¿Anarquismo o minarquismo?

También te puede gustar

22 comments

  1. Muy interesante como siempre. Se trata algún asunto que he preguntado en alguna ocasión en el blog como la arbitrariedad a la hora de definir la mayoría de edad o a la hora de hablar de enfermedad mental/discapacidad.

    Siempre que tengo algún conflicto interno o externo trato de buscar la verdad en la belleza.
    ¿Es bello que una persona puede tener una hijo mediante métodos como la gestión subrogada? Sí. ¿Es bello que una persona maltrate a un animal aunque sea de su propiedad? No.

    No hemos nacido para ser libres, hemos nacido libres para ser buenas personas.

    1. Muerto de risa con este hashtag: “Tan libertario no serás si…”

      -Tan libertario no serás si te llevas bien con otros libertarios.
      -Tan libertario no serás si no has dejado morir a un niño de hambre, con la excusa de que hacerlo no está mal porque no has violado el principio de no agresión.
      -Tan libertario no serás si no pides el sello de calidad privado a tu camello.
      -Tan libertario no serás si no has gritado ¡comunista! a la Tv cuando sale Montoro.
      -Tan libertario no serás si dudas entre comprar un iPad o un segundo Colt 45 con bitcoins.
      -Tan libertario no serás si te tuvieron en un hospital público y no en tu casa con una comadrona privada.
      -Tan libertario no serás si te sigue el Club de los Viernes.
      -Tan libertario no serás si no quieres romper España.
      -Tan libertario no serás si usas las farolas como iluminación en vez de ir con los ojos cerrados.
      -Tan libertario no serás si crees que la Situación A es más castigable que la Situación B:

      Situación A: Cojo mi gato, voy al borde de mi jardín. Le reviento la cabeza contra la acera mientras múltiples personas lo ven, todo esto riéndome y diciendo ” como me gusta” estando desnudo. Además esto lo grabo y lo subo a youtube.
      Situación B: Invado la propiedad de un vecino y con un rotulador le hago un puntito en la pared.

        1. Me pagan pero siempre quemo los billetes del banco central para evitar la perniciosa inflación :))

          Mil perdones si he sido irrespetuoso…era un poquito de humor que vi ayer en la red y alguno de los tuits me parecieron pertinentes, porque tratan esa falta de especificidad del principio de no agresión ( como comenta Rallo en la conferencia) o sus consecuencias indeseables si lo aplicas de una forma fundamentalista y ortodoxa ( por ejemplo , no son pocos los libertarios que están en contra del deber de auxilio).

          También- y tu mensaje lo corrobora- la dificultad que existe para que las personas que se autodefinen libertarias o que tienen filias liberales (como es mi caso) coincidan en algo -sobretodo cuando se entra en el terreno de las libertades civiles-.
          Por ejemplo, yo estoy a favor de la gestión subrogada y del matrimonio homosexual ( Hay paleolibertarios que no lo están), pero estoy en contra de una libertad educativa y de una libre circulación de personas incondicional.

          He dicho muchas veces que comento demasiado y tal vez sea la persona que tenga menos conocimientos de todo el blog, No obstante, siempre estoy abierto a escuchar y a aprender para dar respuesta a mis numerosas inquietudes sobre el ideal libertario.

    1. Rallo comenta (11:05) que la clase política es una banda mafiosa-militar. Yo creo que esto es incorrecto. Ninguna mafia (en sentido propio) ha creado y mantenido jamás un complejo académico-religioso que la defienda y la justifique. La piratería, ya sea en mar o en tierra, no da tantos beneficios como para crear y sostener a apologistas. El Estado es más que piratería.

      Es decir, que cuando comparamos al Estado con la mafia, o, yendo a una categoría superior, cuando comparamos a la clase política con la mafia, estamos dando demasiado crédito a la mafia, o bien minimizando la perversidad de la clase política. Les estamos dando vida.

