Los tipos negativos los pagará usted

baner-de-okdiario

Desde hace año y medio, el Banco Central Europeo (BCE) le compra títulos de deuda pública y privada al sistema financiero continental por importe de 80.000 millones de euros al mes. Se trata, sin embargo, de un regalo envenenado, dado que simultáneamente el BCE también les cobra a las entidades crediticias europeas unos intereses anuales del 0,4% sobre sus reservas de liquidez: es como si mi vecino me vendiera su casa por 100.000 euros pero, mientras no se decidiera a gastarse los 100.000 euros, yo le cobrara una comisión anual de 400 euros. En el caso de los bancos europeos, se estima que los tipos negativos impuestos por el BCE pueden llegar a costarles hasta 5.000 millones de euros por año.

Ante esta situación, las entidades financieras solo cuentan con dos alternativas para tratar de compensar el agujero con el que les ha castigado el BCE: o incrementar sus préstamos a familias y empresas (de modo que las mayores ganancias que obtengan por esta vía compensen las pérdidas que las desangran por la otra) o repercutirles el coste extraordinario de los tipos de interés negativos a sus clientes (es decir, a todos los que mantenemos una cuenta corriente en el banco).

Evidentemente, el BCE desearía que las entidades europeas siguieran el primer camino: más crédito al sector privado para relanzar a golpe de deuda la languideciente economía continental. Sin embargo, los bancos continentales no parecen estar por la labor: las oportunidades de inversión en muchas partes de la hiperregulada e hiperfiscalizada Europa no son lo suficientemente abundantes como para que los bancos se lancen a asumir nuevos riesgos prestando a trote y moche. De ahí que la opción por la que empiecen a apostar sea la de trasladar su sobrecoste financiero a los ciudadanos.

Así, una pequeña cooperativa de crédito alemana, el Raiffeisenbank Gmund & Tegernsee, anunció la semana pasada que comenzará a cobrar unos intereses del 0,4% a aquellos depositantes con un saldo superior a los 100.000 euros. Se trata, de momento, de la primera entidad europea que adopta de manera explícita este camino: probablemente en el futuro lleguen otras más. Y si no les terminan cobrando intereses de manera transparente y directa, a buen seguro lo harán por métodos más indirectos y oscuros (como mayores comisiones). Lo que de ninguna manera sucederá es que un oligopolio legalizado como la banca se tragará íntegramente unas pérdidas extraordinarias de 5.000 millones de euros al año.

Vaya preparándose, pues, para pagar más a la banca como resultado de la desnortada política monetaria del Banco Central Europeo. Como no se quiere impulsar una sana recuperación económica con liberalizaciones y reducciones de impuestos, las autoridades europeas parecen haber optado por dopar el crecimiento con políticas monetarias heterodoxas —tipos de interés negativos— y éstas inevitablemente acaban transformándose en todo un tortazo para los depositantes. Los tipos de interés negativos del BCE son un nuevo impuesto sobre todos los ahorradores europeos.

También te puede gustar

22 comments

  1. Quien fue antes, la gallina o el huevo. Me explico, quien fue antes, el BCE con la excusa de una política monetaria expansiva y que sólo busca hacerle negocio a las entidades que lo financian o esas entidades adaptándose a las “locuras” del BCE…

    Pero si sólo el Santander y no es el banco más grande del mundo, maneja presupuestos superiores a los de España…

    La gallina estado o el huevo financiador, en eso disiento de muchos liberales, creo que confundimos al enemigo.

  2. Juan Ramón, lo que dices en el artículo es completamente cierto. Pero también algo hipócrita, puesto que sabes perfectamente que un sistema bancario sólido y responsable, tiene un coste mayor al actual, y este lo pagaríamos todos nosotros. Se puede criticar la política monetaria por causar o incrementar la intensidad de los ciclos económicos, pero no por encarecer el uso de los servicios bancarios, pues los costos serían mayores en un sistema de banca libre.
    Y no es una crítica al free banking.

  3. Eso es presunción tuya. Yo no estoy a favor del coeficiente de caja del 100%. Pero aunque el coeficiente de caja fuera el mismo que en la actualidad, el riesgo de un banco sin BC es mayor, ya que es el único responsable de sus actos, y por tanto sus exigencias de garantías e intereses serán mayores. El precio de sus servicios será mayor, porque la calidad del banco también lo será.

