sin embargo, al que no se prestó la debida atención y que ilustra una de las mayores disfuncionalidades de nuestro mercado laboral: a saber, la impactante estadística de que sólo en el mes de junio se suscribieron cerca de dos millones de contratos, de los cuales menos del 8% tuvieron un carácter indefinido.

Las explicaciones sobre el gigantesco volumen de contratos temporales que genera constantemente la economía española son de dos tipos: por un lado, suele afirmarse que los sectores estacionales tienen una presencia desproporcionada dentro del modelo productivo español; por otro, suele aseverarse que la extrema flexibilidad de la legislación laboral permite a los empresarios abusar de la figura del contrato temporal. Ambas argumentaciones son, sin embargo, equivocadas.

Primero, el elevadísimo número de contratos temporales que mes a mes se firman en España no se explica sólo —ni en mayor medida— por el hecho de que haya más empleos temporales que en otras economía europeas, sino porque la rotación de contratos temporales es muy alta. El problema, pues, no es que un 25% de todos los puestos de trabajo de España tengan la consideración de temporales, sino que ese 25% de empleos temporales son cubiertos por una sucesión de contratos temporales de muy corta duración en los que se alterna continuamente de trabajador.

Segundo, este comportamiento empresarial —multiplicar el número de contratos para un mismo puesto de trabajo y reemplazar continuamente a la persona que los ocupa— es completamente anómalo y no puede imputarse a la libertad de mercado: ningún empresario tiene interés alguno en incrementar exponencialmente el papeleo contractual y en sustituir de manera frenética a una parte de su plantilla. Todo ello sólo añade gravosos costes de transacción a su actividad que no le reportan directamente beneficio alguno. Si un empresario pudiera escoger libérrimamente, a buen seguro preferiría suscribir pocos contratos indefinidos (para puestos permanentes) y temporales (para puestos estacionales) con gente de confianza. La alocada rotación y repetición de contratos temporales para un mismo empleo carece de toda lógica empresarial.

Pero entonces, ¿por qué? ¿Por qué tal vorágine de contratos temporales? Ni por estructura de mercado, ni por flexibilidad normativa, sino por rigidez y torpeza regulatoria. En España, los contratos indefinidos son extremadamente caros de romper (sobre todo, cuando el trabajador ha devengado derecho a varios años de indemnización), de modo que muchos empresarios no pueden permitirse que el 100% de sus trabajadores sean indefinidos. ¿Cómo hacer frente a las fluctuaciones de la demanda de tu producto, a la aparición de nuevos competidores o a la introducción de nuevas formas de organización interna si estás contractualmente atado al 100% de tus trabajadores?

Dada la extrema rigidez de la modalidad de contratación indefinida (de la cual se benefician el 75% de los puestos de trabajo de España), los empresarios consiguen una cierta flexibilidad en sus plantillas gracias a la figura de los contratos temporales: éstos apenas devengan derecho de indemnización y terminan extinguiéndose por el mero paso del tiempo. Pero hete aquí que la legislación española limita estrictamente la posibilidad de encadenar contratos temporales en un mismo trabajador: todo aquel empleado que, en un período de 30 meses, haya estado contratado durante 24 meses para una misma empresa mediante dos o más contratos temporales deviene indefinido. De ahí los fuertes incentivos empresariales a rotar continuamente de personal: mejor asumir los elevados costes de transacción de firmar muchos contratos con mucha gente que los todavía más elevados costes de indemnización por rescindir pocos contratos indefinidos suscritos con poca gente.

La legislación, pues, genera unos incentivos tan perversos como para impedir que muchos empleos permanentes sea cubiertos por contratos indefinidos, perjudicando con ello tanto al trabajador (que va pasando de empresa en empresa, sin una mínima estabilidad y previsibilidad vital) como al empresario (al que se le imponen altos costes de transacción y se le impide capacitar a un empleado en permanente rotación).

La cifra de dos millones de contratos de trabajo debería recordarnos que urge una nueva reforma laboral que ponga fin a la extrema dualidad del mercado de trabajo de la única forma en que verdaderamente puede ponérsele fin: liberalizándolo.

También te puede gustar

27 comments

  1. Rallo:

    No se hacen contratos tempoarles por ninguna “extrema rigidez de la modalidad de contratación indefinida” (siempre que antepones el adjetivo al sustantivo es para mentir: “extrema rigidez”, “moderado ajuste salarial”).

