Sobre la reciente caída del oro

Un breve comentario sobre la reciente caída del precio del oro que algunos tildan de desplome y otros incluso hablan de pinchazo de burbuja.
Lo primero es ponerlo en perspectiva: desde máximos ha caído un 13%. Ahora mismo el oro se encuentra en máximos históricos salvando el mes de agosto. Dicho esto, recordemos lo básico:
a) El oro es un refugio contra la implosión del sistema monetario de papel moneda. No es un refugio, salvo a muy largo plazo, contra la inflación que erosiona poco a poco el valor del dinero fiduciario (y, aun a largo plazo, es un refugio peor que activos alternativos como las acciones).
b) La implosión del sistema monetario de papel moneda se producirá en todo caso como consecuencia del impago de la deuda pública. Ese impago podrá ser simple deflacionista (una quita que arrastre a la suspensión de pagos al sistema bancario) o un impago hiperinflacionario (financiación de los gastos del Estado y del servicio de la deuda vía monetización indefinida de más deuda). En todo caso, son dos caras de la misma moneda: las deudas no se pagan, bien por suspensión del pago bien por dilución del pago.
c) Ahora mismo nos estamos aproximando, aunque sigue bastante lejano, al impago deflacionista. Hay países europeos que tienen un riesgo cierto de suspensión de pagos, sus sistemas bancarios no resistirían y los países ricos de Occidente quedarían muy tocados. En este contexto, el oro debería de subir. ¿Por qué no lo hace?
d) Porque los agentes están buscando liquidez para protegerse frente a la próxima contracción crediticia. Ahora mismo, es más que dudoso que la máxima liquidez (a corto y medio plazo) la proporcione el oro. Si uno desea poder acceder a bienes presentes o, sobre todo, poder atender al servicio de la deuda, necesita papel moneda. ¿Cualquier papel moneda? No, aquel que esté en mejor posición para sobrevivir, por ejemplo el dólar. Además, parte de los compradores de oro lo han adquirido a crédito, de modo que sus prestamistas están deseosos de recuperar la liquidez en papel moneda, lo que lleva a los prestatarios a sucumbir uno tras otro a los margin calls que se han producido estos días.
e) ¿Significa esto que nos encontramos ante el fin de la burbuja del oro? Como ya expliqué, no podemos hablar propiamente de burbuja en el precio del oro. Los mismo motivos que existían para que el oro subiera hasta ayer siguen existiendo para que el oro se encarezca a medio plazo. De hecho, esos fundamentos son incluso mayores y conforme se purgue a los compradores más apalancados y sean sustituidos por compradores más saneados, mayor presencia tendrán los tenedores largoplacistas en la determinación del precio del oro. La contracción crediticia en Europa revalorizará al dólar frente al euro (salvo que se sanee la Eurozona soltando lastre) y, siguiendo la experiencia suiza, es dudoso que el Gobierno estadounidense y la Reserva Federal estén dispuestos a soportar una apreciación muy importante del billete verde frente al resto de divisas. A buen seguro intentarán por todos los medios depreciarlo, si bien es dudoso que al comienzo lo consigan (sobre todo si la Eurozona sigue hundiéndose). A medio plazo, sin embargo, tienen toda la capacidad para lograrlo: Obama sólo debe seguir gastando y gastando y Bernanke monetizando y monetizando.
f) Y si eso es así, si las monedas fuertes se empeñan en dejar de serlo para frenar las consecuencias de su apreciación sobre la industria nacional, es evidente que, a menos que medie una recuperación que sólo se dará cuando los Gobiernos dejen de crear más mala deuda pública y empresas y familias saneen su mala deuda privada, el oro se convertirá en el único y último refugio de valor.
g) No creo ni mucho menos que nos encontremos ante una desmonetización del oro sino más bien ante una corrección a la baja de su precio como consecuencia de, primero, el mayor atractivo que aun hoy retienen los dólares y, segunda, la liquidación de compras apalancadas de oro en un momento de alta demanda de liquidez. Lo mismo sucedió tras la quiebra de Lehman en 2008. No confundamos los factores financieros coyunturales con los estructurales.

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on reddit
Compartir en Reddit
Share on telegram
Compartir en Telegram

Deja un comentario

RECORDATORIO DE PRIVACIDAD

De acuerdo con las leyes vigentes de protección de datos de la UE, tómese un minuto para revisar los términos y condiciones de uso de mi web. Mis términos describen cómo uso los datos y las opciones disponibles para usted. Al clickar en el botón acepta las condiciones de la política de privacidad y el uso de cookies.