    1. Pues entonces no lo entiendo. ¿Qué evidencia tienes de que la banca libre costara dinero a los depositantes? No la hay. A menos que equipares que el presunto mayor riesgo es un coste subjetivo. En términos monetarios, no era más costosa, desde luego.

  4. Supongo que verás que en ausencia de los incentivos del BC para que incrementar el crédito, esté será menor y de mayor calidad (más colaterales, intereses y capacidad de devolución). Los mayores intereses irían destinados al incremento de reservas para cubrirse ante el incremento del riesgo y prepararse para posibles crisis cíclicas (con incremento de la mora). Y si el crédito es menor y la rentabilidad real del mismo no crece, la rentabilidad sólo puede crecer cobrándose mayores comisiones o cobrando por los depósitos. El incremento de los intereses aumentaría el ahorro, lo que hará que estos no crezcan en mayor medida, por eso la forma que tendrán los bancos de mantener sus beneficios será cobrar por todos y cada uno de sus servicios de forma directa.

  5. Juan Ramón, en 1995 la deuda privada representaba el 70% del PIB hoy representa el 200%, el crédito tendría que caer a casi un tercio del de la actualidad. Lo que significa que si sólo se intentará cuadrar cuentas con intereses, estos se triplicarán. Me parece más razonable que una parte de ese ajuste provenga de comisiones e intereses sobre los depósitos. Ya que resulta menos distorsionador cobrar un 0,4% sobre los depositantes que incrementar en varios puntos porcentuales los intereses a tus deudores. Es decir, la caída de depósitos provocada por ese interés del 0,4%, será menor que la caída de demanda de crédito por incrementar en 3 o 4 puntos porcentuales los intereses.

    1. Javiac,

      Ni toda la deuda privada es deuda financiada por la banca ni entiendo por qué la deuda privada tiene que caer al 70%. ¿Por qué motivo la ratio de solvencia tiene que triplicarse y no duplicarse o aumentar sólo un 40%?

      Por otro lado, insisto, ¿qué evidencia histórica tienes de que con competencia bancaria se impusieran tipos de interés negativos a los depositantes? No la hay. Al contrario, cobraban intereses pues, en ausencia de banco central, los bancos SÍ tienen que pujar y competir por retenerlos.

  6. Los ingresos bancarios de los bancos sólidos, están en torno al 4,5% sobre los activos, de los que 1,2% son comisiones. Si los activos caen a la mitad y se pretende ajustar sólo vía interés, el incremento de interés sería de 3,3% (6,6% interés medio del crédito). Es más probable que el ajuste se reparta entre mayores intereses y mayores comisiones.

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/7217681/12/15/Los-ingresos-por-comisiones-de-la-banca-espanola-los-mas-bajos-de-la-UE.html

  7. Señores:

    LOS TIPOS NEGATIVOS NO SON POR CAPRICHO.-

    La NIRP (Negative Interest Rate Policy) no es para estimular –inflacionar–.

    La NIRP es para no desestimular –no desinflacionar–.

    La NIRP forma parte de la política monetaria ultralaxa de administración de la economía devastada por la burbuja popularcapitalista ochentera.

    No se dejen llevar por la retórica políticamente correcta con que se acompaña la exposición de las disrintas formas que va adoptando la política económica de emergencia con que está luchándose contra la depresión (recesión cronificiada).

    No sean papanatas. Ni estímulo, ni normalización, ni recuperación, ni leches, perdón por la expresión. La economía está en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del hospital, y su enfermedad es el rentismo improductivo: demasiados caseros, demasiados pensionistas, demadiados rentafijistas, demasiado supersalario de trabajador-directivo. Como dice el PCCh: COLAPSO GRADUAL.

    http://mundo.sputniknews.com/asia/20160814/1062804395/china-rusia-union-militar.html

    Llamamos Era Cero al modelo capitalista que viene en sustitución del modelo popularcapitalista.

    EN LA ERA CERO, como no hay inflación –cosa buenísima, por cierto–, los tipos de interés son muy bajos, de modo que LA BANCA NO PUEDE FUNDAMENTARSE EN EL GRADIENTE DE TIPOS DE INTERÉS.

    Esto es lo que no entiende el Pensamiento Merchero, con su Economía de Mercadillo, para el que solo precios “libres” (¡ja!) pueden ajustar cantidades –ofertademandismo–; cuando la verdad es que hoy en día casi ningún mercado discurre por el llamado Canal Neoclásico (en efecto, casi todos los precios están intervenidos, pero no por el Estado, sino por el propio sector privado, como vemos en el antimercado inmobiliario, en el que solo hay demanda si suben los precios –de ahí la proliferación de publirreportajes “yanosestamosrecuperandistas” cuando le urge a la banca desprenderse de su inmobasura congelada–).