    La rigidez de la contratación indefinida no es tanta.

    SE HACEN MILLONES DE CONTRATOS TEMPORALES PORQUE SON MUY BARATOS.

    El problena no es que los salarios sean bajos porque han bajado mucho (el Banco España contradice los datos del INE en este terreno). EL PROBLENA ES QUE EL ASALARIADO NO PUEDE FINANCIAR UNA VIDA DE TRABAJADOR NORMAL CON SU SALARIO… POR CULPA DEL COSTE DE LA VIVIENDA, la suya propia y el coste inmobiliario anidado en todos sus aprovisionamientos.

    Lo que importa es la Renta Disponible Individual.

    La RDI española es una de las más bajas de la OCDE, con tanto “himbersor” de medio pelo.

    Parece mentira que un tío tan inteligente como tú estés tan a favor del medio pelo defendiendo la productividad por la vía de la ESCLAVITUD ASALARIADA.

    Fantaseas con Auschwitz Monowitz.

    Un abrazo.

      1. Rallo:

        Dile a tus discípulos que 4/5 partes de los impuestos acaban tranformados en rentas improductivas: inmobiliarias, pensiones y rentas financieras fijas.

        Diles tambien que en ningún sitio está escrito que aumentar la productividad se transforme en un más renta disponible individual tuya si dicho aumento se lo apropian rentistas inmobiliarios, pensionistas y rentistas financiero fijos.

        LA RENTA DISPONIBLE INDIVIDUAL DE LOS TRABAJADORES ESPAÑOLES ES UNA VERGÜENZA PRINCIPALMENTE POR CULPA DEL COSTE DE LA VIVIENDA. Todos los sabemos, pero hay una omertá al respecto. Cosas de pobres. El pisito es el “ahorro” del pobre.

        Un abrazo.

        1. Aquí un discípulo de Rallo. Estimado Señor, coméntele a sus amigos Pisitófilos, Contador y Facha que si lo que usted asegura es cierto y quieren ver cómo se reducen las infames rentas improductivas solo tienen que pedir que se reduzcan todos los impuestos. IRPF: 0,0000% para todos los tramos, IVA: 0%, Sociedades: 0%, especiales: 0%, sucesiones: 0%. Automáticamente desaparecerán todas las marditas rentas improductivas.

          ¿A que no hay pitera? Ya. Lo suponía.

          Si le disgusta a usted que existan depósitos a plazo fijo, sencillamente haga campaña para obligar a todos los españoles a jugar en Bolsa. Otra solución para que deje de haber rentas improductivas.

          Pero si lo que usted realmente quiere es que deje de haber abusos y crímenes económicos, pida entonces que cierren los bancos centrales, que desaparezca el BOE, que se disuelva el ejército y que se despida a todos los funcionarios públicos. Con eso bastará para que empiece a haber justicia en España.

          1. Rallo:

            Tú no eres liberal.

            Eres un socialista heterodoxo.

            Tú, igual que los socialistas, quieres que desaparezca el Estado, solo que, para conseguirlo, en vez de la dictadura del proletariado, propones la dictadura del “popularcapitalistitariado”, es decir, del proletariado metido a “himbersor”.

            Muchos de tus discípulos, que no tienen un gorda, van más allá y piden la dictadura del ladrillariado.

            Te recuerdo que, en el verano de 1944, el Gobierno nazi, que era también socialista heterodoxo, seguía hablando de victoria y recrudeció el exterminio de judíos. La guerra llevaba 5 años y entraba en el último.

            El Brexit es el primer día después del fin del verano de 1944 del Capitalismo Popular y tú eres uno de los corifeos.

            El final del Capitalismo Popular está en el ambiente. Se siente.

            Saludos cordiales.

  2. Off topic. Entrevista a Nigel Farage por un periodista progre de la CNN. Escuchad lo que dice de Hillary Clinton.

    https://youtu.be/eYOqSW7VAsk?t=222

    Este hombre es el político más valiente y coherente que ha conocido Europa desde que los mormones inventaron la televisión.

    Federico Jiménez Losantos odia a Farage. No entiendo por qué. Farage es de los pocos que se han atrevido a plantar cara a los socialistas de la UE. Es un héroe del liberalismo, a pesar de sus defectos. Por desgracia no se ha cargado la Unión Europea, porque hay muchos más europeos que votarán a favor de ser esclavos de los burócratas que los que votarán a favor de su autonomía política, esa misma autonomía que Federico siempre defiende cuando habla de la soberanía de la nación española.

