Amigos chilenos: ¡no copien a España!

vozpopuli

El modelo de pensiones chileno, basado en un sistema de capitalización, vuelve a ser objeto de una feroz crítica por parte de sus detractores. Tras 35 años en vigor, son muchos los que denuncian su absoluto fracaso y abogan por sustituirlo por un sistema de reparto como el vigente en la mayor parte de Europa: no en vano, la pensión media de jubilación en el país andino apenas asciende a 282 euros mensuales(3.384 euros anuales); una minucia, dicen, en comparación con lo que podría cobrarse de contar con un sistema de reparto. Y es que, en efecto, a pesar de que la renta per cápita española sólo duplica la chilena, nuestras pensiones medias cuasi las cuadruplican (12.360 euros anuales). Normal, pues, que muchos chilenos miren a Europa, y en particular a España, con envidia.

Pero no deberían. La “generosidad” del sistema público de pensiones español es un mero espejismo: un espejismo que va camino de desmoronarse en unas pensiones comparativamente mucho menores a las del país andino. Las trampas de este espejismo son dos y es muy conveniente que todos los chilenos las conozcan para no dejarse engañar: por un lado, la insostenible tasa de reemplazo; por otro, las altísimas cotizaciones sociales.

Insostenible tasa de reemplazo

La tasa de reemplazo es el porcentaje de los ingresos laborales medios que percibe un jubilado en forma de pensión. Por ejemplo, si actualmente el salario medio a lo largo de la vida laboral es de 15.000 euros anuales y la pensión media es de 7.500 euros anuales, la tasa de reemplazo es del 50%.

España es el segundo país de la OCDE con una mayor tasa de reemplazo en sus pensiones públicas: éstas representan actualmente alrededor del 75% del salario medio que cobra un español a lo largo de su vida laboral. La media de la OCDE es casi la mitad, del 40,6%, dado que en la mayoría de países una parte muy importante de la pensión total (alrededor de un tercio) se cubre con sistemas de capitalización obligatorios o voluntarios (como el chileno).


Fuente: OCDE

En Chile, en cambio, la tasa de reemplazo del sistema privado se queda en el 37,2% del salario medio: prácticamente la mitad que en España. Normal, pues, que las pensiones sean tan bajas: Chile tiene aproximadamente la mitad de la renta per cápita española y la mitad de su tasa de reemplazo: aproximadamente, pues, sus pensiones son la cuarta parte de las nuestras.

Sucede, sin embargo, que la elevada tasa de reemplazo española es absolutamente insostenible: actualmente, España cuenta con casi dos trabajadores por pensionista; a partir de 2050, únicamente tendremos un trabajador por cada pensionista, de modo que habrá que recortar sustancialmente esa elevada tasa de reemplazado. El propio gobierno de España, en sus previsiones remitidas a la Unión Europea, estima que en el año 2060 la tasa de reemplazo caerá por debajo del 50%.

En cambio, la tasa de reemplazo chilena, según estimaciones del propio gobierno, se mantendrá esencialmente estable a largo plazo: es verdad que durante los próximos 15 años se reducirá en varios puntos —por el mero efecto estadístico de que quienes se jubilan ahora cotizaron con los muy bajos salarios de hace 30 años—, pero a partir de 2030 la tasa de reemplazo recupera sus niveles presentes (a diferencia de lo que sucede en España, condenada a reducirse hasta caer por debajo del 50%).

En suma, si en España contáramos hoy con la tasa de reemplazo que sufriremos a largo plazo, la pensión media sería de 7.660 euros: poco más del doble de la chilena(coherente con el hecho de que nuestra renta per cápita es prácticamente el doble). Las diferencias, pues, empiezan a estrecharse.

Altísimas cotizaciones sociales

Sin embargo, el factor que verdaderamente vuelve muy tramposas las comparaciones entre las pensiones chilenas y españolas son las muy dispares cotizaciones sociales. En España, las cotizaciones sociales por contingencias comunes (las que van a financiar las pensiones públicas) ascienden al 28,3% del salario bruto del trabajador; en cambio, la cotización obligatoria por ahorro previsional en Chile apenas es del 10%.

Recordemos: la tasa de reemplazo del sistema público español es hoy casi el dobleque la privada chilena (73,9% en España frente a 37,2% en Chile) pero nuestra cotización social es prácticamente el triple. Esto es, los españoles pagamos tres veces más que los chilenos para recibir sólo dos veces más. ¿Dónde está la eficiencia del maravilloso sistema público de pensiones español? En ninguna parte. Si un chileno hubiese ahorrado lo mismo que un español a lo largo de su vida laboral (el 28,3% de su salario), hoy disfrutaría de una tasa de reemplazo del 105%: un 42% superior a la española.

Y, como ya hemos visto, el futuro todavía será peor para el sistema público español: a partir del 2050, los trabajadores españoles entregarán casi el 30% de su salario a la Seguridad Social para que los pensionistas apenas reciban una renta equivalente al 48% del salario medio de la vida laboral: en cambio, en Chile los trabajadores accederán a una pensión equivalente al 35-40% de su salario medio… apenas habiendo ahorrado el 10% de sus sueldos.

Conclusión

Es verdad que las tasas de reemplazo del sistema privado chileno son comparativamente bajas. Las razones son básicamente dos: la primera es que los salarios han aumentado muy notablemente durante los últimos 35 años (mucho más de lo que lo han hecho en España), de modo que los pensionistas actuales cotizaron con unos sueldos comparativamente mucho menores que los presentes; la segunda es que la cotización al sistema privado de pensiones apenas alcanza el 10% del salario bruto (un tercio que en España). La primera de estas dos causas irá diluyéndose estadísticamente con el paso de los años (pues no parece probable que, durante las próximas tres décadas, los sueldos en Chile se expandan al mismo ritmo que en las tres anteriores); la segunda dependerá de la actitud que cada chileno adopte ante su jubilación: si consideran insuficientes las tasas de reemplazo que ofrece el sistema con un ahorro obligatorio del 10% de los salarios, entonces deberán proceder a ahorrar voluntariamente un mayor porcentaje de su renta (como hacen hoy los trabajadores españoles de manera no voluntaria, sino obligatoria).

