Google es un producto del capitalismo

economista

La popular economista italiana Mariana Mazzucato publicó en 2013 su conocidísimo libro “El Estado emprendedor”, donde argumenta que el notable progreso técnico que ha experimentado Occidente a lo largo de las últimas décadas es esencialmente un subproducto de la gerencia estatal de la innovación. Por ello, Mazzucato apuesta por un papel directo y activista del Estado a la hora de dirigir, como si de un empresario cuasi-monopolista se tratara, el progreso científico dentro de nuestras sociedades: la historia nos demuestra que sólo en aquellos países donde el Estado se encarga de capitanear la investigación se producen avances tecnológicos verdaderamente disruptivos y notables.

Probablemente, uno de los ejemplos de innovación estatal que más llaman la atención dentro de su polémico libro sea el de Google. De acuerdo con Mazzucato, sin la política industrial de EEUU, Google jamás habría llegado a nacer. Según expresa en su obrra: “El propio algoritmo que está en la base del motor de búsqueda de Google fue descubierto a través de un proyecto financiado por un organismo estatal como la US National Science Foundation”. Dicho de otra forma, para Mazzucato, Google no es un producto del capitalismo, sino del intervencionismo estatal.

Tales conclusiones no pasan, sin embargo, de la categoría de tergiversación estatólatra. Por fortuna, el Instituto Juan de Mariana dedica su último y pormenorizado informe a refutar, desde todas las perspectivas posibles, el muy extendido argumentario de Mazzucato. Y, evidentemente, también procede a tumbar la falacia de que Google fue engendrado gracias a la política industrial del Estado.

Así, en el informe “Mitos y Realidades del Estado emprendedor: ¿realmente es el Estado el impulsor de la investigación básica y la innovación?” (disponible gratuitamente en internet), el Instituto Juan de Mariana explica que, en realidad, la financiación estatal que recibieron Larry Page y Sergey Brin durante su etapa como doctorandos no jugó ningún papel relevante a la hora de contribuir a crear Google. Primero porque durante los 90 se desarrollaron, sin ningún tipo de financiación estatal, multitud de motores de búsqueda alternativos para internet, algunos con algoritmos muy similares al PageRank de Google (por ejemplo, el Rankdex): por tanto, si Google no hubiera triunfado, es obvio que alguno de sus muchos otros competidores lo habría terminado logrando. En suma: aun cuando el Estado hubiese dado un impulso decisivo a la compañía de Mountain View, lo único que habría logrado es privilegiarla injusta e innecesariamente a costa de sus rivales.

Pero es que, en segundo lugar, ni siquiera cabe pensar en que tales ayudas desempeñaran un rol mínimamente determinante. A la postre, el programa estatal mediante el cual se canalizó la financiación pública en 1994 a los creadores de Google —la Digital Libraries Initiative—no tenía como propósito desarrollar motores de búsqueda para internet, sino explorar la creación de catálogos virtuales de bibliotecas: y ni siquiera cabe pensar que, al menos, esa idea estimulara a Brin y Page a explorar métodos de clasificación de contenidos que acabaran cristalizando en el PageRank, pues el propio Page ya había orientado previamente sus tesis doctoral al estudio de las propiedades matemáticas de la web, lo que sí terminaría desembocando en el algoritmo de Google.

En otras palabras, la ayuda que ambos emprendedores recibieron del Estado fue completamente redundante e innecesaria para el desarrollo de Google. No así el capital privado que a modo de inversión fueron captando a partir de 1998 y que les permitió convertir una buena idea —el PageRank— en un negocio escalable y extremadamente útil para los usuarios de internet: inversores que van desde Andy Bechtolsheim y Ram Shriram, quienes comenzaron arriesgando los primeros 100.000 dólares en la empresa, hasta los fondos de capital riesgo Sequoia Capital y Kleiner Perkins Caufield & Byers que ya en 1999 se lanzaron a invertir 25 millones de dólares. Sin olvidar, claro está, la importantísima inyección de ahorro minorista que recibió la compañía con su salida a bolsa en 2004 a 85 dólares la acción (hoy supera los 800). Sin ellos —o sin otros inversores como ellos— Google no existiría en la actualidad.