  3. Hablando de héroes liberales en el parlamento europeo:
    https://www.youtube.com/watch?v=AWnvs3j3N6s

    Hace once añitos. Herrero contra Borrell. “Polanco convierte a Berlusconi en un mendigo.” Cuando en el PP había gente con valiente.

    El canal de Luis Herrero contiene otros vídeos interesantes de cuando estaba en el Parlamento europeo. No son muchos, pero merece la pena verlos todos.

    1. Pero Colombo no te das cuenta que Nick Farage y todos los que han votado el Brexit son unos…. bien no me repito

      Si la UE es un SuperEstado monopolístico y socialista , ¿Cómo se explica que dentro de la UE haya Estados más o menos libres?. ¿ No se puede reducir competencias de la UE desde la propia UE y en cambio si que se puede adelgazar el tamaño de un Estado-Nación desde el propio Estado?

      1. Llevo toda mi vida oyendo a los liberal-consevadores decir que la Thatcher logró evitar que Reino Unido se convirtiera en una República Soviética. Farage es mucho más liberal que la Thatcher, y de los pocos conservadores que se atrevieron a seguir en el thatcherismo después del asesinato político de Margaret Thatcher. Vale ya de estar en misa y repicando. Si a los liberal-conservadores españoles les cae bien la Thatcher, entonces no deben criticar a Farage.

        A Federico Jiménez Losantos nunca le he escuchado ni una sola crítica a la estupidez de tener un cupo de extranjeros en el fútbol profesional. ¿Por qué debe haber un límite al número de futbolistas brasileños, portugueses, galeses, búlgaros, rusos, japoneses, chinos, argentinos, nigerianos o esquimales que puede contratar un equipo de fútbol? ¿Para qué necesitamos la UE para decir que los portugueses y los franceses no ocupan plaza de extracomunitario? Vale ya de memeces mercantilistas y proteccionistas. No necesitamos a la UE para nada. Libre mercado sin límites ya.

        1. Yo lo veo como un contrapeso frente a la tentativa proteccionista y la soberanía monetaria nacional.
          ¿Hay algún caso en la historia de acuerdo unilateral de libre comercio?. Siempre han sido acuerdos multilaterales y bilaterales, es decir, sujetos a negociación y a trabas más o menos gravosas.

          1. Por cierto Colombo, muy buena tu respuesta a Pisitos.

            ¿No crees en el papel de un Ejército profesional aunque sea sólo para tareas defensivas?.

            Por muy armado que esté el ciudadano de a pie, no lo veo manejando un tanque, un caza o un portaaviones.

            Sobre al artículo ( ya dejo el offtopic), ¿Existen tantas diferencias con el mercado laboral de otros países de nuestro entorno y con un gran peso del sector turismo como Portugal, Francia, Italia o Grecia para explicar ese drama de la altísima rotación?.
            Hubiese sido interesante esa comparación entre países.

            Sé que el diablo está en los detalles pero, según el siguiente indicador sintético de la OCDE, tanto los trabajadores temporales como indefinidos tienen una protección media en España y similar a los países que he comentado.

            Con Canadá, USA, Suiza y Nueva Zelanda las diferencias son palpables y sus mercados laborales son mucho más flexibles ( y menos disfuncionales).

            http://www.oecd.org/employment/emp/oecdindicatorsofemploymentprotection.htm

  4. Requiemsoul, siempre que se ejerza un servicio obviamente debe haber profesionalidad, pero esta se lleva por dentro evidentemente.

    Ese tipo de armas no las manejaría un ciudadano de a pie principalmente porque no le dejarían al existir un monopolio coercitivo de la defensa nacional, segundo por conocimientos técnicos fehacientes y tercero porque sino tendría cada uno que tener en su casa todos los tipos de armas que existen.

    Esto forma parte de la división del trabajo también, hay gente que se dedica a eso y puede que sean muchos además. Si una sola persona tuviera que fabricar todo lo fabricable en una época como esta que hay tanta cosa, es que directamente se le acabaría su tiempo vital. Es imposible por una cuestión de tiempo; el hacer “a la vez” diversas cosas, esto permite que haya tantas cosas hechas luego.