    1. Me imagino a unos comerciantes fenicios llevando papiros desde Biblos hasta Iberia. Se bajan de la barquichuela sin asegurar y de bajísima tecnología (porque no existe el Estado y no hay investigación, ni prevención del riesgo, porque no hay leyes que obliguen a nadie a ser cauto) y entablan una conversación con unos los iberos:
      – Queremos cambiar estos rollos de pergamino por unas piezas de esa plata que habéis fundido gracias a la iluminación de los dioses y habéis puesto en moldes.
      – Nos gustaría, pero no tenemos un marco legal que nos permita hacerlo, y no hay nadie a quien pagarle impuestos, así que no tenemos defensa posible en el caso de que no cumpláis vuestro compromiso.
      – Ah, os referís a ese nuevo invento de los acayos, la ciudad-estado. Es una pena que aún no lo hayáis importado, porque nos vamos a tener que llevar estos rollos a Crotona, que dicen que hay un viejo loco que los necesita para escribir, cosa sorpendente porque no ha asistido a un colegio público, ya que no hay Estado.
      – Es una pena. Pero así funciona Iberia, que tenemos que esperar miles de lunaciones para que nuestros sacerdotes se dignen a cambiar las leyes.
      – Nuestros sacerdotes no entienden cómo es posible que llevemos tantos años haciendo tratos y llevando dinerito a casa. No tenemos un MBA ni tenemos licencia ni certificados de profesionalidad para comerciar. Nos miran raro, como con ganas de quemarnos o algo. Pero siempre resurgimos de nuestras cenizas.
      – Adiós, malvado extranjero que vienes a subvertir el orden establecido. Tened cuidado con el Zéfiro en vuestro regreso, pues debido a la contaminación del capitalismo este viento es más fuerte que nunca y puede volcar vuestra endeble barquichuela, y aún no hemos inventado la Guardia Civil para que os rescate.
      – Tendremos cuidado. Si las cosas se ponen mal haremos cabotaje por el norte de África. Todavía es seguro hacerlo, porque aún no se ha inventado el islamismo ni los bombardeos democráticos de los americanos.
      – Tened cuidado con ese sarcasmo, que luego la gente se enfada y busca venganzas.
      – Es verdad, los socialistas no tienen sentido del humor. Seguid escribiendo a cabezazos en las rocas en ese lenguaje indescifrable vuestro. Ya podríais aprender nuestro alfabeto, como todos los demás. Pero es imposible, porque para eso hace falta una unión política, ya que nosotros, pobres mortales, no somos capaces de compartir nada sin la dirección de los sabios de este mundo, y la fuerza de las armas. Adiós.
      – Antes de partir, ¿habéis oído que el Rey de Roma ha arrebatado a los etruscos sus tierras?
      – Sí, asegura que va a establecer un gobierno mínimo. Por si acaso vamos a ir preparando los elefantes. Os recomendamos que os unáis cuanto antes a los celtas, y que practiquéis la guerra de guerrillas, porque si os encerráis en un sitio, os asediarán como pasó en Troya, que me lo contó mi abuelo. Lo bueno es que gracias a ese gobierno mínimo podremos por fin empezar a comerciar legalmente y a obtener protección de los piratas, que no hacen más que robarnos las olivas y el vino. Pero el plan puede salir mal, como en Egipto. Hay que estar preparado.
      – Sois unos conspiranoicos. Hasta luego.
      – Qué flojos sois los iberos. Hasta más ver.

      1. Perdón, que yo sepa los fenicios sí tenían ciudades-estado. Por otro lado, aquel comercio y aquellas sociedades eran mucho más simples y menos necesitadas de instancias reguladoras que hoy.

    2. A lo que comenta el estimable señor Colombo, sólo añadir que el mercado existe incluso donde esta prohibido.

      Por mi parte, mis dudas recurrentes se refieren a la resolución de conflictos aplicando únicamente los principios constitucionales del liberalismo. En especial, cuando se trata de los delitos sin víctima ( contra la moral y orden públicos).

      Por ejemplo, ayer tuvieron que parar un partido de fútbol en la Primera División por gritos racistas.

      La solución libertaria sobre la libertad de expresión ( aka la libertad de ser un completo gilipollas xDD) establece que sea el propietario del estadio ( y/o dueño de los derechos de la competición) quien tome las medidas pertinentes ¿Pero qué medidas? ( supongo que debe haber una multa/pena establecida para evitar la discrecionalidad).

      ¿Y si no toman ninguna?. Aquí supuestamente actuaría el mercado ( la sociedad) que castigaría al club con menos ingresos y con una mala imagen por su permisividad ante conductas indeseables.
      No sé…, siempre me ha parecido una solución de un impacto incierto y por ello, lo veo como algo complementario al código civil y penal.
      Por cierto, ¿ le habrá afectado algo al prestigio ( y a la caja) de Uber recibir 3500 millones de dólares del régimen criminal de Arabia Saudí?.

  2. Los calificativos, pequeño, mínimo, grande, enorme,..etc son calificativos relativos, no tienen un valor en si. Si afirmo que A es pequeño, es porque lo puedo comparar con B. Por lo tanto la expresión “Estado mínimo” se vacía de contenido si no se compara con otro estado más grande. Por ejemplo: el estado español es pequeño o mínimo si lo comparamos con Korea del Norte o Venezuela o Cuba en donde las libertades civiles están cercenadas y la participación del estado en el PIB es casi del 100%.

    Ahora, al soñar con un estado “mínimo” debemos recordar que la mitad de ese “mínimo” es más mínimo aún, y el primero es el doble del segundo.¡ Una barbaridad de grande! Por consiguiente ¿ Cuál sería el estado verdaderamente mínimo? Fácil: el no estado, el estado anarcocapitalista.

    1. Suele referirse al Estado que garantiza los derechos y libertades fundamentales mediante la prestación ( de forma subsidiaria) de las competencias de Seguridad, Defensa y Justicia.