Así pues, resulta absurdo, descabellado y manipulador sugerir que Google surge de la taimada política industrial de un iluminado planificador central. No, Google es el resultado de un proceso de competencia fuertemente descentralizado que empuja a cada unidad empresarial a mejorar continuamente: centenares de planes de negocio diversos que rivalizan por encontrar la mejor solución a problemas emergentes de los consumidores. Google es el resultado de la canalización de capital procedente de ahorradores (pequeños, medianos y grandes) con perfiles muy distintos de riesgos hacia un proyecto con niveles muy variados de incertidumbre en cada una de sus fases de desarrollo.

Competencia abierta, libre y descentralizada tanto a la hora de desarrollar proyectos empresariales como de capitalizarlos mediante las ingentes disponibilidades de ahorro de la sociedad: ese es el marco institucional en el que nace y que explica la esencia de la génesis de Google. Por mucho que le pese a Mariana Mazzucato, Google es un hijo del capitalismo, no del estatismo.

También te puede gustar

9 comments

  1. (Decís que el Estado –y la sociedad– no pintan nada o muy poco en el éxito empresarial individual. ¿Entonces POR QUÉ DECÍS QUE LA CREACIÓN DE EMPLEO SE DEBE A LA INTERVENCIÓN ESTATAL LIBERALIZADORA DEL DESPIDO, Y NO AL ABARATAMIENTO DE LOS SALARIOS? ¿Por qué decís, también, que la burbuja inmobiliaria se debe a la intervención del Estado en los mercados de la construcción, inmobiliario e hipotecario, y no a decisiones individuales de víctimas y victimarios?)

    Señores:

    ¿SOMOS NOSOTROS, los estructuraltransicionistas, QUIENES ESTÁN ECHADOS AL MONTE?.-

    Desde la Capitulación 2010, venimos defendiendo que hay una confabulación de los popularcapitalistas, inmomutilados, perdedores y ganadores de la burbuja, resentidos, echados al monte, constituidos en maquis boicoteador y quintacolumnizados en las instituciones del sistema capitalista.

    No vamos a entrar en el relato de los hechos que lo prueban.

    Solo vamos a pedir, a quienes defienden que los echados al monte somos los antiburbuja, QUE NOS EXPLIQUEN LAS CAUSAS DE LA EPIDEMIA DE MIEDO E INSEGURIDAD que padecen los países donde los ilusos más creyeron en la idiotez de un capitalismo popularizado.

    También, que nos expliquen por qué la inflación y la Bolsa no se hinchan estando el nivel de tipos de interés tan increíblemente bajo y teniendo todo el mundo la certeza de que este nivel ínfimo estará vigente, al menos, durante lustros.

    Quien avisa no es traidor: viene el hambre a España, al estar tan cobardemente paralizada en cuanto a la Transición Estructural 2025.

    España no es ejemplo de nada en el mundo actual; antes al contrario, es uno de sus grandes problemas. Tarde o temprano recibirá su varapalo por osar trabajar para que el Cid Campeador “popularcapitalistita” resucite.

    ES EL MOMENTO ÚLTIMO PARA VENDER A PRECIOS TODAVÍA NO DESBURBUJIZADOS. De ahí tanto publirreportaje para intentar vender maulas, con la banca desesperada entre bambalinas. Si fuera el momento para comprar, se sabría, las voces que se oirían serían las que llaman a la calma y no se lanzarían campanas al vuelo.

    La situación es peligrosa porque, dado que los dos mecanismos para hacerte picar no funcionan (deducción-IRPF por adquisición de vivienda y su sustitutivo: inquilinato precario), los confabulados pueden atacar los depósitos bancarios, para forzar el tocatejismo de quienes no saben tener dinero.