    Colombo, no es que deba de haber un límite de eso, no es una cuestión de deber. Lo que pasa que evidentemente a los canteranos de los equipos tendrás que decirles claro y alto (quizás): no vais a jugar en el primer equipo.
    Al menos no todos.

    1. Colombo habla de disolver los ejércitos. Yo digo que esto es imposible por dos motivos:

      -Un mundo sin ejército es un cártel. Habría muchos incentivos para que un país decidiese salirse y formar un Ejército.

      -Por anteriores comentarios creo que Colombo da a entender que con el derecho a portar armas sería suficiente ( sin no es así, pido disculpas de antemano). Y por las razones que hemos comentado me parece insuficiente.

      En Suiza, las Fuerzas Armadas están formadas por milicias ciudadanas (ojo! el servicio militar es obligatorio) pero también por un cuerpo profesional encargado de tareas más sofisticadas ( por ejemplo, el manejo de tanques )

      Pro cierto, Faked estuve leyendo el caso de Mauricio y Túnez en Africa. Pasaron de una tasa de fertilidad de 6 hijos por mujer en los años 60 a 1,5 y 2 respectivamente en la actualidad.
      Son países con una mayor libertad económica y la mujer tiene mayor autonomía social, política y económica que en otros países africanos. Pueden ser buenos ejemplos en los que mirarse.

    2. ¿De un médico se dice que es más eficiente cuando cura a más pacientes o cuando menos de sus pacientes enferman o mueren?
      ¿De un profesor como Rallo se dice que es más eficiente cuantos más alumnos tenga en el OMMA o cuantos más alumnos suyos aprendan economía?
      ¿De un periodista se dice que es más eficiente cuanto más informe a la gente o cuanta más gente consiga agitar?
      Mientras ponderamos cuál es la respuesta correcta a estas preguntas (suponiendo que exista, y teniendo en cuenta que la respuesta podría no ser ninguna de las dos alternativas dadas para cada una) voy a hacer la pregunta importante: ¿Cuándo diremos que un militar, un policía o un guardia de seguridad privado son más eficientes?

      Yo creo que no necesitamos ejército. Obviamente necesitamos defensa, porque si no nos defendemos, entonces los moros o los franceses (o ambos) nos esclavizarán. Pero creo que es evidente que los ejércitos no están solo para la defensa, y que la defensa no se puede limitar a algo tan genérico como lo militar. Por otra parte, en España padecemos las agresiones constantes del BOE, que no son muy diferentes de una invasión militar. No parece que el ejército esté dispuesto a defender al pueblo de los políticos. Más bien, parece que está para defender a los políticos del pueblo. ¿Cuántas barrabasadas se atreverían a decir y hacer los políticos si no hubiera un ejército que contuviera al pueblo?

      Voy a ponerme parabólico. Perdón si mancho:

      Un hombre llamado Bruto “el honorable” organizó un partido político. Lo llamó “Pueblerinos”. P’s en el twitter. Todo el programa electoral se resumía en una sola palabra: No. Los mítines eran muy simples y ordenados:
      Bruto – “Saludos camaradas Pueblerinos. Gracias por venir al mitin. Os ordeno que recitéis nuestro programa político.”
      El público – “¡No!”
      Bruto – “Muy bien. Qué buena memoria tenéis. Estoy orgulloso. Ahora disolvámonos y vamos a casa a dormir, porque mañana tenemos que madrugar para trabajar, que para eso semos Pueblerinos y no nos metemos en políticas.”

      La estrategia política de los Pueblerinos era muy simple. Cuando venían los de la ciudad a recultar a gente para la guerra, los Pueblerinos decían “¡No!”. Cuando vinieron los pedagogos a abrir una escuela, los Pueblerinos dijeron “¡No!”. Cuando aparecieron unos señores vendiendo mamografías y exámenes de próstata ¡GRATIS!, primero los echaron al pilón, y luego dijeron “¡No!”.