Acaso algunos argumenten que los chilenos carecen de margen para ahorrar un mayor porcentaje de sus salarios, pero entonces de nada les servirá importar un sistema de pensiones de reparto como el español: un sistema que les obligaría a ahorrar no el 10% de sus salarios, sino el 28,3%. Y los resultados que obtendrían serían notablemente peores que ahorrando ese 28,3% dentro de su sistema de capitalización privado.

No, si algo necesita el sistema de pensiones chileno no es una completa estatalización, sino una completa liberalización: libertad de entrada de nuevos instrumentos de ahorro y libertad de determinación de la tasa de contribución al sistema. Sólo así cada ciudadano será plenamente consciente de que ahorrar para la jubilación es su entera responsabilidad. El error que acaso se cometió en Chile fue prometerles a los ciudadanos que una tasa de ahorro del 10% bastaría para que cobraran pensiones “suficientes”, cuando el concepto de “suficiencia” es totalmente subjetivo: imponer la tasa de ahorro obligatoria del 10% lanzó el equivocado mensaje de que no resultaba necesario ahorrar en mayor medida.

Chile debe empezar a considerar a sus ciudadanos como adultos responsables de su jubilación, no como niños inmaduros que deben ser tutelados por los políticos: copiar el sistema español de pensiones los empobrecerá aún más y, lo que es peor, sólo servirá para entregarles a los políticos el control de las pensiones de todos los chilenos… un poder que utilizarán electoralistamente en su propio beneficio. Más pobreza y populismo político: ¡no copien a España!

También te puede gustar

40 comments

  1. Llevo un tiempo siguiendo este asunto por conocidos que viven en Chile y por lo que veo el problema es que las gestoras de pensiones aprobadas por el estado ofrecen unas rentabilidades bajísimas. Como siempre, la violencia del estado es la raíz de muchos problemas.

    Por supuesto que cambiar a un sistema de pensiones público obligatorio no es la solución, sino el camino al desastre.

    Ahora bien, la gran mayoría de planes de pensiones y muchos fondos de inversión en cualquier lugar del mundo siguen ofreciendo la misma receta de siempre: invertir en blue chips tradicionales para los más atrevidos y en deuda pública para los más cautelosos. Creo que es un modelo destinado al fracaso en la economía del conocimiento y la innovación continua en la que nos estamos adentrando.

    Por último, en el nuevo paradigma en el que trabajaremos en lo que nos apasiona y en el que el trabajo no se ve como sacrificio sino como una fuente de placer, ¿por qué esa obsesión con jubilarse a los 65 años? Creo que lo lógico será seguir trabajando mientras se pueda. Y cuando ya no se pueda trabajar por el deterioro de la salud, simplemente significará que nuestro momento de dejar este mundo y dar paso a la gente nueva ha llegado.

    Es el momento de tomar decisiones racionales y valientes y explorar nuevos caminos. Los sistemas de previsión impuestos a punta de pistola (sean públicos o privados) ya no sirven, si es que han servido alguna vez. Pero los planes de pensiones voluntarios siguen ofreciendo los mismos modelos caducos de antes, basados en “vivir de las rentas” con inversiones supuestamente estables y seguras, tampoco sirven. Quien no entienda que el mundo está cambiando a pasos agigantados se llevará una sorpresa desagradable cuando quiera jubilarse.

    1. Todo esto que ustedes los liberales radicales dicen suena muy bien -yo mismo me he vuelto más liberal leyéndoles- pero en el fondo esta prosperidad que ustedes venden es factible sólo para un grupo más o menos grande -probablemente ni siquiera mínimamente mayoritario- de personas. Un grupo muy grande de ciudadanos (¿la mayoría?) no va a tener en la sociedad futura margen para pagar, entre otras cosas, sanidad o pensiones privadas que sean al menos decentes, por muy prudentes que sean ahorrando y por mucho que se esfuercen por ser competitivos y prosperar. ¿por qué? Porque la evolución del sistema, con un mercado ultra eficiente, global y que tiende a la automatizción masiva, lleva a que los beneficiados sean básicamente los propietarios y técnicos muy cualificados que consigan al menos salir adelante en esas condiciones, si no prosperar. Siempre habrá excepciones -algunos artistas y deportistas, algunos seductores (¿y embaucadores?) de masas, pero un grupo muy importante de personas no logrará encontrar un ‘nicho’ de prosperidad, por mucho que se esfuercen. Y no importa que la sociedad se liberalice al máximo, las oportunidades seguirán sin ser suficientes para toda esa gente porque el número de negocios que salga adelante estará limitado por la volatilidad, la bestial competencia y otros problemas de los mercados. Sean lúcidos y admitan que su sistema radicalmente liberal es coherente y tiene sentido, pero a costa de que un grupo social (probablemente) grande se hunda en la miseria o en la dependencia (que sería lo mismo en una sociedad regida según sus principios, porque ustedes están en contra de las ‘ayudas obligatorias’, y no creo que las ‘ayudas voluntarias’ sean suficientemente eficaces en casos de pobreza masiva). También pueden los pobres organizarse en redes de ayuda mutua, lo cual sería muy bueno, pero en muchos casos esas redes no tendrían recursos suficientes para lograr un mínimo digno. En resumen, sus ideas son buenas pero a costa de un darwinismo social que degeneraría en caos, crueldad y violencia (un escenario ‘centroamericano’); por eso creo que sus propuestas deben ser complementadas con servicios sociales públicos básicos, aunque sean más austeros que en la socialdemocracia.

      1. Interesante su comentario.

        La diferencia de raíz es que la izquierda aspira a que todos seamos iguales, y eso es imposible porque todos somos distintos; cada uno de nosotros es único. La manera de que una persona pueda desarrollar su máximo potencial es con amor y libertad. La parte de la libertad creo que está clara en el liberalismo/anarcocapitalismo. Cuando digo “amor” me refiero al amor genuino, desinteresado, que ama sin obligar y sin exigir nada a cambio, no al amor envenenado que nos venden los políticos para conseguir nuestro voto.

