Recorten el gasto

larazon

Un Estado incurre en déficit público cuando gasta más de lo que ingresa. Por consiguiente, un Estado puede eliminar su déficit público o recortando los gastos o incrementando los ingresos. En principio, ambos caminos parecen complementarios y bastante equivalentes: escoger una u otra ruta respondería más a preferencias ideológicas que a fundados motivos económicos de fondo. Por eso, por ejemplo, el PP habría combinado sus modestos recortes del gasto con salvajes subidas fiscales y, también por eso, PSOE y Podemos estarían apostando fanáticamente por cuadrar las cuentas multiplicando los impuestos incluso en mayor medida que Montoro.

Sin embargo, la hipótesis de partida es incorrecta: los efectos de rebajar el gasto y de subir impuestos no son equivalentes. Primero por sus implicaciones sobre la estructura institucional del país: una reducción del gasto público contribuye a minorar el peso de la burocracia estatal ensanchando el de la sociedad civil; un aumento de los impuestos, por el contrario, consolida una hipertrofia de la burocracia estatal a costa de achicar la sociedad civil. Pero, en segundo lugar, los efectos tampoco son equivalentes por sus consecuencias sobre el propio déficit público: según una reciente investigación del Banco Central Europeo, los recortes del gasto conducen a una minoración sostenible del nivel de endeudamiento público, mientras que un incremento de los tributos no logra a largo plazo recortar el volumen total de la deuda estatal. No en vano, los propios investigadores llegan a calificar a los incrementos fiscales de “política autofrustrada”: el aumento de impuestos no reduce, sino que consolida, el nivel de deuda pública heredado. Siendo así, el déficit público de 50.000 millones de euros que todavía arrastra España debería reconducirse por la vía de nuevos, y mucho mayores, ajustes del gasto entre las administraciones públicas.

Si aspiramos a vivir en un país dinámico, en un país no fagocitado por la burocracia y los impuestos, en un país con niveles sostenibles de deuda y en un país donde los ciudadanos no padezcan los excesos manirrotos de sus políticos, entonces deberíamos proceder a disminuir el gasto, no a continuar disparando los impuestos. Por desgracia, todos los partidos políticos han terminado interiorizando la demagogia de Podemos en contra de los “recortes sociales”: ninguno se atreve a defender el sentido común de que el camino más justo, sano y eficaz para enterrar el déficit es el de pinchar decididamente la orgiástica burbuja de público que venimos arrastrando desde que comenzó la crisis. Menos gasto, no más impuestos.

Seguir Leyendo
vozpopuli

Acabemos con las puertas giratorias

Las puertas giratorias son un fenómeno completamente generalizado en el panorama político-empresarial español: esta misma semana, sin ir más lejos, las socialistas Trinidad Jiménez y Elena Salgado pasaron a formar parte del Consejo de Administración de Telefónica y de Nueva Pescanova. La crítica a las puertas giratorias ha constituido, de hecho, uno de los principales argumentos de […]

Seguir Leyendo
economista

¿El pinchazo bursátil beneficia a los pobres?

Un argumento muy extendido entre muchos medios de comunicación y ONGs amarillistas es que los ricos se vuelven ricos a costa de empobrecer a los pobres. Desde esta perspectiva, la riqueza es un juego de suma cero donde uno gana acaparando las migajas que el arrebata al otro. Mas, si cuando la riqueza de los […]

Seguir Leyendo
larazon

Contra la pobreza, mercados libres

España es uno de los países europeos con mayor población en riesgo de pobreza: el 29,2% de las familias se halla en semejante situación, seis puntos más que antes de que estallara la crisis. No se trata de que —tal como suele malinterpretarse o manipularse desde ciertos partidos políticos o medios de comunicación— el 29,2% […]

Seguir Leyendo
banner libre mercado

Menos IVA para mí y que paguen los demás

La Gala de los Goya se terminó convirtiendo, como en tantas ediciones anteriores, en una crítica al Gobierno de turno para exigirle un mayor apoyo a la industria cinematográfica española. Si tradicionalmente la principal reivindicación del sector había sido el proteccionismo subsidiado –a saber, restringir la emisión de películas extranjeras y subvencionar las nacionales—, hoy […]

Seguir Leyendo
IJM

Los errores y prejuicios de Podemos contra el informe sobre desigualdad del Instituto Juan de Mariana

Iván Ayala, miembro de Podemos, critica el reciente informe del Instituto Juan de Mariana acerca de la desigualdad en España. Dado que el artículo crítico es bastante largo, voy a ordenar las críticas y mis respuestas por bloques. Intenciones del informe El informe es un “estudio ad-hoc [sic] para alimentar ideológicamente las tesis conservadoras”: El […]

Seguir Leyendo
larazon

El déficit sigue ahí

El déficit público de 2015 cerrará en torno al 5% del PIB: es decir, España incumplirá por enésima vez sus compromisos de déficit con Bruselas, cifrados para ese año en el 4,2%. El PP, en contra de lo que suele afirmarse, no ha recortado el gasto tanto como debería para cuadrar las cuentas: sus tijeras […]

Seguir Leyendo
vozpopuli

La irresponsabilidad y deslealtad institucional del PP

El Partido Popular fue la formación política que obtuvo un mayor número de votos y de escaños en las últimas elecciones generales. Sin embargo, sus 123 escaños son marcadamente insuficientes para investir a Mariano Rajoy presidente del Gobierno: por eso, desde el propio 20 de diciembre, el PP ha intentado recabar los votos de otras […]

Seguir Leyendo
economista

Por qué no necesitamos banca pública

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, publicó este pasado lunes un artículo en el diario El País —que fue a su vez recomendado y aplaudido por el propio Pablo Iglesias— bajo el expresivo título de Por qué necesitamos una banca pública. A su entender, el futuro gobierno de España deberá reconvertir las nacionalizadas Bankia […]

Seguir Leyendo
larazon

Venezuela: el desastre económico del chavismo

Venezuela se está desmoronando por momentos: su economía se contrajo más de un 10% en 2015 y se estima que, como poco, podría caer otro 8% en 2016. En total, pues, el PIB del país se habrá hundido en un trienio tanto cómo lo ha hecho el de Grecia desde que arrancara la crisis. Pero, […]

Seguir Leyendo