      “Pero bueno Bruto, cómo os pasáis en vuestro partido, estáis en contra de los avances científicos.” Bruto el honorable explicó: “Cuando era pequeño me regalaron una revista de cromos. Era gratis. Luego tenía que comprar cromos para rellenarla. Un timo. Me habría ido mejor ahorrando el dinero de los cromos para un saxofón. Pero me dejé engañar. Luego fui un poco más mayor y me regalaron entrar en la universidad. Pero tenía que comprar libros de texto, fotocopias, comida, pagar alquiler, transporte, comprar ropa, pagar clases de refuerzo porque soy un ceporro, así como los copazos de mis compañeros. Otro timo. Debería haber trabajado y ahorrado, y no debería haber escuchado las mentiras con las que me bombardearon, sobre todo mis queridos profesores del instituto, que me aseguraron que yo valía la para estudiar (evidentemente, mis profesores tenían una idea equivocada de la universidad, o del significado del verbo “valer”). Podría haberme ganado la vida honradamente como saxofonista. Fui tonto e ignorante, y me dejé engañar. Luego, un poco más mayor, vi a un amigo cuyos padres tenían una empresa de conservas (espárragos, judías verdes, patatas, cardo, pimiento, brotes de soja, esas conservas). Gente muy trabajadora, muy formal, muy cumplidora con sus empleados y con sus clientes. Y también muy ignorante. La madre estuvo yendo seis años seguidos a que le hicieran una mamografía, que pagaba el seguro. Al séptimo año lograron encontrarle un tumor (¿causado por seis años de radiación ionizante?). Quimoterapia y radioterapia. Vómitos, depresión, dolores por todo el cuerpo. Se le caía el pelo. Murió. Cobraron mucho dinero los médicos. Por matarla. Si no hubiera sido tan ignorante como para creer que, a diferencia del resto de los seres humanos, los médicos son profesionales sinceros incapaces de hacer mal a nadie, hoy estaría viva. Si realmente el cáncer fue fortuito, inevitable, genético, como les gusta decir a los médicos para descargarse de responsabilidad, esa mujer y su familia se habrían ahorrado el sufrimiento, se habrían ahorrado el gasto dejando más dinero en herencia, y la señora habría experimentado una muerte plácida, tranquila, repentina, sin dramas y sin perder el tiempo. La medicina moderna ha ayudado a mucha gente, no hay duda, y es admirable por eso. Pero ha causado estragos a otra mucha gente. Desde Pueblerinos, creemos que podemos tener los beneficios sin los perjuicios, pero eso requiere que los médicos maduren y dejen de engañar, que abandonden sus aspiraciones políticas y comerciales. Que se conformen con hacer lo que saben y saber lo que hacen, y con investigar humildemente mientras trabajan en prudentemente y honorablemente. Que no improvisen ni intenten vender mercachifles. Que dejen las estafas a los que venden productos inocuos a hipocondriacos.”

      “Por eso”, continuó Bruto el honorable, “fundé el partido Pueblerinos, para recordar a la gente que es mejor ser más sensato, más escéptico, más autónomo y responsable. Libre, en una palabra. La libertad es la seguridad. Vota “¡No!” a Pueblerinos”

      Aquí termina la parábola de Bruto el honorable.

      Yo, como bruto que soy, digo lo mismo que Bruto el honorable sobre la defensa militar de un país. Muchas cosas de las que nos tenemos que defender las hemos creado nosotros mismos. Nos hemos dejado estafar. Es un cuento muy viejo. Milenario. Deberíamos saberlo de memoria. Una buena defensa es una que no hay que usar.

      Si queremos jugar a los piratas, a matar y a robar a la gente de otros países, hagámoslo con valor y sin mentiras, como Napoleón y Atila. No seamos tan miserables como los médicos de la parábola y engañemos a la gente diciendo que eso es defensa.

      En este mundo hay hombres mejores y hombres peores. Los mejores no deben dejarse embaucar, y los peores no deben estafar a nadie. Por eso no debe haber ejércitos nacionales, ni sanidad pública, ni educación estatal, ni tribunales de justicia tutelados por el Estado, ni cámaras legislativas, ni BOE, ni gobierno, ni banco central, ni universidades públicas, ni investigación científica financiada con dinero público, ni museos, ni biblioteca nacional, ni mantener el patrimonio arquitectónico, ni dar comida a los pobres, ni cuidar del medio ambiente. Que los peores no engañen a los mejores. Los mejores se encargarán de hacer todo eso mucho mejor de lo que se hace ahora. Y muchas más cosas que hay que hacer y no se hacen, porque los peores engañan mucho y los mejores son demasiado crédulos.

      Salud y saludos

      1. Estaba dudando si comentar porque no quería mancillar este maravilloso alegato antiestatista. Amigo Colombo, hubieses sido un magnífico evangelizador jaja!