    Lo que jode, perdónenme el tono, es que la quema de madera del sistema esté llegando a las puertas de los depósitos bancarios de familias y empresas (y de las pensiones), y se siga sin doblar la cerviz de la CORRECCIÓN VALORATIVA INMOBILIARIA, y el consiguiente reequilibrio de precios relativos inmobiliaros, que es la única vía de sanación que hay.

    ¡Es que es un clamor!: todo el mundo sabe que si la vivienda básica fuera de provisión pública, como la sanidad y la educación, haría falta muy poca Renta para que la economía ordinaria volviera a funcionar normalmente.

    Desde que pinchamos la burbuja inmobiliaria (otoño 2006), llevamos una década congelando el proceso de corrección valorativa inmobiliaria por dos razones:

    1) suavizar el proceso de recomposición de la economía, que ya no va a estar jamás propulsada por el efecto riqueza (pisitofilia) y el endeudamiento (creditofagia); y

    2) no dañar más de la cuenta la inversión hipotecaria de la banca (que los niños devuelvan el grueso de las hipotecas que les dimos para que jugaran a las cortinitas con su suegra).

    Esto es lo que entendeis los puritanos.

    Hasta 2006, la política monetaria, administraba el crédito en pretérito imperfecto. El objeto eran los préstamos que se daban.

    A partir de 2006, se pasó al pretérito perfecto: los préstamos que se han dado.

    Ha llegado la hora del pretérito indefinido: los préstamos que se dieron.

    La ERA CERO está aquí y ha venido para quedarse.

    Quien avisa no es traidor: vuestra preferencia enfermiza por los inmuebles no solo os lleva a la necedad de odiar el dinero, sino que os sitúa en el centro de la diana de los planes de recaudación tributaria, porque lo que podamos rascar de los depósitos bancarios no es nada comparado con los ojos que os vamos a sacar por los pisitos, todo por no dar a torcer vuestro brazo de hidalgos de caldo claro.

    Vais a pasar hambre, con el permiso de China y Al-l?h, eso sí, ensoñados con la música celestial (metafísica), exenta, dogmática y sabelotodo, del falsoliberalismo.

    Saludos cordiales.

  8. (Error. Donde pone ” Esto es lo que entendeis los puritanos”, de poner ” Esto es lo que no entendeis los puritanos”.)

  9. No sé como habrá quedado la cosa, pero hace unos meses escuché que otro banco alemán estaba estudiando dejar de depositar su dinero en el banco central y guardarlo en cámaras acorazadas (“debajo del colchón”) a pesar de los importantes costes logísticos que supone. Incluso se decía que la retirada de los billetes de 500 euros era un mecanismos para prevenir esta opción por parte de los bancos.

  10. En cuanto al porque tiene que ser la deuda privada del 70% del PIB. No hay ningún motivo, pero la evidencia histórica (de los últimos 185 años en US) muestra que una ratio de endeudamiento del 200% del PIB no es habitual y que cuando se ha alcanzado, no ha durado demasiado. Ha tendido a reducirse, y la media histórica (a ojo y sin demasiada precisión) es de entorno al 70%. Hoy en día el BC puede sostener una economía sobre endeudada, pero de no ser por eso, se produciría una sana corrección a la baja.
    En ausencia de banco central, el coste de los servicios no es la única variable relevante, es de mayor importancia la solvencia de la entidad. ¿Y por qué crees preferible para el banco cuadrar cuentas con intereses antes que con comisiones? (hay competencia tanto por los depositantes como por los deudores).
    Y creo que es irrelevante si se cobran intereses negativos o mayores comisiones, porque el resultado para el cliente es el mismo (mayor calidad a mayor coste). Con beneficios indirectos procedentes de la menor destrucción de valor en los ciclos económicos.

    1. Es que el banco no va a cuadrar las cuentas cobrando en exceso sobre los saldos ociosos de tesorería. En esencia, porque entonces el depositante los saca y se queda sin financiación (sobre todo en ausencia de un banco central).