        Cuando se trata a los “necesitados” como si fueran inválidos lo que acaba ocurriendo es que cada vez necesitan más. En lo más hondo de nosotros queremos poder valernos por nosotros mismos. Por eso, por mucho que le des de comer a un “necesitado”, nunca será feliz (al contrario, cada vez “necesitará” más y más). Dale pescado a un hombre, y comerá un día. Enséñale a pescar (o al menos no le prohíbas pescar) y podrá comer toda su vida (y ya no necesitará tu “ayuda” envenenada).

        Al estado le interesa que la gente sea dependiente. Cuanto más desvalida se sienta la gente, más medrarán los políticos. Si la gente se sintiera capaz e independiente, se preguntaría ¿para qué necesitamos políticos? Y llegaría el fin de los parásitos.

        La automatización y la tecnología son inevitables, guste o no. La alternativa es la vuelta a las cavernas con una esperanza de vida de 30 años. Aunque haya gente que dice despreciar la tecnología, en realidad nadie quiere volver a las cavernas. Desprecian la tecnología, pero cuando enferman quieren tener acceso a la última tecnología médica pagada por los demás. La explicación que encuentro al “entitlement” (a sentirse con “derechos”; no sé cómo traducirlo) es que el que se siente desvalido se convierte en un tirano, porque es la forma que tiene de llamar la atención y conseguir amor de los demás. Igual que el niño que no se siente amado por sus padres y se acaba convirtiendo en un tirano.

        Nadie es “inválido”. Las cadenas están solamente en nuestra mente. Nos las pusieron de niños y el estado se encarga de que no las rompamos de adultos. Siendo conscientes de ello es cuando podremos empezar a romperlas y ser más libres.

        1. Gracias por su comentario. Estoy (filosóficamente) de acuerdo con usted en mucho de lo que dice, pero tengo que señalar que no ha respondido a lo que planteo: una cosa es lo ideal para hacer personas dinámicas y responsables, otra es que las condiciones sociales y económicas del futuro próximo no van a posibilitar que un (posiblemente) gran número de personas logren una prosperidad ni siquiera básica, da igual lo mucho que se esfuercen: si no logran entrar en el (limitado) número de propietarios y profesionales de éxito, van a ser pobres. El modelo liberal es bueno, pero deja ese flanco abierto a la miseria generalizada (por ejemplo, un 40-50% de pobres), al resentimiento y al caos social (de hecho, lo pobres que entren en el mundo del crimen organizado estarán, en cierto modo, simplemente maximizando sus oportunidades de prosperidad en una sociedad en la que no verán otra manera de alcanzarla). Por todo esto, entre la socialdemocracia y el liberalismo libertario radical (ya sea minarquismo o anarcocapitalismo), prefiero un sistema social-liberal, con una economía y una sociedad muy liberalizadas pero con un ‘colchón’ para los que se quedan fuera de los grupos prósperos.

          1. Contestando a este comentario y al otro suyo de más abajo:

            No se trata de producir más trabajando más horas y deslomándose hasta la extenuación. Ese camino garantiza el fracaso porque haga lo que haga terminará siendo reemplazado por la tecnología. Las máquinas trabajan las 24 horas, no se cansan, ni cometen errores impredecibles, ni se ponen enfermas, ni se quejan, ni hacen huelga. Precisamente el propósito de la tecnología es liberarnos de las tareas arduas para que nos podamos dedicar a tareas más creativas y vivir mejor. La manera de salir adelante es buscar aquello que la tecnología no puede hacer; tareas creativas. Usted (igual que todos) tiene el monopolio en ser usted mismo. Si alguien intenta hacerle la competencia en ser usted mismo no le podrá ganar. Sé que esto suena algo abstracto, pero lo que quiero decir es que si nos dedicamos a tareas fácilmente reemplazables, seremos reemplazados: primero por otras personas con salarios más bajos y después por máquinas. La manera de poder sobrevivir y desarrollarnos es explotar nuestros recursos y nuestra creatividad. En eso cada uno de nosotros es único.

            Voy a intentar dar mi punto de vista sobre la que parece su principal preocupación: la posibilidad de que la tecnología avance tan deprisa que mucha gente no se sepa adaptar y se generen enormes bolsas de pobreza, etc.:
            1º: Todos podemos ser propietarios. Si damos por sentado que la tecnología nos va a hacer prescindibles, podemos invertir nuestro dinero en tecnología (por ejemplo, comprando acciones de las empresas que consideramos que nos van a “quitar” nuestro empleo). De esa manera, estaremos preparados y podremos tener un capital y dividendos cuando nuestro empleo sea realizado por las máquinas.
            Por ejemplo (simplificando mucho), un taxista podría invertir en Uber, Tesla, etc. También podría invertir en la empresa que opere la flota de vehículos autónomos y eléctricos de su ciudad cuando llegue el momento.
            Mejor que “invertir” en la Seguridad Social o en planes de pensiones gestionados por “expertos” con rentabilidades cada vez menores.
            (DISCLAIMER: esto es mi opinión personal y no es consejo de inversión. Cada persona ha de pensar por sí misma y hacer lo que a su juicio considere mejor. Por si acaso.)
            2º: Creo que sí existirá la posibilidad para la gran mayoría de la gente de adaptarse al nuevo escenario. También existió un temor similar durante la revolución industrial y aquí estamos.
            3º: Ese 40-50% de pobres o el porcentaje que sea siempre ha existido. La diferencia es que hasta ahora estaba distribuido geográficamente (países del 1er mundo y del 3er mundo, etc.) y en el futuro se distribuirá de otra manera más meritocrática. Pero gracias a la tecnología los pobres pueden ser cada vez menos pobres (aunque en comparación con los “ricos” se vean pobres. Creo que la clave está en compararse menos con los demás y más con uno mismo. ¿He avanzado respecto a ayer, el mes pasado, el año pasado? ¿Me he realizado más como persona? Pero si una persona cree que la satisfacción no depende de uno mismo sino de la “suerte” y se compara con los demás, siempre estará llena de envidia y resentimiento contra los “ricos”, los “altos”, los “guapos”, etc.