        Los liberales no creemos que la mejor defensa es un buen ataque, nos gusta más el catenaccio jeje!.

        No soy el mayor defensor de la posesión de armas. Pienso que generan inseguridad y situaciones de estrés/nerviosismo; simples disputas acaloradas pueden acabar en un homicidio.
        Hoy he leído que un policía de USA mató a una persona porque le disparó cuando abrió la guantera y llevaba un arma ( la víctima le había avisado previamente de este hecho). No creo que disparará de mala fe pero muchas policías viven en permanente tensión.

        Soy de la misma opinión respecto a la educación universitaria y tal como está montada actualmente, en muchas ocasiones sólo sirve para conseguir un certificado.
        Un amigo mío siempre se lamenta de lo mucho que le hubiese gustado estudiar una carrera -trabaja desde los 18 años en una buena fábrica, su piso casi pagado y su buen coche-. Yo me lamento de haberla estudiado. Certificar y desaprender.

        Me has acojonado con lo de la mamografía: ¿tan peligrosas pueden llegar a ser? . Mi tía no quería hacérsela y una amiga suya le insistió y gracias a ello sigue viva. Mejor prevenir que curar, no?

        Por otra parte, Rallo explica que una de las razones por las que la sanidad de USA es tan cara se debe a la socialización vía gasto público y… vía seguros privados.
        Defiende el modelo de Singapur porque los seguros están tasados sólo para situaciones catastróficas y excepcionales o enfermedades crónicas (Meshield). Además existe un fondo obligatorio(Merdisave) en el que cada trabajador y su familia va aportando dinero , y cuando necesita atención médica (hospitalización, cirugía, pruebas con especialistas) el servicio se realiza con cargo a dicho fondo.

        A mí me gusta este modelo pero…¿no es entonces mucho más intervencionista que el estadounidense?. ¿En un mercado libre sanitario no podría haber seguros ” a todo riesgo” y ser completamente voluntario?

        Nada más, sólo quería comentar estas pequeñas cosas.

        1. Me consta que mucha gente ha salvado la vida gracias a los diagnósticos preventivos. Pero también me consta que otros han sido grandemente perjudicados, hasta el punto de perder la vida, por haber caído en manos de médicos desaprensivos, desfasados, pasados de rosca y torpes, que además son muy chulos y nadie les tose ni les vigila para que no hagan barbaridades. Lamentablemente ocurre. Y a veces no pasa nada. A veces los médicos negligentes siguen en activo. Tienen dinero, buenos abogados, y buenos contactos con los jueces. Lo lógico sería que las empresas de seguros hicieran rodar cabezas, pero, según he oído, hay mucho politiqueo en estos asuntos. Los casos más graves se resuelven entre directivos que no tienen ni idea de nada. Su trabajo consiste minorar las pérdidas, tanto las reales como las de la bolsa. Todo sea por evitar los tribunales, donde, por cierto, también hay quienes quieren evitar como sea ese tipo de casos.

          ¿Cuál es el problema: el diagnóstico preventivo en exceso, el tratamiento incorrecto en cantidades incorrectas, o la estupidez y el orgullo?

          Me da la impresión de que el sistema tiende a recompensar la torpeza y la mentira. Lo mismo por lo público que por lo supuestamente privado (ese engendro vergonzoso que externaliza riesgos en lo público en cuanto surge ocasión). El pensamiento económico debería ayudar a resolver este problema. Lástima que sea tan desconocido en España.

          Una opinión mía, tan prescindible como todas las demás que ya he escrito: ya tenemos mucho conocimiento, ahora hace falta desarrollar el honor. Esa cualidad que los profesionales han perdido por escuchar los cantos de sirena que venían del Estado. A los profesores, a los médicos y a los jueces les gustaría que la gente común los respetara más. Que empiecen ellos a respetarse a sí mismos exigiendo que se reduzca el gasto público y los impuestos. Hay demasiado tuercebotas en esas profesiones, y hay que asfixiarlos quitando el suculento dinero que hay en todo esto. Ser profesor debería ser algo admirable, deseable, respetable, pero hoy es un trabajo al que van a parar los que no pueden hacer otra cosa. Estos pilares de la civilización deberían limpiar su casa antes de quejarse de la perfidia y de la ignorancia del pueblo.

