Limpieza municipal y sobredimensión estatal

Cada vez que protestéis por el pésimo estado de limpieza de nuestras calles, plantearos lo siguiente: una de las funciones nucleares de cualquier ayuntamiento es la limpieza de calles, plazas y demás zonas comunes. Que ni siquiera ese servicio nuclear sean capaces de desarrollarlo con un mínimo éxito pone de manifiesto dos problemas:
– La ineficiencia consustancial a nuestras Administraciones Públicas (incapaces de proveer directa o indirectamente un buen servicio).
– La sobredimensión competencial y territorial de esas Administraciones Públicas: Ya reza el refranero que «quien mucho abarca, poco aprieta». Los ayuntamientos (y no sólo los ayuntamientos) dilapidan el dinero de sus ciudadanos en demasiadas funciones NO nucleares, dejando a las nucleares vaciadas de recursos. Además, regulan ámbitos territoriales demasiado extensos (algunos, como el de Madrid, son más grandes que muchos Estados), lo que claramente dificulta su labor.

En definitiva: reduzcamos competencias y descentralicemos mucho más las administraciones.

¿Te ha gustado este artículo?

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en reddit
Compartir en Reddit
Compartir en telegram
Compartir en Telegram

Deja un comentario

(Debes estar logeado con Facebook)