El plan de Roy Miller hacia la libertad financiera

Aunque en unos días voy a reseñar el libro en Libertad Digital, permitidme extractar (y sistematizar) lo que para mí han sido los principales consejos financieros de Roy Miller, el barbero rico:

  • Considera el ahorro un gasto fijo de alrededor del 10% de tu renta mensual: Es decir, nada más te llegue el sueldo a la cuenta corriente, retira un 10% en concepto de ahorro, como si se tratara del pago del alquiler o del gasto de la luz.
  • Destina ese 10% de ahorro para invertir en acciones o en un fondo de alto rendimiento que proporcione un 15% anual: La magia del interés compuesto es asombrosa. Ahorrando 80 euros al mes durante 35 años y logrando una rentabilidad del 15% anual, nos jubilaríamos con… ¿cuánto cree? ¿Cien mil? ¿Doscientos mil euros? No, mucho más: un millón de euros. Por supuesto, la inflación se nos comería gran parte de ese patrimonio, pero eso sólo es un motivo adicional para ahorrar. No quiera estar entre quienes no han ahorrado y padecen el cáncer de la inflación.
  • Invierta mes a mes: De este modo comprará acciones o participaciones en el fondo en momentos en los que estarán muy caras pero también en momentos en que se encontrarán muy baratas. Es decir, promedie a la baja siempre que pueda.
  • ¡Empiece a ahorrar cuanto antes!: Dado que el ahorro es un hábito desagradable para el neófito, suele considerarse como una buena costumbre a implementar en el futuro (como ir al gimnasio o aprender idiomas). Sin embargo, empezar lo antes posible a ahorrar y a invertir es clave para lograr la libertad financiera. Imaginemos dos gemelos que a los 22 años deciden empezar a ahorrar. El primero ahorra e invierte 2.000 euros al año durante seis años, y luego ya deja de hacer nuevas aportaciones al fondo; el segundo se echa para atrás y no empieza a ahorrar y a invertir hasta los 29 años, momento a partir del cual invierte 2.000 euros al año durante 37 años. Ambos invierten en el mismo fondo que logra una rentabilidad anual del 12%. Pese a que el primero sólo ha aportado 12.000 euros y el segundo ha aportado 64.000, a los 65 años, ambos tendrán en el fondo 1,2 millones de euros.
  • Un euro ahorrado equivale a dos euros ingresados: Bueno, en realidad a 1,31, 1,38, 1,58, 1,75 ó 1,81 según cuál sea nuestro tipo marginal sobre la renta (24%, 28%, 37%, 43% ó 45%). La cuestión es: si queremos gastar un euro más, ¿cuánto tenemos que ganar antes de impuestos? Imaginemos que estamos en el tramo del 37%: deberíamos ganar 1,58 euros. O dicho de otra manera, si dejamos de gastar 1 euro, nos ahorramos tener que ganar 1,58. Y aunque Miller no lo diga, yo aun diría más: un euro ganado a través de nuestro trabajo se convertirá en 0,76, 0,72, 0,63, 0,57 ó 0,55 euros después de impuestos; un euro ganado por los dividendos o las plusvalías de nuestras inversiones (ahorro y posterior inversión) se convertirá, gracias a la tarifa plana fiscal, en 0,79. Así que sí puede ser que al final un euro ahorrado e invertido equivalga a más de dos euros ingresados a través del salario.
  • Minimiza tu pago de impuestos: Eludir, que no evadir, el pago de impuestos es una forma de ahorro que, salvo por aprender fiscalidad o por contratar a un buen asesor, no cuesta nada. Cada euro que ahorramos de nuestra renta después de impuestos es un euro de nuestro consumo que sacrificamos; cada euro que ahorramos antes de impuestos es un euro del consumo del Gobierno que sacrificamos. ¿No es genial? Aparte de incrementar nuestro patrimonio, restringimos –a corto o a largo plazo– el gasto público. Mecanismos para eludir el pago de impuestos los hay diversos, pero Miller recomienda especialmente dos: un plan de pensiones (siempre que en España encontremos uno de elevada rentabilidad) y la compra de una vivienda (por desgracia, esa deducción ya ha sido eliminada de nuestro ordenamiento tributario).

Por resumir el plan de Roy Miller hacia la libertad financiera:

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on reddit
Compartir en Reddit
Share on telegram
Compartir en Telegram

Deja un comentario

RECORDATORIO DE PRIVACIDAD

De acuerdo con las leyes vigentes de protección de datos de la UE, tómese un minuto para revisar los términos y condiciones de uso de mi web. Mis términos describen cómo uso los datos y las opciones disponibles para usted. Al clickar en el botón acepta las condiciones de la política de privacidad y el uso de cookies.