    A nosotros nos interesa, en esta subfase, que pique en el tocatejismo el mayor número de tonto-miedicas de los pisitos, de modo que el organismo quede lo más limpio posible de células cancerosa.

    LO ÚNICO QUE DEVOLVERÁ LA PAZ Y LA TRANQUILIDAD a la economía –no solo española– ES LA PUESTA DE LOS PRECIOS INMOBILIARIOS EN SU SITIO, que es muy abajo.

    Los precios todavía tienen que bajar la mitad y, en Madrid, sede del Estado, más aún (si no, acabaréis teniendo Ministros viviendo en casa de sus padres, cosa que ya se ve en mucho Alto Cargo, porque nunca va a llegar al Estado la orgía de supersalarios de los trabajadores-directivos de empresa).

    Saludos cordiales.

  2. Lo que me extrana es que google no fuese creados en la URSS.Es mas Sergey Brin nacio alli y bien podria ser un funcionario publico de algun oscuro departamento de universidad sovietica.Debio volverse loco al marcharse a n pais capitalista donde nada funciona y los seres humanos viven explotados.

  3. Hola,
    Enhorabuena por todo el trabajazo que desarrollas y desarrollais en Juan de Mariana. Lo que la gente no entiende es que ese proceso de librecompetencia es la evolución natural de autoajuste continuo al entorno que entre otras cosas a dado lugar a nuestra existencia y todo lo que nos rodea. Es como querer sacar un 6 con un dado. El estado tira una vez pero el proceso libre es como tirarlo miles de veces simultanemente y seguro que alguna vez sale el 6 que en la selección es el que sobrevive.

    Salduos,
    Luis

  4. Porque es tan difícil entender que la economía planificada fallo rotundamente en donde quiera que se aplico. En la unión soviética por ejemplo se dieron una serie de situaciones sui generis nunca antes habidas: primero tenemos a un pequeño grupo de jerarcas súper ideologizados que seguían una única filosofía el marxismo, con poder omnímodo ,absoluto, incontestable nunca antes ni después se ha visto un gobierno con tal control de cada detalle de la vida de sus ciudadanos, nunca se vio tal capacidad de movilización. En segundo lugar una población abundante que además para la década de los 70 contaba con muchísimos miembros preparados y bien entrenados. Una enorme territorio con una avasalladora cantidad de recursos naturales. Por último tiempo 3 generaciones y media. Era una economía 100 por ciento estatal absolutamente dirigida sin el más ligero atisbo de libertad económica. Según los libertofobos ultra estatistas de la economía de planificación central Rusia debería ser el estado más rico desarrollado y con mayor nivel de vida del universo y sin embargo la historia es bien distinta y conocida , china es otro ejemplo clásico cuando tenía las mismas características de la URSS ¿cómo estaba? Un desastre total solo cuando se abrió a la muy descentralizada y nada programada inversión extranjera empezó a moverse. No se engañen los chinos tratan de planificar y centralizar su economía pero su éxito es escaso en el mejor de los casos china es lo que es por la inversión extranjera y la iniciativa privada que se pasan la planificación estatal por el arco del triunfo y hay muchos más ejemplos de dirigismo y central planificacionismo fallido sin embargo no hay ni un solo éxito que mostrar.

  5. Señores:

    ¿SE PUEDE RAZONABLEMENTE FORZAR AL PSOE A QUE RENUNCIE A JUGAR EL PARTIDO CON EL PP?.-

    Esta es la cuestión.

    Lo importante de estos días es la constatación del enfrentamiento del PP con los catalanistas.

    Así, la opción “PP+Apoyos” requiere sí o sí que el PSOE renuncie a intentar formar su coalición.

    No se puede pedir a ningún partido político que motu proprio renuncie a aquello por lo que existe.

    Tampoco el PP tiene nada que ofrecer al PSOE a cambio de su suicidio “amistoso”.