      Y sí, un Estado puede tener un tamaño muy pequeño en porcentaje sobre el PIB, pero ser fuertemente intervencionista mediante la ley.

      1. Yo no apostaría mucho a que una minoría que “sólo” controle el ejército, la policía y los tribunales garantice muchos derechos y libertades, más bien diría que lo que está garantizado es que esa minoría (llamada “estado” para darse importancia y sensación de estabilidad) abuse de su poder (homo hominis lupus, que dijo el clásico).
        Todo lo que no sea anarquismo, tiende al totalitarismo.

        1. jeje! Se podría apelar a una cuestión estética. Si uno observa un Estado integrado únicamente por polícias, jueces y militares, se siente incómodo. En cambio, si añadimos médicos, profesores y asistentes sociales, la opinión pública es más benevolente y entusiasta.

          Y como apuntas, a esto habría que sumar el habitual problema que se achaca al minarquismo: el Estado tiende a crecer. Ya sea mediante abuso de poder, emergencias nacionales o esa aversión a la responsabilidad individual innata.
          Esto a su vez, me lleva a pensar si el Estado es realmente un agente externo fuera de toda lógica interna o parte intrínseca de la evolución de la sociedad…

          Sobre el anarqusimo, siento que sería una sociedad de bajísima confianza, frágil, con problemas graves de convivencia y armonía.
          http://vozpopuli.com/blogs/6288-javier-benegas-el-estado-inevitable

          ¿Mi modelo?. Lo que propone Rallo en su libro me parece deseable y factible ( a pesar de problemas como los comentados previamente). También compraría el modelo suizo o el modelo socioliberal danés, que además son la sociedades de más alta confianza, con mayor capital social del mundo. Lo cuál es bastante significativo e ilustrativo….

        2. Pero olvida el totalitarismo de individuos y grupos poderosos que abusen de otros que lo son menos. Un estado no demasiado grande y bien organizado presenta un cierto ‘colchón’ contra esos abusos. Por ejemplo, sin la protección de las fuerzas de seguridad del Estado, ¿cómo estarían los ciudadanos que no pueden pagarse una buena seguridad frente al Crimen Organizado? En México, ante el fracaso del estado, los ciudadanos con pocos recursos se organizan en grupos populares de autodefensas, pero son muy débiles frente al Marco.

        3. La cuestión de todo esta discusión es si el anarquismo no tenderá también al totalitarismo. Porque en sus caso, es mejor un estado mínimo que minimize el totalitarismo que dejar que aparezca uno no mínimo fruto del anarquismo cepillándose cualquier libertad por el camino.

      2. Yo no veo cómo un Estado con baja participación en el PIB pueda ser fuertemente intervencionista cuando sabemos de los altos costos que acarrean dicha intervención, además de proveer los servicios que mencionas.

        El problema de la discusión es que no es claro qué significa Estado Mínimo. Estado Mínimo no puede ser lo que cualquier persona se imagina que es. Cuando digo que A es mínimo, alguien me puede señalar que hay algo más mínimo que A. Para mí, la expresión Estado Mínimo es equívoca y toda la discusión se reduce a pirotecnia verbal y esguinces semánticos.

      1. Claro Sablazo, concuerdo contigo. Pero la pregunta que no es contestable es: ¿y cuál es el menor posible, cómo saberlo? posibilidad no implica certeza. ¿ O más bien será que nos debemos rendir ante un minarquista iluminado que nos guíe a lo que él con certeza sí sabe cuál es el estado mínimo?No, insisto, los minarquistas no tienen la menor idea de lo que hablan.

        1. Mario, lo que se trata es de que exista un ente coaccionador mínimo, si es que debe de existir claro. ¿Porqué? pues porque sino todo el mundo podría coaccionar a todo el mundo. Todo el mundo creería que tiene derecho a coaccionar incluso. Evidentemente ese estado mínimo no estaría compuesto por cualquiera, si esa es una de tus dudas.
          De todos modos yo pienso que el anarquismo podría darse, pero no sería estable. ¿Porqué? pues porque la naturaleza del ser humano no es compatible con el “no-poder”, lo más compatible con esto serían los seres inertes.
          Digamos con los seres vivos en parte son seres “arquicos” inevitablemente. Aunque lo que puedan hacer sea mínimo, siempre puede hacer algo. Entonces es bastante complicado que la “anarquía” sea algo estable para ellos.
          Tendrían como ya digo que parecerse más a seres inertes.

          Aún así es un tema interesante de estudiar.
          No sé si esto que voy a decir va a provocar un debate entre profesores pero lo que no me cuadra a mí demasiado es porque siempre se habla de limitar el poder del Leviatán pero no de las personas en general.

          Se supone que el Leviatán está formado por una parte de ellas. No creo en ese intrisicismo platónico de que exista el Leviatán independientemente (mundo de las ideas).
          Como tampoco creo que haya tantas puntos de vista sobre una misma cosa como personas puedan caber en el planeta.