Tertulia económica del 9 de agosto de 2016

Hablamos sobre las exigencias de Ciudadanos al PP consistente en subir los impuestos a las “grandes empresas”

 

También te puede gustar

1 comment

  1. Los impuestos de las grandes empresas tendrán que ser similares a los que tienen en otros países de nuestro entorno, so pena de que acaben trasladando la sede a algún país con la imposición más baja (ésto está pasando en toda Europa, por eso han bajado los impuestos en todos los países ), como Irlanda, que lo tiene a solo el 12% (hablo de memoria ) (lo cual ha sido declarado como legal por el Tribunal Europeo de Justicia).

    Recuerdo que una sociedad de responsabilidad limitada, grande o pequeña, tiene dueños (los accionistas); y que por tanto están pagando impuestos doblemente: uno por la empresa del que es propietario por acciones (la empresa tributa en el Impuesto de Sociedades) y otro por los dividendo que recibe de esa misma empresa (en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, como rendimientos del capital)

    Esto no es más que demagogia pesoísta, la misma que ha arruinado el país con la especulación masiva del suelo, el cierre de empresas, la inmigración masiva, la compra de votos, el tener una masa de población enorme dependiendo de ayudas, el paro masivo, el hundimiento de la educación…

    La demagogia populista es un insulto a la ciudadanía y no cabe en una democracia.

    Peor aun: está siendo utilizada por las izquierdas para manipular al electorado.

    ¿qué se hace con los impuestos?

    Porque decir que con ello se pagan los “gastos sociales” es falso.

    Falso en cuanto que “gastos sociales” es una palabra abstracta en la que cabe todo; especialmente diseñada para que cada cual entienda con ella lo que le dicte su imaginación.

    Desde luego, gastos sociales no es pagar ni políticos, ni partidos políticos, ni funcionarios.

    Tampoco gastos sociales significa vivir a costa de los demás a cambio del voto.

    Tampoco gastos sociales significa tirar el dinero por la ventana (¿hay alguna política de ahorro en las administraciones públicas, por ejemplo que cuando no haya nadie en una habitación se apague la luz? O ¿qué pasa, que como lo pagan los trabajadores, no importa?)

    Los gastos sociales no están para que el que los reciba se vaya de vacaciones al extranjero o tenga un coche o una play station -cosas absolutamente innecesarias y que si de verdad esa persona las quiere, debería esforzarse en conseguirlas a través de su trabajo y no del trabajo de su vecino.
    Estamos en plena civilización del consumo; eso no significa que unos consuman todo lo que puedan pagado por los demás.

    No puede haber aumento de impuestos si no se administran bien los que ya hay.
    No puede haber aumento de impuestos para financiar la inmigración.

    No puede haber aumento de impuestos cuando solo sirve para comprar votos de la población necesitada y no hacer políticas reales que les beneficien, como crear puestos de trabajo; o que las empresas puedan crecer y con ello, los empleados que llegaron primero puedan ascender ganando más.

    No puede haber aumento de impuestos cuando ello está engañando a la población de que el problema que tenemos es la “desigualdad” y no la falta de empresas que contraten y la falta de oportunidades que ello crea.

    Así, ni el país funciona, ni va a funcionar, ni puede competir con los demás países.

    En este punto Rivera me ha decepcionado.
    Entiendo que es difícil luchar contra esta creencia que tan bien han sabido implantar los pesoístas en el cerebro de los españoles. Pero los efectos son letales para los españoles.

    Doblemente letales por la DEGENERACIÓN de la democracia que ello supone.
    (¿No decía no sé qué este chico de REGENERACIÓN? Parece que nos toma por gilipoyas)

    Desde luego, para éste viaje, no necesitábamos alforjas.

    Las políticas económicas pesoístas han resultado ser un fracaso absoluto que nos han arruinado y que han destruido el futuro de nuestros hijos. -como tampoco han funcionado allí donde se han implantado y por las mismas razones.

    No necesitamos más de lo mismo.

    Por cierto, que necesitamos empresas más grandes; que puedan competir con las extranjeras; porque las empresas pequeñas no pueden tener investigadores, financiación, políticas de diseño y de marca, talento directivo, departamentos de comercio exterior…que sí que tienen las empresas grandes.

    Este es uno de los problemas de la economía española.
    Empeorarlo por simple demagogia nos perjudica a todos.