    Nosotros no sabemos de política. Solo podemos decir que esto se está poniendo muy feo: SE QUIERE FORZAR UN TIPO DE GOBIERNO (conservadores del modelo en solitario y débil) QUE NO TOCA DE ACUERDO CON EL MOMENTO ESTRUCTURAL (el sistema no quiere conservar el modelo).

    Añadan que es mentira que la coyuntura cíclica sea tan buena como se dice, como lo prueba la Bolsa y las declaraciones por el Impuesto sobre Sociedades de 2015.

    Sumen la repugnante obscenidad del “Vuelve El Pisito”, forzada por la acumulación de basura congelada en la banca y la prisa por colocarla, porque la recesion está ya sintiéndose, no solo en la UE, y la banca se enfrenta a la Era Cero anegada de soberbia entre sus trabajadores-directivos.

    Estamos acojonadísimos, perdonen la expresión.

    Saludos cordiales.

  6. ?Pero cono el Estado va a innovar y a emprender si esta compuesto de funcionarios y políticos?

    !Hay que ser tontaelculo!

    O una cínica del copon.

    Pero los gastos del dispendio y de los delirios de grandeza del lider, eso lo pagamos todos.

    Y de su estulticia y latrocinio, también; que nos han visto con cara de gilipoyas y vienen a robarnoa a dos manos.

  7. Incluso también es discutible que Google deba su éxito a su algoritmo. Google creo que debe su éxito a que supo ver que un buscador es solo una pieza. También lo vio Yahoo, pero no habrán sabido hacer la estrategia correcta.

    Intentos de buscadores públicos tuvimos varios. Al final, lo único que funciona mejor en lo público es la extorsión y aún así, extorsionan ineficientemente, quizá deberían plantearse externalizarla.

  8. Señores:

    SIN ESTADO NO HAY MERCADO.-

    El Mercado es Estado.

    Ningún avance tecnológico de la humanidad ha sido dado en ausencia de un poder central público fuerte, desde la Antigüedad, pero sobre todo desde el nacimiento del ESTADO LIBERAL, tras la Revolución Burguesa contra el Despotismo Ilustrado.

    Hoy tenemos concentrados los grandes avances tecnológicos en las economías con más y mejores bienes y servicios públicos y Estados más fuertes, como Estados Unidos.

    La intervención del Estado es precisamente lo que nos permite gozar de CALIDAD DE VIDA, por tres motivos:

    1) ASIGNACIÓN de recursos y PROVISIÓN de bienes y servicios, incluso básicos, que el mercado no puede ofrecer o lo hace en cantidad o calidad insuficiente ( p.e. las calles y su limpieza, la gran obra pública hidráulica, la sanidad, educación y vivienda básicas, acceso general al crédito, etc.);

    2) estabilización macroeconómica; y

    3) redistribución de la Renta.

    LOS FALSOLIBERALES ESTÁIS USANDO EL NOMBRE DEL PADRE MARIANA PARA DESMONTAR EL ESTADO LIBERAL Y RETROTRAERNOS AL MERCANTLISMO SOLO QUE PROTAGONIZADO, NO POR MONARCAS ABSOLUTOS, SINO POR RICACHONES (ricachones que no habrían hecho fortuna sin el Estado: sin instituciones, comunicaciones, mano de obra formada y sana, Bolsa, bancocentralismo, Policía, etc., y REPRESIÓN DE PRÁCTICAS ANTICOMPETENCIA).

    Una vez dicho esto, explíquesenos, si no, por qué la economía española está tan atrasada tecnológicamente y tiene tanto stock de pisitos de mierda.

    Con el PAÑUELO CUATRO NUDOS calado hasta las cejas os ponéis tan finos y elegantes rajando contra el Estado Liberal que dais risa, si no pena.

    ¡Anda, iros a pagar la hipoteca, “himbersores”!

    Saludos cordiales.