Un pequeño consuelo para debacles bursátiles

En días como hoy, viene bien una cita de Buffett para calmar los ánimos, especialmente para aquellos que tengan fuentes de renta que no dependan de la realización de sus activos:

Nuestro desafío es crear ideas tan rápido como creamos efectivo. En este sentido, un mercado de valores deprimido nos proporciona numerosas ventajas. Primero, porque tiende a reducir los precios a los que se venden compañías enteras. Segundo, porque permite a nuestra aseguradora comprar más acciones de empresas maravillosas como Coca-Cola o Wells Fargo. Y tercero, porque la mayoría de nuestras empresas suelen recomprar sus propias acciones, lo que significa que ellos y nosotros ganamos por el hecho de que las acciones estén a precios de saldo. En general, Berkshire y sus accionistas a largo plazo se benefician tanto de un mercado que se desinfla como un comprador de comida se beneficia de que caigan los precios de los alimentos. Así pues, cuando el mercado se hunde, tal como hará de cuando en cuando, no hay ni que entrar en pánico ni preocuparse. Son buenas noticias para el Berkshire.

¿Te ha gustado este artículo?

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en reddit
Compartir en Reddit
Compartir en telegram
Compartir en Telegram

Deja un comentario

(Debes estar logeado con Facebook)