          Respecto a lo de la educación. He tenido ocasión de hablar con guardias civiles de esto de la educación. Parece ser que es habitual entre agentes de la Guardia Civil oír el comentario “a mí me habría gustado estudiar derecho”. Algunos lo intentan en la UNED. Estos suelen llegar a la conclusión de que hicieron bien en no estudiar derecho. A veces ocurre que, depués de entender cómo funcionan las cosas, uno se vuelve demasiado cínico y no le quedan ya ganas de cumplir con su deber. Preferirían cambiar de negocio, pero no tienen idea de qué hacer. Estos pobres desengañados se suelen quedar en lo de siempre, contando los meses que les quedan para jubilarse e irse al monte a olvidarse de la civilización. Me parece que es mejor vivir con un trabajo normalito lamentando no haber llegado a más, que descubrir que no había nada más que alcanzar.

          Un último comentario. Esto del antimilitarismo no se estila mucho por España. Es extraño, porque España ha tenido la extraña habilidad de evitar las peores guerras internacionales de la historia, a cambio de experimentar muchas guerras civiles. Viendo lo calamitoso de las guerras entre Inglaterra, Francia, Rusia y Alemania a lo largo de los siglos, y viendo lo calamitoso de las guerras civiles y los golpes de Estado de los países hispánicos, deberíamos concluir que acabar con la guerra es el principal objetivo político del liberalismo. Es necesario para acabar con todas las demás injusticias que existen, empezando con los impuestos. Todo depende del negocio de la guerra.

          A la gente se le olvidan estas cosas y solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena. Creo que conviene recordarlo. El “no a la guerra” no debería ser “no a la guerra de Aznar, sí a la guerra de Zapatero”. Es una cuestión de principios. Los que estén a favor de la guerra que se aten los machos y que vayan a las trincheras a pensar en Dios y en los años de esplendor en la hierba. Y si son demasiado viejos y demasiado cobardes para ir ellos, que manden a sus hijos y a sus hijas (viva la igualdad) a que los hagan picadillo y se los devuelvan en una urna. El que no quiera nada de esto, que no defienda la guerra.

          1. Tu primer párrafo es descorazonador: ¿cómo solucionarlo? ¿con una liberalización completa? ¿acaso lo que estás denunciando no ocurre precisamente dentro del sector privado? Supongo que los clientes tendrían más alternativas y estarían mejor informados y educados.

            Muy buena la anécdota de los Guardia Civiles y me ha encantado tu apelación al honor. Un día tuve una discusión con un profesor; no recuerdo como empezó pero sí su conclusión, ya que ni corto ni perezoso me espetó: ” mi mayor preocupación es que me pague el Ministro”. Me quedé de piedra. Si quiere que te respeten, primero respétate a ti mismo.

            Yo era muy militarista y gracias a los hechos y a vosotros he cambiando radicalmente de opinión. Sigo pensando si no es necesario una fuerza de paz en situaciones como la de Ruanda, aún así, no me cabe duda que el aislacionismo político es la mejor política exterior.

            No sé si es un país muy antimilitarista o no…..pero tengo claro que en España nos gusta mucho los organismos supranacionales… salvo honrosas expeciones (jeje!). Si la UE o la ONU pone el sello para una intervención…nosotros estamos encantados.

  5. Requiemsoul, ¿entonces crees que es por una cuestión de ser más ricos por un cambio cultural influenciado por las exigencias demográficas actuales?
    véase el típico caso de China o simplemente Gran Bretaña en la Revolución Industrial, el despunte demográfico.

    ¿Insinúas que la mujer en Nigeria tiene más de 7 hijos de media porque el hombre la tiene atada como fábrica para tenerlos? Jaja
    Yo creo más en que es un tema de costumbres…
    son lugares en los que yo diría que no existe por un lado abstinencia sexual ni medios para evitar la concepción por otro.

    Más autonomía económica que una modelo de Victoria´s Secret no puede tener una mujer yo creo (quizás dependa emocionalmente o de otra forma de un hombre pero…). La modelo emblemática Alessandra Ambrosio por ejemplo es posible que al final acabe con familia numerosa.

    1. Tienen más hijos por estatus ( costumbres), para compensar la elevada mortalidad infantil ( en franco descenso, ergo explosión demográfica: ¡¡el 41% de los africanos tienen menos de 15 años!!!), para mano de obra en el campo y porque ( me visto de progresista) son sociedad patriarcales en los que la decisión de tener hijos no es consensuada ni existe planificación familiar. La ausencia de preservativos y otros medidas anticonceptivas, evidentemente tampoco ayuda a prevenir embarazos no deseados.