            Aunque los apocalípticos nos quieran hacer ver que estamos muy mal y vamos a peor, por ejemplo recuerdo de niño que nos bombardeaban continuamente en la TV con imágenes de niños desnutridos en África. Ese problema ha disminuido mucho. Es verdad que aún están lejos de los estándares de vida “occidentales”, pero han mejorado y se han acercado. Lo mismo con la ecología: cuando era niño los ríos estaban hechos una mierda (chiste de Bilbao: “-(visitante) ¡Qué mal huele aquí en la ría! -(bilbaíno orgulloso) Aquí no huele mal; aquí huele a progreso.”). Es evidente que ha mejorado.

            Gracias a Internet el conocimiento está más accesible que nunca. El poder estudiar depende cada vez más de las capacidades y de las ganas de uno y cada vez menos del dinero que tengan sus padres o de los subsidios que le de su gobierno. Es verdad que antes había becas y se podía trabajar para pagar la universidad, pero gracias a Internet aprender es cada vez más accesible. Todo lo necesario es un ordenador y una conexión a Internet. Este aumento en la autonomía de los jóvenes respecto a sus padres y sus estados es algo enormemente positivo.

            No perdamos de vista que la tecnología la crean las mentes libres, nunca los burócratas. Cuanta más libertad más creatividad. Por eso el aumento de la libertad individual es bueno para el avance de la humanidad.

            Lo de irse a una comuna hippie y volver a estándares de vida prehistóricos es una opción perfectamente válida y supongo que muchos desencantados optarán por ella. Pero creo que es una opción poco inteligente. Es más inteligente poder desarrollarse personalmente y ganarse la vida siendo uno mismo en una sociedad tecnológicamente avanzada donde las máquinas hacen el trabajo sucio. Es normal que nos cueste encontrar nuestro propio camino cuando nos han educado desde niños con una hoja de ruta planificada, como si hubiese una forma “correcta” y lo demás estuviese mal (“Hijo mío, vete al colegio, al instituto, a la universidad, consigue un empleo fijo seguro en una empresa importante, cómprate una casa, cásate, ten hijos, sigue agarrándote al mismo empleo que odias y cuando por fin te jubiles podrás disfrutar el poco tiempo y salud que te queden. C’est la vie.”).

          2. @Carlos.

            Buen comentario para desterrar temores luditas. En una sociedad del conocimiento, para proteger al trabajador y no el puesto de trabajo ( con una vida útil cada vez más corta y más incierta) se requiere mercados (laboral, educativo, regulatorio…) más flexibles y adaptativos a los cambios y así minimizar las probabilidades de que una persona quede descolgada.

            Los empleos serán más livianos pero dudo que se reduzca excesivamente la jornada laboral en el sector terciario, ya que las TICs te permiten estar permanentemente conectado.

            El propio autoconsumo también vivirá una revolución con nuevas tecnologías de generación y almacenamiento de energía o las impresoras 3D. Las comunas hippies serán bastante sofisticadas jeje!

            Los ingresos pasivos de la capitalización son nuestra renta básica :)). Sin embargo, precisamente por esa posible “bolsa de trabajadores inempleables o precarios” este debate irá ganando cada vez más fuerza dentro de la opinión pública y publicada. Algunos liberales defienden la privatización del Estado de Bienestar y a la vez, una renta básica para destinarla al fin que se crea conveniente. Es una posibilidad socio-liberal.

          3. Respecto a los últimos comentarios, estoy de acuerdo con ustedes, todos debemos intentar ser técnicos especializados y/o inversores/propietarios. En lo que insisto es en que muchos no van a poder lograrlo por mucho que lo intenten, y va a haber mucha pobreza (no relativa, sino de carencia de un bienestar básico: vivienda, energía, transporte, cesta de la compra…). En Europa occidental llevábamos décadas sin ese 40-50% por ciento de tasas de pobreza (de la de verdad) que va a volver. Y eso va a ocurrir en nuestra sociedad por muy liberal que sea. Reitero mi observación, muchos no van a poder ser ni inversores-propietarios ni técnicos con un éxito siquiera mínimo, por mucho que lo intenten (pero, ¡claro que hay que intentarlo!) debido a los muchos negocios que van a ir hundiéndose regularmente por la volatilidad y el exceso de competencia en los mercados. No va a haber tantas oportunidades como suponen aquí.
            Una observación sobre la automatización y la organización ultra eficiente de las empresas: al contrario que en otras ocasiones, esta vez el elemento humano se va a hacer redundante. Antes, el que ya no encontraba trabajo en el campo o los talleres artesanos, lo encontraba en las fábricas o, después, en los servicios. Esta vez, cualquier proceso de producción de bienes y servicios requerirá sólo de una fracción del elemento humano que era necesario hasta hace poco (por ejemplo, como ha ocurrido recientemente, un programa de ordenador ha sustituido a cientos de expertos consejeros de finanzas personales, en un banco británico). Sí, la solución es reciclarse y trabajar/invertir en otras cosas (si uno tiene capital suficiente para invertir, que esa es otra), pero muchos no lo lograrán, y no por desidia sino por lo que señalé anteriormente. Esto se solucionará cuando disminuya la población y los que queden estén entrenados para salir adelante en estas condiciones, pero mientras habrá miseria, delincuencia masiva y caos. Por eso será necesario que queden una renta y unos servicios básicos para esa masa empobrecida. Ah, y no será para esa masa un retroceso irse a una comuna, muchas veces será la única alternativa válida para no caer en la destitución y la dependencia.