      1. Pero para qué quiere el banco más depósitos, si no puede sacar ninguna rentabilidad de los mismos. Ya que nadie aceptará los altos tipos de interés del crédito que concede el banco. En el caso extremo, un banco con coeficiente de caja del 100% sólo podrá obtener rentabilidad de las comisiones y de intereses negativos; y puede tener cierto público objetivo, con una gran aversión al riesgo. A mayor coeficiente de caja, más seguridad y menor capacidad de obtener rentabilidad con los préstamos, por tanto más comisiones. Y en ausencia de BC, unas mayores garantías de liquidez sería un factor determinante a la hora de elegir un banco.
        Por poner un ejemplo:
        Banco A: coeficiente caja 2% sin comisiones y préstamos (BB) al 3%.
        Banco B: coeficiente caja 10% comisiones equivalentes al 0,25% del depósito. Y préstamos (AAA) al 3%.
        Banco C: coeficiente de caja 100% comisiones anuales del 1% sobre los depósitos.
        ¿Cual elegirías? Pongamos que la probabilidad de crisis bancaria es del 2,5% y la pérdida potencial máxima es del 50% de los depósitos.

        1. En ausencia de banco central, en efecto, la gente tendría depósitos en bancos muy líquidos, esto es, bancos que se dedicaran al descuento de créditos comerciales a corto plazo de altísima calidad. Eso es lo que sucedía en el s. XIX, pero a los depositantes no se les cobraba, sino que ellos cobraban parte del tipo de descuento que se cargaba a los comerciantes a los que se prestaba. Para créditos a más largo plazo, se emitía deuda a largo plazo, que evidentemente también paga tipos de interés positivos.

          1. Entonces lo que estás diciendo, es que aunque los beneficios de la banca hoy en día ya son mediocres, tendrían menor rentabilidad (mayores costes bancarios no repercutidos en los clientes). Y no has dado ningún argumento que lo sostenga. Ahora quien es? el que afirma algo, sin un razonamiento detrás.

  11. obcad:

    QUÉ HACER.-

    Desafortunadamente, en nuestra plenitud personal y profesional, nos ha tocado vivir el COLAPSO GRADUAL de un modelo económico caracterizado por mantener una masa ingente de perceptores improductivos de rentas, que extraen auténticas fortunas, que las tienes que ganar tú.

    En segundo lugar, es muy importante tener siempre presente que, en este modelo, incluso funcionando bien, NO SE RECOMPENSA EL ESFUERZO.

    Finalmente, incluso teniendo éxito, SOLO SE PUEDE SER EL NÚMERO UNO; y, en algunos casos, incluso llegando a serlo, no eres ganador.

    ¿Qué hacer?, porque la vida es para gastarla.

    Lo que podemos decir es que el colapso en España está muy maduro. Falta poco para el dies ad quem. En particular, para pensar en comprar inmuebles, hay que esperar a 2018, que es el año en que termina la lenidad del BCE-BdE con el congeladurismo inmobiliario español.

    En el plano personal: carpe diem y que, cada cual, goce de la vida lo que pueda, dentro de lo poco que nos dejan.

    Y, mientras tanto, trabajar lo que nos toque y emprender lo mínimo y con muy extraordinario cuidado, huyendo de todo lo que huela lo más mínimo al modelo muerto.

    Lo mejor: irse de España, porque lo que viene no es bonito.

    Estamos en una subfase muy anormal. Todo iba muy bien hasta que en 2014 comezó la arrogancia yanosestamosrecuperandista; pero en el pecado va la penitencia porque la avaricia alcista no funciona; solo funciona el miedo.

    Nosotros estamos muy asustados, pero no porque no tengamos esperanza en que vamos a sanar a medio plazo, sino por el trance inmediato al que nos enfrentamos.

    En suma:

    DIES AD QUEM 2018 + CARPE DIEM

    Un abrazo.

    (Continuará)

  12. Señores:

    Nueva ecuación, por cortesía del espíritu del Gran Timonel (“El capitalismo es un tigre de papel”):

    COLAPSO GRADUAL +
    + 10 AÑOS +
    + CHINA&RUSIA&TURQUÍA&IRÁN =

    = NUEVO ORDEN MUNDIAL

    Nuestra Transición Estructural, cosa de niños.

    La España posterior a la TE va a ser muy divertida, con todos los “himbersores” pagando impuestos.

    Saludos cordiales.

  13. Señores:

    LA FRUSTRACIÓN CONSERVADORITA ES LA CAUSA DEL MAL ROLLO.-

    Los conservadoritas (conservadurismo predicado del modelo populacapitalista, no del sistema) ven que no les van bien las cosas.

    El resentimiento se ha apoderado del corazón de los otrora “triunfadores”.

    En España, llevamos dos años de suplicio.

    Saludos cordiales.