¿Hay que subir los impuestos en una crisis?

  1. No. Las crisis son períodos en los que el sector privado se encuentra extremadamente debilitado por hallarse en una etapa en la que necesita reconvertirse y reorganizarse. En este contexto, incrementar los impuestos a unas muy frágiles familias y empresas es como lanzar a un anoréxico a una piscina llena de sanguijuelas. En muchos casos, puede suponer la puntilla que arrastre a la sociedad a una depresión.
  2. No. Si las familias y las empresas no sólo tienen que cambiar sus patrones de producción sino que, además, se encuentran hiperendeudadas, subir los impuestos supone prolongar su asfixia y abocar a muchas de ellas a la suspensión de pagos.
  3. No. Las subidas de impuestos son especialmente negativas cuando se dirigen a atacar el ahorro y la generación de beneficios. Para que una economía salga de la crisis es necesario que los agentes económicos inviertan y reduzcan su endeudamiento, lo que depende esencialmente de que ahorren más. Penalizar el ahorro y la inversión implica condenar esa economía al estancamiento o a una recuperación mucho más lenta y mucho menos intensa de lo que habría podido lograr sin el expolio estatal.
  4. No. Es verdad que los déficits públicos son muy distorsionadores debido a los recursos que dilapidan y porque pueden arrastrar al Estado a la suspensión de pagos, pero siempre existe una alternativa superior tanto al déficit como a las subidas de impuestos: reducciones muy intensas del gasto público. Si se suben impuestos y no se baja el gasto, lo único que conseguimos es convalidar desembolsos estatales inflados e ineficientes que no contribuyen a generar riqueza sino a rapiñarla. La tarea del Estado en una crisis no consiste en crecer a costa del mercado, sino en encogerse para, bajando los impuestos, dejarle espacio y oxígeno donde desarrollarse.

 

Seguir Leyendo

Los problemas los tenemos dentro

Durante los últimos meses hemos venido escuchando el falaz argumento de que el problema de España es fundamentalmente el alto coste al que nos estamos financiando en los mercados. Sorprende, sí, escuchar algo así en un país con seis millones de parados, un sistema bancario en su mayor parte quebrado, un aparato productivo descompuesto y […]

Seguir Leyendo

Morosidad: peor que ayer, mejor que mañana

La morosidad crediticia se ha disparado en junio hasta un nuevo récord histórico, el 9,4% del total, apenas unas décimas por encima de la anterior plusmarca del 9,15% alcanzada en febrero de 1994. Acaso podría pensarse que, en ese supuesto, tan mal no debemos estar; cándido juicio que olvida que el volumen total de créditos […]

Seguir Leyendo

Entrevista para Negocios.com sobre la situación de España

Acaba de ser nombrado director del Instituto Juan de Mariana. Pero, ¿qué es exactamente el Instituto Juan de Mariana? El Instituto Juan de Mariana es un think tank cuyo propósito básico es estudiar y divulgar los ideales del liberalismo, tanto en política como en economía. Desconfiamos profundamente de los políticos y de los Estados gigantescos, pues pensamos […]

Seguir Leyendo

Un pinchacito a la burbuja estatal

Entre 2001 y 2007 se fueron gestando en España no una sino tres burbujas: la burbuja financiera, la burbuja inmobiliaria y la burbuja estatal. La burbuja financiera –la enorme expansión crediticia que llevaron a cabo los bancos gracias a la manipulación de los tipos de interés que efectuó ese monopolio público llamado Banco Central Europeo– […]

Seguir Leyendo

Grecia no es el problema

El resultado de las elecciones griegas no ha templado, ni mucho menos, los ánimos de los mercados financieros con respecto a la situación económica de España y, en general, de la periferia europea. Tampoco había motivos para que lo hiciera: por desgracia, los problemas de la Eurozona van mucho más allá de Grecia, Portugal o […]

Seguir Leyendo

Preparando la salida de Grecia

El euro fue, y es, una gran idea. Una magnífica idea. Sobre todo cuando se lo compara con su alternativa: una red de divisas nacionales que la camarilla política de turno sería capaz de devaluar a su antojo para financiar todos sus múltiples despilfarros. Sin el euro, los políticos no nos subirían directamente los impuestos, […]

Seguir Leyendo

¿El fin del trabajo?

Tras cinco años de crisis económica y hallándonos a las puertas de los seis millones de parados, es normal que resurjan los mismos miedos y las mismas supersticiones que siempre suelen abatir a las sociedades occidentales en momentos de depresión. Los ciudadanos, incapaces de vislumbrar luz alguna al final del túnel, comienzan a plantearse si […]

Seguir Leyendo

A Rajoy se le agota el crédito

El PP basó la mayor parte de su programa económico en restablecer la confianza.  Constado el enorme descrédito que arrastraba Zapatero ante los mercados y ante Bruselas, los populares creyeron que bastaba con colocar al frente de La Moncloa a una persona circunspecta, organizada y seria para que nuestra recuperación se acelerara. De hecho, las […]

Seguir Leyendo

Una huelga liberticida y equivocada

Hablar de “derecho” de huelga resulta en sí mismo engañoso. La huelga no es un derecho, sino un privilegio que otorga el Estado a los huelguistas para que no sean sancionados por el empresario cuando incumplen flagrantemente sus obligaciones contractuales (acudir a sus puestos de trabajo durante su jornada laboral). Tan es así que, por […]

Seguir Leyendo