        2. Esa teoría del clientelismo de los políticos es una tontería, la gente no quiere cambios cuando las cosas van bien, unos estados de malvado carácter socialista como pueden ser los nórdicos, con una tasa de pobreza y de paro prácticamente inexistente no quieren cambiar de modelo, igual que la única manera de que triunfe el sistema que tanto os gusta sería un hundimiento del sistema actual, y por tanto un aumento de la pobreza.

          1. Coño, es que la gente no quiere cambios ni cuando las cosas van mal.

            Aquí hay una Beatriz que lo ha dicho muy clarito acudiendo al refranero:

            Más vale malo conocido que bueno por conocer.

            Así nos luce el pelo en este país de tristes y miedosos.

            (me paso al hilo “el pastel de kabratxo, pisitos y sus experiencias sodomitas en los bajos de la Concha”).

          2. La culpa es de las madres:

            “Hijo, haz oposiciones que es algo seguro”.

            Y a robar carteras para mantener el tinglado estatal improductivo/extractivo.

    1. Me gustaría saber de dónde sale el dato de la rentabilidad del 9%. Por lo que veo aquí está bastante alejado. En los últimos 5 años el fondo más rentable de todos ha rendido un 4,18% (entiendo que anual). Tampoco me queda claro si esta rentabilidad tiene los gastos de administración descontados; habría que mirarlo a fondo. Esto es consistente con la tabla que vi hace unos días (y que ahora no consigo encontrar).

      http://www.afphabitat.cl/multifondos/rentabilidad

      Aquí se explica que hay 5 tipos de fondos, parece que estandarizados por el estado. Si el estado, además de garantizar la clientela a las AFP, les dicta qué inversiones están permitidas y cuáles no, ¿se puede esperar algún resultado bueno?

      http://www.afphabitat.cl/files/33_2015_actualizaciones/25_fondos_de_pensiones_tipo_a_b_c_d_e.pdf

    2. Perdón, un inciso: sin contar con los que, para poder sobrevivir en este mundo ultracompetivo y de concentración extrema de la riqueza, deberán arruinar su salud y su vida personal: amistades, familia… para poder estar disponibles y productivos todo lo necesario para salir adelante. No hago un llamamiento a la desidia y la la pereza, pienso en personas que ya trabajan duro pero que tendrán que sacrificar su humanidad en el altar de la productividad, sólo para conseguir un bienestar (¿bienestar?)básico. Y si ustedes dicen ‘entonces, que se hagan ‘hippies’ y se vayan a una comuna’, yo respondería que sí, es una salida, pero no es algo necesariamente accesible ni bueno para muchos.

  2. Buen artículo.

    Entiendo la lógica de que mucha gente vea el mínimo a ahorrar como un máximo, pero también veo muy peligroso su ausencia. Estoy seguro que bastantes personas vivirían al día, miopes, despreocupándose el futuro y llegado el momento reclamarían a los demás solidaridad ante su “infortunio” .
    La aversión a la responsabilidad individual es la verdadera salud del Estado, no la guerra :).

    1. Muy cierto eso de que bastantes personas vivirían al día, miopes, despreocupándose del futuro, pero es que la educación que reciben del Estado desde niños incentiva la despreocupación. Si en el colegio se les inculcara que en esta vida nada es gratis, empezando por la educación, y que sólo tendremos aquello por lo que uno ha luchado en vez de enseñarles que tienen todo tipo de derechos por el simple hecho de haber nacido en un país más o menos próspero, otro gallo cantaría.

  3. Señores:

    DESGUAZADOS EL MERCADO LABORAL Y EL INQUILINATO, AHORA DICEN QUE TOCA DESGUAZAR LAS PENSIONES.-

    Lo que sea, con tal de mantener la “cotización” de los pisitos, “gran capital” para los popularcapitalistitas.

    Con el desguace de las pensiones, el falsoliberalismo propone también el DESGUACE DE LOS DEPÓSITOS. Recuerden que, para estos achatarradores del sistema, el dinero no “vale” nada.

    Pero me temo que ya están pinchando en hueso. Están fracasando en su reivindicación de la sandez esta que llaman “pensiones por capitalización”. Y, desde luego, con su odio al dinero, ellos mismos se autoexcluyen desde el primer instante, sin necesidad si quiera de enfrentarles a la realidad de la nueva ERA CERO (Cero inflación, Cero tipos de interés de intervención).

    El sistema chileno de pensiones es una mierda pinchada en un palo, señores, como todo lo que pare el Capitalismo Popular y su Economía de Mercadillo.

    http://agendapublica.es/lecciones-del-fracaso-del-modelo-chileno-de-pensiones-privadas/

    LA DISYUNTIVA REPARTO-CAPITALIZACIÓN ES FALSA.

    Las cotizaciones sociales no son imposiciones a plazo fijo ni cuotas de un seguro de supervivencia. Son tributos cuya materia imponible son las rentas del Trabajo & Empresa.

    Las pensiones públicas no son el resultado de ninguna operación matemático-financiera. Son gasto público redistributivo puro.

    LA MATERIA IMPONIBLE INMOBILIARIA ES IDEAL PARA QUITARLE PRESIÓN AL TRABAJO & EMPRESA EN LA FINANCIACIÓN DE LAS PENSIONES.

    El Capitalismo Popular nos ha llevado a dos contradicciones letales para el sistema capitalista:
    – o rentas inmobiliarias, o pensiones; y,
    – o inmuebles, o activos financieros.

    El falsoliberalismo, con la sandez de la capitalización, solo pretende entregar la gestión de parte de la recaudación tributaria a los trabajadores-directivos de la banca… ¡que la invertirán en deuda pública directa o indirectamente!, por las cautelas que les pondremos para conservar el patrimonio.

    He aquí los tres elementos de la “capitalización”, comprueben la hipocresía falsoliberal:
    – recaudación tributaria,
    – trabajadores-directivos bancarios, y
    – deuda pública.

    ¡Ja, ja, ja!

    Ni capitalización, ni reparto: tributos y gasto presupuestario.