      Tasa de fertilidad de los países con mayor libertad económica(según Heritage Foundation) de África: Mauricio, Botswana, Sudáfrica, Ghana, Cabo Verde. ¿Casualidad?

      https://www.google.es/publicdata/explore?ds=d5bncppjof8f9_&met_y=sp_dyn_tfrt_in&idim=country:BWA:NAM:MOZ&hl=es&dl=es#!ctype=l&strail=false&bcs=d&nselm=h&met_y=sp_dyn_tfrt_in&scale_y=lin&ind_y=false&rdim=region&idim=country:BWA:MUS:ZAF:RWA:CPV:GHA&ifdim=region&hl=es&dl=es&ind=false

        1. Dejo un artículo sobre la explosión demográfica de Níger(Tasa de fertilidad de 7,5 hijos desde los años 60) y su relación con las sociedades patriarcales y en las que la mujer tiene menor autonomía social y económica.
          Según UNICEF, la posibilidad de contraer matrimonio antes de los 18 disminuye en un 40% entre las niñas que van a la escuela primaria y en un 120% entre las que va a la escuela secundaria.

          http://www.africafundacion.org/spip.php?article22754

          1. “Según UNICEF, el riesgo de matrimonio antes de los 18 disminuye en un 40% entre las niñas que van a la escuela primaria y en un 120% entre las que llegan a la escuela secundaria.”

            Tengo un problemilla. ¿Qué significa “riesgo” en esa frase extraída del artículo?
            Si significa “probabilidad”, entonces no puede ser que la probablidad de un suceso descienda un 120%. ¿Nos quieren engañar?
            La probabilidad puede aumentar más del 100%, por ejemplo, para una probabilidad del 10% un aumento hasta el 30% sería un incremento relativo del 200%. Pero no es posible que una probabilidad del 10% descienda un 200%, porque eso llevaría a decir que la probabilidad sería del -10%, lo cual no tiene sentido.

            ¿Y por qué las mandan a la escuela a aprender a leer en francés, que no vale para nada, si lo que necesitan es aprender a usar armas de fuego para protegerse de los violadores y de los malos estadísticos?

            Leer en francés es útil si vas a leer a Bastiat o a Molinari. Pero nunca leerán a esos autores, porque los cabritos de las ONG están más enamorados de su ideología totalitaria que los propios imanes del islamismo.

          2. No se te escapa una. Una licencia que me tomé porque consideraba que eso de “riesgo de matrimonio” era un poco peyorativo.

            Soy nefasto con la Estadística. ¿Puede significar lo siguiente?
            Por cada niña casada menor de 18 años que estudia en la escuela primaria hay 1,4 casadas que no han estudiado. Y por cada niña casada menor de 18 años que estudia educación secundaria, hay 2,2 casadas que no han estudiado dicha educación secundaria.

            Me parece que tu escuela tendría un gran éxito entre los alumnos.

          3. Requiemsoul, en Oriente Medio la mujer se podría decir que está más constreñida y no hay esas tasas de fertilidad.
            Es un problema cultural, no siempre vale cualquier cosa para hacer las cosas bien y lo sabes. Yo no soy relativista.

            En cuanto a lo del patriarcado, dudo mucho que el supuesto cabeza de familia desee más bocas que alimentar siempre.

            Puede que sea el sol lo que les pone dispuestos a fornicar todo el día… Jaja
            Es cierto que hay una tasa de mortandad infantil alta, pero que digas que se hace para compensar me parece maquiavélico sinceramente.

            Buenos enlaces, gracias chaval!!

          4. De nada Faked :)

            Después del África subsahariana, Oriente Medio es la región del mundo con mayor tasa de fecundidad (eso sí, 4,97 hijos por mujer frente a 2,85 de media).
            Estoy seguro que una sociedad patriarcal, con una mujer supeditada al hombre es uno de los factores que lo explica.

            Me atrevo a decir que en todos los casos, la explosión demográfica no viene de la mano en un primer momento de un aumento de la tasa de fertilidad, sino de un descenso de la mortalidad infantil mayor que el descenso de la tasa de fecundidad. Posteriormente, la tasa de fecundidad cae de forma más intensa que la tasa de mortalidad infantil y, por tanto, la tasa de crecimiento poblacional se reduce.