    Acojona que cosas tan sencillas como esta estén en la bocaza de los tocapelotas falsoliberales y que los políticos conservadores las incorporen a sus discursos para engatusar membrillos, como sucediera con la “liberalización” del suelo y el alquiler, que solo ha servido para inflar la burbuja.

    ¿Por qué, para resolver el problemón demográfico español, dado que “España debe empezar a considerar a sus ciudadanos como adultos responsables de su jubilació”, no proponen “liberalizar” las vaginas de sus mujeres, hermanas y madres?

    Perdón por el tono, pero nosotros no somos los que hemos escogido el camino de la confrontación, la fuerza y el cabreo. Al final vamos a tener que meterles los ladrillos por el trasero a más de uno. Ya saben que llevamos años diciendo que el Capitalismo Popular ha acabado siendo una GUERRA CIVIL DE PERFIL BAJO. Quizá esté cambiando a peor este perfil, como vemos en la investidura del Presidente del Gobierno.

    Saludos cordiales.

  4. Señores:

    TRES ENGAÑOS DESVELADOS.-

    1) La Regla de Gasto y el TECHO DE GASTO no son tan determinantes del proceso de investidura del Presidente del Gobierno (cfr. Ley O. Estabilidad y Sostenibilidad, de 2012)

    2) Se pueden PRORROGAR LOS PRESUPESTOS perfectamente y, encima, es, en sí mismo, un RECORTE de gasto sin desgaste electoral.

    3) La BALANZA DE PAGOS es toda ella una ESTIMACIÓN. ¿Estáis seguros de que no es más falsa que Judas Iscariote, en particular en cuanto a Exportaciones de Bienes y Servicios y Turismo? En el mejor de los casos es igual de falsa o verdadera que el dato-PIB, que es una cifra politizada y con grandes dosis de discrecionalidad, tanto en España como en todos los países.

    QUÉ DURA VA A SER LA RESACA TRAS ESTOS DOS O TRES AÑOS IDIOTAS DE CIDCAMPEADORACIÓN DEL MODELO MUERTO.

    Cuánto se van a arrepentir los membrillos que andan “himbirtiendo”.

    Nos atrevemos a decir que, si sale un Gobierno tipo “PP APOYADO”, el no-cambio, en 4 años, va a llevar la deuda pública-protocolo déficit excesivo al 120% del PIB falso.

    Solo un Gobierno tipo “PSOE COALIGADO” tiene caudal político para cambiar la estructura y frenar en seco la generación de deuda pública.

    Saludos cordiales.

  5. Pero si estamos en estrangulamiento financiero, ¿cómo es posible que «un Gobierno tipo “PP APOYADO”, el no-cambio, en 4 años, va a llevar la deuda pública-protocolo déficit excesivo al 120% del PIB falso.»?
    Eso supondría aumentar la deuda, lo que parece contradecir el estrangulamiento financiero.

    1. Señores:

      DESGUACE DE PENSIONES Y DEPÓSITOS.-

      Decimos dos cosas:
      – “… deuda pública-protocolo déficir excesivo… 120% del PIB f-a-l-s-o…”.

      La tesis es que hay dos patrañas contables de las que puede resultar una situación de INSOLVENCIA (estrangulamiento –límite de solvencia– sobrepasado hasta la imposibilidad de honrar la deuda –QUIEBRA–);

      1) no se contabiliza la totalidad del déficit público sino el mínimo requerido en el protocolo de déficir excesivo; de hecho habría maniobras para sacar importes del déficit público “ordinario”, llamémosle así, fuera de perímetro de cómputo; y

      2) no solo está sobrevalorado el dato-PIB, sino también la deuda externa, al estar falseada la Balanza de Pagos, que es una mega-estimación aún más gruesa que la del PIB, empezando por su corazón, las exportaciones y los ingresos por turismo.

      La oficialización del Estrangulamiento Financiero Total Final ha empezado ya con la amonestación de la UE al tiempo que ejercía el derecho de gracia en relación con la multa pecuniaria por incumplir el Tratado de Estabilidad.

      Finalmente, en el pecado de forzar la prórroga presupuestaria para encubrir el recorte, va la penitencia de la oficialización completa del EFTF, que en nuestra modesta opinión será a caballo del 2 de octubre, por pner fechas, como hacen ellos.

      Se puede engañar al votante con la Contabilidad Nacional, pero no a la autoridad contable europea.

      En la UE se consiente la situación porque cuando tienes un deudor de este calibre, y con la parálisis económica que padece por estar tan apegado a un modelo económico impotente, eres tú quien tiene el problema financiero.

      Por eso estamos acojonadísimos. Vemos que el yonqui no tiene en absoluto propósito de enmienda, va a mentirte obscenamente para seguir accediendo a la droga y tú lo sabes, por lo que, de un modo u otro, debes impedir que se salga con la suya.

      NO ES NADA BONITO LO QUE VIENE.

      Otra cosa sería que el PP APOYADO, al día siguiente de obtener la investidura para un epónimo del modelo muerto, saliera motu proprio diciendo:
      – “Sois unos primos, os hemos timado, todo era mentira, jodeos”.

      Pero eso no va a pasar. Habrá huída hacia adelante y la UE va a ejercer la fuerza. Es un poco lo mismo que pasa entre la administración pública catalana y la central española, solo que trasladado un escalón hacia arriba, entre el Estado español y la UE.

      En la UE se tiene la conciencia de que España es el país de la picaresca y la antihumildad.

      Un Gobierno PSOE COALIGADO es la opción con menos soberbia y, por tanto, más afinada con la UE.

      Finalmente está la cuestión de la amortización acelerada de Ciudadanos, en el escenario chulesco, y el inflado en la calle de Podemos y de la sensibilidad izquierdista dentro del PSOE.

      En una situación de cambio estructural no se pueden analizar los procesos políticos como si solo tocara gestión meramente coyuntural. ¿Acaso no les rechina, en los debates que está habiendo, la alegría con la que se da por sabido que la economía va como un tiro?

      La economía española está estrangulada financieramente y paralizada por el miedo, a las puertas de la DESCONGELACIÓN DEL STOCK INMOBILIARIO ordenada por las autoridades financieras y monetarias.

      El PP se está resistiendo como gato panza arriba, pero la fuerza de la historia es irrefrenable. Si triunfan las maniobras continuistas, el precio que vamos a pagar es altísimo.

      Este hilo apunta al desguace de las pensiones.

      Nosotros añadimos que habrá desguace de depósitos bancarios, en el curso de la SEGUNDA CRISIS DE ENTIDADES DE CRÉDITO, con la vaselina retórica y cínica falsoliberal:
      – “Sé adulto. Te lo tienes merecido por no odiar al euro, tener depositado tu dinero en esa entidad y no habértelo gastado en oro y ladrillos”.

      Añadan el suicidio demográfico y que nuestro país mahometano de referencia es el de los bereberes, Marruecos, ni Turquía (Alemania), ni Argelia (Francia).

      LO QUE SOLO ERA LA TRANSICIÓN ESTRUCTURAL 2025 PUEDE CONVERTIRSE EN UNA LONGA NOITE DE PEDRA QUE SE EXTENDERÍA AL SIGLO XXII, y todo por no querer proceder al ajuste inmobiliario con prontitud y eficacia, y ponerse en manos de los perdedores de la burbuja.

      El candidato a Presidente del Gobierno no solo es un personaje genuino del modelo muerto, sino que su profesión es registrador de inmuebles de provincias, su mujer es constructora y su office-wife está casada con un superinmobiliario muchísimo más mayor que ella.

      ¿ESPAÑA SE ACERCA O NO A LA TORMENTA PERFECTA?

      Nunca olviden que el suflé de Podemos lo hinchó el PP para quitarle fuerza al PSOE.

      Saludos cordiales.

  6. Qué ganas tengo que llegue de una vez el estrangulamiento total final, el de pisitos, claro, para dejar de leer sandeces.

  7. Con un sistema de capitalización la gente no ahorraría y no capitalizaría.
    Mejor dejar al estado que ahorre por nosotros y que reparta.

    1. Yo tengo ese temor en ausencia de un mínimo obligatorio para una parte de la población, pero no hay duda que el sistema chileno es un exitoso mecanismo de ahorro y capitalización. Un dato: De los 170.000 millones de euros ahorrados por los chilenos en pensiones , el 70% son rentabilidades acumuladas.

      No sé a qué te refieres a que el Estado ahorre…. ¿ A crear un fondo soberano como Noruega y que invierta en los mercados de capitales? España carece de petróleo, por lo que le quedarían dos opciones: vender gran parte de los activos estatales o meter un impuestazo al turismo para nutrir el fondo. Y dudo que las rentas que se obtuviesen fueran suficientes para cubrir las pensiones. Quizá sí, para financiar determinadas infraestrucuturas o para crear un fondo de capital-riesgo.

    2. Voy a decir una blasfemia: si no ahorran una de tres los mantendrán los familiares allegados o morirán de hambre o seguirán trabajando como muchos viejitos que hoy aquí en la habana venden maní en las paradas de ómnibus. El estado no es ni puede ser tu papa y si tu negligencia no te dejo prever que en el futuro ibas a ser muy viejo para trabajar y que aun así ibas a comer y a querer seguir viviendo pues te toca afrontar las consecuencias. Es duro pero no puede ser de otro modo.

      1. Yo voy a decir otra blasfemia. Si el estado confía en que los particulares ahorrarán para tener dinero cuando dejen de trabajar particulares (sobre todo cuando son asalariados/as y cobran menos de 1200 € al mes, o sea, la mayoría de la sociedad), no encontraremos con una generación de viejos muertos por inanición.
        No siempre los hijos pueden mantener a los padres, dado que a su vez, esos hijos tienen hijos a los que mantener, hipotecas o alquileres que pagar, etc… (de hecho, hoy día es más normal que los abuelos ayuden a a sus nietos, que los hijos ayuden a sus padres).

        Todo eso de que cada uno cuide de sí mismo, que ahorre para el futuro etc., está muy bien en un mundo imaginario y perfecto, pero no en un mundo real.

        En resumen, más vale malo conocido que bueno por conocer.

        1. Por favor sea seria yo cobro menos de 700 dólares anuales yo sí que pudiera quejarme de no poder ahorrar sin embargo mi abuelo con una pensión de 400 pesos unos 16 dólares mensuales no podía hacer nada y nosotros tuvimos que mantenerlo y lo hicimos gustosos pues era un deber y un orgullo devolver un mínimo de lo que él nos dio los españoles NO PUEDEN BAJO NINGÚN CONCEPTO ESTAR PEOR QUE LOS CUBANOS piense que en el caso de una pensión de capitalización privada a usted no le quitarían él % de impuestos que le están quitando para mantener las pensiones actualmente y pudiera usar ese dinero para ahorrarlo la diferencia es que este produciría rendimientos en el tiempo a diferencia de las pensiones que dependen de cuanta gente esté trabajando su país está envejeciendo al igual que el mío y para mas problema tienen una monstruosa cifra de paro las pensiones no son sostenibles tal y como están las cosas.

        2. Falta mucha cultura financiera: hay muchos libros sobre preahorro e inversión por muy bajo que sea tu salario.
          Pero quiero puntualizar que está considerando que se ahorra sobre el salario neto y en realidad con la capitalización privada de pensiones se ahorraría sobre el coste laboral de la empresa. Recuerde: un mileurista es un dosmileurista atracado por el Estado.
          La capitalización privada ( algo conocido y real: nada imaginario) muestra que se obtiene pensiones más altas cotizando mucho menos que a través del esquema piramidal de reparto.

          ¿Si es irracional el individuo por qué no debería serlo el Estado?
          Sobre la generalización de los errores de la planificación centralizada frente al acotamiento en un mercado libre, le recomiendo este imprescindible artículo de Rallo.

          El artículo se llama: ” ¿Necesita un mercado libre de agentes racionales?”. (no me deja enlazarlo)

          1. me podria recomendar algun libro al respecto y donde lo descargo???? aqui en cuba no tengo manera de invertir pero la cultura no ocupa lugar asi que mejor estar preparado

          2. El mensaje iba destinado a Beatriz, pero encantado de poder ayudar :) :

            -“Un paso por delante de Wall Street” de Peter Lynch. Auténtico clásico de las finanzas.

            -“Educación financiera avanzada pariendo de cero” y “Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero” ambos de Gregorio Hernández-Jiménez.
            En realidad, estos libros son un compendio de bastantes artículos disponibles en la web: invertirenbolsa.info. Una excelente página para neófitos y no tanto en la materia.

            – La etiqueta ” Aprenda a ahorrar e invertir paso a paso” de la página “Educación para la libertad”. Reúne una serie de artículos y podcast sobre cultura financiera.

            – El canal de youtube del Instituto Juan de Mariana tiene varias conferencias sobre finanzas personales.

            -En algún medio como Libre Mercado he visto “publirreportajes” de una página llamada Preahorro.com. Parece realmente interesante con buenos consejos para avanzar hacia una mayor autonomía financiera y dispone de alguna herramienta gratuita para planificarse mejor.
            http://preahorro.com/category/articulos/

            Como puede apreciar, en internet hay infinidad de reseñas sobre value-investment, gestión pasiva y finanzas personales en general.

          3. Jeje si me di cuenta disculpa meta la cuchareta pero lo de los libros me interesa que mi en la universidad me gradue en Contabilidad y Finanzas pero de esto último solo te ensenan la parte más operativa y principalmente en cuestiones de trabajar con tipos de cambio, un pincelazo de administración financiera y evaluación de proyectos y poco más. De los malvados y especulativos mercados de Wall Street nada imagínate si a un cubano le diera por invertir en bolsa lo queman en la hoguera por hereje jejeje. Y nada que profesionalmente tengo muchas lagunas y uno quiere superarse y como aquí no tengo de donde sacar la info pues aprovecho el poco de internet que me dan en la oficina para aprender gracias por la colaboración.

  8. Eso, eso, yo estoy con Beatriz.

    Y voy más allá:

    Como “la gente” es bastante gilipollas que el estado piense por ella y decida, por ejemplo, en que trabaja cada uno, que precio tienen las cosas, que cantidad se produce y así, así….

    Menos mal que tenemos estado para que actúe por la gente, que es gilipollas.

    A que sí, Beatriz?

    Beatriz:

    Tu eres “gente”?

    Nooooooo, claro.

    “La gente” son los otros.

    1. Sí, claro que soy “gente”, con sus virtudes y defectos.

      Por eso no confío demasiado en la “gente” y sí en el estado.

      He visto mucha “gente” cometiendo errores que han llevado a su suicidio social y económico. Y yo no estoy libre de cometer ninguno de esos errores.
      Sin embargo, de momento, no he visto a ningún estado suicidarse.

      1. Estoy seguro de que usted no lo ha visto pero los libros de historia están llenos de estados suicidas, asesinos, ladrones, quebrados etc etc….

        Pero le creo, usted ni idea.

        Por otra parte, usted es muy libre de depositar su confianza en lo que crea conveniente, faltaría más.

        Hay mucha gente que compraba los papelitos de Ruiz Mateos y confiaba en que se los iban a devolver, con intereses y todo.

        Y, además, está usted en mayoría: España es el país del mundo desarrollado donde la gente más confía en el estado para resolverle sus problemas individuales.

      2. Le pongo ejemplos Alemania nazi, Cuba, Unión soviética , korea del norte, Venezuela , todas las repúblicas socialistas del este de Europa, el imperio francés, La primera república francesa, El reino de Francia pre revolución, El imperio Ruso en 1906, el imperio chino, el imperio austrohúngaro, la república romana, el imperio romano,el chile de allende así podríamos tirarnos un mes mire Beatriz con todo el respeto del mundo no crea que porque vea una aparente continuidad histórica las naciones de hoy son idénticas a las predecesoras pueden ocupar el mismo espacio geográfico pero eso no las convierte en inmortales los estados se destruyen a si mismos y se llevan miles de muertos por delante lo que pasa es que como necesitamos el estado pues terminamos reconstruyéndolo el problema es que no aprendemos la lección y cada vez le damos más poder al estado supuestamente para que resuelva todos los problemas pero termina usándolo para empeorarlo usted hace bien en no confiar en la gente pero no entiendo cómo puede confiar en la gente que más poder tiene que es la que conforma el estado

  9. Impuestazo al turismo es impuestazo al turista.

    Por tanto el turista se va a otro sitio.

    Hay que explicar esto donde Rallo???

    1. Sí, efectivamente sería una perdida importante de competitividad. Y además, he hecho un pequeño cálculo y no da ni para pipas: tasazo de 2 euros al día, pongamos que un turista visita España una media de 7 días y 65 millones de turistas: 910 millones de euros anuales y las pensiones son 120.000 millones :)

      Y en el otro caso, recuerdo que un usuario dijo que España tiene unos activos valorados en 500.000 millones de euros: pongamos que se pueden vender todos sin ningún tipo de descuento y que la rentabilidad anual del fondo fuera del 10% real ( soy generoso). Obtendríamos unos 50.000 millones de euros el primer año. Lo ideal, además, sería invertir parte de estas rentas para aprovechar el interés compuesto. Se tardarían bastantes años en alcanzar 120.000 millones de rentas anuales con ese fondo. No obstante sería una fuente de recursos financieros interesante.

  10. No habéis leído lo de la gallina de los huevos de oro?

    Se ve que no.

    O faltan lecturas, o falta comprensión lectora, o ambas cosas.

    Como lo del pisito como materia imponible.

    La única materia imponible es el individuo, es decir la cartera del ciudadano que todos los chupapezones estatales quieren robar.

    Colectivistas Totalitarios (redundancia) al pilón.